Está en la página 1de 18

Toxicología

parte II

integrantes:

* Stevens Imbert * Robert González * Esther Britos

año: 2010

Intoxicaciones. Toxicocinetica :

Vías de penetración de los tóxicas:

Las sustancias toxicas con excepción de las que actúan sobre la superficie

corporal necesitan penetrar en el interior del organismo para manifestar su

acción toxica.

Las mas frecuentes son:

penetración por vías digestivas penetración por el aparato respiratorio penetración a través de la piel y de las mucosas penetración a través del aparato genitourinario otras vías de penetración

Penetración por vías digestivas:

Constituye una de las vías de acceso mas frecuentes para numerosas

sustancias toxicas.

Las sustancias toxicas introducidas en el aparato digestivo, cuando llegan al intestino son absorbidas por este y siguen el camino de la vena porta llegando

al hígado. En el hígado son retenidas, modificadas o no según los casos y a

través de las venas hepáticas y cava inferior. Llegan al corazón y luego a los pulmones y circulación en general.

Siendo que el aparato digestivo dispone de poderosos medios de defensa contra las sustancias toxicas (vomito, diarrea).

Penetración por el aparato respiratorio:

Por vía respiratoria se absorben los gases y los vapores al igual que sustancias toxicas reducidas a polvo, con la particularidad de que la rapidez de penetración por esta vía es muy superior a la gastrointestinal.

La rapidez de acción de los tóxicos que penetran por esta vía se explica por el escaso camino que tienen que recorrer para llegar a la circulación general. Solo tiene que atravesar los pulmones y el corazón izquierdo para alcanzar los capilares.

Del mismo modo el propio epitelio de las vias respiratorias ofrece

resistencia a la penetración de determinadas sustancias, particularmente

cuando van vehiculadas a través de partículas de polvo.

Penetración a través de la piel y de las mucosas:

Tiene particular interes en el caso de las sustancias volátiles, los gases y aquellos cuerpos capaces de emitir vapores a la temperatura ambiente.

Las sustancias gaseosas se absorben muy fácilmente como se prueba por vía experimental.

Algunos cuerpos no volátiles mezclados con grasas pueden atravesar la piel intacta: acaso el ejemplo mas significativo sea la penetración del polvo a traves de las gasolinas detonantes.

Penetración a través del aparato genitourinario:

De menor incidencia que las vías anteriores citadas:

No obstante, se han descrito numerosos casos, tanto por penetración a

través de la mucosa como a través de la vejiga urinaria.

Otras vias de penetracion:

Las vías que se utilizan generalmente para la penetración de los medicamentos pueden servir así mismo para la entrada de sustancias toxicas, tratándose en general de intoxicaciones medicamentosas, aunque también pueden tener otro origen. Entre ellas la mas frecuente son la vía hipodérmica, que lla se utilizo desde antes como vía de penetración de determinados venenos que se colocaban en las flechas y la mas frecuente, la vía intravenosa que es la de efecto mas rápido.

Distribución y localización de los tóxicos en el organismo:

Una vez que las sustancias toxicas penetran en el organismo y alcanzan el torrente circulatorio, la sangre las transporta hasta los diversos órganos y aparatos.

Por lo que respecta a las propiedades de las sustancias, debe considerarse,

en primer termino, si estas son hidrosolubles o no, puesto que las primeras llegaran en cantidad aproximadamente igual a todos los órganos mientas que, si por el contrario, las sustancias son liposolubles, tienden a localizarse en los órganos ricos en lípidos y particularmente en el sistema nervioso

central y en el hígado.

Del mismo modo, la localización de los tóxicos va a guardar relación con las propiedades químicas, y así es de particular interés para el odontólogo conocer que el fluor, a causa de su tendencia a formar fluoruro de calcio insoluble y combinaciones fluorofosfocálcicas, se fija en los huesos y

particularmente en los dientes; los metales pesados tienden a depositarse

en las queratinas de las faneras a causa de su tendencia a reaccionar sobre

los grupos tioles.

Por lo que respecta a la importancia de los tejidos y de los órganos en cuanto a la retención de sustancias toxicas se refiere, debemos destacar la capacidad para retener determinadas sustancias por parte del sistema reticuloendotelial,

y otro tanto ocurre con el higado, donde se almacenan muchos tóxicos

minerales, lo que explica el hecho de que se encuentren en elevadas proporciones en la bilis.

En la propia sangre se retienen muchas sustancias toxicas, con la particularidad de que en algunas de ellas, como el mercurio, y el cobre, permanecen en el plasma bajo la forma de combinaciones proteinicas, mientras que otras, como el plomo, se fijan en mucha mayor proporción en los hematíes.

Con frecuencia, la mayor o menor concentración en tejidos y órganos va a estar relacionada con la via de penetración y con la rapidez de esta.

Transformación de las sustancias toxicas:

El organismo humano intenta defenderse de la acción de las sustancias toxicas, bien oponiendo resistencia a su penetración o bien mediante la transformación de estas en otras con menos toxicidad o carentes de

ellas.

Procesos mas comúnmente utilizados en el organismo son:

Oxidación: Este mecanismo puede llevarse a través de diversas modalidades y conduce a modificaciones mas o menos profundas de las moléculas toxicas.

Reducción: Es decir hidrogenación que puede conducir a sustancias atoxicas o menos toxicas.

Hidrólisis: Mecanismo utilizado principalmente en la transformación de alcaloides, como la cocaína, la atropina y otros.

Mutilación: mediante ella, se produce la transformación de la piridina en derivado de hidroxilado que ejerce un papel protector en la intoxicación.

Reacciones de conjugación: mediante estos mecanismos el organismo transforma numerosas sustancias toxicas en otras inocuas.

