Está en la página 1de 65

PARÁBOLA DEL BUEN SAMARITANO EN CLAVE DE PASTORAL EDUCATIVA ACADÉMICA

PARÁBOLA DEL BUEN SAMARITANO EN CLAVE DE PASTORAL EDUCATIVA ACADÉMICA El verdadero ser humano, el hombre

El verdadero ser humano, el hombre por excelencia:

“EL QUE TUVO COMPASIÓN MISERICORDIA CON ÉL”

Lucas 10, 25 - 37

  • LA PRÁCTICA DE JESÚS GENERADORA DE

VIDA PLENA Y ABUNDANTE

La Parábola del Buen Samaritano está

 LA PRÁCTICA DE JESÚS GENERADORA DE VIDA PLENA Y ABUNDANTE La Parábola del Buen Samaritano

indisolublemente unida a la vida y a la

praxis de Jesús. Por eso es más que una enseñanza. Lucas la presenta para

justificar el compromiso de Jesús con

el que sufre, con el excluido, con el que

queda tirado al borde del camino.

La vida

de

Jesús

fue

una

vida

de

servicio,

de entrega,

un ser para

los

otros, un ser para los demás.

Su

Espiritualidad

fue

la

de

la

Misericordia.

Al comenzar esta reflexión confieso que al avanzar en la

meditación de la Parábola del Buen Samaritano, siento crecer la inadecuación de mis palabras. Para comprender de verdad la Buena Nueva de Jesús, se necesita penetrar en su corazón, en su Proyecto de Vida Plena y Abundante.

Les pido que escuchen principalmente lo

que el Señor les sugiere, más allá de mi

explicación. Que estén atentos al Espíritu del Señor que quiere comunicarse con cada uno de ustedes.

Al comenzar esta reflexión confieso que al avanzar en la meditación de la Parábola del Buen

El Evangelio no es solo verdad, sino que es, ante todo, BUENA NOTICIA que produce vida pero vida alegre y en plenitud.

Jesús era consciente de que cuando obraba comprometía a Dios con lo que hacía. Su obrar no era nada inocente. Traía todo un PROYECTO DE VIDA PLENA

“Vayan y díganle a Juan lo que han visto y oído. Cuéntenle que los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan curados, los sordos oyen, los muertos vuelven a la vida y a los pobres se

les anuncia el mensaje de salvación. ¡Y dichoso aquel que no pierda su confianza en mi!” Lc. 7,

22-23

Jesús era consciente de que cuando obraba comprometía a Dios con lo que hacía. Su obrar

“El Espíritu del Señor está sobre mi, porque me ha consagrado para llevar la Buena Noticia a los pobres; me ha enviado a anunciar libertad a los presos y dar vista a los ciegos; a poner en libertad a lo oprimidos a anunciar el año favorable del Señor” Lc. 4, 18-19

 EL EXPERTO “Se levantó un doctor de la ley y dijo, para ponerle a prueba,
EL EXPERTO
“Se levantó un doctor de la ley y dijo, para ponerle a
prueba, para tenderle una
trampa....
Maestro qué debo
hacer para conseguir la vida en plenitud” versículo 26

Es la vieja religión la que habla por boca de este “experto”. Es la vieja teología que quiere plantear una vez más un debate académico de pura maraña casuística, de “doctas” disposiciones.

Es el colegio para el cual muchas veces lo importante es el reglamento, las normas, los papeles. Un manual de convivencia más legalista que samaritano.

Es la masificación sobre la personalización, la preocupación por el buen rendimiento académico, por el ICFES más que por la formación de

ciudadan@s del Reino.

La pregunta del doctor de la ley Encierra una negativa a aceptar que la forma como obra Jesús, acercándose a los que sufren, sea el camino para alcanzar la vida en plenitud. Lo central para el Escriba es la ley no la misericordia. El doctor de la ley no acepta el programa de Jesús, más aún lo frustra Luc. 7, 30

Jesús no puede soportar a un individuo como aquel, dispuesto a justificarse

más que a dejarse cuestionar.

“Que está escrito en la ley? Que lees en ella? Contestó: “Amarás al Señor tu Dios,
“Que está escrito en la ley? Que lees en ella? Contestó:
“Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu fuerza, con todo tu ser y a tu
prójimo como a ti mismo” Versículos 26 – 27.

Su respuesta es excelente. Es la fórmula de la oración cotidiana que todos saben de memoria y que los judíos observantes tenían que recitar dos veces al día, pero incompleta y Jesús se lo hace notar al decirle:

“Haz eso y vivirás”...
“Haz eso y vivirás”...

versículo 28. Está indicando Jesús

que el saber teológico no seirve de nada, si el amor al prójimo y a Dios no es lo que orienta la vida. El escriba había venido a discutir, a disputar, a argumentar. Jesús busca hacerle funcionar el corazón para que sea fiel al Proyecto de su Dios. Y nos lo hace funcionar a nosotros para nuestro trabajo con niñ@s y jóvenes en nuestros colegios.

Jesús no puede soportar a un individuo como aquel, dispuesto a justificarse más que a dejarse

Jesús no se deja enredar en este juego de palabras, introduce el tema en al cauce de la vida. No presenta una tesis sino un hecho concreto y obliga al interlocutor no a elegir una teoría sino una actitud de vida.

  • LA PREGUNTA ACERTADA?

El quiso justificar su pregunta y dijo a Jesús:

“Y quién es mi prójimo”

...

versículo 29

 LA PREGUNTA ACERTADA? El quiso justificar su pregunta y dijo a Jesús: “Y quién es

La motivación del escriba no es aprender, sino poner en jaque la función y el honor de Jesús. El sabe quién es el prójimo. También nosotros muchas veces sabemos quien es nuestro prójimo en el colegio pero queremos tener una especie de directorio de los estudiantes “difíciles” a los que hay que evitar, dejar de lado, a los que no estamos obligados a amar.

El doctor de la ley se pone en el centro y coloca a los demás a su alrededor.

También nosotros en el colegio podemos colocarnos en el centro, como autoridad, como institución, como poder, con el reglamento y las calificaciones en las manos.

El doctor de la ley piensa a partir de sí, cuando pregunta dónde está el límite de mi deber? Versículo 29. Jesús da un vuelco radical a la pregunta:

desplaza el centro de interés. Jesús le dice: “Piensa a partir de aquel que sufre la necesidad, colócate en su lugar, pregúntate quién me necesita?

“Quién de estos tres te parece que fue prójimo del que cayó en manos de los
“Quién de estos tres te parece que fue prójimo del que cayó en manos de los
salteadores?”...
versículo 36 Aquí está la clave de lectura de la Parábola:

El problema fundamental del discípulo o la discípula de Cristo no es

conocer quien es mi prójimosino “De quién me hago prójimo?”, desplazando el centro de interés del yo a los otros. Se trata de hacerse próximo.

Es ahí donde acierta el Samaritano: supo

colocarse en la perspectiva acertada, es decir, de parte del otro anulando la distancia, haciéndose prójimo. El samaritano solo dio dos pasos, pero en la dirección correcta.

El problema fundamental del discípulo o la discípula de Cristo no es conocer “ quien es

No se trata pues, en nuestro trabajo escolar de saber a quien debo curar, sino de darme cuenta de que todos tienen derecho a mi amor. Para esto debo acercarme, hacerme vecino, “próximo” a todos. Anular distancias para poder escuchar sus gritos, sus clamores oír su angustia silenciosa, descubrir o al menos intuir sus sufrimientos.

