Está en la página 1de 30

ORACIONES

A LOS SANTOS ÁNGELES


1
Este documento conlleva a la
reflexión y rogativa a los santos
Ángeles, pidiéndoles su
intercesión ante las tres Divinas
Personas de la Santísima Trinidad.
El primer tema versará sobre los
Ángeles Custodios

Francisco Martínez A.

Enero 2008

Parque Keukenhof, en Lisse (Holanda)


Conny Velàzquez M.
Iniciamos este camino con la siguiente
plegaria
Señor mío, y Dios mío. Creo firmemente que estás
aquí, que me ves y que me oyes. Te adoro con
profunda reverencia. Te pido perdón de mis errores
y gracia para realizar con fruto este rato de oración.

Madre mía Inmaculada, San José, Ángel de mi


Guarda, interceded por mí.
1. ORACIONES
A LOS ÁNGELES CUSTODIOS

ORACIÓN AL ANGEL DE LA GUARDA


(Macario, El Egipcio)

Ángel santo, que velas por mi pobre alma y por


mi vida, no me dejes - soy pecador - y no me
desampares a causa de mis manchas. No dejes
que se me acerque el mal espíritu. Y dirígeme
poderoso preservando mi cuerpo mortal.

Toma mi mano débil y condúceme por el camino


de la salvación.
Del: Devocionario Católico
ORACIÓN AL ÁNGEL DE LA GUARDA
Obtenido en: Grupo de Oración Santo Cura de Ars

Ángel de la paz, Ángel de la Guarda, a quien soy


encomendado, mi defensor, mi vigilante centinela;
gracias te doy, que me libraste de muchos daños del
cuerpo y del alma. Gracias te doy, que estando
durmiendo, me velaste, y despierto, me encaminaste; al
oído, con santas inspiraciones me avisaste.

Perdóname, amigo mío, mensajero del cielo, consejero,


protector y fiel guarda mía; muro fuerte de mi alma,
defensor y compañero celestial. En mis desobediencias,
vilezas y descortesías, ayúdame y guárdame siempre de
noche y de día. Amén.

Padrenuestro y Avemaría y Gloria.


Al Ángel de la Guarda
Autor:

Ángel de Dios,
que eres mi custodio,
pues la bondad divina me ha
encomendado a ti, ilumíname,
dirígeme, guárdame.
Amén.
Ángel de Guarda, dulce compañía, no me desampares ni de
noche ni de día. No me dejes solo que me perdería. Ni vivir, ni
morir en pecado mortal. Jesús en la vida, Jesús en la muerte,
Jesús para siempre.
Amén Jesús.
Oración al Ángel de la Guarda
Autor:

Ángel de Dios,
bajo cuya custodia me puso el Señor con
amorosa piedad,
a mí que soy vuestro encomendado,
alúmbrame, guárdame, defiéndeme y
gobiérname.
Amén.
Oración al Angel de la Guarda
Autor:

Angel de la guarda,
de mi dulce compañía,
no me desampares
ni de noche ni de día, ni en mi última agonía,
hasta que me dejes en los brazos de la Virgen
María.
Amén.
Oración al Angel de la Guarda
Autor:

Ángel de mi guarda, en este día que comienza , quiero


pedirte, ya que tu tienes la misión encomendada por Dios,
de velar y de cuidar de mí en esta vida, que me acompañes
en este nuevo día , y precedas a lo largo de todo él todos
mis pasos para evitar la caída. Que no me falte nunca y en
ningún momento tu consejo, para que sepa elegir siempre
lo bueno y lo más perfecto, aquello que sea agradable a
Dios, según su Voluntad y para gloria de su Santo Nombre.

Hazte muy presente a mi lado, en los momentos de prueba


y en las tentaciones. Ayúdame a no fallarle al Señor y a
permanecerle fiel. Ayúdame a tener los sentimientos y
criterios de su Corazón y a pasar por la vida sembrando paz
y amor a mi alrededor.
Amen
Oración al Ángel de la Guarda.
Autor:

Ángel Santo de la Guarda, dulce


compañía, no me desampares ni de
noche ni de día. No me dejes solo
que me perdería.

