Está en la página 1de 5

|  



  

Samuel P. Hungtington
á  

! ©ompara y argumenta sobre si las


afirmaciones de Huntington en el texto | 
  
   contrastan,
complementan, se oponen, neutralizan o
son completamente inconexas con las
siguientes frases celebres atribuidas a
diversos filósofos, economistas y
pensadores.
! J ué posición te convence más?
! ½ a historia de todas las sociedades
hasta nuestros días es la historia de
la lucha de clases. Hombres libres y
esclavos, patricios y plebeyos,
señores y siervos, maestros y
oficiales, en una palabra: opresores
y oprimidos´. Marx, Karl; Manifiesto
del Partido ©omunista;1948)
! ½n) hombre, frenético o loco, cierta mañana se
deja conducir al mercado. Provisto con una
linterna en sus manos no cejaba de gritar:
«¡Busco a Dios!» Allí había muchos ateos y no
dejaron de reírse. os descreídos, mirándose con
sorna entre sí, se decían: «JSe ha perdido?»
«JSe ha extraviado?». Y agregaban: «Se habrá
ocultado». «O tendrá miedo». «Acaso se habrá
embarcado o emigrado». Y las carcajadas
seguían. El loco no gustó de esas burlas y,
precipitándose entre ellos, les espetó: «J ué ha
sido de Dios?» Fulminándolos con la mirada
agregó: «Os lo voy a decir. o hemos matado.
Vosotros y yo lo hemos matado»´. Nietzsche,
Friedrich; a gaya ciencia 1882)
! ½Argumento que la democracia liberal puede constituir el fin de la
evolución ideológica de la humanidad y la forma final del gobierno
humano, y como tal constituir el fin de la historia. Esto es que,
mientras que formasanteriores de gobierno se caracterizaron por
graves defectos e irracionalidades que llevaron a su colapso
eventual, la democracia liberal ha estado presumiblemente libre
de tales contradicciones internas. Esto no quiere decir que en las
democracias estables actuales como las de Estados nidos,
Francia o Suiza no haya injusticias o serios problemas sociales.
Sino que estos problemas fueron aquellos derivados de una
implementación incompleta de los principios gemelos de libertad
e igualdad sobre los que se funda la democracia moderna más
que por fallas en dichos principios. Mientras que algunos países
fallan en alcanzar la democracia liberal estable y otros pudieran
retroceder hacia otras formas más primitivas de gobierno como la
teocracia o la dictadura militar, el ideal de la democracia liberal no
puede ser superado´. Fukuyama, Francis; El fin de la historia y el
último hombre; 1992)