Existe el peligro de crear distancias inmensas en nuestro trabajo educativo: estudiantes antipáticos, fastidiosos, necios, inoportunos,

vulgares, exasperantes, estudiantes que nos critican con razón o sin ella

y que no tragan

entero...

Y pasamos de largo, nos rozamos con ell@s,

convencidos de que sus problemas y sus angustias no tienen nada que ver con nosotros.

VEINTISIETE KILÓMETROS SON SUFICIENTES PARA

CONOCER LA CONDICION HUMANA

“Bajaba un hombre de Jerusalén a Jericó” ... versículo 30.
“Bajaba un hombre de Jerusalén a Jericó”
...
versículo 30.

La Parábola habla de “un hombre” sin más detalles. cualquier persona en estado de necesidad.

Equivale a decir

El inicio de la Parábola nos sitúa geográficamente y – a la vez – casi adelanta

El inicio de la Parábola nos sitúa geográficamente y a la vez casi adelanta lo que va a ocurrir. La importante ciudad de Jericó estaba a 27Km al nordeste de Jerusalén, la capital del país situada en las montañas de Judá.

El camino que desciende de Jerusalén 750 mts hasta Jericó - 300 mts - era un camino peligroso, montañoso, escarpado que parecía hecho expresamente para tender emboscadas, para favorecer a bandidos y atracadores.

El trayecto que va de Jerusalén a Jericó es el horizonte que simboliza todas las situaciones que se dan en nuestros colegios.

Veintisiete kilómetros vigilados por la mirada de Dios que bastan para conocer la vulnerabilidad de la

Veintisiete kilómetros vigilados por la mirada de Dios que bastan para conocer la vulnerabilidad de la naturaleza humana, la ambigüedad, de la condición humana que está presente en nuestros colegios

Un mundo de Pecado

y

Un mundo de Gracia

Los que pasan de largo

Y los que se detienen

Los que recorren su camino

Y los que se preocupan por el camino de los demás.

Los que piensan “esto no es cosas mía”

Y aquellos que se sienten responsables de todo y de

todos.

Los que no quieren complicaciones

Y los que se comprometen con el sufrimiento, con el dolor que hay en este mundo.

Los que no hacen daño a nadie

Y los que saben inclinarse ante cualquier necesidad.

Los que tienen que ocuparse de “cosas importantes” de “asuntos urgentes”.

Y los que se preocupan del sufrimiento ajeno más que del pecado ajeno.

Los que tienen corazón de piedra.

Y los

que

tienen corazón de carne, entrañas de

misericordia, vientre materno que los lleva a perder

 

tiempo para que nuestra salvación coincida con la salvación del otro.

El hombre que bajaba de Jerusalén a Jericó simboliza a NUESTROS ESTUDIANTES, que pueden caer heridos víctimas de nuestra indiferencia, al no tener en cuenta sus heridas: soledad, depresión, droga, embarazos, abortos, intentos de suicidio, ausencia de vida

familiar, no entendimiento con sus padres, malas relaciones con sus compañeros, pereza ante una ciencia que no les dice nada.

Víctimas de nuestro descuido al no trabajar por el recto uso de su razón entregándoles una ciencia fragmentada, una ciencia sin conciencia

y sin sentido, lejos del Proyecto del Dios de la Vida.

Víctimas de nuestra

falta

de

horizonte pues no

entroncamos

la

ciencia dentro del Proyecto de Dios. No somos capaces de convertirla en

sabiduría,

en

mediación

para

el

seguimiento y construcción del Reino

de

Dios,

para

la

formación

del

ciudadano sin indiferencia:

incluyente,

participativo, samaritano.

El hombre que bajaba de Jerusalén a Jericó simboliza a NUESTROS ESTUDIANTES , que pueden caer

TRES CAMINOS EQUIVOCADOS: La violencia,

el corazón de piedra, la piedad legalista.

El Herido:

El dolor es misterio en cuanto el hombre no

puede entenderlo

y

muchas

veces

ni

dominarlo, ni controlarlo.

Aquí se da el mal

desgracia. Tristeza y angustia dos sentimientos de los más destructivos de la

humanidad. Jesús los experimenta y nos los

entiende.

Cuando el dolor nos visita antes, lo importante es

hundirnos ante el.

ya no soy el de

afrontarlo

no

Ante un herido no hay nada que preguntar:

Solo una persona que atender. -2 Cor 4, 7-10.

 TRES CAMINOS EQUIVOCADOS: La violencia, el corazón de piedra, la piedad legalista. El Herido: El
 TRES CAMINOS EQUIVOCADOS: La violencia, el corazón de piedra, la piedad legalista. El Herido: El

El de los Bandidos: La Violencia

“Y cayó en manos de unos bandidos que, después de desnudarlo y golpearlo sin piedad, se
“Y cayó en manos de unos bandidos que, después de desnudarlo y
golpearlo
sin
piedad,
se
marcharon
dejándolo
medio
muerto”...
versículo 30. “Dios vio que la maldad del hombre en la tierra era grande
y que todos los pensamientos que salían de su corazón eran puro mal...
Por esto a causa de él, la tierra se llenó de violencia, de corrupción – Gén
6,5-6; 6,11-13 -.
El de los Bandidos: La Violencia “Y cayó en manos de unos bandidos que, después de

Quiénes fueron

los culpables?

Descubrir al culpable es importante en las novelas y películas. Para Jesús es más importante poner

El de los Bandidos: La Violencia “Y cayó en manos de unos bandidos que, después de

remedio.

De los bandidos solo sabemos que

son más de uno. Y dentro de

estos bandidos estamos todos.

La producción de tanto dolor no

solo es debido a la maldad de unos

pocos, sino que entre todos hemos

estructurado un estilo de vida, de

relaciones y de convivencia, que

favorece la codicia, la ambición y

produce mucha miseria. Este

poder es el mismo Satanás porque

Nuestro Dios no es poder, es

AMOR, MISERICORDIA. Es el

único absoluto.

De los bandidos solo sabemos que son más de uno. Y dentro de estos bandidos estamos

El del Sacerdote: El corazón de piedra.

“Casualmente bajaba por aquel camino un Sacerdote: - un Obispo, una Monja - 1. y al
“Casualmente bajaba por aquel camino un Sacerdote: - un Obispo, una
Monja -
1.
y al verlo, NO le funcionó el corazón
2.
se desvió NO fue capaz de ponerse en la piel de la víctima.
3.
Y pasó de largo”. El corazón de piedra:
le ganó el corazón de
Piedra. Versículo 31.

El del Levita: La piedad legalista

“De igual modo un Levita que pasaba por aquel sitio, - un creyente practicante, un hombre
“De igual modo un Levita que pasaba por aquel sitio, - un creyente
practicante, un hombre que no perdía nunca la misa, un agente de
pastoral -
1.
al verlo NO se conmovió, preso por sus teorías sobre la pureza legal.
Ve, pero no ve! Luego no siente.
2.
se
desvió
lo evita porque es un hombre “piadoso”que viene
“santificado” del templo. Se asusta ante el herido.
3.
Y pasó de largo”
Ignoró el dolor del otro, para el lo importante es la
ley no la vida. Pasaron de largo para poder seguir ofreciendo el culto.
Versículo 32
Quién
está
más
lejos
de
Dios:
los
ladrones
o
el
Sacerdote y el Levita que no auxiliaron “son ministros de

la letra que mata no del Espíritu que da vida” 2 Cor 3,6. “no escucharon ni prestaron oído, seguían sus planes, la maldad de su corazón obstinado, dandome la espalda y no la cara”

Jer. 7,24

El del Levita: La piedad legalista “De igual modo un Levita que pasaba por aquel sitio,

Los países ricos actúan como el Sacerdote y el Levita.