Ni vivir, ni morir
en pecado mortal. Jesús en la vida,
Jesús en la muerte, Jesús para siempre.
Amén.
Ángel de Dios que eres mi custodio ya que la
Soberana Piedad me ha encomendado a ti guíame y
protégeme por siempre
Amen.

Ángel Santo de la guardia, tesoro del Señor,


que del cielo fuiste enviado para ser mi
guardador. Yo te ruego Ángel bendito que
me libres y me guardes de los lasos del
maldito, ahora y siempre
Amén

Obtenido en: Grupo de Oración Santo Cura de Ars


ORACIÓN AL ÁNGEL DE MI GUARDA

Ángel de mi guarda,
mi dulce compañía,
no me desampares,
ni de noche ni de día,
hasta que me pongas, en paz y alegría,
con todos los santos, Jesús y María,
te doy el corazón y el alma mía
que son más tuyos que míos.
Amen.
ORACIÓN POR LOS HIJOS
Ángel de la Guarda
Autor: Mabel

Permíteme ver a mis hijos como la más grande de las


bendiciones de Dios
No dejes que caiga en la ira o la desilusión, por que ellos
son cuanto yo les doy, y si solo les doy tristeza, ellos no
podrán crecer en la alegría.
Enséñame Ángel mío, el buen camino para moldearlos con
la libertad de existir, y el regocijo de vivir.
Dame confianza y esperanza sin límites, para que pueda
llenar sus corazones, así mañana mis hijos sean alabanza
del Señor
Permíteme encontrar a cada momento una alegría que
sembrar en su presente, para que mañana una semilla de
ternura crezca en sus mantos para cuantos les rodean.
Enséñame el camino de cómo volver a ser niño, para llegar a
comprenderlos, hacerlos sentir especiales y amados.
Para enseñarles que la vida puede ser una amorosa cuna
protegidos por mis brazos
Pero sobre todo Ángel mío:
Llévame a donde los sueños son libres, para permitirle a
mis hijos, ser lo que ellos quieran ser, para no hostigarlos,
ni oprimirlos con mis propios sueños.
Para que sean libres, y el día de mañana entregar con
orgullo a la humanidad sus sueños hechos realidad.
Trae ¡Oh Ángel Mensajero! , todas las bendiciones para
ellos.
Porque hijo es una palabra de amor que Dios nos ha
entregado
¡BENDICE A MIS HIJOS Ángel de la Guarda!
ORACIÓN POR LA FAMILIA
Ángel de la Guarda,
Autor: Mabel

ÁNGEL MÍO, ofréceme sabiduría para atender a mi familia.


Enséñame a aceptar y a conseguir.
A perdonar y a no juzgar.
A valorizarlos por si mismos, para que me valoren a mi, por mi
mismo
Haciendo así una base para la unión, preservando el calor del
hogar, manteniéndonos juntos, para enfrentar todos los males,
todos los obstáculos.
Enséñame a amarlos cuando me hagan enojar, porque el
esfuerzo que hay en la alegría purifica todos los errores.
Enséñame a devolver bien por mal, por si han errado su camino,
no seré yo quien los condene.
Dame la paz del Señor, para que así yo pueda tranquilizar sus
corazones y hacer mejor y mis mas amorosa mi relación con la
familia.
Enséñame a Dar sin esperar recibir, para así la sorpresa del
regalo de su amor sea aun mayor.
Enséñame a prodigarme por completo para que mi familia sienta
que les pertenezco en la alegría y el desinterés y el
desprendimiento.
Vuelca sus corazones hacia mí, para que mi amor no se pierda en
un desierto y para que cada DIA con mi familia, sea el más verde
jardín para el Amor
¡BENDITA SEA SIEMPRE MI FAMILIA SEÑOR!
!AMEN¡
RACIÓN CONTRA EL TEMOR

