Está en la página 1de 6

• nació en Viena en 1889, hijo de un próspero industrial del

acero. En la casa paterna, Ludwig creció junto a sus siete


hermanos, en un ambiente rico en estímulos culturales y
artísticos. A partir de 1912 siguió estudios en Cambridge bajo
la dirección de Bertrand Russell y empezó a ocuparse
intensivamente de la investigación filosófica. Para poder
concentrarse mejor en sus estudios, se fue a vivir en soledad
a Noruega. Allí le sorprendió el estallido de la Primera Guerra
Mundial y Wittgenstein se alistó como artillero en el ejército
austro-húngaro. Esto no le impidió seguir con sus reflexiones
filosóficas, que fue apuntando en una serie de cuadernos, de
modo que, al final de la guerra, cuando cayó prisionero de los
italianos, tenía el manuscrito de su Tratado lógico-filosófico
prácticamente terminado. Esta obra fue publicada en 1921 en
alemán y, un año más tarde, en versión bilingüe inglés-
alemán con el título latino de Tractatus logico-philosophicus
• Tras repartir buena parte de la sustanciosa herencia
paterna entre sus hermanas y un grupo de artistas e
intelectuales (Rainer Maria Rilke, entre ellos),
Wittgenstein llevó una vida austera y retirada, primero
como maestro de escuela en Austria y después como
jardinero en un convento de Viena entre los años 1920 y
1929.

En este último año, Wittgenstein volvió a sus intereses


filosóficos y decidió reanudar sus estudios en
Cambridge, donde, a instancias de Russell, fue
nombrado catedrático el año 1937, cargo que ocupó
hasta 1947, con excepción de un breve período en que
ejerció como enfermero voluntario durante la Segunda
Guerra Mundial.
• Diarios secretos
• Últimos escritos sobre filosofía de la psicología
• Aforismo: Cultura y Valor
• Luz y sombra. Una vivencia(-sueño)nocturna y un fragmento epistolar
• Movimientos del pensar
• Zettel
• Últmias conversaciones
• Ocasiones filosóficas
• Conferencia sobre ética
• Observación sobre los colores
• Lecciones y conversaciones sobre estética, psicología y creencia
religiosa
• Observaciones a la rama dorada de Frazer
• Sobre la certeza
• Los cuadernos azul y marrón
• Investigaciones filosóficas
• Tractatus Logico-Philosoficus
• El Tractatus Logico-Philosophicus fue el primer libro
escrito por Wittgenstein y el único que él vio publicado
en vida (la primera publicación fue en la revista alemana
Annalen der Naturphilosophie (XIV, 3-4, págs. 185-262),
bajo el título "Logisch-Philosophische Abhandlung"; un
año más tarde (en 1922) aparecería la primera edición
bilingüe (alemán-inglés) en la editorial Kegan Paul de
Londres, acompañado de una introducción de Russell, y
ya bajo el título en latín que hoy conocemos: Tractatus
Logico-Philosophicus). Es el principal texto en que
Wittgenstein expresa su pensamiento de la llamada
primera época.
• El Tractatus es un texto complejo que se presta a
diversas lecturas.
• La tesis fundamental del Tractatus es esta estrecha vinculación
estructural (o formal) entre lenguaje y mundo, hasta tal punto
que: «los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo»
[Tractatus: § 5.6]. En efecto, aquello que comparten el mundo, el
lenguaje y el pensamiento es la forma lógica [logische Form],
gracias a la cual podemos hacer figuras del mundo para
describirlo.
• En el Tractatus, El mundo [Welt], es la totalidad de los hechos
que son el caso, es decir, aquellos hechos que se dan
efectivamente [Tractatus: §§ 1-2 ]. Los hechos son "estados de
cosas" [Sachverhalt], o sea, objetos en cierta relación [Tractatus:
§§ 2-2.01]. Por ejemplo, un hecho es que el libro está sobre la
mesa, lo cual se revela como una relación entre "el libro" (que
podemos llamar objeto "a") y "la mesa" (que podemos llamar
objeto "b"). Aquí se pone de manifiesto, en efecto, que el hecho
posee una estructura lógica que permite la construcción de
proposiciones que representen o figuren [del alemán ‘’bild’’] ese
estado de cosas, a saber: "el libro está sobre la mesa" (o,
trascrito a lenguaje lógico, "aRb"). Al igual que un hecho es una
concatenación de objetos, una proposición será una
concatenación de nombres (los cuales, obviamente, tendrán
como referencia los objetos).