Está en la página 1de 1

TRADICIONES PERUANAS

RICARDO PALMA
Cuento tradicional
A Olivo Chiarella
I
i Teniente Mandujano!
Presente, mi coronel.
Vaya usted por veinticuatro horas arrestado al cuarto de banderas.
Con su permiso, mi coronel contest el oficial; salud militarmente y fu,
sin rezongar poco ni mucho, a cumplimentar la orden.
El coronel acababa de tener noticia de no s qu pequeo escndalo dado por
el subalterno en la calle del Chivato. Asunto de faldas, de esas benditas faldas