“Estas oraciones serán

escuchadas por Dios cuando
se realicen con Fe espiritual,
no queráis engañar a Dios
haciendo manifestaciones
que vuestro corazón no
sienta, sería un fracaso para
ustedes mismos.
Haced estas oraciones de
todo corazón y con amor a
Dios.”


Francisco Martínez A.

Padre de misericordia, te ruego
por todas las naciones de la
tierra, que te conozcan en
Espíritu y verdad. Espíritu Santo
convence al mundo de su
pecado, trae convicción de la
verdad, que solo hay un camino,
y el camino es Cristo, en el único
que hay salvación y vida eterna.
En el nombre de Jesús yo oro al
Padre venga tu Reino a cada
corazón, y sean salvas todas las
almas de la tierra, Todo lo que
respire alabe el nombre de Dios,
Jesucristo Rey...
El amor de Dios
"Porque de tal manera amó Dios
al mundo, que ha dado a su Hijo
unigénito, para que todo aquel
que en Él cree, no se pierda, más y
tenga vida eterna." (San Juan 3:16)
El plan de Dios
(Cristo afirma) "Yo he venido para
que tengan vida, y para que la
tengan en abundancia" (Una vida
completa y con propósito).
(San Juan 10:10b)
Jesucristo es la ÚNICA provisión de Dios
para el pecador. Solo en Él puede usted
conocer y experimentar el amor y el plan
de Dios para su vida.
Él murió en nuestro lugar
"Mas Dios muestra su amor para con
nosotros, en que siendo aún pecadores,
Cristo murió por nosotros"
(Romanos 5:8).
El Resucitó
"Cristo murió por nuestros pecados... fue
sepultado, y... resucitó al tercer día,
conforme a las Escrituras;... apareció a
Céfas, y después a los doce. Después
apareció a más de quinientos..."
(I Corintios 15:3-6).
Es el Único Camino

"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la
verdad, y la vida; nadie viene al
Padre, sino por Mí"
(San Juan 14:6).



Dios ha cruzado el abismo que nos
separa de Él al enviar a su Hijo,
Jesucristo, a morir en la cruz en
nuestro lugar.
Debemos individualmente RECIBIR a
Jesucristo como Señor y Salvador
para poder conocer y experimentar
el amor y el plan de Dios para
nuestras vidas.
Debemos Recibir a Cristo
"Mas a todos los que le recibieron, a
los que creen en su nombre, les dio
potestad de ser hechos hijos de
Dios." (San Juan 1:12
TEN PIEDAD DE NOSOTROS SEÑOR,
PERDONA ESTA TIERRA, VEN JESÚS Y
ÁLZANOS CONTIGO PARA ESTAR POR
SIEMPRE JUNTO A TI, ETERNAMENTE Y
QUE YA NADA NOS ALEJE DE TI. TI.
Recibimos a Cristo mediante la fe
"Porque por gracia sois salvos por
medio de la fe; y esto no de
vosotros, pues es don de Dios; no
por obras, para que nadie se
gloríe." (Efesios 2:8-9)
Recibimos a Cristo Por Medio De Una
Invitación Personal:
(Cristo dice) "He aquí, yo estoy a la puerta
y llamo; si alguno oye mi voz y abre la
puerta, entraré a él..."
(Apocalipsis 3:20).

El recibir a Cristo comprende un cambio
de actitud hacia Dios, confiar en Cristo,
para que El entre a nuestras vidas y
perdone nuestros pecados.
Vida Eterna a Todos Los Que
Reciben a Cristo

"Y este es el testimonio: que Dios
nos ha dado vida eterna; y esta
vida está en Su Hijo. El que tiene
al Hijo, tiene la vida; el que no
tiene al Hijo de Dios no tiene la
vida. Estas cosas os he escrito a
vosotros que creéis en el nombre
del Hijo de Dios, para que sepáis
que tenéis vida eterna, y para que
creáis en el nombre del Hijo de
Dios" (I Juan 5:11-13).
Agradezcámosle siempre porque
Cristo está en nuestra vida y que
nunca nos abandonará
(Hebreos 14:15).

