Está en la página 1de 2

Reseña Histórica del Neoliberalismo en Chile

Uno de las principales preocupaciones del General Pinochet al asumir el mando de la nación en Septiembre de 1973 fue el encontrar la fórmula de controlar los desequilibrios macroeconómicos que mantenían al país en una inflación del alrededor de 300% esto dio como resultado una fuerte crítica por parte del nuevo gobierno al sistema económico presente. La nueva estrategia económica trajo consigo numerosas reformas; entre las que destacan, eliminación de controles de precio; liberación del mercado financiero, seguido por una amplia liberación de flujos internacionales de capitales; la reducción del tamaño del sector publico y restricciones en su actuar. La intención de las reformas promovidas en la década del 70 era terminar con el papel tradicional del Estado como empresario, promotor de la inversión y la industrialización, reduciéndolo en el más breve plazo posible para que estos procesos resultaran exclusivamente de las decisiones tomadas por los agentes privados en mercado liberados y abiertos al exterior. Una de los grandes avances que se logro luego de la puesta en práctica de las medidas señaladas anteriormente fue el aumento de las exportaciones, resultante de cuatro efectos: una devaluación real muy intensa, capacidad instalada exportadora generada en años precedentes, remoción de cuellos de botella en el sector y una gran reducción de la demanda interna. Por el contrario en o que refiere a la disminución de la inflación no tuvo los mismos resultados, esto se debió principalmente a que la indexación existente y expectativas inerciales implicaron que la restricción de la demanda agregada impactara principalmente sobre el nivel de actividad, logrando la reducción de ésta a mediados de 1976, cuando además del control monetario, el Gobierno recurrió a otros mecanismos de estabilización, entre los que encontramos, una desindexación implícita vía manipulación del Índice de Precios al Consumidor o la revaluación cambiaria. El predominio de las políticas contractivas de la demanda agreda por sobre políticas reasignadoras de gasto y de la producción, explica la significativa subutilización de la capacidad productiva. Su contrapartida fue un elevado desempleo, salarios deprimidos, numerosas quiebras y el desaliento de la formación de capital. Sin embargo, al ser muy profunda la recesión inicial, el país estuvo en condiciones de sostener una recuperación por varios años, con tasas significativas de aumento del PIB efectivo, a pesar de que el PIB potencial se elevara lentamente. A partir de la notoria recuperación se generó una imagen de éxito económico y financiero. Al finalizar este periodo de gobierno, en el cual se puede ver el avance y la estabilidad en materia económica no así esto queda reflejado en lo distributivo, en donde predomina una situación de desigualdades sociales mucho más intensa que la de dos décadas anteriores, lo que derivo a que en el plano político, los movimientos sociales y partidos políticos pudieron conquistar el retorno a la democracia.

. Estas alianzas estratégicas le dan un giro importante a las reformas planteadas en estos gobiernos. y el avance logrado en distribución del ingreso y superación de la pobreza en los primeros años de los 90. y dar respuesta a las demandas sociales más urgentes. procurando conciliar equilibrios macrosociales y macroeconómicos. De este modo. en particular las que afectan el ingreso de capitales de corto plazo. l gobierno de Aylwin se esforzó en obtener el apoyo de los sindicatos e incorporar a los trabajadores en el proceso de toma de decisiones macro sociales. luego de algunas oscilaciones entre el enfoque neoliberal y el crecimiento con equidad. El conjunto de políticas. inflación. a la estrategia exportadora y al crecimiento general. niveles de salarios reales y superávit fiscales. es reencontrar el modo de volver a los equilibrios macroeconómicos sostenibles y así contribuir a recuperar tasas altas de inversión productiva. incrementar la tasa de inversión. para ello. permitiendo así que un mayor sector de la población se beneficiara del proceso de modernización económica. Con lo descrito anteriormente se pude considerar que es una desafío.Otro punto favorable que ocurrió dentro de estos gobiernos fue como resultado de la reforma tributaria de 1990. en la que los ingresos del Estado aumentaron significativamente (3% PIB) debido a una fuerte expansión de la actividad económica y de las importaciones. contribuyó a mantener el déficit en cuenta corriente en niveles sostenibles y que los pasivos externos más volátiles no crecieran en exceso. Entre los avances más destacables en esta época encontramos. se comparan favorablemente en términos de expansión del PIB. entre otros esfuerzos. más un alto precio del cobre. Ello requería. Un resultado concreto es el crecimiento que obtuvo el país entre 1989 y 1998 con una tasa de crecimiento promedio anual de 7%.En la década del 90 los gobiernos de la Concertación concentraron sus esfuerzos en estabilizar la economía. estable y sostenible del PIB. así como la generación de nueva capacidad productiva. aumento del salario mínimo real en un 28% entre 1989 y 1993. Los gobiernos de la Concertación. aplicar un manejo macroeconómico que lograse equilibrios sostenibles y reducir la vulnerabilidad ante Shocks externos. Durante los dos primeros mandatos de la Concertación evitaron los cambios radicales en las políticas económicas vigentes buscando un cambio en continuidad. las autoridades chilenas aportaron en forma significativa a la estabilidad macroeconómica. buscando imprimir un crecimiento más vigoroso. ha sido notablemente superior. Es interesante destacar que el desempeño de la inversión y el ahorro.