Está en la página 1de 61

SEGUNDA PARTE

LA POLÍTICA MACROECONÓMICA
INTERNACIONAL
Prof. Carlos Raúl Pitta Arcos
CAPÍTULO 18

EL SISTEMA MONETARIO INTERNACIONAL,
1870-1973
Figura 18-1 Cambios de la producción industrial y del índice de precios al por mayor, 1929-1935
Producción industrial en 1935
(porcentaje del valor de 1929)
Letonia
Japón
Grecia
Rumania
Suecia
Dinamarca
Australia
Finlandia
Argentina
Noruega
Reino
Unido
Estonia
Hungría
Nueva Zelanda
España
Austria
Estados Unidos
Checoslovaquia
Suiza
Francia
Canadá
Bélgica
Polonia
Holanda
Italia
Alemania
Producción industrial en 1935
(porcentaje del valor de 1929)
Figura 18-2 Equilibrio interno (II), equilibrio externo (XX) y las “cuatro zonas de desequilibrio
económico”
Tipo de
cambio, E
Expansión fiscal
(G o T)
Zona 1: Sobre
empleo, superávit
excesivo por
cuenta corriente
Zona 3:
Desempleo,
déficit excesivo
por cuenta
corriente
Zona 4:
Desempleo,
superávit
excesivo por
cuenta corriente
Zona 2: Sobre
empleo, déficit
excesivo por
cuenta corriente
YP
)
Figura 18-3 Políticas que conducen al equilibrio interno y externo
Tipo de
cambio, E
Expansión fiscal
(G o T)
Devaluación
que da lugar a
un equilibrio
interno y
externo
Expansión fiscal que da
lugar a un equilibrio
interno y externo
Figura 18-4 Datos macroeconómicos de Estados Unidos, 1964-1972
(a) Tasa de crecimiento de las compras del
sector público (en porcentajes anuales)
Figura 18-4 Datos macroeconómicos de Estados Unidos, 1964-1972
(b) Tasa de inflación (en porcentajes anuales)
Figura 18-4 Datos macroeconómicos de Estados Unidos, 1964-1972
(c) Superávit de la balanza por cuenta
corriente (en miles de millones de dólares)
Figura 18-4 Datos macroeconómicos de Estados Unidos, 1964-1972
(d) Tasa de crecimiento de la oferta monetaria
(en porcentajes anuales)
Figura 18-5 Efecto sobre el equilibrio interno y externo de un aumento del nivel de precios extranjeros, P*
Tipo de
cambio, E
Distancia =
Expansión fiscal
(G o T)
CAPÍTULO 19

LA POLÍTICA MACROECONÓMICA
Y LA COORDINACIÓN CON TIPOS
DE CAMBIO FLEXIBLES


Figura 19-1 Efectos de una caída de la demanda de exportaciones
Tipo de
cambio, E
Producción, Y
(a) Tipos de cambio flexibles
Figura 19-1 Efectos de una caída de la demanda de exportaciones
Tipo de
cambio, E
Producción, Y
(b) Tipos de cambio fijo
(a) Tipos de cambio fijos
Figura 19-2 Aumento de la demanda de dinero con tipos de cambio flexibles
Producción, Y
Tipo de
cambio, E
(b) Tipos de cambio flexibles
Figura 19-3 Índices del tipo de cambio efectivo nominal y real del dólar, 1975-1996
Índice Real
Índice nominal
Índices de tipos de cambio efectivo del dólar
Figure 19-4 Determinación de la producción en un modelo de dos países
Producción del
extranjero, Y*
Producción
nacional, Y
Figura 19-5 Contracción monetaria en nuestro país
Producción en el
extranjero, Y*
Producción
nacional, Y
Figura 19-6 Expansión fiscal en nuestro país
Producción en el
extranjero, Y*
Producción
nacional, Y
Figura 19-7 Movimientos del tipo de cambio a partir del acuerdo del Louvre
Tipo de cambio dólar/yen y dólar/marco (cambio porcentual respecto a
los tipos a finales de febrero de 1987)
Cambio porcentual del tipo de cambio dólar/yen (respecto a finales de febrero de 1987)
Cambio porcentual del tipo de cambio dólar/marco (respecto a finales de febrero de 1987)
Franja objetivo inicial del Louvre
Franja objetivo
inicial del Louvre
$/DM
$/¥

Marzo
1987
Marzo
1988
Marzo
1989
Marzo
1990
Marzo
1991
Marzo
1992
Marzo
1993
Marzo
1994
Marzo
1995
Marzo
1996
Marzo
1997
Marzo
1998
Figura 19-8 Tendencias del tipo de cambio y diferenciales de inflación, 1973-1997
Diferencia porcentual entre los incrementos de los precios en el
extranjero y en Estados Unidos, 1973-1997
Cambio porcentual del precio en divisas del dólar
estadounidense, 1973-1997
Reino Unido
Francia
Canadá
Japón
Alemania
Italia
Figura 19A-1 Efectos hipotéticos de diferentes combinaciones de política monetaria sobre la inflación y
el desempleo
1,75%
-2% 1,25%
1,5%
0 %
0,5 %
-1%
1%
-2%
1,75%
-1,25%
1,5%
0,5%
0%
Nuestro
país
País
extranj.
Poco
restrictiva
Muy
restrictiva
Poco
restrictiva
Muy
restrictiva
Figura 19A-2 Matriz de resultados para diferentes situaciones de política monetaria
Muy
restrictiva
Poco
restrictiva
Poco
restrictiva
Muy
restrictiva
Nuestro
país
País
extranj.
CAPÍTULO 20

ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS
Y LA EXPERIENCIA EUROPEA
Prof. Carlos Raúl Pitta Arcos
Procesos de Integración Económica:
Hasta el momento, hemos revisado tan sólo la
manera en que los países interactúan
comercialmente. Hemos analizado modelos
teóricos que describen el comportamiento
de los países en términos puramente
comerciales.
Sin embargo, la integración económica es un
proceso mucho más fuerte, que conviene
clarificar.
Quizá usted se encuentre familiarizado con
comentarios en la prensa y en los noticiosos
acerca de cómo México se encuentra
“integrado” económicamente con los
Estados Unidos.
La integración económica supone mucho más
que la sola idea de derribar las barreras
comerciales:
En realidad se trata de un proceso harto más
complicado, que tiene que ver con la idea de
desmantelar las barreras a la movilidad de
todos los factores productivos.
Los principales factores productivos que
conocemos son capital y trabajo. Un
proceso de integración económica,
entonces, es una serie de medidas por medio
de las cuales dos países intentan
desmantelar las barreras a la movilidad de
sus factores productivos, volviéndose con
ello sucesivamente más interdependientes.
Por medio de este proceso de derribar las
barreras a los factores productivos (a veces
se le denomina “globalización”), las
economías de los países participantes
dependen cada vez más una de la otra, en un
proceso de continua complementación e
interdependencias económicas.
Desmantelar barreras a los flujos de trabajo y
de capital tienen diferentes expresiones
concretas, ya sea se trate del trabajo, o del
capital.
Por ejemplo, el desmantelar las barreras al
capital significa dejar libres a los flujos
financieros internacionales. Esto significa,
en términos concretos, dar un tratamiento
igual a cualquier inversionista, ya sea
nacional o extranjero, ya sea en términos de
seguridad, como fiscales, etc.
Liberalizar los flujos de trabajo, por otra
parte, significa liberar el libre tránsito de
trabajadores entre los países. Tratados de
preferencias de trabajo y tratados
migratorios, hasta llegar a una nacionalidad
común, como en el caso europeo, son
ejemplos de este tipo de liberalización.

Pero, ¿Qué grados de Integración
económica podemos distinguir? En
general, desde un menor hasta un
mayor grado de integración,
podemos distinguir a:

1. Acuerdos preferenciales. Son acuerdos
concretos entre países que permiten a sus
participantes recibir el trato de “Nación
más Favorecida”. Esto significa que gozan
de un arancel menor que el resto de los
países, aun cuando este arancel aun exista.
Ejemplos de este tipo de convenios con el
tratamiento de Nación más Favorecida que
los EE.UU. Tienen con China, entre otros.


