Está en la página 1de 40

HOMILÉTICA BÍBLICA

PR. RUBÉN MARTÍNEZ BONILLA.

“Habla con él y pon las palabras en su boca. Yo estaré con


los dos cuando hablen y les enseñaré lo que tienen que
hacer.”
Éxodo 4:15
Es el arte y ciencia de predicar para comunicar el
mensaje de la Palabra de Dios. Se estudia cómo
organizar el material, preparar el bosquejo y
predicar efectivamente. Presenta a través del
estudio de sermones ejemplares un modelo útil
para los que empiezan a lanzarse al difícil arte de la
predicación, mostrando cómo decir las cosas de un
modo claro y concreto.
OBJETIVO:
El creyente pueda organizar su material para
predicar, preparar un bosquejo y predicar
efectivamente un mensaje cristocentrico y basado
en la correcta interpretación bíblica.
¿CÓMO EMPIEZO?
Lo primero que todo buen predicador debe de
hacer para empezar a realizar su sermón es:
 Orar. Jer 33:3 - Ezq.22:30 Hch. 1:14 - 2:1 – 2:14; 37-38
La oración es el primer paso al éxito en la
predicación, cada sermón debe de ser fundado
en este pilar fundamental.
Recuerde Ud. será trasmisor de una verdad
bíblica que debe de ser revelada a su vida,
pues la palabra primero habla a Ud y después
a los presentes.
ESTRUCTURA DE UN SERMÓN:
Existen muchas estructuras para enseñar y
estudiar en relación a los sermones, en este
discipulado estudiaremos tres esenciales.

 Textuales.
 Temático. Bosquejo.
 Expositivos.
“Es considerado el
mapa o la guía del
predicador.”
1RO. TEMA DEL SERMÓN.
La primera cosa para preparar un buen sermón es tener un
mensaje definido. Antes de proceder a la preparación de un
sermón, todo predicador debe responderse esta sencilla
pregunta: ¿De qué voy a hablar? Sino lo sabe debe orar por
aquello.
Nunca debe escogerse un tema por ser bonito o sonoro como
fase, sino que ha de expresar claramente el objeto que el
sermón persigue. Todo predicador, para preparar bien su
sermón, debe responder a la pregunta: ¿Por qué voy a hablar
de este tema? ¿Qué fin deseo lograr?
“Si necesitan sabiduría, pídansela a nuestro generoso
Dios, y él se la dará; no los reprenderá por pedirla.”
Santiago 1:5

Pedid, y se os dará…
Mateo 7:7
a) Reflexionando sobre las necesidades espirituales de sus
oyentes.

b) En sus lecturas devocionales de la Biblia.

c) Leyendo sermones de otros predicadores.

d) En sus visitas pastorales.

e) En la consideración de las cosas que le rodean


Salomón subió al altar de bronce que estaba ante el Señor, frente
a la tienda del encuentro con Dios, y ofreció sobre él mil
holocaustos. Y aquella misma noche, Dios se apareció a Salomón y
le dijo: «Pídeme lo que quieras, y yo te lo daré.» Salomón le
respondió a Dios: «Tú trataste con gran bondad a mi padre David,
y a mí me pusiste a reinar en su lugar. Ahora pues, Dios y Señor,
cumple lo que dijiste a David mi padre, ya que me hiciste rey de un
pueblo tan numeroso como el polvo de la tierra. Por tanto, dame
sabiduría y conocimiento para dirigir a este pueblo; porque ¿quién
va a gobernar a este pueblo tuyo tan grande?»
2 Crónicas 1:6-10
1RO. TEXTO BASE DEL SERMÓN.
Cuando preparamos una predicación
estructurada surgen dos preguntas:

1. ¿Debe predicarse sobre temas o sobre textos?

2. ¿Debe elegirse primero el tema y después el

texto, o viceversa?
Es imposible responder a estas preguntas de un
modo concreto dando reglas absolutas. En
algunos casos, cuando el predicador tiene un
tema definido, sintiendo que debe predicar
sobre aquel asunto; el tema precederá a la
elección de texto. Pero en otros casos, cuando
el tema es sugerido como resultado de
meditación personal de la Sagrada Escritura,
será el texto el que precederá y sugerirá el tema
al predicador.
La esencia del texto, sino el lazo de unión de los diversos
pensamientos que entrarán en el sermón.

El tema ha de ser corto, pero claro y expresivo en


relación de lo que dice el texto.