Los países ricos actúan como el Sacerdote y el Levita. La parábola habla del Sacerdote y

La parábola

habla

del Sacerdote y

el

Levita como actores

de

deshumanización marcados por la ley del culto que les prohibía “contaminarse” so pena de no poder ejercer el culto en el templo

Pero el “Levita” añadía algo más. Los Levitas eran de clase empobrecida del templo. Solo les era permitido ayudar en oficios menores. Eran las mujeres de

nuestros días. Sus turnos eran

muy de vez en cuando. Llegar a

perder su turno de servicio en el templo significaba para un levita riesgo de aguantar hambre. En

este claro le quedaba dificilisimo

anteponer la solidaridad a la ley del culto y a la misma necesidad personal. La solidaridad se facilita no solo cuando se está

libre de legalismos, sino también

cuando se está dispuesto a sacrificar intereses personales.

Pero el “Levita” añadía algo más. Los Levitas eran de clase empobrecida del templo. Solo les

El herido siente los pasos de otras personas: Un sacerdote y un levita, cuidadosos en honrar a Dios con el culto del templo. Pero las esperanzas de ser auxiliado se desvanecen. Tragicamente su forma de entender a Dios no les permiten sentir que El los interpela desde el sufrimiento y el dolor del herido. El estricto cumplimiento de unas reglas, no permite que aflore la misericordia. Los hace sordos a los clamores y al sufrimiento del herido. Y es importante notar que la “imagen de Dios es esencialmente una imagen de paz, de misericordia”.

El herido siente los pasos de otras personas: Un sacerdote y un levita, cuidadosos en honrar

Esta

parábola

pone

todo

discurso

sobre Dios en el ámbito de la

sensibilidad hacia el sufrimiento del

otro.

Esta sensibilidad no es la

consecuencia moral del discurso

bíblico sobre

Dios,

sino

su

presupuesto vivencial.

El cristianismo muy pronto tuvo serias dificultades con esta sensibilidad fundamental hacia el sufrimiento del otro

El cristianismo muy pronto tuvo serias dificultades con esta sensibilidad fundamental hacia el sufrimiento del otro, que es inherente a su mensaje. La inquietante pregunta por la justicia para con el inocente que sufre, que está en la entraña de las tradiciones bíblicas, se transformó con demasiada rápidez en la pregunta por la salvación de los pecadores.

El cristianismo pasó

de

ser

una

religión

sensible

ante

todo

al

sufrimiento, a ser una religión sensible ante todo al pecado. La mirada primordial dejó de fijarse en el dolor de la criatura, y se fijó en su pecado. Esto paralizó la sensibilidad fundamental hacia el sufrimiento del otro y eclipsó la visión bíblica de la justicia, de la que, según Jesús, hay que tener hambre y sed.

  • La actitud del sacerdote del templo y del levita, que bajan de

Jerusalén, lo ven y pasan de largo, expresa algunas dificultades o tentaciones que el discípul@ de Jesús encuentra para vivir el

amor, la misericordia y el servicio.

 La actitud del sacerdote del templo y del levita, que bajan de Jerusalén, lo ven

La

prisa

impide

que

las

relaciones en

el

colegio

sean

auténticas, profundas

y

libres.

Vivimos en colegios devorados por

la

prisa,

porque

tenemos

muchos

papeles que

llenar;

estamos

aturdidos por Ciencia fragmentada,

sin conciencia, sin horizonte. Cada

día mas solos, incapaces de

encontrar tiempo

para

nosotros

y

para los otros, o sea gastar tiempo y

vida para los demás.

La Indiferencia

  • El miedo al compromiso

Justificaciones: Los dos lo han visto pero tenían “sólidas razones” para no detenerse: preocupaciones de tipo ritual, un

horario que respetar, un reglamento que

cumplir...

tienen prisa no

pueden perder tiempo. El corazón se les vuelve de piedra.

La Indiferencia  El miedo al compromiso Justificaciones: Los dos lo han visto pero tenían “sólidas

También los discípulos y las discípulas de Jesús, las profesoras y profesores tenemos siempre a disposición sólidas razones para sustraernos a los compromisos del amor. Pero estamos equivocados, por ello el camino continúa maldito. El colegio se vuelve peligroso por la indiferencia. No por la presencia de los bandidos sino por la ausencia del amor, porque hemos hecho callar al corazón con sólidas razones. Es la ilusión grande y terrible de quien se engaña pensando que puede llegar a Dios pasando por encima del prójimo.

Lo que hace terrible

el camino

no

tanto

los

salteadores

sino

es

la

indiferencia que puede llegar a ser homicida. Y esto nos puede convertir en salteadores pues dejamos a nuestros estudiantes “medio muertos” sin horizonte, sin sentido, sin dirección, sin luz; como dice la Parábola los hemos golpeado sin piedad”.

También los discípulos y las discípulas de Jesús, las profesoras y profesores tenemos siempre a disposición
Escuchemos al profeta Ezequiel: “¡Ay de ustedes, Pastores de Israel: pastores que sólo se preocupan de

Escuchemos al profeta Ezequiel: “¡Ay de ustedes, Pastores de

Israel: pastores que sólo se preocupan de ustedes mismos!

Escuchemos al profeta Ezequiel: “¡Ay de ustedes, Pastores de Israel: pastores que sólo se preocupan de
Escuchemos al profeta Ezequiel: “¡Ay de ustedes, Pastores de Israel: pastores que sólo se preocupan de

¿Acaso el pastor no tiene que preocuparse del rebaño? Se alimentan de leche, se visten con lana, se sacrifican los animales gordos, pero no se preocupan de sus ovejas: No han reanimado la oveja agotada, no se han preocupado de la que estaba enferma, ni curado a la que estaba herida, ni han traído de vuelta a la que estaba extraviada, ni buscado a la que estaba perdida. Y a las que eran fuertes, las han

Escuchemos al profeta Ezequiel: “¡Ay de ustedes, Pastores de Israel: pastores que sólo se preocupan de

conducido a base de

miedo...

(Ez 34,2-4).

Escuchemos al profeta Ezequiel: “¡Ay de ustedes, Pastores de Israel: pastores que sólo se preocupan de

Sin pastores mis ovejas se han dispersado: siendo así

presa fácil de las fieras

La culpa es de los
La culpa es de los
pastores : Se preocuparon de sí mismos pero no del

pastores: Se preocuparon de sí mismos pero no del

(Ez 34, 5,8 y 9).

mismo me preocuparé de mis ovejas, yo las llevaré a

descansar. Buscaré a la que esté perdida, volveré a

traer a la que esté extraviada, curaré a la que esté herida,

reanimaré a la que esté enferma, velaré por la que esté

sana; las cuidaré con

justicia...

(Ez 34, 15-16 ).

EL CAMINO ACERTADO: LA SAMARITANIDAD

Ejemplo extremo: Para enfatizar la supremacía de la Misericordia

 EL CAMINO ACERTADO: LA SAMARITANIDAD Ejemplo extremo: Para enfatizar la supremacía de la Misericordia Por

Por dificultades que se originaron en el año 721 a.C judíos y samaritanos no se trataban

Jn

4,9

-.

En

dicho

año,

los

asirios

conquistaron

Samaria.

