Está en la página 1de 5

BIOGRAFIA:

(Messkirch, Alemania, 1889-Todtnauhaberg, actual Alemania, 1976)


Filósofo alemán. Discípulo de Husserl, su indiscutible preminencia
dentro de la filosofía continental se ha visto marcada siempre por la
polémica, sobre todo la de su adhesión al régimen nacionalsocialista,
manifestada en el discurso que pronunció en la toma de posesión de
la cátedra en la Universidad de Friburgo (1933). La renuncia a la
cátedra, muy poco después de ocuparla, no evitó que en 1945 fuera
destituido como docente en Friburgo, tras la ocupación de Alemania
por los aliados. Desde la filosofía analítica, su obra ha sido criticada
con dureza, sobre todo por Carnap. Pero el pensamiento
heideggeriano también ha suscitado adhesiones entusiastas: así, la
filosofía francesa de las décadas de 1960 y 1970 (Derrida, Lévinas,
Ricoeur) admiró la capacidad de precisión de su lenguaje, así como
su aportación al discurso humanístico.
• La obra de Heidegger suele entenderse como
separada en dos períodos distintos. El primero
viene marcado por Ser y tiempo, obra que, pese
a quedar incompleta, plantea buena parte de las
ideas centrales de todo su pensamiento. En ella,
el autor parte del presupuesto de que la tarea de
la filosofía consiste en determinar plena y
completamente el sentido del ser, no de los
entes, entendiendo por «ser» (aunque la
definición de este concepto ocupa toda la obra
del autor, y es en cierto sentido imposible), en
general, aquello que instala y mantiene a los
entes concretos en la existencia.
• Caminos del bosque
• Estudios sobre mística medieval
• Introducción a la fenomenología de la religión
• La proposición del fundamento
• Correspondencia 1926-1969 y otros documentos
de los legados
• Camino de campo
• Sobre la cuestión del ser
• Conferencias y artículos
• Filosofía, Ciencia y Técnica
• ¿Qué significa pensar?
• Introducción a la metafísica
• Caminos de bosque
• De la esencia de la verdad Nietzsche
• Kant y el problema de la metafísica
• Conceptos fundamentales
• Prolegómenos para una Historia del
Concepto de Tiempo
• El principal problema que se plantea Heidegger es
la pregunta por el ser como algo constitutivo y
fundamental de todo quehacer filosófico, al mismo
tiempo que denuncia el olvido de esta cuestión por
parte de los mismos filósofos griegos que iniciaron
una investigación rigurosa sobre el ser. Platón y
Aristóteles no lograron definirlo, sino que
oscurecieron su sentido al tratarlo como un ente,
como una "presencia" e, incluso, como una simple
cópula: aquello que define sin definirse a sí mismo.
Heidegger intenta establecer una ontología
distinta, una superación de la metafísica
tradicional "olvidadiza" de la cuestión del ser,
mediante una analítica existencial: es el
hombre el que se pregunta por el sentido del
ser (Dasein, ser-ahí) y, por lo tanto, todo
estudio de esta cuestión requiere un examen
previo de lo que es el hombre, entendido no de
manera genérica, sino como aquello que abre
la visión del ser y a través del cual se deja oír
su voz.