Veamos algunos ejemplos:


Tema: "Alistados contra lo que nos rodea".
Texto: Rom. 12:2

Tema: "La confesión del ciego".


Texto: Juan 9:25

Consideremos ambos temas, ¿cuál usarías?.

Tema: "El hambre del alma“ Tema: "El hambre del Hijo Pródigo".
Texto: Lucas 15:7 Texto: Lucas 15:7
1) Sintéticos:
"La dádiva de Dios a nosotros y la nuestra la El": Tit. 2:14.
"El tentado pecador y el tentado Salvador": Hebr. 2:18.

2) De frases escriturales:
"Las fuentes de salud": Is. 12:3.
"Traerá el hombre provecho a Dios": Job 22:2.
"¿A quién iremos?": Juan 6:58.
3) Paradójicos:
"Deberes que resultan privilegios“ Sal. 119:54.
"Religión sin hacer la voluntad de Dios“ Mateo 7:21.
"La eficacia de virtudes pasivas“ Apoc. 1:9.
"Luz el resultado de la vida“ Juan 1:4.
"El gozo de la abnegación“ 2.° Crón. 29:27.
"Maravilla en sitio peligroso“ Luc. 8:25.
"Lo incomprensible en el testimonio cristiano“ Hech. 4:20.
3RO EL OBJETIVO DE MI SERMÓN.

“El objetivo en la homilética, es un punto


fijo donde quiero llegar a mi sermón”

Dentro de un sermón podemos encontrar


varios objetivos:

• Evangelísticos.
• Doctrinales: enseñanza y edificación.
• Éticos: Restaurar a los caídos, Consagración al Señor.
• Apologéticos.
"Venid a Mí todos los que estáis
trabajados y cargados y Yo os haré
descansar.“
Mateo 11:28
4TO LA INTRODUCCIÓN.

HOMILÉTICA.
Es el arte y ciencia de predicar para comunicar el mensaje de la
Palabra de Dios. Se estudia cómo organizar el material, preparar el
bosquejo y predicar efectivamente. Presenta a través del estudio
de sermones ejemplares un modelo útil para los que empiezan a
lanzarse al difícil arte de la predicación, mostrando cómo decir las
cosas de un modo claro y concreto.
• Se ha dicho que las dos partes más importantes del sermón son
la introducción y la conclusión.

• En la introducción obtenemos la atención de los oyentes.

• En la conclusión llevamos al auditorio al punto decisivo, que es


el objetivo de todo sermón.

• “lo que bien empieza, bien acaba”

¿Cómo empezar de modo que se gane el interés y la simpatía de


los oyentes?
VENTAJAS Y PELIGROS DEL HUMORISMO.

Muchos predicadores modernos, han tomado la costumbre de


contar un chascarrillo que despierta la hilaridad. Como sería
difícil hallar chascarrillos que se ajustaran al tema del sermón, la
mayor parte de las veces tales introducciones no son sino una
especie de bufonada con la cual el predicador trata de hacerse
simpático a los oyentes, procediendo después a la parte seria y
espiritual.

Veamos este video.


Aun grandes predicadores usan este método, el cual no es
de censurar cuando el predicador sabe hacerlo con
mesura y verdadera gracia. Lo malo son las burdas
imitaciones de semejante proceder.
DESPERTANDO EL INTERÉS.
Se ha dicho con razón que nunca debemos empezar a servir la
mesa de la predicación sin despertar el apetito de los oyentes.
• Nunca debemos empezar a exponer enseñanza, doctrina o
exhortación sin haber antes hecho pensar a nuestros
oyentes: "Hoy sí que vamos a tener un buen sermón."
"Parece que va a ser grandemente interesante lo que el
predicador va a decirnos hoy."
PRACTIQUEMOS.
1. El predicador puede explicar en vigorosas frases los
sentimientos del corazón de Cristo.

2. Puede utilizar el detalle de la vida del autor


¿Quién era Mateo?

3. Un acontecimiento de la actualidad, que afecte a la


humanidad.
5TO DESARROLLO DEL SERMÓN.

PUNTOS PRINCIPALES.

SUB PUNTOS.
Los puntos principales, como la palabra lo dice es de lo
principal que habla el texto.

Estos puntos deben llevar una misma redacción para ser fácil
de recordar y memorizar por la audiencia.

El texto respaldará al texto.


Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz
del mundo; el que me sigue, no andará en
tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.
Juan 8:12
PUNTOS PRINCIPALES.
1. Jesús es la luz del mundo.
2. Jesús es el que nos saca de las tinieblas a la luz.
3. Jesús es la luz de la vida.
PRACTIQUEMOS:

Y el mismo Dios de paz os santifique por


completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y
cuerpo, sea guardado irreprensible para la
venida de nuestro Señor Jesucristo.
1 Tesalonicense 5:23
SUB PUNTOS.
Son derivaciones de los puntos principales.

Cumplen el rol de reforzar las ideas y los conceptos


de los puntos principales.

Se usan literales alfabéticos y no numéricos.


Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz
del mundo; el que me sigue, no andará en
tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.
Juan 8:12
1. Jesús es la luz del mundo.
a) El mundo está en tinieblas.
b) La luz brilla en las tinieblas.
2. Jesús es el que nos saca de las tinieblas a la luz.
a) Debemos seguir a Jesús.
b) Debemos de andar como el anduvo.
3. Jesús es la luz de la vida.
a) Jesús es el dador de la vida.
b) Jesús es el camino la verdad y la vida.
CONCLUSIÓN.

Si empezar bien es importante, no lo es


menos terminar bien y terminar a tiempo.

"Di lo que tengas que decir y termina


cuando lo hayas dicho", es el consejo de
todos los maestros en la predicación.

¿Pero cómo se tiene que terminar?


MÉTODO RECAPITULATIVO
Consiste en hacer un recapitulación de los puntos
principales del sermón, es una de las mejores formas
para concluir.
Esto no significa volver a explicar dichos puntos, sino
simplemente mencionarlos para dar lugar con énfasis
a un pensamiento final que será el llamamiento o
exhortación. Esta clase de recapitulaciones suelen
iniciarse con un:
"Puesto que..."
VARIEDAD Y VIVACIDAD

La conclusión no debe ser monótona. El predicador no


debe leer las palabras finales del sermón, mas bien
debe de usar un toque solemne y adecuado de
acuerdo a la conclusión que ha preparado.
LOS LLAMAMIENTOS
El llamamiento depende al tipo de sermón:
Sermón Evangelístico = Llamado al arrepentimiento.
Sermón Doctrinal = Llamado a vivir y practicar la
doctrina
No se debe de forzar al auditorio, no cometamos el
error de muchos predicadores de usar palabras
rebuscadas para ocasionar en el auditorio una
emoción.
RECORDEMOS LOS PUNTOS DEL BOSQUEJO:
1RO. TEMA DEL SERMÓN.
2DO. TEXTO BASE DEL SERMÓN.
3RO EL OBJETIVO DE MI SERMÓN.
4TO LA INTRODUCCIÓN.
5TO DESARROLLO DEL SERMÓN.
6TO CONCLUSIÓN.
7MO APLICACIÓN PERSONAL.
APLICACIÓN PERSONAL.
Es el proceso mediante el cual el predicador da
los puntos específicos que el oyente debe de
aplicarlos (practicarlos) en su diario vivir.

NO se debe de confundir la aplicación personal


con la conclusión. Para esto se debe de tomar
en cuanta lo siguiente:
Algo que creer.
Algo por lo cual alabar a Dios.
Algo que enmendar.
Algo que pedir a Dios.
Algo que planear y por lo cual orar.

La contestación a estas preguntas, te hará


obtener una muy buena aplicación personal.
CONSEJOS IMPORTANTES PARA PREDICAR.
1. PREPÁRESE CON ANTICIPACIÓN.
2. CONOZCA SU AUDIENCIA Y EL LUGAR.
3. DEPENDA DE DIOS.
4. RECUERDE: NO ES MEJOR PREDICADOR EL QUE
GRITA O CONDENA, SINO EL QUE SABE LLEVAR
UNA ARMONÍA EN SU PREDICACIÓN Y BUSCA LA
EDIFICACIÓN.
5. LEA LIBROS, OBSERVE VIDEOS, PERO SOBRE
TODO USE BIEN LA PALABRA DE DIOS. 2TIM 2:15
6. NO TENGA MIEDO EQUIVOCARSE, APRENDA EN
CADA OCASIÓN.
7. GUARDE SUS SERMONES Y HÁGALE NUEVAS
CORRECCIONES.

8. ENAMÓRESE CADA DÍA DE LA PALABRA DE DIOS .

También podría gustarte