Está en la página 1de 146

DEREChos

HUMANOS

MANUAL DE RECURSOS Y DIRECTORIO


ASOCIACIONES - MOVIMIENTOS
GRUPOS Y ORGANIZACIONES DE
LESBIANAS, GAYS, BISEXUALES, TRAVESTIS Y TRANSEXUALES
AMERICA LATINA Y EL CARIBE

ASOCIACION INTERNACIONAL DE LESBIANAS Y GAYS - ILGA


Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 1
Ninguna parte de esta publicación, incluído el diseño de la cubierta y presentación de contra-
portada, puede ser reproducida, almacenada o transmitida de manera alguna o por nigún
medio, ya sea eléctrico, químico, mecánico, óptico o de grabación o de fotocopia, sin permiso
de sus autores.

Derechos Humanos. Manual de Recursos y Directorio


Asociación Internacional de Lesbianas y Gays. Sección América Latina y El Caribe
Primera edición, Junio 2002

Colaboran en esta edición: Phil Agre, María Elena Ahumada, Mauro Cabral, Gloria
Careaga, Luis Gauthier(+), Scott Long, Jordi Petit, María Elena Reyes, Carlos Sánchez,
Alejandra Sardá.

Diseño de portada y texto: Soledad Caro

Financiado por Unión Europea, Hivos, ILGALAC, Movimiento Unificado de Minorías


Sexuales
Registro de Propiedad Intelectual
ISSN: 0717-4950

2 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


INDICE

Indice ........................................................................................................................... 3
Presentación ................................................................................................................ 5
¿Qué son los Derechos Humanos? ............................................................................. 7
1. El Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC) ......................... 8
2. El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos .......................................... 10
3. El rol de la sociedad civil y sus organizaciones ..................................................... 12
Precisando algunos conceptos .................................................................................. 12
La homosexualidad .................................................................................................... 14
Derechos Humanos .................................................................................................... 16
Homosexualidad y Derechos Humanos ..................................................................... 18
La Discriminación ....................................................................................................... 20
Hombres trans ............................................................................................................ 29
¿Cómo iniciar el trabajo por nuestros Derechos Humanos? ...................................... 31
La organización y los Derechos Humanos ................................................................. 31
Trabajando por nuestra organización ........................................................................ 37
Cómo diseñar efectivamente mensajes de acción urgente en Internet ...................... 65
¿Cómo utilizar el Sistema Internacional de Derechos Humanos? ............................. 71
Las Cumbres y la lucha por los Derechos de LGBT .................................................. 93
Papel de las Conferencias de Naciones Unidas ........................................................ 93
Legislación y Jurisprudencia en materia de Derechos Sexuales y Reproductivos
en Países de la Unión Europea ............................................................................. 101
Avances y retrocesos en las legislaciones latinoamericanas .................................. 109
Resumen del año 2001en América Latina y el Caribe ............................................. 113
¿Qué es la Asocación Internacional de Lesbianas y Gays (ILGA)? ........................ 123
Directorio ILGA ........................................................................................................ 127

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 3


ilgalac

4 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


PRESENTACION

El presente trabajo fue producido por profesionales y dirigentes de la Asociación Inter-


nacional de Lesbianas y Gays -ILGA- y de distintas organizaciones de derechos huma-
nos de la región.

Es un documento elaborado con el objetivo de contribuir al fortalecimiento de las redes


asociativas en América Latina y El Caribe, y ha sido resultado del trabajo realizado por
ILGA Europa en Asociación con ILGA América Latina y El Caribe, y al financiamiento
otorgado por la Unión Europea.

Este documento está dividido en cuatro partes: la primera está referida a los conceptos
básicos y fundamentales de Derechos Humanos y Homosexualidad; la segunda capítu-
lo está dedicada al quehacer de las organizaciones en la región en el area de los
derechos humanos. Un tercer capitulo revisa los sistemas internacionales de derechos
humanos, tanto universales como regionales; y finalmente el cuarto es un Directorio de
organizaciones asociadas o vinculadas a los miembros asociados a ILGA.

Esperamos que este documento sea de verdadera utilidad.

Consejo Regional
ILGALAC

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 5


6 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC
¿QUE SON LOS DERECHOS HUMANOS?

CAPITULO I
Maria Elena Ahumada - CODEPU
Carlos Sánchez - MUMS

¿QUE SON LOS DERECHOS HUMANOS?


Los derechos humanos se definen como condiciones mínimas o básicas indispensa-
bles, reconocidas universalmente, que permiten a las personas y a los pueblos
desarrollarse plenamente.

Constituyen un sistema internacional que obliga a los gobiernos a hacer vigente los dere-
chos humanos. Esto ocurre mediante pactos, tratados y convenciones internacionales
que, al ser acordados y luego ratificados por los estados, otorgan a la comunidad interna-
cional el poder contralor y la capacidad para vigilar el cumplimiento de sus obligaciones, al
tiempo que puede proteger -por esa misma razón- a las personas de actos cometidos por
el Estado (aplicación de políticas o actos de sus funcionarios), que constituyan omisión,
desconocimiento, violación de sus derechos humanos.

De ahí surge la importancia que los gobiernos ratifiquen los pactos internacionales. A
través de este mecanismo reconocen derechos a quienes habitan su territorio, sin distin-
ción alguna, y se obligan a cumplir con sus compromisos. En caso contrario, la comunidad
internacional puede sancionarlos.

Pactos Internacionales de Derechos Humanos

Los pactos internacionales de derechos civiles y políticos y de derechos económicos,


sociales y culturales, son documentos que detallan y precisan los contenidos de la Decla-
ración Universal de los Derechos Humanos. Precisan cuáles son los derechos consagra-
dos, los ámbitos de aplicación y el procedimiento para su exigencia.

Cuando los estados se hacen parte de los pactos, es decir, cuando han ratificado la firma
de estos documentos, se obligan a la protección y la promoción de los derechos estable-
cidos en ambos pactos.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 7


1. El Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC)

Este pacto internacional fue aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas
el año 1966. El Pacto de DESC se propone favorecer el respeto de los derechos humanos
en los ámbitos social, económico y cultural. Los derechos que se consagran obligan a los
gobiernos a desarrollar progresivamente políticas destinadas a hacer efectivos estos de-
rechos. Reconoce que los pueblos tienen derecho de libre determinación y que como tal,
determinan su condición política y su desarrollo social, económico y cultural.

Los gobiernos entonces deben adoptar medidas hasta el máximo de sus recursos para
lograr progresivamente la plena efectividad de estos derechos, sin discriminación alguna.
El pacto enfatiza el deber de asegurar a hombres y mujeres el goce por igual de los
derechos económicos, sociales y culturales.

No se puede reconocer al Estado, a grupo o individuo, derecho alguno para realizar acti-
vidades encaminadas a destruir, limitar, obstaculizar cualquiera de los derechos y liberta-
des reconocidas en el pacto, ni podrá a partir de la vigencia de este pacto limitar otros
derechos vigentes en el país.
1.a. ¿Como entiende el Pacto la vigencia de los derechos económicos, sociales y
culturales?. El derecho a trabajar se entiende como el derecho de toda persona a ganarse
la vida mediante un trabajo libremente escogido o aceptado. Para garantizar este dere-
cho, el Estado debe adoptar distintas medidas, entre las cuales está la orientación y for-
mación técnico profesional, la preparación de programas, normas y técnicas encamina-
das al desarrollo económico, social y cultural constante y la ocupación plena y productiva
debe ser garantizada.

Las condiciones de trabajo equitativas y satisfactorias que le aseguren especialmente una


remuneración que otorgue mínimamente un salario equitativo e igual por el mismo trabajo,
sin distinción de ninguna especie, condiciones dignas de existencia para quienes reciben
el salario y sus familias. La seguridad e higiene, la misma oportunidad de promoción y el
descanso y disfrute del tiempo libre deben ser asegurados.

Se reconoce el derecho a fundar sindicatos y a afiliarse libremente para promover y prote-


ger sus intereses económicos y sociales, el que no puede restringuirse. De la misma
manera, se establece el derecho de los sindicatos a formar federaciones y confederacio-
nes e integrarse a organizaciones internacionales. Se reconoce también el derecho de los
sindicatos a funcionar sin obstáculos ni limitaciones. Se debe garantizar el derecho a
huelga.
Estos derechos solo podrán someterse a restricciones legales si se trata de miembros de
las fuerzas armadas, policía o administración del Estado. Se precisa claramente que no
podrán restringirse las garantías previstas en el Convenio de la OIT de 1948 sobre Liber-
tad Sindical y Protección del Derecho de Sindicalización.

La seguridad social incluye conceder a la familia una amplia protección y asistencia en lo


que se refiere a su constitución y mientras sea responsable del cuidado y la educación de
los hijos a su cargo. También se reconoce la protección de las madres embarazadas
durante un período antes y posterior al parto, reconociendo a las trabajadoras el derecho
a licencia remunerada y prestaciones sociales adecuadas. También a los niños y adoles-
centes, sin discriminación alguna, se les debe proteger de la explotación económica y
social, de los empleos nocivos para su salud, o de situaciones donde peligre su vida o

8 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


donde se corra el riesgo de perjudicar su desarrollo normal. Además los países están

CAPITULO I
obligados a normar los límites de edad para el trabajo infantil.

Se reconoce el derecho de toda persona a un nivel de vida adecuado para sí y su familia


incluyendo la alimentación, el vestido y la vivienda adecuada y a mejorar continuamente
las condiciones de existencia. Como los estados deben proteger a sus pueblos contra el
hambre, en el pacto se menciona la necesidad de desarrollar junto la cooperación interna-
cional programas destinados a alcanzar estos objetivos.

Es reconocido el derecho a la salud, entendido como el disfrute del más alto nivel de salud
física y mental. Se llama a los estados a tomar medidas para reducir la mortinatalidad, la
mortalidad infantil, y asegurar el sano desarrollo de los niños, a mejorar las condiciones de
higiene del trabajo y del medio ambiente, a prevenir y tratar las enfermedades epidémicas,
endémicas, profesionales y luchar contra ellas y a crear condiciones que aseguren a to-
dos asistencia médica y servicios médicos en caso de enfermedad.
El derecho a la educación, la que debe orientarse hacia el pleno desarrollo de la persona-
lidad humana y del sentido de su dignidad y debe fortalecer el respeto por los derechos
humanos y las libertades fundamentales, que la educación debe capacitar a las personas
para participar en una sociedad libre, favorecer la comprensión la tolerancia, y trabajar por
la paz.

La educación básica debe ser obligatoria y asequible a todos gratuitamente. La educación


media en sus diferentes formas debe ser generalizada y hacerse accesible a todos, tam-
bién la enseñanza superior debe hacerse accesible a todos sobre la base de la capacidad
de cada uno, especialmente por la implantación progresiva de la enseñanza gratuita. Tam-
bién se debe procurar que los adultos completen sus estudios.

Los padres o tutores son libres de elegir el tipo de educación para sus representados,
siempre que esté al mismo nivel que la otorgada por el Estado. También se protegerá la
libertad de particulares y otras entidades para establecer y dirigir instituciones educativas,
siempre que se ajusten las normas mínimas prescritas por el Estado.
El Pacto reconoce el derecho de toda persona a participar en la vida cultural. Gozar de los
beneficios del progreso científico y de sus aplicaciones, de la protección de los intereses
morales y materiales que correspondan por razón de las producciones científicas litera-
rias o artísticas de que sea autora. El Estado debe asegurar la conservación el desarrollo
y difusión de la ciencia y la cultura, respetando la libertad para la investigación científica y
para la actividad creadora.

1.b. Para hacer efectivos estos Derechos Humanos, los gobiernos entonces deberán
presentar informes sobre las medidas que hayan adoptado y sobre los progresos realiza-
dos para asegurar el goce de los derechos reconocidos en el pacto. Estos informes se
envían al Secretario General de la ONU y quien entregará copias al Consejo Económico y
Social (ECOSOC) para que lo examine, al igual que entregará a los organismos especia-
lizados1 cuando corresponda. Los informes deben señalar las circunstancias y dificulta-
des que afectan el grado de cumplimiento de las obligaciones previstas en el pacto. En-
tonces el ECOSOC y los organismos especializados se refieren a recomendaciones acer-
ca de las medidas necesarias que deben adoptarse o de su evaluación a las medidas
tomadas por los estados en beneficio de la plena vigencia de los derechos establecidos
en el Pacto.
1
UNESCO, UNICEF, OMS, FAO, Banco Mundial, ONUSIDA.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 9


El ECOSOC transmite a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU para su estudio,
recomendación o para su información los informes de derechos humanos que presenten
los estados y los informes que presenten los organismos especializados2. Los estados y
los organismos especializados pueden presentar al ECOSOC observaciones sobre las
recomendaciones de carácter general3. También lo podrá hacer ante la Asamblea General
respecto de recomendaciones, medidas adoptadas y los progresos realizados. Señalará
a otros órganos de la ONU sobre la conveniencia de medidas internacionales que contri-
buyan a la aplicación efectiva y progresiva del Pacto.

2. El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos

Recoge los principios establecidos en la Carta de las Naciones Unidas, incluyendo las
consideraciones y los reconocimiento de las condiciones sociales y políticas que asegu-
ran el pleno goce de los derechos civiles y políticos, establecidos en la Declaración Uni-
versal de los Derechos Humanos. Se establece entonces que los derechos y libertades se
derivan de la dignidad propia de los seres humanos, que la libertad, la justicia y la paz se
basan en el reconocimiento de la dignidad humana. Reconoce que es indispensable crear
las condiciones que permitan a cada persona gozar de sus derechos civiles políticos y de
los derechos económicos, sociales y culturales, como requisito indispensable para alcan-
zar el más alto nivel de desarrollo del ser humano.

El reconocimiento de estos derechos y libertades es de carácter inmediato y entrará


el Pacto en vigencia inmediata y por tanto, las personas a quienes se desconozcan
estos derechos podrán hacer uso efectivo de un recurso para restituir su derecho negado,
desconocido, violado o restringido. Se señala en forma explícita como responsables de la
protección y vigencia de estos derechos a las autoridades y funcionarios oficiales.

Reitera que hombres y mujeres tendrán igual reconocimiento y tendrán garantizado


en igual forma sus derechos y libertades establecidos en el Pacto. Los derechos
consagrados mediante este pacto no podrán restringirse en ninguna circunstancia, a
no ser en beneficio directo de la sociedad, medida que deberá ser informada al Secretario
General de las Naciones Unidas en caso de producirse, y quien deberá pronunciarse al
respecto.

El órgano destinado a vigilar el cumplimiento del Pacto es el Comité de Derechos Huma-


nos de la ONU formado por expertos independientes propuestos por los estados y elegi-
dos por los estados partes del Pacto considerando un equilibrio regional. El Comité se
reúne a lo menos una vez a la año y revisa las medidas que los estados han adoptado
para el cumplimiento efectivo del Pacto.

Como los gobiernos son responsables de asegurar el disfrute de los derechos en condi-
ciones de igualdad y sin discriminación alguna, incluso tomando medidas que prohíban la
discriminación en contra de cualquier persona o grupo de personas.

2.a. Los derechos que se consagran en el Pacto se refieren al derecho a la vida, a la


abolición de la pena de muerte, la erradicación de la tortura, de toda forma de esclavitud,
y de trabajo forzoso. Establece que todo individuo y grupo social tienen derecho a la
2
Los estados de acuerdo al art. 16 y 17 y los organismos especializados de acuerdo al artículo 18
3
De acuerdo al artículo 19

10 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


libertad y a la seguridad personal, y precisa normas de protección y de respeto de los

CAPITULO I
derechos de las personas detenidas, procesadas y penalizadas. De ese modo también se
explicita el significado del derecho a la justicia.

El derecho a circular libremente en el territorio de un Estado, y escoger ahí su residencia,


a salir y entrar en su país. También se consagra el derecho de asilo.

El derecho a la justicia se detalla ampliamente en el articulado del Pacto incluyendo la


igualdad ante la ley y trato en tribunales, el derecho a un juicio justo, a que se presuma su
inocencia, a ser informada adecuadamente, a un debido proceso, el derecho a ser defen-
dida. Además del reconocimiento a su personalidad jurídica.

El derecho a no ser objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su


familia, domicilio o correspondencia, ni ataques a su honra o reputación. La libertad de
pensamiento, de opinión, la libertad de religión y de expresión está también consagrada
en el pacto, como lo están el derecho de reunión pacífica, de libre asociación, de fundar
sindicatos y otras organizaciones. La protección de la familia y de niños y niñas.

El derecho a participar en los asuntos públicos, a elegir representantes y autoridades, a


ser protegidos por la ley.

Los grupos étnicos y pueblos originarios tienen derecho a desarrollar su propia vida cultu-
ral, incluidos su religión e idioma.

2.b. ¿Cómo se hacen efectivos los derechos establecidos en el Pacto de Derechos


Civiles y Políticos?. Los estados partes del Pacto, a través de sus gobiernos deben
presentar informes a la ONU sobre las medidas que hayan adoptado para asegurar el
goce de los derechos del pacto, cada vez que el Comité así lo solicite. Estos informes se
entregan al Secretario General quien los transmite al Comité de Derechos Humanos de la
ONU para el examen. Luego, y cuando proceda, entregará este informe o las observacio-
nes del Comité a los organismos especializados.

El resultado del informe y de las consultas se transmitirá a los estados partes del Pacto, y
también si corresponde, al ECOSOC. Los estados pueden presentar al Comité sus obser-
vaciones.

Entonces los estados partes reciben, examinan y se pronuncian respecto del cumplimien-
to del Pacto por parte de otro Estado parte que ha reconocido la competencia del Comité.
Se podrá hacer comunicaciones escritas al Estado que no está cumpliendo, el que deberá
entregar las explicaciones del caso o las declaraciones que proceda, que se refieran a las
medidas que ha tomado ese Estado para superar esta situación de incumplimiento.

El Comité sesionará para revisar las respuestas del Estado y verificar que se cumplan las
determinaciones previamente acordadas. Dentro de los doce meses siguientes al recibo
de la segunda comunicación, que es una notificación, el Comité presentará un informe
que dará cuenta de la solución alcanzada o del procedimiento que se ha llevado a cabo en
ese caso. Si no hay resolución, el Comité con el previo consentimiento de los estados
partes designará una comisión especial. Cuando esta comisión, en un plazo no mayor de
doce meses haya examinado el asunto en todos sus aspectos presentará un informe al
Comité para su transmisión a los estados, dando cuenta del procedimiento, si aún persiste

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 11


el problema, o de la solución alcanzada, de sus conclusiones y observaciones. Los esta-
dos partes interesados tendrán tres meses para aceptar o no los términos del informe de la
comisión.

De esa manera el Estado parte que no ha cumplido, se obliga al cumplimiento, y en caso


contrario, a la sanción de la Asamblea General, lo que redunda en medidas de presión
económica y política en contra del Estado que está desconociendo sus obligaciones.

3. El rol de la sociedad civil y sus organizaciones

Es necesario conocer los compromisos y obligaciones de los gobiernos respecto de la


vigencia de los pactos. Debemos capacitarnos, prepararnos en el tema, comprender sus
contenidos y procedimientos básicos. Del mismo modo es necesario trabajar en equipo,
desarrollar trabajo multidisciplinario, trabajo en redes. La organización colectiva de la ta-
rea potencia sus eficacia y sus resultados.

Una importante tarea sería contactarse con integrantes de las distintas instancias interna-
cionales que pueden tener injerencia en la vigilancia de los compromisos de los estados
en torno a las materias mencionadas4.

PRECISANDO ALGUNOS CONCEPTOS


Todos los seres humanos nacen libres e acuerdo a las interacciones socioculturales
iguales en dignidad y derechos enuncia la a través de su vida. De acuerdo a distintos
Declaración Universal de los Derechos Hu- autores que se refieren al desarrollo
manos, estableciendo que el valor como psicosocial, la sexualidad está manifestán-
persona es igual para cualquier ser huma- dose desde el mismo momento de nacer,
no, no importando su raza, sexo, religión, influyendo en su desarrollo las característi-
idioma, o cualquier otra condición. Pero este cas de las interrelaciones con otros seres
enunciado dista mucho de la realidad. En humanos, como la familia, la escuela, sus
la vida cotidiana vemos muchas diferencias. pares, entre otros.
Una de éstas es lo que ocurre con las per-
sonas con orientación homosexual. Jean Piaget, explica que los seres huma-
nos en su desarrollo cruzan etapas en que
Se entiende por sexualidad humana al con- sus órganos adquieren madurez y su plena
junto de atributos y capacidades de los se- funcionalidad. De esa manera el sexo hu-
res humanos para relacionarse entre sí, a mano está determinado genéticamente,
partir de sus orientaciones y preferencias pero su desarrollo dependerá - según el
sexuales. autor- de la manera en que el individuo atra-
Integran la sexualidad aquellos factores bio- viese y desarrolle las distintas etapas que
lógicos, psicológicos, sociales y culturales normalmente todo ser humano debe hacer.
que incidirán en la forma de expresarla y El sexo será femenino o masculino desde
desarrollarla. la formación corporal y el uso que el ser
humano haga de su sexo dependerá de la
Los seres humanos están constituidos por etapa de su desarrollo. Por ejemplo, un bebé
un sexo biológico que se desarrollará de jugará con sus órganos sexuales para ob-

4
Nos referimos entre otros/as a la Presidenta del Comité de Derechos Humanos de la ONU, Cecilia
Medina, y al Integrante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Claudio Grossmann.

12 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


tener placer al manipularlo, una adolescen- co, cultural y humano. Considera que esta

CAPITULO I
te podrá usar sus características sexuales relación se produce en forma de mediación:
para afirmar su identidad, un adulto podrá hay mediación de la cultura, de las perso-
interactuar sexualmente con el objetivo del nas significativas, de los grupos sociales
placer, de la reproducción o de entablar al- que forman parte del entorno, de quienes
guna amistad. Piaget ha sido claro en se- realizan roles específicos (profesores, gru-
ñalar que el ser humano no se podrá ade- po de pares, pareja, entre otros), mediación
lantar a sus etapas de desarrollo, sino po- de la religión, de la política, de la econo-
drá realizarlas más rápido o mas lento de- mía, de la realidad social. El hecho que to-
pendiendo fundamentalmente de los am- dos estos factores participen directamente
bientes socio culturales. en nuestro desarrollo psicológico y sexual
significa que aunque coincide con los auto-
Otra autora que se ha preocupado del de- res mencionados en que existe cierta direc-
sarrollo psicosexual es Anna Freud - hija y ción en el desarrollo, Vigotski le atribuye al
discípula de Sigmund Freud- quien ha afir- medio, a la historia, a la mediación, el ca-
mado que respecto al desarrollo de los im- rácter de factores relevantes pues despier-
pulsos sexuales, poseemos la secuencia de tan, generan, “gatillan”, impulsan, y dan di-
las fases libidinales: oral, anal, fálica, pe- rección al desarrollo psicológico y sexual.
ríodo de latencia, preadolescencia, Estas determinantes actúan en el ámbito fí-
genitalidad adolescente y adulta. En otras sico, neurofisiológico y psicológico.
palabras, todo el desarrollo humano está
vinculado al desarrollo sexual. Desde las ex- Es decir los tres autores mencionados co-
periencias del lactante de amamantación y inciden en señalar que la vivencia de nues-
el destete, el descontrol hasta el control de tra sexualidad repercutirá de manera impor-
esfínteres, desde que el niño comparte la tante en el desarrollo psicosexual de los
posesión de su cuerpo con la madre hasta seres humanos, privilegiando en este sen-
la exigencia de independencia de su cuer- tido, la necesidad de desarrollar sin prejui-
po y su uso por parte del adolescente, des- cios, en forma libre y satisfactoria nuestras
de que el niño es egocentrista hasta que manifestaciones sexuales.
se integra a sus pares y desarrolla senti-
La vivencia de la sexualidad, a nivel gene-
mientos de empatía y luego de amor, desde
ral, suele manifestarse a partir de dos posi-
que desarrolla juegos eróticos con su pro-
bles objetos del deseo, hombre y/o mujer,
pio cuerpo hasta que los desarrolla con ju-
es decir, sentirse atraído/a por personas de
guetes o con otras personas, todos esos
su mismo sexo o del otro. Así podríamos
cambios, ese desarrollo, es resultado de la
afirmar que las formas de manifestar nues-
interacción entre el desarrollo normal de
tra vivencia sexual transitan entre la
todos los seres humanos, el desarrollo de
heterosexualidad y la homosexualidad, va-
los impulsos sexuales, el desarrollo del yo,
riando en las formas, grados, tiempos y cir-
del superyó (las normas auto reguladoras)
cunstancias.
y de sus reacciones frente a las influencias
del medio. En otras palabras el desarrollo La heterosexualidad y la homosexualidad
corresponde a realidades históricas consti- se pueden entender como la orientación
tuidas en el desarrollo físico y psicológico principal definida por el objeto del deseo.
de los seres humanos que encuentran una Sin embargo, todos los seres humanos de-
dirección basada en lo sexual. sarrollan una identidad sexual, una identifi-
cación personal a partir de una preferencia
Por su parte L. Vigotski, afirma que el desa- sexual y de un auto reconocimiento tanto
rrollo psicológico y sexual del ser humano biológico, como psicológico, en el marco o
se produce mediante las interacciones que la trama histórico cultural.
el ser humano tiene con su entorno históri-

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 13


La orientación sexual puede variar a lo lar- que realizó un estudio acerca del compor-
go de la experiencia sexual y cultural de las tamiento sexual de los hombres en Estados
personas. El objeto del deseo sexual varia- Unidos en 1948, afirmó que los
rá de edad, de sexo, de forma, de condi- heterosexuales exclusivos y los homosexua-
ción social y cultural. Esto pues los estímu- les exclusivos son menos frecuentes de lo
los que pudieran explicitar el deseo sexual que imaginamos, y que solo alcanzarían
son infinitos y se interpretarán de acuerdo entre un 10 a un 25% de la población. En
a las distintas experiencias personales, so- cambio descubrió que mas de la mitad de
ciales y/o subjetivas. los hombres investigados habían
tenidoalguna experiencia sexual con alguien
Podemos afirmar que los seres humanos de su mismo sexo. Para este autor la sexua-
son en la práctica construcciones lidad y la homosexualidad son continuos que
biopsicosociales, sexuadas, con caracterís- van entre la exclusividad del mismo sexo o
ticas personales propias y universales, co- del otro y la bisexualidad manifestada en
munes a otros seres humanos. La búsque- porcentajes de expresión.
da del placer, la creación, la auto-transfor-
mación son y han sido históricamente me- Al respecto, sin embargo, existen mas de
tas propias de nuestra especie. 70 teorías que intentan explicar el origen
de la homosexualidad. Algunos hacen én-
Entonces, podemos afirmar que tanto la fasis en que la homosexualidad sería
sexualidad como la homosexualidad son genética y otros que es causada por mal
construcciones culturales humanas y no ins- funcionamiento glandular u otras que afir-
tintivas ni predeterminadas. Por eso es que man que es producto de las interacciones
la sexualidad humana se ha expresado de socio culturales. Sin embargo ninguna es
distintas formas a través de la historia de la concluyente.
humanidad, y por el contrario las manifes-
taciones de las sexualidad han sido varia- A mediados del siglo XIX, Karl Heinrich
das a través de todo el transcurso de la his- Ulrichs, médico, luchó contra el castigo a la
toria de los seres humanos. homosexualidad, convencido de que la
orientación sexual era una característica hu-
LA HOMOSEXUALIDAD mana estable e inherente y que la homose-
xualidad era una forma válida y natural de
La homosexualidad es una de las posibles expresión de la sexualidad humana.
expresiones de la sexualidad. Es la expre-
Pero el concepto de homosexualidad se
sión de la sexualidad orientada al deseo de
acuña recién en la segunda mitad del siglo
un objeto del mismo sexo. Así una persona
XIX. Específicamente, en 1869, apareció un
con una identidad sexual de hombre homo-
panfleto redactado a modo de carta pública
sexual, orientará su deseo hacia otro hom-
al ministro alemán de justicia, redactado por
bre.
Karl María Kerbeny, uno de los juristas y es-
Insistimos en que esta expresión de la orien- critores que comenzaban a desarrollar el
tación sexual ha existido a través de todo el concepto de orientación sexual. Este jurista
desarrollo de la historia humana. Es decir, afirmaba que la homosexualidad no podría
el origen de la homosexualidad es el mis- considerarse delito, como lo pretendía la
mo que de la heterosexualidad. No existe federación alemana del norte. Para el autor
ninguna diferencia física o mental entre la atracción de sexual de algunos individuos
quien gusta de su mismo sexo, del otro o de por personas de su mismo sexo era un as-
ambos. pecto inherente e inamovible de su perso-
nalidad.
Uno de los estudiosos más conocidos res-
pecto de la homosexualidad, Alfred Kinsey, Setenta años después, la antropóloga

14 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


Margaret Mead afirma: “cuando estudiamos cionaba la homosexualidad como un delito.

CAPITULO I
las sociedades mas simples quedamos im- Estos movimientos tuvieron su auge y
presionados ante las múltiples formas en masificación mundial en la década del 60,
que el hombre ha aprovechado algunas pis- exigiendo sus derechos civiles y políticos.
tas y las ha entrelazado creando los her-
mosos e imaginativos tejidos sociales que Desde la segunda década del siglo XX se
denominamos civilizaciones”. Para la auto- publicaron en Europa y Estados Unidos in-
ra no existe una sexualidad universal, sino numerables textos y revistas para homo-
ésta es expresión de la cultura y el desarro- sexuales, aparecieron novelas, libros, y
llo de cada pueblo. Así las expresiones y otras expresiones culturales. Además mu-
manifestaciones de la sexualidad humana chos de los activistas eran víctimas de la
serán propias de las culturas. Dentro de las persecución nazi que empezaba a expan-
culturas “el contacto sexual entre personas dirse en Europa. Mientras Hitler era canci-
del mismo sexo no se considera una carac- ller de Alemania el movimiento de liberación
terística particular de un grupo o subgrupo homosexual alemán fue aniquilado. Las ex-
de personas. No existe una categoría para presiones europeas bajaron considerable-
los homosexuales, sino por el contrario, en mente su perfil, y en cambio surgen con fuer-
algunas culturas el erotismo entre personas za en Estados Unidos. Ese proceso se de-
del mismo sexo formaba parte de la expe- sarrolla durante varios años, hasta alcan-
riencia sexual normal de todos los miem- zar su máxima expresión a fines de los años
bros de la sociedad”1. Entonces podríamos 60, influyendo a la órbita del poder y alcan-
afirmar que la homosexualidad no existe zando la despenalización en el Estado de
como un atributo de un tipo específico de Nueva York.
personas, sino más bien es una potenciali- A partir de 1970 en Estados Unidos, el mo-
dad de cualquier ser humano. vimiento homosexual logra influir no solo las
Aunque los movimientos homosexuales esferas políticas y culturales, sino también
existieron desde la mitad del siglo XIX, fue la esfera científica. Se influyó especialmen-
solo a partir del término de la primera gue- te a la Asociación Americana de Psiquiatría
rra mundial cuando los movimientos homo- -APA- que aceptó las apreciaciones del Co-
sexuales de carácter políticos se proponen mité Científico que recomendaban que la
reformar el código penal alemán que san- homosexualidad dejara de ser considerada
una enfermedad psiquiátrica.
De modo que aceptar a la homosexualidad como una orientación sexual que tienen perso-
nas que no presentan ninguna patología psicológica ni ningún trastorno de la personali-
dad, significó acercarse un poco más a la necesaria tolerancia que los seres humanos
deben tener para comportarse pacífica y respetuosamente entre ellos y ellas. Desde hace
unas tres décadas, se ha ido estableciendo cada vez con mas certeza que la orientación
y la identidad sexual no siempre son correspondientes. Esto significa que un hombre cuya
orientación sexual es heterosexual, puede identificarse sexualmente como una mujer, y
manifestar su identidad sin ser «gay». Lo mismo ocurre con los hombres de orientación
homosexual que sin embargo se identifican como mujeres, muchos de los cuales mani-
fiestan e incluso desarrollan su identidad en el travestismo.

Es importante percibir esta diferenciación conceptual, pues está referida a características


propias de la especie humana, de la forma en que se vive la sexualidad humana. Esto ha
estado presente en el desarrollo de la historia y de la cultura de la humanidad. Sin embar-
go se puede señalar que estos conceptos de identidad y orientación sexual son nuevos,
modernos y se han venido incorporando
1
«Sex and Temperament in Free Primitive Societies», Margaret Mead, Editorial Morrow, New York, 1935.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 15


DERECHOS HUMANOS
Mucho se habla de los derechos humanos, pero es necesario precisar de qué se tratan,
qué es lo peculiar de los derechos humanos, cuál es el concepto, cuáles son sus conteni-
dos, sus principios, sus significados y sus implicaciones.

Los derechos humanos son una normativa internacional que rige, ordena y orienta la
conducta de los gobiernos, pueblos y de los estados. Se los ha definido como las condicio-
nes básicas, reconocidas universalmente, que permiten a las personas y a los pueblos,
desarrollarse integralmente y en libertad. Es decir como aquellas necesidades sociales,
económicas, políticas, culturales, sin las cuales los seres humanos, la humanidad toda, no
podrá desarrollarse.
Se refiere por ejemplo a la necesidad de que cada ser humano -hombre o mujer- no
importando si pertenece a la cultura de la mayoría o de las minorías, pueda nacer, crecer,
ser integrado(a) a una comunidad de pertenencia, a una familia, que pueda estudiar, estar
protegido(a) de enfermedades, de abandono, de violencia, de maltrato, de vejámenes, de
injerencias en su vida privada; que ese hombre o esa mujer pueda pensar libremente, y
expresar sus pensamientos y sus sueños sin temor a ser molestado(a), perseguido(a),
encarcelado(a), torturado(a) o muerto(a) a causa de sus ideas. Además, de que ese ser
humano viva adecuadamente, pueda alimentarse, vestirse, trabajar sin ser explotado, crear,
formar pareja y familia, participar en los asuntos que le interesan, agruparse, asociarse, y
beneficiarse de los avances científicos, tecnológicos, sociales, políticos y culturales de la
sociedad. Y especialmente se trata de que esa persona sin distingo de clase, raza, sexo,
religión, edad, apariencia física, características personales intelectuales, o de cualquier
otra índole o condición social goce de los derechos iguales e inalienables que tiene cada
integrante de la especie humana y le corresponden por su condición de ser humano.

Los derechos humanos se han constituido comprometen a si mismos a respetar y pro-


como un concepto de carácter universal que mover los derechos humanos de las perso-
recoge el anhelo de muchos pueblos de dis- nas y de los pueblos que habitan en su te-
tintas latitudes, historias, culturas, religiones, rritorio, y esta obligación es adquirida me-
ideas políticas, por crear un sistema de le- diante la firma y ratificación de un pacto entre
yes internacionales que puedan ayudar a el Estado y la Comunidad Internacional.
las personas desprotegidas más allá de la
voluntad del gobierno del país donde estas La normativa internacional de los derechos
personas se encuentren. Es decir, una nor- humanos tiene un rango mayor que las le-
mativa internacional que obligue a los esta- yes nacionales de los países. Esta caracte-
dos a respetar y proteger los derechos de rística obliga a los estados partes de un Tra-
las personas que habitan en su territorio y tado a modificar la normativa interna para
que proteja los derechos de los ciudadanos ponerla a tono con el acuerdo suscrito. En
de todo el universo, no importando si esos Chile, por ejemplo, desde que está vigente
ciudadanos o ciudadanas forman parte de la Convención Internacional de los Dere-
las culturas mayoritarias o minoritarias. chos del Niño, se han venido realizando una
serie de modificaciones en la ley interna
Esta normativa vincula a los estados esta- para adecuarla a las nuevas exigencias de
bleciendo sus propias obligaciones. Tales protección de los derechos de niños y ni-
obligaciones son adquiridas por esos esta- ñas. Entre otras, la nueva ley de filiación, la
dos al momento de constituirse como parte de violencia intrafamiliar, la normativa al in-
de una Convención o Tratado Internacional terior de los tribunales para las proteccio-
sobre la materia. Es decir, los estados se nes de las personas menores de 18 años

16 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


quienes antes debían carearse con su victi- oportunidades y de condiciones para ac-

CAPITULO I
mario para establecer el delito. Hoy basta ceder al goce y al ejercicio de los derechos
el testimonio del niño o de la niña maltrata- humanos de estos grupos y personas dis-
da, ahora se le reconoce su dignidad de per- criminadas. Es el caso del Convenio 169
sona, hoy no se duda de la veracidad de su de la OIT, referido a Pueblos Indígenas, de
relato, se le cree por principio. la Convención Internacional para la Elimi-
nación de Todas las Formas de Discrimina-
Desde 1919 cuando se estableció la prime- ción contra la Mujer, y la Convención Inter-
ra normativa internacional de derechos hu- nacional de los Derechos del Niño.
manos en el ámbito del trabajo, hasta nues-
tros días, los derechos humanos han ido Un avance significativo se ha adquirido en
evolucionando, se han profundizado y se América mediante la Convención para Pre-
han ampliado. Los primeros pactos hacían venir, Sancionar y Erradicar la Violencia
énfasis en derechos humanos de carácter contra la Mujer de la OEA. En este Pacto se
general para personas que se suponían establece que las obligaciones de los esta-
iguales (uniformes), que se suponían goza- dos de proteger los derechos humanos (en
ban del mismo reconocimiento o que tenían este caso de la mujer y la niña) rige tanto
la misma oportunidad de ejercerlos. Estos en el ámbito público como privado. Además,
derechos de carácter general se estable- reconoce un concepto amplio de violencia,
cieron en el Pacto Internacional de Dere- incluyendo el derecho a toda mujer a una
chos Civiles y Políticos, con énfasis en las vida libre de violencia, lo que significa estar
libertades y en las personas, y en el Pacto libre de toda forma de discriminación y a
Internacional de Derechos Económicos ser valorada y educada libre de patrones
Sociales y Culturales, que hace énfasis en estereotipados de comportamientos y prác-
el goce de derechos sociales, a través de ticas sociales y culturales basadas en con-
las políticas del Estado. ceptos de inferioridad y subordinación. Es
decir en el ámbito de los países de Améri-
Luego se avanzó hacia el establecimiento ca, los gobiernos están de acuerdo en se-
de derechos de sectores específicos, como ñalar que la discriminación es una forma de
una forma de enfrentar acciones y políticas violencia, como lo son los estereotipos que
discriminatorias y a la vez poner un espe- menoscaban a las personas.
cial atención a la necesaria igualdad de

La discriminación, sin embargo, no es un fenómeno que pueda ser superado por decreto,
por convenio o por ley, debido a esto ha sido necesario que la comunidad internacional
haga recomendaciones a los estados, ofrezca asistencia técnica y programas especiales
destinados a superar estas prácticas. Acompañando la normativa internacional de carác-
ter obligatorio, los derechos humanos proponen a los estados orientaciones técnicas, jurí-
dicas, políticas, económicas y le recomiendan la realización de programas especiales
destinados a hacer frente a situaciones específicas en que no se respetan los derechos
humanos o en que grupos sociales determinados, no cuentan con las condiciones esen-
ciales que les permitan el goce integral de sus derechos.

En este sentido, por ejemplo, respecto de la superación de los estereotipos que menosca-
ban la dignidad y el goce de los derechos de las mujeres y de las niñas, la UNESCO ofrece
asistencia pedagógica para la revisión de los textos escolares, de estudio, ofrece también
asistencia técnica para la realización de proyectos de estudio, de capacitación docente en
el desarrollo de una pedagogía desde la perspectiva de los géneros. Dependerá de la
voluntad de los gobiernos si esos apoyos técnicos son solicitados y si las nuevas formas
pedagógicas son implementadas al interno de los países. En este sentido se sabe que
muchos de estos recursos se pierden porque no se solicitan las asesorías en distintas

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 17


materias y también porque la asistencia técnica no se canaliza, no se ejecutan las trans-
formaciones requeridas, no se implementan los cambios necesarios ni aún menos se to-
man medidas que se anticipen a mayores deterioros en esta materia.

Actualmente la lucha por los derechos humanos encuentra detractores. La mayoría de los
gobiernos no apoyan irrestrictamente los acuerdos internacionales en materia de dere-
chos humanos: logro de mayor vigencia de derechos de pueblos, una mayor eficiencia en
las instancias de control y sanción de los incumplimientos de los acuerdos, dar reconoci-
miento a los tribunales internacionales para actuar en materias que afectan directamente
a algún gobierno específico, entre otras medidas, son cuestionadas debido a intereses
económicos o políticos específicos, que muchos gobiernos consideran de mayor trascen-
dencia e importancia que el respeto a los derechos humanos. Lo mismo ocurre cuando se
pretende avanzar a tomar medidas de protección de actos discriminatorios tomados en
contra de determinados grupos.
Los gobiernos aplican políticas y principios generales, pero cuando estos principios afec-
tan sus intereses, se defienden enarbolando la consigna que los otros gobiernos y
estados no deben inmiscuirse en los asuntos internos de su país. Esa conducta guberna-
mental termina debilitando al sistema de los derechos humanos, y es contradictoria con
sus propios compromisos.

Sin embargo, y a pesar de las dificultades mencionadas, el sistema internacional de dere-


chos humanos ha resultado ser una forma progresista pues ha logrado avances al interior
de los países, ha dotado a la humanidad de una mayor conciencia y a permitido salvar la
vida y hacer justicia a numerosas personas, familias, grupos y pueblos.

HOMOSEXUALIDAD Y DERECHOS HUMANOS

La teoría de los derechos humanos no ha sido entendida y aceptada con la agilidad nece-
saria por los estados. Además, como sabemos, el respeto de los derechos de las perso-
nas y grupos homosexuales, pasa por cuestionarse y modificar conductas y prejuicios
desarrollados con anterioridad, por cambiar hábitos, creencias, costumbres.

Nuestras prácticas relacionadas con la sexualidad trascienden nuestros roles sociales. Si


desempeñamos funciones específicas en el aparato estatal (o en cualquier institución
pública o privada), roles sociales (a nivel familiar, comunitario o social), roles políticos, que
es necesario modificar de acuerdo a la ley, la transformación de nuestras costumbres y
hábitos no se realiza solo por mandato de la ley, sino que es resultado de la internalización
del nuevo concepto. Es decir, cuando se modifica la ley, un grupo de avanzada puede
fácilmente acatarla, pero la costumbre de discriminar puede permanecer por un tiempo
prolongado sin modificarse. Del mismo modo, la ley puede permanecer sin modificación a
pesar que las costumbres hayan sido modificadas previamente.

