Está en la página 1de 24

MONOGRAFIA DE LA VEREDA PAJONAL (Sectores veredales La Unión, Pajonal y Monterredondo

)

LUIS RUBÉN PÉREZ PINZÓN Docente Instituto Valle del Río de Oro

Piedecuesta 2012

INTRODUCCIÓN

En respuesta a la convocatoria de la Secretaría de Educación Municipal y la Academia de Historia de Piedecuesta, la monografía de la vereda Pajonal que se desarrolla a continuación contribuye a la comprensión de las características, recursos y habitantes que ocupan el sector rural del Municipio de Piedecuesta.

Acorde con el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, la vereda Pajonal es una jurisdicción territorial única. Sin embargo, política y administrativamente el territorio se dividió desde 1989 en tres sectores asociados con las jurisdicciones de las Juntas de Acción Comunal existentes en La Unión, Pajonal y Monterredondo.

La vereda asociada con la Junta de La Unión estaba relacionada con el territorio que ocupaban los lotes adjudicados por reforma agraria a las familias que se mantenían congregadas a través de la Cooperativa La Unión (1988 - 1989). La vereda Pajonal con los exsocios de esa cooperativa que conformaron y registraron su propia Junta (1993). Así como la Vereda Monterredondo, al sur de la quebrada Soracá, estaba conformada por las familias de propietarios particulares y una de las familias beneficiadas por la reforma agraria quienes conformaron su propia junta para gestionar la solución de sus necesidades territoriales ante el conflicto territorial de los aparceros (1 de noviembre de 1989).

En 2012, subsisten las divisiones entre las Juntas de Pajonal y Monterredondo cuya representación en el PBOT se refleja con la existencia de veredas territorialmente separadas y diferenciadas aunque en la práctica realizan actividades colectivas, presentan proyectos comunes y se benefician por instituciones de interés general como es el caso del Instituto Valle del Río de Oro y sus sedes.

1. ASPECTO FÍSICO
1.1 Límites La vereda Pajonal limita por el norte, río de Oro por medio, con las veredas Barroblanco y Guatiguará. Por el sur limita con la vereda Mesitas de San Javier (sector La Navarra). Por el Oriente limita con la vereda El Guamo (sector el Salitre). Por el occidente limita con el Municipio de Girón, específicamente con las vereda Chocoa (sector Malpaso) y Palogordo.

1.2 Situación Los sitios de georeferencia más importantes de la vereda son la sede A del Instituto Valle del Río de Oro ubicada en el sector La Unión – Pajonal y la sede B (Antigua Escuela Pajonal – Monterredondo) ubicada en el sector Monterredondo. La sede principal de IVRO se ubica en las coordenadas de latitud norte 6°58’7.26” y la longitud oeste 73°4’47.5”, en la vereda Pajonal, a 30 metros de la carretera que lleva de occidente a oriente hasta Piedecuesta. La segunda sede (sede B) se ubica en las coordenadas de latitud norte 6°58’7.26” y en la longitud oeste 73°4’47.5”, en la vereda Monterredondo, a 100 metros de la carretera que lleva de sur a oriente hasta Piedecuesta.

1.3 Extensión Acorde con el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, la vereda Pajonal tiene una extensión de 7,110.000 metros cuadrados representada por 711 hectáreas.

1.4 Altura El punto más bajo de la vereda se encuentra en el sitio limítrofe de Malpaso con 860 metros sobre el nivel del mar y el punto más alto se encuentra en el sitio limítrofe de la Navarra (borde de la mesa de Géridas) con 1580 metros sobre el nivel del mar.

1.5 Geología La vereda corresponde a un cono y valle de eyección formado por el piedemonte de la mesa de Géridas al sur y occidente, el cerro de la cantera al oriente y la mesa de Ruitoque al norte y occidente.

1.6 Orografía La vereda Pajonal acorde con su altura cuenta con piso cálido hasta la Capilla católica de Monterredondo (centro y norte) y piso templado en las estribaciones de la mesa de Géridas (sur). El régimen de lluvias es relativo aunque se presenta régimen estacional de lluvias durante el primer y tercer trimestre del año y de sequia durante el segundo y cuarto trimestre. Los vientos predominantes son los alisios provenientes de la costa norte que corren de norte a sur y de occidente a oriente.

