Está en la página 1de 52

Fecha: Tue, 21 Aug 2007 13:41:10 -0700 (PDT)

"Angela Araya" <angela_araya@yahoo.com> Ver detalles del contacto


De:
Yahoo! DomainKeys ha confirmado que este mensaje fue enviado por yahoo.com. Más

Para: "SENEN RIQUELME MANRIQUEZ" <senencl@yahoo.es>

"Siempre seremos una minoría diminuta y probablemente sin esperanzas, pero no debemos cansarnos de
presentar nuestro punto de vista y de presentar una buena lucha por lo que está bien".
Isaac Asimov.

Te quiero.
Tuya, Angela.
Carl Sagan:
“Miles de Millones
Isaac Asimov:
“La ira de la Tierra”

Albert Gore: “An Inconvenient Truht, Una Verdad Inconveniente”,


“La verdad incómoda”.
Reflexiones sobre la vida y el universo
Indice
Miles de millones
primera parte LA FUERZA Y LA BELLEZA DE LA CUANTIFICACIÓN
1.MILES Y MILES DE MILLONES
2.EL AJEDREZ PERSA
3.LOS CAZADORES DE LA NOCHE DEL LUNES
4.LA MIRADA DE DIOS , Y EL GRIFO QUE GOTEA
5.CUATRO PREGUNTAS CÓSMICAS
6.TANTOS SOLES, TANTOS MUNDOS
segunda parte ¿QUÉ CONSERVAN LOS CONSERVADORES?
7.EL MUNDO QUE LLEGÓ POR CORREO
8.EL MEDIO AMBIENTE: ¿DÓNDE RADICA LA PRUDENCIA?
9.CRESO Y CASANDRA
10.FALTA UN PEDAZO DEL CIELO
11.EMBOSCADA: EL CALENTAMIENTO DEL MUNDO
12.HUIR DE LA EMBOSCADA
13.RELIGIÓN Y CIENCIA: UNA ALIANZA
tercera parte ALLÍ DONDE CHOCAN CORAZONES Y MENTES
14.EL ENEMIGO COMÚN
15.
ABORTO: ¿ES POSIBLE TOMAR AL MISMO TIEMPO PARTIDO POR «LA VIDA» Y «LA ELECCIÓN»?
16.LAS REGLAS DEL JUEGO
17.GETTYSBURG Y AHORA
18.EL SIGLO XX
19.EN EL VALLE DE LAS SOMBRAS
EPÍLOGO
Agradecimientos
Referencias
La Tierra constituye una anomalía. Por lo
que hasta ahora sabemos, es el único planeta
habitado en todo el sistema solar. La especie
humana es una entre millones en un mundo
rebosante de vida. Sin embargo, la mayor
parte de las especies que han existido en el
pasado ya no existen. Los dinosaurios se
extinguieron tras un florecimiento de 150
millones de años. Hasta el último; no ha
quedado ni uno. Ninguna especie tiene
garantizada su permanencia en este planeta.
Nosotros, que estamos aquí desde hace no
más de un millón de años, somos la primera
especie que ha concebido los medios para su
autodestrucción.
Somos una especie rara y preciada
porque estamos capacitados para
reflexionar y tenemos el privilegio de influir
en nuestro futuro y, quizá, de controlarlo.
Creo que tenemos el deber de luchar por la
vida en la Tierra y no sólo en nuestro
beneficio, sino en el de todos aquellos,
humanos o no, que llegaron antes que
nosotros y ante quienes estamos obligados,
así como en el de quienes, si somos lo
bastante sensatos, llegarán después. No
hay causa más apremiante, ni afán más
justo, que proteger el futuro de nuestra
especie.
Casi todos los problemas que
padecemos son obra de los seres
humanos y pueden ser resueltos por
éstos. No existe convención social,
sistema político, hipótesis económica
o dogma religioso que revista mayor
importancia.
Índice Las tecnocuras
Introducción de Isaac Asimov ¿Qué podemos hacer al respecto?
Introducción de Frederik Pohl Energía
Principios básicos ¿Cómo pueden salvar el mundo los
La guerra medioambiental contables?
Gaia y otras esperanzas Desplazarse: coches, trenes y aviones
Inventar el futuro Ajustar la casa y la granja
Racionar la destrucción ¿Será muy difícil?
¿Hacia dónde vamos? El camino a seguir
Los problemas ¿Hasta dónde quiere llegar?
El calentamiento Trabajo misionero
Tiempo de preguntas Apalancamiento
El envenenamiento del aire Organización y acción
Quemaduras solares Políticos
El agua que bebemos Política verde
El mundo lleno de basura ¿Merece la pena todo esto?
La contaminación del espacio Apéndice: Fuentes y recursos
…No hay duda de que lo que una
persona puede hacer para salvar el
medio ambiente no es más importante, a
escala global, que lo que puede hacer
para perjudicarlo. A pesar de todo, se
puede afirmar que hay dos beneficios
reales en nuestras acciones individuales,
incluso si no podemos lograr nada más.
El primero es que conseguiremos, y
mereceremos, el respeto de nuestros hijos y de
la gente seria.

