Está en la página 1de 13

ÍNDICE

 La gripe A o Gripe porcina


 Formas de transmisión
 Síntomas
 Síntomas muy similares de la gripe
común
 Como diferenciarla de las otras gripes
 Se debe tener en cuenta, o empezar a
preocuparse…
 Forma en la que afecta a los bebés y a
los niños
 Medidas para no contagiarse
 Medidas para no contagiar
 ¿Existe vacuna para este nuevo virus de
la influenza porcina?
La gripe A o Gripe porcina
 La gripe porcina es una enfermedad respiratoria
de los cerdos, causada por el virus de la gripe
tipo A, que provoca con frecuencia brotes de
gripe entre estos animales. Aunque, por lo
general, los virus de la gripe porcina no infectan
a los humanos, en algunas ocasiones se han
presentado casos de infecciones en personas.
Los casos en humanos se presentan con mayor
frecuencia en personas que están en contacto
directo con cerdos.
Formas de transmisión
 Los virus de la gripe se pueden transmitir
directamente de los cerdos a las personas y de las
personas a los cerdos. Las infecciones en humanos
por los virus de la gripe de los cerdos tienen más
probabilidad de presentarse en las personas que
están en contacto cercano con cerdos infectados,
como los que trabajan en criaderos de cerdos y los
que participan en ferias de exhibiciones de animales
de cría. La transmisión de la gripe porcina entre
humanos se cree que se transmite de la misma
manera que la gripe estacional, principalmente de
persona a persona cuando una persona con gripe tose
o estornuda. Algunas veces, las personas pueden
contagiarse al tocar algo que tiene el virus de la gripe
y luego llevarse las manos a la boca o la nariz.
Síntomas
 Los síntomas de la gripe
porcina en las personas son
similares a los de la gripe
estacional común, entre los
que se incluyen fiebre,
malestar general, falta de
apetito y tos. Algunas
personas con gripe porcina
han presentado también
aumento de la secreción
nasal, dolor de garganta,
náuseas, vómitos y diarrea.
Síntomas muy similares
a los de la gripe común
 La gripe A (H1N1) se
manifiesta a través de
síntomas que son muy
similares, por no decir
idénticos, a los de la
gripe común: fiebre alta,
tos continuada y
dolorosa, estornudos,
malestar general,
dolores musculares,
falta de apetito, etc.
Como diferenciarla de
otras gripes
 Los médicos son los únicos que
son capaces de diagnosticar un
caso de gripe A(H1N1) debido,
fundamentalmente, a la
similitud de sus síntomas con
los de la gripe común. Para ello
se obtiene una muestra de
mucosidad, o incluso de tejido,
del aparato respiratorio del
paciente durante los 4 ó 5
primeros días de la infección.
Esta muestra se envía a
laboratorio, en donde se
dictaminará el tipo concreto de
virus del que se trata. En
ocasiones también puede ser
necesario realizar una prueba
en sangre.
Se debe tener en cuenta o
empezar a preocuparse…
 Un proceso gripal es molesto pero,
por norma general, no requiere
hospitalización. Sin embargo, será
necesario acudir cuanto antes a un
centro de salud u hospital si se
presenta alguno de los siguientes
síntomas en el paciente:
-Dificultad extrema para respirar.
-Vómitos o diarreas persistentes.
-Disminución del estado de
conciencia, llegando incluso a
perderla.
-Cambios bruscos en la frecuencia
cardiaca.
-Empeoramiento agudo de una
enfermedad crónica.
Formas en las que afecta a
bebés y embarazadas
 Hay que prestar especial atención a los más pequeños, ya que los riesgos
que corren al enfermar son mucho mayores. Al igual que ocurre con los
adultos, los síntomas de la gripe A(H1N1) en los niños y en los bebés son
los mismos que los de la gripe común. Por eso, es importante acudir a un
centro de salud u hospital en cuanto surjan los primeros síntomas. Aún así,
se deberá acudir con mayor urgencia si cabe, a un médico si se presentara
en el pequeño alguno de los siguientes síntomas:
-Fiebre excesiva.
-Aumento de la frecuencia respiratoria: más de 50 respiraciones por minuto
en niños de entre 2 y 11 meses y más de 40 respiraciones en niños de
entre 1 y 5 años.
-Rechazo a tomar cualquier tipo de alimento o bebida.
-Carácter irritable.
-Convulsiones y disminución del estado de la conciencia, llegando incluso a
la pérdida de la misma.
Medidas para no
contagiarse
 Mantenerse alejados de personas que tengan infección
respiratoria aguda.
 Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón,
preferentemente líquido o bien, usar gel antibacteriano con
base de alcohol.
 Si no tienes jabón líquido, utiliza jabón de pasta en trozos
pequeños.
 No saludar de beso , ni de mano
 Evitar acudir a sitios muy concurridos
 No compartir alimentos, vasos, cubiertos
 Ventilar y permitir la entrada del sol, la casa, los salones de
clase, las oficinas, etc.
 Mantener limpias las cubiertas de cocina y baño, manijas y
barandales, así como juguetes, teléfonos y objetos de uso
común
 Mantente sano: Diariamente come verduras y frutas y toma
por lo menos 8 vasos de agua potable
Medidas para no
contagiar
 Quedarse en casa y mantenerse en reposo
hasta que ya no haya síntomas
 Cubrirse nariz y boca con pañuelo
desechable o con el ángulo interno del codo
al toser o estornudar
 Utilizar mascarillas si está enfermo
 Tirar el pañuelo desechable en una bolsa de
plástico
 Una vez transcurridas 24 horas sin ningún
síntoma puede regresar a sus actividades
habituales.
¿Existe vacuna para este
nuevo virus de la influenza
porcina?
 La Organización
Mundial de la Salud
informó que la
vacuna para la
influenza estacional
NO ES ÚTIL para
combatir el virus de la
influenza porcina.