Está en la página 1de 72

Satanás: Su Historia

Satanás, como ser personal, creado, tiene


una historia
Satanás, como ser personal, creado, tiene
una historia
La Biblia no aparta un libro o un capítulo
para contar la historia del Diablo. Esto
está muy bien, pues él no es el personaje
principal de la Biblia. Cristo es.
Satanás, como ser personal, creado, tiene
una historia
La Biblia no aparta un libro o un capítulo
para contar la historia del Diablo. Esto
está muy bien, pues él no es el personaje
principal de la Biblia. Cristo es.
Analizando algunos pasajes podemos
inferir la historia de Satanás
El personaje llamado “la serpiente”, que
es el Diablo y Satanás (Apocalipsis 12:9;
20:2) aparece en el tercer capítulo de la
Biblia
El personaje llamado “la serpiente”, que
es el Diablo y Satanás (Apocalipsis 12:9;
20:2) aparece en el tercer capítulo de la
Biblia

Génesis 3:1 Pero la serpiente era astuta, más


que todos los animales del campo que Jehová Dios
había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque
Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del
huerto?
No hay ningún esfuerzo para explicar su
presencia en el Edén, ni para decir de
dónde vino ni a dónde se fue después
No hay ningún esfuerzo para explicar su
presencia en el Edén, ni para decir de
dónde vino ni a dónde se fue después
Dios mismo habla con él como a una
persona responsable, aunque estaba en
aquel momento en forma de serpiente
No sólo estaba presente, sino que ya tenía
el carácter diabólico, cosa que no causó
sorpresa a Dios quien sabía con quien
trataba
No sólo estaba presente, sino que ya tenía
el carácter diabólico, cosa que no causó
sorpresa a Dios quien sabía con quien
trataba
El Creador no preguntó a la serpiente el
por qué de sus acciones, ni de dónde le
vino la idea de tentar, ni quién le enseñó
El ser que usó la serpiente como
instrumento para engañar a la mujer fué
reconocido por Dios y enjuiciado
severamente
Satanás es un ser creado. En un principio
fue creado bueno
Satanás es un ser creado. En un principio
fue creado bueno

Génesis 1:31 Y vio Dios todo lo que había hecho,


y he aquí que era bueno en gran manera.
Satanás es un ser creado. En un principio
fue creado bueno
¿Qué pasó que este ser bueno y perfecto
se volviera el personaje más nefasto de
todo el Universo? No es posible contestar
categóricamente a esta pregunta, pero las
Escrituras nos proveen algunas pistas
Ezequiel 28:12 Hijo de hombre, levanta endechas
sobre el rey de Tiro, y dile: Así ha dicho Jehová el
Señor: Tú eras el sello de la perfección, lleno de
sabiduría, y acabado de hermosura.
Ezequiel 28:13 En Edén, en el huerto de Dios
estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura;
de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y
ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los
primores de tus tamboriles y flautas estuvieron
preparados para ti en el día de tu creación.
Ezequiel 28:14 Tú, querubín grande, protector,
yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste;
en medio de las piedras de fuego te paseabas.
Ezequiel 28:15 Perfecto eras en todos tus caminos
desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en
ti maldad.
Este pasaje es uno de los pasajes de la
Biblia que no pueden ser comprendidos
del todo a menos que sean aplicados a
Satanás, un ser espiritual, un ángel de
alto rango, sobrehumano e inicuo, creado
santo pero caído, de grande influencia e
importancia.
Ezequiel 28:16 A causa de la multitud de tus
contrataciones fuiste lleno de iniquidad, y pecaste;
por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé
de entre las piedras del fuego, oh querubín
protector.
Ezequiel 28:17 Se enalteció tu corazón a causa de
tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de
tu esplendor; yo te arrojaré por tierra; delante de
los reyes te pondré para que miren en ti.
Ezequiel 28:18 Con la multitud de tus maldades y
con la iniquidad de tus contrataciones profanaste tu
santuario; yo, pues, saqué fuego de en medio de ti,
el cual te consumió, y te puse en ceniza sobre la
tierra a los ojos de todos los que te miran.
Ezequiel 28:19 Todos los que te conocieron de
entre los pueblos se maravillarán sobre ti; espanto
serás, y para siempre dejarás de ser.
Hay otros pasajes bíblicos que parecen
hacer referencia al pasado del Diablo,
que están de acuerdo con esta
interpretación al pasaje de Ezequiel. Por
ejemplo, Isaías.
Isaías 14:12 ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero,
hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú
que debilitabas a las naciones.
Isaías 14:13 Tú que decías en tu corazón: Subiré
al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios,
levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me
sentaré, a los lados del norte;
Isaías 14:14 sobre las alturas de las nubes subiré,
y seré semejante al Altísimo.
Isaías 14:16 Se inclinarán hacia ti los que te vean,
te contemplarán, diciendo: ¿Es éste aquel varón
que hacía temblar la tierra, que trastornaba los
reinos;
Isaías 14:17 que puso el mundo como un desierto,
que asoló sus ciudades, que a sus presos nunca
abrió la cárcel?
Después de la caída de Adán y Eva no
hay otra referencia al diablo o que se le
mencione por nombre en la Biblia hasta
el tiempo del patriarca Job
Después de la caída de Adán y Eva no
hay otra referencia al diablo o que se le
mencione por nombre en la Biblia hasta
el tiempo del patriarca Job
Pero no es difícil seguir el rastro de la
obra de Satanás a través de la historia de
los hombres
El primer hijo de nuestros primeros
padres llegó a ser un homicida desde que
mató a su hermano (Génesis 4:8), pero
detrás del acto, en un esfuerzo para
matar al Redentor prometido (Génesis
3:15), estaba Satanás, el maligno, quien
incitó a Caín para matar a Abel
Juan 8:44 Vosotros sois de vuestro padre el
diablo, y los deseos de vuestro padre queréis
hacer. Él ha sido homicida desde el principio,
y no ha permanecido en la verdad, porque no hay
verdad en él.
1 Juan 3:12 No como Caín, que era del maligno
y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató?
Porque sus obras eran malas, y las de su
hermano justas.
En toda la historia humana se aprecia el
accionar de Satanás, el “homicida desde
el principio”.