Podemos estar seguros que el
Cristo vivo mora en nosotros y que
tiene vida eterna desde el mismo
momento en que nos invitó a
entrar confiando en su promesa.
Él no nos engañará
Dios nos ha comprometido con
la entrega total y eterna,
porque hemos descubierto
humildemente que somos
siervos y como siervos hijos, y
como hijos servimos como
Jesucristo nos enseñó... Dios
nos ha comprometido a amar
con todo lo que tenemos, y más
allá... nos mando a amar como
Jesucristo, a vivir como
Jesucristo, a seguir a
Jesucristo...
Oración Por Las Negligencias
Diarias

Padre Eterno, Yo Os ofrezco el
Sagrado Corazón de Jesús, con
todo Su AMOR, todos Sus
SUFRIMIENTOS, y todos Sus
MÉRITOS

Primero - Para expiar todos los
pecados que he cometido este
día y durante todo mi vida.
¡Gloria al Padre, y al Hijo...!

Segundo - Para purificar el bien
que he hecho mal este día y
durante todo mi vida. ¡Gloria al
Padre, y al Hijo...!

Tercero - Para suplir por el bien que
yo debía de haber hecho y que he
omitido este día, y durante toda mi
vida. ¡Gloria al Padre, y al Hijo...!

Una religiosa clarisa, recién muerta,
se apareció a su abadesa o Madre
Superiora, mientras que la abadesa
rezaba por el alma de la fallecida. En
ese momento, la difunta habló,
diciendo: "Yo fui admitida
directamente al Cielo porque,
mediante esta oración que yo rezaba
todas la noches, se pagaron todas
mis deudas."

(Con esta oración NO SE INTENTA RE-
EMPLAZAR la Confesión.)
Oración al Padre Eterno
Autor: Isabel Conde Ramírez

Padre, me acerco a ti y mis pasos son torpes y
pequeños.
Padre, me avergüenzo de mis faltas y me
apeno de mis escasos logros.
Padre, sin más me acerco a ti. Con una manos
vacías...con unas manos llenas de esperanza.
Dicen que llegar a tu presencia es muy difícil.
Dicen, que mirarte a los ojos es imposible.
Dicen, que una carne de hombre no puede
soportar presentarse ante ti sin dejar volar
primero a su alma.
Dicen, padre, ¡tantas cosas!, que me alejan
de ti. Pero..., olvidan el secreto más grande.
Ignoran la verdad más suprema: No saben
que soy solo tu hija. La pequeña que tus
manos crearon. La inocente que tus ojos
quisieron besar. Padre a ti voy. O, mejor, tu
vas conmigo. No podía ser de otro modo.
No para un padre. PARA DIOS QUE ES MI
PADRE.
ORACIÓN DE LA
ENTREGA

Padre, me pongo en tus manos.
Haz de mí lo que quieras,
sea lo que sea, te doy las gracias.
Estoy dispuesto a todo,
lo acepto todo con tal que tu
voluntad
se cumpla en mí y en todas tus
criaturas.

No deseo nada más, Padre.
Te confío mi alma, te la doy
con todo el amor de que soy capaz
porque te amo y necesito darme,
ponerme en tus manos,
sin medida, con infinita confianza
porque tú eres mi Padre.


SANCTUS

Santo, Santo, Santo
es el Señor Dios del
universo.
Llenos están el cielo y la
tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en
nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.
Dame Dios mío el amor
al prójimo. Dame Dios
mío el amor a perdonar.
Haznos siempre buenos
a tus ojos y merecedores
de tu hijo Jesucristo que
Él nos enseñará el reino
tuyo en espíritu y en
verdad. Gracias por
todas las cosas
recibidas. Amén.

Oración dada por el
espíritu de la Verdad.
ORACIÓN POR LOS DONES DEL
ESPÍRITU

Eterno Padre, en nombre de Jesucristo y
por la intercesión de la Siempre Virgen
María, envía a mi corazón
al Espíritu Santo.

Ven, Espíritu Santo, y dame el don de
Sabiduría.
Ven, Espíritu Santo, y dame el don de
Entendimiento.
Ven, Espíritu Santo, y dame el don de
Consejo.
Ven, Espíritu Santo, y dame el don de
fortaleza.
Ven, Espíritu Santo, y dame el don de
Ciencia.
Ven, Espíritu Santo, y dame el don de
Piedad.
Ven, Espíritu Santo, y dame el don del
Santo Temor de Dios.

