Está en la página 1de 21

Consultoría.

_
Servicio prestado por una persona o
personas independientes y calificadas en la
edificación e investigación de problemas
relacionados con política, organización,
procedimientos y métodos: Recomendación de
medidas apropiadas y prestación de asistencia en
la aplicación de dichas recomendaciones.

Representa una forma de asistencia a las organizaciones económico


–productivas con el fin de activar el progreso científico –técnico
mediante la transferencia de las experiencias de avanzada de la
producción , el trabajo y la dirección , la selección y la realización de
las decisiones de dirección óptimas.
EL PAPEL DEL CONSULTOR:

En el caso de la intervención de los consultores


dentro de la empresa, conviene tener presente que la
responsabilidad por el proceso de integración del equipo de
trabajo es propia de los directivos y que las decisiones
esenciales deben ser adoptadas por ellos. La misión del
consultor es concreta, entonces, a hacer arrancar e impulsar el
proceso de integración, ayudar al grupo a revisar sus avances y
dificultades periódicamente; sobre todo, a brindar a poyo al líder
formal hasta que sea capaz de mantener el esfuerzo de
integración con sus propios recursos.

Estos son los objetivos primordiales del empleo de consultores,


"mejoramiento de la dirección", "buen funcionamiento de la
organización" o "funcionamiento excelente de la organización“.
La consultoría es en lo esencial un servicio de asesoramiento. Son asesores y no tienen
ninguna facultad directa para decidir cambios y aplicarlos. De lo único que responden es de
calidad e integridad de su asesoramiento; los elementos asumen toda la responsabilidad que
se derive de la aplicación de sus consejos. El cliente, a su vez, ha de aprender a solicitar y
utilizar hábilmente los consejos del consultor.
Un consultor debe estar en consideraciones de hacer su propia
evaluación de cualquier situación, decir la verdad y recomendar con
franqueza y objetividad las medidas que ha de adoptar la
organización cliente sin pensar en sus propios intereses. Esta
independencia del consultor tiene múltiples facetas y en algunos
casos puede ser un asunto muy delicado.
Para lograr buscar una solución objetiva aplicable a un problema o deficiencia
especifica detectada por los integrantes de la organización.
Cuando una situación determinada se considera insatisfactoria y/o susceptible de
mejora; idealmente, termina con una situación en que se ha producido un cambio,
que se debe valorar como una mejora. Directa e indirectamente, todos los cambios
originados y llevados a cabo con la ayuda de la consultoría deben contribuir a
mejorar la calidad de la dirección y a lograr un funcionamiento bueno o excelente
de la organización.
Una organización llama a un consultor cuando no
dispone de personas capaces de enfrentarse con
determinado problema
PARA QUE APORTEN

PARA QUE CONOCIMIENTOS Y


PRESTEN AYUDA CAPACIDADES ESPECIALES
INTENSIVA EN
FORMA
TRANSITORIA

Un examen a fondo de los problemas Se da el caso de que una organización


principales, como la organización de la recurra a consultores con el fin de que
empresa o la política de comercialización, sus dirigentes puedan justificar una
exigiría la plena dedicación de altos decisión remitiéndose a la
directivos durante largos periodos. recomendación del consultor

PARA QUE DEN UN


PUNTO DE VISTA
IMPARCIAL PARA QUE DEN A LA DIRECCION
ARGUMENTOS QUE
El consultor, en cambio, puede gracias a su JUSTIFIQUEN DECISIONES
independencia, ser imparcial en situaciones en que PREDETERMINADAS
ninguna persona que trabaja en la organización podría
serlo.
La experiencia muestra que incluso las
organizaciones más fuertes e importantes han puesto
en práctica muchas ideas y medidas y se han
aprovechado de buenas oportunidades comerciales
gracias a la ayuda de consultores.
A partir de la calidad o del nivel de la situación a que
hace frente la organización cliente, el consultor debe
preguntarse si su ayuda consiste en contribuir a
rectificar, una situación que ha deteriorado (problema
de corrección), a mejorar una situación imperante
(problema de mejoramiento) o a crear una situación
totalmente nueva (problema de creación).
De corrección: cuando está implícito rectificar
una situación deteriorada en comparación con
determinados patrones

En una organización determinada, por ejemplo, pueden


haber surgido dificultades en la comercialización. El
volumen de ventas de un producto que se ha fabricado y
vendido con éxito durante varios años de repente se reduce
y esto comienza a causar graves dificultades financieras a la
organización. Las razones de ellos no son muy claras se
trata de un problema de corrección.
Aquí es importante verificar los procesos y el
funcionamientos para localizar el factor ocasionante del
problema .
Pueden estar relacionados con elementos parciales de
la gestión, como la Contabilidad y las técnicas de control
de los costos, los procedimientos administrativos o el
mantenimiento de registros.

Por ejemplo, una empresa que utiliza el cálculo de costos estándar para mejorar la precisión y
eficiencia del control de los costos y estar, de ese modo, en una mejor situación para adoptar
medidas oportunas de ahorro de costos. El consultor puede disponer de modelos o normas
utilizados en otras partes, y su tarea principal consistirá en examinar las condiciones de su
aplicación, determinar los ajustes necesarios y ayudar a persuadir y a formar al personal afectado
por un procedimiento perfeccionado.
•De creación al requiriese que se de
origen a una situación.

Para resolver los problemas de creación, el consultor


dispone al principio de muy escasos elementos de
juicio. Puede partir simplemente del deseo de cambio y
de algunas ideas brillantes. Así sucede a menudo con
organizaciones en excelente estado que recurren a un
consultor, para hallar nuevas esferas de expansión,
ofrecer nuevos servicios a los clientes, experimentar
formas innovadoras de incentivación, proponer
negocios conjuntos con asociados extranjeros
El proceso de consultoría es una actividad conjunta

CONSULTOR CLIENTE

PROBLEMA

INICIO
FIN
La fase de análisis tiene como meta obtener una
fotografía de la situación de partida, sin ningún
otro propósito que identificar los aspectos
internos y externos que condicionan y modelan
el momento actual. El análisis se centrará
únicamente en los objetivos definidos
anteriormente para la captura de información.
No debería tampoco intentar abarcar más, no ha
recopilado otras informaciones y por lo tanto no
podrá defender los argumentos con un corpus
de datos que avale su análisis
El consultor y el cliente cooperan para determinar el tipo de
cambio que se necesita. ¿Es el problema fundamental del
cambio de índole tecnológica, organizativa, de información,
psicológica o de otro tipo? Se utilizan los resultados de la
fase de diagnóstico y se extraen conclusiones sobre cómo
orientar el trabajo con respecto a las necesidades
propuestas con el fin de que se resuelva el problema real y
se obtengan los beneficios deseados. Durante esta fase se
pueden vislumbrar algunas posibles soluciones.
Además se establecen los claros objetivos que desean
alcanzar
El consultor puede optar entre una amplia gama
de técnicas, en particular si la participación del
cliente en esta fase es activa. La planificación
de la acción requiere imaginación y creatividad,
así como un enfoque riguroso y sistemático para
determinar y estudiar las opciones posibles,
ACCIONES
eliminar propuestas que podrían conducir a INDIRECTAS
cambios de escasa importancia e innecesarios y
decidir que solución se ha de adoptar.
Las estrategias empleadas correctamente en los aspectos que demandaban
atención en la organización se logra los objetivos y el éxito de la
organización.