Estos procesos de cambio pasan por las personas. Somos los grupos humanos quienes
modificamos la cultura, la sociedad, e incluso las instituciones, y es resultado de las
interrelaciones sociales, de las relaciones interpersonales e intergrupales.
La vigencia de los derechos humanos de las personas y grupos de hombres y de mujeres
no-heterosexuales, no siempre se refleja en la ley. Hay países que no tienen una legisla-
ción persecutoria y sin embargo, a nivel cultural la orientación homosexual aún no es
aceptada. Por el contrario, las razones que se esgrimen para no sancionarla son pragmá-

18 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


ticas o son razones de Estado, y no razo- modo situaciones de discriminación contra

CAPITULO I
nes de conciencia, no son razones basa- estas personas, especialmente en el ámbi-
das en la aceptación de la diversidad, sino to del trabajo y las libertades individuales.
en prejuicios basados en la ignorancia. Un
ejemplo es lo que ocurre en un país como En la región no hay una forma adecuada
Estados Unidos, que es reconocido por su para defenderse ante los actos de difama-
pensamiento político liberal, donde se man- ción y/o discriminatorios cometidos contra
tuvo por años la prohibición del ingreso de personas homo-bisexuales o contra la co-
personas seropositivas a su territorio. En munidad homo-bisexual. Cuando se come-
este mismo país, las conductas reconoci- ten delitos de difamación contra la pobla-
das como homosexuales, son castigadas en ción homo-bisexual, asignándole conductas
algunos estados y son aceptadas en otros. perversas contra terceros y atribuyéndole
El gobierno de los Estados Unidos no edu- malas intenciones, las leyes generalmente
ca a todos sus ciudadanos en materia de no contemplan una figura jurídica específi-
derechos humanos, sino que los deja que ca donde recurrir para hacer frente a estas
sean los mismos estados a través de las formas veladas o abiertas de persecución
expresiones de mayorías y minorías, los que contra las personas homo-bisexuales.
decidan. En otras palabras, para Estados
Estas prácticas al parecer se legitiman por
Unidos tiene más valor el liberalismo y el
omisión de una línea efectiva de defensa
pragmatismo que los derechos humanos.
de los derechos de las mujeres y hombres
Otras situaciones se pueden ver en Medio homo-bisexuales a no ser discriminadas.
Oriente, en donde existen países muy Justamente por esta razón hoy se mani-
fundamentalistas, cuya política de Estado fiesta el interés de distintos sectores para
responde a preceptos religiosos rígidos, que establecer leyes que castiguen la discrimi-
castigan la homosexualidad hasta con la nación y que modifiquen la actuales normas.
pena de muerte, como también castiga la
manifestación de la sexualidad de las mu- Otro esfuerzo importante debe venir por el
jeres. En este tipo de países, la religión es camino de la educación formal e informal.
más importante que el respeto a los dere- En la medida que la sexualidad humana sea
chos humanos. tema de preocupación y sea asumida por
las instancias regulares del sistema formal
En nuestros países la homosexualidad se de educación, se irá superando el prejuicio
mantiene en una situación vulnerable. en torno a la sexualidad, terminando con la
Culturalmente se sigue culpabilizando a ignorancia, y con ello muchas formas encu-
homosexuales de crímenes sexuales, aun- biertas y abiertas de intolerancia frente a
que las cifras oficiales indican sin lugar a conductas sexuales diferentes a las del
dudas que estos delitos son general y 66,6% de la población, porcentaje estadís-
mayoritariamente cometidos por personas tico que determinaría la “normalidad”.
heterosexuales y que además son cerca-
nas o conocidas de la víctima. La prensa Los medios de comunicación en general y
de nuestros países hace alarde de algunas la prensa en particular deben orientar su
excepciones pretendiendo presentarlas desempeño profesional en los principios de
como si respondieran a un patrón general. derechos humanos universales. Es nece-
sario que superen esa persistente tenden-
En América Latina y El Caribe, el respeto a cia a guiarse por las exigencias y la espec-
los derechos de hombres y mujeres con tacularidad del mercado.
orientación homo-bisexual se vulnera de
una forma hipócrita. Se aplican leyes y nor- La educación, la cultura, los medios de co-
mas que no son explícitas en la condena a municación masivos son ámbitos de la ra-
la homosexualidad, amparando de este cionalidad humana, se refieren a las ideas,

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 19


al pensamiento y al debate público de estas expresiones. En este sentido se pueden
criticar, discutir y modificar teóricamente. Pasar del ámbito de las ideas al ámbito de lo
social, significa tener la capacidad de autocriticarnos, reconociendo y superando los pre-
juicios y modificando nuestras conductas discriminadoras o intolerantes. Aunque parez-
can difíciles, sin embargo, estos cambios se pueden lograr.

LA DISCRIMINACION
En el ámbito de la salud malidad en las estadísticas de la medicina,
esto son aquellos «profesionales» que
Hasta ahora en América Latina y el Caribe, creen que los homosexuales y los
la homosexualidad ha sido un tema tratado heterosexuales fisiológicamente funcionan
en el ámbito de la salud a lo menos en dos distinto, apoyándose en teorías (superadas
direcciones: en la prevalencia del VIH/SIDA hace años) que planteaban la existencia de
y en el control y la vigilancia de las enfer- diferencias en el tamaño, forma y funciona-
medades de transmisión sexual, miento del cerebro. Así muchos de estos
específicamente la referida al comercio profesionales siguen buscando incesante-
sexual. Pero el tema de la homosexualidad mente hacer que la homosexualidad se so-
en el ámbito de la salud, no termina allí. meta a la norma estadística.
Criterios de normalidad estadística invaden A nivel de la salud mental, aún encontra-
la práctica médica, y de ese modo muchas mos personas que creen que la homose-
conductas o manifestaciones que no se xualidad es una forma de perversidad hu-
parecen ni expresan necesariamente la con- mana, atribuyéndole a personas con esta
ducta recurrente son muchas veces asocia- orientación conductas inadecuadas e inclu-
das a situaciones de anormalidad. so delictivas. Muchos de ellos siguen pen-
sando que los violadores de menores se-
Un ejemplo de estos criterios es la materni- rían mayoritariamente homosexuales, aun-
dad, considerada manifestaciones de las que todas las investigaciones han demos-
conductas asociadas a las mujeres madres. trado lo erróneo de estas afirmaciones y han
No se entiende entonces que parejas de un descubierto que quienes violan a niños y
mismo sexo, que comparten una vida, pue- niñas resultan ser generalmente miembros
dan manifestar su «instinto maternal». Se de la familia o personas conocidas y cerca-
olvida frecuentemente que el instinto ma- nos a quienes sufren estos atentados y que,
ternal es un aprendizaje, y no es una con- además, en su mayoría, se orientan como
ducta instintiva. En las relaciones entre las heterosexuales.
personas se aprende y se desarrolla esta
manifestación amorosa y protectora frente En la práctica médica es común que cuan-
a bebés y niños/as. do una persona reconocidamente homo-
sexual consulta por cualquier dolencia, se
En la práctica médica vemos intervencio- le indica que debe hacerse el test de Elisa.
nes equivocadas basadas en la suposición Es decir, en la visión del profesional, ser
que las personas con orientación homo- homosexual es constituirse en un grupo
sexual no podrían desarrollar instintos ma- social de riesgo del VIH/SIDA. Por ello mu-
ternales, y aún más hay médicos que re- chos de ellos plantean también que el Test
chazan la adopción de bebés por parte de de Elisa debería ser obligatorio para las
parejas homosexuales porque consideran personas homosexuales.
que esta manifestación maternal es insana.
Por otra parte es notoria la falta de perso-
Otro ejemplo de la presencia de los crite- nal médico y psicológico de orientación ho-
rios que surgen de las mediciones de la nor- mosexual. Y esto no es casual. En muchos

20 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


países al ingresar a las escuelas de psicología o psiquiatría todos los estudiantes deben

CAPITULO I
aprobar un test de personalidad, de inteligencia y un test proyectivo que sería para des-
cartar patologías. Curiosamente entre otras patologías encontramos a las conductas y
manifestaciones de la homosexualidad.

Las ciencias sociales deben estudiar todos y cada uno de los fenómenos humanos, las
ciencias médicas deben preocuparse de predecir, de prevenir enfermedades o problemas
universales que afectarían a los seres humanos sin excepciones. Por eso deben estudiar-
se todas las conductas humanas, las formas de relaciones entre los seres humanos. pero
estos estudios no pueden ser sesgados, deben conocerse los fenómenos humanos desde
sus propias experiencias sin interpretaciones antojadizas.

Si la homosexualidad no se considerara aún una patología en la práctica de los profesio-


nales de la salud, no habría aplicación de tests para detectarla, lo que permitiría superar la
paradoja actual que, para estudiar los fenómenos psicológicos y psiquiátricos de los ho-
mosexuales, prácticamente no existe personal que responda a esa orientación, lo que
dificulta aún más el conocimiento de estas manifestaciones. Entonces se puede presumir
que la homosexualidad seguirá siendo para la ciencia psicológica y psiquiátrica - en mu-
chos aspectos - una incógnita, y probablemente seguirán dándose prácticas prejuiciosas
basadas en una supuesta normalidad heterosexual.
mosexuales conductas de seducción y aco-
En el ámbito del trabajo
so sexual. Aquí lo extraño es que la seduc-
Hoy la empresa, sometida a las reglas de ción entre los pares o a otras personas es
un sistema económico globalizado, busca aceptada para hombres y mujeres
una imagen corporativa con características heterosexuales, pero es condenada y per-
particulares. Las mujeres deben ser «per- seguida en el caso de homosexuales.
fectas», muy jóvenes, delgadas,
En algunas empresas e instituciones públi-
sexualmente atractivas, un poco ingenuas
cas y privadas, el personal homosexual es
entre otras características. Los hombres
menoscabado, es trasladado de sección a
deben ser físicocultivados, atléticos, buenos
una sección menos valorada, o de menos
mozos, de aspecto sensual, varoniles, de-
visibilidad, le dificultan su carrera funciona-
ben ser espontáneos y atractivos
ria. Entre sus pares, el trabajador homo-
sexualmente.
sexual o la trabajadora lesbiana es menos-
Para obtener estas imágenes, la empresa preciada, es objeto de burla, es tema de co-
busca al personal primeramente por sus ca- mentarios, y descalificada y a veces son di-
racterísticas físicas y luego por sus cuali- rectamente maltratadas.
dades profesionales o técnicas. La entre-
Aunque legalmente se ha avanzado en li-
vista busca a personas «normales» pero fí-
berar a la homosexualidad de castigo, en el
sicamente especiales. Es muy difícil para
ámbito laboral existe la tendencia a reducir
un hombre «afeminado» o una mujer
los derechos de los trabajadores y trabaja-
«amachada» pasar la entrevista. Es decir,
doras mediante la aplicación de normas que
se cree que los homosexuales no son varo-
facilitan el castigo solapado a la homose-
niles ni que las lesbianas sean femeninas.
xualidad como es el uso de cláusulas que
Además otro prejuicio muy extendido es que facultan a la empresa a cometer despidos
un trabajador o trabajadora homosexual o arbitrarios, no solo contra el personal ho-
lesbiana crearía problemas en la empresa, mosexual, sino contra todos los trabajado-
tanto entre sus iguales como frente al públi- res si su trabajo no es considerado rentable
co o clientes. Muchas veces se repite un o se le atribuye un riesgo para la imagen de
pensamiento prejuicioso que atribuye a ho- la empresa.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 21


Las situaciones mas recurrentes de discriminación enel ámbito laboral son dos:

1. Cuando se descubre la orientación sexual de un funcionario/a se le atribuyen intencio-


nes no honorables y comienza a desarrollarse una verdadera persecución, resultando
en una desvalorización laboral, incluso inventando causas de despido, aislando a los
funcionarios hasta hacer que su labor se haga prescindible y finalmente despedirlo por
diversas otras razones.
2. Se aplican tests de personalidad y se rechaza postulaciones a empleos a personas con
orientación homosexual.

El camino del despido a un funcionario/a homosexual

Si se indaga en las empresas las causas de despido a los funcionario/as homosexuales,


no hay respuestas científicas ni razones legales, tampoco hay razones de ineficiencia.
Ellos simplemente afirman que los homosexuales dan una mala imagen a la empresa.
Estos trabajadores no pueden entonces desarrollar labores que los vinculen con la aten-
ción de público, ni tampoco ocupar cargos intermedios o de supervisión en el trabajo.
El ascenso o la promoción de los trabajadores en la empresa se dificulta o se hace impo-
sible si se «detecta» o se descubre su orientación homosexual. En estos casos el/la traba-
jador/a es sometido a presiones que lo obliguen a renunciar, tales como el traslado a
secciones más inseguras, con más exigencias, o menos remuneradas.

Finalmente, los/as trabajadores/as son despedidos/as, justificando tal medida en la exis-


tencia de normas legales, que amparan con amplitud cualquier forma de discriminación.

Justificaciones de personalidad para la excluir a trabajadores/as homosexuales

Al postular a una empresa todas las personas pasan por entrevistas y también por una
serie de otros requisitos entre los cuales están dos tests. El test de Elisa y los test de
personalidad. Ambos se usan con fines discriminatorios, el de Elisa para detectar la pre-
sencia de un virus en la sangre de los postulantes y el test de personalidad para detectar
la orientación homosexual en quien postula.
No existen razones económicas ni administrativas, ni tampoco razones de eficiencia pro-
ductiva que justifiquen la aplicación de estos tests a personas que buscan un empleo. La
única razón sería la homofobia de la gerencia de la empresa y la intolerancia de esas
jefaturas.

Si no hay razones científicas ni de ningún tipo que puedan respaldar estas conductas,
quiere decir que esas acciones discriminatorias lo único que persiguen es que la pobla-
ción homosexual sea marginada de la esfera del trabajo, de la producción, de la econo-
mía. Desde el punto de vista del desarrollo del país., podemos afirmar que es simplemente
una medida absurda que no contribuye en nada al desarrollo de los países.

La persecución al interior de las empresas contra los y las trabajadores/as homosexuales


se basa en una desconfianza a priori, atribuyéndoles situaciones de conflicto con las
personas, con el resto de los trabajadores/as, probablemente debido al rechazo social
existente, lo que en síntesis no es más que una proyección del empleador que se traduce
en una actitud de intolerancia y de rechazo hacia la homosexualidad.
Todas las acciones discriminatorias se amparan en normas legales que son ambiguas,
que dejan abierta esa posibilidad. Entonces la capacidad de defensa ante esos atropellos,
22 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC
aunque existe a nivel legal, es restringida debido en primer lugar a la imposibilidad de

CAPITULO I
probar la actitud discriminatoria, en segundo lugar pues las personas no están protegidas
contra la discriminación por la ley, y en tercer lugar, debido a la relación costo-beneficio
que significa entablar un juicio legal, en donde los tiempos y las circunstancias favorecen
ampliamente a los empleadores.

En el ámbito de la religión

Aunque todos los seres humanos - incluyendo a los homosexuales - son considerados
hijos de Dios, la homosexualidad se considera una práctica antinatural, calificada como un
pecado.
Las religiones mas fundamentalistas, incluso castigan físicamente las manifestaciones
homosexuales. En algunos países existe la pena de muerte, en otros los homosexuales
son linchados o lapidados por grupos y multitudes.

En nuestra región, las iglesias cristianas mayoritarias (católicas, protestantes y otras) tie-
nen un discurso que castiga la homosexualidad, especialmente si consideramos que las
relaciones sexuales entre homosexuales no procrean sino que responden al placer. Esto
es especialmente notable si recordamos que la sexualidad en estas religiones está en
función de reproducirse. Estas religiones castigan el placer. No conciben el sexo por si
mismo sino solo en su función reproductiva.

Para los católicos tradicionales, un homosexual que quiere salvarsedel castigo divino ten-
dría que abstenerse del placer, por lo que debería abstenerse sexualmente, haciendo un
acto de sacrificio para exculparse. Para algunas expresiones evangélicas, el pecado de
homosexualidad no tiene remedio ni perdón. Sólo las expresiones religiosas más progre-
sistas y liberales aceptan la homosexualidad y aún así con restricciones.
Muchas de las posturas religiosas fundamentalistas se constituyen en base o fundamento
de posiciones políticas conservadoras con gran influencia social, como son los plantea-
mientos que respaldan la censura, el orden y las prohibiciones.

Sin embargo, una de los requisitos básicos de una sociedad efectivamente democrática
es la existencia de libertad de conciencia y de religión. Esto sin embargo es complejo,
pues las instituciones religiosas tienen mucha influencia en el orden político, social y cul-
tural. En efecto se puede apreciar claramente cómo los principios religiosos permean y se
hacen parte del sentido común, algunos de estos principios se convierten en fundamentos
de algunos planteamientos políticos, y muchas llegan también a orientar las leyes y las
normativas.

Por eso no es extraño que la homosexualidad se constituya a nivel social o político en una
manifestación sospechosa de perversidad. Esto ocurre pues a las personas homosexua-
les se le atribuyen algunas de las características que las religiones condenan como son la
antinaturalidad o la maldad, en tanto que no están cumpliendo el supuesto rol reproductivo
de la sexualidad.

En el ámbito de los cuarteles militares


Las prácticas al interior de los regimientos, escuelas y cuarteles militares refuerzan el
valor de la obediencia acrítica, la llamada obediencia debida. Este valor indica que todo
soldado deberá obedecer cualquier orden dada por sus superiores sin cuestionarla. Otro

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 23


valor trabajado al interior de los cuarteles es la superación del miedo. La manifestación de
temor es considerada cobardía y es sancionada drásticamente tanto por los superiores
como por los pares dentro de la institución militar.

Para formar en los valores mencionados y asegurar sus manifestaciones en la conducta,


los soldados deben evitar toda manifestación de afectividad, de buen humor, de empatía
con sus pares, durante las actividades institucionales. Se trata de uniformar las conductas
de los jóvenes en forma muy rígida, y de enseñarles que la obediencia y el pensamiento
acrítico son características que distinguen a un buen militar.

Por lo anterior, las manifestaciones de conductas homosexuales son severamente casti-


gadas. Cuando una persona con orientación homosexual es descubierta, se inicia una
práctica de tormentos de distinto tipo, que van desde molestarla y burlarse de ella, hasta
maltratarla, torturarla o asesinarla. Las denuncias de situaciones de tortura, persecución y
hostilidad en contra de homosexuales al interior de las instituciones armadas son comu-
nes en diversos países de la región.
Pero la mayoría de las prácticas de abuso en contra de jóvenes militares que se sospecha
son homosexuales no se denuncian públicamente. El sometimiento en contra de su volun-
tad, los abusos de poder, violaciones sexuales realizadas por superiores o por grupos de
pares en contra de soldados homosexuales son prácticas recurrentes.

Las constituciones políticas de los países de la región en general facultan a las Institucio-
nes armadas a ceñirse a un reglamento interno propio, pero no facultan a las instituciones
a permitir estas prácticas violatorias de los derechos humanos de los soldados y conscriptos.
Sin embargo, socialmente, sigue siendo un desafío establecer códigos de conducta de-
mocráticos al interior de estas entidades militares. El reglamento militar debe estar a tono
con los compromisos internacionales en materia de derechos humanos firmados por los
países de la región.

En el ámbito de la policía
La Policía en la mayoría de los países es una institución de orden y de seguridad. Esto
significa que su misión principal será la de prevenir la comisión de delitos en contra de las
personas e instituciones. También la policía debe proteger a la ciudadanía de actos en su
contra que atenten contra su seguridad, su salud o contra sus bienes.
Para el cumplimiento de esta misión la policía tiene amplias facultades, actuando de acuerdo
a sus principios, valores o criterios. En la conducta policial se comprueban los principios
propios de la institución y los valores personales del funcionario, resultando que una mis-
ma norma será interpretada de forma totalmente distinta por uno u otro funcionario.

Esto es lo que ocurre concretamente en el trato a determinados sectores sociales. Por


ejemplo a los jóvenes, a las personas que se movilizan por razones de orden político o por
reivindicaciones sociales, con quienes ejercen el comercio sexual, el comercio callejero,
los grupos en las esquinas, entre otros.

En muchos de estos casos hay detención por mera sospecha, por presunción de posible
delito. Aunque no se haya cometido ni se piense cometer algún acto delictivo, existen -
desde el punto de vista del agente policial- indicios en la conducta, el vocabulario, los
ademanes, los gestos, la vestimenta, el peinado, señales que le hacen sospechar que esa
persona o grupo de personas va a cometer el delito.

24 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


Se produce entonces la detención preventiva (o por sospecha de comisión o de incitación

CAPITULO I
a la comisión del delito). En el caso de los homosexuales, estas detenciones ocurren
generalmente en lugares cerca o al interior de discotecas, en lugares de recurrente re-
unión de las comunidades homosexuales, en cines y lugares de recreación.

Además la policía detiene a travestis y homosexuales supuestamente por transgredir las


normas sanitarias para el control del comercio sexual, en lo referido a la prevención de
enfermedades de transmisión sexual. Pero en el momento de la detención, muchos de los
efectivos policiales hacen abuso de poder, agrediéndolos física y psicológicamente, apli-
cándoles tortura y menoscabándolos en su dignidad.
La denuncias respecto de estos abusos son comunes. Muchos de estos maltratos son
protegidos y encubiertos por las mismas instituciones, considerándolos solo como expre-
siones excesivas o exageradas, pero sin connotarlas como delitos o como violaciones a
los derechos de las personas.

El comportamiento de las fuerzas policiales en la represión y el control al comercio sexual


puede variar dependiendo de coyunturas específicas. Cuando los medios de comunica-
ción, o algunas instituciones más conservadoras emiten juicios públicos condenatorios a
actos delictivos cometidos por personas con orientación homosexual, o de sospecha de
intenciones perversas, influyen con sus prejuicios al conjunto de la sociedad, incluyendo a
las instituciones policiales. En esas oportunidades muchos de los efectivos actúan influi-
dos por estos prejuicios y se ensañan contra la comunidad homosexual, especialmente
aquellos que ejercen el comercio sexual

Situaciones de abandono en el ámbito familiar


Lo que se conoce a este respecto son situaciones en que el padre de familia expulsa del
hogar a su hijo que da a conocer su homosexualidad. Otros casos corresponden a jóvenes
que por temor a enfrentar el conflicto familiar, buscan tempranamente alejarse del hogar.
Se conocen también situaciones de mujeres lesbianas que desde muy jóvenes no cuentan
con la complicidad de su madre y por lo tanto realizan su vida alejadas del entorno familiar.
Más grave aún es el rechazo a las travestis en donde no solo se trata de la manifestación
de la homosexualidad sino del estilo y de la forma en que ésta se manifiesta.

La complicidad al interior de la familia se presenta generalmente con mayor fuerza en la


relación con uno de los progenitores (madre o padre), en un segundo plano en la relación
con sus hermanos/as. En este sentido, el hecho que una mujer lesbiana no cuente con la
complicidad de su madre, profundiza el grado de separación con su ambiente familiar,
provocando una vida casi paralela respecto de sus progenitores por un lado y de sus
parejas actuales por otro. En el caso de las personas travestis, estos fenómenos de no
aceptación en la familia generan una marginación mucho mayor y una desprotección ante
los riesgos y eventuales peligros de la sociedad.

El abandono temprano a la población infanto-juvenil homosexual por parte de su familia


los deja expuestos a situaciones de mayor vulnerabilidad.
Es importante la recuperación de los vínculos familiares y a la vez, es imprescindible la
educación a los padres. Todos los padres pueden aprender a ser papás de jóvenes o de
adultos homosexuales. La disposición a cambiar los conceptos estrechos al interior del
grupo familiar constituyen un primer desafío. Disponerse a enfrentar el rechazo social que
podría recaer a la familia es un segundo paso. La familia que acepta a sus hijos tal como

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 25


son, se acepta a si misma, y está en mejor disposición psicológica para enfrentar las
dificultades y desafíos que estas circunstancias podrían traerles. Asimismo se transforma
en una familia respetuosa de los derechos humanos que está aportando a la superación
de una cultura de discriminación. La mejor forma de educar en derechos humanos desde
los adultos hacia los niños es con el ejemplo. La superación de la intolerancia y de la
discriminación se da en la vida cotidiana y en la relación con los demás.

Otras SITUACIONES RECURRENTES


Represión al comercio sexual travesti
Aunque el comercio sexual en general en algunos países no está tipificado como delito, la
policía actúa contra éste, reprimiendo la actividad que realizan como si fuera el delito de
Ofensa al Pudor o a la Moral. Esto ocurre porque en general en los Códigos Penales no se
especifica con claridad a qué acciones se las puede calificar como Ofensas al pudor o a la
moral, quedando esta interpretación de los hechos bajo el criterio y prejuicios del policía.
Es decir, para un policía el comercio sexual en la vía pública constituye una ofensa al
pudor, y por lo tanto, las personas que lo ejercen deben ser objeto de represión.

Diferencia de trato ante un mismo delito

En la mayoría de los países de la región una mujer que realiza comercio sexual es también
detenida, acusada de ofensas a la moral, pero generalmente es dejada en libertad luego
de pagar una multa en el recinto policial. Sin embargo, las travestis detenidas por esta
misma ofensa, no tienen la ventaja de salir en libertad inmediata cancelando la multa, sino
que son pasadas a los recintos carcelarios durante 5 días, al cabo de los cuales son
llevadas al tribunal quedando allí en libertad. Esta diferencia de trato está basada en que
en este segundo caso se trata de «hombres» que hacen comercio sexual, lo que constitui-
ría un «escándalo».

Es decir, la interpretación que el cuerpo de policía encargado hace de la norma responde


a un sesgo discriminatorio, impidiendo que se respete la igualdad de todo ciudadano/a
ante la ley.
El rechazo social al travestismo impide su integración social.

Las personas travestis generalmente están desempleadas, están impedidas de encontrar


trabajo o de formar una familia, puesto que la sociedad rechaza categóricamente este
«cuerpo de mujer con nombre de hombre». Lo considera anormal y lo expulsa de los
caminos o formas de integración social (estudio, trabajo), por lo que ante estas dificulta-
des, el comercio sexual aparece como una alternativa posible para la sobrevivencia.

En este sentido la propia marginalidad de la comunidad travesti se repite como un círculo


vicioso que sólo se rompería ofreciendo oportunidades iguales a esta población.
La homofobia y la misoginia internalizada promueve el odio y el crimen

En la región la estadística de travestis asesinadas enlos últimos años es extremadamente


alto, solamente en Brasil, entre el año 1980 y el año 2000 aproximadamente 1900 perso-
nas fueron asesinadas por el solo hecho de ser homosexuales, es decir un promedio
aproximado de 80 personas asesinadas al mes. Una situación similar, aunque no registra-
da en estudios sistemàticos ocurre en México, Guatemala, Argentina, y en otros países.
26 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC
En el reporte «Causa de Muerte: Homofobia» realizado por Luiz Mott y Marcelo Cerqueira,

CAPITULO I
del Grupo Gay de Bahía, señalan que «a la entrada del siglo XXI, tenemos información
documentada que 31 homosexuales fueron asesinados en Brasil a cuchilladas: pero en
las páginas del crimen generalmente apenas se dice que la víctima fue muerta con “varias
cuchilladas”, en algunos casos, el elevado número de golpes comprueba todo el odio del
asesino en relación no solo con aquel individuo en particular, sino contra lo que él repre-
sentaba en su imaginario: la homosexualidad –que fue considerada durante siglos, en
nuestra tradición cristiano luso-brasileña, como el mas torpe, sucio y deshonesto pecado:
el abominable y nefando crimen de la sodomia»
La discriminación que afecta a la población travesti no resuelve su situación de marginalidad.
Al contrario, la agudiza. En cambio si se respetara su derecho a ser considerada con
igualdad ante la ley, su derecho a la vida, si se respetara su derecho a la igualdad de
oportunidades, sin duda se podría terminar con la marginalidad social que afecta a una
población que no pidió llegar hasta ahí.

En ese sentido, una cultura de derechos humanos, una cultura democrática de respeto a
la diversidad cultural, es la base de una sociedad integrada y justa. Ese es el requisito
básico para superar la marginalidad que generalmente afecta a la población travesti.

Crímenes por homofobia


En muchos países de América Latina y El Caribe, se cometen crímenes por parte de
particulares o por agentes del Estado. Sin embargo, la mayoría de los casos no son inves-
tigados ni se juzga a los responsables.

Es común ver en los titulares de la prensa amarilla y sensasionalista noticias policiales en


las cuales se destaca que la víctima del asesinato era homosexual, lesbiana o travesti. En
la mayoría de los casos informados por la prensa se utilizan términos peyorativos y humi-
llantes, con lo cual se le resta valor al crímen, y se justifica implícitamente que la muerte de
aquella persona es parte de la ley que rige a los homosexuales y las lesbianas.
En la mayoría de los países los familiares de las personas asesinadas por homofobia se
encuentran imposibilitadas de iniciar un juicio penal ante los tribunales debido tanto a los
costos que ello implica; como por el temor a ser expuestos ante la opinión pública y por la
burocracia existente en los tribunales.

La mayoria de los casos denunciados terminan sobreseídos por falta de antecedentes o


porque la policía no investiga lo suficiente para que el proceso siga su curso hasta el final.

Desprotección de los derechos de nuestros pares seropositivos.


Se repiten los actos discriminatorios en contra de quienes viven con el virus del SIDA.
Sabemos que muchos de esas acciones se producen por ignorancia respecto del compor-
tamiento del virus y de las formas de transmisión o por prejuicios sociales. Muchos creen
que compartir una oficina o un banco escolar con alguien que vive con este virus es riesgo
de contagio. Otros en cambio, saben racionalmente cómo se transmite el virus y sin em-
bargo siguen aislando y rechazando a quienes lo tienen.
En la comunidad homosexual, específicamente se reproducen los mismos patrones de
discriminación que en el resto de la sociedad, y se manifiestan en una actitud de temor al
constituir pareja.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 27


La organización de pares debe recordar que el Estado tiene ciertas obligaciones
irrenunciables respecto de las personas que viven con el VIH/SIDA:

♦ Garantizar la igualdad de derechos.


♦ Asegurar el acceso a la asistencia médica preventiva y curativa
♦ Otorgar asistencia médica especializada, de ser requerida.
♦ Asegurar el derecho a la educación.
♦ Asegurar todos los beneficios sociales que les corresponden.
♦ Sancionar los actos discriminatorios, abusos y otras formas de desconocimiento de
sus derechos.

Asegurar la igualdad ante la ley a todas las personas es una obligación que los estados se
auto asignaron al firmar los tratados internacionales en materias de derechos humanos y
al darle a éstos un rango constitucional.

Implicancias de la discriminación en la vida


afectiva y el desarrollo integral de las
personas homosexuales
En la medida que la homosexualidad sea condenada socialmente y no se hable de ella, la
reacción lógica y natural de las personas homosexuales será vivir su sexualidad en priva-
do, con reserva y en el ocultamiento.

La sociedad obliga explícita e implícitamente a que las manifestaciones afectivas y/o eró-
ticas de la homosexualidad se vivan en «privado», condenando moralmente, si no en
forma legal, cualquier manifestación publica de ésta.
Esto conduce necesariamente a vivir una sexualidad en condiciones de mayor vulnerabi-
lidad, sin la información necesaria para un desarrollo integral. La afectividad se realiza
entonces con mayores dificultades y sin modelos propios, porque el proceso de socializa-
ción y de identificación se ve afectado por circunstancias sociales adversas.

Particularmente los/as jóvenes adolescentes, al descubrir que se sienten atraidos/as


sexualmente hacia personas de su mismo sexo, viven un proceso de aceptación a veces
tormentoso dado que no se atreven a mencionar lo que les pasa a sus familiares y mucho
menos a sus amistades. Es común que las personas homosexuales oculten o traten de
que «no se note» su orientación sexual, para evitar, de este modo, el rechazo, o la agre-
sión del resto de la sociedad.

Vivir en forma permanente en estas condiciones genera, en muchos casos problemas de


salud tanto física como mental, siendo frecuentes los casos de personas afectadas por
angustias, depresión y/o neurosis.
La población homosexual se convierte de este modo en un sector «invisible», dificil de
abordar con políticas públicas cuando los problemas que le afectan repercuten en su
existencia y en la existencia del resto de la sociedad.

En América Latina, por ejemplo, la epidemia de VIH/SIDA afecta principalmente a la po-


blación homosexual. Y esto no es por simple casualidad. La población homosexual es un
sector de la sociedad vulnerable social, afectiva y biológicamente, debido al profundo
rechazo y estigmatizacón y porque sus prácticas sexuales más frecuentes pueden impli-
car mayor riesgo de transmisión del VIH si no se cuenta con la información necesaria.

28 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


HOMBRES TRANS

CAPITULO I
Mauro Cabral -IGLHRC–2OO2
RedTrans Argentina.

La noción de identidad de género designa el sentido interior que un individuo tiene acerca
de su género. Responde a la pregunta ¿soy un hombre, una mujer, o algo completamente
distinto?, y es el resultado de la interacción entre factores tales como la predisposición
genética, las estructuras psicológicas y el proceso de socialización. Las identidades
transgenéricas son aquellas atribuidas a personas que expresan su género de maneras
no tradicionalmente asociadas a su sexo anatómico –con o sin terapias quirúrgcas y hor-
monales de reasignación de género. Incluyen a transexuales, transgéneros, crossdressers,
travestis, drag queens y kings, etc.

La historia documenta la presencia de personas corporalmente reconocidas como muje-


res pero que vivieron su vida como hombres, en diversas culturas, en diferentes épocas y
lugares. En los últimos cincuenta años esta experiencia se ha visto favorecida en gran
medida por el desarrollo de las técnicas quirúrgicas y hormonales, aunque la aceptación
masiva de la transgeneridad como opción identitaria todavía aparece lejana y el acceso a
tratamientos transgenéricos sigue regulado por las ideas de la psiquiatría y la medicina
sobre el género.

La transgeneridad de mujer a varón resume un espectro muy heterogéneo de identidades,


basadas en prácticas diversas de la construcción del cuerpo, en el cruce con las diferen-
tes orientaciones sexuales (existen hombres trans heterosexuales, bisexuales, homosexua-
les, pansexuales, célibes, etc), y con posiciones políticas diversas, entre otros criterios.
Tomando como punto de referencia ese sentido interior del género propio, la transgeneridad
de mujer a varón admite a todas aquellas personas que desde una posición reconocida
(social y/o personalmente) como femenina sostienen una identidad masculina cualquiera
sea su status corporal, es decir: no es necesario estar operado o bajo tratamiento hormo-
nal para reconocerse y pedir ser reconocido como un hombre trans. El reconocimiento
pleno de la identidad de los hombres trans no debe estar sometido a la obligatoriedad de
las cirugías de reasignación de género.
La experiencia contemporánea de los hombres trans está cruzada por variables geográfi-
cas, socioeconómicas, raciales, étnicas y religiosas. En el mejor de los casos, el Estado
garantizará el acceso a tratamientos quirúrgicos y hormonales (o bien serán accesibles de
modo privado), y reconocerá legalmente la nueva identidad. En la realidad de los países
del Tercer Mundo –y en los de muchos hombres trans de color, latinos u otras minorías en
el Primer Mundo- la transgeneridad es una experiencia que sigue caracterizada por la
invisibilidad, la falta de información, el mercado negro de cirugías y hormonas, y la dificul-
tad para obtener reconocimiento legal.; no cuentan con servicios de salud que atiendan
sus necesidades específicas –controles sanguíneos, examenes ginecológicos, etc- Como
otras minorías de género, los hombres trans están sometidos en muchos casos a trata-
mientos psiquiátricos compulsivos, a la discriminación y violencia familiar y social, y sus
derechos como padres muchas veces no están garantizados.

La construcción de grupos y redes de comunicación de hombres trans es un fenómeno


contemporáneo que está cambiando esta realidad; el trabajo de los grupos y redes está
basado en la contención afectiva, la difusión de información confiable y en articulación
política con otras minorías.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 29


II
Los documentos de identidad oficiales confieren personería civil. En muchos países, tener
un documento de identidad oficial es imprescindible para poder entabler toda una serie de
relaciones en la sociedad civil y oficial –obtener la licencia para conducir, obtener aloja-
miento incluso en forma temporaria, o acceder a servicios esenciales como por ejemplo la
atención médica. En el mundo de hoy, tener un documento de identidad y que se corres-
ponda con la apariencia que una/o exhibe a diario, es imprescindible para llevar a cabo
una vida normal.
Entre los instrumentos que utilizan los estados para definir personería civil, el género es
una categoría crucial e inevitable. Los estados quieren tener la posibilidad de identificar
quién es varón y quién es mujer. Que la definición estatal del propio género sea diferente
de la que una/o prefiere para sí o de la que exhibe, puede implicar la caída en un limbo de
invisibilidad indiferente o de desprecio cargado de maldad. El derecho a la vivienda, a la
salud, a la libertad de movimiento cotidiana, pueden verse en peligro. Ese peligro es bru-
tal, discriminatorio, inhumano e inaceptable.

Por lo tanto, los estados tienen la obligación de asegurar que la identidad de género no
sea una herramienta para negar el reconocimiento civil. Y además, no se puede hacer de
la identidad de género una cuestión que dependa sólo de la certificación médica. No se
puede tratar al género como un hecho de naturaleza sólo biológica que puede modificarse
o rectificarse sólo utilizando determinadas técnicas quirúrgicas. El género es un hecho
social y un producto de la interacción entre la persona y la cultura, no sólo un dato físico o
biológico. Que el género contiene esa dimensión no biológica es algo que ha admitido,
entre otros, el Comité de Naciones Unidas sobre Derechos Económicos, Sociales y Cultu-
rales que en su Comentario General 14 (sobre el derecho a la salud) señala que “Un
enfoque de género (sobre la salud) reconoce la presencia tanto de factores biológicos
como socio-culturales”. También lo ha reconocido la Corte Penal Internacional en su Esta-
tuto de Roma, el cual afirma en su Artículo 7, párrafo 3, que el género “se refiere a los dos
sexos, masculino y femenino, dentro del contexto social” (la bastardilla es nuestra).

El género es un aspecto de la imagen de sí, de la forma de vivirse a sí mismo/a como


persona y de la manera en que una/o se integra a la sociedad. Los seres humanos debe-
rían tener autoridad para expresar su género como deseen, como producto de su autono-
mía interna, de lo irremplazable que resulta su contribución individual a la sociedad, y de
su dignidad humana esencial. La afirmación de esa autonomía, el respeto por esa digni-
dad, no pueden depender de procedimiento médico alguno. Decir lo contrario –hacer que
el reconocimiento de la personería civil (y del disfrute de los derechos que se desprenden
de ella) dependa de haberse sometido a una operación de reasignación de sexo- implica
exigir que se realice esa operación, sin importar el consentimiento de la persona implica-
da. Hacer de una intervención quirúrgica algo obligatorio viola el Artículo 7 del Pacto
Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos según el cual “En particular, nadie debe
ser sometido a experimentación médica o científica sin su libre consentimiento”. Hacer
que alguien deba consentir a someterse a una intervención quirúrgica como precio a pa-
gar por el reconocimiento civil, exigir la realización de una intervención de ese tipo para
poder gozar de derechos, viola todos esos principios. Los derechos no pueden ser objeto
de chantaje a punta de bisturí.

30 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


COMO INICIAR EL TRABAJO POR

CAPITULO II
NUESTROS DERECHOS HUMANOS
Carlos Sánchez
Co-Secretario Regional ILGALAC

LA ORGANIZACIÓN Y LOS DERECHOS HUMANOS


La organización es por excelencia la herramienta más más eficaz para la defensa de los
derechos humanos. Se ha demostrado a lo largo de la historia que la expresión organiza-
da de las personas, hace posible los cambios políticos, económicos, sociales y culturales
en cualquier tipo de sociedad. Sin embargo no todas las organizaciones sociales se orien-
tan hacia este objetivo y pueden, eventualmente para dar satisfacción a distintos intereses
de carácter social, cultural, religioso o económico que no se encaminan necesariamente
hacia la transformación de la sociedad.

¿Por qué las organizaciones de gays, lesbianas, bisexuales, travestis y transexuales im-
plican la intención de promover cambios políticos, sociales, económicos y culturales en
nuestra sociedad?

La respuesta es simple, pero obedece a la complejidad de nuestra sociedad. Durante


muchos años, décadas y tal vez siglos, la homosexualidad se ha mantenido oculta, censu-
rada, oprimida. Esto significa que es muy difícil proponerse la creación de una organiza-
ción cualquiera sea su propósito, sin tener en consideración esta situación histórico-polí-
tica, y de este modo la existencia de cualquier grupo organizado de GLBTT implica una
actitud de ruptura o de disposición al cambio del contexto histórico.
Generalmente los objetivos mas elementales de las organizaciones GLBTT implican una
intención de visibilizar a las víctimas de la discriminación y el rechazo. Una manera simple
de señalar la existencia de un problema social y cultural que se contradice con la Declara-
ción Universal de los Derechos Humanos.

Esto último es importante, dado que cualquier acto de visibilidad de las organizaciones y
personas GLBTT está respaldado por normas internacionales que hace 50 años atrás no
existían, por lo tanto la dificultad existente en la reivindicación de la existencia GLBTT
eran mayores. En esos tiempos había que hacerlo todo, desde promover el reconocimien-
to de derechos universales hasta alcanzar su satisfacción plena. En la actualidad los

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 31


derechos humanos son universales y a ellos nos acogemos todas las personas GLBTT y
nuestras organizaciones para promover cambios en nuestros propios países.

Cuando un grupo de personas se organiza para enfrentar el abuso cometido contra sus
derechos, o para prevenir ese posible atropello a los derechos. Por lo general surge lo que
llama una “plataforma” o “petitorio”, consistente en un conjunto de demandas que las
personas hacen frente al sujeto que comete o pudiera cometer los abusos. Si las deman-
das no son satisfechas, la organización y las personas que la constituyen pueden apelar a
los derechos consagrados tanto por la Constitución Política como por los Tratados y Pac-
tos Internacionales. Para ello es necesario que la organización desarrolle las capacidades
técnicas y políticas necesarias para proceder de acuerdo a los mecanismos existentes
para el logro de sus objetivos.