Tres veces……….Gloria al Padre………..
Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo

La vida moral de los cristianos está
sostenida por los dones del
Espíritu Santo. Estos son
disposiciones permanentes que
hacen al hombre dócil para seguir
los impulsos del Espíritu Santo.
Los siete dones del Espíritu Santo
son:. Pertenecen en plenitud a
Cristo, Hijo de David
( Isaías, 11: 1-2).
Completan y llevan a su perfección
las virtudes de quienes los reciben.
Hacen a los fieles dóciles para
obedecer con prontitud a las
inspiraciones divinas.
Tu espíritu bueno me guíe por una
tierra llana (Sal 143,10).
Todos los que son guiados por el
Espíritu de Dios son hijos de Dios...
Y, si hijos, también herederos;
herederos de Dios y coherederos de
Cristo (Romanos, 8:14-17)

Los frutos del Espíritu son
perfecciones que forma en nosotros
el Espíritu Santo como primicias de
la gloria eterna. La tradición de la
Iglesia enumera doce: “caridad,
gozo, paz, paciencia, longanimidad,
bondad, benignidad, mansedumbre,
fidelidad, modestia, continencia,
castidad” (Ga 5,22-23, vg.)
ORACION PARA IMPLORAR EL
ESPIRITU SANTO

Divino Padre Eterno, en nombre de
Jesucristo, y por la intercesión de la
Santísima Siempre Virgen María,
envía a mi corazón El Espíritu Santo.

Ven, Espíritu Santo, a mi corazón y
santifícalo.
Ven, Padre de los pobres, y alíviame.
Ven, autor de todo bien, y
“constélame” (cúbreme) .
Ven, luz de las mentes e ilumíname.
Ven, dulce huésped de los
corazones, y no te apartes de mí.
Ven, verdadero Refrigerio de mi vida,
y renuévame.

Tres veces……….Gloria al Padre…….

Espíritu Santo, eterno Amor,
Ven a nosotros con tus ardores,
Ven, inflama nuestros corazones.
Creo en Ti, Dios Padre,
creemos en Ti, Señor nuestro,
fuente de vida y de esperanzas,
creador de nuestro ser y dueño
de nuestra vida,Tú, sólo Tú eres
quien nos formó y quien nos
mueve.

Creo en Ti, Dios Hijo,
creemos en Ti, Amigo fiel,
compañero de camino y camino
de salvación,
creaste en nosotros un corazón
nuevo con tu vida y tu ejemplo,
Tú eres quien nos invitas y nos
llevas al Padre.

Creo en Ti, Dios Espíritu Santo,
creemos en Ti, guía y consejero,
fuente de gracia y sabiduría,
crea en nosotros nuevos
templos,
en donde brille la luz de tu amor.
Creemos en la Iglesia, en
nosotros la iglesia, hogar en
donde todos son bienvenidos,
creemos en nosotros, la Iglesia,
portadores de tu gracia y tus
bendiciones.

Creo en Ti, creemos en Ti, con un
solo corazón, una sola fe, una
sola alma, porque creyendo en ti,
nosotros tu Iglesia, formamos un
mundo lleno de paz y
hermandad.

Por Jesucristo nuestro Señor!
Amén!

Oración escrita por: Manuel Maldonado-Villalobos
(Milwaukee, WI, Estados Unidos)
Gracias Señor

Gracias Señor,
Gracias por mi familia y amigos,
Gracias por mi pan y trabajo,
Gracias por mi fe hacia ti.

Hoy me iluminaste en
agradecimientos,
mañana me pedirás que te pida,
y luego volveré hacia ti
agradeciéndote,
gracias por traerme al mundo.

Gracias por ser quien soy,
Gracias por el amor que me das,
Gracias Señor de los señores,
Y Padre Nuestro por siempre.


Amén!
RESPONDAMOS A CADA
ALABANZA :

BENDITO SEAS SEÑOR. ( CADA
VEZ CON MÁS AMOR)

BENDITO SEA DIOS EN EL CIELO
DONDE LOS ANGELES CANTAN
SU GLORIA A UNA SOLA VOZ
CON NOSOTROS.

BENDITO SEA DIOS EN EL CIELO
DONDE LOS ANGELES LO
CONTEMPLAN CARA A CARA.

BENDITO SEA DIOS EN EL CIELO
DONDE LOS ANGELES LE
LLEVAN NUESTROS SACRIFICIOS
Y ORACIONES.

