Disfruta de este pódcast y de muchos más

Los pódcasts están disponibles sin suscripción, 100 % gratis. También ofrecemos libros electrónicos, audiolibros y más, por solo $11.99/mes.

La Guía del Colesterol: Partículas, Apolipoproteínas y qué mirar en una Analítica: Al hacernos una analítica, el colesterol es el valor al que solemos prestar más atención, y también el que causa más confusión. - Por un lado, algunos médicos se alarman si ven un colesterol por encima de 200 mg/dl,

La Guía del Colesterol: Partículas, Apolipoproteínas y qué mirar en una Analítica: Al hacernos una analítica, el colesterol es el valor al que solemos prestar más atención, y también el que causa más confusión. - Por un lado, algunos médicos se alarman si ven un colesterol por encima de 200 mg/dl,

DeRadio Fitness Revolucionario


La Guía del Colesterol: Partículas, Apolipoproteínas y qué mirar en una Analítica: Al hacernos una analítica, el colesterol es el valor al que solemos prestar más atención, y también el que causa más confusión. - Por un lado, algunos médicos se alarman si ven un colesterol por encima de 200 mg/dl,

DeRadio Fitness Revolucionario

valoraciones:
Longitud:
15 minutos
Publicado:
7 mar 2020
Formato:
Episodio de podcast

Descripción

Al hacernos una analítica, el colesterol es el valor al que solemos prestar más atención, y también el que causa más confusión.

Por un lado, algunos médicos se alarman si ven un colesterol por encima de 200 mg/dl, recomendando estatinas sin explorar nada más. Otros colectivos, por el contrario, asumen que el colesterol no tiene relación con el riesgo coronario.

La realidad, una vez más, está en un punto intermedio. En el artículo de hoy entenderás lo siguiente:

Diferencia entre colesterol, lipoproteínas y apolipoproteínas.
Cómo se inicia realmente la aterosclerosis.
Por qué el LDL que estiman las analíticas es un dato poco fiable en muchos casos.
Qué valores son realmente más importantes y qué tipo de análisis realizar.
De qué otros factores depende la enfermedad coronaria más allá del LDL.


Colesterol, Lipoproteínas y Apolipoproteínas
El colesterol es una molécula fundamental para la vida. Forma parte de las membranas celulares, participa en la producción de bilis y es precursor de las hormonas sexuales. Es clave también en la síntesis de vitamina D y en las vainas de mielina que recubren los axones neuronales. En resumen, sin colesterol no hay vida.

Por suerte, las células son capaces de producir la mayoría del colesterol que necesitan, y cuentan además con el colesterol que reciben desde el hígado, bien producido por él mismo o absorbido a partir de los alimentos.

Al ser una molécula hidrófobica (no se lleva bien con el agua), no puede viajar libremente por nuestro torrente sanguíneo, y debe unirse a unas partículas especiales, llamadas lipoproteínas.

Como su nombre indica, estas lipoproteínas se componen de lípidos y proteínas. Dentro de su carga lipídica pueden transportar tanto colesterol como triglicéridos, todo unido por una membrana de fosfolípidos. La parte proteica se denomina apolipoproteína, y en breve entenderás su importancia a la hora de estimar tu riesgo cardiovascular.

Ejemplo de Lipoproteína, con su carga lipídica (colesterol y triglicéridos) y su Apolipoproteína

Las lipoproteínas HDL y LDL son las más conocidas, pero no son las únicas. Por ejemplo, el hígado genera inicialmente lipoproteínas VLDL (Very Low Density Lipoprotein), que van reduciendo de tamaño a medida que liberan su carga, convirtiéndose primero en IDL (Intermediate Density Lipoprotein) y finalmente en LDL (Low Density Lipoprotein).

No todas las VLDL e IDL se convierten finalmente en LDL, muchas son captadas por receptores de LDL en el hígado y son recicladas.

¿A qué se refiere la densidad? Al ratio proteína/grasa. A medida que las lipoproteínas vacían su carga de triglicéridos y colesterol este ratio aumenta (misma proteína pero menos lípido). La lipoproteína HDL es la de mayor densidad (mayor ratio proteína/grasa), de ahí su nombre: High Density Lipoprotein. Su papel en la enfermedad cardiovascular es secundario, por lo que hoy no hablaré mucho de ella.

Densidad y Diámetro de las principales Lipoproteínas

Y el último concepto importante. La parte de proteína de cada una de estas partículas se denomina apolipoproteína, y simplificando existen dos tipos:

ApoA: presente principalmente en las partículas HDL.
ApoB: presente en las partículas VLDL, IDL y LDL.

Lipoproteínas, Colesterol y Analíticas
Como analogía, podríamos decir que las lipoproteínas son camiones y el colesterol (y los triglicéridos) la carga que transportan.

Partícula LDL cargando colesterol y triglicéridos

Las analíticas tradicionales no dan información sobre el número de lipoproteínas (camiones), sino simplemente sobre la carga total que transportan. Estos son los valores que se miden realmente:

Colesterol total: Carga total de colesterol que transportan todas tus lipoproteínas. Su correlación con el riesgo cardiovascular es bastante baja (más detalle).
HDL: Colesterol total que transportan tus lipoproteínas o partículas HDL. Se suele denominar a este valor HDL-C.
Publicado:
7 mar 2020
Formato:
Episodio de podcast

Títulos en esta serie (40)

Cuestionando los dogmas sobre Salud y Fitness para mejorar de verdad tu cuerpo. Hablamos de Dietas, de Ayuno Intermitente, de Entrenamientos Funcionales, de Psicología y en definitiva de Salud Global… con detalle y con verdaderos expertos