Este afán de promover cambios políticos, sociales y culturales para el cumplimiento de los
derechos humanos en nuestra sociedad en la actualidad es reconocido a nivel internacio-
nal como un deber de las personas y no como un simple acto producto de la espontanei-
dad o de la naturaleza humana.
Cualquiera que participe en una organización de gays, lesbianas, travestis, transexuales
y/o bisexuales, se puede dar cuenta que los casos de atropello a los derechos de sus
pares se multiplican o son recurrentes. Es frecuente encontrarse con que todos los días
alguien llega a la organización para reclamar por algo que le hicieron o le ha ocurrido,
entonces surge la inquietud acerca de qué podemos hacer para poner fin a estos hechos,
reclamar ante las autoridades o para denunciarlos. Allí comprendemos que nuestro que-
hacer debe tener un cierto rigor y orden que nos permita hacer efectivo el respeto a las
personas y sus derechos.

Es preciso tener en cuenta que la defensa de nuestros derechos no solo es una cuestión
de orden jurídico. También es posible defender nuestros derechos políticamente, median-
te actos de denuncia y movilizaciones; o bien mediante acciones de carácter administrati-
vo, consistentes por lo general en gestiones directas con las autoridades que están al
mando de los agentes transgresores de nuestros derechos.

Muchas veces nuestros derechos son afectados debido a la no existencia de normas


legales que los protejan o los garanticen, o bien por la existencia de leyes que atentan
directamente contra alguno de nuestros derechos. En estos casos es posible que deba-
mos actuar mas bien políticamente y tengamos que movilizarnos hacia el poder legislativo
o el gobierno para que se creen las leyes que se requieren o se deroguen las normas que
nos afectan negativamente. De cualquier manera, la acción por los derechos humanos no
es una acción puramente política o jurídica o administrativa. Por lo general es una acción
combinada y coherente.
En fin, los derechos humanos pueden ser defendidos por cualquier persona, asimismo
cualquiera puede exigir su respeto y promover su existencia y no es cuestión exclusiva de
profesionales expertos. Cada cual puede ser un experto o una experta en sus propios
derechos.

Para que una persona o un grupo organizado de personas pueda efectivamente cumplir
con su obligación de hacer que los Derechos Humanos sean una realidad, es necesario
que cada persona tenga en consideración lo siguiente:

a) Lo que se quiere conseguir es un derecho humano consagrado universalmente. Es

32 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


decir es un derecho reconocido en la Declaración Universal de Derechos Humanos y

CAPITULO II
los Pactos Internacionales que el Estado haya firmado y ratificado.
b) Es preciso conocer los mecanismos a través de los cuales es posible defender los
derechos de las personas, las organizaciones y los pueblos. Es decir conocer la ley
interna (local o nacional) que rige estos derechos como asimismo las normas interna-
cionales y los organismos encargados de la protección de los mismos. Las personas
y miembros del grupo deben conocer a cabalidad sus derechos.
c) Se debe desarrollar capacidades humanas y técnicas para proceder a la defensa
jurídica y/o administrativa que se requiera. Es decir personas expertas y/o capaces de
actuar en el ámbito legal y o administrativo.
d) Es necesario desarrollar capacidades políticas para la defensa de los derechos me-
diante el ejercicio de otros que facilitan la denuncia y la exigencia a los organismos
nacionales e internacionales. Por ejemplo si se defiende es el derecho a la salud, es
posible que mediante el ejercicio del derecho a la expresión se pueda denunciar pú-
blicamente al causante de tal atropello y lograr de este modo que los organismos
competentes reparen la situación que se denuncia.
e) Mantener vigentes los principios de la solidaridad frente a otras personas oprimidas;
como asimismo el respeto a la dignidad de las personas aún cuando sus actos sean
contrarios a los objetivos de nuestra propia lucha.
f) Planificar lo que se quiere hacer. Esto implica un reconocimiento cabal a la situación
que nos afecta, una evaluación a las dificultades y amenazas, como asimismo una
valoración de nuestras propias capacidades y ventajas.
g) Actuar dentro de lo posible de acuerdo a lo planificado, evitando asumir otras tareas o
iniciativas que no hayan sido consideradas en la planificación.
h) Evaluar las acciones midiendo el posible cambio en las condiciones originales, de
manera de proyectar nuevamente el quehacer en la defensa de nuestros derechos.

CONOCER NUESTROS DERECHOS.


Es fundamental para las personas y para la organización tomar conocimiento acerca de
cuáles son sus derechos y cuáles son sus demandas específicas. Generalmente al princi-
pio se incurre en errores conceptuales que dificultan al avance hacia el respeto de los
derechos humanos porque la sociedad no entiende lo que las organizaciones proponen y
solo se escucha que se quejan.

No confundir Diferencia con Igualdad.


Es común que frente a la injusticia de la represión que afecta a la población homo-bisexual
y otras afectadas por la discriminación, reivindiquen su “derecho a la diferencia”, preten-
diendo decir que no debemos ser objeto de represión y abusos por el solo hecho de ser
diferentes a los demás o a las demás. Al plantear las cosas de este modo cometemos un
error debido a que la diferencia entre las personas es un hecho y no un derecho, la
diferencia es inherente a las personas; sin embargo el derecho es un acuerdo entre ellas.
Lo que se reivindica en realidad no es el derecho a ser diferente dado que esta diferencia
no es modificable. No se puede pedir a una persona homosexual que sea heterosexual.
Aunque los homosexuales y las lesbianas sean invisibles para el resto de la sociedad
siempre van a ser distintos a los demás y entre si puesto que en realidad no existe ningún
ser humano igual a otro. La diferencia es entonces una cuestión objetiva.

En los pactos y documentos internacionales de derechos humanos se establece la igual-


dad de derechos entre las personas. Es decir, a partir del reconocimiento de que somos
Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 33
distintos y distintas al resto de los seres humanos que nos rodean, todos debemos ser
considerados iguales en derechos. No se dice que debemos ser iguales.

La igualdad entonces es una categoría subjetiva, que surge del acuerdo entre los estados
con el fin de permitir el desarrollo de la humanidad. Sin igualdad de derechos no existe
desarrollo armónico de la sociedad.

Saber qué es la discriminación y cuándo nos discriminan


La discriminación es cualquier distinción, exclusión o restricción, que menoscabe o anule
el reconocimiento y el ejercicio igualitario de los derechos humanos y libertades funda-
mentales en la esfera política, económica, social, cultural, civil, o en cualquiera otra.

La discriminación no se superasolo por el imperio de la ley. Es necesario también producir


cambios culturales y de conducta de las personas y de los grupos sociales que permitan
el ejercicio igual para todos, de los derechos establecidos. Algunas leyes discriminatorias
se pretenden justificar como formas de protección especial a determinados grupos. Por
ejemplo, en algunos casos se busca proteger a las madres, otorgándoles tuición sobre los
hijos, pero no se reconoce en la madre la capacidad de administrar los bienes de la fami-
lia, y por ley, la administración de estos, es del marido y padre.

Así, no todas esas leyes que parecen ser protectoras reconocen la igualdad ante la ley;
otras desconocen derechos esenciales de las personas. Ocurre frecuentemente que hay
leyes que discriminan contra las mujeres o contra los niños.
Por lo general, en las legislaciones de nuestro continente, se protege “la moral y las bue-
nas costumbres”, y por ello las autoridades cometen serios abusos contra quienes su-
puestamente transgreden esta norma, como es el caso de quienes hagan expresión públi-
ca de su afectividad homosexual. La afectividad heterosexual no es considerada ofensa a
la moral y no es sancionada.

Se comprende que el respeto a la igualdad de derechos entre las personas no se cumple


siempre, y dependerá del avance y desarrollo cultural de nuestra sociedad. Por lo general
muchas normas que nos afectan negativamente también afectan a otros sectores de la
sociedad. Es por esto que es necesario conocer también de qué manera nos están afec-
tando las normas o las políticas estatales, porque de este modo podremos establecer con
claridad qué tipo de denuncia y demanda debemos hacer.

Es diferente decir que los homosexuales somos discriminados porque no se nos reconoce
legalmente el derecho a tener una pareja a decir que muchas personas heterosexuales y
homosexuales se ven coartadas de establecerse legalmente como parejas debido a que
la ley de matrimonio es deficiente y machista. De este modo se puede establecer una
alianza amplia para avanzar en conjunto con la sociedad.

DISTINGUIR LAS FORMAS DE VIOLACIÓN A LOS


DERECHOS HUMANOS
Es reconocido que los derechos humanos pueden ser violados de tres maneras: por ac-
ción, por omisión o por negligencia.

El Estado tiene la obligación de velar por el cumplimiento de todos los derechos humanos.
Cualquier norma que atente contra alguno de ellos puede constituir una acción de viola-

34 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


ción a los derechos humanos; por ejemplo una violación a los derechos humanos la cons-

CAPITULO II
tituye una ley que sancione la homosexualidad. También el Estado comete una violación a
los derechos humanos cuando ordena a la policía reprimir los actos públicos.

Un ejemplo de violación a los derechos humanos por omisión lo es la desregulación


y no legislación a la existencia de parejas de hecho con lo cual quedan desprotegidos los
derechos de cada uno/a de sus integrantes.

Una tercera forma de violar los derechos humanos es por negligencia, y se consti-
tuye cuando el Estado deja de velar por el cumplimiento de los derechos humanos. Por
ejemplo cuando las personas son detenidas y maltratadas por agentes policiales y a pesar
de las denuncias ante los tribunales los responsables de dichos actos no son sancionados
y el acto queda impune. Allí no hay una acción directa del Estado contra los derechos de
las personas, los agentes estatales cometen un delito común, pero el Estado comete un
acto de violación a los derechos humanos por negligencia.

Saber qué derechos están protegidos por las leyes internas.


Muchos gobiernos y estados se valen de un mal argumento para no respetar los
derechos humanos, como es que las leyes internas son más importantes que el derecho
internacional.

La ratificación de los Pactos y Tratados internacionales siempre pone a estas nor-


mas en un nivel de mayor jerarquía. Pero los estados no siempre modifican las leyes
internas para ponerlas en sintonía con las leyes internacionales, de manera que se escudan
en el derecho interno para mantener normas que vulneran los derechos humanos. Por
ejemplo lo es la existencia y aplicación de la Pena de Muerte.

Estudiar y conocer la Declaración Universal de los Derechos Humanos


y los Pactos Internacionales
Para evitar equivocaciones es necesario saber que lo que estamos exigiendo está
basado en la doctrina de los derechos humanos, es decir, nuestra lucha tiene una base
sólida y justificable.

Recomendamos la lectura de los Pactos y Declaraciones en grupo, es decir con la


posibilidad de abrir un debate sobre el texto leído y reconocer en sus artículos en sentido
que realmente tienen.

EVALUAR CONDICIONES PARA PROMOVER CAMBIOS


Nuestras demandas, aunque quisiéramos, no se cumplirán ni se verán satisfechas
en cualquier momento. Cada situación se resolverá en el momento oportuno y más ade-
cuado, producto de un proceso y desarrollo de condiciones que la haga posible. Muchas
veces veremos que nuestros derechos se verán atropellados por más tiempo antes de que
exista un cambio político o cultural que permita su satisfacción.

La oportunidad del cambio dependerá de cuán profundo es el proceso desarrollado


para llegar a él. Mientras más temprano se inicie este proceso por los cambios, más pronto
éste llegará. Es preciso tener en cuenta que cualquier momento es oportuno para iniciar el
proceso de cambios, pero no debemos esperar que los resultados sean inmediatos.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 35


CONSTITUIR EQUIPOS DE TRABAJO
Un buen equipo de trabajo debe contar con capacidades de acción tanto hacia el
exterior como hacia adentro, de modo que se promueva un cambio en la situación.

El equipo debe contar con personas capaces de actuar en diferentes ámbitos:


Si los cambios que queremos promover son de carácter técnico-legal, como es el
caso de una reforma legal, es siempre conveniente incluir a alguna persona con conoci-
mientos legales, que explique técnicamente el cambio.

Si además se requerirá denunciar la situación que nos afecta a través de los me-
dios de comunicación, hay que considerar tener un catastro de los medios, los contactos
con los periodistas y editores y personas en condiciones de exponerse ante los medios de
comunicación y un buen plan de comunicaciones. Es importante considerar que muchas
veces una buena comunicación puede facilitar los cambios, mientras que deficiencias en
este aspecto puede retardarlos.

Si requeriremos presionar con movimientos de personas tendremos que establecer


vínculos con posibles aliados o colaboradores que nos acompañen y solidaricen con nues-
tras demandas.
Hacia el interior el equipo debe considerar lo siguiente:

Elaborar fichas de registro de los casos que se atienden. Aún cuando un caso
parezca insignificante, es necesario contemplar una ficha como la que se muestra más
abajo. Con ello, al cabo de un tiempo se puede elaborar una estadística que nos permite
medir la existencia de cambios o la variación de la situación que queremos modificar.

Del mismo modo la ficha nos permite dar seguimiento en forma sistemática a cada
caso y nos permite a la vez llegar a un término de cada caso y saber efectivamente si las
normas legales son suficientes para resolver situaciones o es necesario modificar el mar-
co legal.

ELABORAR PROPUESTAS DE SOLUCIÓN


Toda demanda que hagamos debe estar apoyada en una propuesta de cambio. Por
ello es importante que todo el equipo de trabajo se involucre en la elaboración de propues-
tas de solución a los problemas que nos afectan. La simple denuncia y reclamo acerca de
lo que nos afecta es pocas veces tomado en cuenta por los medios de comunicación o las
autoridades. La mayoría de las veces, es necesario demostrar que la solución es posible
además de necesaria.

La elaboración de propuestas no es una cuestión puramente sectorial, la mayoría


de las veces la solución a nuestros problemas afectan a otros sectores sociales, o también
son soluciones para otros grupos sociales. Por ello es necesario establecer acuerdos y
equipos de trabajo conjuntamente con organizaciones y grupos de otros sectores sociales
con el fin de compatibilizar intereses comunes

36 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


TRABAJANDO CON NUESTRA

CAPITULO II
ORGANIZACION
Experiencia Movimiento Unificado de Minorias Sexuales

Multiples pueden ser las lineas de acción de tu grupo. Pero en el campo de los
derechos Humanos hay al menos cinco lineas de acción importantes a tener en consi-
deración:
PROMOCIÓN, PREVENCIÓN, DENUNCIA, ASISTENCIA Y EDUCACIÓN.

La Promoción comprende todas las acciones destinadas a llevar adelante los


postulados del Sistema Internacional de Derechos Humanos. Es decir, hacer avanzar
las legislaciones y estados de derecho nacionales y/o locales, de acuerdo a los Trata-
dos y Acuerdos de Derechos Humanos Internacionales. Es en pocas palabras el acto
de GLOBALIZAR EL EJERCICIO DE LOS DERECHOS HUMANOS.

Pro- Mover, significa poner en movimiento algo hacia un fin determinado. En este
caso, mover los sistemas políticos y sociales hacia el cumplimiento y ejercicio pleno de
los derechos humanos.
En esta línea de acción se inscriben todas aquellas acciones políticas, sociales,
jurídicas y administrativas orientadas al progreso de los derechos humanos en cada
país, región o continente. Por ejemplo Proyectos de ley, discusiones parlamentarias,
establecimiento de jurisprudencias, firmas de Pactos y Convenciones Internacionales
de Derechos Humanos, entre otras.

La Prevención comprende todas aquellas acciones destinadas a evitar que se


cometan violaciones a los Derechos Humanos. Por ejemplo los Habeas Corpus, son
acciones destinadas a prevenir el abuso contra las personas detenidas o secuestra-
das, y en ese caso se exige al Estado que tome todas las medidas de rigor para llevar
a la persona detenida ante un Juez, para verificar que se encuentre en buenas condi-
ciones y se estén respetando sus derechos.

La vigilancia que las personas y organziaciones sociales hagan sobre sus dere-
chos es vital para impedir que las autoridades del Estado se excedan en sus atribucio-

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 37


nes y cometan actos atentatorios contra los derechos de las personas.

Un pueblo bien educado es también una condición básica para prevenir el atro-
pello a los derechos humanos.

La Denuncia involucra todas las acciones tendientes a poner en evidencia las


violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado. Implica, acciones públi-
cas. movilizaciones. conferencias de prensa, acciones legales, entre otras; todas des-
tinadas a señalar quién, dónde, cuándo, cómo y contra quién se ha cometido una
violación a los derechos humanos.
La Asistencia, es una línea de acción cuyo fin es proporcionar la atención nece-
saria para que las personas afectadas en sus derechos adquieran las herramientas
para ejercerlos plenamente. En este sentido la Asistencia puede ser de caracter legal,
médica, social o económica, dependiendo del área específica desde donde la organi-
zación se sitúe.

Por ejemplo existen organiaciones que desempeñan su labor en el campo de la


prevención en VIH/SIDA, y que ofrecen el servicio de Consejería entre Pares, con el
cual las personas pueden estar en mejores condiciones para enfrentar las situaciones
que le impiden ejercer el dominio sobre sus propias conductas y lo hacen vulnerable al
VIH.

La Educación, es una linea de acción muy importante, dao que el ejercicio pleno
de los derechos humanos está relacionado con el grado de conocimiento que las per-
sonas tengan de estos.
Cualquier organización social o política que se proponga el respeto a los dere-
chos humanos se verá, en su trayectoria, envuelta en la necesidad de desarrollar acti-
vidades educativas, talleres de formación, capacitación o entrenamiento, destinadas a
dotar a las personas de las herramientas necesarias que le posibiliten tomar decisio-
nes adecuadas al momento de ejercer sus derechos.

En el capítulo siguiente entregaremos algunas herramientas utilizadas por las


organizaciones para el registro de las denuncias a la violación a los derechos humanos
que llegan a la organización, y un set de juegos y dinámicas de grupo, utilizadas para el
entrenamiento y capacitación de grupos de jóvenes para el reconocimiento y ejercicio
de su propia sexualidad y sus derechos, como también manejar las situaciones de
riesgo que ello pudiera involucrar.

38 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


REGISTRANDO LA DENUNCIA

CAPITULO II

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 39


40 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC
CAPITULO II

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 41


HITOS

MANIFIESTO POR LOS DERECHOS HUMANOS

Los derechos de gays y lesbianas son Derechos Humanos. Las


personas y organizaciones que subscribimos este manifiesto,
elaborado por la Asociación Internacional de Lesbianas y Gays
(ILGA) afirmamos ante todo el mundo y ante sus gobiernos:

La humanidad ha sido capaz de abolir la esclavitud y establecer


ciertos derechos básicos para las mujeres en casi todos los países
del mundo. Hemos creado y desarrollado instituciones democráticas
y sociedades civiles, la condición fundamental para el desarrollo de
la vida política y social en todas partes es el respeto a los Derechos
Humanos y las libertades básicas. Reconocemos la igualdad y el
respeto a la diversidad como base de la convivencia.

En ocasión del 50 Aniversario de la Declaración Universal de


Derechos Humanos, somos testigos del gran interés de los pueblos
y sociedades por los Derechos Humanos. La aceptación del derecho
de los individuos a desarrollar su personalidad, identidad y
sexualidad libres de toda coacción y discriminación son una parte
fundamental de los Derechos Humanos de nuestro tiempo.
Condenamos la discriminación y opresión que todavía existe en
muchos estados que incluye sanciones criminales y hasta la pena
de muerte por causa de orientación sexual.

En solidaridad con ILGA, exigimos completa igualdad ante la ley


con respecto a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. Exigimos
el fin de las condenas criminales. Avalamos leyes que prohiban la
discriminación. Exigimos igual y total reconocimiento de las
relaciones de pareja. Confiamos en la inclusión de los derechos de
igualdad independientemente de la orientación sexual, en todas las
leyes nacionales y en todos los nuevos y futuros tratados
internacionales de Derechos Humanos.

Todas y todos juntos hemos de conseguir una vida mejor ahora y


para las futuras generaciones.

Los derechos de lesbianas y gays son Derechos Humanos.

Asociación Internacional de Lesbianas y Gays-ILGA 1998

42 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


LA CAPACITACION Y ENTRENAMIENTO

CAPITULO II
En las páginas siguientes presentamos un conjunto de actividades que se pueden rea-
lizar en forma conjunta y/o consecutiva, o cada una de ellas como una actividad única.
Esto dependerá de las necesidades y demandas de los grupos específicos con los
cuales se trabaje.
En este material se presenta un conjunto de sugerencias para que el facilitador o la
facilitadora diseñe y desarrolle un taller educativo que promueva la prevención de la
transmisión del Virus del SIDA y la no-discriminación por orientación sexual.

Objetivos y actividades

Estas actividades pretenden cumplir los siguientes objetivos:

♦ Entregar los elementos metodológicos necesarios para el acercamiento hacia un


segmento de la sociedad profundamente rechazado, posibilitando fomentar un clima
positivo para la acción en derechos humanos y/o la prevención en VIH/SIDA.
♦ Estimular la comprensión del fenómeno de la discriminación basada en la orientación
sexual y ayudar a los procesos de des -estigmatización de la homosexualidad.

♦ Abrir procesos de reflexión acerca de su situación de vulnerabilidad ante la homofobia


y el riesgo de adquirir el VIH/SIDA.

Estas actividades se pueden realizar con grupos de jóvenes y pueden ser adaptadas
de acuerdo a las necesidades del grupo y los objetivos que se tracen.

Metodología
La comunicación entre pares, ha resultado ser un método que facilita la superación de
la dificultad encontrada en la negación y discriminación existente en nuestra sociedad
respecto de la homosexualidad, generando espacios de aceptación y legitimidad de
los sujetos como seres integrales.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 43


Considerando estos factores, estas actividades están orientadas a estimular el ejerci-
cio responsable de la sexualidad y los derechos humanos, y del mismo modo el desa-
rrollo del autocuidado. Para ello se emplea una metodología que conjuga la informa-
ción y el conocimiento, con las vivencias, aprendizajes, preocupaciones, inquietudes y
problemas concretos y cotidianos de esta población, es decir, utiliza el saber y el sentir
de las personas orientándolas hacia el dominio de situaciones que pudieran afectarles
negativamente.

Esta metodología está orientada a la formación de actitudes a través del estímulo a los
participantes, con un importante énfasis en el rol del facilitador y en la toma de concien-
cia de las propias actitudes y vivencias frente a las potenciales situaciones de riesgo o
de vulneración de los derechos humanos.

Se parte de la convicción que las personas no actúan necesariamente de una forma


más consciente por el solo hecho de tener mayor información teórica y racional, sino
que privilegia, para el cambio de actitud y de conductas, el conocer y asumir los proble-
mas que, en un medio específico, dificultan el llevar una vida con un grado elevado de
gratificación afectiva y emocional.
El facilitador o la facilitadora
Se entiende por facilitador(a) a la persona que actúa como agente de apoyo del apren-
dizaje que se desarrolla en el taller. Su tarea consiste en orientar y facilitar el proceso
educativo, organizar las sesiones, proponer las actividades, preparar los materiales e
invitar al grupo a participar y reflexionar en conjunto.
De los(as) participantes surgirán las experiencias, conocimientos y propuestas que
serán complementados con la información, experiencias y ejemplos que pueda aportar
el facilitador o la facilitadora

Es relevante la relación que se establezca entre los(as) participantes y el(la) facilitador(a);


éste(a) último(a) debe comprender que no es poseedor(a) en absoluto del conocimien-
to ni de la verdad acerca del actuar. Por el contrario, se espera que se respete y valore
la diversidad de los puntos de vista, maneras de pensar y experiencias que se presen-
tan en el grupo. Además, frente a inquietudes específicas que no pueda responder, es
importante que invite al grupo a investigar o dirigirse a personas que manejen la infor-
mación adecuada.

Para abordar un tema como la sexualidad, la homofobia o los derechos humanos, es


imprescindible que la actitud del facilitador sea abierta, sin prejuicios y respetuosa de
la individualidad de cada participante. Esta actitud permitirá una discusión participativa
y un clima grupal de confianza y respeto por las diferentes opiniones, creencias y posi-
ciones frente a la sexualidad humana.
Por otra parte, en este proceso educativo, el facilitador necesita de su creatividad y
capacidad de innovación para asumir su papel y adaptarse a las necesidades, intere-
ses y dificultades que presenta cada grupo.

Asimismo, al trabajar con un grupo, el facilitador necesariamente debe contar con los
conocimientos específicos sobre la sexualidad y los derechos humanos. La que podrá
encontrar también es este Manual.

44 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


Sugerencias para el trabajo del facilitador o la facilitadora

CAPITULO II
Es indispensable leer en su totalidad la guía de actividades antes de utilizarla. Esto
permitirá una comprensión global del material y la adaptación de las actividades de
acuerdo a las características específicas de los grupos con los cuales trabajará.

1. La primera actividad

♦ La constituye la sesión de diagnóstico y de integración del grupo. Es muy importan-


te porque en ella se inicia el trabajo en conjunto. Se requiere una atenta labor para
que los participantes se sientan motivados y comprometidos a continuar en el taller.
Para lo anterior, es necesario realizar actividades que posibiliten la integración de
los participantes, y el acuerdo de un «compromiso grupal» respecto a las reglas de
funcionamiento del taller.
♦ Con relación al diagnóstico, es fundamental conocer las características específi-
cas del grupo con el cual se trabajará, con el fin de cumplir adecuadamente los
objetivos; por ejemplo: edad de los asistentes, nivel educacional, si se conocen
entre sí, cuáles son sus motivaciones que los llevan a participar, cómo se han
contactado, si son del mismo barrio, si trabajan o estudian, y otros.
♦ Es importante conocer previamente el lugar donde se realizará el taller; esto les
permitirá readecuar el espacio para el trabajo de cada sesión, esto es, una sala
limpia, bien ventilada e iluminada, con mobiliario adecuado - sillas y mesas -, sufi-
ciente privacidad y espacio para que se pueda formar diferentes grupos de trabajo.
2. Antes de cada sesión

Para facilitar el trabajo es necesario preocuparse de los siguientes aspectos:

♦ Revise cuidadosamente el objetivo que va a trabajar, compréndalo y hágalo suyo.


♦ Seleccione las actividades. Si lo cree adecuado, modifíquelas y adáptelas a la
realidad de cada grupo, de acuerdo al diagnóstico y en la evaluación de cada
sesión.
♦ Asegúrese de conocer y manejar el procedimiento de cada actividad. Por ejemplo:
el número de integrantes, el tiempo de duración de cada actividad, su objetivo, la
secuencia de las preguntas guía y las ideas fuerza de cada actividad.
♦ Reúna y revise con anticipación todos los materiales que necesitará.
♦ No olvide preparar siempre una dinámica de animación o de integración grupal,
para iniciar cada sesión.
3. Durante cada sesión

♦ No olvide que un ambiente agradable, cálido, de confianza y respeto, invita a la


participación y permite desarrollar un buen clima de trabajo. Por eso se recomienda
realizar una dinámica de animación o integración grupal al inicio de cada sesión.
♦ Invite a los participantes a sentarse en círculo, de manera que puedan comunicar-
se entre ellos cara a cara y no solo con el facilitador.
♦ Para motivar la participación y orientar el proceso educativo hacia el objetivo que
se ha propuesto, se recomienda:
· Dar a conocer previamente al comienzo de la actividad, el objetivo, y la importan-
cia del tema que se tratará.
· Asegurarse que todos los participantes entiendan las indicaciones entregadas al
comienzo de cada actividad.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 45


· Utilizar palabras sencillas, que sean las que habitualmente emplea el grupo.
· Invitar a participar a todos los integrantes, cuidando de no presionar a nadie.
· Manejar el tiempo de intervención de los participantes, de manera que exista
tiempo para que todos puedan dar sus opiniones. Esto posibilita que todas las
personas puedan expresarse.
· Invitar y ayudar al grupo a descubrir las respuestas adecuadas, cuando surjan
comentarios o creencias equivocadas. Así se evita corregir a la persona frente a
las demás e inhibir su participación futura; por ejemplo, no utilice frases como
estas: «estas mal»; «te equivocaste». Es preferible utilizar preguntas como ¿por
qué no?, ¿qué piensas?, o ¿saben ustedes acerca de...?.
· Reconocer ante el grupo cuando usted se equivoca; esto servirá como ejemplo
para que los demás también hagan lo mismo llegado el caso y tengan una mira-
da autocrítica frente a sus creencias e ideas.
· Distribuir y manejar el tiempo de cada actividad con flexibilidad y orden, de ma-
nera que pueda realizar lo planificado previamente.
· Si es posible, permitir que los participantes se queden con los materiales de
trabajo, por ejemplo, las hojas de respuestas.
· No olvidar programar el tiempo para la evaluación de cada sesión: media hora
aproximadamente.

4. Después de cada sesión

Evalúe el desarrollo de cada actividad y el cumplimiento de los objetivos de la misma.


Para ello analice con tranquilidad los logros, dificultades y carencias que observó du-
rante la sesión. La evaluación se explica detalladamente en el punto siguiente.
El proceso de evaluación
La evaluación considera los siguientes elementos:
1. Evaluar el cumplimiento de los objetivos propuestos.

♦ Al establecer los objetivos, señalar de qué manera se va a medir su logro. Es decir


es necesario establecer los indicadores de medición. Por ejemplo si lo que quere-
mos al realizar una actividad es «explicitar las dificultades del grupo para aceptar la
orientación sexual», podríamos establecer que un indicador de ello es que al final
de la actividad, algunos participantes señalen que comprenden mejor su situación
o que luego de la actividad, se sienten menos culpables de ser homosexuales.
♦ Elaborar una pauta de evaluación (o utilizar la que se adjunta en los anexos) que
permita medir cuánto se ha logrado de los objetivos propuestos. Esto significa ela-
borar una pauta con preguntas o afirmaciones a las cuales los participantes podrán
responder.

2. Evaluar la metodología empleada en cada actividad:


♦ Para ello la pauta debe contener preguntas o afirmaciones que permitan evaluar si
los participantes sintieron que la actividad fue la adecuada para la satisfacción de
sus necesidades.

3. Evaluar el papel cumplido por el(la) facilitador(a).

♦ Del mismo modo que en los anteriores puntos, la pauta de evaluación debe recoger
la opinión de los participantes respecto al desempeño del (la) facilitador(a)

46 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


4. Proyectar futuras actividades

CAPITULO II
♦ Es importante que luego de cada actividad, los participantes puedan señalar qué
aspectos les resulta necesario abordar más adelante, con lo cual podremos dedu-
cir los grados de comprensión y el interés despertado en ellos con la actividad
realizada.
♦ Del mismo modo, es importante recoger las sugerencias respecto a los posibles
cambios que haya que hacer a la metodología empleada y el papel que cumpla el
(la) facilitador(a)
5. Elaborar las conclusiones

♦ Es necesario resumir la evaluación realizada por cada uno de los participantes y


recoger sus sugerencias, con el fin de obtener una visión general de los resulta-
dos obtenidos y las necesidades surgidas.
♦ Si es posible, se debe hacer una tabla con las respuestas de los participantes para
sintetizar y lograr una visión global de los resultados obtenidos.

Las siguientes actividades fueron traducidas y adaptadas por Luis Gauthier del Taller
«Situaciones y respuestas», del «Manual para Educadores en SIDA». Asociación
Canadiense de Salud Pública: p. 125, abril 1993.
El Taller»Hablando con nuestros padres» fue elaborado con el aporte de la Agrupación
de Padres, Familiares y Amigos de Lesbianas y Homosexuales - PAFALH de Chile

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 47


EL JUEGO DE LAS ESQUINAS

OBJETIVO : Reflexionar sobre algunas opiniones y actitudes de los


participantes relacionadas con la homosexualidad.

Metodología : Trabajo de grupo

Materiales : Papel para escribir a máquina; Plumones

Grupo Objetivo : Jóvenes no heterosexuales.

N° de participantes : 15 personas

Duración : 1 hora y media

DESCRIPCION DE LA ACTIVIDAD

1. Se confeccionarán tres letreros, en uno se escribirá la palabra «ACEPTABLE»,


en otro la frase «NO ES ACEPTABLE» y en el tercero la frase «ACEPTABLE
CON RESERVAS» y se pondrá cada letrero en una esquina diferente de la
sala donde se trabajará con el grupo.

2. Solicite que todos los participantes del taller se ubiquen de pie en el centro de
la sala y pídales que pongan atención a lo que usted va a leer. Luego proceda
a leer en voz alta una de las afirmaciones descritas más abajo e invite a los
asistentes a que se desplacen hacia la esquina, en la cual se encuentra el
cartel con la frase que mejor refleja su actitud frente al tema. Para facilitar el
desplazamiento, se deben juntar en un sector de la sala todas las sillas y
mesas.

3. Una vez que todos los participantes se hayan trasladado a las esquinas, se
pide a un representante de cada una de las posiciones que expliquen por qué
se ubicaron en ese lugar. Señale que las explicaciones deben dar razones de
los aspectos positivos de su actitud. Se pide a los participantes escuchar aten-
tamente y que no rebatan las opiniones de los otros expositores. Si alguien
desea agregar otras ideas lo puede hacer, pero sin repetir argumentaciones.

4. Luego de escuchar las diferentes opiniones, interesa reflexionar sobre las creen-
cias y los valores que estuvieron en juego tras las actitudes de cada uno.

5. A continuación, pida a los participantes que se vuelvan a reunir en el centro de


la sala y se lee una nueva situación, repitiendo la experiencia.

48 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


LISTADO DE SITUACIONES

CAPITULO II
♦ Sorprendo a mi hermano menor (o a mi hijo) de 12 años observando un
vídeo pornográfico. Esta situación la encuentro ......
♦ Me opongo a que mi hermana conozca a mis amigos homosexuales o ami-
gas lesbianas porque creo que es chocante para ella, además que no está
preparada para afrontarla. Esta situación la encuentro .........
♦ Me han invitado a una fiesta donde se espera que pase de todo. Esta con-
ducta la encuentro .............................
♦ Sorprendo a mi pareja en una actividad sexual con mi mejor amigo. Esta
conducta la encuentro ......................
♦ Un amigo que vive con el VIH-SIDA me cuenta que tiene pareja, y que su
pareja no sabe que él vive con el virus. Me dice que mantienen relaciones
sexuales con penetración y que algunas veces se les ha roto el condón. No
se atreve a contarle a su pareja que él está viviendo con el virus por temor
a perderlo. Esta situación la encuentro......................................

EVALUACION

a) Al final de la sesión se pide a los participantes que respondan la pauta de


evaluación (Nº1 o Nº 2).
b) Comentarios finales

IDEAS FUERZA

Nuestras actitudes y reacciones ante la conducta de otros pueden estar motiva-


das por creencias aprendidas en nuestro medio y cultura. Con esta actividad se
trata de descubrir dichas creencias

Hemos aprendido a valorar las cosas y sujetos que nos rodean en una escala
que va desde lo bueno a lo malo, desde lo verdadero a lo falso, desde lo acepta-
ble a lo inaceptable, sin comprender que dichos valores pueden no ser aplica-
bles en todas las situaciones de igual manera, particularmente en lo que se rela-
ciona con la vida sexual y afectiva de las personas.

Nos relacionamos con los demás midiendo si se encuentran dentro o fuera de la


norma establecida. De este modo podemos situarnos en una relación de supe-
rioridad, igualdad o inferioridad con los demás. Esta es una razón por la cual
muchas veces actuamos a la defensiva, buscando ser valorados positivamente.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 49


LOS TABUES FRENTE AL SEXO

OBJETIVOS Intercambiar percepciones y vivencias acerca del propio cuerpo


Reflexionar sobre el placer sexual: dificultades y capacidades.

Metodología : Trabajo grupal. Plenario

Materiales : Papel para escribir; Hojas para dibujar y lápiz grafi-


to; caja de plumones y papel Kraft; Cinta adhesiva
Grupo objetivo : Jóvenes, hombres y mujeres de cualquier orienta-
ción sexual.
N° de participantes : 15 personas

Tiempo : 1 hora y media

DESCRIPCION DE LA ACTIVIDAD

1. Pída a los participantes que aproximadamente en cinco minutos dibujen un


cuerpo de mujer y otro de hombre, y que luego escriban lo que más les gusta o
desagrada de cada una de las partes que han identificado gráficamente. Así
mismo, si existe algún peligro en ellas.

Después se cuelgan los dibujos en las paredes de la sala. Se pide a los partici-
pantes que observen cada uno de los dibujos.

2. Indique a los participantes que formen grupos de 4 o 5 personas. Cada grupo


tiene 35 minutos para reflexionar e intercambiar opiniones sobre los dibujos,
basándose en las siguientes preguntas:

♦ ¿Qué partes de los cuerpos están dibujadas?, ¿Por qué?


♦ ¿Aparecen todas las partes de los cuerpos?. Si faltan algunas, ¿cuáles son
y por qué?
♦ ¿Qué partes de su propio cuerpo les produce vergüenza?
♦ ¿Qué enseñanzas han recibido de sus familias o grupos más cercanos con
relación al cuerpo, por ejemplo: tocarse, lavarse, mirarse, rascarse, forma de
sentarse, y otras?
♦ ¿Aparece algún peligro en las frases?

Pida que anoten en un papelógrafo un listado de actitudes y sentimientos que se


hayan mencionado durante la reflexión.

4.- Pida a los grupos que se han formado que en 15 minutos anoten en un
papelógrafo el mayor número de conceptos que conozcan con relación al pene y
a la vagina. Cada grupo leerá en voz alta la lista frente a los demás integrantes
del taller. Concluida la lectura, se reflexionará respecto a por qué se les da estos
calificativos y cual es el resultado simbólico que estos podrían tener en nuestra
cultura.

50 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


EVALUACION

CAPITULO II
a) Al final de la sesión se solicita a los participantes que respondan la pauta
de evaluación (Nº1 o Nº 2).
b) Comentarios finales

IDEAS FUERZA

Nuestros sentimientos en relación con nuestro cuerpo distan muchas veces de


cómo la sociedad lo valoriza. En el trabajo de grupo podemos descubrir que valo-
ramos positivamente nuestro cuerpo en tanto cumple una función biológica deter-
minada. Sin embargo nuestros sentimientos no siempre quedan satisfechos con
esa valoración.

Socialmente establecemos barreras de control a nuestra corporalidad y deseos


basadas en prejuicios que pueden atentar contra nuestra propia salud y autoestima.

Constatar el contraste existente entre la percepción positiva de nuestro propio


cuerpo, con los sentimientos de vergüenza, pudor y/o rechazo a alguna de sus
partes, nos permite descubrir algunas contradicciones en la formación que hemos
recibido desde la infancia y nos prepara para adoptar una actitud más critica ante
los prejuicios.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 51


HOMOSEXUALES: ¿DIABLOS O ANGELES?

OBJETIVO Reflexionar colectiva y vivencialmente sobre algunas actitudes y


creencias respecto de la propia sexualidad en hombres homo-
sexuales y en hombres que tienen relaciones sexuales con otros
hombres.

Metodología : Juego y trabajo de grupo

Materiales : 15 tarjetones de 15x20 cm con el dibujo de un ángel;


15 tarjetones de 15x20 cm con el dibujo de un diablo;
15 tarjetas de color numeradas del 1 al 15 y escritas
con las afirmaciones señaladas más abajo
Grupo objetivo : Jóvenes gays y lesbianas.

N° de participantes : 15 personas.

Tiempo : 1 hora y 45 minutos

DESCRIPCION DE LA ACTIVIDAD

Solicite que el grupo se siente en circulo en un lugar cómodo, de manera que a


todas las personas les sea posible observar las caras de las demás.

A cada persona se le entregan dos tarjetones: en uno se encuentra dibujando un


ángel y en el otro un diablo.

Baraje las tarjetas de color y entregue una de ellas a cada persona. Explique que
en esa tarjeta se expone una situación respecto a la cual darán su opinión, si
están o no de acuerdo, explicando las razones.

La persona con la tarjeta numerada con el N° 1 inicia la ronda de opiniones.


Frente a las opiniones y argumentos de cada participante, todos los demás le-
vantaran una tarjeta: un ángel si están de acuerdo con la postura de esa perso-
na, o un diablo si no lo están. Es necesario aclarar que no se trata de creerle o
no, sino si están de acuerdo o no con sus argumentos.

52 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


CONTENIDO DE LAS TARJETAS

CAPITULO II
> Los homosexuales acostumbran a te- > Mientras la ley no reconozca nuestros
ner sexo con cualquier persona si tie- derechos nada podemos hacer para
nen la oportunidad. que se respeten.
> Ser diferente es un hecho y no un de- > La vida homosexual es frívola y vacía.
recho. ¿Debería serlo? > Los bisexuales son homosexuales que
> Los homosexuales tienen mayor ne- no se asumen
cesidad de tener sexo que los > Las travestis son discriminadas por que
heterosexuales. son muy escandalosas.
> A los homosexuales, les interesa el > La homosexualidad es una desviación
placer sexual más que el afecto > La homosexualidad es aceptable si no
> En el trabajo guarda silencio, si te se manifiesta públicamente
despiden es por tus propios errores. > La violación sexual durante la infancia
> A los homosexuales les molesta rela- puede ser el origen de la homosexua-
cionarse con homosexuales afemina- lidad de un hombre
dos o travestis. > No es bueno que los niños vean a los
> Homosexual o lesbiana es la persona homosexuales abrazados en la calle
que ha tenido al menos una relación > Los homosexuales no deberían tener
sexual con alguien de su mismo sexo. relaciones sexuales
> Para ser homosexual o lesbiana hay > El SIDA es una enfermedad que ataca
que acostumbrarse a vivir solo(a). principalmente a los homosexuales

EVALUACION

a) Al final de la sesión se pide a los participantes que respondan la pauta de


evaluación (Nº1 o Nº 2).
b) Comentarios finales

IDEAS FUERZA

Las diferentes variaciones de la conducta sexual humana no pueden ser separa-


das en compartimentos. Las personas no pueden ser clasificadas como homo-
sexuales, bisexuales o héterosexuales. Estos comportamientos u orientaciones
sexuales no definen sexualmente a las personas de manera alguna.

En otras culturas donde la sexualidad tiene por finalidad el encuentro con la divi-
nidad, la procreación es sólo una circunstancia o consecuencia de las relaciones
sexuales. En dichas culturas las relaciones homosexuales estaban integradas al
desarrollo de la vida cotidiana como algo natural y no se las valorizaba de manera
distinta que otras conductas porque tienen una finalidad superior y divina.