BENDITO SEA DIOS QUE NOS DA
EL VERDADERO PAN BAJADO
DEL CIELO.
BENDITO SEA DIOS POR EL SACRIFICIO
ANUNCIADO POR ABEL ABRAHAM Y
MELQUICEDEC.
BENDITO SEA DIOS POR EL
SACRAMENTO RECIBIDO DE LOS
APOSTOLES.
BENDITO SEA DIOS POR EL
SACRAMENTO QUE SOSTIENE A LOS
MARTIRES.
BENDITO SEA DIOS POR EL
SACRAMENTO QUE NOS DAN LOS
SANTOS PASTORES.
BENDITO SEA DIOS POR EL
SACRAMENTO QUE SOSTIENE A LAS
VIRGENES.
BENDITO SEA DIOS POR EL
SACRAMENTO QUE NOS HACE
COMULGAR CON TODOS LOS SANTOS.
BENDITO SEA DIOS POR SU BANQUETE
ETERNO.
A Dios Padre

Padre Omnipotente, creador del
cielo y de la tierra.
Prestos acudimos a Ti, para que
escuches nuestra oración
Entregadnos “oh Dios mío” la luz
de tu espíritu para que sea la
fuente de amor y de paz entre
nosotros.
Cedednos la verdad de tu mundo,
para que sea el camino que nos
conduzca a tu reino, en espíritu y
en verdad.
Conferidnos “oh Dios mío” el
amor de tu espíritu, para que
nuestros corazones se llenen de
tu humilde bondad.
Haznos siempre buenos y
merecedores de tu hijo
Jesucristo. Amén
PADRE CELESTIAL

Mira el regocijo de nuestros
corazones y deposita en
ellos el amor, la humildad y la
bondad, que te caracteriza,
para que nuestros
semejantes, vean que Tú
estás con nosotros y
nosotros en ti.
Bendito eres Dios Padre
Todopoderoso , Creador del
Cielo y de la Tierra,
Es tan grande el amor que
derramas a tus hijos
Que nos creaste, para gozar
de tu Gloria.

Autor: Juan Martín Hernández Soto
INVOCACIÓN A DIOS
Dios Todopoderoso
1
En estos momentos de
desconsuelo, invoco tu nombre
para que tú desde el cielo
escuches esta petición.
A ti Padre del Cielo, creador del
Universo te pido que no sólo
fortalezca mi espíritu si no
también mi materia, pues aunque
quieran separarme de Ti y de tu
hijo, no lo conseguirán.
Pues tu palabra llevo y no la
quiero dejar, aunque sean grande
mis tormentos sé que conmigo
estarás.
2
Yo te pido en esta plegaria que nos
aparte de todo mal
Pues el mundo no quiere, que
vayamos con tú verdad.
Es triste y penoso que haya
personas que se quieran de verdad
pues que por el mundo se pierdan
amigos de verdad.
Es tu juicio Padre mío Quién tiene
que dictaminar Y tu Divina
misericordia la que tiene que obrar.
Darte gracias quiero Porque sé que
me escucharás Nada malo quiero
Que les ocurran a los demás Sólo tú
poder Divino Convertirá a la
humanidad.

Autor: Juan Martín Hernández Soto.
EN NUESTRA GRUTA
Hermanos en Cristo somos
Unidos por nuestros amor
Amigos en las alegría, amigos en
el dolor.
Soportando día a día nuestros
clavos de Pasión llevando con
alegría la palabra del Señor.
Amándonos de esta forma nos
acercamos a Dios, para
proclamar su Gloria su ternura,
su esplendor.
Unir nuestros corazones y gritar
de corazón que en el Cielo
O en la gruta soy vasallo de su
amor.

Autor: Juan Martín Hernández Soto
Pilares
¡Cuántos son los pilares! ¡En
cuantos he de creer! Uno es, mi
Dios del Universo
Mi Dios quién me dio mi ser.
Mis pilares son fijos en mi Dios
Creador,
Dios del Universo Dios verdadero de
Amor.
Cristo su hijo amigo y Redentor mi
pilar segundo maestro emprendedor
enseñando a su Padre Único y
verdadero Dios
Dos pilares tengo dos pilares de
Amor son mis únicos caminos
verdaderos y redentor.
Mi Dios único Amor Cristo mi amigo
Mi maestro enseñador dándome su
cariño
con ternura y Amor.

