El folklor de Nuevo

León


Los bailes populares representativos del estado de Nuevo
León surgieron de la migración de Europa que colonizo
esta parte de México.
Los músicos que acompañan estos bailables eran
formados antiguamente por violín y bajo-sexto o
acordeón de botones y bajo-sexto, posteriormente por
necesidades armónicas se agregó un bajo continuo con
el uso del contrabajo; tiempo después con la evolución
de las melodías se añadió el saxofón.


 LAS DANZAS AUTÓCTONAS
 Este tipo de danzas son aún practicadas en muchas comunidades del mundo y se han
conservado durante siglos o un periodo de tiempo considerable, junto con sus elementos
originales: pasos, ritmos. trazos coreográficos, rutinas de montaje e interpretación,
desplazamientos auxiliares, escenografía, tratamiento de pasos, etcétera; este tipo de
danzas debido a sus características son representadas o ejecutadas por descendientes de
las antiguas culturas o civilizaciones como: hindúes, chinos, japoneses mexicanos, árabes,
africanos polinesios, etcétera. Estas danzas son la que le han dado la base a otro tipo de
tales como las danzas populares y teatrales, y tambien forman parte del acervo cultural de
un pueblo.
 A estas danzas autóctonas tambien se les ha denominado como danzas tradicionales, y por
este nombre tambien se les ha menospreciado un poco, pensando que son sensillas y que
cualquiera las pude ejecutar si ningun problema, sin tomar en cuenta que tienen una gran
complejidad y no son cualquier pieza de tipo convencional. Para dar un ejemplo podemos
tomar como ejemplo a muchas de las danzas indígenas de México, las cuales poseen un
grado alto de complejidad ritual, con un gran numero de formas abstractas, de significado y
símbolos, en las cuales se conjuga un gran dominio en relaciones estéticas y teológicas.
 En general este tipo de danzas están enfocadas a aspectos religiosos y rituales.


 De Europa llegaron a finales del siglo XIX y durante la época
porfiriana varios ritmos musicales que fueron del gusto de la clase
media, la burguesía y la afectada aristocracia. Entre ellos citaremos:
el rigodón, las cuadrillas, la mazurka, la contradanza, la galopa, el
vals, los lanceros, la redova, el schotís, la polka, etc., ritmos que
recorrieron los salones, patios Y CASINOS de nuestro país.
Estos ritmos tenían características muy particulares:

El Rigodón.- Fue un baile popular de la Europa de los siglos XVIII y
XIX, introduciéndose en los grandes salones. Se bailó en grupos con
un número para de parejas, interpretándolo con sencillas figuras.
Sería el principio y la base de la cuadrilla.


La Cuadrilla.- Fue un baile de figuras provenientes de los bailes aldeanos del final del siglo XVIII y luego
de gran popularidad en el siglo XIX al introducirse en los grandes salones con un “X” número de parejas
por pares, formando un cuadro en cuyos vértices se colocaban éstos.
Enloquecía la vertiginosidad del vals (ritmo que no ha decaído nunca y ha llegado a nuestros días), muy
popular en toda Europa, sobre todo el vienés ya que fue probablemente el más famoso de todos los
bailes de salón, interpretándolo en parejas individuales, que se deslizaban a través de una serie de
vueltas graciosas y en remolino vertiginosamente. En el vals vienés, las parejas giran en una sola
dirección. En México, el vals se hace romántico y se ejecuta un poco más lento y con algunos remates. Al
llegar a América rápidamente se popularizó y se hizo característico.