Los gays, lesbianas, travestis, bisexuales, transexuales e intersexuales son per-


sonas con derechos que generalmente no se respetan, dado que culturalmente
nuestra sociedad no ha logrado integrar a su cosmovisión la diversidad sexual
como parte de la totalidad. Pero también hemos sido formados en esa cosmovisión
y nos cuesta ejercer el derecho de expresar nuestra orientacións exual sin temor
a ser castigados por ello.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 53


LA CARTA
OBJETIVOS Objetivo general: Explicitar las dificultades que tienen los parti-
cipantes para aceptar la propia orientación sexual.

Objetivos específicos:
1. Identificar algunas dificultades (temores, dudas, confusiones,
culpas, vergüenzas) de los participantes, con relación a su propia
sexualidad.
2. Identificar algunas dificultades de comunicación (temores, cul-
pas, vergüenza) por medio de un escrito dirigido a alguna perso-
na querida de su familia.

Metodología : Trabajo de grupo

Materiales : Papel para escribir, Lápices, Radiograbadora y


cassette con música para relajación
Grupo objetivo : Jóvenesy adultos no heterosexuales.

N° de participantes : 15 personas

Tiempo : 2 horas

DESCRIPCION DE LA ACTIVIDAD

1. Pida al grupo que tomen asiento en forma de círculo. Se les explican los
objetivos del taller y luego se les pide que cierren los ojos y adopten una posi-
ción cómoda y relajada.

2.- Ponga música suave. Con voz alta y pausada narra lo siguiente:
Un día cualquiera estás en tu casa donde vives con tus padres. Eres el(la)
hijo(a) mayor de la familia, el más responsable y en quien todos han puesto
su confianza. Estas solo(a) y tocan a la puerta. Abres. Es tu pareja. Se sien-
tan en la sala, conversan, se abrazan, se acarician, se besan. Aprovechando
que no hay nadie mas, se van a tu habitación, ponen música, conversan, se
abrazan, se besan. Te dejas llevar hasta desvestirse y tener una relación
sexual.

Repentinamente se abre la puerta de tu habitación y aparece la persona de


tu familia que más quieres. Se queda mirándote fijamente. Pasados unos
segundos y sin decir nada cierra la puerta y se va.

No sabes qué hacer, estás muy conmovido(a). Nunca dijiste a tu familia que
eres homosexual (lesbiana). No será sólo con una simple conversación como
vas a resolver esta situación. Tu y tu pareja se visten y salen a caminar.
Dándole vueltas una y otra vez al asunto, decides escribirle una carta como
primer gesto de acercamiento para explicarle lo que sucede contigo.

54 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


CAPITULO II
2. Entregue a cada participante un papel y lápiz para que escriban una carta a la
persona más querida. Se recomienda silencio. Cada uno debe enfrentar solo su
problema.

Si alguno de los asistentes tiene dificultades para encontrar a la persona a la cual


escribir la carta, se conversa con ella y se resuelve caso a caso.

Quienes escriben pueden tomarse todo el tiempo necesario. A medida que cada
uno va terminando, se retiran de la sala para no interrumpir a los demás.

3. Cuando hayan terminado, se reúne nuevamente al grupo. Entregue a cada


persona una de las cartas escritas, cuidando que no sea la que escribió ella. Pida
a cada una que vayan leyendo las cartas una a una sin mencionar a sus autores.
Se discuten grupalmente todos los problemas que se identifiquen.

4. Pida al grupo que identifiquen las actitudes con las cuales se escriben las
cartas: asertivas, evasivas, culpables, respetuosas, desafíantes, implorantes, etc.
Del mismo modo, que identifiquen la forma en que se expresan las ideas, las
palabras claves que se utilizan.

Si es necesario el grupo puede dedicar más tiempo para abordar las culpas y
temores

EVALUACIÓN

a) Al final de la sesión se le pide a cada persona que responda la pauta de evalua-


ción (Nº1 o Nº 2).
b) Se pregunta cuántos de los asistentes estarían dispuestos a hacerse el Test de
Elisa. Se indica dónde.
c) Comentarios y Preguntas.

IDEAS FUERZA

Todos tenemos alguna idea o creencia sobre la homosexualidad, sus causas,


estilos de vida, entre otros aspectos. Dichas creencias a veces impiden que con-
temos a los demás lo que sentimos y deseamos. Algunos temores son la posible
ruptura de las relaciones con la familia, el hacer sufrir a quienes más queremos;
la vergüenza, el desprecio de nuestras amistades y de los demás.

La ruptura con la familia dependerá de la cercanía del lazo afectivo entre sus
miembros. La noticia de saber que uno de sus miembros es homosexual muchas
veces genera condiciones para iniciar un proceso hacia su aceptación.

Actividades complementarias: se puede sugerir ver algunas películas como:


«el banquete de bodas», «Mi querida lavandera», Trilogía de Nueva York»,
«Philadelfia», «La jaula de las Locas».

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 55


LA EXPANSION DEL VIRUS

OBJETIVO Reflexionar sobre la percepción del riesgo de adquirir y/o transmitir


sexualmente enfermedades y el VIH/SIDA.

Metodología : Dinámica Grupal

Materiales : Papel para escribir, Lápices

Grupo objetivo : Jóvenesy adultos homosexuales

N° de participantes : 15 personas

Tiempo : 2 horas 5 minutos.

DESCRIPCION DE LA ACTIVIDAD

1. Pregunte al grupo ¿Cómo nos afecta el SIDA?, y señale una manera cómo el
SIDA afecta a cada uno. Se trata de que todos los participantes den una respues-
ta, sin discutirlas, respetando sus puntos de vista.

2.- Luego señaleal grupo que van a iniciar un juego, y que para ello es necesario
que compartan la respuesta a las siguientes preguntas:

¿Qué es lo que más te gustaría hacer en este momento?; ¿Cuál es tu principal


proyecto o sueño a realizar?

Si las personas ya son adultas, se les pide que recuerden cuál era su principal
proyecto cuando tenían 20 años. Cada uno responde brevemente.

3. A cada uno de los participantes se les entrega un lápiz y una hoja, en la cual
está escrito uno de los siguientes números 1, 2 ó 3. Uno o dos de los participantes
deben recibir el número 3 (no más).

4. Se explica que esa hoja representa su sexualidad. Algo que cada uno lleva
íntimamente. Por eso se le pide a cada uno que lo lea sin que otro lo vea, y que lo
memorice. Se le indica a continuación que se imaginen la siguiente historia.
«Son un grupo de amigos gays que han decidido ir de paseo a la playa. Van
y lo pasan super bien. Van todos. Algunos van emparejados y otros encuen-
tran pareja en el paseo. Alojan en una cabaña y sucede de todo. Algunos
tienen sexo sin protección, «porque la cosa está de miedo»».
A continuación se les pide que cada uno intercambie su papel con el número, con
otra persona. Que lea el nuevo papel sin que otro lo vea y anote debajo del núme-
ro ya escrito el suyo anterior. Se pide entonces que cada uno memorice sus dos
números.

56 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


CAPITULO II
Se continúa con el relato anterior:
«Han pasado unos meses, el verano ha llegado y el mismo grupo de amigos
ha organizado un viaje a la playa. Allí conocen gente y como es vacaciones y
tiempo de relajo, tienen sus aventuras con desconocidos y en forma
desprotegida. Pero todo fue fantástico».

Se les pide nuevamente que intercambien su papel con otro participante, distinto
del anterior. Que vuelvan a leer el papel y anoten en él los dos números anterio-
res.

La historia del grupo continúa.


«Ahora de regreso de las vacaciones, el grupo, al cual se han sumado nue-
vos miembros, se vuelve a encontrar. Hay muchas cosas que contar. En ese
momento, tu conoces a alguien muy buena onda. Después de ese encuentro
se emparejan y por primera vez empiezas a tener relaciones sexuales prote-
gidas. Por fin has encontrado a alguien que te quiere».

El juego se repite con los cuatro números.

5. A continuación se elabora un cuento.


«Todos Uds. Son personas comunes y corrientes, personas con ideas y pro-
yectos. (Se recuerda lo que se ha dicho al comienzo). Cada uno con sus
proyectos, rollos, deseos, sueños. Y ocurrió que, sin saberlo, en el grupo
habían algunas personas que vivían con el VIH».

Se pide entonces a las personas que inicialmente les salió el número 3 que se
pongan de pie.

A quienes se han puesto de pie se les deja por un rato largo (30 a 45 segundos);
luego, calmadamente, se les dice:
«Ustedes tenían el virus del SIDA y no lo sabían. Y claro, como estas personas
no conocían su situación, siguieron teniendo relaciones sexuales sin protec-
ción y transmitiendo el virus a otros».
Se pide a quienes tengan el número 3 en el papel que tienen en la mano, que se
pongan de pie.

«Como ven, muy rápidamente la transmisión llegó a una gran cantidad de la


población». (Se les dice:) Ustedes adquirieron el virus del SIDA sin saberlo.»

Luego de un rato, después que todos se han calmado, se les pregunta:

¿Cómo te sentiste?, ¿Cómo se lo vas a decir a tu familia?, Si tienes pareja, ¿cómo


se lo vas a decir?, Si trabajas, ¿se lo vas a decir a alguien?, ¿Cómo?;
¿Cómo se lo vas a decir a tus amigos más cercanos?

Pida que se pongan de pie quienes no tienen en su mano el número 3. Diga:

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 57


«Ahora que ustedes conocen la situación, ¿tendrían una relación sexual con
alguno de ellos?, ¿Por qué?

Y si la persona que tiene el VIH es una persona atractiva, y les ofrece la posibi-
lidad de pasar juntos un fin de semana, alguien simpático, que está super bien,
¿Cómo lo harían?, ¿Qué harían?, ¿Por qué actuarían así?

6. A continuación se pregunta a los participantes: ¿Saben ustedes cómo se


transmite el VIH?

Se conversa entonces sobre este tema y si es necesario, o se programa una


nueva sesión.

7. Se hace a continuación la siguiente pregunta: ¿Cómo podría evitarse la trans-


misión del VIH?

Se trabaja entonces en las formas de evitar la transmisión del virus, recordando


que la OMS ha propuesto los siguientes mecanismos: Uso del preservativo,
Sexo sin penetración, Abstinencia sexual, La pareja única y cerrada

8. Durante el desarrollo de la sesión se van respondiendo las dudas.

EVALUACIÓN

a) Al final de la sesión se le pide a cada persona que responda la pauta de


evaluación (Nº1 o Nº 2).
b) Se pregunta cuántos de los asistentes estarían dispuestos a hacerse el Test
de Elisa. Se indica dónde.
c) Comentarios y Preguntas.

IDEAS FUERZA

Somos vulnerables a la transmisión del VIH cuandotenemos carencias, necesida-


des, y proyectos de vida por desarrollar. Dependiendo desi la vida tiene o no tiene
sentido, será muy diferente la vulnerabilidad frente al VIH/SIDA

Es necesario aclarar las dudas de los asistentes, para esto es importante ESCU-
CHAR ACTIVAMENTE sus preguntas. En ocasiones pueden no ser suficiente-
mente claras. Para conocer lo que el participante desea preguntar, además de la
escucha activa, el facilitador puede parafrasear, transmitiendo de vuelta lo que ha
escuchado y comprendido de la pregunta.

Por ejemplo:

Participante: ¿Y el SIDA se pega con los besos?


Facilitador: Lo que quieres saber es si el virus del SIDA se transmite por otras vías
además de las que conocemos?, o ¿Por los besos?, ¿Qué tipo de besos?. ¿Tie-
nes dudas sobre si se transmite por la saliva?.

58 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


¿COMO DECIRSELO A MIS PADRES?2

CAPITULO II
OBJETIVO 1. Identificar los temores de los participantes con relación a la
comunicación a la familia acerca de su orientación sexual.

2. Describir el proceso que viven los padres al conocer la orienta-


ción sexual de su hijo o hija.

3. Reconocer algunos componentes de la sexualidad humana:


género, identidad de género, orientación sexual y comportamien-
to.

Metodología : Trabajo Grupal.

Materiales : Papelógrafo; Hojas de papel; pautas de evaluación

Grupo objetivo : Jóvenes no heterosexuales.

Nº de participantes : 15 personas.

Tiempo : 2 horas

DESCRIPCION DE LA ACTIVIDAD

1.- Pida al grupo que tomen asiento en forma circular, de manera que puedan ver
la cara a las otras personas.

2.- Invitelas a sentirse cómodas. Si no se conocen, es recomendable que se pre-


senten una a una ante las demás.

3.- Explique al grupo los objetivos del trabajo e invite a cada persona a expresar lo
que para ella constituye un obstáculo en la comunicación con la familia y/o los
padres acerca de su orientación sexual. Para ello se entrega a cada participante
una hoja y un lápiz en la cual escribirán la respuesta a las siguientes preguntas:

¿Qué sientes o sentirías si tus padres supieran que eres homosexual o lesbiana?
(responde con una o dos palabras); ¿Cuáles serían los problemas que se presen-
tarían si les dijeras?; ¿Cuáles crees tú que serían las ventajas de decírselo?.

4.- Luego, se invita al grupo a poner en común las respuestas y a explicar su


significado.

Descanso de 10 minutos

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 59


5.- Explique al grupo el proceso que viven los padres al conocer la orientación
sexual de sus hijos (ver Anexo «Etapas de comprensión de los padres»). Luego,
invite a reflexionar sobre algunos componentes de la sexualidad humana, en par-
ticular de aquellos referidos a la orientación sexual de los(as) jóvenes homosexuales
o lesbianas. Motive el intercambio de opiniones con preguntas como las siguien-
tes:

¿Eligieron ellos ser homosexuales?. Si es así, ¿cuando lo hicieron, y a partir de


qué circunstancia?. ¿La heterosexualidad es una opción elegida?. Si es así, ¿por
qué no la eligieron?

6.- Luego de este intercambio, el facilitador invitará a los participantes a responder


las siguientes preguntas

¿Cómo crees que se sentirían tus padres al saberlo?; ¿Crees que en algún mo-
mento se lo dirás a tus padres o familiares?, ¿en qué momento o bajo qué circuns-
tancias?; ¿Conoces la experiencia de amigos tuyos que se lo hayan dicho a
sus padres?; ¿Qué ocurrió en esos casos?

EVALUACION

a) Al final de la sesión se le pide a cada persona que responda la pauta de


evaluación (Nº1 o Nº 2).
b) Se pregunta a los asistentes si alguno siente la necesidad de hablar con su
familia. Si alguno responde positivamente, se le pregunta si cree que va a
necesitar apoyo en esa acción. Se le dice cómo hacerlo para lograr ese apoyo.
c) Comentarios y Preguntas.

IDEAS FUERZA

Todos tenemos alguna idea o creencia sobre la homosexualidad, sus causas,


estilos de vida, entre otros aspectos. Dichas creencias impiden que contemos a
los demás lo que sentimos y deseamos. Algunos temores son la posible ruptura
de las relaciones con la familia, el hacer sufrir a quienes más queremos; la
vergüenza, el desprecio de nuestras amistades y de los demás.

La ruptura con la familia dependerá de la cercanía del lazo afectivo entre sus
miembros. La noticia de saber que uno de sus miembros es homosexual mu-
chas veces genera condiciones para iniciar un proceso hacia su aceptación.

Actividades complementarias: se puede sugerir ver algunas películas como:


«el banquete de bodas», «Mi querida lavandera», Trilogía de Nueva York»,
«Philadelfia», «La jaula de las Locas».

60 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


CAPITULO II
PAUTA DE EVALUACION N° 1
Fecha:

1.- Lo más importante del taller fue:

2.- A partir de los temas tratados en la sesión de hoy, señala tres


temas o aspectos que necesitan ser desarrollados o incorporados en
nuevos talleres

3.- ¿Cómo sentiste tu participación en el taller? (marca con una cruz


una sola alternativa)

♦ muy adecuada
♦ adecuada
♦ suficiente
♦ insuficiente

¿POR QUE?

4.- Agrega cualquier comentario, crítica o sugerencia que te parezca


importante señalar:

Esta pauta se debe llenar al término de cada


sesión por cada uno de los participantes

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 61


TABULACION DE LA PAUTA N° 1

FECHA:

NOMBRE DEL TALLER O SESION:

TOTAL DE PARTICIPANTES:

FACILITADOR(A):

1.- Lo más importante del taller fue: (haga una lista de las observa-
ciones hechas por los participantes del taller)

2.- Temas o aspectos que necesitan ser desarrollados o incorpora-


dos en nuevos talleres (haga una lista de las observaciones hechas
por los participantes del taller)

3.- ¿Cómo sintieron su participación? (Haga una observación sobre


el desempeño del grupo y luego llene la siguiente estadística con la
información entregada por los participantes)

PERCEPCION DE SU PARTICIPACION

CANTIDAD PORCENTAJE
muy adecuada
Adecuada
Suficiente
Insuficiente

RAZONES (explique las razones que dan los participantes sobre su


participación)

4.- Comentario, críticas o sugerencias:


(haga una síntesis de los comentarios o sugerencias que hayan
hecho los participantes)

Esta pauta debe ser llenada por el (la) facilitador(a) con


la información entregada por los participantes en la
Pauta de Evaluación Nº 1

62 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


CAPITULO II
PAUTA DE EVALUACION N° 2
1.- ¿Qué cosas descubriste en la sesión de hoy?

2.- ¿Cuál fue para ti la actividad o el tema más importante del taller?

3.- ¿A partir de qué temas tratados en la sesión señala cuáles son los
temas o aspectos que necesitan ser desarrollados en nuevos talle-
res?

4.- Piensa en alguien cercano y que verás pronto. ¿Desearías con-


versar con ella o el de lo tratado hoy día? (Marca con una cruz)
Si No
5.- ¿Qué temas tratarías o no tratarías con esa persona?

6.- ¿Cómo sentiste tu participación en el taller ?(marca una sola


alternativa)
Muy adecuada Adecuada
Suficiente Insuficiente

¿POR QUE?

6.- ¿Cómo evalúas la participación del responsable de la sesión

(marca una sola alternativa)


Muy adecuada Adecuada

Suficiente Insuficiente

¿POR QUE?
7.- Agrega cualquier comentario, crítica o sugerencia que te parezca

importante señalar:

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 63


TABULACION DE LA PAUTA DE EVALUACION N° 2
FECHA
NOMBRE DEL TALLER:

TOTAL DE PARTICIPANTES

FACILITADOR
1. Cosas descubiertas en la sesión (haga una lista de las respues-
tas del grupo)

2. Actividades o temas más importantes (haga una lista)

3. Temas que necesitan ser desarrollados (haga una lista)

4. Conversarían con alguien cercano


Si :_______(cantidad) No :_______(cantidad)

5.- Temas de conversación (haga una lista)

6. ¿Cómo sintieron su participación? (llene el cuadro con las res-


puestas obtenidas)

PERCEPCION DE LA PARTICIPACION
CANTIDAD PORCENTAJE
Muy Adecuada
Adecuada
Suficiente
Insuficiente

RAZONES (haga una síntesis de las razones)

6. Evaluación al (la) facilitador(a) (llene el cuadro con las respuestas


obtenidas)
PERCEPCION DE LA PARTICIPACION
CANTIDAD PORCENTAJE
Muy adecuada
Adecuada
Suficiente
Insuficiente

RAZONES (haga una síntesis de las observaciones entregadas

7. Comentarios, críticas o sugerencias.

64 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


CÓMO DISEÑAR EFECTIVAMENTE

CAPITULO II
MENSAJES DE ACCIÓN URGENTE EN
INTERNET Phil Agre
Facultad de Estudios de la Información
Universidad de California, Los Angeles
Los Angeles, California 90095-1520
EE.UU.
pagre@ucla.edu
http://dlis.gseis.ucla.edu/pagre/

Versión del 24 de abril de 1999.


Copyright 1994-1998, todos los derechos reservados

Traducción: Enrique Góngora –ILGA

Los mensajes de acción urgente se envían por Internet con el fin de solicitar acciones
determinadas respecto a un acontecimiento político de actualidad. Cuando son bien for-
mulados, estos mensajes constituyen un poderoso recurso para lograr la participación en
los procesos democráticos. En este documento he sintetizado unas normas basadas en
mi experiencia con este tipo de acciones realizadas por Internet. Aunque usted no tenga
intención de elaborar una acción urgente, es recomendable no distribuir los mensajes
recibidos a menos que ellos cumplan con el espíritu de estas normas. Por favor disculpe si
este documento le parece por momentos serio o excesivamente didáctico. Mis recomen-
daciones surgen tras haber comprobado lo dañino que puede ser un mensaje de acción
urgente mal formulado.
No discutiremos aquí las cuestiones generales de estrategia. Baste señalar que toda ac-
ción por Internet debe formar parte de una campaña con una estrategia y objetivos claros
y centrada en un tema. Los mensajes de acción urgente se dividen en dos categorías: los
mensajes individuales y los mensajes que forman parte de una campaña estructurada.

Los mensajes individuales se transmiten con la esperanza de que se propaguen al máxi-


mo número posible de usuarios de Internet dispuestos a ayudar. En cambio, las campañas
estructuradas se caracterizan por llegar a través de unas listas de distribución especial-
mente confeccionadas a tal efecto; sus receptores se encuentran en la totalidad de la red
universal de Internet o bien conforman un grupo más restringido de partidarios moviliza-
dos.

Los dos tipos de acción urgente toman forma a partir de acontecimientos que han sido
largamente publicitados por carta, a través de una campaña telefónica o por medio del fax.
La red informática permite que estas campañas sean mucho menos costosas. Un mensaje
en la red puede viajar muy lejos de su lugar de origen al ser reenviado de un amigo a otro,
o de lista en lista, y sin costes adicionales para la persona que lo envía originalmente. Este
fenómeno de cadena es muy importante y por tanto las consecuencias de cualquier acción
urgente, sea ésta individual o como parte de una campaña, incumben a sus autores poten-
ciales.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 65


Establezca la autenticidad de la acción ur- Ponga fecha a su acción urgente.
gente. Las acciones urgentes falsas también El correo postal o los mensajes de
se propagan con facilidad. No contribuya a des- fax se desechan con rapidez, pero
prestigiar este recurso. Toda acción urgente las acciones urgentes pueden viajar
debe contener información clara acerca de la en el ciberespacio infinitamente. Aun-
organización que la promueve, con indicacio- que un mensaje parezca
nes para que el lector pueda dirigirse a ésta desactivado, éste puede permanecer

1 2
(dirección electrónica, postal, URL 1 de meses o años en un buzón y de pron-
Internet, teléfono, etc.). Esto es del todo lógi- to cobrar vigencia si el dueño del
co, puesto que si buscamos que las personas buzón decide enviarlo a un nuevo
se adhieran a un movimiento debemos facili- grupo de listas. No cuente con que
tarles todos los medios de contacto existen- el encabezamiento del mensaje in-
tes. Una forma de hacer esto es añadiendo cluya la fecha (u otra información).
una firma digital (signature) mediante el uso Con frecuencia las personas
de programa PGP2 . Sin embargo, muy pocas reenvian los mensajes de Internet
personas llegan a leer la firma en un mensaje después de haberles quitado el en-
y muchas de ellas lo borran antes de reenviarlo cabezamiento. Una buena práctica
a otros. Por lo tanto es fundamental determi- consiste en dar a la acción recomen-
nar nuestra identidad como remitentes del dada una fecha de caducidad, p.ej.
mensaje y proporcionar a los receptores una “fecha límite de respuesta: 17 de fe-
dirección de contacto. brero 2000”. Haga mención específi-
ca de posibles acciones de segui-
Utilice marcadores claros al miento o si el mensaje forma parte
principio y al final de su men- de una campaña en desarrollo. De
saje. Inevitablemente, un men- este modo, las personas se pondrán
saje experimentará modificacio- en contacto con usted o buscarán el

3
nes a medida que circula. Por siguiente mensaje de la campaña.
suerte, he comprobado que los
comentarios adicionales que se Cuidado con los mensajes “de segunda mano”.
acumulan al principio o al final Aunque no es muy común, a veces encontrará ver-
del mensaje transmitido son ac- siones parafraseadas de su mensaje, quizás por-
cidentales solamente. Si se usa que alguien escuchó una versión oral de éste. Por
una hilera de guiones en negri- lo general, estas segundas versiones contienen

4
ta u otro signo parecido, se dis- exageraciones y otras inexactitudes que por tanto
tinguirá claramente el mensaje pueden ser fácilmente utilizadas para desacreditar
del texto sobrante acumulado. su mensaje. Si usted encuentra una versión inexac-
De esta forma su organización ta de su mensaje original, debe notificarlo de inme-
mantendrá su credibilidad res- diato a todas las direcciones de sus listas. Distinga
pecto a la autoría y el contenido claramente entre los hechos y las falsedades y pida
del mensaje. a toda la comunidad que no propague las versio-
nes inexactas: Al mismo tiempo, indique claramen-
te dónde se puede encontrar la información exacta
e incluya una copia de su propio mensaje original;
con esto se consigue la supresión de los informes
inexactos y al mismo tiempo usted da al público
una señal clara sobre su credibilidad como
comunicador.
1 Localizador uniforme de recursos (Unique Resource Locator, en inglés)
2 Programa de privacidad (Pretty Good Privacy en inglés)

66 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


? Que el mensaje se explique por sí mis-
ue to

CAPITULO II
ag n mo. No asuma que sus lectores van a te-
op su la ner un contexto más amplio que el que se
pr un a lo - os
se a emp otiv s y da en las noticias. Es probable que su
e e j
sa fier or e r m bre en
j mensaje sea leído por personas que nun-
e o
en e r - p s p nom n, y . Si ca han oído acerca usted o de su causa.
m s o o é je e

5
el nte com ner sus qui nsa isibl l En consecuencia, debe definir sus térmi-
o e

6
e e i n r e v
qu urg ado pris luye abe l m ta ío d nos con claridad, evitar referirse a mensa-
a
e ón li c s nc e s e o
n n v
e jes anteriores distribuidos en su lista y dar
Des acci e de uno se i tant cib na ree res.
t
¿ la en de de or o r a e u el to el mayor número posible de antecedentes
Si tam ión don imp text cluy ente cep o, por lo menos, instrucciones sencillas
al uac os , es con , in am s re para acceder a un material que sea útil.
sit lític dos a y aso res e lo
po elli rm l c exp te d Puede decidirse por enviar un mensaje
ap é fo es e iba par relativamente corto donde se incluya el en-
qu te roh por lace a una página de Internet con informa-
es e p aje ción más detallada. Recuerde que su pú-
qu ens
m blico más importante es la gente más com-
prensiva hacia su causa. Ellos necesitan
Pida a sus lectores que emprendan una conocer todos los detalles de la situación
acción sencilla, claramente definida y antes de tomar una decisión. Cuando es-
racionalmente elegida. Por ejemplo, po- criba su mensaje diríjase a este tipo de lec-
dría pedirles que llamen a un congresista tor; no se dirija ni al converso ni al apático.
para expresarle su opinión respecto a un Que
asunto. En este caso, usted debe facilitar esen sea fác
c i
títula ial inic l de co

8
los medios para encontrar el nombre y el r qu iar s m
ción e re u m prende
teléfono del congresista, así como las ex- r su e r
leng ecomen ma el a nsaje c . Es
plicaciones sobre cómo mantener una con- uaje dada s o n
ga. R senc . De unto y l un

7
il a ac
versación con éste: el contenido de las y co evise su lo y evita be usar
declaraciones (en pro o en contra de la nstru ortog r el a se u -
llas. cccio rafía rgot n
E n o jer
causa), las respuestas que deben dar a todo lija térm es gram y utilice -
e in fr
ciertas preguntas, etc. Este “guión” no se loca l mundo os que s aticales ases
hace con la intención de imponerles una les d y ev e en s enci
que e t -
opinión sino para ayudarles a adquirir des- teng su país ite las e iendan e
opin a un o cu x p re n
ión a b si
treza en un medio que podría ser ntes orrador, ltura. Un ones
intimidatorio. Usted debe decidir también de e pida a ve
nvia z
r el m a otros s
si desea pedir que envien mensajes de Co- ensa u
rreo Electrónico (en ocasiones las incon- je
tables réplicas tienen un efecto real casi
nulo), cartas (que serán menos, pero más Compruebe los hechos. Es necesario
efectivas) o llamadas de teléfono (de efi- asegurarse de la exactitud de unos datos

9
cacia promedio entre las dos opciones an- que van a ser distribuidos alrededor del
teriores). También puede considerar estas mundo, pues los errores pueden provocar
opciones: que su mensaje sea enviado úni- un desastre. Un pequeño error puede ha-
camente a cierto número de activistas com- cer que sus oponentes tomen sus mensa-
prometidos para que éstos proporcionen jes y otros mensajes enviados por Internet
sus contactos; o que busque recoger in- como simples “rumores”. Cuando descu-
formación; o iniciar una lista de distribu- bra un error será imposible emitir una co-
ción que será destinada a acciones futu- rrección que llegue a todos los destinata-
ras. rios de su mensaje inicial.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 67


Inicie un movimiento, no contribuya a la histeria colectiva. No exagere ni pida que

10
se “distribuya este mensaje a todos sus conocidos”. No haga ruegos ni diga “¡¡Por
favor actúe AHORA!!”. Evite exagerar sobre la urgencia de comunicar su asunto a
todo el mundo. En vez de dirigirse a un público general, intente más bien dirigir su
mensaje a un grupo objetivo de personas que tengan más simpatía por el asunto que
les presenta. Si el asunto es verdaderamente urgente, explique el porqué en lenguaje
sencillo. Evite obsesionarse con lo inmediato de la situación. Su mensaje puede con-
tribuir a evitar una calamidad a corto lazo, pero debe contribuir también, a largo plazo,
a construir un movimiento social. Si se mantiene la perspectiva del contexto más am-
plio, el desánimo por haber perdido una batalla no será tan grande.

Explique toda la historia. Es necesario co- Evite las polémicas. Sus lectores no de-

13
nocer todos los hechos para evaluar un asunto ben sentirse forzados a asentir en virtud
que no es conocido. Por ejemplo, si usted cree de la justicia de una causa. No asuma
que alguien ha sido injustamente condenado que el lenguaje reivindicativo es el úni-
por un crimen, no debe limitarse a explicar co que tiene valor en estos casos. Debe
dos o tres hechos que apoyen su opinión. La pensar en sus lectores como un público
mayoría de personas estará inclinada a asu- dispuesto a actuar si se le presentan
mir que sólo está recibiendo medias verda- buenas razones para hacerlo.

11
des. Si además de esto, sus oponentes han
circulado sus propios argumentos, se hace ne- Que sea de fácil lectura. Componga
cesario refutarlos. Y si éstos han sido plan- su mensaje de manera clara y sencilla,
teados de manera engañosa, usted deberá con espacios en blanco. Limite el uso
explicar los aspectos que conducen a error y de mayúsculas para el título o asunto del
el porqué. Por otro lado, es necesario escribir mensaje. No utilice las mayúsculas para
de manera concisa o resumida. Aunque su todo el texto, pues suelen ser mal con-
mensaje se concentre en las acciones, este sideradas al leerse. Utilice párrafos cor-
no será efectivo si no va acompañado de una tos, puntos y subtítulos de sección para
buena explicación. Debe recordar que el he- evitar la monotonía visual. Si su organi-
zación tiene intención de enviar frecuen-

14
cho de informar sobre una cuestión es uno de
los principales beneficios de su mensaje. Aun- temente mensajes de acción urgentes
que los lectores no reaccionen en primera ins- debe utilizar un diseño distintivo que ayu-
tancia, debe evitar insultarlos en su inteligen- de a reconocer su “marca”. Utilice ca-
cia si busca que más tarde tomen conciencia racteres ASCII únicamente. Éstos son el
de la cuestión expuesta. común denominador entre los conjuntos
de caracteres en Internet. No utilice un
No se dirija sólo a los/as iniciados/as. Cuan- programa de correo electrónico con re-
do estamos muy dedicados a una causa, es quisitos MIME3 al enviar el mensaje.
fácil confundir el lenguaje y adoptar los mis- Utilice el programa más sencillo que exis-

12
mos términos que utilizaríamos con los/as ta. Aunque el MIME sea muy bueno, su
compañeros/as de campaña para discutir la uso no está generalizado. Esto hace que
cuestión. Generalmente utilizamos un lengua- los mensajes lleguen a los lectores lle-
je abreviado sin mucho sentido para las per- nos de símbolos de control incompren-
sonas que no están involucradas. Al publicitar sibles, lo cual los distrae del contenido
una causa o plantear la cuestión, debe esme- del mensaje. Debe formatear el mensa-
rarse en utilizar un lenguaje apropiado y com- je en 72 columnas o menos; de lo con-
prensible para el público general. Esto sólo trario el mensaje será envuelto o mutila-
se consigue con mucha práctica. do cada vez que es reenviado.
3 Extensiones multiuso de correo Internet (Multiuse Internet Mail Extension, en inglés)

68 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


No inicie una cadena de cartas o peti- No exagere. Los mensajes de acción

CAPITULO II
ciones. Las peticiones en forma de ca- urgente pueden convertirse en una mo-
dena son mensajes que incluyen una lis- lestia comparable a la publicidad por
ta de nombres al final. Los receptores correo. Deben seleccionarse cuidadosa-
del mensaje son invitados a agregar sus mente las causas que merecen ser di-
nombres a la lista y enviar la petición si fundidas. Al mismo tiempo, es importan-
el suyo figura en el puesto 30 o el 60. te que los mensajes contengan informa-
Finalmente éstos deben reenviar el men- ción de utilidad e interés. Si usted se ocu-

15
saje junto con la lista de firmas a todos pa de una campaña continuada, debe

17
sus conocidos. La idea parece buena en elaborar su propia lista de distribución.
teoría pero nunca funciona en realidad. Después, al enviar un mensaje individual
El problema reside en que la mayor par- de acción urgente, incluya un anuncio
te de firmas nunca llegarán a su destino sobre su nueva lista de distribución. Si
porque la cadena se extinguirá antes de debe enviar múltiples mensajes sobre
tener una extensión igual a un múltiplo una misma cuestión, asegúrese que
de 30. Y lo peor es que sólo llegarán al cada uno se distinga con facilidad y que
despacho del congresista unas pocas fir- proporcione información útil y reciente.
mas de manera repetida. Esto será muy ¡Evite colapsar los buzones de sus re-
molesto para el personal y les dará la ceptores con el mismo mensaje! Distri-
impresión de que se trata de un movi- buya su mensaje únicamente mediante
miento incompetente e incapaz de exi- los canales apropiados. Consulte con el
gir responsabilidades. administrador de una lista determinada
si su mensaje es apropiado. Puede in-
cluir el siguiente mensaje: “distribuya
este mensaje por los canales apropia-
dos” de modo que la gente comprenda
que no deben distribuir la alerta por cual-
Recomiende que le mantengan infor- quier lista indiscriminadamente.
mado/a de las acciones emprendidas.
Por ejemplo, si usted pide que la gente
llame a la oficina de un legislador, debe Evalúe su acción urgente. Al finalizar
incluir una dirección de Correo-E y ani- su campaña intente extraer unas leccio-

16
marlos a que le envien un corto mensaje nes que otros puedan usar. Aunque esté

18
cuando hayan realizado la llamada. Ex- agotado/a, busque un minuto para hacer-
plíqueles que esto le permitirá contabili- lo mientras la experiencia está todavía
zar el número de llamadas hechas para fresca en su mente: ¿Qué problemas
la acción y que la información será muy encontró? ¿Qué errores cometió? ¿Qué
valiosa cuando más adelante usted ha- contactos inesperados estableció? ¿Qué
ble con el personal de la oficina del le- consiguió y porqué? ¿Por cuáles listas
gislador. Pero tenga en cuenta que esto de distribución fue enviado su mensaje y
sólo es posible si su servidor de correo cuáles de éstas provocaron más acción
es capaz de manejar hasta 50,000 men- del público? Durante este proceso es
sajes en un periodo corto. Es recomen- también útil hacer hipótesis.
dable que antes consulte esta posibilidad
con su servidor de correo.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 69


Enviar mensajes por Correo-E no es organizar. Una acción urgente
no equivale a una organización. Tarde o temprano las personas deben

19
reunirse para crear un movimiento político duradero. Aunque el Internet
es una herramienta útil para organizar, existe diversidad de medios y
herramientas que son también necesarias. Debe evaluarse el uso del
Correo-E en razón de su contribución a unas metas organizativas más
amplias: ¿Es evidente que las personas que son informadas por este
tipo de mensajes suelen movilizarse y aumentar su activismo? ¿Consi-
gue atraerlas a conferencias, o hablarles por teléfono, o reunirse perso-
nalmente con ellas? ¿Se hace usted responsable de proporcionarles in-
formación específica y de responder a sus preguntas? Si no es así, ¿por
qué sigue usted buscando su contacto?

Pro
me muev
d
po io de a las
y m
bem el e ocrá buen
s a
otro os u pacio tico qu s pr
s sa e á
otra /as a r el para pro ctica
I r p rc s.

20
clu s p ha nte ea o
ida erson cer l net d lizar a iona El Int
cio s la as om e m cc a to ern
n i
que es ur s pers que s ismo. anera ones dos/a et es
g e a s
un no c entes onas pued Trans posi certa el tie un
m u m !) q u a n m i tiv a d as m-
per ens p y e ta
jud aje len c absté haya bene esta y ani . De-
al
a ica de on ng n f ficia s n mar
Inte acc la cau acció ellas. ase d ormu r de e ormas a
i e l
cia rnet c ón re sa qu n urg Recu prop ado m llas (¡ a
en ont flex e s ent erd aga ala in-
acc ribu iv e e e r s
ión ye a y busca mal que mens ac-
. ad c f a
ar u onstr apoy ormul l reen ajes
n e ucti ar. T ado via
jem va o r
plo dis do lla usted
t
vivo ribu ma
de id do
dem o po
ocr r
a-

70 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


¿COMO UTILIZAR EL SISTEMA

CAPITULO II
INTERNACIONAL
DE DERECHOS HUMANOS?
UNA GUÍA PARA ACTIVISTAS ACERCA DE LA ORGANIZACIÓN DE
LAS NACIONES UNIDAS (ONU) Y EL SISTEMA INTERAMERICANO.

Scott Long
Director de Programas e Investigación; Comisión Internacional de los Derechos Huma-
nos para Gays y Lesbianas (IGLHRC).

I. Introducción
Algunas personas hablan del «sistema internacional de los derechos humanos» como si
se tratara casi de una sola palabra, como si fuera imposible hablar de derechos sin tener
en cuenta el marco internacional. Pero los derechos no comienzan a nivel internacional.
Comienzan con los problemas y las vidas a nivel local, con las personas que se dan
cuenta que han sido ofendidas en su dignidad, y que luchan por imaginar soluciones y
remedios. El hecho de que muchas de las organizaciones no gubernamentales e
intergubernamentales que defienden los derechos humanos -desde Amnistía Internacio-
nal hasta las Naciones Unidas (ONU)- tengan sus oficinas centrales en el Norte, en Lon-
dres o Nueva York o Ginebra, hace pensar a muchas personas que de alguna manera los
derechos pertenecen a esos lugares, o que fluyen desde ellos. Pero el lugar más impor-
tante para defender los derechos es el lugar donde se vive. El viejo cliché es cierto: la
libertad, como la mayoría de las cosas buenas, empieza por casa.
Entonces, ¿por qué las y los activistas deberían tener en cuenta la posibilidad de apelar a
la ayuda de esas organizaciones internacionales e intergubernamentales? ¿Cuáles son
las ventajas y las desventajas de llevar sus casos al nivel internacional?

Primero, deben comprender que las desventajas, al igual que las ventajas, son reales.
Activistas y organizaciones deberían pensarlo muy bien antes de invertir tiempo y energía
en trabajar con la ONU o con otros mecanismos intergubernamentales de derechos huma-
nos. Algunas/os tal vez descubran que ese trabajo les abre nuevas perspectivas y posibi-
lidades. Otras/os pueden sentir que al tratar de adaptar su mensaje a un público global, se
distraen de los temas locales que le dan sentido a su activismo

La principal desventaja de apelar a los mecanismos de derechos humanos internaciona-


les, sin embargo, es muy simple. La ONU y otros organismos internacionales pueden
condenar las violaciones a los derechos humanos - pero no pueden traducir esas conde-
Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 71
nas en actos concretos. La retórica que emplean acerca de las prácticas inaceptables por
parte de los estados no tiene músculo que la respalde. No hay una «policía global» que
vigile el sistema de los derechos humanos. Algunos países poderosos, como los Estados
Unidos, pueden intentar presentarse como detectives privados globales y espiar las prác-
ticas de otros estados. Pero su interés es altamente parcial, y casi siempre esconde moti-
vaciones políticas. En muy pocos casos, cuando existen patrones horrendos de violacio-
nes a los derechos humanos, la ONU o alguno de sus países miembros puede acceder a
aplicar presión económica sobre los violadores. Pero esto sólo sucede en forma muy
infrecuente: y, una vez más, la política tiene precedencia sobre la preocupación genuina
por los derechos humanos. (Existen sanciones internacionales contra Iraq, en parte por-
que se trata de un Estado aislado, con pocos aliados. Es muy improbable que alguna vez
se sancione a China o a los EEUU, porque se trata de estados poderosos a los que muy
pocos se atreven a ofender).

En la mayoría de los casos, el trabajo de los organismos de derechos humanos de la ONU


-como los del sistema Interamericano y los otros sistemas regionales- se limita a producir
escritos que sus autoras o autores esperan produzcan una vergüenza tal en los países
aludidos, que los induzca cambiar sus prácticas violentas. Pero esos escritos no tienen
ningún poder práctico que los respalde.

Entonces, ¿por qué deberían preocuparse ustedes? Aun si convencieran a los mecanis-
mos de derechos humanos de la ONU de que tomaran en cuenta las violaciones a los
derechos de las personas LGTB, ¿qué conseguirían?
Hay muchas razones por las que, aun así, deberían considerar la posibilidad de alzar sus
voces frente a la comunidad internacional.

Primera: a veces, el efecto vergonzante funciona. A algunos gobiernos les preocupa su


imagen internacional. A algunos gobiernos resulta fácil avergonzarlos, y ser objeto de
atención desfavorable puede en verdad empujarlos a cambiar su forma de actuar. Debe-
rían pensar cuánto le importa a su gobierno su reputación internacional, y qué efecto
tendrá sobre él la vergüenza. ¿A qué clase de vergüenza le teme más? Pueden aprender
algo acerca de esto a partir de la experiencia de otros grupos que hayan andado por el
mismo camino en su país.

