Está en la página 1de 35

La poesía nueva

El ultraísmo
El Arte Nuevo comienza
allí donde acaba la copia
o traducción de la
realidad aparente: allí
el poeta forja obras
inauditas y creadas que
no admiten confrontación
exterior objetiva.

Guillermo de Torre, Manifiesto


vertical ultraísta

Francisco Bores, Mujer en un café (1921-1922)


El poema no es hermoso porque recuerde algo, no es
hermoso porque nos recuerde cosas vistas, a su vez
hermosas, ni porque describa hermosas cosas que
podamos llegar a ver. Es hermoso en sí y no admite
términos de comparación.

Vicente Huidobro, Manifiestos.

Pablo Picasso, Busto de mujer, 1926


Cuado escribo: “El pájaro anida
en el arco iris”, os presento un
hecho nuevo, algo que jamás
habéis visto, que jamás veréis,
y que sin embargo os gustaría
mucho ver.
Un poeta debe decir aquellas
cosas que nunca se dirían sin
él.

Vicente Huidobro, Manifiestos.

Sonia Delaunay, La Prose du


Transsibérien (detalle)
Nosotros queremos
reconstruir el universo y
alegrarlo, es decir,
recrearlo íntegramente.
Daremos carne y hueso a lo
invisible, a lo impalpable.
Encontraremos equivalentes
abstractos de todas las
formas y todos los elementos
del universo, después los
combinaremos según el
capricho de nuestra
inspiración, para construir Gino Galli, Dinamismo
mecánico y animal, 1914
conjuntos plásticos que
pondremos en movimiento.
Balla y Depero, Reconstrucción futurista del
universo, 1915
ARTE POÉTICA
Que el verso sea como una
llave
Que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa
volando;
Cuanto miren los ojos creado
sea,
Y el alma del oyente quede
temblando.
Inventa mundos nuevos y
cuida tu palabra;
El adjetivo, cuando no da vida,
mata.
Robert Delaunay, Ritmos
Estamos en el ciclo de los
nervios.
El músculo cuelga,
Como recuerdo, en los
museos;
Mas no por eso tenemos  Vicente Huidobro, El espejo de
Agua, 1916
La imagen
La imagen es una creación pura del espíritu.
No puede nacer de una comparación sino de un
acercamiento de dos realidades más o menos
distantes.
Mientras más lejanas y distantes sean las
relaciones de las dos realidades aproximadas, la
imagen será más fuerte: tendrá mayor potencia
emotiva y mayor realidad poética. (Pierre
Réverdy)

Los pájaros beben el agua de los espejos


van y vienenLalas
luna nueva es una vocecita de la
golondrinas
El canto del
doblando gallo es una
y tarde
desdoblando amapola sonora
esquinas
Los días niños cantan en mi ventana
El poder de la imagen reside en la alegría
de la revelación, pues toda revelación, todo
descubrimiento produce en el hombre un
estado de entusiasmo. (Vicente Huidobro)

El día cae de la boca de un


pájaro En los ríos
LosLapájaros
guitarra se
es tiran
un pozosonámbulos
con viento en vez de
agua El mar es una estrella
serpentinas yalalate el de
estrella pulso del
mil puntas
azules como arroyos paisaje
La analogía no es otra cosa que el
profundo amor que une las cosas
distantes, aparentemente diversas
y hostiles. (F. T. Marinetti)

El sol con sus espuelas desgarra los


espejos
AlEn los telones
entrar en el cafécelestes se alejan las nubes
Loslos
pájaros
Como
espejosde la
una
lluvia
puerta
juegan de aspas deportistas
giratorias
Las banderas del viento cantan sobre las olas
beben
a lael trigo
pelota de
y de los losmi
con charcos
hombros de los la
imagen calle va dando
horizontes
vueltas
cuelgan mantos de espuma
Greguerías

Tres golondrinas en el hilo del telégrafo son el


broche del descote de la tarde
El ciclistaelyarmario
Cuando la bicicleta
estáenredados en la
abierto, toda la caída
casa
La mediaun
parecen
bosteza
El ciprés luna
es un pone
insecto la
pozoboca
quenoche entre
arriba
se ha hecho paréntesis
árbol.
El
Las
El gato
reloj rubricael
golondrinas
picotea todos sus
entrecomillan
maíz del pensamientos
tiempo.
el cielo. con la
El perfume es el eco de las flores.
cola.
Un papel en el viento es como un pájaro herido de
Larosas
Las
muerte lagartija es el broche de las tapias
se suicidan.
Paisaje urbano

Mario Chiattone, Construcción


apra una metrópoli moderna, 1914

Guillermo de Torre, Haikus


occidentales
PAISAJE
Mi frente,
junto al cristal del tranvía.
Tarde de azogue.
Domingo
―Cruza un húsar de
Pavía―

Las plazoletas de plata.


Las modernas avenidas.

Suplantaciones de sombras
por la sombra de este día.

Paisaje urbano.
Rafael Barradas, Calle de
Barcelona, a la 1 p. m. (1918)
Mi frente,
junto al cristal del tranvía.
Los rascacielos, arrodillados, elevan
plegarias a las nubes
E. M., Atardecer en New-York
Automóviles, aviones, trenes,
tranvías…

No tenemos inconveniente en
declarar que el esplendor del
mundo se ha enriquecido con
una nueva belleza: la belleza
de la velocidad. Un automóvil
de carrera, con su caja
adornada de gruesos tubos que
se dirían serpientes de
aliento explosivo… un
automóvil de carrera, que
parece correr sobre metralla,
es más hermoso que la
Victoria de Samotracia.
Peces voladores
en la piscina celeste
rizan el rizo en espirales Mario Sironi, El aeroplano, 1916
mejor que pájaros.
R. L. de la V.
.
Un grito perfora las ventanas
y se inclina
sobre el último
aeroplano

V. H.
Las carreteras vírgenes
cogidas de las manos
ofrecen sus vientres desnudos
a los aeroplanos
J. de C., Verbena
El aeroplano en su pico te traerá
la banda del arco iris.
……………………………..
En la cúpula de tu sombreo
se posarán los aeroplanos
domesticados.
I. del V. V.; Sonia Delaunay
El gusano de cables
va hilando su camino. Rafael Barradas, El tranvía
G.D.
(Tranvía)
Una mata de pelo se
destrenza
J. L. (Express)
c i neeeee eeee
Juan Larrea, Otoño
G. de Torre, Haikus occidentales
Gerardo Diego, Cine.
Deporte
En el hall del hotel
las playas pelotaris
jugaban al tenis
Palabras en libertad
G. Apollinaire, El surtidor y la paloma apuñalada
Eugenio Montes, Poema N espacial
Vicente Hidobro, Camino paralelo.
Guillermo de Torre, Girándula
Guillermo de Torre, Cabellera
Eliodoro Puche, Silencio
Paul Morand, Puerta del sol

Intereses relacionados