2. Tratados de Libre Comercio. En segundo
lugar, con un proceso de integración
económica más elevado, se encuentran los
tratados de libre comercio. Éstos intentan
eliminar completamente las barreras
arancelarias entre dos países, liberalizando
de manera completa el comercio de
mercancías entre ellos. Ejemplos: los TLC
que México tiene con los EE.UU., con
Chile y Colombia, etc.
3. Unión Aduanera. Imagínese que algún
país externo al NAFTA quisiera aprovechar
las ventajas arancelarias que México tiene
con los EE.UU.
Alguien podría pensar en exportar artículos a
México, para después re-exportarlos a los
EE.UU. ya que las mercancías mexicanas
tienen un acceso libre a Norteamérica.
Esto sería injusto, debido a que el tratado de
libre comercio ha sido suscrito entre
México y los EE.UU., no entre los EE.UU.
Y el tercer país.
Como una posible solución, uno puede pensar
en complicadas “reglas de origen”, como las
que México tiene con los EE.UU. y Canadá,
que determinan un mínimo de contenido
nacional en los productos que son
comercializados.
Las reglas de origen, sin embargo, son muy
difíciles de verificar administrativamente, y
enralecen el libre comercio.
Una mejor solución sería que todo el grupo
comercial se pusiera de acuerdo en un
arancel o tarifa común de ellos frente al
resto de los países. Esto se denomina Unión
Aduanera.
Así, para el resto del mundo la Unión
Aduanera funciona como si fuera, en
términos comerciales, un solo país.

Ejemplos de Uniones Aduaneras son El
Mercado Común de América del Sur
(Mercosur), el Pacto Andino, la Región
Australiana de Comercio, entre otros.
4. Unión Económica. La UE es un grupo de
países integrados económicamente que,
además de tener todas las características de
una Unión Aduanera, comienza a coordinar
cierto tipo de políticas económicas en
conjunto, además de que permite el libre
flujo de trabajadores y del capital al interior
de los países que conforman la comunidad.
5. Unión Monetaria. Es el grado más elevado
de integración económica. Además de las
mismas características de la Unión
Económica, la Unión Monetaria supone la
adopción de una moneda común, y la
coordinación general de políticas
económicas, tanto fiscales como de política
en general.
Éste grado de integración es tan alto, que los
países miembros adoptan incluso la misma
legislación y un parlamento y Banco
Central Supranacional, con potestades
validas al interior de la unión.
Para todos los efectos prácticos, una Unión
Monetaria es idéntica a los Estados
Federados dentro de México, es decir, se
trata de un solo país.

Hasta el Momento, la única
experiencia en el mundo que se
ha dado en relación a una Unión
Monetaria ha sido la Unión
Monetaria Europea.
Figura 20-1 Miembros de la zona euro el 1 de enero de 1999
Dado que la unión europea es la única
experiencia de integración total conocida
hasta el momento, en lo sucesivo nos
referiremos exclusivamente a ella.
Uno de los mayores beneficios que, en teoría,
experimentan los países al integrarse
monetariamente es que sus tasas de
inflación tienden a equipararse. Esto es
debido a que tienen una moneda común.
Dado que el Banco Central Europeo se fija
metas de inflación sumamente estrictas, las
tasas de inflación de los países europeos
tenderán, teóricamente, a alinearse con las
tasas de los países con menor inflación
dentro de la zona Euro.

Esta relación es puramente teórica pero, ¿Es
posible observarla en la realidad?
Figura 20-2 Convergencia de la inflación en el SME, 1978-1997
Italia
Holanda
Francia
Irlanda
Bélgica
Dinamarca
Al converger todas las inflaciones a una tasa
media, es fácil intuir que las tasas de
inflación de los países con alta inflación
bajarán, y que las tasas de inflación de los
países con baja inflación subirán. Esto es
idéntico al proceso de unificación de
precios internacionales que revisamos en el
Modelo Estándar de Comercio
Internacional.
Por lo tanto, mientas que para un país la unificación
monetaria supone beneficios, en términos de una
menor inflación, para otros pueden significar
pérdidas, en términos de una mayor inflación.
Además, debemos tomar en consideración que una
adhesión a la Unión Monetaria supone
necesariamente una pérdida de Autonomía, dado
que el país debe dejar de lado parte de sus leyes
nacionales, para sujetarse a la legislación
supranacional de toda la Unión. Esto es costoso,
sobre todo en términos políticos, para varios
países.
En términos generales podemos, entonces,
asociar positivamente las ganancias en
términos de Eficiencia Monetaria para un
país que está tomando la decisión de unirse
o no a la Unión Monetaria, con el grado de
integración económica deseado.

Tomemos el Caso de Finlandia, que actualmente se
encuentra fuera de la Unión Monetaria Europea.
Para Finlandia, unirse a la Unión Monetaria tiene
beneficios, en el sentido de una mayor estabilidad
macroeconómica (menor inflación)
Podemos observar esto gráficamente mediante la
relación positiva GG del siguiente gráfico.


Figura 20-4 La curva GG
Ganancia de eficiencia monetaria
para el país que se une
Grado de integración económica entre el país que
se une y el área de tipo de cambio
Sin embargo, una mayor integración
económica también significa mayores
costos, sobre todo en términos productivos.
Cuando Finlandia se encuentra sola,
utilizando el Markka (el Marco Finlandés,
su moneda local), y se enfrenta con una
menor demanda por sus productos de
exportación, siempre tiene la opción de
devaluar el Markka, con lo que sus
productos de vuelven más baratos y vende
más al exterior.
Si Finlandia adopta el Euro como moneda de curso
legal, sin embargo, ya no puede devaluar, porque
el devaluar o no depende ahora del Banco Central
Europeo, no de Finlandia.
Con los precios estables, Finlandia podría sufrir una
prolongada recesión económica como
consecuencia de la menor demanda por sus
productos en el exterior, sin la posibilidad de
devaluar.
Este mayor costo viene reflejado por la curva LL que
se muestra en la siguiente figura.
Figura 20-5 La curva LL
Pérdida de estabilidad económica
para el país que se une
Grado de integración económica entre el país que
se une y el área de tipo de cambio
La decisión final de adherirse o no a la Unión
Monetaria dependerá de la intersección de
las curvas GG y LL.
Podemos observar que, hasta el grado de
integración Φ1, los beneficios de la unión
(GG) son menores que las pérdidas (LL).
Por ello, si el grado de integración es inferior
a Φ1, a Finlandia le convendrá no adherirse
a la Unión Monetaria Europea.
Figura 20-6 La decisión de fijar el tipo de cambio
Ganancias y pérdidas para el país
que se une
Grado de integración económica entre el país que
se une y el área de tipo de cambio
Las pérdidas
superan las
ganacias
Las ganancias
superan las
pérdidas
Si, por el contrario, el grado de integración es
mayor a Φ1, entonces las ganancias superan
a las pérdidas y la adhesión es
recomendable como política económica
óptima.
Otro de los efectos obvios esperados de una
Unión Monetaria es un mayor volumen de
comercio entre los países que conforman la
Unión. Debido a que se desmantelan la
mayor parte de las barreras comerciales,
será de esperar un incremento del comercio.
Pero, ¿Esto se verifica en la práctica?
Figura 20-8 Comercio intraeuropeo como porcentaje del PIB de la UE
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e

d
e
l

P
I
B

d
e

l
a

U
E

16,0
15,0
14,0
13,0
12,0
15,5
14,5
13,5
12,5
Paradójicamente al mayor dinamismo en el
comercio intraeuropeo, uno de los
resultados más desilusionadores que la
Unión Monetaria Europea ha ocasionado es
un incremento muy alto en el nivel de
desempleo de sus países miembros, como
podemos observar en el siguiente gráfico.
Figura 20-9 Tasas de desempleo en algunos países de la UE
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e

Italia España Francia Alemania
Así que como balance final, ¿la Experiencia
Monetaria Europea ha sido benéfica o no?
Esto es motivo de un debate serio. Algunos
escépticos dudan augurando un futuro desastroso
para la Unión Monetaria. Otros sostienen incluso
que todo el mundo camina, de alguna u otra
forma, a una unión del tipo europeo.
Sin embargo, especular sobre el desenlace final de
este experimento económico es quizá prematuro
aun, y lo más probable es que habremos aún de
esperar muchas décadas más para conocerlo.