Está en la página 1de 29

BIBLIOTECA ANA FRANK

La Biblioteca Escolar permite la democratización de


los medios y materiales de aprendizaje; es
compensadora de desigualdades; es un espacio
civilizador y cooperativo para compartir tiempos,
trabajos y lecturas; es depositaria de la memoria
impresa del centro escolar y un lugar inagotable
de aprendizaje; posibilita el acceso a diversas
fuentes informativas y es potenciadora de los
hábitos de lectura, de escritura, de estudio e
investigación...
Mariano Coronas

http://gurrion.blogia.com/
LOE Art. 113.

3.“Las bibliotecas escolares contribuirán a fomentar la lectura


y a que el alumno acceda a la información y otros recursos
para el aprendizaje de las demás áreas y materias y pueda
formarse en el uso crítico de los mismos”

4. “La organización de las bibliotecas escolares deberá


permitir que funcionen como un espacio abierto a la
comunidad educativa de los centros respectivos”
La LEA, Ley de la EDUCACIÓN aragonesa, da mucha importancia al “desarrollo de
habilidades comunicativas a través del progreso en el hábito de la lectura, la comprensión
lectora y la práctica de la expresión oral y escrita”.
No podía ser de otra manera. La escuela del s. XXI ha perdido su condición exclusiva de
“fuente del saber”. En la sociedad del conocimiento los saberes son muchos, muy
diversificados y las fuentes se han multiplicado. El reto de la educación está en conseguir
buenos lectores, con toda la dimensión que entraña la palabra, niños y niñas que salgan de
la escuela con ganas de leer, con ganas de apoderarse de todos los mundos que encierran
los libros (también en el más amplio sentido de la palabra, es decir, incluido Internet y
demás) y lectores que interpelen al texto.
Leer no es descifrar,
leer es comprender,
es comparar,
es preguntarse si estamos de acuerdo con lo que pone,
si hemos leído lo mismo o algo parecido o algo que lo contradice,
si lo que leemos está en relación con nuestra propia vida, ...

Sólo este tipo de lector nos dará garantía de que hemos sembrado las bases
de lo que en un futuro muy próximo será un ciudadano crítico, libre y capaz
de enfrentarse al maremagnum informativo con criterio propio.
BIBLIOTECA ANA FRANK
Nombre aprobado en Consejo Escolar de 13 de diciembre de 2007

Llamarse Ana Frank implica que la biblioteca escolar se compromete a


desarrollar proyectos y actividades que guarden relación con el diario de
Ana y, consecuentemente, con el hecho de que, al ser judía, fuese víctima
del holocausto. Pero también es posible vincular a Ana Frank con otras
víctimas inocentes de la intolerancia, la irracionalidad y las guerras. Ana
pone nombre a muchos olvidados, especialmente niños, que se vieron y
que desgraciadamente siguen viéndose, por razón de su origen, envueltos
en conflictos en cuyo origen no han participado pero sufren con la mayor
de las indefensiones, sean éstos judíos, palestinos, camboyanos, … de
cualquier rincón del mundo donde la violencia pisotea la vida.

En consecuencia, nuestra biblioteca escolar, además de ser un lugar de estudio e


investigación, será también un lugar de reflexión en el que los niños y niñas aprendan los
valores de respeto a la diferencias, superación personal, conciencia social y todos
aquellos que el recuerdo de Ana y la lectura de su diario inspiran. En resumen, que
en nuestra biblioteca aprendan a construir la paz.
SIN ESPACIO PROPIO PARA LA BIBLIOTECA,
CON UN COLEGIO SIN TERMINAR,
CON POCOS MEDIOS,
CON NIÑOS MUY PEQUEÑOS, ...
SE PUEDE EMPEZAR A FOMENTAR LA LECTURA

NUESTRAS PRIMERAS CAMPAÑAS ...


¿Y por qué no festejamos mi cumple
con un buen libro?

Por ejemplo:
DÍPTICO DE
ORIENTACIÓN A LOS
PADRES SOBRE LA
ORGANIZACIÓN DEL
PRESTAMO
¡ Cuanto trabajo! Pero…
¡Que gran recompensa!
ENTRADA SALÓN DEL TRONO

COMEDOR

DORMITORIO
BUFONES Y LA COCINA
JUGLARES

LA JUSTA

EL PALCO

LA JUSTA
ARTESANOS MAZMORRAS
EL MONASTERIO
ANITA LITTOUT