El segundo es menos tangible y es el


siguiente: si utilizamos sólo las cantidades
viables ‑aunque la mayoría siga con sus
métodos derrochadores‑, no seremos capaces
de impedir el desastre. Pero, al menos, nuestra
conciencia estará tranquila, porque sabremos
que no somos cómplices de la destrucción de
nuestro planeta.
Y ‑¿quién sabe?‑ puede que haya
incluso un tercer beneficio...

…a lo mejor nuestro ejemplo resulta


tan bueno que otros se sientan
empujados a seguirlo…
Gases de invernadero y
aumento en el tiempo
… el proceso químico:
COMBUSTIÓN

COMBUSTIBLES + n O2(g) n CO2(g) + n H2O(g)

Un mol de gas = 22,4 L


en CN: 0ºC y 1 atm

Ej. Combustión de heptano, bencina:

1 C7H16(L) + 11 O2 7 CO2 + 8 H2O


Un litro (L) 110 moles 70 moles 80 moles
= 10 moles + = 2464 L = 1568 L
+ = 1792 L
La buena es que muchos, miles, incluso
millones de nosotros en todo el mundo, ya nos
hemos lanzado a este comienzo. Intentamos
reciclar el periódico, las latas de aluminio de las
bebidas, el máximo posible de botellas, los botes y
tarros que arrastramos a casa desde el
supermercado. Intentamos utilizar lo más posible el
transporte público ‑o la bici o nuestros pies‑ en vez
de nuestro coche. Cuando es posible, arreglamos
nuestras herramientas y electrodomésticos en vez
de comprar otros nuevos.
…la idea de Lovelock es que la vida -toda
la vida de la Tierra en conjunto-
interacciona y tiene la capacidad de
mantener su entorno de manera que sea
posible la continuidad de su propia
existencia. Si algún cambio
medioambiental amenazara a la vida, ésta
actuaría para contrarrestar el cambio…
¿Es real Gaia?
Varios científicos han llegado a creerlo en cierto
grado. Algunos citan el hecho (como parecen
demostrar los estudios evolutivos) de que las criaturas
vivas de la Tierra están todas emparentadas: todas y
cada una de ellas descienden de unos pocos
organismos ancestrales primitivos que existían hace
más de 3.000 millones de años. Puesto que todos los
seres vivos de la Tierra están relacionados, no es poco
razonable pensar que son interdependientes de
muchas y sutiles maneras.
Pero no debemos sentirnos demasiado seguros
gracias a la teoría de Lovelock. La hipótesis Gaia
afirma que la vida puede continuar y que incluso
existirán muchas especies; sin embargo, no hay
nada en la teoría que nos permita afirmar que el
mundo estará a salvo para nuestros nietos,
porque nada en ella predice que entre la variedad
de especies que sobrevivirán a las agresiones
actuales estará incluida necesariamente la especie
Homo sapiens sapiens, a la que pertenecemos.
…Lo dijo el mismo James Lovelock hablando
mientras tomaba un café con el autor de The
Hole in the Sky (El agujero en el cielo), John
Gribbin. Sus palabras fueron:
«La gente, a veces, actúa como si Gaia
fuera a cuidar de nosotros. Pero eso es un
error. Si el concepto tiene algún sentido, Gaia
cuidará de sí misma. Y, para ella, el mejor
modo de hacerlo puede que fuera librándose de
nosotros.»
Ahorrar agua. En invierno, bajar la calefacción.

