Está en la página 1de 1

El albail Un maestro albail ya entrado en aos, estando ya listo para retirarse, fue y le dijo a su jefe acerca de sus planes

de dejar el negocio de la construccin, para llevar una vida ms placentera con su esposa y disfrutar de su familia. l iba a extraar su cheque mensual, pero necesitaba retirarse. Ellos superaran esta etapa de alguna manera. El Jefe lamentaba el ver que su buen empleado dejaba la compaa y le pidi que si poda construir solo una casa ms, como un favor personal. El albail accedi, pero se notaba claramente que no estaba poniendo el corazn en su trabajo. Utilizaba materiales de inferior calidad, vea aquel proyecto con desinters. Cuando el albail termin su trabajo, su jefe le dijo: Mira, tengo un regalo para ti, por tus aos de trabajo : "Esta casa que haz construido, es tuya" Que tragedia ! Que pena !. Si el albail hubiera sabido que estaba construyendo su propia casa, la hubiera hecho de manera totalmente diferente. Ahora tendra que vivir en la casa que construy "no de la mejor manera". Si lo hubiera sabido antes, la habra hecho diferente. Si construimos nuestras vidas de manera distrada, no pensando en el futuro, con desinters, sin esforzarnos por las cosas que lo requieren, no valorando lo que es realmente importante, entonces con pena veremos la situacin que hemos creado y encontraremos que estamos viviendo en la casa que nosotros mismos construimos. Pensemos en nuestra casa ( vida ). Cada da clavamos un clavo, levantamos una pared o edificamos un techo. Construyamos con sabidura. Es la nica vida que tenemos para construirla.

Permtele a Jesucristo ser el constructor de tu casa.

Tu vida HOY, es el resultado de tus actitudes y elecciones del PASADO. Tu vida MAANA ser el resultado de tus actitudes y elecciones hechas HOY.