Mecanismo de acción:

Con excepción de los tóxicos que actúan localmente, los restante llevan

acabo su acción una vez que penetran al organismo y son difundidos

por la sangre a los distintos órganos y tejidos.

Los mecanismos de acción, desde el punto de vista molecular, son extraordinariamente variables de unos a otros cosos desde los tóxicos politropos, capaces de actuar sobre distintos órganos y tejido a la vez, a

aquellos otros que actúan exclusivamente en una localización conocida.

Por lo común, los tóxicos parenquimatosos originan trastornos mas o menos graves a nivel del hígado, corazón, sistema nervioso central, sangre y órganos hematopoyeticos, y en su fase de eliminación, actúan en numerosas ocasiones en el riñón, intestino grueso, pulmones, piel y

mucosa.

La mayor parte de las acciones toxicas tienen lugar en la fase de fijación y localización, unas veces se trata de procesos degenerativos celulares, con frecuencia de carácter irreversible; otras veces paraliza o inhiben funciones vitales, siendo posible, en este ultimo supuesto, que

tengan el carácter de reversibles.

Vías de eliminación:

Las sustancias toxicas se eliminan con mayor o menor rapidez y facilidad,

según los casos, con la misma estructura con que ingresaron en el organismo

o bien tras sufrir modificaciones mas o menos profundas.

Las vías de eliminación son:

Vía renal: mediante secreción urinaria. Vía respiratoria: se elimina por los pulmones. otras vías: glándulas salivales, sudor, piel, pelo, uñas y secreción mamarias.

Toxicidad:

El poder toxico de una sustancia o toxicidad no representa hoy un concepto univoco, sino que puede interpretarse de distintos modos según el tipo de acción que queramos estudiar.

  • 1. Toxicidad aguda: se expresa comúnmente de una sustancia por la dosis, expresada en mg/kg necesaria para matar el 50% de los animales de una experiencia. Se expresa también con el nombre de dosis letal. También varia la toxicidad según la via de administración, la concentración de la sustancia, la velocidad de administración, el vehiculo que se encuentra dicha sustancia y el hecho de que se administre la primera vez o se haya suministrado en ocasiones anteriores.

  • 2. Toxicidad crónica o largo plazo: Además de la acción inmediata de la sustancias toxica, estas pueden manifestar dicha acción como consecuencia de la penetración en pequeñas dosis, que en unos casos actúan por su acumulación o bien tienen otras manifestaciones distintas a las antes señaladas; como acción sobre el crecimiento, la composición química de los humores, la estructura histológica, las funciones de diferentes órganos, aptitud para la reproducción, la duración de la vida, etc.

Sintomatología de las intoxicaciones:

No existe un cuadro sintomático general de las intoxicaciones, sino que cada sustancia toxica genera su correspondiente cuadro toxico, que casi siempre tiene manifestaciones comunes a otras intoxicaciones y singularidades propias.

Con excepción de los tóxicos que obran localmente, los síntomas generales de la intoxicación se presentan cuando el toxico circula por la sangre y líquidos intra y extra celulares. La circulación de la vena porta, lo lleva al hígado, que lo retiene o lo transforma en otras sustancias no toxicas o menos

toxica, que se elimina fácilmente por medios naturales

La forma aguda: tiene lugar tras la absorción de una gran dosis de toxico, y la aparición de los primeros síntomas suele ser muy rápida. En escaso culminantes lo lleva a la muerte.

La forma crónica: se produce por la absorción de dosis pequeña y repetida de los tóxicos. El examen físico puede revelar en la piel y mucosa palidez, cianosis, pigmentaciones y manchas.

Diagnostico de las intoxicaciones:

Antecedentes del caso Estudios del cuadro clínico Estudio de laboratorio Estudios anatomopatológicos Pruebas biológicas

Tratamiento de las intoxicaciones:

De venenos ingeridos vía oral: dilución, vómitos, lavado de estomago.

Por inhalación: defunción del oxigeno, disminución de la presión parcial de oxigeno o aumento de la concentración del monóxido de carbono en el aire inspirado. De las causticaciones dermicas: lavado de piel afectada con agua corriente con agua durante 5 min. Tratadas igual que las quemaduras. Causticaciones oftálmicas: Duchas oculares. Tratamiento especial de algunos envenenamientos:

Hidroxicobalamina, Tiosulfato Sodico, Atropina, Pralidoxima.

Intoxicación por medicamentos:

Fluoración:

Intoxicación originada por los medicamentos de uso mas habitual en la clínica dental, tratamiento y prevención.

En la practica odontológica los medicamentos mas utilizados habitualmente pueden ser: anestésicos locales, antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos.

Por otro lado, dentro de la prevención ah alcanzado una gran extensión el empleo de sales de fluor, con lo que se pretende combatir la aparición de caries; como quiera que su utilización puede dar lugar a accidentes o

manifestaciones toxicas.

Toxicología del fluor:

Lo mas frecuente es que la intoxicación aguda por fluoruro sea

consecuencia de la ingestión de un insecticida.

El fluoruro en grandes cantidades reacciona con el calcio y deprime la actividad de muchas encimas del organismo.

Los síntomas iniciales se deben a la irritación gastrointestinal; son:

nauseas, vómitos y diarreas. Pueden haber convulsiones y depresión

progresiva de la presión sanguínea y de la respiración. La hipocalcemia y la hipoglucemia acompañan el cuadro.

La dosis letal del fluoruro en el hombre es de 35-75 mg/kg. de peso corporal. Esta dosis se alcanza administrando 2000 comprimidos de fluor

a un niño de 15 kg de peso o mas de 9000 a un adulto de 70 kg.

Gracias totales

aplausos…!!!!