Está en la página 1de 25

comunicar y

misión es cuidar,
revelar el amor.
El derecho de nuestros hijos ■

Problemas educacionales
El lenguaje de la fe se aprende en los hogares donde
esta fe crece y se fortalece a través de la oración y de
la práctica cristiana.
• Amar no es, simplemente, desear el bien de los demás.
• Hay que buscarlo, trabajar por él.
• Es hacer un esfuerzo por darme a los que yo digo que amo.
• Amar, pues, es un acto de voluntad.
• Amar no es un deseo o sentimiento.
• Es un acto libre y voluntario.
• Un acto que nace desde nuestro interior.
• Si Dios nos ha creado por
amor, significa que Él, libre
y voluntariamente, ha
pensado en cada uno de
nosotros, ha buscado
nuestro bien, por ello nos
ha llamado a la existencia.
Además, Dios nos ha
llamado al amor. Es decir,
nos ha invitado a vivir en el
amor, que es Él mismo.
Colosenses 3:18
Dios es amor.
dss[}D@[rG§í®B<^UD (Fg)(nTD9D0©[r

El Papa Juan Pablo II nos dice al respecto:

"La familia es una íntima comunidad de vida y


amor" cuya misión es "custodiar, revelar y
comunicar el amor".
Transmitir la fe a los hijos, con la ayuda de otras
personas e instituciones como la parroquia, la escuela
o las asociaciones católicas, es una responsabilidad
que los padres no pueden olvidar, descuidar o delegar
totalmente.

La familia cristiana es llamada Iglesia doméstica,


porque manifiesta y realiza la naturaleza comunitaria
y familiar de la Iglesia en cuanto familia de Dios.
(CMD'SCT® (g®^

Formación de una
comunidad de personas.
Servicio a la vida.
Participación en el desarrollo
de la sociedad.
Participación en la vida y
misión de la Iglesia.
A pesar de que el hombre fue creado por Dios con una
capacidad innata para amar, el crecimiento y la vivencia del
amor se realiza a través de la experiencia que el hombre va
adquiriendo a lo largo de toda su vida. En el contexto
individual de cada persona, esta
En el seno de la
familia es
donde
cultivamos lo
humano.

La familia
centro de
intimidad y
apertura.
Se aprende el
cultivo de las
virtudes.
reflexionar.
Respeto es el
guardián del
amor, la
honradez y la
generosidad.

La familia
centro de
.....- - intimidad y
apertura. Invita a ser
Se aprende la responsabilidad, el amor al trabajo, la creativos, culti
gratitud, etc.
vo de la
inteligencia, la
voluntad, etc.
Primeros los padres deben cambiar para
provocar un perfeccionamiento en sus hijos.

Sin ese compromiso todo resulta inútil.

El componente de un matrimonio no es en
-.«*- primer lugar su atención hacia los hijos, sino
hacia el otro cónyuge.

La razón es muy simple: la primera y casi única


cosa que un hijo necesita para ser educado es
que sus padres se amen entre
• Lo único que tienen derecho es a nuestra persona.
- A nuestro tiempo
- Dedicación
- Interés
- A nuestro consejo
- A nuestro diálogo
- Al ejercicio razonado de nuestra autoridad
- A la fortaleza para no flaquear cuando hemos de hacerles sufrir
para provocar su maduración.
- A nuestra intimidad personal, a introducirse en nuestras vidas.
0.0

Comience por dar a su hijo durante la infancia todo lo que el quiera, así crecerá con
o la falsa idea de que todo mundo tiene que servirle.
o Cuando aprenda palabras malas, celebre el "chiste", así creerá que es "muy
gracioso" y lo estimulará a aprender otras groserías que le sacarán a usted de
quicio algunos años más tarde.
Nunca le dé educación espiritual; espere que su "niño" cumpla 21 años para que
o
decida por sí mimo.
o Evite el uso de la palabra "malo" o "pecado", podría crearle un complejo de
"culpabilidad".
Recoja todo lo que deje tirado: libros, zapatos, ropa, etc., para que "aprenda bien"
o
a delegar su responsabilidad a los demás.

o Tenga demasiadas reuniones por las noches y riña con su pareja en presencia de
sus hijos; así, éstos no sentirán el "terrible choque" cuando sobrevengan el divorcio
o la separación.
o Dele todo el dinero que le pida y cumpla sus caprichos al negárselos podría crearle
un complejo de frustración.
o

Póngase siempre de su parte contra los vecinos, profesores y, cuando llegue el


momento, contra la policía. Todas esas personas le tienen "mala voluntad" a su
hijo.
Déjele leer historietas, pornografía y cuenta cosa caiga en sus manos; así su
cerebro lleno de basura, se desarrollará sin prejuicios.
Nunca se preocupe por darle buenos ejemplos, y cuando alguien lo busque a
usted y no quiere ser molestado ordénele a su hijo que diga: "no está", para que
desde pequeño aprenda a "salir de apuros".
Luego de seguir estas precisas instrucciones, prepárese para una vida de
"tranquilidad".
Usted se lo merece. Y cuando su niño: sea un delincuente,
apresúrese a exclamar: "!Que pecado habré cometido, Dios
mío, para merecer esto!".
00

Decidan como familia reunirse para crear las metas


familiares.
Hagan la reunión lo mas atractiva posible, puesto que
pudiera haber niños pequeños, con ellos presentes no
demorar en discusiones largas y filosóficas.
Escuchar con respeto, repita para mostrar que
entiende.
Escriba todas las ideas que surjan. Es muy importante
plasmarlas puesto que esto aporta cristalización a las
ideas antes aportadas.
Deben estar de acuerdo en la misión familiar.
(Mksoasgfl© c®)© J)QO©OD EF®feO© 00
oo
El derecho de nuestros hijos ■

Problemas educacionales
La familia: su misión cuidar, comunicar y revelar el amor.

Diócesis Católica de Phoenix

Departamento de Catequesis Familiar


Oficina de Matrimonio y Respeto a la Vida
Carmen Portela, Director Liderazgo Parroquial - español
Teléfono: 602-354-2031 Email:
cportela@diocesephoenix.org

Presentación Multimedia y diseño José Antonio


Martínez Jefe de tecnología de Newconn
¡martinez@nuconntek.com
Versión 1.0 Copyright © 2008 Módulo I: Preparación Matrimonial