1.7 Hidrografía Todas las quebradas de la vereda son tributarias del río de oro que sirve como su límite en el extremo norte. Las únicas quebradas que aún conservan su caudal y cauce original son la Soracá, Monterredondo y La Candelaria. Todas las cuales nacen en las estribaciones de la Mesa de Géridas como parte de las filtraciones del altiplano y de la Laguna ubicada en el sector de La Navarra.

Imagen 1. Ubicación de la Vereda Pajonal en Piedecuesta

Tomado: La Mapoteca (2008). Atlas de Santander: Piedecuesta. De: http://atlasdesantander.blogspot.com/2010/06/piedecuesta.html

2. ASPECTO ECONÓMICO
2.1 Agricultura Hasta hace una década la vereda se caracterizaba por el cultivo de monocultivos como la caña de azúcar, tabaco, maíz, frijol y tomate en grandes extensiones. Con el cambio de propiedad y vocación de la tierra predominan en la actualidad los pastos de engorde en las granjas avícolas y los pastos o arbustos ornamentales en las fincas campestres.

2.2 Ganadería El principal animal de crianza son las aves de engorde en galpones construidos en toda la vereda seguidas por el ganado vacuno de engorde en las zonas planas y el ganado porcino en las zonas pendientes. Con el cambio de propiedad y vocación de la tierra se perdió el impulso y desarrolló de la industria piscícola desde 1989.

2.3 Industria La Granja – Hacienda La Candelaría es un ejemplo veredal de la Industria avícola para la producción de huevos de gallina y codorniz, así como pollos de engorde.

2.4. Minería En las riberas del río de Oro y en la desembocadura del río Lato se realiza la extracción artesanal (con pala y balsa) de arena de diferente gramaje (gruesa, fina, revuelto) y cantos rodados (rocas de relleno).

2.5 Comercio Se cuenta con dos tiendas de abastecimiento en la parte céntrica del sector de La Unión – Pajonal y dos tiendas de abastecimiento en la parte baja y alta del sector de Monterredondo.

2.6 Entidad Bancaria Las entidades bancarias a las que acuden los habitantes de Pajonal se encuentran en la cabecera municipal de Piedecuesta y las tiendas de abastecimiento no actúan como agentes o corresponsales bancarios. Por lo general, las personas apelan al sistema de financiación denominado “gota – gota” a cargo de prestamistas particulares.

2.7 Transporte y Comunicaciones A Pajonal se puede llegar vía terrestre a través de las vías que van de Piedecuesta a través de Barroblanco hasta Monterredondo y desde Piedecuesta ó Girón a través de Guatiguará hasta Monterredondo. En la mañana, mediodía y tarde se cuenta con una ruta de transporte semiurbano prestada por la empresa Transporte Piedecuesta. Las vías son carreteras no pavimentadas de un solo carril.

Imagen 2. Vereda pajonal

3. ASPECTO HUMANO

3.1 MOVIMIENTO DEMOGRÁFICO Un estimativo demográfico son 200 familias de cinco integrantes cada una para una población anual fluctuante de 500 a 1000 personas.

3.2 SERVICIOS PÚBLICOS 3.2.1. Electrificación y Alumbrado Público Todos los predios cuentan con los servicios de electrificación residencial o industrial y alumbrado público (postes con farolas en casas particulares, capilla, tienda, escuelas, etc.) prestados por EPM Electrificadora de Santander.

3.2.2 Acueducto Todos los predios hasta la cota de mil metros sobre el nivel del mar, es decir el centro y norte de la vereda cuentan con el servicio de acueducto urbano prestado por la empresa Piedecuestana de Servicios Públicos ESP. Los predios por encima de esa cota, especialmente en Monterredondo, se abastecen con un acueducto veredal o con mangueras de agua acondicionadas a los manantiales y quebradas más cercanas hasta sus depósitos de almacenaje hechos en plástico o concreto.

3.2.3 Alcantarillado Ningún predio está conectado a una red de alcantarillado. Algunos predios cuentan con pozos sépticos y otros arrojan las aguas negras o hervidas a las escorrentías o quebradas más cercanas.

3.2.4 Pavimentación y Mantenimiento de las vías Ninguna vía esta pavimentada. Existen huellas construidas en concreto y piedra durante 2011 en las pendientes más resbalosas. Periódicamente, especialmente durante la épocas de sequia, las juntas directivas de las Juntas de Acción Comunal de cada sector veredal convocan a los propietarios y vivientes de los predios a realizar campañas de arreglo de la carretera principal desde Monterredondo hasta Barroblanco.

3.2.5. Teléfono Algunos predios han contado con telefonía fija alámbrica y otros con telefonía inalámbrica. Sin embargo, las facilidades de uso, consumo y regulación del gasto han conllevado a que la telefonía móvil (celular) sea la empleada de forma mayoritaria. Incluso, en tiendas y algunas residencias sobre la carretera se presta el servicio de “venta o recarga de minutos”.

3.2.6 Mercado El abastecimiento de las familias al mayor se hace en las tiendas, supermercados y casas de mercado urbanas de Piedecuesta, especialmente los lunes. El abastecimiento al detal se hace en horas del día en las cuatro tiendas existentes en la vereda.

3.2.7 Aseo La Empresa Piedecuesta de Servicios solo recoge los desechos de la sede A del Instituto Valle del Río de Oro. En la vereda Barroblanco lo hace a todos los matriculados al servicio de acueducto, alcantarillado y aseo, especialmente a los conjuntos residenciales campestres.

3.3 SERVICIOS SOCIALES

3.3.1 Educación. El único centro educativo de la vereda Pajonal es de carácter público y se denomina Instituto Valle del Río de Oro.

3.1.1.1 Ubicación geográfica1. El Instituto Valle del Río de Oro (IVRO) es un establecimiento educativo ubicado en la vereda reconocida por el IGAC como Pajonal, la cual se dividió en las veredas o sectores de Monterredondo (oeste) y Pajonal (este) al conformarse Juntas de Acción Comunal con iguales denominaciones desde 1989. Además de atender la población estudiantil proveniente de las veredas Pajonal y Monterredondo también son matriculados estudiantes provenientes de las veredas Guatiguará (norte, río por medio), Barroblanco (este), El Guamo (sureste). Así mismo tiene accesibilidad a la vereda La Navarra (sur) y Mesitas de San Javier a través del antiguo camino real de Girón en la parte alta de Monterredondo. La institución cuenta con dos sedes ubicadas junto a la carretera destapada que desde la calle 17 de la cabecera urbana de Piedecuesta conduce en dirección este - oeste a través de los barrios Hoyo Grande, Barroblanco, Tejaditos y las veredas Barroblanco y Pajonal hasta Monterredondo y Guatiguará. Y desde allí, siguiendo por Malpaso, Palogordo y Chocoa hasta Girón (Ver imagen 3). La sede principal de IVRO se ubica en las coordenadas de latitud norte 6°58’7.26” y la longitud oeste 73°4’47.5”, en la vereda Pajonal, a 30 metros de la carretera que lleva a Piedecuesta. Su elevación es de 899 metros sobre el nivel del mar. Dista en 4,5 kilómetros del parque principal de Piedecuesta (parque de La Libertad, lo cual equivale a 20 minutos en vehículo automotor (20 km/h).
1

INSTITUTO VALLE DEL RÍO DE ORO (IVRO). Proyecto Educativo Institucional. Piedecuesta: IVRO, 2012.

La segunda sede (sede B) se ubica en las coordenadas de latitud norte 6°58’7.26” y en la longitud oeste 73°4’47.5”, en la vereda Monterredondo, a 100 metros de la carretera que lleva a Piedecuesta. Su elevación es de 903 metros sobre el nivel del mar. Dista 1,7 kilómetros al oeste de la sede principal de IVRO (6,2 km desde el parque principal de Piedecuesta), equivalente a 10 minutos en vehículo automotor (20 km/h).

