Está en la página 1de 34

La Estética

La estética es la rama de la
filosofía que tiene por objeto el
estudio de la esencia y la
percepción de la belleza.
Formalmente se le ha definido
también como "ciencia que trata
de la belleza de la teoría
fundamental y filosófica del
arte”
Lenguaje no verbal

 Es la comunicación que se da
mediante indicios, signos y que
carecen de estructura sintáctica
verbal, es decir, no tienen
estructura sintáctica por lo que
no pueden ser analizadas
secuencias de constituyentes
jerárquicos.
La Bella Jardinera
(La bella Giardineira)
de Rafael Sanzio

"Autorretrato" Pintura de Rafael Sanzio


Análisis del lenguaje “No Verbal”

Kinésica= movimientos corporales

Proxémica= deferentes distancias

Cinésica= movimientos corporales


acompañados de las expresiones faciales y
movimientos de las manos
La bella jardinera,
representada en la obra,
es la Virgen María Madre
de Nuestro Señor
Jesucristo
La Virgen simboliza la
belleza femenina
Sentimientos: el amor, la
naturaleza, la tranquilidad
y la ternura.
Se observa el movimiento
corporal de cada uno de los
integrantes de la pintura, el
modo de como todos
interactúan. Se nota la
expresión de cuidado de la
madre con su hijo y las
miradas de amor de los niños
hacia la Virgen. En los gestos
de los pequeños se identifica
la manera en que ellos
buscan llamar la atención de
la Virgen.
Cada uno de los
integrantes del cuadro
tiene una distancia
personal. Todos se
encuentran muy cerca
y se nota la
aproximación que
buscan los niños hacia
la Virgen.
Ella nos demuestra
ternura y contemplación
en su mirada que esta
dirigida a su hijo Jesús, el
cual responde a la mirada
de su madre de una
manera dulce, y con
admiración
La Virgen María sujeta con
su mano derecha la mano de
Jesús, y con su mano
izquierda la espalda, lo cual
demuestra amor, resguardo
y protección
María tiene en su
brazo derecho un
libro, lo cual es una
manera de expresar
la sabiduría infinita
de la madre de
Cristo
Además la posición en la
que se encuentra
demuestra la disposición
que tiene para ayudar. Se
coloca al servicio del niño
Jesús como para
protegerlo.
El niño que esta a
la derecha, es
Juan el Bautista,
hijo de Isabel, la
prima de María
Además el niño se
encuentra junto a ella,
buscando también su
abrigo, por eso se le ve
muy apegado a la
Virgen.
Juan el Bautista no se encuentra
totalmente desnudo, con esto la
pintura deja ver a un niño
angelical. Dejando entrever su
pureza e inocencia. El pintor viste
a Juan con una vestimenta
parecida a la que él uso en su vida
de predicación.
Juan, en sus ojos
demuestra necesidad de
abnegación y de amor
hacia Jesús, además con
su cuerpo totalmente
arrodillado hacia Él nos
hace referencia al
respeto
En la pintura se
observa, que ellos se
encuentran en una zona
rural, por ese motivo al
contemplar la estancia
donde ellos están se
siente paz y
recogimiento
Análisis de la presentación de la
Virgen María en la pintura
Para los cristianos, María es
aquella mujer que tiene el
privilegio de ser la madre de
Jesús, por lo que se le da el
título de Madre de Dios y de
este privilegio nacen las
demás prerrogativas de su
culto.
María es Madre de
Dios en cuanto es
verdadera madre de
Jesús que es Dios.
María engendró al
Verbo ya que, como
Dios, es eterno, pero
el cual es el Verbo
hecho hombre.
El razonamiento que se sigue
es común a todo ser: Una
madre no engendra el alma
sino sólo el cuerpo de su
hijo pero aún con la unión
de alma y cuerpo es llamada
madre de él. Así María es
llamada Madre de Dios ya
que engendró a Jesús.
La Virgen María en su
mirada refleja un gran amor
maternal y un gran carisma,
observando fijamente al
Niño Jesús y éste a su vez a
ella.
Su piel se ve muy
impecable y tenue, al
igual que su mirada,
lo cual nos expresa
pureza y ternura.
Su atuendo es muy sencillo,
expresando humildad y
modestia, además es un
atuendo muy discreto,
pasa desapercibido, pues
no captura mucho la
atención del perceptor.
El niño Jesús
El niño Jesús denota inocencia y
apego hacia la Virgen.
Su cuerpo se encuentra desnudo y
no se observa ninguna malicia ni
obscenidad.
Él se encuentra
arregostado a ella y le
deposita toda su
atención.
Sus ojos se encuentran
llenos de esperanza y de
confianza en ella.
Su rostro muestra ternura y
se encuentra inclinado
hacia la Virgen,
depositando toda su
atención en ella.
En general el
paisaje es muy
sencillo y discreto.
Además refleja
cierta
tranquilidad.
El espacio en que se
encuentran es muy
básico, ella
sentada sobre
algún objeto, al
parecer una roca o
un tronco de un
árbol.
En el lenguaje
cromático, los
colores empleados
por el pintor no son
colores vivos y
llamativos, son
colores tenues que
pueden expresar
alegría o tristeza.