Está en la página 1de 21
Las enfermedades más frecuentes transmitidas por alimentos contaminados son: diarreas, hepatitis A, gastroenteritis , cólera, amibiasis, fiebre tifoidea, intoxicaciones por estafilococos y, a veces, intoxicaciones alimentarias Hepatitis A: esta es una enfermedad transmitida por el virus de la Hepatitis A. Es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de fiebre, náuseas, dolor abdominal, ictericia (coloración amarillenta en la piel). Puede producirse por contacto directo con una persona enferma o por ingerir alimentos o agua contaminados con heces. Gastroenteritis: Esta enfermedad se caracteriza por dolor abdominal, fiebre, vómitos y diarrea con sangre y moco. Se produce al consumir alimentos contaminados con materia fecal o por tener las manos contaminadas con heces fecales a la hora de manipular, preparar o consumir los alimentos. Cólera: se caracteriza por la presencia de diarrea con heces abundantes y líquidas, y vómitos, lo que trae como consecuencia una deshidratación violenta y rápida. Se produce al consumir agua contaminada con heces fecales o alimentos contaminados por agua sucia, manos sucias o moscas. Amibiasis: es una enfermedad causada por un parásito llamado Entamoeba histolytica, se transmite por alimentos o aguas contaminadas, hortalizas o frutas contaminadas con heces fecales y/o por contacto de persona a persona, produciendo pequeñas ulceraciones intestinales. Los síntomas propios de esta enfermedad son malestar abdominal, diarrea y heces con sangre, moco y pus. Fiebre tifoidea: esta enfermedad infecciosa es provocada por la Salmonella typhi y se caracteriza por la fiebre continua y alta, postración, dolor de cabeza, dolor abdominal, diarrea y vomito Dolor de huesos, malestar generalizado. Se transmite al consumir agua o alimentos contaminados por moscas, cucarachas, orines de ratas, manos sucias o heces fecales. Muchos de los alimentos de uso común no serían comestibles, ni podrían aprovecharse de ellos las sustancias nutritivas, si no se sometieran a los diferentes procesos de preparación y cocción, de ahí la importancia de la preparación culinaria, que debe ser el mayor apoyo de la nutrición puesto que los alimentos mal presentados y preparados, tienen pocas posibilidades de ser aceptados y consumidos, aunque sean excelentes fuentes de nutrientes. LA OMS PROPUSO LAS REGLAS DE ORO EN LA PREPARACION DE ALIMENTOS Y SON:  Escoger alimentos cuyo tratamiento asegure la Inocuidad (procurando limpiar la fruta, o las latas antes de abrirlas, etc.)  Cocer bien los alimentos  Consumir los alimentos inmediatamente después de su cocción  Conservar adecuadamente los alimentos cocidos  Recalentar bien los alimentos cocidos  Evitar cualquier contacto entre los alimentos crudos y cocidos  Lavarse las manos frecuentemente  Vigilar la limpieza de la cocina, incluyendo en esta limpieza los utensilios o materiales que se utilizan para manejar alimentos  Proteger los alimentos de insectos, roedores así como de otros animales domésticos  Utilizar agua pura y mantener los productos de limpieza que sean tóxicos lejos de los alimentos