Si compras un
Reciclar. automóvil, hazlo
de una marca
concienciada con el
medio ambiente.
Apagar la luz.

Denunciar: si observa
Usar energía solar cualquier
y/o eólica. incumplimiento de las
leyes
medioambientales.

Evitar los fuegos Y, ante todo, educar a los


en verano. que te rodean, especialmente
a los más jóvenes: la
educación de hoy será el
Optar por el transporte colectivo o ir andando. respeto de mañana.
1.- Ahorra agua: cierra la llave
cuando no lo utilices, opta por la
ducha en vez de por el baño, no
vacíes el estanque del baño de
manera innecesaria (por ejemplo,
por haber arrojado al inodoro un
papel), no vacíes la piscina en
invierno… Y recuerda el reciente
anuncio del Ministerio de Medio
Ambiente*: en breve se quiere
sancionar a aquellos ciudadanos que
2.- Recicla: papel y cartón por un lado,
vidrio por otro, materia orgánica por
otro… Evita así la deforestación. Y no
olvides que, hoy, se realizan campañas de
recogida y reciclaje de prácticamente todo:
pilas, electrodomésticos, móviles, piezas
de automóviles…
3.- Apaga la luz: la electricidad
es uno de los mayores
contaminantes existentes.
Cuanto más consumas, más
contaminarás. Además, puedes
utilizar bombillas de bajo
consumo. También puedes
apagar o desenchufar muchos
aparatos que sólo usas
ocasionalmente (por ejemplo, la
4.- Opta por el transporte colectivo o ve
andando: los automóviles arrojan gran
cantidad de CO2 a la atmósfera y, en la
mayoría de las ocasiones, van ocupados
por una sola persona.
5.- Si vives en un chalet o casa baja o
tienes terraza, puedes colocar placas que
se alimenten del sol para generar energía
en tu propia casa. ¿Pensaste alguna vez
que el frigorífico funcionaría gracias al
sol? Hoy, ya es posible.
6.- En invierno, baja la calefacción: un
solo grado supone un ahorro de entre el
5 y el 10 por ciento de energía.
7.- Fuegos en verano: aunque resulte un
tópico, hay que insistir en que todos
debemos preservar los bosques y, por
ello, evitar cualquier acción que pueda
provocar un incendio. A más
deforestación, mayor cambio climático.
8.- Si compras un automóvil, hazlo de
una marca concienciada con el medio
ambiente. Por si no lo sabes, ellos te lo
agradecerán: los principales fabricantes
automovilísticos comienzan a obtener
más beneficiosos de la venta de coches
“medioambientalmente respetuosos”
que de la conseguida de modelos
habituales. Ganas tú, ganan ellos.
9.- Denuncia: si observas cualquier
incumplimiento de las leyes
medioambientales (vertidos tóxicos,
quemas ilegales y no controladas, cualquier
abuso contra la naturaleza), denúncialo.
Algunas policías municipales y
autonómicas cuentan con agentes
medioambientales. También existe el
Seprona*.

*España
10.- Y, ante todo, educa a los que
te rodean, especialmente a los
más jóvenes: la educación de hoy
será el respeto de mañana.