Segunda: que los temas en que ustedes trabajan, y tal vez su activismo en sí, sean reco-
nocidos por un organismo oficial como la ONU puede proporcionarles una gran credibili-
dad. Puede transformar el grado de seriedad con que se consideran esos temas en su
propio país. También puede abrirle a su organización nuevas posibilidades para formar
coaliciones, recaudar fondos y expandirse.
Tercera: pueden entrar en contacto con otras/os activistas que están presentando temas
similares ante los organismos internacionales; pueden forjar alianzas con otros grupos y
ONGs que tienen sus propias agendas para ejercer presión sobre esos organismos. Pue-
den contribuir a expandir las fronteras de nuestro movimiento internacional.

Cuarta: al asegurarse de que la ONU y el sistema interamericano de Derechos Humanos


escuchen acerca de los abusos que se cometen contra los derechos humanos de las
personas LGBT, ustedes contribuyen a que esos organismos superen su inercia institucional
y su creencia de que tales abusos no son comunes. Aun si no obtienen resultados satis-
factorios con el caso que presentan, habrán abierto el camino para que sea más fácil
presentar casos similares en el futuro.

72 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


Quinta: para muchas personas que sufren violaciones a sus derechos humanos, el saber

CAPITULO II
que la comunidad internacional escuchó su historia constituye en cierta medida una reivin-
dicación. Aun si no se les hace justicia en lo concreto, aun si no se obtiene reparación
alguna, que sus voces lleguen a un público global - que tantas personas que viven en
lugares tan lejanos conozcan su destino- puede resultar algo significativo en sí mismo,
puede brindarles consuelo y esperanza.

En última instancia, sin embargo, el valor principal de llevar su caso ante la ONU u otros
organismos internacionales, y la pregunta más importante para saber si hacerlo es perti-
nente o no, es si los resultados les serán útiles para su trabajo a nivel local. No deberían
ustedes suponer que la ONU por sí misma puede cambiar algo en su país. Pero puede
funcionar como un megáfono para lo que ustedes quieren decir: puede ayudarlas/os a
ustedes a producir esos cambios. Si presentan documentación sobre abusos contra los
derechos humanos ante un/a Relator/a Especial de la ONU, y ese relator o relatora men-
ciona esos abusos en su informe anual, la responsabilidad acerca de cómo usar esa
mención de tal manera que las/os acerque a encontrar una solución para el problema,
será en gran medida de ustedes. Pueden hacer que otras NGOs en su país se enteren de
la condena expresada por el Relator o Relatora, para forjar alianzas con ellas. Pueden
utilizarla en una campaña ante los medios de comunicación y hacer público cómo su
gobierno ha sido criticado por la comunidad internacional. Pueden utilizarla para negociar
directamente con el gobierno. Un texto producido por un organismo como la ONU puede
tener resonancia real. Pero el más importante de sus posibles efectos es el de amplificar la
propia voz de ustedes.
En este capítulo hablaremos de los dos sistemas internacionales para la protección de los
derechos humanos que probablemente le serán más útiles a ustedes como activistas de
América Latina y el Caribe: los mecanismos de la ONU y los del sistema Interamericano.
Esos sistemas pueden parecer algo remoto, pero la verdad es que ustedes pueden acer-
carse a ellos con facilidad. Todo lo que necesitan es la información que la mayoría de
ustedes ya tiene acerca de las violaciones a los derechos humanos en su país - más la
energía suficiente para pegar una estampilla en un sobre o enviar un correo electrónico al
ciberespacio. Y, si invierten un poco más de tiempo, pensamiento y esfuerzo, tal vez lo-
gren que esos sistemas produzcan resultados que sean importantes para ustedes.

II. El sistema de derechos humanos de


Naciones Unidas
Las Naciones Unidas son algo gigantesco, y que produce confusión. Su sistema de dere-
chos humanos, que se explica en el cuadro adjunto, parece un laberinto, una mezcla de
pozo de serpientes con espaghettis. ¡No existe forma de explicarlo de tal manera que
parezca simple!
Pero las Naciones Unidas no deberían resultarles intimidatorias. No son como el castillo
de Kafka, cerrado e inaccesible. Por el contrario: la ONU -o al menos sus mecanismos de
derechos humanos- resultan confusos justamente porque tienen muchas vías de entrada.
El problema radica en elegir qué puerta, qué entrada, es la adecuada para ustedes.

La ONU se ha ocupado de cuestiones de derechos humanos desde su fundación, a fines


de la Segunda Guerra Mundial. Lo hace principalmente a través de dos conjuntos de
mecanismos, que son los «mecanismos establecidos por los tratados» y los «mecanismos
extra-convencionales». Comenzaremos explicando cómo funciona cada uno de ellos.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 73


CONSEJO DE ASAMBLEA GENERAL
Secretario
SEGURIDAD General Consejo Organos de vigilancia
de los Tratados (Mecanismos
CONSEJO DE Económico y Social establecidos por los Tratados)
ADMINIST. Comité de Derechos
Otros Organos Económicos, Sociales y Culturales
FIDUCIARIA Subsidiarios Comité de Derechos Humanos
CORTE INT. Comisión de
Comité Contra la Tortura
DE JUSTICIA Prevención del Delito y Comité para la Eliminación de
Alto Justicia Penal la Discriminación Racial
Sistema de las Comisionado Comité para la Eliminación de
Naciones para los Comisión de la la Discriminación contra la Mujer
derechos Condición Jurídica y
Comité de los Derechos del Niño
Unidas Social de la Mujer
Humanos
Tribunal Int. Relatores Especiales
Comisión de
para la Ex- Cooperación (Mecanismos extraconvencionales)
Yugoslavia Derechos Humanos Grupos de trabajo
Técnica
Tribunal Int. Presencia en Subcomisión de Prevención Estudios de los Relatores
para Rwanda de Discriminaciones y Especiales
terreno
Protección a las Minorías Grupos de Trabajo

Copyrigth1997. Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Comité especial sobre las prácticas
Unidas para los Derechos humanos, Ginebra, Suiza. israelies en los territorios ocupados

A. Mecanismos basados en los tratados


Los «mecanismos basados en los tratados» de la ONU son comités. Cuando un
Estado adhiere a uno de los tratados de derechos humanos de la ONU, acuerda que se lo
investigue periódicamente para ver cómo está obedeciendo los términos del tratado. Los
comités -que también se conocen como «órganos de vigilancia de los tratados» realizan
esa investigación. La ONU produjo seis tratados de derechos humanos, por lo tanto cuen-
ta con seis comités:

1.- El Comité de Derechos Humanos, que vigila el cumplimiento del Pacto Internacional de
Derechos Civiles y Políticos por parte de los estados.
2.- El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que vigila el cumplimiento
del Pacto Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales por parte
de los estados.
3.- El Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, que vigila el cumpli-
miento de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación
contra la Mujer por parte de los estados.
4.- El Comité contra la Tortura, que vigila el cumplimiento de la Convención Contra la
Tortura y otras Formas de Trato o Castigos Crueles, Inhumanos o Degradantes por
parte de los estados.
5.- El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial, que vigila el cumplimiento de
la Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discrimina-
ción Racial por parte de los estados.
6.- El Comité de los Derechos del Niño, que vigila el cumplimiento por parte de los estados
de la Convención sobre los Derechos del Niño.

Estos comités están integrados por personas expertas, generalmente abogadas/os


con experiencia en el trabajo en derechos humanos. Los puestos en el comité se rotan
entre los países miembros de la ONU. Cada experta es nombrada por su gobierno, pero

74 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


ocupa su puesto en el comité como independiente, y se supone que no debe recibir ins-

CAPITULO II
trucciones de su gobierno.

¿Cómo trabajan los comités?

En primer lugar, sólo pueden informar acerca de los estados que han ratificado el
tratado relevante. Para averiguar qué tratados ha ratificado su país, pueden consul-
tar el sitio de derechos humanos de la ONU en Internet (http://www.unhchr.ch/html/
menu2/convmech.htm); o buscar cada tratato en el sitio de la Biblioteca de Derechos
Humanos de la Universidad de Minnesota (http://www1.umn.edu/humanrts/). En el
caso de América Latina y el Caribe, son muy pocos los países que no han ratificado
algunos de esos tratados.

Si el Estado en que ustedes viven no ha ratificado un determinado tratado, el comité


relevante no puede hacer nada

Segundo: el desempeño de cada Estado que ha ratificado un tratado en particular


se somete a revisión por parte del comité relevante en forma periódica, aproximadamente
cada cuatro años.

Cada comité se reúne dos o tres veces por año; a veces publica por anticipado la
lista de los países cuyo desempeño va a revisar el año siguiente. Pueden averiguar
qué estados van a ser sometidos a revisión por parte de un determinado comité
marcando el nombre de ese comité en el sitio de derechos humanos de la ONU,
(http://www.unhchr.ch/spanish/hrostr_sp.htm). Desgraciadamente, algunos comités
son más eficientes que otros en cuanto a dar a publicidad sus cronogramas por
adelantado. (También pueden encontrar más información sobre el cronograma de la
Convención de la Mujer en el sitio de la División para el Adelanto de la Mujer DAW,
según sus siglas en inglés, en http://www.un.org/womenwatch/daw/cedaw/ )
Tercero: cuando un comité revisa el desempeño de un determinado país, se espera
de este que redacte un informe sobre cómo ha cumplido con las disposiciones del tratado
en cuestión desde la última vez que fuera sometido a revisión. Si el Estado se niega a
redactar ese informe, es muy poco lo que el comité puede hacer: no tiene a qué responder.
Sin embargo, la mayoría de los estados sí entregan sus informes porque no hacerlo podría
verse como admitir un fracaso.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 75


Cuarto: el comité revisa el informe enviado por el Estado, interroga a los represen-
tantes del Estado, y produce sus propios comentarios. Esos comentarios constituyen el
«veredicto» del Comité sobre el desempeño del Estado. Pasan a formar parte de los
archivos permanentes de la ONU.

Aquí es donde activistas como ustedes tienen la posibilidad de intervenir. Mientras


un determinado comité está estudiando el desempeño de un Estado y preparando su
veredicto, recibe comentarios de las ONGs acerca de si el Estado ha cumplido o no con el
tratado. Cualquier ONG puede enviar sus comentarios. Esos comentarios se llaman «in-
formes en las sombras» (shadow reports) porque «le hacen sombra» al informe que el
Estado envía al comité.

Esos informes pueden ser muy simples - una carta de una página o dos, brindando
detalles acerca de una queja específica. O pueden ser informes más largos que señalen
una modalidad de violaciones. Se deben dirigir a la persona que preside el Comité, en la
oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos en Ginebra (ver la dirección más
adelante).
La mayoría de las personas que han trabajado con los organismos basados en los
tratados coincide en cuanto a las siguientes pautas para producir un «informe en las som-
bras» que resulte útil al comité.

♦ Procuren obtener una copia o por lo menos cierta información acerca del informe de su
gobierno antes de escribir su informe en las sombras. Esto les servirá para responder
a lo que el gobierno afirme, y para refutar lo que sea falso. (Por supuesto que en
muchos países, será imposible acceder al informe del gobierno. Pero pueden intentar
averiguar qué ministerio o dependencia está escribiendo el informe, y hablar con las
autoridades de allí para saber lo que contendrá)

♦ Procuren que su informe sea breve. Si tiene más de 25 páginas, tal vez el comité no lo
lea. (Por supuesto que pueden incluir páginas adicionales con documentación que dé
sustento a lo que afirman, pero los argumentos esgrimidos por ustedes no deben ocu-
par más de 25 páginas)
♦ Incluyan un resumen al comienzo, con las afirmaciones principales y las recomenda-
ciones que ustedes desean formular.

♦ Organicen el informe de acuerdo a los artículos del tratado en cuestión -los que uste-
des sostienen que el gobierno ha violado, o que no ha cumplido.

♦ Incluyan documentación acerca de las violaciones o abusos que quieren dar a conocer
al comité. Pueden utilizar para ello artículos de periódicos, testimonios personales,
fotografías o textos de leyes. Si cuentan la historia de un caso en particular, incluyan la
mayor cantidad de detalles que puedan: si es posible, nombres de las víctimas, testigas/
os y perpetradores. Lo que no debe faltar son las fechas, horas y lugares en que
ocurrieron los incidentes o violaciones.
♦ Incluyan recomendaciones específicas en cuanto a lo que ustedes quieren que el
gobierno cambie o haga - así como sugerencias acerca de cómo la ONU puede res-
ponder en forma más efectiva ante la situación.

♦ Traten de enviar su informe en las sombras por lo menos seis semanas -y si es posible
tres meses- antes de la fecha en que se reunirá el comité. La mayoría de los comités

76 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


organizan reuniones preliminares en ese período, y en ellas sus integrantes interrogan

CAPITULO II
a representantes de los gobiernos. Es importante que el informe de ustedes llegue al
comité con tiempo para que los temas que a ustedes les preocupan se vean reflejados
en esas preguntas.

Algunos de los comités están abiertos a la participación de representantes de ONGs


durante sus sesiones. Para ustedes, esto implicaría enviar a alguien a Nueva York o a
Ginebra (según dónde tenga su sede el comité). Implicaría también una conexión directa
con las expertas o los expertos del comité. Pero aun sin ese contacto directo, un informe
en las sombras bien organizado puede ejercer su efecto. Si tienen éxito, sus preocupacio-
nes se verán reflejadas en los comentarios finales del comité. Pueden usar esas críticas a
su gobierno como una herramienta para presionarlo a cumplir con su deber.

Ahora nos ocuparemos de cada comité por separado.

1. Comenzaremos con el que tal vez sea el menos útil para plantear los temas que pre-
ocupan a las personas LGBT: el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial
(CERD, según sus siglas en inglés), aunque debería ser un comité muy importante
pues se ocupa de una cuestión fundamental. Pero sus actuales integrantes son de
tendencia conservadora y han mostrado mucha lentitud en cuanto a estudiar la rela-
ción entre la discriminación racial y otras formas de prejuicio.

2. El Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW, según sus


siglas en inglés) vigila el cumplimiento de la Convención de la Mujer. Si bien se limita a
cuestiones de discriminación, los artículos de la Convención se ocupan de muchos
aspectos de las vidas de las mujeres, desde la familia hasta la vida económica y cultu-
ral y la esfera política. Toda discriminación contra las lesbianas debería informarse a
este comité.
3. El Comité contra la Tortura (CAT, según sus siglas en inglés) vigila el cumplimiento de
la Convención contra la Tortura. También tiene el poder de investigar «información
fiable que a su juicio parezca indicar de forma fundamentada que se practica
sistemáticamente la tortura en el territorio de un Estado Parte» en cualquier momento,
fuera de sus fechas de reunión. Este poder ampliado es importante: aun si su país no
está en la lista de los que van a ser sometidos a revisión, ustedes pueden enviar al
Comité cualquier documentación que demuestre que hay tortura en su país. En esos
casos, el Comité puede llegar hasta enviar a alguna o alguno de sus integrantes a
visitar el país en cuestión e investigar. El Estado no está obligado a cooperar con esa
investigación, aun si ha ratificado la Convención.

Una pregunta pertinente es si los denominados «actores no estatales» (incluyendo


particulares) pueden torturar o si sólo puede hacerlo el Estado y sus agentes, como
afirman algunos autores.

¿Cuando un policía viola a una persona detenida es tortura mientras que cuando el
violador es un particular no lo es?
La Convención nos da una definición amplia de tortura:

«Todo acto por el cual se inflijan intencionadamente a una persona dolores o sufri-
mientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero
información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o se sospe-

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 77


che que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, o por cual-
quier razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos dolores o sufri-
mientos sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de
funciones públicas, a instigación suya, o con su consentimiento o aquiescencia».

Esta definición es importante. La referencia a «cualquier tipo de discriminación» le


permite al Comité considerar la violencia motivada por el odio, incluyendo la violencia
y el abuso sexuales. Y la definición de tortura que brinda la Convención (a diferencia
de otras definiciones) no exige que la hayan cometido actores estatales . Todavía no se
ha definido con claridad lo que la Convención entiende por «consentimiento o aquies-
cencia» de funcionarios públicos, pero parece que el Comité tiene cierto margen como
para tomar en cuenta la violencia perpetrada por actores privados, en los casos en que
el Estado no la castiga ni impide que ocurra.

4. El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (CESCR, según sus siglas


en inglés) vigila el cumplimiento del Pacto del mismo nombre. El Pacto se escribió
como gemelo del de Derechos Civiles y Políticos, para equilibrar el hecho de que este
se centra precisamente en esa clase de derechos, e incluye una lista de otros dere-
chos, entre los que figuran el derecho a la salud, a un salario digno, a la educación y a
no pasar hambre. Sin embargo, sus disposiciones no están redactadas como manda-
tos, como sí lo están las de otros tratados de derechos humanos. El Pacto no requiere
que los estados garanticen el goce de los derechos económicos, sociales o culturales.
Sólo pide que los informes de los estados muestren “los progresos realizados, con el
fin de asegurar el respeto a los derechos reconocidos en el pacto». Y muchos estados
pueden así señalar en forma vaga sus «progresos», mientras su población se muere
de hambre.
Pese a ese lenguaje débil, el Comité ha criticado a algunos estados por demostrar muy
pocos progresos - o por el retroceso en cuanto a algunos derechos económicos y
sociales. Documentación sobre los efectos de la pobreza o de los programas de ajuste
estructural sobre las personas LGBT, sobre la discriminación en la atención a la salud,
acceso a medicamentos o a la educación, o en cuanto a la negación del derecho a
participar de la vida cultural sería de interés para el Comité.

5. El Comité de los Derechos del Niño (CRC según sus siglas en inglés) vigila el cumpli-
miento de la Convención del Niño. Esta Convención tiene sólo diez años de vida. Sin
embargo, es la que más estados han ratificado. Muchos estados, ansiosos por
posicionarse como «protectores de los niños» al menos en el papel, han prometido -
muchas veces sin plena conciencia de lo que hacían- obedecer las muchas disposicio-
nes progresistas que contiene esta notable Convención.

En muchos países, se ha insultado y estigmatizado a las personas LGBT equiparándolas


a «paidófilos». Uno de los efectos de esa acusación ha sido que algunas/os activistas
LGBT prefieran no hablar en absoluto de los derechos de niñas y niños. Sin embargo,
la Convención del Niño es un documento de amplio alcance que no sólo afirma los
derechos y libertades de niñas y niños sino que exige a los estados la creación de
ambientes abiertos, diversos y tolerantes en los que esas niñas y niños puedan crecer.
Es un documento importante para todas y todos quienes queremos hacer realidad esa
clase de ambientes -por el bien de nuestras niñas y niños, y también por el nuestro
propio.
La Convención exige a los estados que protejan a niñas y niños. Prohíbe la discrimina-

78 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


ción contra ellas y ellos - tanto por ser quienes son, como por lo que sean sus madres,

CAPITULO II
padres o familia. Sus disposiciones protegen a las niñas y niños que son LBGT, así
como a las relaciones de cuidado y protección que establecen las personas, madres y
padres LGBT con niñas y niños. La Convención también tiene como ideal «Preparar al
niño para asumir una vida responsable en una sociedad libre, con espíritu de compren-
sión, paz, tolerancia, igualdad de los sexos y amistad entre todos los pueblos, grupos
étnicos, nacionales y religiosos y personas de origen indígena». Esos valores hacen
de ella un importante instrumento global para defender la diversidad y promover la
democracia.

Casos de discriminación contra niñas, niños, madres o padres LGBT; de explota-


ción o abuso de niñas/os (inclusive los perpetrados por profesionales de la medicina
o escuelas); discriminación en las edades a partir de las cuales se considera válido el
consentimiento para mantener relaciones sexuales; contenidos llenos de odio u
homofóbicos en los programas educativos -entre otros temas- se deberían notificar a
este Comité. Para mayor información sobre los usos que se pueden dar a la Conven-
ción del Niño, consultar el informe de IGLHRC titulado «Concebir la mater/paternidad.
Ser madres, ser padres, y los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales,
transgenero, sus hijas e hijos» que se puede encontrar en www.iglhrc.org)

6. Tal vez el más importante sea el Comité de Derechos Humanos. Aunque sólo se ocupa
de violaciones a los derechos civiles y políticos - los derechos enumerados en el Pacto
del mismo nombre, cuyo cumplimiento vigila- es el más prestigioso de los mecanismos
basados en los comités. Como su nombre lo indica, los temas de que se ocupa han
sido identificados con los derechos humanos en general. Ustedes pueden enviar infor-
mes en las sombras acerca de violaciones a cualquiera de los derechos mencionados
en el Pacto.

Este Comité es único también en cuanto a que hace algo más que someter a revi-
sión a los distintos estados a intervalos regulares. Este Comité tiene un poder especial
que le permite convertirse en algo similar a un tribunal y escuchar las quejas de particu-
lares contra estados - ya sea que a esos estados les corresponda ser sometidos a
revisión o no. Los otros comités deben esperar que los estados envíen sus informes y
luego hacer comentarios acerca de ellos. Ante el Comité de Derechos Humanos, por el
contrario, ustedes pueden «presentar una demanda» bajo ciertas condiciones, y pedir
su intervención.

El Comité de Derechos Humanos tiene ese poder debido a algo que se llama Pro-
tocolo Opcional. El Protocolo Opcional es en verdad una enmienda al Pacto Internacio-
nal de Derechos Civiles y Políticos. Permite a particulares presentar casos directamen-
te ante el Comité de Derechos Humanos, como una suerte de tribunal de apelación
final. El Protocolo Opcional sólo obliga a los estados que lo han ratificado. En el caso de
América Latina y el Caribe, Brasil, Cuba, Guatemala, Haití, México, Antigua y Barbuda,
Bahamas, Belice, Dominica, Granada, St. Kitts y Nevis, Santa Lucía y Trinidad y Tobago
no lo han ratificado (aunque la mayoría de ellos sí ha ratificado el Pacto; ver más
arriba). Así que una ciudadana o ciudadano de esos países no puede presentar su
demanda ante el Comité de Derechos Humanos. Pero todos los otros países de la
región están obligados a «presentarse ante el tribunal» si el Comité acepta una de-
manda contra ellos. (Se ha redactado también un Protocolo Opcional a la Convención
de la Mujer, que permitirá presentar demandas individuales ante el Comité por la Elimi-
nación de la Discriminación contra la Mujer. Este Protocolo lo tienen que ratificar un

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 79


número determinado de estados para que el Comité pueda comenzar a recibir esas
demandas)

Antes de aceptar un caso, el Comité de Derechos Humanos exige que todas las instan-
cias locales se hayan agotado. Esto generalmente significa que la demanda tiene que
haber recibido una respuesta negativa ante el tribunal o autoridad superior del país en
que se origina. En algunos casos, sin embargo, el Comité puede escuchar un caso que
esté paralizado por inacción, si no existe ningún indicio de que los tribunales o autori-
dades locales vayan a actuar al respecto.
Para presentar un caso ante el Comité de Derechos Humanos, deben poder argumen-
tar que un derecho protegido por uno o más de los artículos del Pacto ha sido violado
por algo que el gobierno ha hecho, o por algo que no ha podido hacer. Como cualquier
acción legal, esta llevará tiempo, energía y en la mayoría de los casos, dinero. No es
un camino que dé resultados rápidos. Pero es un camino que ha producido una de las
principales victorias del movimiento LGBT en el plano internacional. El activista austra-
liano Nicholas Toonen pidió al Comité de Derechos Humanos que escuchara su queja
contra el Estadode Tasmania, que se negaba a revocar su «ley de sodomía» que pena-
lizaba los actos sexuales entre hombres. En 1994, en el caso resultante Toonen c/
Australia, el Comité sostuvo que las leyes contra las relaciones sexuales entre perso-
nas adultas del mismo sexo, de mutuo consentimiento, violan las protecciones
antidiscriminatorias que contiene el Pacto. Al considerar que la «orientación sexual»
estaba implícitamente incluida en esas protecciones antidiscriminatorias, el Comité
sentó un precedente para que el resto de los mecanismos de derechos humanos de la
ONU se ocupen de todas las formas de discriminación contra las personas LGBT. El
otro resultado de esa acción fue que finalmente Tasmania derogó su ley de sodomía.

B. Mecanismos extra-convencionales

La mayoría de los mecanismos «basados en los tratados» se mueven con lentitud. Docu-
mentan patrones de abuso y les recuerdan a los estados sus obligaciones contraídas.
Pero no son los mejores lugares a los que dirigirse cuando se trata de una situación
urgente - cuando alguien se enfrenta a violencia o peligro inmediatos, cuando es necesa-
rio presionar rápidamente a un Estado para que actúe.

Los mecanismos «extra-convencionales» son el lugar adecuado al que dirigirse en busca


de acción más urgente. Su nombre simplemente significa que no están atados a los trata-
dos, o «convenciones», que operan en forma independiente. En el centro de los mecanis-
mos extra-convencionales está la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas,
y debemos comenzar por explicar qué es esa Comisión.
En primer lugar, la Comisión de Derechos Humanos no es lo mismo que el Comité de
Derechos Humanos - ¡esta es una de las muchas confusiones que puede producir la
ONU! La Comisión de Derechos Humanos es un organismo grande, muy politizado, que
se reúne una vez al año, durante varias semanas, en Ginebra. (Para tener una idea de su
ubicación dentro de la estructura general de la ONU, ver la tabla correspondiente). Sus
miembros se rotan entre los países que pertenecen a la ONU. Cada gobierno que es
miembro nombra una comisión para que asista a esa reunión en Ginebra; no se trata aquí
de expertas/os independientes (a diferencia de las y los que integran los mecanismos
basados en los tratados), sino que representan las posturas de sus gobiernos.

80 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


La Comisión es el principal foro donde se habla de derechos humanos en la ONU. Durante

CAPITULO II
su reunión annual, se escuchan testimonios de las ONGs, se hacen pactos entre delega-
ciones, se aprueban resoluciones y se envían sugerencias a la Asamblea General, y al
Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC, según sus siglas en inglés) para
futuras acciones. Hay quienes ganan, y quienes pierden. A algunos estados se los conde-
na, y a otros se los alaba.

Pero la Comisión también establece áreas prioritarias para el trabajo de la ONU en dere-
chos humanos. Cuando se proponen nuevos tratados, o se redactan nuevas declaracio-
nes, ese trabajo suele comenzar en la Comisión. La Comisión trata de asegurarse de que
la ONU obtenga información acerca de abusos tanto urgentes como más permanentes en
el mundo entero. También trata de asegurarse de que la ONU responda ante ellos.

Los principales conductos de la Comisión para obtener información y para responder a


ella, son las Relatoras y Relatores Especiales, y los Grupos de Trabajo. Vamos a ocupar-
nos de cada uno por separado.

1) Las Relatoras o Relatores Especiales son personas que la Comisión nombra para
que se ocupen de temas o áreas particulares de violaciones a los derechos humanos. Su
mandato es por un período determinado, y a veces puede ser renovado. Presentan un
informe anual a la Comisión, con los resultados de sus investigaciones a lo largo del año,
y recomendaciones para la acción. Además, se comunican constantemente con los go-
biernos y encaran misiones de relevamiento de datos en los diferentes países, cuando les
resulta posible. Cuando se les informa acerca de situaciones urgentes, pueden escribir
directamente a los gobiernos involucrados. Toda la información que reciben en ese proce-
so pasa a formar parte de su informe anual.

Hay dos clases de Relatoras/es Especiales. Algunas/os investigan la situación de los


derechos humanos en un país determinado. Otras/os investigan un tema en particular -por
ejemplo, una causa o factor que contribuye a que se produzcan violaciones a los derechos
humanos, o un grupo que sea particularmente vulnerable a ellas.

Se nombra una Relatora o Relator Especial para investigar a un determinado país cuando
existen razones para pensar que allí están ocurriendo graves abusos contra los derechos
humanos - y cuando la mayoría de los estados miembros de la Comisión está de acuerdo
con que así sucede. En este momento, Haití es el único país de la región donde hay un
Relator Especial investigando la situación de los derechos humanos. Otros países que
están bajo ese tipo de investigación son Afganistán, la República Democrática del Congo,
Myanmar y la ex Yugoslavia.

Se nombra una Relatora o Relator Especial temático cuando la mayoría de los miembros
de la Comisión está de acuerdo en que determinado tema merece una atención e investi-
gación especial. Estas Relatoras o Relatores se cuentan entre las partes más accesibles
de la estructura de la ONU para derechos humanos. Y algunas o algunos se ocupan de
temas que se pueden conectar muy de cerca con los derechos LGBT.

Pueden escribirle a una Relatora o Relator Especial (a la dirección del Alto Comisionado
para los Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra) en cualquier momento, para infor-
marle sobre abusos que ustedes piensan caen dentro de su mandato. También pueden
pedirle a la Relatora o Relator que se comunique con el gobierno en cuestión, ya sea para

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 81


obtener más información o para pedirle que encare alguna acción específica. Muchas de
las Relatoras o Relatores viajan a los diferentes países, para recoger datos en el terreno
de los hechos. Si se enteran de que una Relatora o Relator va a viajar a su país, traten de
concertar una reunión con ella o con él para plantearle directamente sus preocupaciones
(a través de la oficina del Alto Comisionado en Ginebra).

Aquí hay una lista de las Relatoras y Relatores Especiales más relevantes y sus manda-
tos:

♦ La Relatora Especial encargada de la cuestión de las ejecuciones extrajudiciales,


sumarias o arbitrarias en este momento es la Señora Asma Jahangir (Paquistán). Esta
Relatora tiene un mandato amplio que le permite ocuparse de casos de personas ase-
sinadas por, o con la complicidad de, gobiernos o funcionarios públicos. La Relatora
puede ocuparse de asesinatos o amenazas de muerte que no sean responsabilidad
del Estado sino de grupos paramilitares o particulares cuyas acciones sean toleradas
por el gobierno. Además, la Relatora ha llamado la atención sobre los llamados «crí-
menes de honor» contra las mujeres y sobre otros casos en los que el Estado no ha
logrado impedir o investigar asesinatos, o se ha negado a hacerlo. La Relatora tam-
bién se ocupa de los asesinatos de personas detenidas debido a la tortura, el abando-
no, el uso de la fuerza o las condiciones de detención; de casos en que se impone la
pena de muerte en forma discriminatoria o luego de un juicio injusto; o de casos en que
lo estados obligan a personas refugiadas a volver a sus países en los que sus vidas
corren peligro. La Señora Jahangir ha denunciado muchas veces en sus informes los
asesinatos y amenazas de muerte contra personas LGBT, y ha declarado su fuerte
compromiso con este tema. Todos los casos de ese tipo le deben ser informados a la
Relatora.

♦ El Relator Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión


y expresión en este momento es el Señor Abid Hussein (India). A este Relator se lo
nombró para analizar cómo se utilizan las amenazas, violencia, hostigamiento y otras
formas de persecución contra las personas que ejercen su libertad de opinar y de
expresarse. Algunos temas de los que se ha ocupado son las leyes que penalizan la
expresión de creencias o la comunicación de determinadas informaciones; la discrimi-
nación, violencia o venganza por la expresión de opiniones políticas; edictos emitidos
por autoridades religiosas que invitan u ordenan la venganza por la expresión de ideas
o creencias; clausura de oficinas de prensa o estaciones de radio; confiscación de
publicaciones o material audiovisual; y la libertad de expresión en el lugar de trabajo o
para personas detenidas. Todo acto de censura u hostigamiento dirigido contra las
personas LGBT, particularmente en la expresión o la defensa de su identidad LGBT
debe serle informado al Relator.

♦ El Relator Especial sobre la independencia de jueces y magistrados es en este momen-


to el Señor Param Cumaraswamy (Malasia). A este Relator se lo nombró con un man-
dato que se centra en cuatro tipos de casos: ataques a abogados/as; ataques a jueces/
juezas; negación del derecho a un juicio justo; violaciones del derecho de las/os profe-
sionales a asociarse, incluyendo el de formar asociaciones profesionales. Los casos
en que a las personas LGBT se les ha negado un juicio justo; los casos en que se han
usado argumentos homofóbicos con éxito por parte de la defensa o de la fiscalía; y los
casos en que las personas LGBT han sido excluidas del ejercicio de la abogacía o
discriminadas dentro de la profesión, deben serle informados al Relator.

82 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


♦ El Relator Especial encargado de examinar la cuestión de la intolerancia religiosa es

CAPITULO II
actualmente el Señor Abdelfattah Amor (Túnez). El mandato de este Relator se rige por
la «Declaración sobre la Eliminación de todas las formas de intolerancia religiosa y de
discriminación basada en la religión o las creencias», emitida por la ONU. El mandato
incluye no sólo la intolerancia contra las creencias religiosas sino la intolerancia y el
extremismo que tienen su sustento en la religión. Los casos en que la intolerancia
religiosa apunta contra las personas LGBT, sobre todo si esta incita a la discriminación
o a la violencia, deben serle informados al Relator, así como los casos de odio que
tienen como blanco la expresión religiosa de las personas LGBT.

♦ El Relator Especial sobre la cuestión de la tortura , es en este momento el Señor Nigel


Rodley (Reino Unido). Este relator fue nombrado para «analizar las cuestiones» relati-
vas a la tortura, «procurar y recibir información confiable y creíble» sobre esos casos y
«responder en forma efectiva» a ellos. Los abusos a personas detenidas, o por parte
de fuerzas de seguridad y paramilitares, constituyen la mayoría de casos que ha reci-
bido el Relator a lo largo de su mandato. El Relator ha identificado las violaciones y los
abusos sexuales contra las mujeres detenidas como formas de tortura. Para el Relator,
como para la Convención, existe tortura cuando el Estado es responsable del abuso.
Pero las acusaciones de tortura y de maltrato cometidos por particulares también de-
berían serle informadas al Relator siempre que haya evidencias de que el Estado no
ha actuado en forma efectiva ya sea para prevenir esos abusos o para responder a
ellos.

♦ La Relatora Especial sobre la violencia contra la Mujer, con la inclusión de sus causas
y consecuencias, es actualmente la Señora Radhika Coomaraswamy (Sri Lanka). A la
Relatora se la nombró para recoger información sobre la violencia contra las mujeres,
sus causas y consecuencias, y para recomendar formas de eliminarla y remediarla. Su
mandato incluye la violencia tanto en la esfera pública como privada. En sucesivos
informes, la señora Coomaraswamy se ha concentrado en la violencia dentro de la
familia -incluyendo la violencia doméstica y los efectos de prácticas tradicionales; la
violencia en la comunidad, incluyendo la violación y la violencia sexual, el acoso sexual,
la prostitución forzada y el tráfico, la violencia contra trabajadoras migrantes, y los
efectos del extremismo religioso; y en la violencia perpetrada y avalada por el Estado,
incluyendo la violencia contra mujeres detenidas, en situaciones de conflicto armado, y
contra refugiadas y desplazadas. La Relatora ha llamado la atención repetidas veces
sobre «las restricciones a la sexualidad femenina y su regulación», así como sobre el
hecho de que “La mujer . . . que expresa su sexualidad mediante formas distintas de la
heterosexualidad, suele ser víctima de violencia y tratos degradantes.” La violencia
contra las lesbianas, o contra las mujeres sospechosas de no comportarse de acuerdo
a los cánones aceptados en lo sexual, así como toda violencia contra las personas
motivada por su identidad de género, le debe ser informada a la Relatora.

II. Los Grupos de Trabajo son pequeños comités nombrados por la Comisión de Dere-
chos Humanos, encargados de temas particulares. Hay dos que resultan interesantes
para las y los activistas LGBT. Su tarea es escribir a los gobiernos acerca de casos urgen-
tes. Estos Grupos envían esas cartas casi de inmediato, con la esperanza de obtener una
respuesta rápida y posiblemente salvar vidas.

♦ El Grupo de Trabajo sobre desapariciones forzadas o involuntarias tiene cinco integran-


tes; su presidente es el Señor Ivan Tosevski (Macedonia). Investiga los casos de per-

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 83


sonas cuyo destino o ubicación se desconocen, tras haber sido arrestadas, detenidas
o secuestradas, ya sea por funcionarios del gobierno o por fuerzas que actúan con
permiso del gobierno. Su meta es lograr que los gobiernos revelen dónde están esas
personas o descubrir lo que ha pasado con ellas. Una vez que recibe información
acerca de un caso, el Grupo de Trabajo rápidamente escribe una carta oficial al gobier-
no, preguntándole por la persona desaparecida. La práctica tradicional del Grupo de
Trabajo es sólo aceptar pedidos de familiares de la persona desaparecida. Pero el
término «familiar» tiene una definición flexible; no es claro si incluye a la pareja del
mismo sexo, por ejemplo. El Grupo de Trabajo aceptará pedidos de ONGs si estas
afirman claramente estar actuando en nombre de la familia o si explican por qué los
familiares directos de la persona desaparecida no pueden hacer ese pedido.

♦ El Grupo de Trabajo sobre la detención arbitraria también tiene cinco integrantes; su


presidente es el Señor Kapil Sibal (India). Investiga tres clases de casos de personas
detenidas: a) los casos en que se ha violado el derecho a un juicio justo (por ejemplo,
cuando ha habido trato prejuicioso, confesiones forzadas o falta de asistencia legal); b)
casos en que se ha detenido a personas por ejercer sus derechos humanos (como la
libertad de expresión); c) casos en que la detención es puramente arbitraria, sin base
legal o proceso alguno. Una vez que recibe información acerca de un caso, este Grupo
de Trabajo rápidamente envía una comunicación oficial al gobierno, en la que pregunta
si la persona o personas en cuestión están detenidas y lo exhorta a liberarlas.

Cuando ustedes envíen una comunicación a las Relatoras o Relatores Especiales, o a los
Grupos de Trabajo, deben incluir en ella toda la información que tengan acerca del caso.
¡Pero aun si no tienen todos los detalles que quisieran tener, no por eso deben dejar de
escribirles! Si es posible, incluyan:

√ El nombre y dirección de ustedes


√ Toda la información de que dispongan acerca de la víctima o víctimas (si escriben
acerca de una ley o una acción del gobierno que afecta a un grupo más amplio, expli-
quen cómo lo afecta);
√ Descripción de la violación: si es un incidente en particular, incluyan fechas y luages; si
se trata de una ley o una práctica, menciónenla y expliquen cómo se la aplica;
√ Toda información que tengan acerca de las personas que cometieron la violación;
√ Información acerca de los pasos que las víctimas o sus representantes hayan dado
para obtener remedio;
√ Información acerca de las respuestas o investigaciones oficiales que hayan tenido
lugar;
√ Recomendaciones de ustedes acerca de cuál sería la respuesta adecuada, o de medi-
das para impedir futuras violaciones;
√ Lo que ustedes quieren que haga la Relatora o el Grupo de Trab ajo, y por qué.
Recuerden que las Relatoras se pueden comunicar con el gobierno, pero también
pueden visitar países para investigar directamente situaciones graves. Los Grupos de
Trabajo generalmente les piden a los gobiernos información o la liberación de perso-
nas detenidas, en forma rápida y urgente.

84 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


C. Otras tareas de la Comisión de Derechos

CAPITULO II
Humanos y de la Oficina del Alto Comisionado

Es importante que ustedes conozcan algunas otras formas de acercarse a la Comisión de


Derechos Humanos de la ONU. Una de ellas es lo que se conoce como «Procedimiento
1503», porque lo creó la Resolución Número 1503 del ECOSOC (el Consejo Económico y
Social de la ONU). Esa resolución le permite a las personas escribir peticiones directa-
mente a la Comisión, pidiéndole que investigue patrones de violaciones a los derechos
humanos. Cualquier persona puede redactar una petición así. Y muchas personas lo ha-
cen. Por lo general, la Comisión de los Derechos Humanos recibe decenas de miles de
peticiones como esas; algunos años ha recibido hasta 200.000. Como se pueden imagi-
nar, la Comisión sólo presta atención a un mínimo porcentaje de ellas, y son aún menos
las que investiga.

Algunas/os activistas LGBT han dedicado mucho tiempo a escribir ese tipo de peticiones
a la ONU bajo el «procedimiento 1503», con la idea de sensibilizar a la ONU en las cues-
tiones de orientación sexual. Pero es muy difícil que esas peticiones obtengan respuesta.
Contactarse con una Relatora o Relator especial sobre un caso relevante para su manda-
to no requiere más esfuerzo que escribir una petición. Pero es más probable que la Relatora
o Relator le preste atención a la información que recibe y no que lo haga el personal de la
Comisión, que está sobrecargado de trabajo.

Otra forma de influir sobre la Comisión de Derechos Humanos es testificar durante su


reunión anual. La Comisión dedica una parte del tiempo que le corresponde a cada punto
de su agenda a escuchar a las ONGs.

Esta oportunidad está sólo a disposición de las ONGs que tengan estatus consultivo con
el ECOSOC. En 1994 la Asociación Internacional de Lesbianas y Gays se convirtió en la
primera organización LGBT del mundo en obtener ese estatus, pero pronto le fue suspen-
dido en forma indefinida, debido a injustas acusaciones de «paidofilia».

Pero cualquier ONG, internacional o nacional, puede solicitar el estatus con ECOSOC; las
organizaciones LGBT locales también pueden hacerlo. Es un proceso que consume tiem-
po, y es importante que nuestros movimientos planifiquen estrategias en forma conjunta
con este fin - tal vez sea importante que las primeras solicitudes provengan de grupos
locales fuertes, con antecedentes de extrema eficacia.

Si les interesa testificar ante la Comisión de Derechos Humanos, deberían averiguar qué
ONGs de su país, u otras organizaciones internacionales con las que ustedes trabajen,
tiene estatus consultivo frente al ECOSOC (pueden encontrar una lista de las organizacio-
nes que tienen ese estatus, así como información acerca de lo que este significa, en http:/
/www.un.org/esa/coordination/ngo/.) Algunas de esas ONGs pueden estar dispuestas a
«auspiciar» la presentación de ustedes ante la Comisión y a hablar con los miembros de
ella sobre temas que preocupan a las personas LGBT. La mejor manera de aprender
acerca de la ONU es verla de cerca: y visitar Ginebra, ver trabajar a la Comisión, reunirse
con sus integrantes puede ser una fascinante introducción a la forma en que la experien-
cia local se traduce en acción internacional. Pensando a largo plazo, la Comisión sólo va
a tomar en serio las cuestiones LGBT si sus integrantes se encuentran con personas
LGBT y escuchan sus historias en forma directa Algunas personas ya están empezando a

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 85


decir que la Comisión debería nombrar un Relator o Relatora Especial para temas ligados
a la orientación sexual. Tal vez falten años, e incluso décadas, para que eso suceda. Pero
si alguna vez sucede (y nadie puede afirmar con certeza que el hecho de que suceda será
positivo), será posible sólo luego de años de un lento trabajo preparatorio, de hacer que la
Comisión y todos los mecanismos que giran en torno a ella se familiaricen con la clase de
violaciones que sufren las personas LGBT.