 

Los

judíos

que

permanecieron

 

allí

y

los

extranjeros

advenedizos

se

aliaron

en

negocios

y

matrimonios

y

cayeron

en

el

sincretismo

religioso

equiparando

y adorando

a

Yahvé

junto

con

los

cinco dioses de los pueblos

paganos los “cinco maridos” de la samaritana Jn 4, 18 -, 2 Rey 17, 30-31.

Por esta razón los judíos del templo de Jesús

consideraban impuros e impíos a los

samaritanos. Los tenían por un pueblo extranjero y endemoniado y así los trataban Jn 8,48 -. Se entiende el profundo malestar de escribas y fariseos cuando aparece en escena

un “Samaritano”.

“En la actualidad, la palabra Samaritano suena bonito, precisamente porque así llamó Jesús a este hombre

“En la actualidad, la palabra Samaritano suena bonito, precisamente porque así llamó Jesús a este hombre compasivo misericordioso; pero recordemos que en la época de Jesús sonaba muy mal. Las relaciones entre judíos y samaritanos, que se vieron sometidas a muchas oscilaciones y cambios, se habían agravado grandemente en tiempos de Jesús, después de que un grupo de samaritanos, entre los años 6 a 9 d.C, durante la fiesta de la Pascua, hacia la media noche, volvieron “impura” la plaza del templo, esparramando en ella huesos humanos. De cada lado se daba un odio irreconciliable. Se ve claramente que Jesús escogió ejemplos extremos para enfatizar la supremacía de la misericordia sobre cualquier concepción religiosa y para atacar a los religiosos sin misericordia”.

Cuando el Corazón se conmueve las cosas cambian:

1° TUVO COMPASIÓN: 2° Acercándose: 3° Se bajó del caballo: 4° Cuidó sus heridas echando en
1° TUVO COMPASIÓN:
2° Acercándose:
3° Se bajó del caballo:
4° Cuidó sus heridas echando en ellas vino y aceite;
5° luego lo montó sobre su propia cabalgadura”...
6° Lo llevó a una posada y cuidó de él.
7° Al día siguiente sacó dinero y se lo dio al posadero diciendo: “cuida de él, y lo
que gastes de más te lo pagaré a mi
vuelta...”
versículos 33-35.
“Pero un SAMARITANO que iba de viaje, al llegar junto a el y al VERLO: deja
“Pero un SAMARITANO que iba de
viaje, al llegar junto a el y al VERLO:
deja que el dolor del otro entre a través de
sus ojos. Pasa a ver el mundo a partir del
sufrimiento del otro. Y se estremece al ver al
otro sufriendo, no huye, no levanta teorías
que justifican la exclusión y alivian la
conciencia. Interrumpe sus planes y se deja
guiar por lo que sucede a su alrededor,
atiende la voz de su conciencia. Esta
mirada no produce curiosidad, genera
disponibilidad. Es una manera distinta
de mirar la alteridad. El acto previo a
conmoverse es VER. Se trata de “un corazón
que ve”.
TUVO COMPASIÓN: otro, Tuvo entrañas de Misericordia. Se puso en la piel del le conmovió el
TUVO COMPASIÓN:
TUVO COMPASIÓN:

otro,

Tuvo entrañas de Misericordia. Se puso en la piel del

le

conmovió el

corazón. Se

enternece y

comprendió su necesidad. Se

estremece hasta lo más profundo de su ser. El dolor entro por los ojos e invadió

todo su cuerpo.

El verlo “compadecerse” describe un cariño tierno y profundo que brota de las propias entrañas que “se revuelven” o se estremecen ante el sufrimiento ajeno.

En griego SPLAGNIZOMAI es enternecerse, vibrar de cariño hasta lo más íntimo

del ser com-padecerse hasta las entrañas por el sufrimiento ajeno, dolerse por lo

que le pasa al próximo.

Supone una fuerte conmoción afectiva, algo así como

estrecharse el corazón”

y dennota una íntima participación en el acontecimiento,

un

com-padecer que no se limita a una conmiseración, sino que se hace solidaridad concreta una atención personal. No palabras bonitas, ni sentimientos

efímeros, algo interior que nos cambia totalmente.

La Misericordia, la compasión desató un dinamismo de solidaridad, de cercanía, de

hermandad gratuita.

TUVO COMPASIÓN: otro, Tuvo entrañas de Misericordia. Se puso en la piel del le conmovió el
Se trata del cariño del Padre que acoge al Hijo perdido – Lc 15,20 y el
Se trata del cariño del Padre que acoge al Hijo perdido – Lc 15,20 y el
Se trata del cariño del Padre que acoge al Hijo perdido – Lc 15,20 y el de
Dios que se conmueve ante su pueblo oprimido – Lc 1,78.
Este cariño, por ser “entrañable”, no se entiende sin acciones concretas
destinadas a sanar la situación del herido.
Esta es la conducta que identifica al discípulo de Cristo. Esta es la “ley de
Cristo” Gal 6,2.

Compasivo como Dios es aquel que se aproxima para ofrecer consuelo y cuidar del desvalido hasta que su dignidad y su vida queden del todo restauradas.

Acercándose: Da los pasos acertados. Se aproxima al herido, pues se deja afectar por su situación.

Acercándose: Da los pasos acertados. Se aproxima al herido, pues se deja afectar por su situación. Se bajó del caballo: Se puso en plano de igualdad con él, rompió esquemas.

Acercándose: Da los pasos acertados. Se aproxima al herido, pues se deja afectar por su situación.
Acercándose: Da los pasos acertados. Se aproxima al herido, pues se deja afectar por su situación.
Acercándose: Da los pasos acertados. Se aproxima al herido, pues se deja afectar por su situación.
Cuidó sus heridas echando en ellas vino y aceite; amar no es asunto solo de sentimientos,
Cuidó sus heridas echando en ellas vino y aceite; amar no es asunto solo de sentimientos,
Cuidó sus heridas echando en ellas vino y aceite; amar no es asunto solo de sentimientos,

Cuidó sus heridas echando en ellas vino y aceite; amar no es asunto solo de

sentimientos, la compasión debe traducirse en hechos.

Luego lo montó sobre su propia cabalgadura”... Se hizo cargo de su sufrimiento.
Luego
lo
montó
sobre
su
propia
cabalgadura”...
Se hizo cargo de su
sufrimiento.
“ Lo llevó a una posada y cuidó de él. Es el viaje hacia la vida,
“ Lo llevó a una posada y cuidó de él. Es el viaje hacia la vida,
Lo llevó a una posada y cuidó
de él.
Es
el
viaje hacia
la
vida,
pues
de
permanecer allí, la víctima del asalto
seguramente habría muerto.
Este
viaje de la muerte
a
la
vida
es
el

centro de la vida del Cristiano. Rom

7, 20-24.

“Y cuidó de él” Sintetiza la obra de Cristo. Su práctica debe constituir el

tipo

de

acción

del Cristiano

en

el

mundo.

“La religión no es una función

especial

de

la

vida

espiritual

del

hombre, sino la dimensión de profundidad en todas sus dimensiones.

la

No

se trata de conducir

al hombre al culto, cuanto de revelarle la

dimensión de la profundidad para sanarlo de su egoísmo, su miedo, su

orgullo, su pereza y su avaricia.

Al día siguiente sacó dinero y se lo dio al posadero diciendo: “cuida de él, y
Al día siguiente sacó
dinero y
se
lo
dio al posadero
diciendo:
“cuida de él, y lo que gastes de más te lo pagaré a mi vuelta...”