Autor: Juan Martín Hernández Soto
Gracias Dios mío
Gracias te doy señor,
Gracias por tu infinita bondad
Gracias por todo lo que
he recibido de ti.
Gracias por mi familia,
parientes y amigos.
Gracias por mi sustento
y trabajo de cada día.
Gracias por todo lo
que has hecho por mí.
Gracias por estar siempre conmigo.
Gracias Dios mío por ser quien soy.
Gracias por el amor que me das.
Gracias Señor por haberme
dado a María Santísima
como Madre medianera.
Gracias oh mi Dios.
Amén!
GRACIAS SEÑOR 1
Señor, gracias por tu
misericordia que es grande, en
gran manera, mi alma te
bendice porque muchos son
tus beneficios, Señor, gracias
por librar a las personas que
amo de los lazos de la muerte,
gracias Señor, que aún le das
oportunidad de vida, a los que
aún no te han hecho Señor de
sus vidas, de que vengan y se
postren a tus pies en
adoración y amor, rindiendo su
todo ante ti, te ruego Dios
operes en ellos el milagro de
ver espiritualmente tu gloria,
manifiéstate a ellos y
muéstrales el camino.
GRACIAS SEÑOR 2

Te ruego por la salvación de
todo aquel necesitado el día de
hoy, que caigan de sus ojos
como escamas toda incredulidad
y puedan creer en ti, y les
otorgues la Salvación, que les
dará la vida abundante en Cristo
Jesús. Toca Señor los
corazones este día, y el que lee
esto, sienta un fuego ardiente
que le quema y santifica por
dentro, es el fuego del Espíritu
Santo que viene a quedarse a tu
vida querido lector. Que hoy
hayan miles de personas
conviertiéndose a Dios, por
medio de una palabra, un canto
un mensaje.
Dios es amor
Dios nos AMA, y tiene un PLAN
maravilloso para nuestra vida.

El amor de Dios
"Porque de tal manera amó Dios
al mundo, que ha dado a su Hijo
unigénito, para que todo aquel
que en Él cree, no se pierda, mas
tenga vida eterna."
(San Juan, 3:16)

El plan de Dios
Cristo nos dice: "Yo he venido
para que tengan vida, y para que
la tengan en abundancia" (Una
vida completa y con propósito).
(San Juan 10:10b)
¿Por qué orar?
La oración es una forma de servir a
Dios. (Lucas, 2:36-38).

Oramos porque Dios nos pide que lo
hagamos.
El orar es un ejemplo dado a
nosotros por Cristo y la iglesia
primitiva
“Sean conocidas vuestras peticiones
delante de Dios en toda oración y
ruego, con acción de gracias.” …
(Filipenses, 4:6-7)

…salió y se fue a un lugar desierto y
allí oraba.” (Marcos, 1:35)

“Todos ellos perduraban unánimes
en oración y ruego…”
Hechos, 1:14; 2:42; 3:1;
4:23-31; 6:4; 13:1-3)
¿Por qué orar? 2
Dios decidió que la oración sea el medio para
obtener Su intervención en determinadas
situaciones:
a) Preparación para decisiones importantes.
“En aquel día el fue Él, al monte a orar y pasó
la noche orando a Dios…” “y escogió a los
doce discípulos…” (Lucas, 6:12-13)
b) Para derrotar la actividad demoníaca en la
vida de las personas “ …y reprendió Jesús al
demonio, el cual salió del muchacho…”
(Mateo, 17:14-21)
c) En la reunión de los obreros para la cosecha
espiritual “…rogad al Señor de la mies que
envíe obreros a su mies”(Lucas, 10:2)
d) Para adquirir fortaleza y vencer ante la
tentación. “Velad y orad, para que no entréis
en tentación…” (Mateo, 26:41)
e) El medio para fortalecer a otros
espiritualmente. “Orando en todo tiempo con
toda oración y súplica en el Espíritu…”
(Efesios 6:18-19)
Tenemos la promesa de Dios de que
nuestras oraciones no son en vano, aún
si no recibimos específicamente lo que
pedimos. “Mas tú, cuando ores, entra
en tu aposento y cerrada la puerta, ora
a tu Padre que está en secreto”.
Mateo, 6:6-13
“…pues qué hemos de pedir como
conviene, no lo sabemos, pero el
mismo Espíritu intercede por nosotros
con gemidos indecibles.”
Romanos 8:26-27
Él ha prometido que cuando oremos
por cosas que estén de acuerdo a Su
voluntad, Él nos las concederá.
“Después le halló Jesús en el templo, y
le dijo: Mira has sido sanado; no
peques más, para que no te venga
alguna cosa peor…”
(I Juan 5:14-15).
¿Por qué orar? 3
SEÑOR SANTO, PADRE
OMNIPOTENTE
San Buenaventura

