Está en la página 1de 8

En el marco de la polémica entre las posiciones relativistas y las posiciones absolutistas, herrera Flores plantea que “el único

universalismo válido consiste, pues, en el respeto y la creación de condiciones sociales, económicas y culturales que permitan y potencien la lucha por la dignidad.”
Herrera Flores, Joaquín. La reinvención de los derechos humanos. Colección Ensayando. Ed. Atrapasueños. 2008, p. 156.

El arte como Elogio del Movimiento.…lo único que se puede y se debe universalizar y generalizar es que todas y todos tengan acceso a condiciones materiales e inmateriales que les permitan tener el poder suficiente como para “hacer valer” sus propuestas en un marco de igualdad y de reconocimiento Joaquín Herrera Flores. 94. p. .

desligadas. .El absolutismo. de las interacciones y prácticas sociales que en realidad les constituyen y son su concreción histórica material. fundamenta las distintas prácticas tanto sociales como individuales. procedimiento o verdad al ser absolutas están “absueltas”. consecuentemente. a partir de la creencia en una instancia. un procedimiento o una verdad última y absoluta. dicha instancia.

. previo y trascendental a las prácticas sociales a las cuales sustenta. no afectada por las acciones a través de las cuales se le conoce y se interactúa con ella. necesariamente previos y trascendentes a la materialidad de los hechos. la creencia en la existencia de una realidad “absolutamente” objetiva.La mirada absolutista estaría caracterizada por la creencia en universalismos abstractos. absoluto. y la creencia en la existencia de un fundamento último. de lo que se deriva que dicha realidad escapa a la acción histórica humana.

niegan que ese supuesto conocimiento único se halle garantizado. a su vez. por algún tipo de instancia de orden trascendental que asegure el acceso a la esencia de la realidad. y que. de igual forma. . el mundo devenga en una trama de esencias fijas y conclusas. como consecuencia de estas consideraciones de orden epistémico. lo que denuncian como una práctica de colonización.Los pensadores relativistas niegan que las distintas realidades sólo puedan ser conocidas a través de una única forma de conocimiento intersubjetivamente válido. en la que no sea posible intervenir desde las prácticas sociales. trascendentalizadas.

El relativista apuesta siempre por poner en práctica una fuerte dosis de voluntad de libertad y antiautoritarismo para devolver legitimidad intelectual a las siguientes tareas: a) mantener abierta la posibilidad de la creación radical. La reinvención de los derechos humanos. . pp. Herrera Flores. b) cuestionar el principio de determinación absoluta de los fenómenos. y d) arrinconar toda traza de trascendencia que sitúe las producciones culturales en una esfera absolutamente separada de nuestras formas distintas de alcanzar la coherencia entre los deseos. Ed. Joaquín. Colección Ensayando. Atrapasueños. 95-96. las creencias y las acciones que llevamos a término. c) desmantelar el presupuesto esencialista que afirma que a cada cosa o a cada fenómeno corresponde una sustancia que se puede deducir por el mero hecho de pensar. 2008.

en consecuencia. la postura relativista afirma la existencia de verdades siempre parciales que orientan a los sujetos en su búsqueda de coherencia entre los deseos. las creencias y las acciones. la perspectiva teórica relativista. asumiendo que nada puede ser entendido si no es “en relación con” aquello que lo instituye social y colectivamente. niega la posibilidad de ignorar las prácticas sociales que están en la base del acto cognoscitivo. .Tal y como afirma Herrera Flores.

Atrapasueños. Herrera Flores. culturas y cualquier forma de vida que conviva en nuestro mundo.Nuestra búsqueda consiste en hallar un criterio que exprese la necesidad humana de caminar hacia lo propiamente humano: es decir. Colección Ensayando. el criterio que nos va a servir para una apelación no colonialista ni imperialista de lo humano universal es el de riqueza humana. Este criterio se despliega del siguiente modo: a) el desarrollo de las capacidades. y b) la construcción de condiciones que permitan la real apropiación y despliegue de dichas capacidades por parte de individuos. la vida. La reinvención de los derechos humanos. la acción y la lucha por la dignidad… Partiendo de esa concepción íntegra del ser humano. p. 2008. Ed. grupos. Joaquín. 178 .