Para empezar a hacer ese trabajo, no es necesario ir a Ginebra. En el sitio que la ONU
tiene en Internet, pueden encontrar los nombres de quienes integran todos los mecanis-
mos basados en los tratados. Fíjense si hay representantes de su país y evalúen la posi-
bilidad de reunirse con esas personas, de conversar sobre cuál es su posición acerca de
la orientación sexual y los derechos humanos. O pregúntenle a su gobierno quiénes van a
integrar su delegación cuando la Comisión de Derechos Humanos se reúna en Marzo
próximo. Luego, pidan reunirse con las/os integrantes de la delegación, para hablar de los
temas que afectan los derechos humanos de las personas LGBT. Todos esos pasos cons-
tituyen un buen comienzo.

En este panorama del trabajo de la ONU en materia de derechos humanos, hemos dejado
fuera unas cuantas cosas, en nombre de la simplicidad. Pero hay algo que no podemos
dejar fuera, y es la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.
Mary Robinson, ex presidenta de Irlanda, ocupa ese cargo. ¿Cómo encaja su oficina en
las estructuras que ya mencionamos?

Los diferentes mecanismos de derechos humanos de la ONU se fueron desarrollando


parte por parte a través de los años. Hubo poca coordinación entre ellos; los mecanismos
basados en los tratados y las Relatoras o Relatores Especiales, por ejemplo, solían tener
poco que ver unos con otros, aun cuando la mayoría de los temas que trataban se super-
ponían.

En 1993, el Secretario General creó el puesto de Alto Comisionado para los Derechos
Humanos, de tal manera que sirviera como oficina coordinadora de todas las actividades
de derechos humanos en la ONU. El primero en ocupar ese cargo fue José Ayala Lasso,
de Ecuador. Al principio, era un cargo con poco poder. El actual Secretario General, sin
embargo, designó a Mary Robinson en ese cargo y le dio amplia autoridad para centralizar
todo el trabajo de la ONU en el área de derechos humanos.

Esta centralización no es total. Ni los mecanismos basados en los tratados ni la Comisión


de Derechos Humanos (ni sus Relatoras/es o Grupos de Trabajo) «trabajan para» el Alto
Comisionado, por ejemplo. Pero la oficina del Alto Comisionado provee el personal de
apoyo - incluyendo las personas que investigan y las expertas en Derecho- que hace
posible el trabajo cotidiano de esos organismos. De modo que el Alto Comisionado tiene
una buena cuota de poder.

Cuando fue presidenta de Irlanda, Mary Robinson abogó en forma muy intensa por la
igualdad de género. También hizo campaña por los derechos de lesbianas y gays incluso
antes de comenzar su carrera electoral. En su puesto como Alto Comisionado, ha plantea-
do temas que afectan a personas LGBT una y otra vez. Ella sabe que los cambios son
lentos en las burocracias. Podemos ayudarla haciendo que todos los mecanismos de la
ONU reciban información y recordatorios acerca de la variedad y severidad de abusos
que se cometen constantemente contra personas LGBT.

86 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


Pueden escribir a cualquier de los mecanismos de derechos humanos de la ONU y enviar

CAPITULO II
las cartas dirigidas a ellos a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.
Deben indicar a qué comité, Relator/a u otro mecanismo desean que su carte le sea
derivada:
OHCHR-UNOG
8-14 Avenue de la Paix
1211 Geneva 10, Switzerland (Suiza)
Teléfono (41-22) 917-9000
Fax (41-22) 917-9016
E-mail: secrt.hchr@unog.ch

III. El sistema interamericano


de derechos humanos
El sistema de derechos humanos interamericano es bastante simple, si se lo compara con
las burocracias de la ONU. Pero en realidad es el más antiguo de los dos. La Declaración
Americana de los Derechos y Deberes del Hombre fue adoptada en Bogotá, Colombia, en
mayo de 1948 - varios meses antes de que la ONU adoptara la Declaración Universal de
los Derechos Humanos.
El sistema americano ha sentado precedentes y modelos también en otros sentidos. Ha
creado una forma efectiva de obligar a los estados a sentarse y negociar con la gente que
presenta demandas contra ellos. Y lo que es aún más importante, ha establecido que los
estados son responsables no sólo de las violaciones que ellos mismos cometes sino que
también deben rendir cuentas cuando no logran impedir que individuos o grupos violen los
derechos de otras personas.

¿Cómo pueden hacer las personas GLTB para utilizar este sistema en su provecho?

La forma más simple es enviar peticiones para que la Comisión Interamericana de Dere-
chos Humanos (CIDH) intervenga en casos de violaciones a los derechos humanos
La Comisión es el primero de los dos cuerpos que el sistema Interamericano posee para
atender casos. La Comisión es la primera instancia a la que acuden los o las peticionantes.
Por lo general, la Comisión trata de hacer que las dos partes - las o los peticionantes y el
Estado en cuestión- lleguen a un acuerdo. Si su intento fracasa, el caso puede ser enviado
al segundo cuerpo, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que es la instancia
final de apelación en el sistema.

A. La Comisión Interamericana
de Derechos Humanos
La Comisión fue creada en 1959, como parte de la Organización de Estados Americanos
(OEA). Al principio, no se le permitía investigar denuncias individuales. Su principal tarea
era recopilar los informes acerca de estados miembros de la OEA en los que tenían lugar
reiteradas violaciones a los derechos humanos. Podía pedir información a los gobiernos
miembros, visitar los países y formular recomendaciones.

La tarea de la Comisión cambió en forma significativa en 1978 cuando un nuevo tratado, la


Convención Americana sobre Derechos Humanos (también conocida como Pacto de San

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 87


José de Costa Rica), entró en vigencia. Este es un tratado amplio que intenta (como los
tratados de la ONU) transformar las afirmaciones contenidas en la Declaración Universal
y en la Declaración Americana en obligaciones concretas para los estados. La tarea de la
Comisión es ahora hacer cumplir el Pacto, así como la Declaración Americana.

Su tarea la cumple principalmente escuchando denuncias, en las que se alega que un


determinado Estado ha violado el Pacto. Cualquier persona puede presentar una denun-
cia de ese tipo. También un Estado puede demandar a otro.

La Comisión todavía mantiene su antigua responsabilidad de informar en general acerca


de las condiciones que se dan en materia de derechos humanos en los diferentes esta-
dos. También promueve los derechos humanos mediante conferencias, seminarios y otros
eventos. Gran parte de su tiempo y energía, sin embargo, están dedicados a escuchar
denuncias individuales.

La Comisión tiene siete integrantes. Son los gobiernos miembros de la OEA quienes las o
los proponen, y es la asamblea general de la OEA quien las o los elige. Sin embargo,
ocupan su cargo como individuos, no como representantes de sus gobiernos. La sede
central de la Comisión está en Washington D.C., EEUU.

¿Cómo se presenta una petición ante la Comisión?

Antes que nada, deben leer tanto la Declaración Americana de los Deberes y Dere-
chos del Hombre como la Convención Americana sobre Derechos Humanos (el Pac-
to). Son dos documentos diferentes: por un lado, la Declaración protege derechos
económicos y sociales (entre ellos el derecho a la salud, el trabajo y la educación)
mientras que el Pacto se concentra en los derechos civiles y políticos (por ejemplo,
libertad de expresión y opinión). La Comisión hace que se apliquen ambos docu-
mentos, pero tiene mucho más poder sobre los derechos protegidos por el Pacto.
También deben averiguar si su país ha ratificado el Pacto (pueden encontrar infor-
mación completa en el sitio de la Comisión en Internet:http://www.cidh.oas.org/
spanish.htm/.)

Países que no han ratificado el Pacto: Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba,
Guyana, St.Kitts y Nevis, Sta. Lucía, San Vicente y Granadinas.

Si su país no ha ratificado el Pacto, igualmente pueden denunciar las violaciones a la


Declaración, pero en ese caso la Comisión tiene menos poder para obligar al gobierno a
participar del proceso.

Luego deben identificar qué derechos protegidos por el Pacto (o la Declaración) se han
violado en el caso que ustedes presentan.

En tercer lugar, deben determinar si el caso que quieren presentar cumple con los requi-
sitos que establece la Comisión para recibir denuncias. Ellos son:

♦ Se deben haber agotado todas las soluciones legales dentro del Estado en el que tuvo
lugar la violación. (Esto no se aplica si a la víctima se le negó el acceso a las solucio-
nes legales, o si no puede utilizarlas porque ha sido intimidada o porque carece de
dinero; si las leyes del país no permiten presentar demandas o apelar sentencias; o si

88 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


el Estado se ha demorado en forma injustificable para llegar a una decisión final acerca

CAPITULO II
del caso en cuestión)

♦ Deben presentar su petición dentro de los seis meses posteriores al agotamiento de


todas las soluciones legales o al momento en que se determina que ya no pueden
obtener ningún remedio legal dentro del Estado.

♦ No deben estar tramitando ese mismo caso en forma simultánea en otra instancia
internacional. Si, por ejemplo, ustedes han pedido al Comité de Derechos Humanos de
la ONU que reciba el caso de acuerdo a lo estipulado por el Protocolo Opcional, no
pueden apelar también a la Comisión. Enviar información a las Relatoras o Relatores
Especiales, o a otros mecanismos extra-convencionales de la ONU no cuenta, así
como tampoco cuenta el haber mencionado el caso en un informe en las sombras
enviado a un organismo basado en los tratados, ya que no se trata de procedimientos
legales en el sentido formal del término.

Tanto individuos como ONGs pueden presentar una demanda a nombre de otra persona o
personas. Para escribir una petición y presentarla ante la Comisión, no es necesario contar
con abogados o abogadas - aunque, si cuentan con una o uno, puede brindarles argu-
mentos para demostrar por qué se afirma que el Estado a violado tal o cual derecho
protegido por el Pacto o por la Declaración. Pero ustedes pueden fácilmente redactar la
petición sin ayuda legal. Deben enviarla por escrito, y debe contener lo siguiente:

♦ Nombre, dirección, ocupación y firma de la(s) persona (s) que presenta(n) la demanda.
(Las ONGs deben incluir los nombres y firmas de sus representantes legales).
♦ Descripción de la violación cometida, incluyendo lugar y fecha y nombres (en cuanto
sea posible) de todas las víctimas, testigas/os y perpetradoras/es.
♦ Toda otra documentación que apoye su petición, tal como declaraciones de testigas/os
o víctimas, evidencias médicas o policiales, recortes de prensa.
♦ Una declaración donde se consigne qué derecho o derechos incluidos en el Pacto o en
la Declaración piensan ustedes que han sido violados.
♦ Información que demuestre que todos los remedios legales dentro del Estado en cues-
tión han sido agotados, o que indique por qué no fue posible recurrir a ellos.
♦ Información sobre todos los intentos hechos hasta el momento para obtener compensa-
ción por parte de las autoridades, y las respuestas recibidas.
♦ En los casos donde hay una persona detenida, si se ha presentado un habeas corpus
(exigiendo que el Estado justifique la detención), es necesario incluir una copia del
mismo, y de la respuesta dada por el Estado.
♦ Si corren peligro inmediato la vida o la integridad física de alguien, díganlo claramente,
y pidan que la Comisión actúe con rapidez.

La Comisión prefiere que cada petición trate acerca de un solo incidente en el que se
violaron derechos, en lugar de que contenga referencias a varias violaciones diferentes.

¿Qué hará la Comisión con la petición presentada por ustedes?

La Comisión tratará de determinar los hechos. Le pedirá al Estado que responda a las
acusaciones; las o los peticionantes tienen derecho a ver esa respuesta, y a responder a
ella. La Comisión puede también pedirles más información. Si la situación es grave, puede
incluso enviar a alguien al país en cuestión para averiguar más.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 89


Lo más importante, sin embargo, es que la Comisión tratará de lograr un acuerdo amistoso
entre el Estado y la parte demandante. Esto puede significar incluso que se realice una
audiencia en Washington, en la que representantes del Estado y de las o los peticionantes
presenten su caso y la Comisión trate de mediar. Si el caso de ustedes llega a esa instan-
cia, allí sí será conveniente contar con un abogado o abogada.

Si no se puede lograr un acuerdo por ese medio, la Comisión redactará sus conclusiones
acerca del caso. Si llega a la conclusión de que es el Estado el que actúa en forma erró-
nea, recomendará que el gobierno haga algo de inmediato para remediar lo que ha suce-
dido.

Recuerden que la Comisión no puede hacer nada concreto para llevar a la práctica sus
conclusiones. Su único poder real es el de hacer que los gobiernos sientan vergüenza por
verse expuestos públicamente. Los gobiernos que no siguen las recomendaciones de la
Comisión pueden recibir fuertes críticas de esta en su informe anual ante la OEA. Ese
informe es público, y las/os activistas pueden usarlo para hacer sentir vergüenza a su
gobierno dentro del propio país, así como en el resto del mundo.

La Comisión tiene otra opción más. Puede referir el caso a la Corte Interamericana de
Derechos Humanos, para que esta tome la decisión final. Los estados que no están con-
formes con el acuerdo que la Comisión propone, también puede pedir que el caso sea
llevado a la Corte. Desgraciadamente, las o los demandantes individuales no tienen el
derecho de llevar su caso a la Corte si la Comisión no lo aprueba.

B. La Corte Interamericana de Derechos Humanos

Esta Corte es el organismo superior dentro del sistema de derechos humanos


interamericano. Tiene siete jueces y juezas, y se reúne en San José, Costa Rica.

La Corte puede emitir órdenes, no sólo recomendaciones. En particular, puede ordenar a


los gobiernos que compensen a las víctimas de violaciones a los derechos humanos o a
sus representantes, ya sea mediante el pago de una suma de dinero o de otra forma.
Según el tratado, esas órdenes se pueden hacer cumplir directamente por los tribunales
del Estado en cuestión. Si bien la Corte también se apoya en la susceptibilidad de los
gobiernos a la vergüenza para asegurar que sus decisiones se lleven a la práctica, su
prestigio y las disposiciones que encierra el tratado que le dio origen, hacen de ella un
organismo poderoso.

Tal vez la más importante de las decisiones de la Corte haya sido la primera de todas las
que tomó en su historia - la primera que se produjo en un caso «contencioso», que le
derivara la Comisión porque las partes no habían podido ponerse de acuerdo. Se trata de
un caso de 1988 conocido como Velásquez Rodríguez c/Honduras. La Corte reconoció
que: « El Estado está en el deber jurídico de prevenir, razonablemente, las violaciones de
los derechos humanos, de investigar seriamente con los medios a su alcance las violacio-
nes que se hayan cometido dentro del ámbito de su jurisdicción a fin de identificar a los
responsables, de imponerles las sanciones pertinentes y de asegurar a la víctima una
adecuada reparación». Las violaciones a los derechos humanos consisten no sólo en lo
que los estados hacen, sino también en lo que omiten hacer: por ejemplo, cuando no
investigan o castigan los crímenes, o cuando no toman las medidas esenciales para impe-

90 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


dir que esos crímenes se cometan. Esta es una decisión importante para las personas

CAPITULO II
LGBT, que con frecuencia sufren la violencia perpetrada por individuos o grupos y al
mismo tiempo la indiferencia de las autoridades del Estado ante esa violencia. El mensaje
deVelásquez Rodríguez es que las y los activistas pueden documentar la indiferencia del
Estado y acusarlo por ello ante el sistema interamericano.

Ni la Comisión ni la Corte tienen mucha experiencia en casos LGBT. Sólo unos pocos se
han presentado ante ellas en toda su historia. Por eso es importante hacer que ambas, y
particularmente la Comisión, sepan más acerca de las vidas y preocupaciones de las
personas LGBT. Ustedes pueden lograr esto simplemente tratando de reunirse con una o
un integrante de la Comisión que sea de su mismo país, para hablar de la discriminación
y los abusos que sufren las personas LGBT. También pueden lograrlo enviando informa-
ción (no bajo la forma de peticiones) a la Comisión acerca de las violaciones contra los
derechos humanos de las personas LGBT, aun en los casos en que no se han agotado las
instancias legales y la situación no resultaría admisible como caso. Ese tipo de informa-
ción «de fondo» ayudará a que las y los integrantes de la Comisión entiendan mejor cómo
pueden ayudar a las personas LGBT. La información les servirá para que estén mejor
preparadas y preparados para responder a demandas reales por parte de personas LGBT,
cuando estas les lleguen.

Pueden enviar una petición a la CIDH o establecer contacto con sus integrantes en:
Comisión Interamericana de Derechos Humanos

1889 F Street, N.W.


Washington D.C., 20006, EEUU
Teléfono (1 202) 458 60 02
Fax (1 202) 458 39 92
E-mail: cidhoea@oas.org

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 91


HITOS
Junio 20, 1995

MANIFIESTO A LA NACION*

Por que las mujeres lesbianas y los hombres homosexuales son discriminados
en los programas sociales de vivienda, salud, y empleo y
Porque en la Constitucion se habla de igualdad entre las personas y
Porque cuando exigen respeto, si acaso, se les ofrece tolerancia y
Porque su «manera de actuar» resulta, para la sociedad en general, mas impor-
tante que su persona y
Si se les hostiga o ataca, es «porque lo provocaron» y
Si disfrutan el sexo, «son pervertidas(os)» y
Si tienen SIDA, «se lo buscaron y lo merecen» y
Si marchan con orgullo, «andan haciendo proselitismo» y
Si quieren o tienen hijos, no son un buen ejemplo o una familia «adecuada» y
Si luchan por sus derechos, «se estan pasando de la raya» y
Constantemente estan siendo forzadas(os) a cuestionar su valor como seres hu-
manos y
Se les pide justificar su existencia y
Porque en los medios amarillistas de informacion se les ha estereotipado y
Porque cuando se dice que alguien es homosexual o lesbiana, ya hay motivo
para desacreditarles en todo y
Porque a veces «se les acepta» si «no se les nota» y son discretas(os) y
Porque en la educacion solo se plantea la forma de vida heterosexual y no se dan
otras alternativas como válidas, deseables y placenteras;
Porque si tienen una relacion no se les reconoce como pareja y se dice que eso
no es amor y solo estan pasando por una etapa y
Si «salen del closet» o se asumen publicamente, son unas(os) descaradas(os) y
Porque solo se les permite mostrarse si lo hacen en la obscuridad del Ghetto y
Porque la historia gay y lesbica esta virtualmente ausente en la literatura disponi-
ble y
PORQUE NO PODEMOS HABLAR DE LIBERTAD Y DEMOCRACIA CUANDO
HAY GENTE A QUIEN SE LE LIMITA EN SUS EXPRESIONES Y FORMAS DE
VIDA y
Por muchas otras razones;

APOYO AL MOVIMIENTO DE DERECHOS CIVILES, HUMANOS Y POLITICOS


DE LESBIANAS Y HOMOSEXUALES.

Nombre Grupo Firma

* Extraido de http://burn.ucsd.edu/archives/chiapas-l/1995.06/msg00251.html

92 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


LAS CUMBRES Y LA LUCHA POR LOS

CAPITULO II
DERECHOS DE LGBT
Gloria Careaga Pérez
El Clóset de Sor Juana, ILGA WS

Si bien la participación en las Conferencias Internacionales ha provocado un fuerte deba-


te entre las y los activistas del movimiento, podría ser que fuera consecuencia de la poca
difusión que existe sobre éstas, es decir el trabajo que involucra y los logros alcanzados,
que posibilite un trabajo articulado con las acciones nacionales. Así, pareciera que los
viajes al extranjero y las discusiones internacionales, al constituirse en espacios limitados
pueden ser magnificados por quienes lo desarrollan y estigmatizados por quienes no tie-
nen acceso a él. Aquí pretendo precisamente develar algunas de las interrogantes sobre
este espacio de trabajo con el objeto de ofrecer algunos elementos que posibiliten el
trabajo articulado en los diferentes niveles.

Las Conferencias Internacionales convocadas por Naciones Unidas se han constituido en


un espacio de fuerte debate en torno a los derechos de las personas, especialmente de
las minorías. Si bien es la Declaración de los Derechos Humanos de 1948 en mucho lo
que da el sustento para la creación y formación de la Organización de las Naciones Uni-
das (ONU), esta Declaración ha enfrentado grandes cuestionamientos por la restringida
perspectiva que plantea en una declaración tan general y amplia, lo que ha exigido la
formulación de muchas otras Declaraciones que atiendan a derechos específicos, o gru-
pos específicos que se considera no contempla la Declaración original.

PAPEL DE LAS CONFERENCIAS DE NACIONES


UNIDAS
En este sentido, las Conferencias Internacionales, que giran también alrededor de grupos
y temas específicos de acuerdo a las preocupaciones mundiales que se levantan para
atender una problemática, han jugado un papel importante en el señalamiento de condi-
ciones particulares que atentan contra los derechos, los actores discriminados, así como
de acciones para el combate de la situación.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 93


Las Conferencias Internacionales de las Naciones Unidas son entonces espacios de dis-
cusión en torno a una problemática que atañe a la comunidad mundial, donde los repre-
sentantes de los gobiernos analizan la situación y elaboran declaraciones que definen la
posición ante el problema planteado y emiten recomendaciones para cada uno de los
actores involucrados, para el mejoramiento de la condición.

ACTORES INVOLUCRADOS EN EL PROCESO


La necesidad de desarrollo de una Conferencia surge ante la identificación de una
problemática que involucra a los gobiernos del mundo y que se pretende abordar, ge-
neralmente la propuesta surge de organizaciones de la sociedad civil, de un gobierno o
un grupo de gobiernos. La preparación de cada Conferencia toma un período aproxi-
mado de tres años, durante los cuales se realizan un conjunto de reuniones: de exper-
tas-os, en las que se analiza la situación y se emiten recomendaciones para su aborda-
je; regionales, donde se analiza la situación que guarda la problemática en una región
geográfica particular y de donde se emiten también una Declaración y recomendacio-
nes de los gobiernos y las internacionales o mundiales donde se analiza la situación a
partir del documento que elabora la Secretaría de la Conferencia con base en las reco-
mendaciones anteriores. En algunas ocasiones, el intenso debate y las diferentes pos-
turas hacen necesaria la organización de reuniones intersesionales.

Durante el lapso de preparación de la Conferencia, es frecuente que las Comisiones de


la Naciones Unidas retomen la temática en discusión y emitan también sus puntos de
vista. Así también las organizaciones de la sociedad civil organizan sus propias reunio-
nes, muchas veces de manera paralela a las oficiales, pero también construyen espa-
cios propios de discusión. En la última década, la participación de las organizaciones
civiles se ha incrementado significativamente y han jugado un papel determinante en
las Declaraciones Finales de los gobiernos, en mucho por el desarrollo estratégico que
han alcanzado.

Inmediatamente antes de cada Conferencia Mundial generalmente se desarrolla el Foro


de la Organizaciones Civiles, donde se elaboran las últimas propuestas a impulsar
ante los gobiernos, se fijan los acuerdos estratégicos e incluso se elaboran planes para
el seguimiento. Y ya que en las Conferencias los gobiernos de cada país presentan un
Informe Nacional sobre la situación que guarda la problemática a discutir, las organiza-
ciones civiles preparan también un informe paralelo con una mirada crítica de la situa-
ción, que es distribuido ampliamente.

En la discusión final de cada Conferencia participan entonces los representantes de los


gobiernos del mundo que forman parte de las Naciones Unidas, los organismos
multilaterales e internacionales (FMI, BM, BID, etc.), las oficinas de las Naciones Uni-
das (FNUAP; UNIFEM; UNESCO; UNICEF, etc.) y como observadores las religiones y
comunidades y las organizaciones de la sociedad civil.

Estructura de las Conferencias Internacionales de Naciones Unidas

El trabajo durante las Conferencias generalmente comprende dos amplios espacios,


aunque la plenaria general final es el lugar de la toma de decisiones. Uno donde los
gobiernos hacen la presentación de su posición y otro donde se discute el documento

94 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


que ofrece la Secretaría como la base del documento acuerdo final. La complejidad de

CAPITULO II
los diferentes aspectos contemplados en este último y las resistencias para asumir
compromisos generalmente llevan a la necesidad de abrir diferentes pequeños grupos
de trabajo, que faciliten la negociación donde la participación de representantes regio-
nales, y de las fuerzas en conflicto es muy importante para el acuerdo final.

Para el logro del objetivo final, los países se organizan a través de grandes coaliciones
que den mayor fuerza a su voz. Entre éstos encontramos a la Unión Europea, el
JUSCANZ1, el Grupo de los 77, Africa, América Latina, Caribe. Estas agrupaciones han
sido muy importantes para la agilización de los procesos de negociación y para la
defensa de los intereses económicos, sin embargo, dependiendo de los aspectos en
discusión no siempre se mantienen juntos o surgen nuevas agrupaciones como SLAC
-some latinamerican countries- que funcionó durante las negociaciones de Beijing+5.

Los derechos LGBT en las Conferencias de Naciones Unidas


Si bien la sexualidad ha sido una temática que ha recorrido los pasillos de las Confe-
rencias Internacionales de Naciones Unidas, la puesta en el debate se ha incrementado
en los últimos años. La discusión en torno a la orientación sexual la han planteado las
organizaciones civiles en las Conferencias Mundiales de la Mujer (desde 1975) en las
Conferencias Mundiales del SIDA, en las Conferencias Internacionales de Derechos
Humanos (1993), en la Conferencia sobre la Población y el Desarrollo de 1994 y en la
Conferencia Mundial Contra el Racismo, la Xenofobia y formas conexas de intolerancia
de 2001.

Conferencias Mundiales de la Mujer.


En la I Conferencia Mundial de la Mujer de 1975, cuando aun la presencia de las orga-
nizaciones civiles no era preponderante en estos espacios. Una lesbiana mexicana,
Nancy Cárdenas puso el dedo en la llaga al organizar junto con lesbianas de otros
países un espacio de visibilización de las lesbianas para evidenciar la negación de la
situación particular de un grupo de mujeres, a partir de ahí la lucha por la visibilización
de las lesbianas jugó un papel central para las lesbianas que han participado en estas
Conferencias.
Una discusión más amplia y profunda de parte de los gobiernos se dió por primera vez
en la CMM de 1995, donde la necesidad de debatirlo como un derecho llevó a que los
derechos sexuales y la orientación sexual fueran aspectos que se discutieron a lo largo
de toda la Conferencia. De hecho la posición en torno a la orientación sexual como un
derecho fue definida en los últimos minutos de la Conferencia, con manifestaciones
abiertas y claras a favor de su reconocimiento por una gran cantidad de países (Careaga
y Jiménez, 1996). A pesar de que no se logró que se incluyeran las palabras derechos
sexuales, ni orientación sexual, se reconoció el derecho de las mujeres a la sexualidad
(Plataforma de Acción, párrafo 96) y se debatió ampliamente al respecto, lo que podría-
mos decir que sensibilizó a muchos gobiernos en torno a la problemática de discrimina-
ción sexual planteada.

En esta Conferencia, la presencia organizada de grupos de lesbianas fue muy impor-


tante. El Secretariado de Mujeres de la ILGA y la ILGHRC de manera coordinada pre-
El caucus JUSCANZ está constituido por representantes Japón, EE.UU. (USA), Canadá,
Australia, Nueva Zelandia más Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 95


pararon un reporte mundial sobre la situación de las lesbianas y organizaron el Caucus
de lesbianas donde cada día de la Conferencia se elaboraban documentos y se dise-
ñaba la estrategia para influir en la discusión de los gobiernos. El trabajo previo en los
países logró que la presencia de las lesbianas en los espacios regionales de la socie-
dad civil y en las Delegaciones Oficiales fuera evidente. Por primera vez, las lesbianas
lograron tener un espacio propio amplio y reconocido en el Foro de ONGs.

Las conferencias mundiales del SIDA

A pesar de que algunas organización han buscado que la condición específica de las
personas LGBTT sea tomada en cuenta para dirigir acciones concretas a favor de sus
derechos, más allá del reconocimiento de la población LGBTT como un grupo vulnera-
ble al que hay que atender para el control de la pandemia, poco se ha logrado avanzar.
Por supuesto que hay que reconocer que al ser una conferencia con una temática tan
específica, la temática a atender se centra demasiado en aspectos particulares que
impiden dar una visión global que contemple los factores involucrados en la problemá-
tica que los grupos enfrentan desde una perspectiva psicosocial. Sin embargo, habría
que reconocer la lucha librada y el logro alcanzado en el rompimiento del estereotipo
del gay como culpable de la pandemia y la vulnerabilidad de toda la población al conta-
gio.

Aún así, el trabajo de los grupos orientados al trabajo en la lucha contra el SIDA tiene
aun retos importantes para las próximas sesiones, que contarán además con el apoyo
de los reconocimientos que en diferentes países se está haciendo a las parejas del
mismo sexo..

La Conferencia Internacional de Derechos Humanos


Durante el desarrollo de la Conferencia Internacional de Derechos Humanos de 1993,
se vio una gran posibilidad de introducir el reconocimiento de la orientación sexual
como un factor de discriminación que violenta los derechos humanos de las personas
LGBTT. Sin embargo, a pesar de las intensas discusiones y la activa participación de
grupos y personas en la Conferencia, y de la apertura que hubo a partir del fuerte
cuestionamiento a la universalidad del concepto de derechos humanos para el recono-
cimiento de las especificidades de algunos grupos y sectores de la población, la orien-
tación sexual quedó fuera de la discusión.

La Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, CIPD

La discusión en torno a la sexualidad fue abierta plenamente en la CIPD de 1994,


donde se reconoció la práctica de la sexualidad más allá del ámbito conyugal y se
establecieron medidas para la atención y educación sexual de jóvenes y adolescentes.
Aunque en esta conferencia la orientación sexual no era uno de los temas importantes
del debate de la agenda, gracias al Vaticano tuvo una presencia importante en las
discusiones ya que al incorporar el término de familias que reconocía todo tipo de
familias y la perspectiva de género, argumentaba se pretendía la legitimación de la
homosexualidad. No obstante que este no era el objetivo central de la inclusión de
estas perspectivas, no se puede negar que al ser parte de la sociedad, la ampliación de
las perspectivas necesariamente posibilita la inclusión más llana de las personas LGBTT.

96 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


Las Evaluaciones de los acuerdos internacionales.

CAPITULO II
En general las conferencias son evaluadas cinco años después de la celebración de
los acuerdos. Los avances alcanzados en Beijing provocaron una gran reacción de las
fuerzas conservadoras que se manifestó durante la evaluación de CIPD, donde a tra-
vés del Foro de la Juventud trataron de llevarles a una posición muy conservadora,
donde en general se oponían al aborto y cobijaban su sexualidad a la protección y
vigilancia paterna. Afortunadamente, las organizaciones progresistas de jóvenes en
alianza con las feministas fueron estratégicas e impideron el retroceso. Para la evalua-
ción de CMM, un año después redoblaron su estrategia trayendo a grandes grupos de
mujeres conservadoras, de mujeres jóvenes y de personas religiosas, sobre todo mon-
jes, que invadieron con sus hábitos los espacios y amedentraban a las mujeres jóve-
nes. En esta ocasión, a la alianza de jóvenes y feministas se sumaron las lesbianas con
un fuerte trabajo de visibilidad y la articulación con mujeres en posiciones estratégicas.
El resultado fue impactante, ya que contaron con espacios privilegiados para la exposi-
ción de sus ideas y posiciones, con lo que lograron una buena sensibilización en mu-
chos representantes gubernamentales. Aún así, el clima era muy tenso y aunque no se
les incluyó en la agenda, hubo un avance significativo en las posiciones.

La situación a partir del 2000

Pareciera que a partir de eso, es difícil que la situación de discriminación por orienta-
ción sexual no vaya a ser contemplada en discusiones posteriores y que se vaya avan-
zando en el proceso para su reconocimiento. De hecho, de las posiciones presentadas
en 1994, donde un gran grupo de países de la región latinoamericana se manifestó en
contra de su reconocimiento, se ha alcanzado un importante cambio que se constata
con la firma del acuerdo en la Conferencia de la Américas, reunión preparatoria de la III
Conferencia Internacional contra el Racismo, la Xenofobia y formas conexas de Intole-
rancia y Discriminación del 2000, donde gracias al trabajo organizado de los grupos
LGBT de la región y del Secretariado de la Mujer de ILGA, que coordinaron el Caucus
de la Diversidad Sexual y establecieron estrechos vínculos con los movimientos socia-
les, como el de afrodescendientes, feminista e indígena, que participan en la conferen-
cia, se logró no sólo que los gobiernos de los países reconocieran la discriminación por
orientación sexual, sino que hicieran recomendaciones para tomar acciones en su con-
tra (Declaración de la Américas, 2000). Esto constituye un hecho histórico para la lucha
a favor de los derechos LGBT (Careaga, 2001).

Otras acciones desde las Naciones Unidas


El trabajo desarrollado ha logrado un gran impacto, la Alta Comisionada de Derechos
Humanos ha incluido en su agenda de trabajo la situación de los LGBT durante sus
visitas a diferentes países. Junto con responsables de algunas de sus oficinas recibie-
ron en Ginebra a representantes de la ILGA y de organizaciones de Transgénero para
conocer su situación y llevar a cabo algunas acciones. En el mes de junio del 2001,
desde la oficina de la Alta Comisionada distribuyó ampliamente un documento para el
registro de casos de violación de los derechos de las personas LGBT que fundamenta-
ran la necesidad de acciones más comprometidas de los gobiernos y servirán como
antecedente de la situación de los derechos humanos en cada país. Durante la cele-
bración de la 26ava. Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas
UNGASS, dedicada especialmente al análisis de la situación de la epidemia del VIH-

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 97


SIDA, ante el gran debate para reconocer a la orientación sexual como un elemento
importante, el Secretario General Koffi Anan se presentó para hacer una fuerte decla-
ración ante la plenaria en contra de la discriminación de cualquier grupo o sector.

Efectivamente, es importante reconocer aquí que el punto hasta donde hemos llegado
es producto del trabajo realizado por las organizaciones de la sociedad civil, no sólo en
las Conferencias Internacionales de Naciones Unidas, y en el establecimiento de los
vínculos con otros movimientos que es un hecho importante, sino también del trabajo
cotidiano que se desarrolla en cada uno de los países. No podemos ignorar la lucha
librada en los últimos años para que se despenalizara la homosexualidad en varios
países de la región y de las acciones desarrolladas para visibilizar la defensa de los
derechos a una sexualidad libre e incluyente en toda la región, enfrentando cada una
de las acciones de represión y discriminación de manera organizada. No podemos ver
una situación aislada de la otra, sin un trabajo nacional no hay sensibilización posible a
los gobiernos, aunque el trabajo articulado como lograr amplias alianzas estratégicas y
acciones de impacto durante las conferencias, constituye la pinza que llega a cerrar los
ciclos.

Aún así, los logros en el terreno internacional requieren de un trabajo posterior en cada
uno de los países para que los acuerdos se conviertan en acciones puntuales en bene-
ficio de la población y ese será nuestro próximo paso. Especialmente después de los
acuerdos de las Américas, precisamente en estos momentos donde los procesos de la
globalización pueden en este aspecto funcionar a nuestro favor.

CONSTANCIA DE LOS LOGROS


Si bien, el movimiento LGBT se ha fortalecido de manera importante en la región lati-
noamericana y se ha logrado una coordinación nacional y regional para la defensa de
los derechos, que ha hecho evidente la intolerancia y cerrazón de algunas autoridades,
las estrategias desarrolladas en las negociaciones internacionales para el reconoci-
miento de la orientación sexual como una base de discriminación social, ha logrado
también que los gobiernos de la región se posicionen al respecto y emitan recomenda-
ciones para salvaguardar los derechos de las personas LGBT.

La firma de acuerdos consensuados de parte de los gobiernos de la región sobre la


situación de las personas LGBT constituyen una herramienta fundamental a la que es
posible apelar en la lucha por los derechos de las personas y ofrecen un recurso inelu-
dible para la elaboración de leyes o reformas de ley para los recursos legales de cada
país. Incluso su incumplimiento permite llevar a marcos internacionales la defensa.

Sin embargo, más allá de las palabras son necesarias las acciones. La firma de acuer-
dos internacionales no siempre es suficiente. Los gobiernos de los países no siempre
asumen la responsabilidad comprometida en todos los acuerdos, generalmente requie-
ren de presiones nacionales e internacionales para ponerlos en marcha. Sobretodo es
importante reconocer los intereses políticos y económicos -y sus intersecciones-
involucrados en las acciones a impulsar. Necesariamente, la primera acción es la am-
plia difusión de los acuerdos logrados para que desde las diferentes realidades nacio-
nales se busquen las estrategias para ponerlo en los marcos legales de cada país y
llevarlo a la realidad a través del análisis de las repercusiones para el gobierno, para la
sociedad, para el movimiento, en su uso cotidiano.

98 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


Los avances que se han logrado de articulación con otros movimientos es aún una

CAPITULO II
tarea a consolidar. Una nueva mirada a la situación de las personas LGBT desde otros
marcos es importante para la consecusión final de nuestros derechos, pero requiere
aun de un gran trabajo con los movimientos que se presentan en contra de la discrimi-
nación y a favor de la democracia que hay que articular y fortalecer.

La incorporación de los acuerdos internacionales a nuestra vida cotidiana sin duda


constituye una aportación para el mejoramiento de las condiciones de vida de los sec-
tores involucrados. Si retomamos el objetivo de las conferencias internacionales de
atender las problemáticas que afectan el desarrollo de la humanidad, los compromisos
de los gobiernos son la base mínima que a partir de la negociación están todos dis-
puestos a aportar, y hay que tomarles la palabra comprometida y avanzar juntos en la
construcción de una fuerza contra toda forma de discriminación y en favor de una so-
ciedad más justa, plural e incluyente.

CONCLUSIONES.
La lucha por el respeto de los derechos humanos de las personas LGBT exige del
trabajo articulado entre activistas locales, nacionales e internacionales que haga posi-
ble un conocimiento detallado de las condiciones y logros en cada uno de los espacios.
Asimismo hace necesario el establecimiento de alianzas y acciones articuladas con
otros movimientos sociales que conformen una amplia fuerza política en contra de la
discriminación.

Las acciones durante las conferencias internacionales requiere de un trabajo articula-


do con una gran coordinación a partir de las habilidades personales, en la que más allá
de protagonismos esté basado en la confianza y el compromiso que hagan posible el
desarrollo del trabajo de manera individualizada pero dentro de un plan amplio que
involucra a cada una(o). En especial y de acuerdo a los espacios donde se desarrollan
se requiere de habilidades de redacción y análisis de documentos, de organización y
coordinación de actividades, de gestoría y de negociación y de relaciones diplomáti-
cas, así como del conocimiento de idiomas preferentemente inglés, pero sobretodo de
la capacidad para un esfuerzo sostenido dentro de una gran disciplina durante muchas
horas en espacios cerrados.

Los logros en el plano nacional constituyen la base para el trabajo internacional. Asi-
mismo los logros internacionales necesitan de su difusión para que éstos se transfor-
men en acciones concretas para beneficio de la población. El trabajo de activistas en
cada uno de los planos generalmente exige de una dedicación plena donde es impor-
tante la precisión en los objetivos y el seguimiento puntual de las estrategias estableci-
das para el avance en la lucha en la que estamos comprometidas-os. Asimismo, en
cada uno de los planos es importante una constante ampliación del equipo participante
que promueva el desarrollo de capacidades y la profesionalización de más activistas.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 99


ESTATUS LEGAL DE LA HOMOSEXUALIDAD EN AMERICA LATINA Y EL CARIBE

Fuente: Informe Anual de Derechos Humanos ILGA 1999

100 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


LEGISLACIÓN Y JURISPRUDENCIA EN

CAPITULO II
MATERIA DE DERECHOS SEXUALES Y
REPRODUCTIVOS EN PAÍSES DE LA
UNIÓN EUROPEA
(extracto)
María Elena Reyes
CLADEM
Este trabajo consigna la información hasta abril 2001

I. Introducción
Este trabajo responde a la necesidad de poder contar con la producción normativa
y jurisprudencial en materia de derechos sexuales y reproductivos existente en la Unión
Europea para que sirva de referente a nuestra región como propuestas de avanzada.

Los países seleccionados para la investigación son los 15 que componen la Unión
Europea: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Grecia, Ho-
landa, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Portugal, Reino Unido y Suecia.

Es necesario señalar que la información que se ofrece es una aproximación inicial


que nos permite una vista panorámica de la legislación en estos países y que como podrá
constatarse no logra profundizar en la producción legal en todos los países consultados.
Esto se debe en primer término a que no existen trabajos compilatorios de esta naturaleza
en materia de derechos sexuales y reproductivos y, en segundo término, a la dificultad
para obtener información pertinente. Se requeriría por tanto de investigaciones llevadas a
cabo en cada país que nos permitieran por ejemplo, completar información sobre legisla-
ción específica de la cual solo contamos con datos referenciales o completar la produc-
ción de jurisprudencia por país y así poder analizar las tendencias.

Con esta salvedad, consideramos valiosa y útil una información que nos permite
comprobar en esta muestra de países llamados desarrollados, el reconocimiento de los
derechos reproductivos y derechos sexuales como eje para el avance de sus sociedades.
Es cierto que también presentan serias limitaciones sobre todo en prácticas sociales arrai-
gadas propias de la cultura patriarcal, como el problema de la violencia contra las muje-
res, pero la diferencia en algunos campos, respecto a nuestra región, es evidente. Pode-
mos mencionar la regulación del aborto que, salvo el caso de Irlanda, en todos los países
está disponible a solicitud, bajo ciertos requisitos o es relativamente libre. Asimismo pode-
mos referirnos a la elección de la anticoncepción y el acceso a los métodos, las cuales
están enmarcadas en políticas de salud pública.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 101


II. Contenidos
Los más importantes cambios legislativos relacionados con los derechos de las
mujeres son fruto de las acciones políticas llevadas a cabo por el feminismo de las déca-
das del 70, 80 hasta la actualidad. Tanto en Europa occidental como en Estados Unidos y
Canadá, las luchas de las mujeres lograron reflejarse en leyes totalmente revulsivas para
el entorno social, como en aquellas que realizaron reformas para reconocer y promocio-
nar el ejercicio de sus derechos.

