Está en la página 1de 8

Nadia Niquen Vitón

Cristología
P. Félix Fiestas Martínez
Ingeniería Civil y Ambiental

IMPORTANCIA DE LA RESURRECCIÓN
DE JESÚS

La Resurrección de Jesús es una verdad que pertenece a la
Revelación divina. Jesús pone en relación su muerte y su
Resurrección como signo de su Divinidad y, especialmente,
de su acción redentora en favor de los hombres.


Jesús habla de
su Resurrección
El Evangelio según
Marcos atestigua tres
anuncios solemnes de la
pasión y de la
Resurrección de Jesús:
Después de la
confesión de Pedro
en Cesarea de
Filipo
Por segunda vez lo
comunicó a los
discípulos, cruzando
Galilea, después de la
curación del epiléptico
endemoniado
El tercer anuncio a los
Doce tiene lugar
cuando ya se
encuentra en camino
hacia Jerusalén
Jesús también manifiesta
con sus hechos que tiene
poder sobre la vida y sobre
la muerte, y muestra que
tiene este poder al
resucitar a la hija de Jairo,
entre otros.

IMPORTANCIA DE LA RESURRECCIÓN
DE JESÚS


LOS APÓSTOLES DAN IMPORTANCIA A LA RESURRECCIÓN
Los Apóstoles, desde el primer momento, predican la
Resurrección de Jesús como un hecho sucedido realmente. De
este hecho deducen que la Resurrección es el signo supremo
de la Divinidad de Jesús y la demostración de la veracidad de
su mensaje de salvación


ES EL HECHO CUMBRE DE LA VIDA DE JESÚS
La Resurrección es el hecho cumbre de la vida histórica de
Jesús de Nazaret: en Cristo resucitado se revela la autenticidad
de Jesús, hombre e Hijo de Dios glorioso; además, la
Resurrección de Jesús expresa la dignidad de toda persona
humana, llamada a la vida eterna.

La Resurrección
presenta dos
dimensiones
Humana
trata de un hecho sucedido
realmente en una circuns-
tancia precisa de lugar y
tiempo; y de un hecho
constatado por los métodos
de las ciencias históricas
Divina
se trata de un acontecimiento
sobrenatural que trasciende y supera
la historia y solo se capta a la luz
sobrenatural de la fe. Los textos del
Nuevo Testamento expresan esta
dimensión divina de diversas
maneras: que Jesús resucitó con un
«cuerpo espiritual»
Los discípulos
advierten que el
cuerpo vivo de Jesús
posee propiedades
«nuevas
 El cuerpo vivo que se
aparece a los discípulos tiene
las huellas de la crucifixión
que sufrió Jesús: las heridas
de los clavos en las manos y
la lanzada en el costado
Jesús se apareció de modo sensible a los
discípulos durante cuarenta días
El momento preciso de la Resurrección no fue
presenciado por los discípulos: Nadie vio el hecho
en sí; ninguno fue testigo ocular del suceso ; no hay
testimonio de ello en los Evangelios.


Inicialmente los
discípulos se resisten a
admitir el anuncio de la
Resurrección; lo
califican de «delirio»,
de «desatino».
Otro hecho documentado
históricamente es el testimonio que
dan las mujeres de que unos
ángeles les anunciaron que Jesús
había resucitado.
 Otro hecho histórico
claramente documentado es
que los discípulos
encontraron el sepulcro
vacio
Después de la muerte de
Jesús, José de Arimatea «lo
descolgó de la cruz, «lo
envolvió en una sábana y lo
depositó en un sepulcro que
estaba excavado en roca;
luego, hizo rodar una piedra
sobre la entrada del
sepulcro»
Fue un hecho público,
presenciado por numerosas
personas y certificado por la
autoridad romana: «Pilato se
sorprendió de que ya hubiera
muerto y, llamando al
centurión, le preguntó si
efectivamente había muerto.
Cerciorado por el centurión,
entregó el cuerpo a José» de
Arimatea
el hecho
histórico de
la
resurrección
Jesús murió
realmente
Jesús fue
sepultado
realmente
El sepulcro
vacío
El anuncio
de los
ángeles
Resistencia
de los
discípulos
No hay
testimonio del
momento de
la
Resurrección
Jesús se
apareció
vivo, en
persona
Las huellas
de la
crucifixión
Cuerpo glorioso
En la Resurrección de Jesús observamos los
siguientes hechos, vividos y testificados
directamente por los discípulos, y documen-
tados por el Nuevo Testamento