Ángel de la Guarda, protégeme del temor,


Alivia mi miedo.
Dame fuerzas para enfrentarme a lo
desconocido y a lo conocido,
Que haya luz donde haya sombras
Que haya paz donde hay temor
Que haya valor donde hay miedo.
Dame OH Ángel Custodio, la fuerza de mil
leones para enfrentarme al lobo del mal.
Dame luz para alumbrar el camino del bien.
Dame mil escudos para protegerme de eso o
de esos que quieren destruir.
Muéstrame como ser valiente, para limpiar mi corazón de
temores y fracasos
Guíame porque tu eres el mensajero de la luz, para que mi
corazón se purifique del miedo y pueda encontrar el amor, la
alegría y la felicidad
OH mi Dios, permite a tu mensajero mi Ángel de la Guarda,
que me asista en todo momento, que me sostenga en medio
de la adversidad para que el temor no sea ni siquiera una
sombra
Alabado sea el señor en nuestros corazones.
Amén

AL ÁNGEL DE LA GUARDA
Ángel de Dios, bajo cuya custodia me puso el Señor con
amorosa piedad a mí, que soy tu encomendado, alúmbrame
esta noche, guárdame, defiéndeme, y gobiérname. Amén.
ORACIÓN PARA PEDIR PRUDENCIA Y ALEJAR LA TENTACIÓN

No permitas, Ángel de la Guarda, que me avergüence nunca


de mis creencias. Dame, Ángel, prudencia y tacto para saber
en cada caso qué es lo que conviene hacer. Te lo pido por
Nuestro Señor Jesucristo.
Madre mía Santísima, fuerte como un ejército en orden de
batalla, por intercesión de mi Ángel, no permitas nunca que
claudique en el momento de la tentación.
Ayúdame y protégeme para vencer este duro combate contra
el mal. Ahora y siempre te alabe por tu Gracia. Amén.
ORACIÓN
¡Oh Dios de Bondad, de Amor y de Misericordia!
Padre nuestro que nos consuelas, has deseado
señalarnos un preceptor, un guía de vuestra corte
celestial, un Ángel Guardián, para que nos proteja y
acompañe en nuestro devenir por la tierra, incluso
como coraza de choque contra la "negatividad
demoníaca".
¡Gracias Señor por ponernos un Ángel a nuestro
lado que nos custodie y ampare como cariñosa
madre! Os suplico que me concedáis una
disposición agradable a vuestros ojos; dadme un
corazón agradecido para cantar junto con vuestros
coros angélicos alabanzas sin cesar al Creador.
ORACIÓN
¡Oh compañero fidelísimo y custodio mío, destinado por la
divina Providencia para mi tutela y guarda! ¡Oh protector y
defensor mío, que nunca os apartáis de mi lado! ¿Qué gracias
os daré por la fidelidad que os debo, por el amor que me tenéis
y por los innumerables beneficios que en cada instante estoy
recibiendo de Vos?
Cuando yo duermo veláis sobre mí, cuando estoy triste me consoláis,
y cuando estoy desmayado, me alentáis. Apartáis de mí los peligros
presentes, me desviáis de lo malo inclinándome hacia lo bueno,
exhortándome a la penitencia cuando he errado.
¡Gracias Santo Ángel de la Guarda por vuestras inspiraciones de toda
índole! Consoladme en mis días adversos y líbrame de los peligros,
ayudándome igualmente en las tentaciones para vencerlas.
Presentad ante el Supremo mis oraciones y gemidos y también las
buenas obras que hiciere, para que siéndote agradables en esta vida,
me consigan después la eterna, donde le alabe en vuestra compañía
El Ángel Guardián
Es verdad, no es un cuento;
hay un Ángel Guardián
que te toma y te lleva como el viento
y con los niños va por donde van.
Tiene cabellos suaves
que van en la venteada,
ojos dulces y graves
que te sosiegan con una mirada
y matan miedos dando claridad.
(No es un cuento, es verdad.)
El tiene cuerpo, manos y pies de alas
y las seis alas vuelan o resbalan,
las seis te llevan de su aire batido
y lo mismo te llevan de dormido.

Hace más dulce la pulpa madura


que entre tus labios golosos estruja;
rompe a la nuez su taimada envoltura
y es quien te libra de gnomos y brujas.

Es quien te ayuda a que cortes las rosas,


que están sentadas en trampas de espinas,
el que te pasa las aguas mañosas
y el que te sube las cuestas más pinas.
Gabriela Mistral
Cuenta una leyenda de un angelito que estaba
en el cielo, le tocó su turno de nacer como
niño y le dijo un día a Dios:
- Me dicen que me vas a enviar mañana a la
tierra. ¿Pero, cómo vivir? tan pequeño e
indefenso como soy.