Así mismo es en aquellas décadas cuando la preocupación por los derechos de las
mujeres logra incorporar el tema a la agenda de los organismos internacionales como
Naciones Unidas que declara la década de la mujer entre 1975 y 1985.

En los cuadros que presentan la legislación de cada país según tema, se puede
observar por ejemplo, la fecha de la ley sobre el aborto en el Reino Unido que data de
1967 (Abortion Act), la misma que fue reforzada en 1975 tras la campaña nacional para el
aborto. La Equal Pay Act de 1970, la Sex Discrimination Act de 1975, la Employment
Protection Act que estableció el permiso pagado durante maternidad para las trabajadoras
protegidas en el tiempo de embarazo; igualmente se dieron leyes para tratar el problema
de la violencia doméstica y posteriormente se instauraría la Comisión para la Igualdad de
Oportunidades.
En Alemania en 1986 se implantó un Ministerio Federal para las Mujeres depen-
diente del Ministerio para la Juventud, la Familia, las Mujeres y la Salud, cuando ya desde
1979 existía una Dirección para Asuntos de la Mujer, disposiciones que se conservaron y
multiplicaron al producirse la reunificación.

El aborto fue, sin duda, uno de los temas difíciles y controversiales al negociarse la
reunificación y aún actualmente es un tema cuyo tratamiento legislativo está en debate.

En Suecia, igualmente, la ley sobre el aborto procede de 1975 y en la misma época


se concedieron leyes de protección para las mujeres embarazadas en el trabajo y se
equiparó la situación de las mujeres y los hombres en el matrimonio y el divorcio. Aún en
un sistema tan reacio como el de Italia las acciones de la Campaña para la liberalización
del aborto produjeron respuestas legislativas innovadoras.
En general todos los países perfilarían más tarde o más temprano políticas de aten-
ción denominadas de Igualdad de Trato, de Igualdad de Oportunidades, de Derecho a la
Salud Reproductiva etc. institucionalizando dicha atención y los logros en la creación de
Ministerios especiales, Institutos de la Mujer, Consejerías y Unidades de atención.

Protección Constitucional y / o legal.-

Es importante evidenciar el tratamiento de la mujer en las constituciones de los


diversos países pues se suelen encontrar particularidades que desvirtúan las apreciacio-
nes preliminares que se puedan establecer desde las regiones en vías de desarrollo fren-
te a los derechos de las mujeres en Europa. Comento a continuación aspectos faltantes de
la protección constitucional revisada.

En la Constitución de Irlanda se reconoce la misma consideración ante la ley a


todos sus ciudadanos, con la salvedad expresa que el Estado puede legislar en función de
las diferencias de capacidad física y moral y de función social.

102 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


La mujer es concebida en su rol de mujer-madre, reconociendo que con su vida

CAPITULO II
dentro del hogar la mujer apoya al Estado en el logro del bien común y aún más declara
que tratará de garantizar que las madres no se vean forzadas a trabajar por necesidades
económicas con descuido de las tareas del hogar. Sabemos claramente que es un modelo
de mujer y subordinación que se trata de preservar, justamente por que la realidad desbor-
da tales planteamientos. La ilegalidad del aborto se funda en el precepto constitucional
que reconoce el derecho a la vida del no nacido. Una de las luchas de las mujeres irlande-
sas, al menos ha sido conseguida, es decir levantar la prohibición y penalización de las
mujeres embarazadas que pretenden abortar trasponiendo fronteras.

Italia, un país eminentemente católico igual que Irlanda, declara en su Constitución


la igualdad de derechos de hombres y mujeres ante la ley, y regula en su legislación el
aborto, la transexualidad, la planificación familiar etc.

Suecia que en su instrumento de gobierno reconoce que el poder público se ejerce-


rá con respeto a la igualdad de todos y aplica el principio de no - discriminación en razón
del sexo en la formulación de las leyes salvo en casos de discriminación positiva.
La Constitución de España de 1978, consagra en su artículo 10 el derecho a la
dignidad de la persona y el principio de igualdad en su artículo 14, siendo el Tribunal
Constitucional el encargado de interpretar los preceptos constitucionales. Un ejemplo de
ello es la importancia que reconoce el Tribunal a la dignidad personal de la mujer como
justificación de despenalización del aborto en un supuesto concreto que es el embarazo
como resultado de violación.(Véase Anexo Nº 1)

La declaración expresa de igualdad sin discriminación por razón de sexo ante la


ley, está contenida en todas las Constituciones o Cartas de Derechos que rigen la vida de
los países de la Unión Europea. La excepción la constituye el caso irlandés.

En este apartado de la sistematización hemos considerado también la situación de


la Convención para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer
(CEDAW) en los países de la Unión Europea y el grado de compromiso asumido por los
países ante la Convención, es decir si es que la ratificaron totalmente, si lo hicieron con
reservas o solamente fue firmada pero no ratificada. Respecto a la ratificación de la CEDAW,
encontramos que de los 15 países de la Unión Europea, 6 la han ratificado totalmente y 9
la han ratificado con reservas.

Igualdad de derechos en el matrimonio, herencia, propiedad y divorcio, las afir-


maciones de cada país que aparecen en la sistematización de la legislación, proceden de
la información levantada por el International Planned Parenthood Federation (IPPF) en la
Carta de Derechos Reproductivos 2000. Los datos específicos sólo han podido ser con-
trastados en el caso de España, Reino Unido y Portugal, sin embargo, todos los datos de
legislación sobre aborto fueron contrastados con el mapa de políticas y servicios en salud
reproductiva en el mundo.

La discriminación laboral a mujeres embarazadas.-


Este tema que se aborda ampliamente en el ámbito del derecho comunitario, nos
muestra que solamente algunos temas relacionados a derechos sexuales y reproductivos
son tratados y preparados para el litigio. Las publicaciones oficiales de la Unión Europea
nos ofrecen una lectura de los derechos de la mujer específicamente desde la reivindica-
ción de derechos laborales relacionados a prestaciones, maternidad, despidos, etc. Para

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 103


el caso de España se ubicaron sentencias correspondientes a las primeras instancias del
sistema judicial, y muy pocas que llegaron al Tribunal Supremo.

Aborto o Interrupción voluntaria del embarazo.-

El panorama que ofrece la Europa occidental nos muestra que la mayoría de países
cuenta con legislación reguladora, sin embargo sabemos de las grandes distancias entre
la aplicación de la ley como mecanismo formal y la fuerza de las prácticas sociales infor-
males que no requieren necesariamente un sistema jurídico para perpetuarse.
Así, tenemos que solamente en el caso de Irlanda el aborto es totalmente ilegal y
solamente permitido para salvar la vida de la madre. Ya hemos señalado que las mujeres
irlandesas han logrado que se incluya en la última enmienda antiaborto, la despenalización
de la realización de abortos fuera del país, generalmente el Reino Unido, proporcionándose
información adecuada desde 1995.

Bélgica permite el aborto sólo en caso de riesgo de vida de la mujer, sin embargo
las mujeres tienen la opción cercana de Francia.

En los casos del Reino Unido y Finlandia el aborto está liberalizado argumentando
razones sociales o económicas para llevarlo a cabo. Sin embargo, no es tan libre ni está
tan disponible como se podría deducir. En un estudio realizado por la Asociación Británica
a favor de la Reforma de la ley del aborto en 1997 sobre 108 autoridades sanitarias de
Inglaterra y Gales, evidenció que mientras algunas financiaban todos los casos de aborto,
otras cubrían solo el 40% y tratándose de los médicos de familia o cabecera, éstos remi-
tían los casos al sector privado o negaban el tratamiento gratuito a las mujeres que según
su opinión tenían medios para costearlos.
Alemania aprobó en 1995 la ley federal sobre el aborto que exige que todas las
mujeres que se quieran someter a un procedimiento de interrupción voluntaria del emba-
razo, pasen previamente por un servicio de asesoría que en la práctica las somete a un
interrogatorio sobre sus razones para decidir, después de lo cual tendrán que obtener un
certificado para obtener la autorización. De los 1,685 centros que ofrecen asesoramiento
y expiden el certificado, 264 dependen de organizaciones de beneficencia católicas.

En España y Portugal el aborto está regulado legalmente y está restringido a casos


de riesgo de vida de la madre, violación, deficiencia del feto o riesgos para la salud física
o psíquica.

Para el caso de España hay regulación incluso para los centros de salud que brin-
dan el servicio y la argumentación más utilizada es el riesgo para la salud psíquica. Salvo
las grandes ciudades como Madrid o Barcelona, las mujeres siguen trasladándose a otras
Comunidades Autónomas para someterse al procedimiento, por evitar la sanción social de
su entorno, encontrar servicios adecuados y / o profesionales médicos que no aleguen
objeción de conciencia. Las organizaciones católicas antiabortistas, sin llegar a tener la
fuerza de las de Estados Unidos, han llegado a plantear acción de inconstitucionalidad de
la autorización de funcionamiento de los centros sanitarios, recurso que fuera desestima-
do por el Tribunal Constitucional. Cabe anotar que antes de la guerra civil del 36 ya la
Generalitat de Cataluña había legalizado el aborto aportando requisitos flexibles para su
acceso, esto hasta la llegada del régimen franquista1 . En 1985 y ante la incorporación en
el Código Penal Español del artículo 417bis que regula las figuras de aborto despenalizado,
se interpuso una acción de inconstitucionalidad que tuvo como respuesta la Sentencia del
Tribunal Constitucional 53/1985 de 11 de abril, que exige la comprobación del supuesto
104 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC
de hecho en los casos de aborto terapéutico y eugenésico, así como que el aborto se

CAPITULO II
realice en centros sanitarios públicos o privados autorizados al efecto. La sentencia re-
cuerda el deber del Estado de garantizar que la realización del aborto se llevará a cabo
dentro de los límites previstos por el legislador y en las condiciones médicas adecuadas
para la salvaguarda del derecho a la vida y a la salud de la mujer. (Véase Anexo Nº 1)

En los demás países de la Unión Europea y aún en los de Europa en general es


posible someterse al procedimiento de aborto realizando una petición fundada en requisi-
tos determinados por la legislación nacional.

En Europa tanto como en Estados Unidos y Canadá está abierto el debate sobre la
importancia de elegir el método para abortar, dado que sólo se cuenta con la información
sesgada y parcial del sector médico que recomienda y aplica técnicas de intervención
quirúrgicas, cuando desde hace dos décadas es posible provocar el aborto por medios no
quirúrgicos.
En Inglaterra, España e incluso Francia la píldora RU481 (píldora del día siguiente)
está a la venta en farmacias o centros sanitarios recibiendo previamente información so-
bre el uso y riesgos. En Inglaterra y Francia hay una fuerte tensión generada por la inten-
ción de brindar en las escuelas información sobre el uso de la píldora. Se pretende
desmarcar el uso de esta píldora abortiva de los métodos de anticoncepción, no habiéndo-
se establecido aún la verdadera acción de la misma.

En el Reino Unido2 , un centenar de mujeres han pasado más de diez años sola-
mente intentando preparar un caso de demanda por daños y perjuicios contra los fabrican-
tes del llamado T de cobre o Graviguard, sin embargo no han logrado que el Comité de
Asistencia Legal Gratuita se haga cargo de los altos costes del proceso en todas sus
fases. Al igual que estas mujeres, otras afectadas de Australia, Nueva Zelanda y Canadá
esperan el fallo definitivo de sus procesos.

La falta de información veraz e imparcial tiene que ver con el control sobre el cuerpo
de las mujeres y los beneficios que ello supone, no solamente desde una perspectiva de
perpetuación de las estructuras de poder, sino desde las grandes ganancias obtenidas a
través de la elaboración y comercialización de métodos anticonceptivos, procedimientos
invasivos de nuestros cuerpos, investigaciones parcializadas de fertilidad, comercialización
de las placentas y fetos como proveedores del mundo de la cosmética, todo ello amparado
en el discurso médico-científico claramente androcéntrico.
Aún cuando encontramos legislación sobre aborto en todos los países estipulando mayo-
res o menores restricciones, no sucede lo mismo con jurisprudencia pertinente salvo en
algunos casos.

La orientación (preferencia) sexual.-

En materia de reconocimiento del derecho de las personas a no ser discriminadas


por su preferencia sexual, en este caso el reconocimiento legal de la convivencia (parejas
de hecho), se muestra como una fuerte tendencia en los últimos 10 años en Europa.
Dinamarca cuenta con la regulación más antigua que data de 1989 y se puede
observar en las leyes sobre la materia que, en general, regulan la vida en pareja conce-
diendo efectos jurídicos similares a los del matrimonio tanto a parejas heterosexuales
como a parejas homosexuales. Así, inscribirse en el registro correspondiente permite ac-
ceder a derechos de herencia, pensiones por viudez, pago de impuestos, asistencia sani-

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 105


taria etc.

En algunas comunidades autonómicas de España la regulación legal de las parejas


de hecho se está dando paulatinamente como lo muestran los casos de Cataluña, Nava-
rra, País Vasco con las limitaciones para adopción, tutela o custodia y debatiéndose ac-
tualmente a nivel la propuesta de ley a nivel nacional.

Salvo el caso de Holanda que permite la adopción con limitaciones, en los demás
casos se prohíbe expresamente la adopción, la tutela y la custodia ya sea conjunta o
separadamente como lo muestra el caso de Suecia.
Para el caso de la transexualidad el tratamiento jurídico otorgado contempla en la
mayoría de las legislaciones la aceptación de la situación, protección de la seguridad
social para la operación de cambio de sexo (Reino Unido) y en todas el derecho a cambiar
el nombre en acta original, pero a modo de anotación posterior, no aceptándose rectifica-
ciones.

En Holanda la ley permite a los transexuales operados contraer matrimonio y adop-


tar, en otros países operan las mismas restricciones que para las parejas de hecho del
mismo sexo.

En España a pesar de no existir legislación nacional, ha habido algunos matrimo-


nios permitidos por la ley de algunas comunidades autónomas, pero que aún se encuen-
tra en debate por el parlamento nacional.
La tendencia del sistema social pretende reforzar la heterosexualidad como norma,
antes que la aceptación de las preferencias sexuales, sino no se entiende una regulación
legal que no se atreva a conceder la posibilidad de contraer matrimonio a personas del
mismo sexo.

La Reproducción Asistida.- La reproducción humana asistida está referida a los


procedimientos médicos cuya finalidad es intervenir directamente en el proceso de pro-
creación cuando se presentan casos de esterilidad o infertilidad. Citaremos las técnicas
de manera general:

a) Inseminación artificial con fecundación interna denominada homóloga si se hace con


semen del compañero de la mujer o heteróloga si se hace con semen de donante. Se
practica por vía intravaginal, intrauterina, intracervical, intratubárica o intrafalopiana.
b) Transferencia intratubárica de gametos por vía transabdominal conocido por GIFT,
referida a la transferencia de ovocitos y espermatozoides seguida de fecundación in-
terna.
c) Fecundación externa In vitro (FIV)
Mª Luisa Vega3 agrupa los distintos países europeos según el tipo de regulación
legal existente en materia de reproducción asistida:

1) Países con legislación específica vigente sobre las técnicas de reproducción asistida y
/ o experimentación embrionaria: Suecia, Dinamarca, Noruega, España, Inglaterra y
Alemania.
2) Países que cuentan con propuestas de legislación sobre el tema pendientes de ser
debatidas en el Parlamento: Francia, Portugal, Italia, Austria y Bélgica.
3) Países que cuentan con medidas legales (Decreto ley o normativas) que reglamentan
aspectos generales de las técnicas de reproducción asistida (inseminación artificial)

106 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


de tipo administrativo, dirigido a los profesionales: Portugal, Bulgaria, Austria, Francia,

CAPITULO II
Holanda.
4) La mayoría de países europeos incluyen enmiendas en el Código Civil reconociendo la
paternidad legal del varón que consintió la inseminación de su pareja con semen de
donante. Solamente en el caso de la ley sueca la medida legal permite al niño(a)
concebido mediante inseminación artificial por donante, a conocer a su padre biológi-
co.
5) Países sin legislación vigente sobre las técnicas de reproducción asistida, se rigen por
recomendaciones de tipo médico-ético emitidas por asociaciones de profesionales
médicos: Irlanda y Suiza.
6) En algunos países existen instituciones multidisciplinares que desempeñan un papel
importante en la regulación de aspectos ético-legales de la procreación humana asis-
tida: En Dinamarca el Consejo Nacional Ético Danés y en Francia, el Comité Nacional
de Ética francés.

Sostiene la referida autora que “De esta visión global de la regulación de la Repro-
ducción Asistida Humana en el ámbito europeo podemos deducir que existe falta de uni-
formidad en materia legislativa, salvo en lo concerniente al reconocimiento de la paterni-
dad legal del varón que consintió la inseminación artificial por donante de su mujer”4.

Las técnicas de reproducción humana asistida afectan principal y directamente a


las mujeres y tal como señala Hilaire Barnett5 los problemas radican en la conceptualiza-
ción de la infertilidad femenina como una enfermedad para la cual los tratamientos están
cada vez más disponibles y la directa relación con el rol apropiado (¿rol maternal?) que
deben cumplir las mujeres en la sociedad. Refiriéndose concretamente al Reino Unido,
Barnett señala que mientras las técnicas continúan siendo desarrolladas y la demanda
para el alivio de la infertilidad continúa creciendo, el número de tratamientos potencial-
mente exitosos es pobre, aún cuando implican ciclos de larga duración con técnicas su-
mamente invasivas y frecuentemente dolorosas.
En la misma línea de crítica feminista Greer sostiene que “Los principios máximos
del evangelio de la maternidad artificial son, primero, que es preciso gestionar la fecundi-
dad femenina y, segundo, que no se puede confiar su gestión a las mujeres. Es necesario
que la clase médica se haga cargo de gestionar la fecundidad femenina, que pasa a ser
un problema médico”6 .

Los temas que plantean severas dificultades desde una perspectiva feminista están
relacionados con la concepción de las mujeres en la sociedad patriarcal, el cada vez más
endiosado discurso médico científico y la apropiación de los cuerpos de las mujeres me-
diante el control de la reproducción y la sexualidad en todos sus aspectos.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 107


Bibliografía:

1. BARNETT, Hilaire, Introduction to Feminist Jurisprudence, Cavendish publishing Limited, Londres, 1998
2. Código Civil, Ed. Aranzadi, ed.1999, Navarra
3. Código Penal y Leyes penales Especiales, Ed. Aranzadi, ed.1999, Navarra
4. Comisión Europea, Manual sobre Igualdad de Trato entre Hombres y Mujeres de la Unión Europea, Ed. Oficina
de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas, 2ªedición, Bélgica, 1999
5. Instituto de la Mujer y Fundación Solidaridad Democrática, La prostitución de las Mujeres, Ed. Instituto de la
Mujer, Bilbao, 1988
6. OLLERO, Andrés, Discriminación por Razón de Sexo. Valores, Principios y Normas en la Jurisprudencia Cons-
titucional Española, Ed.Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, Madrid, 1999
7. RODRÍGUEZ RAMOS, Luis, ALVAREZ GARCÍA, Francisco y GÓMEZ PAVÓN, Pilar, La Justicia ante la Liber-
tad Sexual de las Mujeres, Ed. Instituto de la Mujer, Madrid, 1988
8. RUBIO LLORENTE, Francisco y DARANAS PELÁEZ, Mariano, Constituciones de los Estados de la Unión
Europea, Ed. Ariel, 1ª ed, Barcelona, 1997
9. PUYOL MONTERO, Francisco y DE LORENZO SERRANO, María, La Mujer en la Jurisprudencia del Tribunal
Constitucional (1981- 1988),Tomo I, Primera Edición, Madrid, 1993
10. Leyes Administrativas, Ed. Aranzadi, ed. 1999, Navarra ( Conteniendo la Constitución Política de España de
1978)
11. GREER, Germaine, La Mujer Completa, Barcelona, Ed. Kairós 2000
12. NASH, Mary, “Maternidad, maternología y reforma eugénica en España, 1900-1939”. Georges Duby, Michelle
Perrot. Historia de las Mujeres en Occidente. Madrid, Vol.5. 1993.
13. VEGA GUTIÉRREZ, Mª Luisa, VEGA GUTIÉRREZ, Javier y MARTÍNEZ BAZA, Pelegrín, Reproducción Asis-
tida en la Comunidad Europea. Legislación y aspectos Bioéticos, Secretariado de Publicaciones, Universidad
de Valladolid, 1993.

Sitios web consultados:


♦ http://www.jurisweb.com
♦ International Planned Parenthood Federation: http://www.ippf.org/
♦ WIDE, mujeres en el desarrollo de Europa: www.eurosur.org/wide/port
♦ Derechos Humanos de la Mujer: www.derechos.org/ddhh/mujer/
♦ Coordinación de Mujeres en Red (España): www.nodo50.org/mujeresred/
♦ THEMIS Asociación de Mujeres Juristas: http://www.themis.matriz.net
♦ Fundación Mujeres: http://www.federacionjuristas.org
♦ Instituto de la Mujer de España: www.mtas.es/mujer
♦ www.nikk.uio.no/english-index-htlm
♦ Women, INK, books. Language Editions: www.womenINKbooks/
♦ WHRNET Women’s human rigts net: http://www.whrnet.org
♦ Coordinadora Española para el Lobby Europeo de Mujeres:http://www.celem.org/lobby/

NOTAS

1 Nash, Mary, “Maternidad, maternología y reforma eugénica en España, 1900-1939”. Georges Duby, Michelle
Perrot. Historia de las Mujeres en Occidente. Madrid, Vol.5. 1993, pág. 703 y ss.
2 Germaine Greer: La Mujer Completa, Ed. Kairós, 2000, p. 147
3 MªLuisa Vega Gutiérrez, Javier Vega Gutiérrez y Pelegrín Martínez Baza: Reproducción Asistida en la Comuni-
dad Europea. Legislación y aspectos bioéticos. Valladolid 1993. pág. 129 y ss.
4 Ob. Cit., p. 199.
5 Hilaire Barnett: Introduction to Feminist Jurisprudence, Cavendish publishing Limited, londres, 1998, pág. 227
6 Ob.cit,Greer, pág. 120

108 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


AVANCES Y RETROCESOS EN LAS

CAPITULO II
LEGISLACIONES LATINOAMERICANAS
Luis Gauthier, Coordinador del Movimiento Unificado de Minorías Sexuales, Chile.
Falleció el día 21 de octubre del 2000, en la ciudad de Nueva York.

Asamblea Legislativa del Distrito Federal, México 12 de mayo de 1999

LOS NUEVOS ESCENARIOS Y DESAFÍOS QUE


RECORREN EL CONTINENTE.
Nuevos y complejos procesos sociales y políticos se viven en América Latina. Las
democracias se consolidan y la ciudadanía se organiza para exigir participación, en la
vida cotidiana y en la vida política. Un proceso difícil pero alentador.

Se vive un escenario de globalización: en lo económico, las comunicaciones y otros


aspectos de nuestras culturas y sociedades. Una realidad contradictoria, no necesaria-
mente beneficiosa para nuestros pueblos.
Se observa el resurgimiento de fundamentalismos religiosos y nacionalistas, princi-
pales obstáculos al trabajo por la diversidad en nuestras sociedades. Muchos de ellos con
enormes recursos financieros desde el norte o en los propios países.

Al mismo tiempo, crecientes cambios jurídicos y legales, favorecen a la población


de gays, lesbianas, bisexuales y Transgénero, GLBT. En casi todos los países de la re-
gión, se ha logrado despenalizar las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo.
Ello en medio de un fuerte debate ideológico y disputas políticas con gobiernos y movi-
mientos integristas. Muchas veces aparejado con hostigamiento policial y represión hacia
nuestras poblaciones. En países como Brasil y México donde se ha podido documentar
crímenes por homofobia, los procesos de esclarecimiento legal y los compromisos de las
autoridades por terminarlos cuanto antes, no se observan. Una realidad compleja, pues
nada es lineal.

Emerge y se hace más fuerte una nueva cultura de la diversidad en el reconoci-


miento de los Derechos Humanos, con el impulso de los movimientos feministas, del VIH/
SIDA, ecológicos, étnicos, de la población de GLBT y otros. Tienen en común su lucha por
el respeto de todas y todos. Un espacio para el desarrollo y el fortalecimiento de una
sociedad civil que empieza a ejercer sus derechos en distintos campos. En éstos se ob-
serva la emergencia y el desarrollo de nuevos pensamientos y reflexiones sobre el género
y la diversidad sexual, entre otros.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 109


La epidemia del VIH/SIDA sigue afectando ampliamente a la población GLBT. Así
mismo se debe constatar el aumento de casos VIH en mujeres, cada vez más jóvenes y de
sectores populares.

avances legislativos
Los parlamentos en los diferentes países latinoamericanos, fruto de la voluntad
popular, del trabajo y cabildeo de las organizaciones de la sociedad civil, de algún modo
van reflejando estos nuevos procesos sociales y políticos. Se generan consensos para
construir legislaciones que efectivamente enfrenten la violencia intrafamiliar, se proteja a
la infancia, los/as discapacitados/as, las minorías sexuales, etc. Hace no mucho en mi
país se logra modificar el Código Penal del siglo XIX, que entre cosas categorizaba jurídi-
camente a los/as niños/as de primera o de segunda; castigaba solo a la mujer en determi-
nados delitos sexuales, por el sólo hecho de ser mujer y, penalizaba el comportamiento
homosexual con tres años de cárcel, aunque fuera entre adultos, en privado y en forma
consentida.
Es decir, se va configurando un cuadro jurídico y político en el cual es posible
reconocer los esfuerzos de los legisladores por actualizarse y reivindicar los Derechos
Humanos como principios fundamentales de la convivencia democrática. Años en los cua-
les también se observa la ratificación de los tratados internacionales sobre Derechos Hu-
manos en muchos parlamentos latinoamericanos.

Pero sabemos que no es suficiente. Que dichos esfuerzos deben ser acompañados
y reforzados con una amplia difusión por los medios de comunicación y la creación de
instancias y servicios concretos en donde los y las ciudadanos/as puedan ejercer sus
derechos. Iniciativas que deben persistir en el tiempo, pues de no ocurrir así, muchos de
estos esfuerzos legales, quedan en letra muerta, a pesar del avance que signifique la
nueva legislación.

Así mismo y como dijera anteriormente, se debe reconocer que dichos avances no
son lineales. La cultura conservadora instalada, los movimientos integristas de derecha y
las propias contradicciones de la sociedad civil organizada, donde muchas veces no nos
ponemos de acuerdo por diversas razones, son importantes obstáculos para la concre-
ción de estos esfuerzos. No son pocas las veces en que criterios estrechos y vanguardistas
o simplemente el deseo de figuración, nos confrontan entre nosotros y nos alejan de los
problemas reales de las personas. De ello, sólo surge el desánimo y la frustración.
De allí entonces que sea necesario abordar criteriosamente muchos de estos pro-
cesos, para no caer estrepitosamente luego de algunos avances. Lo ocurrido en Nicara-
gua a comienzos de los años 90 con la reimplantación de la criminalización del comporta-
miento homosexual, es clarificador. Desafortunadamente no es el único ejemplo.

ASPECTOS LEGALES Y JURÍDICOS


Lo que ha ocurrido en los parlamentos con relación a las Minorías Sexuales duran-
te esta década, es elocuente. Progresivamente se consolidan leyes y principios jurídicos
que reconocen la diversidad sexual. Explícitamente está reconocido el derecho a la no-
discriminación por razones de orientación sexual en países tan diferentes como Brasil y
Ecuador. En Argentina disposiciones legales permiten el apoyo mutuo a parejas del mismo
sexo, en aspectos tales como la salud y la jubilación. En Chile, ya lo decía anteriormente,
se despenaliza la sodomía, como parte de un amplio proceso de modificación del código

110 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


penal. Es decir, progresivamente se va creando un clima en donde la diversidad sexual

CAPITULO II
pasa a ser parte constitutiva de la sociedad y no de personas que merecen algún castigo
o exclusión.

Muchas veces se trata de avances imperceptibles en el tiempo, fruto del trabajo


persistente de personas anónimas y/o de organizaciones en otras, por el reconocimiento
de la diversidad sexual. Un ejemplo de estos esfuerzos cooperativos, fue lo ocurrido con
relación a la II Cumbre de las Américas realizada en Santiago de Chile en Abril del 1998.
Por una parte se demostró que el desarrollo de los movimientos sociales en el continente
no está aún en condiciones de resolver la principal contradicción entre los grandes intere-
ses de las transnacionales y los pueblos de la región. Y por la otra, por primera vez, se
observó una cumbre alternativa: la Cumbre de los Pueblos. A esta asistieron más de 500
representantes de grupos y organizaciones de nuestro continente. El debate mostró nue-
vamente las contradicciones y grietas existentes entre distintos modelos y estrategias que
buscan resolver algunos de los problemas fundamentales como la desigualdad social, la
discriminación y los efectos de un sistema económico cada vez más voraz.

En ésta, las organizaciones de gays, lesbianas, bisexuales y transgénero, fuimos


capaces de promover una discusión seria respecto de nuestras propias demandas. Ello
con la contribución de más de 100 organizaciones de América Latina y los Estados Uni-
dos, en particular las mexicanas. Ideas acordadas por las organizaciones y que fueron
llevadas a la Cumbre.
Esta demostró que es posible reunir a cientos de representantes de diversas orga-
nizaciones y de distintos sectores sociales de las Américas. Un espacio de colaboración y
de trabajo asociativo que permitió desarrollar actividades de visibilidad gay-lésbicas en
todo el continente. Un espacio propio de la diversidad con posiciones ambientalistas -
anticolonialistas, anti-neoliberalistas - anti-discriminatorias, por lo tanto un escenario en el
cual las diferentes visiones y organizaciones se vieron fortalecidas e insertas en una diná-
mica más amplia que permitió generar efectos multiplicadores en nuestros propios países.

Desde su fundación la ILGA ha sostenido una serie de principios jurídicos y legales,


que consideramos de plena vigencia y que constituyen su norte. Elementos que necesita-
mos difundir más y coordinar en acciones concretas con otras personas, organizaciones y
movimientos sociales, internacionales y nacionales, como los aquí presentes:

Plena igualdad ante la ley, respeto a la libre orientación sexual y el reconoci-


miento de los Derechos Sexuales de todas las personas. Exigimos el fin de la repre-
sión y las condenas criminales e ilegales contra las lesbianas, gays, bisexuales y
Transgénero. Exigimos leyes que prohiban la discriminación sin ningún tipo de exclusio-
nes. Esperamos la protección del Estadoa los derechos de igualdad, para todas las perso-
nas y ciudadanos(as), independientemente de la orientación sexual, y su inclusión en
todas las leyes nacionales y en todos los nuevos y futuros tratados internacionales de
Derechos Humanos.
Acceso a todos los derechos ciudadanos por igual, como es el reconocimiento
social y legal de la pareja lésbica, gay, bisexual y transgénero con la creación de un
contrato de unión civil que regule el derecho de sus miembros, el derecho a sucesión
hereditaria, el acceso a la salud, la seguridad social, la vivienda, el trabajo, la privacidad y
la honra, entre otros. En este sentido, exigimos a los gobiernos la puesta en marcha de
políticas y programas que combatan la homofobia y la discriminación institucional y social,
especialmente la discriminación laboral que afecta a la población travestí y Transgénero;

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 111


y a los parlamentos, el dictar normas en tal sentido.

Educación e información libre de prejuicios sobre la orientación sexual y el


género, así como un trato digno en los medios de comunicación, requisitos funda-
mentales para el ejercicio de las libertades individuales.

Reconocimiento por parte de las autoridades públicas, de los Gobiernos y de


los Parlamentos a la diversidad, y dentro de ella la diversidad sexual, promoviendo
reformas en la Constitución y las Leyes, haciéndolas respetuosas de la dignidad humana.
Programas de prevención, atención y apoyo para la población GLBT, con los
auspicios de los Programas Nacionales de SIDA y la contribución de los países desarrolla-
dos y las Agencias Financiadoras bilaterales y multinacionales.

Tras estas ambiciosas metas estamos resueltos a transitar y persistir. Para lograrlo,
no basta con que existan líderes, hombres o mujeres valientes, capaces y decididos/as.
No es suficiente la existencia de una diputada o de muchos diputados. Es necesario la
existencia de organizaciones, en particular de las minorías sexuales con capacidad de
acción y liderazgo: institucionalmente fuertes, diversas, capacitadas, dotadas de
metodologías y técnicas que viabilizen sus ideas, que ofrezcan reales servicios de acuer-
do a las necesidades de la población, con capacidad y experiencia en el cabildeo, en la
elaboración de propuestas legales como las antes mencionadas. Dispuestas a trabajar en
complicidades y alianzas con sentido estratégico, con otras organizaciones de la socie-
dad civil y con muchas personas que cumplen funciones en el Estado. Capaces de dete-
nerse y analizar los puntos de avances así como los errores e insuficiencias.

Tenemos el desafío de persistir en estas propuestas. Que son del colectivo que
estamos construyendo. En la necesidad de creer que los sueños son posibles. A pesar de
las distancias. A pesar del neoliberalismo, a pesar de los pesares, debemos persistir en
este esfuerzo. Porque no tenemos nada, lo queremos hacer todo. Creemos que los sue-
ños son posibles. De que hombres y mujeres podemos ser iguales y solidarios/as. Sin
distinción de genero, clases, razas, orientación sexual. De que los tiempos por construir
una sociedad más justa, son posibles. Sobre esto, permítanme Uds., no estoy dispuesto a
transigir. Por ahora, sólo nos queda seguir transitando siendo lo que somos, comprometi-
dos con la vida y el respeto a todas y a todos, junto a nuestros seres queridos. En esta
tarea todas las personas tienen un lugar. Queremos, necesitamos reanimarlos/as y reani-
marnos para sacar fuerzas de flaquezas y persistir en los cambios que se necesitan.
Hagamos que ese día llegue más temprano que tarde en esta América que nos pertenece.

112 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


RESUMEN DEL AÑO 2001 EN AMERICA

CAPITULO II
LATINA Y EL CARIBE
Alejandra Sardá.
International Gay and Lesbian Human Rigths Commission IGLHRC- Oficina en Buenos Aires
Sánchez de Bustamante 515 - 11 "B" - C1173ABI - Buenos Aires, Argentina
Teléfono y fax: (54 11) 48 67 08 51
Email: alejandra@iglhrc.org

1. Derechos de las parejas y familias LGBT


Buenos Aires, Argentina: La empresa Ae- La Paz, Bolivia: La Comunidad Gay Lésbica
rolíneas Argentinas extiende los beneficios Bisexual Equidad de la Ciudad de El Alto,
de obtención de pasajes gratuitos para las/ el Movimiento Gay Lésbico Bisexual Nueva
os convivientes del mismo sexo que sean Generación, la Asociación de Travestíes de
empleadas/os (enero). La Paz, la Fundación +VIDA y la Asocia-
ción de Trabajadoras sexuales de La Paz y
Provincia de Buenos Aires, Argentina: Se El Alto participan de la consulta guberna-
aprueba la Ley 12.569 de Violencia Familiar mental para presentar propuestas de refor-
que al ser neutra su formulación en cuanto al ma a la Constitución nacional. Una de ellas
género permite el acceso de las parejas del es el reconocimiento de las uniones de he-
mismo sexo a los programas de protección a cho entre personas del mismo sexo. (junio).
las víctimas y al proceso de denuncia penal
(enero). Bogotá, Colombia: Por 5 votos contra 4,
un tribunal niega que una obra social tenga
México DF, México: Con un multitudinario acto la obligación de afiliar a la pareja de una
público, se presenta el proyecto de Socieda- persona homosexual (julio)
des de Convivencia que otorga derechos con-
yugales a agrupaciones de personas con el Bogotá, Colombia: Tras haberse reunido
único requisito de ser mayores de edad y sol- con 25 organizaciones lésbico-gays del
teras - incluyendo parejas del mismo sexo. El país, la senadora Piedad Córdoba presen-
proyecto, pionero en su forma en América La- ta un proyecto de unión civil para parejas
tina, está aún debatiéndose en la Asamblea del mismo sexo. El proyecto ha sido apro-
(febrero) bado por un comité del Senado y se encuen-
tra en trámite legislativo. (julio)
Brasilia, Brasil: Vuelve a presentarse el
proyecto de Parceria Civil Registrada ante Buenos Aires, Argentina: Se reactiva el
el Parlamento Nacional, donde aún conti- trámite legislativo del proyecto de Ley Na-
núa en estudio (mayo). cional de Unión Civil para parejas del mis-
mo sexo, que aún continúa en estudio en el
Congreso Nacional (julio)
Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 113
Buenos Aires, Argentina: Se presenta un abiertamente gay (Jarbas Santarelli Porto y
proyecto de Ley para la Modificación del Sis- Jose Geraldo Dias) (octubre)
tema Integrado de Jubilaciones y Pensio-
nes, para reconocer el derecho a la pen- Pelotas, Rio Grande do Sul, Brasil: La
sión a sobrevivientes de parejas del mismo Cámara Municipal de esa ciudad aprueba
sexo, que aún se encuentra en estudio en una ordenanza que reconoce el derecho de
el Congreso Nacional (agosto) pensión a las compañeras y compañeros
de empleadas/os públicos (diciembre)
Buenos Aires, Argentina: Se presenta un
proyecto de ley de Unión Civil para parejas Recife, Pernambuco, Brasil: La Cámara
del mismo sexo a nivel de la ciudad de Bue- Municipal de esa ciudad aprueba una orde-
nos Aires, que aún se encuentra en estudio nanza que reconoce el derecho de pensión
por la Legislatura correspondiente (agosto). a las compañeras y compañeros de emplea-
das/os públicos (diciembre).
Recife, Pernambuco, Brasil: Por primera
vez un tribunal reconoce el derecho a pen- Río de Janeiro, Brasil: La Asamblea Le-
sión del sobreviviente de una pareja gay gislativa del Estado aprueba una ley que
(agosto). reconoce los derechos de pensión a las
compañeras y compañeros de empleadas/
San Juan, Puerto Rico: 6.018 parejas del os públicos, pero el gobernador -Antony
mismo sexo contestan que forman una familia Garotinho- la veta (diciembre)
durante el Censo de población realizado en el
país el 2000, que por primera vez incluyó en 2. Violencia
su línea de preguntas la convivencia del mis-
mo sexo por cada hogar visitado (agosto)
institucional
Bogotá, Colombia: La Corte Suprema Monterrey, México: Razzia en el New
emite un veredicto en favor del derecho a la Ocean Bar, lésbico, con el saldo de 32 mu-
visita íntima para Alba Nelly Montoya, les- jeres arrestadas y vejadas por la policía. Dos
biana en la cárcel de mujeres de Risaralda, semanas después, se repite el ataque en el
y su compañera, patrocinadas por la abo- Wateke, cantina/bar y en Jardín Cruz Blan-
gada feminista Marta Tamayo. La acción de ca, ambos lugares frecuentados principal-
tutela podría trascender más allá del caso mente por gays y travestis. En ambos ca-
Montoya y dar solución a Marta Alvarez, otra sos hubo maltrato verbal y extorsión por
prisionera lesbiana cuya demanda de visi- parte de la policía (enero). En octubre, las
tas íntimas constituye el primer caso relati- organizaciones de la ciudad presentan ante
vo a la orientación sexual presentado en au- la Legislatura una propuesta de modifica-
diencia ante la Comisión Interamericana de ción al Reglamento de Policía y Buen Go-
Derechos Humanos. (octubre) bierno que elimine los artículos usados
como excusa por la policía para cometer
Buenos Aires, Argentina: Ante la realiza- esos abusos.
ción del Censo Nacional, se aprobó un pro-
yecto de resolución del Congreso Nacional Carabobo, Valencia, Venezuela: El Prefec-
que solicita se entrecrucen datos para sa- to del Municipio es acusado penalmente por
ber en cuántos hogares del país conviven la privación ilegítima de la libertad de Es-
parejas del mismo sexo. Las organizacio- trella de los Angeles Alvarez Vázquez, quien
nes locales instan a las parejas a registrar- preside la Confederación de Transexuales
se como tales en el censo (octubre). de Venezuela y estuvo detenida sin causa
durante seis días hasta que una jueza dio
Santa Luzia, Minas Gerais, Brasil: Por pri- la orden de liberarla. (febrero)
mera vez un juez concede la tenencia de
una niña de 2 años y 8 meses a una pareja Los Santos, Panamá: El gobernador Luis

114 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


Carlos Villalaz, afirma que no permitirá la nal de seguridad de la Universidad de

CAPITULO II
presencia de tunas "gays" en los carnava- Antioquía, hostiga a estudiantes y visitan-
les de Las Tablas, expresando que los ho- tes que son o aparentan (a ojos de los guar-
mosexuales trastocan "la moral y las cos- dias) ser gays, en una escalada de violen-
tumbres del pueblo" (febrero) cia que termina con severas agresiones fí-
sicas al estudiante y activista gay Robinson
San Pedro Sula, Honduras: Las autorida- Sánchez. Gracias a la acción de grupos lo-
des cierran Three Worlds, la única disco gay cales e internacionales, la Universidad ter-
de esa ciudad, multando a sus dueños a mina reuniéndose con los activistas y acor-
quienes les dicen que deben prohibir la en- dando medidas conjuntas para terminar con
trada a homosexuales si quieren que el lo- esa situación (mayo)
cal continúe funcionando. (febrero)
México DF, México: 500 personas protes-
Saltillo, Coahuila, México: Dos lesbianas tan la clausura de la disco bar gay El Taller,
son arrestadas en un bar por "faltas a la mo- por parte de las autoridades (mayo).
ral". Sufren maltrato psicológico, físico y ex-
torsión policial, y asesoradas por activistas Provincia de Buenos Aires, Argentina: Dia-
locales presentan la denuncia ante la comi- na Sacayán, travesti, es arrestada bajo car-
sión estatal de derechos humanos. Es el gos de robo que nunca pudieron probarse y
primer caso de este tipo en Coahuila en que continúa todavía en prisión. Sus compañeras
las víctimas deciden denunciar. (marzo). denuncian que el verdadero motivo del arres-
to fue su oposición a pagar sobornos a la poli-
Veracruz, Veracruz, México: Los alcaldes de cía local (mayo).
Veracruz y Boca del Río lanzan una "cruzada
para la limpieza de la localidad" contra traba- Rio de Janeiro, Río de Janeiro, Brasil: El
jadoras sexuales, gays y travestis, que resulta alcalde César Maia ordena multar a los
en razzia, extorsiones, abusos de toda clase. clientes de las travestis y trabajadoras/es
Los grupos Pirámide (de trabajadores sexua- sexuales de la Avenida Atlántica y también
les) y Claroscuro (de homosexuales y anotar las placas de sus automóviles para
lesbianas responden con movilización y orga- publicarlas en el Boletín Oficial (mayo)
nización, formando el Sindicato Unico de
Sexoservidoras y Sexoservidores Asunción Paraguay: BS, varón, estudian-
Veracruzanos (marzo) te de 22 años, es víctima de una violación
sexual múltiple llevada a cabo por tres poli-
Asunción, Paraguay: Una travesti es apu- cías en una comisaría ubicada en el gran
ñalada por desconocidos en la calle. Un au- Asunción. Se trata de una agresión preme-
tomóvil con tres hombres se acera a ella, ditada ya que, anteriormente, la víctima ha-
uno de ellos baja del auto y la mete dentro bía sido objeto de burla y desprecio a cau-
a empujones, siendo ahí acuchillada. Al sa de su orientación sexual por parte de
cabo de media hora vuelve con la herida de esos mismos policías. La víctima no acude
cuchillo en el pecho y sus compañeras la a centro hospitalario alguno ni denuncia el
llevan hasta Emergencias Médicas. Se in- hecho, por miedo a recibir represalias de
forma del hecho al fiscal del Crimen de tur- sus victimarios (junio)
no, pero no hay denuncia policial (mayo)
Rosario, Santa Fe, Argentina: La policía
Buenos Aires, Argentina: La policía reali- clausura los bares Mamanodansa (gay) y
za una razzia en el restaurante gay Tacla El Refugio (lésbico) (junio)
en el que son detenidas y vejadas 40 per-
sonas. Organizaciones locales presentan Kingston, Jamaica: La BBC apoya a Radio
una denuncia penal (mayo). 1, una emisora local, en su decisión de seguir
haciendo sonar un hit musical que aboga por
Medellín, Antioquía, Colombia: El perso- "cazar a la gente gay y quemarla viva", argu-

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 115


mentando que "la canción es demasiado po- travesti, es torturada por la policía de la ciu-
pular en la isla como para ignorarla" (agosto) dad tras ser arrestada y presenta una de-
manda penal (noviembre).
Tijuana, Baja California, México: Las
travestis de la ciudad, junto con el Centro San Pedro Sula, Honduras: Una pareja
Binacional por los Derechos Humanos, lla- formada por una mujer transgénero y un po-
man a conferencia de prensa para denun- licía es hostigada por la policía local. A ella
ciar abusos y extorsiones contra ellas por la encarcelan, la amenazan y la golpean; a
parte de la policía local (agosto) él, primero lo suspenden y luego lo despi-
den. Pese a que la mujer presenta la de-
Aguascalientes, Aguascalientes, Mèxico: nuncia ante los organismos gubernamen-
Cristian Reyes, Guadalupe Dorantes Valera, tales de derechos humanos, tiene que aban-
Carlos Ibarra Gutiérrez y Norma Sánchez donar la ciudad -y a su compañero- para
López son detenidas con lujo de violencia y que cese la persecución (noviembre).
lesionadas por elementos de Seguridad
Pública Municipal, por su presunta comisión Asunción, Paraguay: AM, de 38 años, es víc-
de los delitos de prostitución y resistencia tima de agresión y vandalismo en su casa. Los
de particulares (septiembre). tres agresores, vecinos de la víctima, le hosti-
gan continuamente con insultos groseros alu-
Mérida, Yucatán, México: El bailarín y ac- sivos a su orientación homosexual, también le
tivista gay César Salazar Góngora es se- amenazan con violarlo. En una ocasión, rom-
cuestrado por tres hombres jóvenes que lo pen la puerta del baño común de la pensión
violan, lo golpean contra una piedra y le en la que vive cuando se está duchando; en
cortan la oreja con una navaja. Salazar ese salió corriendo a pedir auxilio, ya que tam-
denunció el hecho ante las autoridades lo- bién es amenazado de muerte. En otra oca-
cales. Es sometido a exámenes médicos. sión, vomitan en su puerta. La víctima va a la
En los días que siguen, recibe llamadas te- comisaría y el agente de turno no quiere to-
lefónicas en las que lo amenazan de muer- mar la denuncia por considerar que no es re-
te por haber denunciado el delito. La inves- levante, convenciendo a la víctima de que
tigación sufre demoras y en este momento guarde silencio sobre lo ocurrido (s/fecha).
se encuentra paralizada. Salazar Góngora
emigra a la ciudad de México (septiembre).
También Emilio Boñigas es agredido por dos
3. Participación
sujetos en la misma ciudad (octubre). Y dos política
jóvenes son detenidos y encarcelados en
Motul, Yucatán, por mantener relaciones Buenos Aires, Argentina: Lohana Berkins,
sexuales en un predio (octubre) travesti, integra la lista sindical de la Aso-
ciación Trabajadores del Estado (mayo)
Provincia de Buenos Aires, Argentina: Se
presenta un proyecto de ley para modificar Santiago, Chile: Carlos Sánchez, activista
los artículos del Código de Faltas de la pro- gay, es candidato a diputado del Comité de
vincia que permiten detener a trabajadoras/ Izquierda por la Diversidad Sexual en acuer-
es del sexo y travestis (octubre) do con el Partido Comunista (mayo).