Sacar dinero: La aventura del hombre

asaltado concluye

en

el

mesón

y

concluye con una operación que sería la

más

trivial sino

fuese

un

signo que

resume por entero el amor del

samaritano:

la

de

sacar

del bolsillo

dinero para pagar el hospedaje.

En el caso nuestro debemos descubrir que hemos sido “comprados”, “salvados”

por el AMOR. Se puede tratar de

servir

a

Dios

por temor,

sin haber

disciplina. Se puede tratar de servir a Dios por temor sin haber descubierto

el AMOR. Quien no ha descubierto el amor, no ha descubierto todavía a Dios 1 Jn 4, 16.

Al día siguiente sacó dinero y se lo dio al posadero diciendo: “cuida de él, y
Y Nosotros? 1. Tenemos un corazón misericordioso compasivo frente a nuestros estudiantes, frente a sus alegrías,
Y Nosotros?
1.
Tenemos un corazón misericordioso compasivo
frente a nuestros estudiantes, frente a sus alegrías,
sus angustias, sus sufrimientos?
2.
Nos acercamos a ellos, entramos en su vida,
empatamos con sus sentimientos?
3.
Nos bajamos de nuestro caballo, de nuestra seguridad, de nuestra
“superioridad”?
4.
Curamos sus heridas con respeto, con ternura, con diálogo, con entrañas
de misericordia, con amor?
5.
Los montamos sobre nuestra propia cabalgadura, una cabalgadura llena
de debilidades y ambigüedades pero plena de misericordia y ternura?
Realizamos con ell@s la samaritanidad.
6.
Compartimos con ellos nuestra vida, nuestras alegrías y limitaciones;
cuidamos su corazón, su inteligencia, todo su ser?
7.
Sacamos de lo nuestro para integrarlos a la sociedad, una sociedad que
deben transformar, a la Iglesia, una Iglesia que deben convertir en
Samaritana, misionera y pobre? Hacemos seguimiento a su trabajo con ellos.
Nos interesa lo puntual o lo procesual?
CONTAGIAMOS A LOS OTROS DE NUESTRA COMPASIÓN - MISERICORDIA?
Los pasos egoístas alejaron al sacerdote y al levita del hombre asaltado, pero los pasos misericordiosos

Los pasos egoístas alejaron al sacerdote y al levita del hombre asaltado, pero los pasos misericordiosos acercaron al samaritano a socorrer al necesitado.

El samaritano un cismático, un excomulgado, un homosexual, un drogadicto dejó que el corazón hablara y esto le sugirió el comportamiento acertado. Un desconocido, pero a el no le interesaba

averiguar su identidad, le bastaba saber que se trataba de un hombre en

necesidad. Ese es su único título. Motivo más que suficiente para detenerse, acercarse, perder tiempo, renunciar a sus programas de viaje y sacar plata de su billetera.

El samaritano, participa de la espiritualidad de la compasión misericordiosa. Cómo? Siguiendo un proceso semejante al de Jesús en el encuentro con la viuda de Naín. Lc. 7,11-17-.

La acción del samaritano es, antes que un acto humanitario, un acto de trasgresión de un modelo cultural. El amor de este samaritano es realmente subversivo no tiene nada de epidermico.

Y Nosotros? 1. Cómo es nuestra mirada respecto a nuestras muchachas y muchachos? Nos fijamos en

Y Nosotros?

 
  • 1. Cómo

es nuestra mirada respecto

a

nuestras

muchachas y muchachos? Nos fijamos en su

pecado, en su equivocación o en su sufrimiento?

 
  • 2. Tratamos de

colocarnos en

su

piel? Somos

humanos?

  • 3. Ante sus necesidades nos detenemos o pasamos

de

largo? Nos alejamos? Damos respuestas

programadas?

  • 4. Nos dejamos interpelar por sus cuestionamientos, dudas, equivocaciones? O simplemente nos acostumbramos a los que les sucede?

  • 5. Tenemos un corazón de carne? O se impone en

nuestros colegios el corazón de piedra? Estamos

convencidos que el gran enemigo

es

la

indiferencia, la inhumanidad?

 
  • 6. Les damos nuestro tiempo? Nos aproximamos a

ellos?

Y Nosotros? 1. Cómo es nuestra mirada respecto a nuestras muchachas y muchachos? Nos fijamos en
Y Nosotros? 1. Cómo es nuestra mirada respecto a nuestras muchachas y muchachos? Nos fijamos en
Y Nosotros? 1. Cómo es nuestra mirada respecto a nuestras muchachas y muchachos? Nos fijamos en

EL SAMARITANO MODELO DEL VERDADERO

DISCÍPULO

 EL SAMARITANO MODELO DEL VERDADERO DISCÍPULO El contraste, la actitud radicalmente opuesta, entre la conducta

El

contraste,

la

actitud

radicalmente

opuesta,

entre

la

conducta

del

personal

del

templo dar un rodeo y seguir de largo y la del samaritano - preocuparse del herido

salta a la vista.

 EL SAMARITANO MODELO DEL VERDADERO DISCÍPULO El contraste, la actitud radicalmente opuesta, entre la conducta

Pero el contraste de conductas no es más que

el

contraste

de motivaciones: Sacerdote y Levita aman

intensamente la Ley de Dios; Jesús en cambio ama intensamente al Dios de la Ley paciente y

bondadoso, rico en misericordia.

Los dos primeros se preguntan “si me detengo a ayudar a ese hombre,

qué podrá pasarme a mi”. El Samaritano le da la vuelta a la pregunta si no me detengo qué podrá ocurrirle a él”. Dos maneras de ver la vida diametralmente

opuestas. La primera centrada en la preocupación de uno mismo; la segunda orientada al otro.

“No endurecerás tu corazón, ni cerrarás tu mano a tu hermano”.

“No endurecerás tu corazón, ni cerrarás tu mano a tu hermano”. Frente al sufrimiento solo caben

Frente al sufrimiento solo caben tres posturas:

Compadecerse, endurecerse o hacerse indiferente.

Tener corazón es lo que define la humanidad. La falta

de corazón nos deshumaniza, nos endurece. Nuestro

Dios no comparte este punto de vista “Bien vista tengo la aflicción de mi pueblo he visto la opresión con que los egipcios

los oprimen, y he escuchado su

clamor...

Ya conozco sus

sufrimientos. He bajado para

liberarle...

El clamor de los

Israelitas ha llegado hasta mi”. Ex 3, 7 9. “Yo los oiré porque soy compasivoEx 22, 20-26. “Todo lo contrario que le

sucede al Fracón cuyo corazón “se endureció.

7,13.22;8,15

Ex.

“Mi corazón está en mi trastornado y a la vez se estremecen mis entrañas.

No daré curso al ardor de mi

cólera...

Oseas 11,8-9.

“Les daré un corazón nuevo, infudiré en ustedes un Espíritu nuevo, quitaré de su carne el corazón de piedra y les daré UN CORAZÓN DE CARNE” Ez 36, 26 27.

En la parábola están representados tres modos de ser y de vivir: el del ladrón, el del sacerdote y el levita y el del samaritano.

En la parábola están representados tres modos de ser y de vivir: el del ladrón, el
En la parábola están representados tres modos de ser y de vivir: el del ladrón, el
  • El ladrón piensa: lo tuyo es mío y vive

a la espera continua del robo.

En la parábola están representados tres modos de ser y de vivir: el del ladrón, el
En la parábola están representados tres modos de ser y de vivir: el del ladrón, el
  • El sacerdote y el levita piensan: lo mío es

mío, se encierran en lo que poseen y dejan que los

demás se las arreglen como puedan.