PRIMEROS TESTIMONIOS SOBRE LA
RESURRECCION

El mismo día
de la
Resurrección
•El hecho real de la Resurrección de
Jesús es testificado por algunos
discípulos el mismo día en que ocurrió
El día de
Pentecostés
•El primer testimonio oral público tiene
lugar el día de Pentecostés: El día de
Pentecostés del año 30, después de
recibir al Espíritu Santo, Pedro afirma
en Jerusalén, ante miles de personas,
que «a Jesús Nazareno, hombre a quien
Dios acredito entre vosotros con
milagros, prodigios y señales... Dios le
resucitó
La Primera
Carta a los
Corintios
•En ella el Apóstol Pablo recuerda a sus
destinatarios: «Les transmití, en primer
lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo
murió por nuestros pecados, según las
Escrituras; que fue sepultado y que
resucitó al tercer día, según las
Escrituras; que se apareció a Cefas y
luego a los Doce

INCONSISTENCIA DE LAS HIPOTESIS CONTRA EL
HECHO DE LA RESURRECCIÓN

Ante la fuerza de los
testimonios históricos sobre la
Resurrección de Jesús, que
acabamos de ver, carecen de
credibilidad las hipótesis que no
reconocen la Resurrección
como un hecho histórico. Las
más difundidas son las
siguientes:
Teoría del
recuerdo
Algunos entienden que la Resurrección no sería
otra cosa que una especie de interpretación del
estado en el que Cristo se encuentra tras su
muerte (estado de vida, y no de muerte); es decir,
entienden la Resurrección de Jesús como un mero
recuerdo que permanece vivo en una serie de
personas.
Teoría del
influjo
Otros reducen la Resurrección al influjo que, tras su
muerte, Cristo ejerció, e incluso reanudó con nuevo e
irresistible vigor, sobre sus discípulos


Estas hipótesis parecen implicar un
prejuicio de rechazo a la realidad de la
Resurrección, considerándola
solamente como «el producto» del
ambiente psicológico formado en los
discípulos de Jerusalén. Pero estas
hipótesis no hallan comprobación en
los hechos. Más aún; son crítica e
históricamente insostenibles. Por el
contrario, los hechos comprobados
contradicen esas hipótesis.

Los Apóstoles son
testigos de la
Resurrección
Jesús se presentó
vivo
La actitud de
Tomás
Los Apóstoles «han
visto» a Jesús
El hecho histórico
real es el
fundamento de la
fe sobrenatural

EXPLICACIÓN DE LA REALIDAD HISTORICA
DE LA RESURRECCIÓN

Además de todas las pruebas que acabamos de ver, el testimonio evangélico sobre la Resurrección necesita
una explicación racional. Podemos decir que ese testimonio solo tiene sentido, si puede demostrarse que son
reales los dos hechos siguientes:
- Que los Apóstoles hubieran encontrado realmente el sepulcro vacío.
- Y que los Apóstoles tengan fundamento cierto para afirmar que Jesús se les ha aparecido realmente.
Explicación racional del hecho
histórico del sepulcro vacío
Explicación y fundamento histórico de la predicación de los
Apóstoles sobre la afirmación de que Jesús se les había
aparecido
Los relatos evangélicos no
concuerdan en el orden, número
y lugar de las apariciones.
Debido al carácter salvífico de los
Evangelios, lo decisivo es el
testimonio de que Jesús, después
de su muerte y sepultura
La predicación de los Apóstoles
no pudo ser fruto de un
entusiasmo psicológico, pues
inicialmente ofrecieron
resistencia a admitir la
Resurrección de Jesús
Los relatos evangélicos ofrecen
evidencias palpables de que se
refieren a hechos concretos, a
experiencias personales de los
discípulos de haber visto y oído a
Jesús resucitado

Los Apóstoles predicaron que ellos encontraron el sepulcro
vacio. Esta predicación tenía que coincidir con la realidad, es
decir, con que el sepulcro en el que Cristo fue depositado
estuviese realmente vacio. De lo contrario, los enemigos de
Jesús inmediatamente habrían presentado el cuerpo muerto,
para desmentir aquella predicación, cosa que no hicieron.
Pero, ¿cómo puede explicarse esta realidad histórica? Solo
caben dos posibilidades: a) Que alguien lo robase. b) Que el
cuerpo de Jesús saliese por sí mismo del sepulcro.


CONSECUENCIAS DE LA RESURRECCIÓN DE
JESÚS