Disfruta de este pódcast y de muchos más

Los pódcasts están disponibles sin suscripción, 100 % gratis. También ofrecemos libros electrónicos, audiolibros y más, por solo $9.99/mes.

Diez Causas por las que No Pierdes Peso: Estancarse en la pérdida de peso es frustrante, pero estos estancamientos son también oportunidades de aprendizaje. - A continuación resumo diez causas frecuentes por las que no pierdes peso y algunas ideas prácticas para superarlas. 1.

Diez Causas por las que No Pierdes Peso: Estancarse en la pérdida de peso es frustrante, pero estos estancamientos son también oportunidades de aprendizaje. - A continuación resumo diez causas frecuentes por las que no pierdes peso y algunas ideas prácticas para superarlas. 1.

DeRadio Fitness Revolucionario


Diez Causas por las que No Pierdes Peso: Estancarse en la pérdida de peso es frustrante, pero estos estancamientos son también oportunidades de aprendizaje. - A continuación resumo diez causas frecuentes por las que no pierdes peso y algunas ideas prácticas para superarlas. 1.

DeRadio Fitness Revolucionario

valoraciones:
Longitud:
11 minutos
Publicado:
Mar 20, 2021
Formato:
Episodio de podcast

Descripción

Estancarse en la pérdida de peso es frustrante, pero estos estancamientos son también oportunidades de aprendizaje.

A continuación resumo diez causas frecuentes por las que no pierdes peso y algunas ideas prácticas para superarlas.
1. Estás perdiendo pero no te das cuenta
Tu peso fluctúa día a día por multitud de factores: nivel de hidratación, glucógeno, contenido del estómago, retención de líquido, ciclo menstrual...

Si te pesas una vez a la semana y no ves variación podrías pensar que no has bajado nada. Para mejorar el seguimiento recomiendo pesarse a diario y calcular el peso medio de la semana. Al comparar la media semanal se suavizan las fluctuaciones diarias y podrás ver el progreso real.

Evaluar el progreso por el peso medio semanal evita ser engañado por las fluctuaciones diarias

Esto es especialmente relevante tras las pérdidas rápidas de las primeras semanas.

Además, si estás entrenando fuerza (y deberías), ganarás masa muscular. Esto te ayudará a quemar más grasa, pero la pérdida de peso total será menor.

Si pierdes dos kilos de grasa y ganas un kilo de músculo la báscula solo reflejará una pérdida total de 1 kilo de peso, a pesar de que es muy buen progreso. Sin embargo, alguien que no entrene fuerza quizá pierda dos kilos de grasa y además uno de músculo. Al mirar la báscula se pondría muy contento (¡3 kilos menos!), a pesar de ser un resultado mucho peor.

Recuerda además que el peso es solo una métrica más de progreso, no necesariamente la principal.



Otro ejemplo: si empiezas a suplementar con creatina es normal ganar 1-2 kg en poco tiempo (estudio, estudio), pero no es grasa, simplemente agua.
2. Comes más de lo que piensas
La mayoría subestima las calorías que ingiere  (estudio, estudio, estudio, detalle), y la diferencia es especialmente grande en las personas con más sobrepeso (estudio, estudio). Muchos estudios observan desviaciones de entre el 20 y el 50%.

Claramente no somos conscientes de este error, porque seguimos reportando menos calorías aunque sepamos que van a ser verificadas después (estudio) o aunque nos paguen por mejorar la precisión (estudio). Nos engañamos con mucha facilidad.

Incluso los dietistas subestiman sus calorías en un 10% (estudio). Es menos de la mitad que el resto de la población, pero sigue siendo un error suficientemente grande como para producir estancamiento.

¿Cuáles son los errores de cálculo más frecuentes?

Subestimamos las porciones. Lo que nos parece 100 gramos de arroz son en realidad 150.
Recordamos los alimentos que nos hacen quedar bien (espinaca y kale) pero tendemos a olvidar aquellos de los que nos sentimos menos orgullosos (como los donuts).
Contamos las cien calorías de la ensalada pero no las trescientas del aderezo.
Registramos el café pero no las tres cucharadas de aceite de coco y la mantequilla (por eso no recomiendo el café bulletproof).
No contamos las calorías líquidas. Nuestros mecanismos que señalizan saciedad son poco influenciados por las calorías líquidas, por eso es mejor reducirlas (estudio, estudio, estudio)
No consideramos los pequeños snacks que tomamos durante el día.

¿Cómo minimizar este error? Compra una pesa como esta y registra durante una semana todo lo que comes, con apps como myfitnesspal o FatSecret.
3. No basas tu dieta en comida real
Las calorías importan, pero también su origen. La comida real (alimentos frescos mínimamente procesados) tiene muchos beneficios respecto a los alimentos más procesados:

Es más saciante, y facilita por tanto el control calórico.
Su digestión requiere más energía, lo que reduce las calorías finalmente absorbibles.
Es más densa nutricionalmente, y los micronutrientes también participan en la señal de saciedad (detalle).

El resultado es que al basar la alimentación en comida real se pierde peso con más facilidad (estudio).

Las dietas basadas en alimentos frescos facilitan la pérdida de peso,
Publicado:
Mar 20, 2021
Formato:
Episodio de podcast