En la parábola están representados tres modos de ser y de vivir: el del ladrón, el
  • El Samaritano piensa: lo que es mío es

también tuyo y reparte y comparte no sólo el corázón, sino también su tiempo y todo lo que posee.

Para ser prójimo es preciso vivir la espiritualidad de la Compasión Misericordia. No se trata de dar alguna cosa, sino de darse por entero. Es vivir a partir del otro, ser un maestro para los demás.

El Sujeto Individuo Sacerdote y Levita

afirma: “Si no hay para todos, que por lo menos haya para mi”.
afirma: “Si no hay para todos, que por lo menos
haya para mi”.
 El Sujeto – Individuo – Sacerdote y Levita – afirma: “Si no hay para todos,
 El Sujeto – Individuo – Sacerdote y Levita – afirma: “Si no hay para todos,
 El Sujeto – Comunidad – El Samaritano – por el contrario dice: “Si hay para
El
Sujeto
Comunidad
El
Samaritano – por el contrario dice: “Si
hay para todos, entonces también habrá
para mi” nos dice que otro mundo, otro
colegio es posible.

En nuestros colegios formamos sujetos-individuo o sujetos- comunidad? Estamos convencidos que la solidaridad libra de la muerte e impide caer en la tinieblas”? De que “don valioso es la solidaridad para cuántos la practican”? De qué “mejor es la solidaridad con justicia que la riqueza con iniquidad”? En fin que la Misericordia libra de la muerte y purifica de todo pecado”? Tobias 4,7-11; 12,8-9.

La

pregunta final de Jesús

al escriba

es

la

clave de lectura de toda la parábola. La

pregunta

que

dio

origen

a

la

parábola fue

“quién es mi prójimo”. Quién tiene derecho a

mi amor?

Al final Jesús

retoma la pregunta,

tres...

manos

Se hizo
Se hizo

de

los

pero se la cambia: “Quién de los

del

que

cayó

en

prójimo
prójimo

salteadores”. A quién tengo que amar, qué tengo que hacer?

La pregunta final de Jesús al escriba es la clave de lectura de toda la parábola.
La pregunta final de Jesús al escriba es la clave de lectura de toda la parábola.

Jesús

lleva

al

escriba

a

reconocer

que

“prójimo” no es aquel que es cercano a uno,

sino aquel a quien yo me aproximo.

Considero como mi prójimo a aquel en cuyo camino yo me pongo, a quien salgo a buscar. Así mi mundo cambia y mi vida se complica. No se trata de saber quién es mi prójimo, se trata de actuar, dejarnos de tonterías e ir a la práctica Mt 7,21,24-.

El escriba acepta en parte la enseñanza de Jesús y a la pregunta: “Quién de los tres te parece que se hízo prójimo del que cayó en manos de los asaltantes” responde El que tuvo compasión de el. Responde bien, pero se ajusta nuevamente a la ley. Si los personajes de la parábola están bien identificados , no era más fácil responder “el Samaritano”? Pero esta palabra representaba una realidad impura y maldita por lo que los labios del

judío piadoso no la podían pronunciar. Una vez más el escriba cumple la ley,

pero olvida el perdón y la misericordia.

El escriba acepta en parte la enseñanza de Jesús y a la pregunta: “Quién de los

Hacer lo

mismo que hizo el samaritano,

implicaba corregir totalmente una concepción de Nuestro Dios centrada en el culto, en el olvido de la persona humana, de la subordinación a la

ley. Para Jesús es claro que hay que dejar a un

lado las reglas y ayudar al que sufre. En la parábola Jesús revela el “genuino rostro de

Nuestro Dios” – Padre Madre “Clemente y

misericordioso, lento a la cólera y rico en amor”

Jonás 4,2.

Al concluir la parábola el doctor de la ley comprendió que el Samaritano es convincente, en

Al concluir la parábola el doctor

de la ley comprendió que el

Samaritano es convincente, en él hay huellas de divinidad, porque

“tiene compasión”

 

que

literalmente

significa:

se

le

conmueven las entrañas, siente

un profundo dolor en el corazón

frente al sufrimiento del otro, no

es capaz de pasar de largo. “TUVO MISERICORDIA CON ÉL”. Versículo 37
es
capaz
de
pasar
de
largo.
“TUVO
MISERICORDIA
CON
ÉL”. Versículo 37

Al final Jesús no le pregunta “Has entendido bien”? ni tampoco le recomienda “preocúpate de no olvidar esta lección” Le impone un camino “VETE” y un estilo de vida “Y HAZ TU LO MISMO”. Ten un corazón MISERICORDIOSO, HUMANO, SOLIDARIO.

En la Parábola del Samaritano la búsqueda y denuncia

de los

culpables está totalmente ausente. La atención se centra en “Haz tu

lo mismo”.

Lo que coloca en jaque la mentalidad del escriba no es un discurso sobre la compasión

Lo que coloca en jaque la mentalidad del

escriba no es un discurso sobre la compasión

misericordia sino el testimonio de alguien

compasivo misericordioso.

El misericordioso aquí no es Jesús, ni Dios, sino un Samaritano: extranjero, hereje, discriminado por los judíos, tachado de pagano, un “bárbaro”...

En la Parábola Jesús descubre al hombre

concreto por excelencia:

el que al VER un

Herido en el camino, le funciona el corazón, se le mueven las entrañas, atiende y cura sus heridas y

lo acompaña hasta la sanación total. No se trata de “obras de misericordia” sino de la estructura fundamental que nos hace humanos: re-accionar ante las víctimas de este mundo.

Lo que coloca en jaque la mentalidad del escriba no es un discurso sobre la compasión
Y NOSOTROS 1. Colocamos lo fundamental de nuestra misión de maestros en la doctrina o en

Y NOSOTROS

1.

Colocamos lo

fundamental de nuestra misión

de

maestros en la doctrina o en la práctica?

2.

Lo central para nosotros son nuestros muchachos y

muchachas, nos hacemos prójimos y próximos de ellas

y de ellos?

 

3.

Nos

acercamos a

su

estilo

de

vida,

a

sus

paradigmas, a sus búsquedas, a sus equivocaciones y

aciertos?

 

4.

Trabajamos para que tengan vida plena y abundante

en Justicia, dignidad y paz? Trabajamos para para que al seguir a Jesús y su Proyecto de vida nuestras

comunidades educativas construyan Reino de Dios?

 

5.

Tenemos en cuenta sus preguntas, sus dudas, sus

temores, o simplemente a su lenguaje post-moderno

respondemos con un corazón pre-moderno?

Hacerse prójimo de nuestros niñ@s y jóvenes, vivir “la ley de Cristo” en Nuestros Colegios pasa por:

  • Liberarnos de prejuicios y sensibilizarnos ante su dolor.

Tenemos que tomar conciencia de que somos nosotros los protagonistas de nuestro trabajo educativo y reafirmar la fe en que Nuestro Dios, en y desde nosotros nos alienta para trabajar los dones del “asombro” y la ternura frente a las heridas de nuestros niñ@s y jóvenes estudiantes para no pasar de largo.

  • Estar convencidos plenamente de que toda niña, todo niño,

cualquiera de nuestros jóvenes posee la dignidad que se

desprende del hecho de ser miembro de la humanidad e hijo de

Dios independientemente de su sexo, religión, condición civil, social.