- Entre muchos ángeles escogí uno para tí,


que te está esperando y que te cuidará.

- Pero dime, aquí en el cielo no hago más que


cantar y sonreír, eso basta para ser feliz.

- Tu ángel te cantará, te sonreirá todos los


días y tú sentirás su amor y serás feliz.
-¿Y cómo entender lo que la gente me hable, si no
conozco el extraño idioma que hablan los
hombres?

- Tu ángel te dirá las palabras más dulces y más


tiernas que puedas escuchar y con mucha
paciencia y con cariño te enseñará a hablar.

-¿Y qué haré cuando quiera hablar contigo?

- Tu ángel te juntará las manitas te enseñará a orar


y podrás hablarme.

- He oído que en la tierra hay hombres malos.


¿Quién me defenderá?
- Tu ángel te defenderá más aún a costa de su propia vida.

- Pero estaré siempre triste porque no te veré más Señor.

- Tu ángel te hablará siempre de mí y te enseñará el camino para


que regreses a mi presencia, aunque yo siempre estaré a tu lado.

En ese instante, una gran paz reinaba en el cielo pero ya se oían


voces terrestres, y el niño presuroso repetía con lágrimas en sus
ojitos sollozando.

-¡Dios mío, si ya me voy dime su nombre!. ¿Cómo se llama mi


ángel?

- Su nombre no importa, tu le dirás: Mamá.


DEVOCIÓN AL SANTO ANGEL DE LA GUARDA
(San Juan Berchmans)

Ángel Santo, amado de Dios, que después de haberme


tomado, por disposición divina, bajo tu bienaventurada
guarda, jamás cesas de defenderme, de iluminarme y
de dirigirme: yo te venero como a protector, te amo
como a custodio; me someto a tu dirección y me
entrego todo a ti, para ser gobernado por ti.

Te ruego, por lo tanto, y por amor a Jesucristo te


suplico, que cuando sea ingrato para ti y
obstinadamente sordo a tus inspiraciones, no quieras,
a pesar de esto, abandonarme; antes al contrario,
ponme pronto en el recto camino, si me he desviado de
él; enséñame, si soy ignorante; levántame, si he caído;
sostenme, si estoy en peligro y condúceme al cielo para
poseer en él una felicidad eterna. Amén.
ORACIÓN A UN ÁNGEL
Bienaventurado Ángel que invisiblemente cuidas de
mí, muéstrame hoy algún detalle cómo puedo cumplir
mejor con mis obligaciones Yo me esforzaré por así
hacerlo. Con la ayuda de tu gracia me apuntaré una
nueva victoria en el Libro Eterno de la Vida.

ORACIÓN PARA PEDIR LA FORTALEZA


Envía, oh Dios Espíritu Santo, por medio de mi ángel
custodio, tu don de fortaleza para que esté siempre
dispuesto a aceptar los sacrificios, que me exige mi
familia, mi trabajo y mi responsabilidad ante los
demás.
SANTO ANGEL DE LA GUARDA

Ángel santo de la guarda, compañero de mi vida, tú que


nunca me abandonas, ni de noche ni de día.
Aunque espíritu invisible, se que te hallas a mi lado,
escuchas mis oraciones y cuenta todos mis pasos.
En las sombras de la noche, me defiendes del demonio,
tendiendo sobre mi pecho tus alas de nácar y oro.

Ángel de Dios, que yo escuche tu mensaje y que lo siga,


que vaya siempre contigo hacia Dios, que me lo envía.
Testigo de lo invisible, presencia del cielo amiga, gracias
por tu fiel custodia, gracias por tu compañía.
En presencia de los Ángeles, suba al cielo nuestro canto:
gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo.
Amén.
Para concluir digamos:

Ángel de mi guarda que siempre estás a


mi lado, atento para guiarme por el buen
camino, te pido que no te apartes nunca
de mí y que en mis tribulaciones,
peligros vengas pronto a socorrerme.
Ángel de mi guardia, como mi custodio
que eres, protégeme del enemigo
maligno y de todos aquellos que desean
ocasionarme algún mal.
Amen.