Romanos 5:14 No obstante, reinó la muerte


desde Adán hasta Moisés,
Moisés aun en los que no
pecaron a la manera de la transgresión de Adán,
el cual es figura del que había de venir.
En toda la historia humana se aprecia el
accionar de Satanás, el “homicida desde
el principio”.

Hebreos 2:14 Así que, por cuanto los hijos


participaron de carne y sangre, él también
participó de lo mismo, para destruir por medio de
la muerte al que tenía el imperio de la muerte,
esto es, al diablo,
diablo
Después del tiempo de Job, Satanás es
mencionado directamente por nombre
como aquel que incitó a David a tomar el
censo del pueblo de Israel.

1 Crónicas 21:1 Pero Satanás se levantó contra


Israel, e incitó a David a que hiciese censo de
Israel.
En Salmo 109, David pide que Satanás
esté siempre a la diestra de sus enemigos,
es decir, que tengan siempre adversario

Salmo 109:6 Pon sobre él al impío, Y Satanás esté


a su diestra.
En Zacarías 3 Satanás es visto en visión
como el adversario del sumo sacerdote,
acusándole

Zacarías 3:1 Me mostró al sumo sacerdote Josué,


el cual estaba delante del ángel de Jehová, y
Satanás estaba a su mano derecha para acusarle.
Satanás no se queda quieto. Anda por la
tierra (Job 1 y 2) sembrando destrucción
y muerte

Juan 10:10 El ladrón no viene sino para hurtar y


matar y destruir; yo he venido para que tengan
vida, y para que la tengan en abundancia.
Satanás se opone constantemente a Dios,
conoce la ira de Dios, y por eso tienta a
los hombres para lograr su destrucción

1 Tesalonicenses 3:5 Por lo cual también yo, no


pudiendo soportar más, envié para informarme de
vuestra fe, no sea que os hubiese tentado el
tentador, y que nuestro trabajo resultase en vano.
Ciertamente Dios tiene planes para
derrotar a Satanás. La victoria final
pertenece a nuestro Dios.
Ciertamente Dios tiene planes para
derrotar a Satanás. La victoria final
pertenece a nuestro Dios.
No es fácil entender los pormenores de
esa victoria. Algunos pasajes del
Apocalipsis parecen indicar que, al final
de la tribulación, será encarcelado
durante 1,000 años
Apocalipsis 20:1 Vi a un ángel que descendía
del cielo, con la llave del abismo, y una gran
cadena en la mano.
Apocalipsis 20:2 Y prendió al dragón, la
serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y
lo ató por mil años;
Apocalipsis 20:3 y lo arrojó al abismo, y lo
encerró, y puso su sello sobre él, para que no
engañase más a las naciones, hasta que fuesen
cumplidos mil años; y después de esto debe ser
desatado por un poco de tiempo.
Al final del Milenio es liberado
temporalmente

Apocalipsis 20:7 Cuando los mil años se


cumplan, Satanás será suelto de su prisión,
Al final del Milenio es liberado
temporalmente

Apocalipsis 20:8 y saldrá a engañar a las


naciones que están en los cuatro ángulos de la
tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para
la batalla; el número de los cuales es como la
arena del mar.
Y finalmente es arrojado al lago de fuego
por toda la eternidad

Apocalipsis 20:10 Y el diablo que los engañaba


fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde
estaban la bestia y el falso profeta; y serán
atormentados día y noche por los siglos de los
siglos
Es verdad que uno prefiere pensar en el
Señor y no en el diablo. Pero si vamos a
vencer a nuestro enemigo, debemos
conocerlo, para no verlo más poderoso
de lo que es y para no considerarlo
menos de lo que es.
En primer lugar, hay que evitar transitar
en los extremos de adjudicar o culpar a él
de toda manifestación de maldad que
hagamos o veamos. Satanás tiene la
culpa de la tentación, pero no de nuestros
pecados.
El otro extremo es negar su existencia, e
ignorar sus esfuerzos por destruirnos a
nosotros y a la obra de Dios.
Dios le puso límites que no puede
traspasar.

Job 1:12 Dijo Jehová a Satanás: He aquí, todo lo


que tiene está en tu mano; solamente no pongas tu
mano sobre él.
El diablo debe rendir cuentas a Dios,
quien lo hace responsable de sus actos

Mateo 25:41 Entonces dirá también a los de la


izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego
eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
Satanás es limitado en sus atributos. No
es omnipresente (Job 1:7) y no es
omnipotente

Apocalipsis 12:7 Después hubo una gran batalla


en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra
el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles;
Satanás es limitado en sus atributos. No
es omnipresente (Job 1:7) y no es
omnipotente

Apocalipsis 12:8 pero no prevalecieron, ni se


halló ya lugar para ellos en el cielo.
Satanás es limitado en sus atributos. No
es omnipresente (Job 1:7) y no es
omnipotente

Apocalipsis 12:9 Y fue lanzado fuera el gran


dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo
y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue
arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron
arrojados con él.
Satanás puede hacer daño al
creyente.
Puede zarandear al creyente

Lucas 22:31 Dijo también el Señor: Simón,


Simón, he aquí Satanás os ha pedido para
zarandearos como a trigo.
Puede incitarlo a la mentira

Hechos 5:3 Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó


Satanás tu corazón para que mintieses al
Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la
heredad?
Puede destruir su carne

1 Corintios 5:3–5 El tal sea entregado a Satanás


para destrucción de la carne, a fin de que el
espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús
Puede tentarle a través del sexo

1 Corintios 7:5 ... y volved a juntaros en uno,


para que no os tiente Satanás a causa de vuestra
incontinencia.
Puede ganar ventaja sobre el creyente

2 Corintios 2:11 Para que Satanás no gane


ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos
sus maquinaciones.
Puede engañar al creyente

2 Corintios 11:3 Pero temo que como la


serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros
sentidos sean de alguna manera extraviados de la
sincera fidelidad a Cristo.
Puede aguijonear su carne

2 Corintios 12:7 Y para que la grandeza de las


revelaciones no me exaltase desmedidamente, me
fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de
Satanás que me abofetee, para que no me
enaltezca sobremanera.
Puede ocupar el lugar que el cristiano le
cede

Efesios 4:27 Ni deis lugar al diablo.


Puede arrojar sobre el creyente dardos de
fuego

Efesios 6:16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe,


con que podáis apagar todos los dardos de fuego
del maligno.
Puede estorbar los planes y la obra del
creyente

1 Tesalonicenses 2:18 Por lo cual quisimos ir a


vosotros, yo Pablo ciertamente una y otra vez;
pero Satanás nos estorbó.
Puede enseñar al creyente doctrina falsa

1 Timoteo 4:1 Pero el Espíritu dice claramente


que en los postreros tiempos algunos apostatarán
de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a
doctrinas de demonios.
Puede darle sabiduría diabólica

Santiago 3:15 Porque esta sabiduría no es la que


desciende de lo alto, sino terrenal, animal,
diabólica.
Puede atemorizar al creyente,
amenazándolo con devorarlo

1 Pedro 5:8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro


adversario el diablo, como león rugiente, anda
alrededor buscando a quien devorar.