Hacerse prójimo de nuestros niñ@s y jóvenes, vivir “la ley de Cristo” en Nuestros Colegios pasa
  • Poner nuestros carismas personales al servicio de ell@s y no olvidar lo

mucho que ell@s pueden aportar a nuestra vida.

  • Acompañarnos en

la

sanación,

la

curación,

la

liberación

mientras

construimos el Proyecto de Dios, su Reino de Vida Plena para todos.

  • Ser no discípulos de la ley sino discípulos de Jesús en orden a construir

un colegio Samaritano, sin indiferencia.

  • Encarnar una espiritualidad de Compasión Misericordia.

  • LO CENTRAL DEL PROYECTO DE JESÚS

“Sed Misericordiosos como vuestro Padre es

Misericordioso”

 LO CENTRAL DEL PROYECTO DE JESÚS “Sed Misericordiosos como vuestro Padre es Misericordioso” La parábola
 LO CENTRAL DEL PROYECTO DE JESÚS “Sed Misericordiosos como vuestro Padre es Misericordioso” La parábola

La parábola nos obliga a centrarnos

en lo esencial del programa de Jesús:

Hacernos

prójimos.

Hacernos

próximos. Tener misericordia y

compasión con el que sufre.

Tener capacidad de asombrarse, de

enternecerse y estremecerse

con el dolor ajeno. Salir de

nosotros mismos es decir

trascender nuestra existencia

“Sentimos el dolor del otro, luego existimos”

Es el camino de la humanización que pasa necesariamente

por la espiritualidad de la Compasión Misericordia.

Lo central del Proyecto de Jesús es lo central de Nuestros Colegios?

Lo central del Proyecto de Jesús es lo central de Nuestros Colegios?  Evangelizar en nuestros
  • Evangelizar en nuestros colegios, es anunciar, al Dios Padre-

Madre con entrañas de misericordia, que se indigna, que es cercano y compasión, que es acogedor y tierno, que es solidario, que es VIDA. Es transmitir la alegría de sentirnos amados por nuestro Padre- Madre Dios. Es compartir con otros la experiencia de la gratuidad del amor. Es servir a nuestros estudiantes en el camino para que se curen, se sanen, se liberen, se salven. Es dialogar, entrar en comunión con

todos ellos.

Lo central del Proyecto de Jesús es lo central de Nuestros Colegios?  Evangelizar en nuestros
  • Evangelizar es la Buena Noticia de que

algo fundamental va a cambiar para nuestro bien, pues Jesús viene a rehacer la creación, a ofrecernos el Reino de Vida de su Padre - Madre y a transformar nuestra existencia al estilo del Buen Samaritano.

  • Evangelizar en Nuestros Colegios implica poner a dialogar la

ciencia con el Proyecto de Vida que Dios tiene sobre ella para Construir la Bogotá sin indiferencia, la ciudad de la Misericordia

LA MISERICORDIA es, por consiguiente, una actitud

fundamental ante el sufrimiento ajeno, que nos da ojos

nuevos, que nos impide pasar de largo.

Para entender qué significa la Misericordia los invito a recorrer algunos pasajes del Evangelio de Mateo donde aparece el vocablo “Misericordia”.

LA MISERICORDIA es, por consiguiente, una actitud fundamental ante el sufrimiento ajeno, que nos da ojos
LA MISERICORDIA es, por consiguiente, una actitud fundamental ante el sufrimiento ajeno, que nos da ojos

Mt 9,13: Id pues, a aprender qué significa aquello de: Misericordia quiero, no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores”. Así responde

Jesús a los fariseos que le reprochan el que se haya sentado en la mesa con los publicanos y los pecadores. El, no apela a un simple principio de cortesía, de educación, de buenos modales, sino que subraya un aspecto fundamental de su acción, que es el que define la actitud de DIos hacia el hombre: No he venido a

llamar a justos, sino a pecadores”.

  • Mt 12,7: Si hubieseis comprendido lo que significa aquello de:

Misericordia quiero y no sacrificio, no condenaríais a los que no

tienen culpa”. Jesús amonesta a aquellos que reprochan a sus

discípulos porque recogían y comían las espigas de los campos, en día sábado, para saciar el hambre. Jesús defiende con animosidad y ardor a los discípulos, apelando una vez más al

principio que El considera decisivo para todo el Antiguo Testamento: la Misericordia vale más que las obras del culto, vale más que la observancia del sábado.

 Mt 12,7: “ Si hubieseis comprendido lo que significa aquello de: Misericordia quiero y no
 Mt 12,7: “ Si hubieseis comprendido lo que significa aquello de: Misericordia quiero y no

Sin embargo, sería erróneo limitar la Misericordia a la compasión, al no juzgar a los demás, a una especie de buena disposición hacia el prójimo. Mostrarse misericordioso significa también socorrer a aquellos que se hallan necesitados.

  • Mt 25,35ss: Tuve hambre, y me disteis de comer;

tuve sed, y me disteis de beber; era forastero, y me

acogisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a verme....

Finalmente tenemos un versículo de Mateo, siempre dentro del Discurso de la Montaña, que nos invita

Finalmente tenemos un versículo de Mateo, siempre dentro del Discurso de la Montaña, que nos invita a una reflexión ulterior. En el Padre Nuestro, Jesús nos enseña a decir:

“Perdónanos

nuestras

deudas,

así

como

nosotros

hemos

perdonado

a

nuestros

deudores”

Mt

6,12

-.

Debemos saber

perdonar, comprender, querer perdonar setenta veces siete.

La

Palabra

del

Señor

nos

presenta

el

modelo

en

el cual debemos

inspirarnos para obtener el premio de la Misericordia, prometido a los

misericordiosos.

El

modelo

es

Dios

mismo

quien,

en

el

Antiguo

Testamento, es presentado

con

la

característica

del

amor

fiel

y

misericordioso: “El Señor pasó por delante de él y exclamó: „El Señor, Dios misericordioso y clemente, tardo a la cólera y rico en amor y fidelidad, que mantiene su amor por millares, que perdona la iniquidad, la rebeldía, y el pecado‟” – Ex 34, 6-7a -.

Dios es Misericordioso, bien dispuesto hacia el hombre pecador, y en su

amor es fiel, no se cansa nunca de perdonar: El, es amor y verdad,

misericordia y fidelidad.

Por este motivo, el discípulo de Cristo es llamado a imitar la ternura perseverante del Señor, y no puede nunca cansarse con ninguno, no puede nunca pensar que el diálogo con un hermano, amigo o enemigo, ha terminado, que ya no hay nada que hacer. Dios lo invita, con su ejemplo, a volver a iniciar siempre la relación, toda relación, con alegría nueva.

“Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os odien, bendecid a los que os maldigan, rogad por los que os difamen” – vv. 27-28 -. Y al

final de su exposición Jesús nos ofrece la exhortación clave: “Sed

misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso” –v.36 -.

Dios es Misericordioso, bien dispuesto hacia el hombre pecador, y en su amor es fiel, no

La Parábola nos manifiesta, pues, quién es el

 La Parábola nos manifiesta, pues, quién es el auténtico ser humano: El que vió al

auténtico ser humano: El que vió al herido en el camino,

escuchó sus gritos de auxilio, reaccionó y lo ayudó a curarse;

el que interioriza las necesidades ajenas, las hace parte

de sí mismo y las vuelve motor de su existencia. El que

no es indiferente. El que no pasa de largo. Al que le duele el

otro. El que tuvo Compasión con el Herido

 La Parábola nos manifiesta, pues, quién es el auténtico ser humano: El que vió al
 La Parábola nos manifiesta, pues, quién es el auténtico ser humano: El que vió al

La parábola nos entrega los

  • PRINCIPIOS DE LA PEDAGOGÍA DIVINA

  • 1. La Acción Educativa de Nuestro Dios

comporta una meta, un horizonte, una

utopía, una Buena Noticia

Una Persona Nueva para Una Sociedad Diferente.

