Está en la página 1de 11

PERSPECTIVAS CUALITATIVAS

SOBRE LA COGNICIÓN EN LA VEJEZ

CRUZ MENDOZA MARÍA OFELIA


EL ESTUDIO DEL PENSAMIENTO POSTFORMAL
 En la literatura encontramos dos grupos de respuestas:

 La primera, defendida por autores como Rybash, Hoyer y


Roodin (1986: 55-56) que señalan que “el pensamiento
postformal estaría compuesto por un conjunto de estilos de
pensamiento en la adultez, los cuales no constituyen, en
sentido estricto, una verdadera etapa del pensamiento”.

 La segunda postura, sostenida por Sinnott (1994:107),


define al pensamiento postformal como una organización
lógica compleja del pensamiento que se caracteriza por el
descubrimiento de que el conocimiento y la verdad no son
adsolutos sino que pueden ser escogidos por el sujeto.
 Para Sinnot (1994) hay dos elementos íntimamente vinculados que
caracterizan el pensamiento postformal que son:

 Relativismo: La perspectiva del pensamiento postformal postula


como una de sus principales características la interdependencia e
interrelación entre la esfera cognitiva y la afectiva.

 Pensamiento auto-referencial: La noción esencial de auto-referencial


es que la construcción del sistema de conocimientos no se construye
nunca completamente libre de límites y determinaciones.
LAS PRINCIPALES HABILIDADES INTELECTUALES
POSTFORMALES
 EL PENSAMIENTO DIÁLECTICO
 Mientras que para Piaget la función de equilibración
resolvía las contradicciones generadas por la tensión
entre acomodación y asimilación.
 Para Riegel el desequilibrio dialéctico es la fuente de
progreso intelectual.
 El sujeto que alcanza el pensamiento dialéctico ve a
todo conocimiento y a la realidad misma inmersos en
un continuo movimiento y caracterizados por
contradicciones intrínsecas.
 PENSAMIENTO RELATIVISTA

 Para Sinnot (1984) la habilidad más relevante del


pensamiento postformal es el pensamiento relativista
que descansa en las ideas de cambio, subjetividad y
novedad.
 Otro aspecto del pensamiento relativista, es que le
permite al sujeto resolver problemas que pueden estar
“mal estructurados” o donde los resultados y los
parámetros del problema puedan no ser claros.
 Ambos pensamientos comparten la idea de que el
desarrollo cognitivo en la adultez y la vejez se caracteriza
por la utilización de esquemas que muestran su
capacidad para explicar el cambio
ESTUDIOS SOBRE SABIDURÍA
 Clayton (1982) definió la sabiduría como un tipo de inteligencia
capaz de operar con los principios de contradicción, paradoja y
cambio.

 Sternberg (1985), en cambio, la sabiduría es un tipo de


conocimiento interpretativo que combina la anchura con la
profundidad, que conlleva una comprensión de los límites y
valores de la vida y del vivir.
 Dittman-Kohli y Baltes (1984) propusieron cinco aspectos que se
refieren o definen características de las personas que han desarrollado
la sabiduría:
 1) Las personas sabias son percibidas como buenos consejeros: Se
relaciona con el alto grado de ejecución que alcanzan en el dominio de
la pragmática de la inteligencia.

 2) Ante los problemas de la vida, las personas sabias son capaces de


identificar la verdadera dimensión de una cuestión, las alternativas y las
soluciones posibles, utilizando de forma combinada los aspectos
cognitivos, reflexivos y afectivos: El desarrollo emocional y cognitivo
interactúan de tal manera que producen un sistema cognitivo capaz de
tolerar problemas complejos.
 3) La sabiduría ha de entenderse en referencia al
contexto ecológico, social y humano del problema a que
se refiera: Las personas sanas pueden desarrollar
varias habilidades relacionadas a la sabiduría, entre
ellas: el reconocimiento de su individualidad, del
contexto, ser sagases, perceptivas y poseer habilidades
interpersonales.
 4) La sabiduría conlleva el reconocimiento de la
ambigüedad. La complejidad y la incertidumbre de los
problemas a tratar: Las personas con esta habilidad de
pensamiento pueden realizar tareas de
entrecruzamientos de límites interdisciplinarios,
descubrir relaciones subyacentes.
 5) La sabiduría requiere de una forma de
pensamiento relativista y reflexivo: La
sabiduría implicaría que los adultos dediquen
una cantidad considerable de tiempo para
reflexionar y pensar sobre cuestiones
concernientes al pasado y al futuro, sobre sí
mismos y los otros.

 Finalmente, si el desarrollo cognitivo en la


adultez y la vejez implica una reorganización
cognitiva, emocional y de personalidad que
permite el logro de nuevos equilibrios, puede
pensarse que una intervención educativa
orientada a favorecer tal tipos de cambios
conlleva una mejora calidad de vida.