Tegucigalpa, Honduras: El Juzgado de México DF: La activista lesbiana Claudia


Policía anuncia que iniciará operativos de Hinojosa es una de las finalistas en la elec-
captura a travestis y homosexuales, argu- ción del/la titular de la Comisión de Dere-
mentando que presentan un mal social para chos Humanos del Distrito Federal (julio)
los menores de edad, y un daño para los Rosario, Argentina: Tamara Ortega,
turistas que visitan el país (octubre) travesti, es candidata a concejal por el Par-
Buenos Aires, Argentina: F.A. Rodríguez, tido Justicialista (octubre).

116 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


Buenos Aires, Argentina: Lohana Berkins, cutadas por odio homofóbico, entre 1995 y

CAPITULO II
travesti, es candidata a legisladora de la ciu- 2000. Entre las acciones realizadas por el
dad por Izquierda Unida (octubre). equipo de la Comisión se llevó a cabo la
Campaña de Prevención del Delito dirigida
Colombia: Más de 40 activistas lesbianas a la población gay del D.F., en colabora-
y gays participan en la Comisión Nacional ción con la Procuraduría General de Justi-
de Gays y Lesbianas de proyecto Planeta cia del DF (PGJDF), en la que distribuye-
Paz, que lucha contra la guerra en ese país ron 2 mil carteles y 10 mil folletos en cen-
y reúne a diversos movimientos sociales. tros de reunión de la comunidad homo-
sexual y en los ministerios públicos de la
4. Derecho a la vida Ciudad de México (junio).

Sao Paulo, Brasil: Dos cabezas rapadas 5. Migrantes


que asesinaron a Edson Neris da Silva en
febrero de 2000 son condenados a 21 años Buenos Aires, Argentina: el Ministerio del
de cárcel en un fallo que las/os activistas Interior y la policía desarrollan una campaña
consideraron histórico en materia de críme- para arrestar y deportar a travestis peruanas y
nes de odio por homofobia (febrero). Otro dominicanas que residen en la ciudad (mayo).
de los involucrados en el crimen es libera-
do en julio, al no poder comprobarse su par- Bogotá, Colombia: Una disposición que
ticipación. En agosto, otro cabeza rapada hubiera otorgado el derecho de residencia
es condenado a 3 años de prisión por este para las parejas del mismo sexo de ciuda-
caso. Se estima que los restantes acusa- danas/os de ese país es eliminada del pro-
dos serán juzgados recién el próximo año. yecto de ley de Unión Civil, durante su dis-
cusión en la Cámara de Senadores (noviem-
San Martín, Buenos Aires, Argentina: bre)
Andrea, travesti de 25 años, es encontrada
asesinada en un basurero. El crimen no se 6. Derecho al
ha resuelto aún (mayo).
trabajo
Carabobo, Valencia, Venezuela: Las orga-
nizaciones locales recuerdan el primer ani- Comodoro Rivadavia, Santa Cruz, Argen-
versario del asesinato de Dayana Nieves, tina: Karina Lucero, lesbiana, denuncia ha-
fortaleciendo sus campañas de denuncia y ber sido despedida de su trabajo en el Po-
en pro del esclarecimiento del hecho (julio). der Judicial de la provincia al haberse ente-
rado sus jefes de su lesbianismo (junio).
Guatemala, Guatemala: Dos sujetos que
viajaban en una motocicleta asesinan a Sao Vicente, Sao Paulo, Brasil: Marcelo
Mario Leonel Rodríguez Monzón /Tutis, 22, Oliveira de Lima, profesor de educación fí-
travesti. El crimen permanece impune. sica, es despedido de su trabajo cuando el
(Agosto) director descubre que publicó un aviso de
contacto en una revista gay. Oliveira de Lima
Bahía, Brasil: El Grupo Gay de Bahía do- entabla tres demandas (civil, penal y labo-
cumenta este año 100 asesinatos por ral) por discriminación contra su empleador
homofobia en Brasil. La cifra es menor a la (escuela pública) que aún están en trámite
registrada en años anteriores (130 en 2000, (agosto).
169 en 1999).
Gravatai, Rio Grande do Sul, Brasil:
México DF, México: La Comisión Ciuda- Gilberto Biezek gana la demanda por daño
dana Contra Crímenes de Odio por moral que había entablado contra la Gene-
Homofobia presenta su informe 2000, que ral Motors, que lo despidió en agosto de
documenta los casos de 213 personas eje- 2000 por ser gay. Se trata de un fallo histó-
Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 117
rico por ser el primero contra una empresa presentó ante el Parlamento de ese país una
privada por este tipo de discriminación propuesta de legislación antidiscriminatoria
(agosto). por orientación sexual, así como de dero-
gación de las leyes de sodomía vigentes.
Santa Cruz, Bolivia: Un profesor es des- La propuesta todavía se encuentra en es-
pedido del colegio católico en el que traba- tudio (junio).
jaba por haberse presentado como candi-
dato al concurso Miss Santa Cruz Gay (no- La Paz, Bolivia: La Comunidad Gay Lésbica
viembre). Bisexual Equidad de la Ciudad de El Alto,
el Movimiento Gay Lésbico Bisexual Nueva
7. Legislación Generación, la Asociación de Travestíes de
La Paz, la Fundación +VIDA y la Asocia-
antidiscriminatoria ción de Trabajadoras sexuales de La Paz y
y su implementación El Alto participan de la consulta guberna-
mental para presentar propuestas de refor-
Niteroi, Río de Janeiro, Brasil: El ayunta- ma de la Constitución nacional. Una de ellas
miento promulga una ordenanza que prohi- es la incorporación de las "opciones sexua-
be la discriminación basada en la orienta- les y genéricas" como categoría protegida
ción sexual tanto en instituciones y lugares contra la discriminación (junio).También pro-
públicos como en el trabajo (enero). ponen que se consagre el "derecho a ser
Aguascalientes, Aguascalientes, México: diferente" (junio).
Entra en vigencia la reforma al Código Pe- Sao Paulo, Brasil: La organización COR-
nal de ese Estado, que penaliza con 6 me- SA participa del proyecto "Educando para a
ses a 2 años de prisión y de 15 a 50 días de Diversidade -os GLBT's na Escola", junto
multa. la discriminación por preferencia con la Secretaría Municipal, capacitando a
sexual (febrero) docentes en temas de orientación sexual e
Georgetown, Guyana: La Asamblea Nacio- identidad de género (agosto).
nal aprobó una modificación a la Constitución México DF, México: Diversos grupos de
que establece la prohibición de discriminar por ciudadanas/os y organizaciones sociales in-
orientación sexual. Ante protestas de las igle- tegran la Comisión Ciudadana de Estudios
sias locales (cristianas, hinduistas y musulma- contra la Discriminación (CCED), que en oc-
nas), el presidente Jagdeo la veta (febrero) tubre termina de redactar un proyecto de
México DF, México: Las modificaciones ley antidiscriminatoria amplia que incluye
que el Senado y la Cámara de Diputados protección a la preferencia sexual y a las
introducen a la Iniciativa en Materia de De- diversas identidades de género.
rechos y Cultura Indígena, eliminan toda re- Minas Gerais, Brasil: El parlamento esta-
ferencia la protección contra la discrimina- tal aprueba la Ley 694/99 que instituye pe-
ción por "preferencias" (que podía permitir nas en caso de discriminación por orienta-
referirse a la sexual), que figuraba en el texto ción sexual y crea un Centro de Referencia
original redactado por las/os zapatistas y do Cidadao Homossexual (octubre). Tam-
otras organizaciones indígenas (abril) bién menciona específicamente el derecho
Sao Paulo, Brasil: En mayo se crea la de las parejas del mismo sexo a expresarse
Defensoría Homosexual, dependiente del afecto en público.
Ministerio de Justicia, que asesora a vícti- Sao Paulo, Brasil: El Parlamento estatal
mas de discriminación y agresión. aprueba la ley 10.948 que establece penas
Kingston, Jamaica: Jamaica Forum for ante actos discriminatorios por orientación
Lesbians, All-Sexuals and Gays (JFLAG), sexual e identidad de género (noviembre)

118 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


Brasilia, Brasil: El activista gay Luiz Mott Movimiento Gay Lésbico Bisexual Nueva Ge-

CAPITULO II
es invitado por el gobierno nacional a in- neración, la Asociación de Travestíes de La
corporarse al Consejo Nacional Contra la Paz, la Fundación +VIDA y la Asociación de
Discriminación, para asesorar en temas de Trabajadoras sexuales de La Paz y El Alto par-
orientación sexual e identidad de género. ticipan de la consulta gubernamental para
presentar propuestas de reforma de la Cons-
Lima, Perú: El Movimiento Homosexual de titución nacional. Para el Artículo 1ero, cuyo
Lima presenta un proyecto de Modificación de texto es "Bolivia, libre, independiente, so-
la Ley Antidiscriminatoria a fin de incluir el ter- berana, multiétnica y pluricultural constituída
mino de orientación sexual como una causal en república unitaria, adopta para su gobier-
de discriminación omitida en la ley aprobada no la forma democrática representativa" pro-
el año 2000, que se encuentra en estudio. ponen incorporar el término "multigenérica"
San Juan, Puerto Rico: El 23 de junio de para reflejar la diversidad de identidades de
1998 un grupo de seis personas presenta- género existentes en la sociedad boliviana.
ron una demanda contra el Estado Libre (junio)
Asociado de Puerto Rico para quelos tribu- Campinas, Sao Paulo, Brasil: M.K. solici-
nales declaren inconstitucional el Artículo ta autorización judicial para una cirugía de
103 del Código Penal. Ese artículo prohibe cambio de sexo, que le es concedida. En el
las relaciones sexuales consentidas entre fallo, el Ministerio Público afirma que la tal
personas del mismo género y actos "contra cirugía es una necesidad terapéutica y que
natura" entre personas de distinto género. no es ilícita ni criminal (agosto)
Este año, la demanda llega a consideración
del más alto foro judicial, el Tribunal Supre- 9. Salud mental
mo, que aún no se ha expedido.
Brasilia, Brasil: La psicóloga Rozangela
Montevideo, Uruguay: La Cámara de Dipu-
Justino, dirigente de Exodus Brasil (evan-
tados aprueba por unanimidad una iniciativa
gélica), es obligada a comparecer ante el
con la cual se incorporarán al Código Penal
comité del Colegio de Psicólogos que otor-
penas contra la incitación al odio y los actos
ga licencias para el ejercicio de la profesión,
de violencia moral o física, odio o desprecio
para explicar sus puntos de vista sobre el
aduciendo causantes diversas, entre ellas
tratamiento para sanar a homosexuales que
orientación o identidad sexual. El proyecto
ella promueve. La citación es consecuen-
pasa a la Cámara de Senadores (octubre)
cia de la existencia de una resolución del
Chiapas, México: La Asamblea Legislati- Colegio de Psicólogos de Brasil, aprobada
va de ese Estadoaprueba por unanimidad hace dos años, que prohíbe a esos profe-
modificaciones al Código Penal entre las sionales dar asistencia a los homosexuales
que se encuentra el Artículo 205, que casti- para que cambien su conducta, incluso si lo
ga como "crímenes contra la dignidad de solicitan personalmente.
las personas", la incitación al odio y la vio-
lencia, así como toda vejación, exclusión, 10. Ataques contra
negación o restricción (incluidos los dere- activistas y
chos laborales) por una serie de causales,
entre ellos la orientación sexual (agosto). organizaciones
Medellín, Antioquía, Colombia: Ante las
8. Identidad de presiones de las mafias urbanas que
género extorsinan a los comerciantes de Medellín,
cerró la tradicional taberna Ebano y Marfil,
La Paz, Bolivia: La Comunidad Gay Lésbica quedándose sin sede la organización gay
Bisexual Equidad de la Ciudad de El Alto, el Corporación Amigos Comunes (marzo).

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 119


Meta, Colombia: Alvaro Miguel Rivera, homo- chos Humanos, registrando los archivos y
sexual, Ingeniero Agrónomo y defensor de De- amenazando al coordinador de la Oficina,
rechos Humanos de población gay y de las Israel Álvarez de Armas, destacado por su
personas que viven con vih o con sida en la militancia a favor de las comunidades trans
ciudad de Villavicenci es objeto de seguimien- (junio).
tos y acoso telefónico. A mediados del mes de
abril la situación se torna tan insostenible que Chihuahua, Chihuaha, México: La orga-
se queja ante las autoridades municipales de nización civil FÁTIMA I.A.P vuelve a ser aco-
la región, a lo que recibió como respuesta que sada por un grupo de vecinos que desean
"esperara que pasara algo para poder actuar". que se reubique en otro lugar de la ciudad
bajo el argumento de que las personas que
San Salvador, El Salvador: Las oficinas de acuden ahí (algunos de ellos homosexua-
la organización Entre Amigos sufren diver- les y transexuales) son un mal ejemplo para
sos ataques por parte de personas no iden- los niños y jóvenes y un peligro para todos
tificadas. Después de mucha presión local los habitantes de la colonia. (agosto)
e internacional, obtienen protección policial
y cesan los ataques (enero a abril) San Pedro Sula, Cortés, Honduras: El
Gobernador Político de la provincia de Cor-
Guatemala, Guatemala: La Organización tés, Eloy Page, afirma que jamás le será
de Apoyo a una Sexualidad Integral frente otorgada la personalidad jurídica a la Co-
al SIDA (OASIS), LESBIRADAS -Colectiva munidad Gay Sampedrana, argumentando
de Lesbianas y Mujeres Bisexuales Libera- que el trabajo de esta última va contra "la
das, Grupo Rompiendo Fronteras y Colec- moral y las buenas costumbres". CGS se
tivo de Amigos Travestis (CATS) denuncian halla actualmente en su tercera tentativa de
hostigamiento por parte de efectivos de la obtener ese estatuto legal (octubre).
Policía Nacional Civil, incluyendo detencio-
nes arbitraria; uso innecesario de la fuerza; San Pedro Sula, Cortés, Honduras: El jo-
abuso verbal, físico y sexual; conductas ven Armando Sandoval es expulsado de la
intimidatorias y amenazas de venganza con- escuela en la que cursa sus estudios se-
tra activistas y víctimas que denunciaron cundarios cuando el director de la misma
esos abusos. (mayo) se entera que asiste a las actividades de la
Comunidad Gay Sampedrana. En el caso
Santo Domingo, República Dominicana: intervino la Comisión local de Derechos
Durante la Feria del Libro, agentes de la Humanos y se encuentra aún en trámite (no-
Policía Nacional cierran la caseta donde las viembre)
miembras del Colectivo Gay- Lesbianas Do-
minicanas (Gaylesdom) ofrecen material Belo Horizonte, Minas Gerais, Brasil: El
informativo sobre la prevención de enfer- Movimiento Gay de Minas sufre varios ata-
medades de transmisión sexual y Sida, jun- ques contra su sede y contra activistas de
to con otras organizaciones no gubernamen- la organización a lo largo del año. Cuenta
tales. Tras una vigilia de protesta realizada con el apoyo del gobierno, cuya Cámara
por las/os activistas, el secretario de Cultu- Municipal los recibió en audiencia para es-
ra y la presidencia de la Comisión Perma- cuchar las quejas y emitió una moción de
nente de la Feria del Libro comprenden que repudio a los atacantes (diciembre).
se había cometido un error y autorizan la Buenos Aires, Argentina: Debido a la crí-
reapertura de la carpa. (mayo) tica situación económica que atraviesa el
Carabobo, Valencia, Venezuela: Funcio- país (entre otros factores) las organizacio-
narios de Inteligencia de la Policía del Es- nes SIGLA y Lesbianas a la Vista pierden
tado, sin poseer orden de allanamiento, sus sedes. Por lo menos cuatro bares y dis-
entran en la Oficina del Defensor de Dere- cotecas gays o lesbianas cierran y otras se

120 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


vuelcan al público hetero. La publicación
12. Desarrollo

CAPITULO II
lésbica La Fulana deja de salir a fin de año
y NX (gay) se encuentra en peligro de cie- organizacional
rre también.
Tijuana, Baja California, México: Se rea-
11. Naciones Unidas liza la Primera Conferencia Nacional del Or-
gullo LGBT a la que asisten delegadas y
Ginebra, Suiza: Por primera vez en la his- delegados de Aguascalientes, ciudad de
toria, una activista travesti participa de las México, Monterrey, Tijuana y Pachuca (fe-
sesiones del Comité de Derechos Huma- brero)
nos de la ONU. Es Lohana Berkins, de Ar-
gentina, quien se reúne con Relatores Es- Asunción, Paraguay: Se inagura el primer
peciales, integrantes de la oficina de la Alta local de una asociación por los derechos
Comisionada y otras funcionarias/os (abril). de gays y lesbianas en ese país. Se trata
del Grupo de Acción Gay-Lésbico (GAG-L),
Buenos Aires, Argentina: Abid Hussain, que en junio promoverá la Campaña 108
Relator Especial sobre Libertad de Expre- Motivos para No Discriminar y ha produci-
sión, se reunió con organizaciones locales do ya dos informes sobre la situación de
de travestis y les prometió su apoyo (junio). LGB-Ts en Paraguay (marzo).
Ginebra, Suiza y Johanesburgo, Africa del Venezuela: Se crea la primera red LGB-T
Sur: En la Conferencia Mundial contra el Ra- del país (marzo)
cismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia
y Formas Conexas de Intolerancia, Brasil pro- Quito, Ecuador: Se realiza la Primera Con-
puso que los países desarrollen políticas para ferencia Nacional LGBT, organizada por la
combatir la discriminación basada en la orien- Red Nacional GLBT FEDAEPS a la que
tación sexual. La propuesta contó con el apo- asisten delegadas/os de Ambato,
yo de muchas delegaciones, entre ellas las Riobamba, Manta, Cuenca, Guayaquil, Es-
de Chile, Ecuador, Guatemala, México y Ar- meraldas, Ibarra, Loja y Quito, entre otras
gentina. Aunque la propuesta no se incorporó ciudades (junio).
en el texto final, los temas de diversidad sexual
Barbados: Se crea el UGLAAB (United
alcanzaron una visibilidad notable durante toda
Gays and Lesbianas Against ADIS Barba-
la Conferencia. Activistas LGB-T del mundo
dos), con apoyo estatal, para "fomentar la
entero (incluyendo un buen número provenien-
visibilidad de gays y lesbianas en Barba-
te de América Latina) tuvieron destacada par-
dos y luchar contra la pandemia del SIDA"
ticipación en las instancias preparatorias y en
(agosto).
la Conferencia misma, con un grado de articu-
lación, visibilidad y eficacia nunca antes alcan- Panamá, Panamá: Tras una batalla jurídi-
zado. ca y mediática de tres años, con fuerte apo-
yo regional e internacional, la Asociación
Buenos Aires, Argentina: Mary Robinson,
Hombres y Mujeres Nuevos de Panamá -
Alta Comisionada para los Derechos Huma-
primera organización gay-lésbica paname-
nos, se reunió con organizaciones locales
ña- obtiene su personería jurídica (octubre).
de gays, lesbianas y travestis y recibió sus
denuncias (octubre). Brasil: El X Encontro Nacional de Gays,
Lésbicas e Travestis se realizó en octubre
Montevideo, Uruguay: Mary Robinson, Alta
en Maceió, con la presencia del escritor
Comisionada para los Derechos Humanos, se
João Silvério Trevisan. El IV Seminario Na-
reunió con la Coordinadora del Orgullo 2001,
cional das Lesbicas, tuvo lugar en Fortale-
y recibió un informe elaborado por esta. (octu-
za, a fines de agosto-comienzos de septiem-
bre).
bre.
Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 121
ALGUNOS HITOS EN LA HISTORIA
DEL MOVIMIENTO HOMOSEXUAL

1860 El abogado JB von Schweitzer fue condenado por actos


homosexuales en Manheim, Alemania. Fue defendido por el
Abogado Fer dinand Lasalle. Scweitzer después se incor-
pora a la Asociación Universal de Trabajadores Alemanes,
siendo posteriormente elegido Presidente de la Asociación.
1869 Un médico húngaro acuña el término homosexual en una
carta dirigida al Ministro de Justicia Alemán, solicitando la
derogación del artículo 175 del Código Penal.
1895 Oscar Wilde es acusado por el marqués Queensberry – pa-
dre de su amante- por cometer actos deshonestos y sodo-
mía. Fue condenado a dos años de prisión.
1897 Se crea el Comité Científico Humanitario por Magnus
Hirschfeld, psiquiatra alemán
1917 Se produce la Revolución Bolchevique en Rusia. En este
proceso se reforma la legislación despenalizando el aborto
y se acepta la homosexualidad.
1919 Se crea en Berlín, Alemania, el Instituto de Sexología que
alberga al Comité Científico Humanitario y a la Liga Mundial
para la Reforma Sexual que fue creada en 1921.
1933 El Instituto de Sexología es saqueado y cerrado por los na-
zis quienes asocian al Instituto con los socialistas. Los libros
del Instituto fueron quemados en la Plaza de la Opera de
Berlin.
1934 Stalin ya instalado en el poder de Rusia, inicia la persecu-
ción contra los homosexuales, acusándolos de ser “aliados
decadentes del Fascismo”.
1939 a 1945 Se desata la Segunda Guerra Mundial. Los nazis invaden
gran parte del territorio Europeo. Asesinan a millones de
Judíos y a mas de 70.000 homosexuales y lesbianas
1943 El Instituto de Sexología en Berlín es bombardeado por los
nazis.
1945 Creación de las Naciones Unidas estableciendo su primera
sede en Nueva York, Estados Unidos.
1948 Se proclama la Declaración Universal de los Derechos Hu-
manos
1949 Caldwel emplea por primera vez el término «transexualidad»
1969 Estallido de Stonewall.
1975 Virginia Prince, una travesti en los EE.UU. que desdeñaba a
las transexuales, utilizó por primera vez el término
«Transgenero» para definirse a sí misma y a otras personas
como ella. Pero solo en la década del 80 el término ha sido
utilizado en forma sistemática por la comunidad científica
y la sociedad en general.

¿Y EN TU PAIS CUALES SON LOS HITOS MAS IMPORTANTES?

122 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


¿QUE ES LA ASOCIACIÓN

CAPITULO III
iNTERNACIONAL DE LESBIANAS Y GAYS
(ILGA)?
Jordi Petit
(Secretario General de ILGA 1995-99)

La ILGA es la federación mundial de organizaciones de lesbianas, gays, bisexuales


y transexuales, donde también tienen cabida personas a título individual y miembros aso-
ciados como las ciudades de Amsterdam y Colonia o el sindicato mayoritario británico
UNISON. En la actualidad son cerca de 500 las organizaciones afiliadas a la ILGA repar-
tidas en 85 países de todos los continentes.

La ILGA es pues una federación internacional cuya fuerza y eficacia reside en sus
miembros que actúan coordinadamente. La ILGA no ha tenido nunca una especial voca-
ción de auto-afirmación o de visibilidad como prioridad, porque ese es el cometido que ya
cubren las organizaciones nacionales o locales que la componen. Por el contrario, el
papel de la ILGA es servir de nexo, es decir, ser la red internacional que permite sumar
esfuerzos desde muchos países para alcanzar diversos logros a favor de los Derechos
Humanos del colectivo GLTB

OBJETIVOS DE LA ILGA

La Asociación Internacional de Lesbianas y Gays se funda en 1978 en Coventry


(Reino Unido) con el nombre de AGI (Asociación Gay Internacional) y ratifica su acta
fundacional el 15 de abril de 1979 en Bergen (Países Bajos). Luego, con una mayor incor-
poración de mujeres lesbianas cambió su denominación por ILGA:

Se destacan tres de sus objetivos iniciales, plenamente vigentes hasta el presente:

♦ Aplicar una presión política concertada sobre los gobiernos y organismos internaciona-
les para la consecución de los derechos gays.
♦ Optimizar la efectividad de las organizaciones gay por medio de acciones coordinadas
a nivel internacional.
♦ Promover la unidad de la gente gay de todo el mundo por medio de la recogida y
distribución de información sobre la opresión y la liberación gay
(Artículos de la Constitución fundacional (abril de 1979)

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 123


Desde 1978 la ILGA ha desarrollado de forma creciente estos objetivos con tres
tipos de resultados consecutivos. En primer lugar, la ILGA ha sido eje de una amplia
política de solidaridad anti-represiva canalizando miles y miles de acciones de protesta,
junto a otros destacados organismos como IGLHRC (miembro de la propia federación). En
segundo lugar ILGA ha promovido declaraciones institucionales de reconocimiento del
derecho de orientación sexual. Y en tercer lugar, ha abierto una reciente etapa de colabo-
ración con fundaciones y organismos internacionales para la financiación de proyectos
pro-Derechos Humanos y de lucha contra el SIDA en países en vías de desarrollo.

PRINCIPALES LOGROS DE LA ILGA

El primer éxito histórico del trabajo coordinado de las organizaciones miembro de la


ILGA fue, sin duda el reconocimiento del derecho de autodeterminación sexual de la per-
sona que proclamó el Consejo de Europa el 1 de octubre de 1981 en Estrasburgo (Fran-
cia). En sus consideraciones el Consejo de Europa recoge la evidencia de las discrimina-
ciones de todo tipo (sociales, laborales, legales,,,) que sufren las personas homosexua-
les, fruto de prejuicios del pasado que la ciencia ha ido desmintiendo. Así, se refiere a las
decisiones de las asociaciones norteamericanas y australianas de psiquiatría que ya en
1973 eliminan la homosexualidad de su catálogo de enfermedades mentales y la entien-
den como variante sexual.

En su recomendación el Consejo de Europa dice textualmente que “Todos los indi-


viduos, hombres o mujeres, que tengan la edad legal de consentimiento prevista por la ley
del país donde viven, y capaces de un consentimiento personal válido, han de disfrutar del
derecho de autodeterminación sexual”. En este sentido el Consejo de Europa recomendó
la eliminación de toda discriminación, y en concreto también el cese respecto a las deten-
ciones policiales y destrucción de las fichas de homosexuales, así como asegurar la igual-
dad de trato en todos los ámbitos y la interrupción de todo tratamiento o investigación
médica obligatoria destinadas a modificar las inclinaciones sexuales de los adultos.

El método del que se dotan las organizaciones de la ILGA siempre fue la acción
concertada para pedir, denunciar o urgir a parlamentarios y gobiernos nacionales diversas
resoluciones que afectan a organismos e instituciones internacionales. Así se lograron
también dos logros más de alcance mundial. Tras diez años de insistir ante las secciones
nacionales de Amnistía Internacional (AI), finalmente esta ONG pro-Derechos Humanos
aceptó en su asamblea general de Yokohama en 1991, considerar a los presos por causa
de orientación sexual como presos de conciencia. Así mismo, se consiguió que a partir del
1 de enero de 1993 la Organización Mundial de la Salud (OMS) eliminase la homosexua-
lidad del listado de enfermedades. Hubo pues un largo trabajo de emplazar a los ministros
de sanidad de numerosos gobiernos hasta lograr mayoría en la reunión general de la
OMS.

Este tipo de resoluciones no son meramente formales y han sido muy útiles para
debatir y sustentar la legalización de la homosexualidad en muchos países, así como
para la promulgación de leyes antidiscriminatorias en los años noventa.

Es interesante destacar también, entre otras, la recomendación del Parlamento Eu-


ropeo de 8 de febrero de 1994 (igualmente inspirada por la ILGA a los grupos
europarlamentarios) en que se pide la equiparación de las parejas homosexuales al matri-

124 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


monio “incluida la adopción y educación de menores”.

CAPITULO III
La estrategia de la ILGA en Derechos Humanos es incluir la orientación sexual en
los derechos fundamentales a proteger contra las discriminaciones por causa de etnia,
sexo, religión o discapacidad, estrategia que va calando poco a poco en distintos tratados
internacionales sobre derechos y libertades. Las cámaras del Consejo de Europa y del
Parlamento Europeo en varias ocasiones ya han condenado la discriminación de la homo-
sexualidad en países como Austria, Rumania, Chipre o Turquía, contribuyendo también a
la legalización de asociaciones GLTB como ha sido el caso de Albania.

FINANCIACIÓN DE PROYECTOS

La ILGA tiene unos ingresos propios ajustados y limitados a las cuotas de sus miem-
bros, en muchos casos de baja cuantía por tratarse de grupos sin recursos. La ILGA no
financia pues ninguna iniciativa, pero puede mediar ante terceros. Entrados los años 90
en ILGA aumentó la presencia de organizaciones de países en vías de desarrollo y en
consecuencia, la Conferencia Mundial de julio de 1997 en Colonia decidió priorizar la
solidaridad en torno a esta parte del mundo como objetivo fundamental de la federación.

El papel interlocutor de ILGA ante organismos internacionales ya se había orienta-


do en este sentido. Así, en 1994-96 la ILGA gestionó un proyecto de desarrollo de los
Derechos Humanos del colectivo GLTB y de lucha contra el SIDA en países bálticos,
Moscú y San Petersburgo, gracias al apoyo financiero de la Unión Europea, culminado
con éxito.

El proyecto de desarrollo de los Derechos Humanos en el colectivo GLTB en Amé-


rica Latina y Caribe es el segundo logro de ILGA en cuanto a mediar en la financiación de
propuestas y programas. En este caso se trata de una responsabilidad a cargo de la
estructura regional de ILGA-LAC que cuenta también con el sustento económico de la
Unión Europea y de la agencia holandesa HIVOS.

MISIÓN DE ILGA

La ILGA estuvo y está presente en numerosos foros y convenciones sobre Dere-


chos Humanos y en las Conferencias Mundiales de SIDA.

Recopila y difunde información de todo el mundo sobre la situación de la homose-


xualidad. Cada año se edita el informe sobre Derechos Humanos donde se detalla la
situación legal de la homosexualidad en cada país y donde se pasa revista a los principa-
les acontecimientos y noticias. La ILGA edita también un boletín trimestral y dispone de
página web (http://www.ilga.org).

En definitiva, la ILGA se constituye en el interlocutor de los derechos de lesbianas,


gays, transexuales y bisexuales ante las instituciones internacionales, promueve la soli-
daridad y apoya el desarrollo de nuevas organizaciones.

La ILGA es pues la red GLTB en el mundo que desde 1978 trabaja por algo tan
humano como el derecho de amar.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 125


DECLARACION DE PRINCIPIOS ILGA-LAC
Hoy, 14 de noviembre de 2000, en la ciudad de Rio de Janeiro, Brasil,
en la II Conferencia de la Asociación Internacional de Lesbianas y
Gays para Latinoamérica y el Caribe ILGA LAC; en los grupos organi-
zados de la región y demás entidades que luchan por los Derechos
Humanos de todos aquellos que son discriminados por su orientación
sexual, decidimos ser regidos conjuntamente por esta Carta de Princi-
pios.

La ILGA LAC se forma para luchar por la promoción de la libre orienta-


ción sexual, libertad, justicia social, democracia, pluralismo y diversi-
dad de géneros.

La situación actual de la población afectada por la discriminación ba-


sada en su orientación sexual e identidad sexual y de género está
caracterizada por un proceso que va desde manifestaciones de intole-
rancia en el trabajo, en la familia, en la religión, en la escuela, en la
atención médica, en los medios de comunicación, en la población en
general, hasta el exterminio directo con visos de crueldad. Ese proce-
so es ratificado por prejuicios que aún hoy muestran a los homosexua-
les como enfermos, desviados, pecadores o al margen de la ley.

La promoción de la autoestima y la construcción de la ciudadanía de


gays, lesbianas, travestis, transexuales, bisexuales y otras minorías
sexuales, como la lucha contra la discriminación por orientación sexual
son pasos en la lucha por los derechos humanos y se constituyen en
un importante avance para la construcción de una verdadera democra-
cia.

La ILGA LAC no pretende tener el monopolio de la causa homosexual


ni de ninguna de las banderas que defiende, pues cree que en cada
una de ellas encuentra aliados, así como en otros movimientos socia-
les y en la población en general. Considera, sin embargo, que su ac-
tuación independiente será una contribución importante en esa lucha.

La ILGA LAC pretende ser un canal de expresión de ideas y sentimien-


tos que vienen aflorando de una forma más libre en los últimos años en
la sociedad latinoamericana y caribeña, asi como en todo el mundo,
contribuyendo para la afirmación de un movimiento homosexual fuerte,
capaz de influir en los destinos de la sociedad.

126 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC


La ILGA LAC pretende:

♦ Fomentar la creación de nuevos grupos y el fortalecimiento de


los ya existentes, especialmente los de lesbianas y travestis,
pues entendemos que estos son blanco de una discriminación
aún más contundente.
♦ Promover el intercambio y la solidaridad entre todos los gru-
pos e individuos que luchan por la libre orientación sexual.
♦ La concientización de los homosexuales de su importancia en
cuanto seres humanos y de su papel en la sociedad en gene-
ral.
♦ Presionar por la creación de leyes que se posicionen clara-
mente contra la discriminación y garanticen la plena igualdad
de oportunidades.
♦ Actuar procurando influir en la elaboración de políticas públi-
cas de salud afines.
♦ Luchar por la liberación de gays, lesbianas, travestis,
transexuales, bisexuales y otras minorías sexuales de la dis-
criminación legal, social, cultural y económica.

La ILGA LAC entiende que la autonomía y diversidad de sus miem-


bros deben ser respetadas, garantizando la no discriminación por
orientación sexual, raza, color, etnia, credo, sexo, edad, origen,
nacimiento, condición de salud, deficiencia física o cualquier otra
forma.

La ILGA LAC estará al lado de todas las entidades, organizacio-


nes populares y movimientos que aspiran a mejorar la calidad de
vida de las personas, haciendolas más libres y dignas. Estará al
lado de las mujeres, de los negros, de los indígenas, de los traba-
jadores y trabajadoras sexuales, de todos los grupos víctimas de
la opreión generalizada o específica.

La ILGA LAC no apoyará ni aceptará filiaciones de grupos o per-


sonas que promuevan la pedofilia, el nazismo, fascismo y de toda
o cualquier práctica que atente contra la dignidad humana.

Creemos que el cuadro de violaciones sistemáticas a los dere-


chos humanos puede ser modificado y que existen condiciones
para esto. LA ILGA LAC surge como una alternativa más para los
que creen en esta posibilidad y quieran luchar por ella.

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 127


128 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC
ASOCIACION INTERNACIONAL DE

CAPITULO III
LESBIANAS Y GAYS - ILGA

http://www.ilgalac.org
SECRETARIA MUNDIAL
ILGA Administrative Office,
81 Kolenmarkt,*
B 1000, Brussels, Belgium
Telephone & Fax: +32-2-5022471
Oficina Administrativa y Boletín ilga@ilga.org
Co-secretaria general: Anna Leah Sarabia baruka100@yahoo.com
Co-secretario general: Kursad Karhamanoglu kursad@ilga.org
Secretariado Mujeres :Gloria Careaga careaga@servidor.unam.mx

SECRETARIA AMERICA LATINA Y EL CARIBE


Co-Secretario: Carlos Sánchez
Movimiento Unificado de Minorías Sexuales
Drección: Alberto Reyes 063, Providencia- Santiago, Chile
minorias@hotmail.com

Co-Secretaria: Jane Pantel


Grupo Lésbico de Bahía
Dirección: Rúa Virgilio Damasio Edf. Bonfim 04/46 CEP 40020-000,
Salvador, Bahía, Brasil
janepantel@uol.com.br
SECRETARIA ASIA
Co-Secretaria: Rosanna Flamer-Caldera - graycat@eureka.lk
Co-Secretario: Sherman De Rose - Sri Lanka - ilgaasia@sri.lanka.net
SECRETARIA AUSTRALIA Y NUEVA ZELANDIA
Co-Secretaria: Tess Lomax - New Zealand -taitokerau@maori-science.org.nz
Co-Secretario: Wayne Roberts – Australia - ausbinet@optusnet.com.au
SECRETARIA EUROPA
Jackie Lewis - United Kingdom - jackielewis@compuserve.com
Pierre Noël - Belgium - pierre_noel@wanadoo.be
SECRETARIA AFRICA
Co-Secretaria: Zandile Makahamadze - Zimbabwe- zandilem@hotmail.com

SECRETARIA NORTEAMERICA
Co-Secretaria: Claudine Ouellet - Quebec - cglq@videotron.ca
Co-Secretario: Harold Kooden - U.S.A. - halkooden@att.net

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 129


130 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC
CAPITULO III

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 131


132 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC
CAPITULO III

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 133


134 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC
CAPITULO III

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 135


136 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC
CAPITULO III

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 137


138 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC
CAPITULO III

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 139


140 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC
CAPITULO III

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 141


142 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC
CAPITULO III

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 143


144 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC
CAPITULO III
OTROS PAISES

Homosexualidad y Derechos Humanos - Manual de Recursos 145


OTRAS ONGs

146 Asociación Internacional de Lesbianas y Gays - América Latina y El Caribe - ILGALAC