Está en la página 1de 18

I.E.

REPÚBLICA DEL ECUADOR

EFECTOS DEL ALCOHOL


EN EL SISTEMA
DIGESTIVO.
LA CIRROSIS HEPÁTICA

DOCENTES: VIOLETA CHUQUIRUNA JANAMPA –GRADO: 2DO DE SECUNDARIA


En el cerebro, el alcohol en exceso inhibe las funciones de la región frontal, por lo que disminuye
la memoria, la capacidad de concentración y el autocontrol.

En el hígado, los efectos de esta metabolización son náuseas, vómitos y dolor de cabeza.
En el riñón, elimina más agua de la que ingiere y provoca que el organismo la busque en otros
órganos. Esto provoca que las meninges (membranas que cubren el cerebro) pierdan líquido lo que
genera el dolor de cabeza.

En el estómago, el alcohol aumenta las secreciones ricas en ácidos y mejora la digestión, pero
cuando se bebe en exceso causa erosiones en la mucosa del estómago producidas por el etanol,
principal componente del alcohol. El ardor estomacal será mayor si se mezclan diferentes bebidas,
ya que la irritación gástrica se debe a todos los componentes bebidos.
En la piel, el alcohol aumenta el flujo de sangre, por lo que presenta más sudoración.
En los pulmones, el alcohol acelera la respiración. Si el alcohol circulante es demasiado detendrá
la respiración.

En el corazón, los efectos del alcohol provocan un aumento en la actividad cardiaca y aceleración
del pulso. Cuando el alcohol llega a la sangre, se produce una disminución de los azúcares
presentes en la circulación, lo que provoca una sensación de debilidad y agotamiento físico.
LOS EFECTOS DEL ALCOHOL EN EL APARATO
DIGESTIVO
El alcohol afecta a un órgano tan
importante como es el hígado,

Normal
al que produce una grave enfermedad,
la cirrosis hepática.
Normal

Cirrosis
El hígado es una
de las glándulas
anexas del tubo
digestivo que
interviene en el
proceso de
digestión
segregando la
bilis;
pero además desempeña
un papel muy importante
en el almacenamiento
temporal de los nutrientes
absorbidos tras la
digestión y en su
distribución a las distintas
partes del organismo
según las necesidades de
cada órgano y estructura.
El alcohol llega al hígado,
donde va dañando las
células hepáticas cada vez
que se comete un exceso.
Los bebedores ocasionales
de grandes cantidades […],
dañan sistemáticamente el
hígado en cada borrachera.
Los bebedores habituales, que
consumen alcohol a diario,
producen de forma continua ese
daño, que con el tiempo, y
dependiendo de las
características de cada
persona, acaba por deteriorar
grandes regiones del hígado y
produce la temida y mortal
cirrosis hepática.
EN RESUMEN

Efectos del alcohol en el sistema digestivo


•No nutre (quita el apetito) y puede provocar desnutrición.
•Aumenta la producción de ácido gástrico, responsable de la irritación e
inflamación en las paredes del estómago. A largo plazo,
podrían producir cirrosis, úlceras y perforaciones de la pared gástrica.
•Afecta a la función de los riñones, reduciendo así los niveles de la
hormona antidiurética y provocando deshidratación.
•Aumenta el riesgo de padecer cáncer de estómago, de laringe,
esófago y páncreas.
•Puede provocar pancreatitis crónica, diabetes tipo II y hepatitis
alcohólica.
BIBLIOGRAFÍA
Efectos del alcohol en el sistema digestivo. Recuperado de:
http://mx.kalipedia.com/fisica-quimica/tema/efectos-alcohol-aparato-
digestivo.html?x1=20070417klpcnavid_262.Kes&x=20070417klpcnavid_263.Kes

Efectos del alcohol en el sistema digestivo. Recuperado de:


http://www.portalvidasana.com/como-afecta-el-alcohol-al-sistema-
digestivo.html