Señor santo, Padre omnipotente,
Dios eterno, por tu generosidad y la
de tu Hijo quien por mí padeció
pasión y muerte, y por la
excelentísima santidad de su
Madre, y por los méritos de todos
los santos, concédeme a mí,
pecador e indigno de cualquier
beneficio tuyo, que sólo a ti ame,
que siempre tenga sed de tu amor,
que continuamente tenga en el
corazón el beneficio de la pasión,
que reconozca mi miseria, que
desee ser pisado y despreciado de
todos; que sólo la culpa me
entristezca. Amén.
El fin de la Oración
“Sigan pidiendo, y se les dará; sigan
buscando, y hallarán; sigan tocando, y
se les abrirá. Porque todo el que pide
recibe, y todo el que busca halla, y a
todo el que toca se le abrirá.”
(LUCAS 11:9, 10.)

Abre nuestros ojos, Señor,
para que podamos verte a ti
en nuestros hermanos y hermanas.
Abre nuestros oídos, Señor,
para que podamos oír las invocaciones
de quien tiene hambre, frío, miedo,
y de quién está oprimido.
Abre nuestro corazón, Señor
para que aprendamos a amarnos los
unos a los otros
como tú nos amas.
Danos otra vez tu Espíritu, Señor,
para que nos volvamos un sólo corazón
y una sola alma
en tu nombre.
Amén.
"Pedid y se os dará; buscad
y hallaréis; llamad y se os
abrirá."
(Mateo, 7: 7-8)
"¿O hay acaso alguno de
vosotros que al hijo que le
pide pan le dé una piedra; o
si le pide un pez, le dé una
culebra?" (Mateo, 7: 9-10)
"Si, pues, vosotros, siendo
malos, sabéis dar cosas
buenas a vuestros hijos,
¡cuánto más vuestro Padre
que está en los cielos dará
cosas buenas a los que se
las pidan!” (Mateo, 7: 11)
"Venid a mí todos los que
estáis fatigados y
sobrecargados, y yo os daré
descanso". (Mateo, 11: 28)
Dios promete atender a los que sufren y piden socorro:

Entendiendo el propósito y
poder de la oración
Dios, el Dios Altísimo, Dios
el Creador de los cielos y la
tierra, Dios quien es el
principio y el fin, Dios la
fuente de todo lo que
existe, Dios el Creador del
hombre, el mismo Dios en
todo Su poder y en toda Su
Majestad, se detiene y
escucha cuando usted ora.
Dios le ha dado a la
humanidad una licencia
terrenal para la
interferencia celestial.
La oración, una licencia terrenal para la
interferencia celestial.
ORACIÓN ANTE DIOS
Dios Todopoderoso y Santo, a ti
quiero ir y a ti orar. Quiero
confesarte a ti, Padre, Hijo y Espíritu
Santo; quiero alabarte, bendecirte,
adorarte. Quiero darte gracias por tu
inmensa gloria ¿Qué debo decirte,
Dios mío, sino que soy un pecador?
Pero esto Tú sabes mejor que yo, y
yo no lo creería ni lo reconocería si
tu Palabra no se alzase contra mí.
Señor, no te apartes de mí, porque
soy un hombre pecador. ¿No es
mejor esto que decir lo contrario?
¿En dónde podría yo refugiarme con
mi debilidad, con mi dejadez, con
mis ambigüedades e inseguridades
aun en lo mejor que tengo, sino en
ti? Dios de los pecadores, Dios
de los pecadores comunes,
cotidianos, cobardes, corrientes
Oremos a Dios , Él nos
escuchará
Queridos hermanos, cuando
tengamos problemas o dificultades lo
único que tenemos que hacer es
incarnos y pedirle de corazón a Dios
Padre, a Nuestro Señor Jesucristo y
al Espíritu Santo, es decir, a Dios
Trino, para que por medio de ellos,
nos ayuden a encontrar la
Santificación. No existe médico o
psicólogo más poderoso que Dios
Trino... Él es nuestra fuente de
energía; solo debemos pedirle de
corazón y el Dios nos responderá
porque Él siente un gran amor por sus
hijos y nunca nos abandonará;
muchas veces somos nosotros
quienes nos apartamos del amor de
Dios pero Él es misericordioso para
perdonarnos y como Nuestro Padre, Él
nos ama.
2
Te doy gracias por todo lo que Tú
has querido de mí en mi vida.
Bendito seas por el tiempo en que
nací. Alabado por mis buenas horas
y mis días amargos. Bendito seas
por todo lo que me has negado.
Señor, no despidas jamás de tu
servicio a tu siervo rebelde y
perezoso. Tú tienes poder sobre mi
corazón. Tú tienes poder sobre mí
mismo en aquella profundidad donde
sólo yo puedo disponer de mí y de
mi destino eterno. Tu gracia es la
gracia de eterno poder. Dios sabio,
misericordioso, amoroso: no me
rechaces lejos de tu rostro.
Consérvame en tu servicio todos los
días de mi vida. Pídeme lo que
quieras, pero dame lo que pidas.
Aunque yo me canse en tu servicio,
Tú no te cansas en tu paciencia
conmigo. Tú vienes en mi ayuda, Tú
me das la fuerza de
“Oh Padre”

