Articulo 40.

Los establecimientos penitenciarios dispondrán de locales e instalaciones adecuadas y del personal necesario para prestar los servicios siguientes: a. Consulta médica para quien la requiera o se presuma que la necesita. b. Sección de psiquiatría. c. Sala de curas para tratamiento ambulatorio. d. Sección de hospitalización proporcional a la población reclusa. e. Sección de odontología. f. Sección de radiología. g. Sección de laboratorio. h. Sección de proveeduría de medicamentos. i. Otras secciones de especialidades médicas y quirúrgicas según lo exija el volumen y las condiciones de la población reclusa y las características del establecimiento. Artículo 41. Los profesionales del servicio médico penitenciario están facultades para solicitar la colaboración de especialistas ajenos al mismo o el traslado del recluso a centros médicos no penitenciarios, en los casos en que fundadamente se haga necesario. El traslado a centros médicos privados se decidirá sólo cuando no sea posible otra solución.
Artículo 42. La dirección del establecimiento deberá tener en cuenta los informes y prescripciones del servicio médico en los casos previstos por esta Ley y los que reglamentariamente se establezcan; además está facultada para requerir sus consejos cuando lo crea conveniente y el servicio médico está obligado a prestar dicha colaboración.

Principios de ética médica aplicables a la función del personal de salud, especialmente los médicos, en la protección de personas presas y detenidas contra la tortura y otros tratos o penas crueles inhumanos o degradantes Adoptados por la Asamblea General de la ONU en su resolución 37/194, de 18 de diciembre de 1982. Principio 1. El personal de salud, especialmente los médicos, encargado de la atención médica de personas presas o detenidas tiene el deber de brindar protección a la salud física y mental de dichas personas y de tratar sus enfermedades al mismo nivel de calidad que brindan a las personas que no están presas o detenidas. Principio 2 . Constituye una violación patente de la ética médica, así como un delito con arreglo a los instrumentos internacionales aplicables, la participación activa o pasiva del personal de salud, en particular de los médicos, en actos que constituyan participación o complicidad en torturas u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, incitación a ello o intento de cometerlos. Principio 3. Constituye una violación de la ética médica el hecho de que el personal de salud, en particular los médicos, tengan con los presos o detenidos cualquier relación profesional cuya sola finalidad no sea evaluar, proteger o mejorar la salud física y mental de éstos.

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA VICERRECTORADO DE PRODUCCION Y POSTGRADO UNIVERSIDAD YACAMBU

SALUD EN EL SISTEMA PENITENCIARIO

INTEGRANTES: MARIELENA ALVAREZ ALEING URBINA MILEIDY MARTINEZ

DANIEL SANCHEZ
BENIGNO ALVAREZ SHAMANTA ALVAREZ

BARQUISIMETO 30/10/13

Articulo 36. El sistema publico nacional de salud dará prioridad a la promoción de la salud y a la prevención de las enfermedades. así como el deber de participar activamente en su promoción y defensa. Los Servicios médicos de las prisiones carecen de recursos tanto material como humano para atender medianamente la salud de la población reclusa. los internos tienen más necesidades de salud que el resto de la población debido a las condiciones insalubres y de hacinamiento que facilitan el contagio de enfermedades infecciosas. económicas y sociales en el régimen penitenciario nacional. sus características respecto al tratamiento que haya de seguir y su capacidad para el trabajo. Todo recluso. Todas las personas tienen derecho a la protección de la salud. a su ingreso en el establecimiento. La comunidad organizada tiene el derecho y el deber de participar en la toma de decisiones sobre la planificación. d.• Durante las últimas décadas. La inspección de la dieta alimenticia en su cantidad. de conformidad con los tratados y convenios internacionales suscritos y ratificados por la Republica. . universalidad. La asistencia médica diaria para el reconocimiento y tratamiento de enfermos. Los bienes y servicios públicos de salud son propiedad del Estado y no podrán ser privatizados. b. LA SALUD ES UN DERECHO SOCIAL FUNDAMENTAL. y una serie de condiciones infrahumanas para todos los reclusos y a pesar de algunos esfuerzos que se han realizado la realidad de nuestras cárceles es que son instituciones que no cumplen con su finalidad primordial de reintegrar a la sociedad a las personas que han delinquido. Artículo 38. El Estado promoverá y desarrollara políticas orientadas a elevar la calidad de vida. El control médico de los sometidos a medidas disciplinarías. descentralizado y participativo. Articulo 37.La inspección de la higiene y el aseo de los locales y de los reclusos. El Ministerio del Interior y Justicia suministrará a tos establecimientos los útiles y medicamentos necesarios para el debido cumplimiento de la labor médica . c. Artículo 39. equidad. integración social solidaridad. maltratos. ejercerá la rectoría y gestionara un sistema publico nacional de salud. las cárceles venezolanas son vistas como establecimientos donde reina la corrupción. y vinculados a los servicios sanitarios y hospitalarios de las respectivas localidades. a los exámenes y exploraciones clínicos necesarios para determinar su estado de salud. sino hasta cuando el estado de este es muy grave. La administración del sistema penitenciario es ineficiente y no asegura la salud integral del interno. de carácter intersectorial. la desgracia. Compete a los servicios médicos penitenciarios: a. la legislación especifica para el desarrollo de la salud en el sistema nacional de cárceles en Venezuela. bienestar colectivo y el acceso a los servicios. y no tienen la posibilidad de trasladar al interno a los hospitales. • Los principales tratados y legislaciones internacionales que regulan lo concerniente a la protección y respeto de los derechos humanos deben considerarse. será sometido a las medidas profilácticos fundamentales. ejecución y control de la política especifica en las instituciones publicas de salud. Para garantizar el derecho a la salud. Constitución Nacional de la Republica Bolivariana de Venezuela ARTICULO 83. garantizando tratamiento oportuno y rehabilitación de calidad. esto exige un cambio sustancial que implemente nuevas políticas administrativas. ejecución y control de la política especifica en las instituciones publicas de salud LEY DE REFORMA PARCIAL DE LA LEY DE RÉGIMEN PENITENCIARIO. calidad y preparación. y el de cumplir con las medidas sanitarias y de saneamiento que establezca la ley. La comunidad organizada tiene el derecho y el deber de participar en la toma de decisiones sobre la planificación. Los servicios médicos penitenciarios serán organizados y funcionaran conforme a las normas de los servicios nacionales de su índole. Articulo 84. integrado al sistema de seguridad social. integralidad. regido por los principios de gratuidad. OBLIGACIÓN DEL ESTADO. En general. el Estado creara. que lo organizara como parte del derecho a la vida.