TRAMAS TEXTUALES Consignas: reconocer las distintas tramas textuales (a).

- El despacho de Martín estaba en una planta baja en la calle Rioja. Constaba de un recibidor, una sala y un baño. Lo reducido del local le ahorraba gastos de limpieza y mobiliario. En el recibidor había unas sillas de terciopelo granate y una mesita negra con revistas polvorientas. La sala estaba rodeada por una biblioteca sólo interrumpida por tres puertas, una cristalera de vidrio emplomado que daba al hueco de la escalera y una ventana de una sola hoja cubierta por una cortina del mismo terciopelo que las sillas y que daba a la calle. (b).- Afrodita amaba a Adonis, pero, a su vez, Ares también estaba enamorado de ella, y la diosa ofrecía a Adonis la misma disposición que Ares mostraba a Afrodita. Un dios estaba enamorado de una diosa, y una diosa perseguía a un hombre; la pasión era igual, aunque difería el género. Ares, a causa de los celos, quería eliminar a Adonis, por considerar la muerte de Adonis como disolución del amor. Así pues, Ares ataca a Adonis. La diosa, al enterarse del acto, se apresuraba a socorrerlo y, cayendo en un rosal a causa de su precipitación, chocó con sus espinas y con ellas se atraviesa la planta del pie; pero la sangre que brotaba de la herida cambió el color de la rosa en su propio aspecto, y la rosa, que al principio había sido blanca, transformó su apariencia en la que ahora en ella se contempla. (c).- La capa de ozono que envuelve nuestro planeta es como un manto que protege a los seres vivos de los rayos ultravioleta. Pues bien, en el año 1982, los científicos descubrieron un agujero en la capa de ozono sobre la Antártida. Y este agujero ha venido aumentando de forma alarmante durante los últimos años. Se ha comprobado que la destrucción de la capa de ozono se produce por la liberación de algunos gases, como el monóxido de carbono, el dióxido de carbono y los gases clorofluorocarbonados empleados en aerosoles, disolventes y circuitos de refrigeración de los frigoríficos.

Si el proceso de destrucción de la capa de ozono continuara. . Debíamos comerlo ahora. En consecuencia. y había una docena de durazneros que.... ¡Santo Dios! ¡Si es don Manuel. urge limitar la fabricación y el uso industrial o doméstico de los gases causantes de la degradación de la capa de ozono.El conejo flaco.No.. De otro modo. . Puede volver en sí y tiene la escopeta a su lado. el dueño que yo tenía en Madrid! Le conozco perfectamente. Por todo ello. en consecuencia. cubierto de césped verde y suave. aumentarían espectacularmente los casos de ceguera y de cáncer de piel. Las radiaciones ultravioleta llegarían hasta la superficie terrestre con mayor intensidad y. la humanidad se vería abocada a un desastre ecológico sólo comparable a una guerra nuclear (ch).Pero. El lobo. . las poblaciones costeras quedarían anegadas.¿Quién es don Manuel? El conejo flaco. daban sabrosos frutos”.. El conejo flaco. en otoño.¡Mi último dueño. (e). . 2. . El oso.! El oso.No es una escopeta. se cubrían de delicados capullos rosados y. La temperatura de la Tierra aumentaría varios grados.Era un jardín grande y hermoso. brillaban flores bellas como estrellas. de modo que el hielo de los casquetes polares se fundiría y aumentaría el nivel de los mares.. . Los principales serían éstos: 1. . Desparramadas sobre la hierba. se desencadenaría un conjunto de fenómenos de consecuencias catastróficas para la humanidad. en primavera. es una lanza.Entonces podemos devorarlo con más satisfacción.

tal como ahí lo veis. El aire está podrido.Yo lo sé. tan fresca y limpia. .Tampoco es una lanza. de huir de lo artificial. La ciudad tiene la inquietud ansiosa de un eterno acecho. las flores.! Espero que no nos pongamos sentimentales. . también. nunca repetida. y se marchaba con sol o con nieve. El lobo. No salía a matar ni trajo nunca. alto el testuz. enloquecimiento.. aunque por poco tiempo. La cuidad es un ruido incesante: prisa. de beber de bruces el agua del regato. como si bebiésemos. Los sábados se vestía un poco extrañamente. La cuidad es un corral de hombres. en los días más duros de invierno. como yo. En verdad os digo que no hay alimaña del monte más digna de compasión que los hombres de la ciudad. en el que cada uno es pieza y es cazador. voracidad. Y algunos hombres huyen como yo he huido. Y no se le ocurrió. tumulto. y vosotros la sabríais también.Yo he visto más de una vez hombres como éste trepar alegremente por la montaña y andar entre la nieve.¡Oh. ¿Por qué lo harán? El conejo flaco. Miraba la belleza del sol que nace o del sol que se pone. . que llena el alma de emoción. el agua. Si el compañero conejo quiere su parte. lamentarse de no tener a mano el fusil con que romper aquella vida graciosa. a recorrer las cumbres lejanas. como el amigo lobo. víctimas ensangrentadas. de respirar el aire ancho y libre de las cumbres. como a alguien entre sus oyentes. Es una existencia de pesadilla. como paralíticos en sus coches de mano. a la orilla de un precipicio.Es un hombre enamorado de la sierra. el sol. . como el amigo oso. y se retiran antes de medianoche. el aspecto fantástico de un risco. tan bella. Los pájaros tienen cárcel. . El conejo flaco.de ese corral. de correr por el bosque o entre los picachos. a su regreso. sangre del puro y generoso corazón de la tierra. Sienten como nosotros la necesidad de integrarse a la tierra madre. enfermo. si conocieseis su vida.. de cada árbol. Unos arbolillos anémicos salen de sus tiestos a las aceras. El oso. la hermosa figura. Es un herrado bastón de montaña. de una vena de la tierra.. envenenada. El raudal humano en las calles es como el tropel de animales que huyen de un bosque incendiado. Un día escuché cómo contaba su visión de un corzo sobre el nevado peñasco. arriba el cielo azul y abajo el extraño mar blanco fingido por la niebla que subía del valle. la tendrá dentro de unos minutos.El conejo flaco. y oía el viento y el son del arroyo con el corazón lleno de dulzura.. .

. el hermano hombre. . este sencillo e insuperable sentimiento de la naturaleza no adulterada.Gozan. como nosotros. Éste que ahí está. enemigo nuestro. Después vuelven tristemente a su corral inmundo. Es. como nosotros gozamos. no es el hombre feroz. que salió como nosotros de la tierra y que. Respetemos la vida del hermano. la ama.. Son como nosotros mismos. ignorante de que decidimos su suerte.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful