La Electricidad y el Magnetismo

Por Enrique Elicegui

La electricidad

Cuando encendemos una linterna se produce luz, y cuando conectamos la televisión vemos imágenes en una pantalla, escuchamos sonidos, etc. Tanto la linterna como la televisión necesitan energía para funcionar. La forma de energía que utilizan es

La electricidad estática

Al peinarnos con un peine de plástico, a veces vemos que al separarlo ligeramente de nuestra cabeza, atrae los cabellos. Este efecto se debe a un tipo de electricidad que hace que algunos cuerpos se atraigan y se repelan, llamado electricidad estática.

Esta atracción, y también las chispas que se producen en ocasiones cuando nos quitamos un jersey de lana, suceden porque los cuerpos se electrizan al frotarlos, es decir, adquieren una propiedad llamada carga eléctrica. Los objetos normalmente son neutros, ya que no tienen carga eléctrica. Pero cuando se electrizan, pueden cambiar y adquirir carga eléctrica positiva o negativa.

La electricidad estática (II)
Si acercamos dos cuerpos con carga eléctrica, se relacionan de distinta manera según el tipo de carga que tengan:

Los cuerpos que tienen diferente tipo de carga eléctrica se atraen. Así, si frotamos una regla de plástico con un jersey de lana, vemos que esta es capaz de atraer pequeños trozos de papel. Esto se debe a que mediante el frotamiento, la regla ha adquirido carga eléctrica negativa, distinta a la de los papeles.

Los cuerpos que tienen el mismo tipo de carga eléctrica se repelen. Si inflamos dos globos, los frotamos con un jersey de lana y los acercamos, vemos que se repelen. Esto se debe a que los globos han adquirido el mismo tipo de carga eléctrica, en este caso positiva.

Materiales conductores y aislantes
Cuando ponemos en contacto dos cuerpos que tienen distinta carga, se origina un movimiento de cargas eléctricas entre un cuerpo y otro. La mayor o menor facilidad de movimiento de estas cargas a través de un cuerpo depende del tipo de material que lo compone. De este modo, podemos distinguir entre materiales conductores y aislantes:

Materiales conductores. Son los que permiten el movimiento de cargas eléctricas por su interior, como los metales.

Materiales aislantes: Son los que no permiten el movimiento de cargas eléctricas por su interior, como la madera, el pelo, la goma, el vidrio y el plástico.

Materiales conductores y aislantes (II)

La corriente eléctrica

Cuando por el interior de un cuerpo conductor, como un cable, unas tijeras o un papel de aluminio, hacemos circular cargas eléctricas, decimos que ese material está recorrido por una corriente eléctrica. La corriente eléctrica se puede utilizar para hacer funcionar un aparato, como una lámpara, una lavadora, un ordenador o un tren.

Los circuitos eléctricos

Para que se produzca una corriente eléctrica es necesario establecer un circuito por el que esta pueda circular. Los circuitos eléctricos tienen varios componentes:

Generador de corriente: Puede ser una pila, si se trata de un circuito pequeño, o puede tomarse la corriente de la red eléctrica mediante un enchufe, si el circuito necesita grandes cantidades de electricidad.

Elementos conductores: Normalmente son cables de cobre, pero pueden ser de cualquier tipo de material metálico. Son los que permiten que la electricidad recorra el circuito.

Los circuitos eléctricos (II)

Aparatos: Que utilizan la corriente eléctrica para funcionar, como una bombilla o un timbre.

Además de estos componentes básicos, a un circuito eléctrico se pueden añadir otros elementos como:

Un interruptor que abre y cierra el circuito. El circuito está abierto cuando el interruptor no deja pasar la corriente eléctrica. Y cerrado cuando deja pasar la corriente.
Un contador que indica la cantidad de energía eléctrica que se consume en el circuito. Elementos de protección, también llamados diferenciales, que directamente cortan el paso de la corriente eléctrica si se produce un accidente.

Los circuitos eléctricos (III)

Usos de la corriente eléctrica
Tanto en nuestras viviendas como en las industrias, los transportes y las comunicaciones, utilizamos la corriente eléctrica para producir diferentes efectos:

Luz, imágenes y sonido: Como las bombillas, el televisor y los ordenadores o los equipos de música.

