Disfruta de este pódcast y de muchos más

Los pódcasts están disponibles sin suscripción, 100 % gratis. También ofrecemos libros electrónicos, audiolibros y más, por solo $11.99/mes.


valoraciones:
Longitud:
61 minutos
Publicado:
25 ene 2022
Formato:
Episodio de podcast

Descripción

Dios en su infinita sabiduría, conocimiento y ciencia, decidió crear el cuerpo humano de la manera más compleja, completa y perfecta posible. Es imposible pensar que de una explosión casual, haya salido un organismo tan casi-perfecto como el ser humano. Tan innovador, tan capaz de realizar cosas que nosotros mismos no nos imaginamos que podemos hacer. Y dentro de esa capacidad, Dios decidió que sustancias químicas muy específicas manejaran nuestro ADN y nos conformaran con rasgos fisiológicos y mentales tan individuales y particulares, que nos ayudaran a diferenciarnos tanto de los animales, e incluso de otros seres humanos; particularmente del género opuesto. Hombres y mujeres tenemos tantas diferencias tan claras y tan marcadas, comenzando desde las sustancias que se segregan luego de la concepción entre espermatozoide y óvulo; lo cuál decide el sexo y género de la criatura, me copian?
Estas sustancias son: testosterona y estrógeno; las principales hormonas que marcan sexualidad y género humano. Y en esta ocasión, estaremos revisando diversas fuentes de información para poder conocer mucho más sobre la testosterona como hormona, sus funciones, sus beneficios y riesgos, cómo afecta en el organismo del hombre, lo que nos hace hacer, y sobre todo, cómo aprovechar, utilizar y optimizar nuestro cuerpo de una manera que adore a Dios.

---

Send in a voice message: https://anchor.fm/thelockerroomtalkshow/message
Publicado:
25 ene 2022
Formato:
Episodio de podcast

Títulos en esta serie (40)

Un podcast sobre cómo un soltero cristiano lidia con los cambios de esta generación que han afectado su mundo: masculinidad, sexo, política, mujeres, carácter, fe y una lista enorme de buenas y malas decisiones por igual. Acompáñalo en su caminar con Dios.