Muchos competidores de la localidad compusieron valses que emularon el buen gusto de las diferentes
clases sociales, de entre ellos, el vals “Salvador” que hoy hace llorar a nuestros abuelos, bisabuelos y
gente de más de 80 años; es como un himno que les recuerda el antaño de sus costumbres, familias,
kermeses, saraos, etc., de fines del siglo pasado y principios de éste, recordando estudiantinas de
varones, de las damitas (con arpa, violines, mandolinas y guitarras), orquestas de clase media y grandes
y refinados conjuntos orquestales, todos regiomontanos.
 La Mazurka.- Fue baile popular polaco, con ritmo de ¾, que siendo del gusto de la sociedad en el siglo
XIX evolucionó hacia los grandes salones. Este ritmo sin tener los giros vertiginosos del Vals, sí fueron
característicos su elegancia, ampulosidad y deslizamientos; de entre las Mazurkas llegadas de Francia,
“La Varsoviana” fue el ejemplo típico amén de hacerse muy popular en toda la República.

Como es de entenderse, la Mazurka en la aristocracia se hace presente en las actitudes, meneos y evoluciones
sumamente afectadas y sobrias. En la clase media y sobre todo, en el populacho; su interpretación es más libre,

fastuosa y sin afectamientos. Los compositores locales de aquel entonces, compusieron varias, pero al
respecto de “La Varsoviana”; tuvo características muy singulares en la sociedad regiomontana y en la
burguesía y clase media, trascendiendo al populacho, adquiriendo sus modificaciones, todo esto afectó a la
sociedad texana que tenía amplios nexos con Nuevo León.

La Contradanza.- Baile de salón proveniente de los bailes aldeanos, también de finales del siglo XVIII, y luego
en gran auge en el XIX. Ejecutado por número par de parejas colocadas en dos líneas una frente a la otra,
formando complicadas figuras, siendo de gran atractivo y diversión.

Simultáneamente aparecen “Los Lanceros”, que no es otra cosa sino una cuadrilla ceremoniosa y austera
hecha para que los militares la pudieran ejecutar y tomar parte en ella danzando con elegancia y distinción,
ya que sus movimientos estaban ajenos a cualquier meneo que afectara la autoridad, severidad y compostura
propia de los militares.
Todos estos bailes de salón eran pretexto para que señores, damas, jóvenes y señoritas se reunieran en
salones Y CASINOS, encabezados por un instructor (muchas veces proveniente de Europa) que previamente
reunía a esta gente para entretenerlos, enseñarlos y así aprendían y gustaban de estos bailes para lucirse en
los grupos que tomaban parte en aquellas grandes ocasiones sociales y competiciones.
 Las danzas y bailes antes mencionados, resultaron del gusto de la sociedad nuevoleonesa, quizá por sus
antecedentes raciales y étnicos, adoptaron una característica propia y peculiar, imprimiéndosele un carácter
jocoso y ritmo excesivamente marcado, producto de la mofa que el pueblo mexicano que vivió la marginación
y prohibición para participar de las fiestas aristócratas realizo hacia los europeos.

La Polka, La Redova y el Shotís, son ritmos que se han considerado como géneros distintivos del norte del país
y específicamente de Nuevo León


 Al hablar de las dotaciones instrumentales en Nuevo León, Raúl García Flores, en las notas
que publica en el disco número 29 de la fonoteca del INAH, nos dice:
“ La tipología musical distingue dos campos, cuya diferencia no estriba tanto en el
repertorio como en el conjunto instrumental y la técnica empleada el primer campo es el
llamado “de rancho”, “de antes” o “de los abuelitos”; este conjunto se caracterizó por el
uso dominante de cuerdas: violín, guitarras, bajo sexto, contrabajo o tololoche y hasta los
años 50 el arpa. . . Algunas posibilidades de combinación son las siguientes: violín, saxofón
y bajo sexto; dos pistones (trompetas), dos guitarras y contrabajo, violín y guitarra o el
inmortal conjunto propuesto por los Mier, Montañeses del Álamo, integrado por violín,
flauta, saxofón, guitarra y contrabajo. Puede decirse que el conjunto de acordeón y bajo
sexto que distingue a la música norteña es una abreviación de la anterior orquesta.