 

Calor: Como las estufas, las cocinas y los hornos.
Movimiento: Como la lavadoras, las taladradoras, las máquinas industriales o los trenes.

Comunicaciones: Como los teléfonos, las estaciones de radio y televisión o los aparatos de radar.

El Magnetismo

Los imanes que ponemos en la puerta de la nevera para sujetar las notas o los que usamos para mantener cerradas las puertas de los armarios atraen los objetos de hierro y acero.

La primera vez que se observó este fenómeno fue en Asia, hace más de 3.000 años. Entonces se vio que un mineral, la magnetita atraía objetos de hierro. A esta propiedad de la magnetita se la llamó magnetismo. Más tarde, en China, esta propiedad se utilizó para construir un instrumento para la navegación, la brújula.

Los Imanes

Todos los imanes tienen dos extremos, llamados polos, el polo norte y el polo sur. No es posible obtener un imán con un solo polo, ya que si cortamos uno por la mitad, cada parte vuelve a presentar un polo norte y un polo sur.

Además, si acercamos dos imanes, podremos comprobar que se atraen o se repelen según los extremos o polos que pongamos en contacto. Esto se debe a una característica de los imanes, por la que los polos de distinto tipo se atraen y los del mismo polo se repelen.

Los imanes (II)

Los polos magnéticos de la Tierra

La capa más interna de la Tierra, el núcleo, está formada por una mezcla de metales, hierro y níquel. Por eso, la Tierra se comporta como un gigantesco imán, con un polo norte magnético y un polo sur magnético, situados cerca de los polos geográficos.

El magnetismo terrestre, aunque es muy débil, puede detectarse con una brújula.

Una brújula es una aguja imantada, es decir, con las propiedades de los imanes, colocada en un soporte sobre el que puede girar libremente de forma que uno de los extremos señala a un polo magnético.

Los polos magnéticos de la Tierra (II)

Usos de los materiales magnéticos

En nuestro entorno hay muchas formas cosas que contienen imanes: cierres de puertas y de bolsos, adornos, objetos de escritorio... pero los materiales magnéticos también sirven para otros muchos usos.

Por ejemplo, se utilizan para almacenar información en dispositivos como cintas de vídeo, tarjetas de crédito, llaves magnéticas, disquetes y discos duros de ordenadores.

Además, también se usan en relojería y en dispositivos de naves aeroespaciales.

Usos de los materiales magnéticos (II)

El Electromagnetismo

Durante su clase de física, Oersted vio que al hacer circular la corriente eléctrica por un circuito, la aguja de la brújula se movía. Fue el primero que observó que la electricidad y el magnetismo están relacionados. La relación entre la electricidad y el magnetismo se llama electromagnetismo.

La electricidad produce magnetismo

Cuando por un circuito circula una corriente eléctrica este adquiere la propiedad de atraer al hierro, es decir, se comporta como un imán. Este magnetismo es muy débil, pero se puede hacer más intenso si enrollamos el cable en forma de espiral, es decir, cuando hacemos pasar la corriente eléctrica muchas veces por el mismo sitio.

Si, además, el cable lo enrollamos alrededor de un objeto de hierro, como un clavo, lo convertimos en un electroimán, que es un imán producido por la corriente eléctrica. Un electroimán es capaz de atraer objetos de hierro siempre que por el cable pase la

Electroimán

El magnetismo produce electricidad

Del mismo modo que la electricidad se puede utilizar para producir magnetismo, el magnetismo también se aprovecha para producir electricidad. Así, cuando movemos un imán cerca de un cable aparece una corriente eléctrica recorriéndolo, que solo podemos observar insertando en el circuito un aparato medidor. La

Generador Electromagnético

Producción industrial de electricidad

La electricidad que consumimos en nuestros hogares, en el alumbrado público y en las industrias se produce en las centrales eléctricas mediante generadores electromagnéticos. Se trata de generadores muy grandes y potentes que producen gran cantidad de corriente eléctrica. Para hacer girar esos enormes imanes, en las centrales hidroeléctricas se utiliza la energía del agua de las presas, y en las centrales térmicas y nucleares se emplea el vapor de agua.

En los parques eólicos se utilizan aerogeneradores, que son generadores algo más pequeños, que usan

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful