Está en la página 1de 17

JESS NO VINO A CONDENAR, SINO A SALVAR

Si tiras

la piedra pierdes tu corazn

NO CONDENA Y DEVUELVE A LA MUJER SU DIGNIDAD Y SU LIBERTAD

HA LLEGADO EL TIEMPO DE LA GRACIA Y EL PERDN.

la mujer acusada es perdonada.

En estas tres lecturas veo algo en comn:

el movimiento

El la 1 Lectura el movimiento es el camino

El la 2 Lectura el movimiento est en la edificacin de la Iglesia

En el evangelio el movimiento est en la confesin

Caminar, edificar, confesar