La parábola nos entrega los  PRINCIPIOS DE LA PEDAGOGÍA DIVINA 1. La Acción Educativa de
  • 2. La Acción Educativa de Nuestro Dios parte de una realidad

concreta en busca de un Proyecto de Vida Plena y Abundante

“Vine para que tengan vida y la tengan en abundancia” Jn 10,10

  • 3. La Acción Educativa de Nuestro Dios está centrada en la

Persona Humana y orientada a su realización en plenitud a través de un itinerario, de un proceso.

En nuestro trabajo educativo lo absoluto es la persona todo lo demás es relativo.

4. La Acción Educativa de Dios es una Pedagogía de Misericordia en orden a un diálogo de personas y de saberes

Que nos exige: Ver-Escuchar con el

corazón, conocer la realidad en la cual están inmersos nuestros estudiantes, conocer sus sueños, sus esperanzas, sus

signos, sus

necesidades, sus

equivocaciones.

Bajar

para

liberar

acercándonos

a

ellos

olvidándonos

de

nosotros

mismos.

Acompañar, estar

animando constantemente para lograr una

transformación. En esto compendia

Jesús el Evangelio, la Buena Noticia del Reino.

4. La Acción Educativa de Dios es una Pedagogía de Misericordia en orden a un diálogo
Y NUESTRA PEDAGOGÍA CÓMO ESTÁ?  Nuestro trabajo educativo es para nuestras muchachas y muchachos una

Y NUESTRA PEDAGOGÍA CÓMO ESTÁ?

  • Nuestro

trabajo

educativo

es

para

nuestras

muchachas y muchachos una Buena Noticia?

  • Somos conscientes del horizonte, de la meta que

exige; “Qué tengan vida y la tengan en abundancia”?

  • Partimos

de

la

realidad

que

viven nuestr@s

muchach@s, por la cotidianidad que los rodea, por el

experimentan, por el

sufrimiento que

mal

que

los

verdaderamente

Conocemos

aqueja?

a

nuestros

estudiantes?

  • Nuestro trabajo educativo

está centrado

en

la

persona de

ellas

y

de ellos.

Es

para

nosotros lo

absoluto o más bien estamos preocupados por

doctrinas, contenidos, que muchas veces nos desvían de

lo esencial, como desviaron al sacerdote y al levita?

  • Los

escuchamos,

los

contextualizamos,

los

acompañamos como el Pastor acompaña a las ovejas,

caminamos con ellos camino del Reino definitivo?

  • A MANERA DE CONCLUSIÓN

La parábola del Buen Samaritano, leída en el contexto de la crítica al compromiso de Jesús con los cobradores de impuestos y los pecadores,

 A MANERA DE CONCLUSIÓN La parábola del Buen Samaritano, leída en el contexto de la

es la revelación de una imagen de Dios que invita a la persona creyente a una entrega incondicional a favor del que sufre. Refleja las tensiones que rodean el Misterio de Jesús y cómo los fariseos entienden muy bien que Jesús rechaza la caricatura que encierra a Dios en el marco de unos preceptos vacíos del amor y de la Misericordia de Dios.

 A MANERA DE CONCLUSIÓN La parábola del Buen Samaritano, leída en el contexto de la

La conducta del Buen Samaritano es el mejor retrato de Jesús:

el Samaritano

es

el

único

que

encuentra a

Dios en

el

dolor del

herido, el único que se compromete con él y hace verdad la unidad del amor a Dios y el

prójimo como a uno mismo. Es el

camino a transitar para conseguir

la plenitud de la vida.

La primera mirada de Jesús no se dirigía al pecado de los otros, sino a su sufrimiento. Para Él, pecado era ente todo negarse a tener compasión ante el sufrimiento de los otros lo que Agustín llamó autoatrofiamiento del corazón!”. Así fue el cristianismo en sus comienzos: comunidad

de recuerdo y de narración, en el seguimiento de Jesús, cuya primera mirada estaba dirigida al sufrimiento de los otros.

Esa sensibilidad hacia el sufrimiento de los otros caracteriza la “nueva forma de vivir” de Jesús.

Una compasión que busca justicia es la palabra clave del Programa de Jesús. Percibir y articular el sufrimiento de los otros es condición necesaria para cualquier política de paz.

La primera mirada de Jesús no se dirigía al pecado de los otros, sino a su
Jesús no enseña una mística de ojos cerrados, sino una mística de ojos abiertos , y,

Jesús no enseña una mística de ojos cerrados, sino una mística de ojos

abiertos,

y,

con

ello, una mística con

una

exigencia

incondicional:

ver

el

sufrimiento del otro.

En

sus

Parábolas

Jesús

se

muestra

buen

conocedor de nuestras dificultades

de criaturas, de nuestros

narcisismos innatos.

Nos caracteriza

como quienes “ven y, sin embargo, no ven”.

¿No será que existe, quizás un miedo elemental a ver, a mirar detenidamente a ese mirar que nos compromete de modo ineludible con lo que realmente acontece y no nos deja pasar de largo inocentemente? “Mira atentamente- y sabrás”.

La Buena Noticia del Reino de Dios es despertar por la fuerza del

Espíritu, de un sueño de inhumanidad a una realidad de humanidad. Es

aprender a ejercitar la Misericordia y tener en ello la alegría que

produce poder darle sentido a nuestra existencia.

Esta parábola nos hace presente el fascinante misterio de Nuestro Dios.

Un Dios “semper maior et semper novus”. Nos ayuda a comenzar a experimentar la innegable incomprensibilidad de Dios la sorprendente libertad que le caracteriza de un modo cada vez más intenso y más puro.

Nos comunica algo acerca de Nuestro Dios y de su gracia, de Jesucristo crucificado y resucitado.

Nos lleva a experimentar a Nuestro Dios:

Compasivo y Misericordioso, silencioso y

cercanisimo, inefable y sorprendente. Nos conduce a encontrar realmenta

a

Nuestro Dios, al Dios Vivo y Verdadero, al

dios que merece ese nombre superior a

cualquier nombre. En el Samaritano está

Nuestro

Dios

a

quien

tenemos

que

“contemplar” y “practicar” en nosotros, en nuestros colegios.

Esta parábola nos hace presente el fascinante misterio de Nuestro Dios. Un Dios “semper maior et

NUESTRA META Y OBJETIVO EDUCATIVO ES FORMAR PERSONAS QUE NO VIVAN PARA SÍ; SINO PARA NUESTRO DIOS Y SU PROYECTO DE VIDA, PERSONAS PARA LOS DEMÁS, ES DECIR, QUE NO CONCIBAN EL AMOR A NUESTRO DIOS , SIN EL AMOR A LA PERSONA HUMANA; UN AMOR EFICAZ QUE TIENE POR PRIMER POSTULADO LA JUSTICIA MISERICORDIOSA”

P. Arrupe

Son nuestros colegios santuarios de misericordia, de compasión, de ternura, de perdón? Practicamos el “Bienaventurados los
Son nuestros colegios
santuarios de misericordia,
de compasión, de ternura, de
perdón?
Practicamos el
“Bienaventurados los
misericordiosos porque ellos
alcanzarán Misericordia”?