Te adoramos y te glorificamos,
Padre omnipotente, rico en gracia y
misericordia.
Te pedimos conocer
y comprender a tu Hijo Jesús como el Mesías,
Hijo de David, heredero de su trono,
Rey de Reyes, Señor de los Señores,
así como poderlo amar y adorar como Dios
y seguirlo como el Salvador de la humanidad.
Haz que fijemos nuestros ojos en El
y lo contemplemos, para poder conocerte y
entenderte a Tí, oh Padre amadísimo y
justísimo,
y el amor con que has amado al mundo
desde el principio,
amor que se dirige a todos los hombres de la
tierra y que envuelve también nuestra misión.
Te lo pedimos oh Padre,
por tu Hijo Jesucristo, Nuestro Señor,
en la unidad del Espíritu Santo
Amén.
Padre, me abandono en tus
manos Autor: Carlos de Foucauld

Haz de mí lo que quieras.
Hagas lo que hagas, te lo agradezco.
Estoy dispuesto a todo, lo acepto todo.
Hágase tu voluntad en mí
y en todas las criaturas.
Esto es todo lo que quiero, Señor.
En tus manos, Señor, encomiendo mi
alma.
Te lo agradezco con todo el amor de mi
corazón
porque te quiero, Señor.
No puedo menos de ofrecerme a mí
mismo,
de entregarme en tus manos,
sin reservas y con ilimitada confianza,
porque tú eres mi Padre.
Amen
La Oración del Justo
¿Escucha Dios nuestras oraciones?.
David dijo: “Si en mi corazón hubiese yo
mirado a la iniquidad, El Señor no me
habría escuchado.” (Salmo 66:18).
Santiago también dijo que nuestras
oraciones pueden ser poderosas y
efectivas; “La oración eficaz del justo
puede mucho.” (Santiago 5:16),
“Al que no conoció pecado, por nosotros
lo hizo pecado, para que nosotros
fuésemos hechos justicia de Dios en él.”
(2 Corintios 5:21) los oídos de Dios están
siempre abiertos al clamor del justo, y
recuerda que tus pecados fueron a dar a
las profundidades del mar, y que El es tu
Padre y nunca te abandonará.
Oración.
“De día mandará Jehová su misericordia,
Y de noche su cántico estará conmigo, Y
mi oración al Dios de mi vida.”
(Salmo 42:8)
ESTA POWER POINT ESTÁ
DEDICADO A PROPAGAR LA
DEVOCIÓN AL CORAZÓN DEL PADRE
ETERNO.
ES UNA DEVOCIÓN MUY
IMPORTANTE SOBRE TODOS PARA
AQUELLOS QUE SE ENCUENTRAN
DESCARRIADOS; REGRESEN AL
PADRE, PORQUE ÉL ASÍ LO DESEA
DIOS NOS DICE: "MI CORAZÓN
PATERNAL TIENE LUGAR PARA
TODAS LAS ALMAS“.

FRANCISCO MARTÍNEZ A.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful