Está en la página 1de 7

El respeto es un sentimiento positivo que se refiere a la acción de respetar; es

equivalente a tener veneración, aprecio y reconocimiento por una persona o cosa. Como
tal, la palabra proviene del latín respectus, que traduce ‘atención’, ‘consideración’, y
originalmente significaba ‘mirar de nuevo’, de allí que algo que merezca una segunda
mirada sea algo digno de respeto.
COMO PRATICAR:
Me dirijo correctamente y respeto la opinión de mis compañeros, amigos, Familia y
maestros.
Utilizo la empatía para comprender y aceptar a todos.
Acepto mis diferencias personales, recordando que cada uno tiene derecho a ser
quien es.
Para crear un clima óptimo de paz y armonía.
Aceptar tus errores y aprender de los demás.
SUS BENEFICIOS:
Felicidad
Autoestima.
Sociabilidad
Toma de decisiones propia
Confianza
Tolerancia
Amor incondicional
CONSECUENCIAS AL NO
PRACTICAR:
• Sin el respeto podemos señalar que no habría sentido en la forma de vida, ya
que las malas relaciones que tendríamos, por el mal trato que daríamos a
otras personas y ella viceversa a nosotros.
• Si no respetamos a las otras personas, ¿Cómo podemos esperar que nos
respeten a nosotros? La cadena de la vida funciona de esta manera, no
hagas lo que no deseas que no te hagan.
• Al irrespetar a las otras personas solo obtendríamos constantes peleas,
diferencias y discusiones con las demás personas, no tendríamos una vida
de paz y armonía, tratando de imponer nuestras ideas ante los demás.
• El uso seguido del irrespeto puede causarnos graves problemas como
rencores, rencillas y venganzas.
RECOMENDACIONES:
1. En primer lugar, aprende a marcar límites a gestos que no
gustan o a situaciones con las que no estás de acuerdo. No
sigas el juego a alguien que no te hace bien solo por miedo
a estar solo.
2. Ten claro tu valor como persona porque te mereces lo mejor.
Aprende a tratarte igual que tratas a tus amigos y seres
queridos. Date a ti mismo aquello que ofreces a aquellos
que amas: interés, pensamiento positivo, atención, cariño.
3. Aprende a vivir marcando un claro equilibrio entre
pensamiento, sentimiento y acción. Evita cometer el error de
hablar por hablar y sé coherente con tus pensamientos para
no generar falsas expectativas en nadie más.
4. Piensa en positivo porque la vida siempre es más bonita y
más enriquecedora a través de las ideas constructivas. Si te
pones en lo peor, entonces, te predispones en negativo.
5. El respeto hacia ti mismo se sustenta en la libertad de ser tú
sin tener que fingir ser quien no eres.
INEB ZONA 2
DANIEL AC PACAY
OSCAR QUINILLA GONZALEZ
SEGRUNDO BASICO
“1”