La introducción del acordeón, fruto de la industria extranjera se produjo a principios del
siglo XX incorporándose de inmediato a la interpretación regional, si bien su auge se
observa hasta la década de los años 40, cuando desplazó a otros instrumentos melódicos. “


 ATUENDO TRADICIONAL DE LA REGION CENTRO

LA MUJER
El profesor Daniel Andrade dejó en su obra “Hechos y Testimonios de Nuevo León” , ocho bocetos del
diseño del atuendo representativo de Nuevo León para la mujer y los describe de la siguiente manera:
“En la mujer, el vestido guardaba características del municipio donde vivía, pero en general, se
componía de dos piezas; falda y blusa. La blusa es de color blanco y se confecciona en tela suave y
fresca como el dacrón. La pechera es alforzada (con pliegues) y en la parte superior lleva guipiure
(encaje sin malla), el cual también se aplica en el cuello, que es alto. Las mangas son abullonadas
(anchas y esponjadas), llevan alforzas en la parte frontal, mismas que nacen en el hombro y van hasta
la mitad del antebrazo, pues terminan con puño largo que también deben adornarse con guipiure o
espiguilla.
La falda se elabora en casimir, paño de lana, gabardina o poliéster, en colores oscuros o en tonos pastel.
Su corte es a base de doce cuchillas con seis pliegues escondidos (pastelones); lleva seis grecas
formadas con espiguilla o cinta abarrotada (corrugada) y termina el adorno con grandes botones del
mismo material de las grecas. Debe cuidarse la disposición de los colores en la confección del traje.
El traje se acompaña con botas o zapatos que pueden ser de color blanco o negro.
La bailadora lleva en su cabeza un peinado en forma de cebolla y dos peinetas de cada lado”.

.


EL HOMBRE.
El profesor Daniel Andrade dejó en su obra “Hechos y Testimonios de Nuevo
León” , dos bocetos del diseño del atuendo representativo de Nuevo León para
el hombre y los describe de la siguiente manera:
En el caso del varón, usa su "texana" (sombrero de fieltro fino), pantalón de dril
o casimir de colores caqui, gris o café y calza botín, camisa blanca, la cual podía
ser también de dril en dos colores o a cuadros, su imprescindible paliacate o
mascada fina anudada al cuello para protegerse del sudor, porta con orgullo su
"cuera" de gamuza, gamucina o carnaza, de largos y angostos flecos por la
influencia de las incursiones "apaches" y como un adorno singular, ancho cinto
con hebilla o gran hebilla cincelada de plata, acero y cobre o plata y oro.
Aparte de la "texana" de fieltro se usó la "guaripa" de lona engomada o
barnizada, y por la región de Galeana y Linares se acostumbró un sombrero que
lo surtían de San Luis Potosí a principio del siglo, que le decían de "tule", y
usaban un pantalón semejante al caporal con una aletilla y una camisa
semejante al tipo filipina con alforza y tarugo, botín fuerte ranchero


 Traje típico en monterrey nuevo león: Hombres: Chamarra de gamuza
de largos y angostos flecos, por la influencia de las incursiones
"apaches", ancho cinto con hebilla, pantalón de casimir de colores
 caki, gris o café, botín ranchero de punta redondeada, camisa
blanca de botones de concha o tarugos, su imprescindible paliacate
o mascada fina anudada al cuello para protegerse del sudor.
 Mujeres: La vestimenta de la mujer es la misma utilizada en el siglo
XIX: blusa y falda.La blusa de color blanco y en tela suave y fresca
como el dacrón. La pechera con pliegues. Las mangas son anchas y
esponjadas. La falda de casimir, paño de lana, gabardina o poliéster,
en colores oscuros o en tonos pastel. Su corte es a base de doce
cuchillas con seis pliegues escondidos; lleva seis grecas formadas
con espiguilla o cinta barrotada y termina el adorno con grandes
botones.

http://www.youtube.com/watch?v=zEm1tV-IS2c

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful