Está en la página 1de 10

CONCIENCIA EMOCIONAL

• Conciencia emocional significa
saber con precisión cómo nos
sentimos
• Significa ser capaz de nombrar
nuestros sentimientos con
nombres muy específicos.
• En su nivel más alto significa
ser capaz de pronosticarlos por
adelantado.


Sentir el sentimiento

Reconocer el sentimiento

Identificar el sentimiento

Aceptar el sentimiento

Reflexionar el sentimiento

Pronosticar el sentimiento
Sentir el sentimiento
• Si somos emocionalmente
sensibles, sentiremos antes
que otros.
• Si no tenemos sensibilidad
emocional, o nos hemos
vuelto insensibles ante
nuestros propios
sentimientos, no tendremos
ninguna conciencia
emocional.
Reconocer el sentimiento
• Puede que no sepamos exactamente qué sentimiento
es, pero si notamos y reconocemos que sentimos algo,
es porque hemos dado el siguiente paso.
• Nuestros sentimientos negativos, enfocan nuestra
atención en cosas que no son saludables para nosotros.
Nos dicen cuándo no estamos equilibrados.
• Si fallamos en reconocer nuestros sentimientos
negativos, no seremos capaces de enfocar nuestra
atención en los problemas que necesitan ser resueltos.
• Para que nuestro sistema natural de orientación
funcione correctamente debemos reconocer nuestros
sentimientos.
• Muchas personas tratan de dejar de sentir sus propias
emociones negativas (usando mecanismos de defensa)
Identificar el sentimiento
• Cuanto más específicamente identificamos
nuestros sentimientos, con más precisión será
identificada nuestra necesidad emocional, y se
podrán tomar las acciones correctivas
adecuadas.
• Cada vez que identificamos y etiquetamos una
emoción, nuestros sistemas cerebrales cognitivo
y emocional trabajan juntos para recordar la
emoción, sus circunstancias y la etiqueta
asignada.
• El simple hecho de nombrar un sentimiento nos
ayuda a sentirnos mejor, al menos por tres
razones.
1. Primero, tenemos un temor natural a lo desconocido.
Cuando nombramos nuestro sentimiento, nos
movemos de lo desconocido a lo conocido y con ello
ayudamos a hacerlo menos temido y más manejable.
2. Segundo, cuando lo nombramos usamos una parte de
nuestro cerebro distinta a la que usamos para sentir.
De esta manera estamos difuminando y moviendo los
químicos desde su concentración en la sección
emocional a la sección cognitiva donde el dolor no es
tan fuerte.
3. Finalmente, cuando empezamos a pensar acerca de
nuestros sentimientos, estamos dando un paso más en
la solución de nuestros problemas. La claridad de
nuestros pensamientos nos ayuda a sentirnos más en
control y con más fuerza.
Aceptar el sentimiento
• Hay muchos beneficios cuando aceptamos totalmente nuestros sentimientos:

1. Primero, nuestros sentimientos son la mayor parte de nosotros.
Aceptar nuestros sentimientos es, por tanto, una buena parte
de la auto-aceptación. Esto no significa que deseamos
quedarnos como estamos, sino que será más fácil hacer
cambios positivos en nuestras vidas si primero aceptamos
cómo nos encontramos en el momento actual.
2. Segundo, aceptar nuestros sentimientos requiere menos
energía que tratar de negarlos o reprimirlos.
3. Tercero, aceptar nuestros sentimientos nos ayuda, a veces, a
evitar que se repitan una y otra vez.
4. Finalmente, cuando hemos aceptado totalmente nuestros
sentimientos podemos destinar nuestra energía a acciones y
pensamientos productivos.
Reflexionar el sentimiento
• Reflexionar nuestros
sentimientos puede suceder
en dos niveles diferentes de
conciencia emocional:
– Reflexionar los sentimientos
después de sucedidos, nos
puede ayudar a identificarlos
más rápidamente en el futuro.
– Reflexionar el sentimiento
casi instantáneamente o “en
tiempo real."
Pronosticar el sentimiento
• Cuanto más conscientes seamos de nuestros
sentimientos, mayores posibilidades
tendremos de predecir cómo nos sentiremos
en el futuro. A esto le podemos denominar
pronosticar nuestros sentimientos.
• Podemos mejorar esta habilidad considerando
cómo nos sentiremos si elegimos una vía de
acción o la opuesta.
• Sólo cuando podemos predecir nuestros
sentimientos podremos tomar decisiones que
nos lleven al crecimiento y la integración a
largo plazo.
Preparado por el P. Bhyju cmf