Imagen 3. Ubicación de las sedes de IVRO con relación a Piedecuesta

Fuente: GoogleEarth (2012). Piedecuesta. [En línea]. Google, 2005.

En la sede principal está ubicada la dirección administrativa del Instituto (Rectoría, Secretaría), un edificio de un nivel para educación prescolar y básica primaria, una cancha múltiple, un comedor escolar, una batería sanitaria, así como un edificio de tres pisos para educación básica secundaria y media vocacional (ver imagen 4).

Imagen 4. Ubicación de la sede principal IVRO, vereda Pajonal, Piedecuesta

Fuente: GoogleEarth (2012). Piedecuesta. [En línea]. Google, 2005.

La sede principal cuenta con un lote de 1528.92 metros cuadrados donado al Municipio de Piedecuesta por el Sr. José Antonio Pineda Castellanos en 2000 para la construcción y puesta en funcionamiento de la planta física de IVRO formalizándose así ante el Incora la cesión del terreno que se empleó para la construcción de la planta física de la Escuela Rural La Unión entre 1992 y 1995.

Sin embargo, desde su creación en 1997 se consideró necesario adquirir para su funcionamiento como “Instituto Técnico Agrícola Valle del Río de Oro” un terreno mayor para lo cual se pactó con el Municipio adquirir un total de 15833.56 metros cuadrados (1,5 has), incluido el terreno donado en 2000 (ver imagen 5).

Imagen 4. Plano de los terrenos donado y proyectado para IVRO, 2001

La sede B (antigua Escuela Pajonal – Monteredondo) cuenta con un edificio de un nivel para educación prescolar y básica primaria, una cancha múltiple, una cocina y una batería sanitaria (ver imagen 6).

Imagen 6. Ubicación sede B de IVRO, vereda Monterredondo, Piedecuesta

Fuente: GoogleEarth (2012). Piedecuesta. [En línea]. Google, 2005.

El terreno de la sede B mide 1600 metros cuadrados y fue donado al Municipio de Piedecuesta por el Sr. Cándido Cáceres de su finca “El Granadillo”, firmando para ello una escritura pública en 1966. Hasta inicios del siglo XXI las veredas Pajonal y Monterredondo se caracterizaban por la producción agrícola de monocultivos como la caña de azúcar y el tabaco ó la siembra de pastos de forraje para el engorde vacuno en los valles adjuntos al río de Oro y sus quebradas tributantes, así como en la parte alta era frecuente la rotación de cultivos con variedades de leguminosas y hortalizas. Siendo resguardados los nacimientos de aguas como zonas verdes y de reserva caracterizadas por plantas y maderas propias de los montes andinos entre los 900 y 1100 metros (Ver imagen 7).

Imagen 7. Reforestación IVRO de la microcuenca de Monterredondo, 2006

La parcelación de las fincas de las familias sucesoras de Cándido Cáceres (1963) y Julián Rondón (1961) en la vereda Monterredondo aunado a la venta de las parcelas recibidas por los campesinos beneficiados por la reforma agraria realizada por el Incora al lotear la Hacienda La Unión de Carlos Figueroa entre sus antiguos trabajadores (familias Gómez, Cogua, Pineda, Bueno, Martínez, etc.) ha ocasionado durante la última década el cambio de vocación productiva al constituirse los suelos de cultivo de las dos veredas en fincas campestres de propiedad de empleados públicos o jubilados, granjas donde predomina la cría de las aves de corral, así como se

han talado los bosques y humedales para la siembra de pastizales o la cría de bovinos por rotación extensiva de potreros. Sumándose a ese fenómeno la emigración de las familias nativas y la llegada de familias foráneas quienes por su inestabilidad laboral tienden a trasladarse de la vereda antes de completar un año de residencia. Al ser declarada en el POT de Piedecuesta como zona suburbana apta para el desarrollo urbano e industrial del Área Metropolitana, las veredas Pajonal y Monterredondo han sido transformadas por su alto potencial para el agroturismo y los deportes extremos en su zona montañosa, su creciente potencial campestre en la zona de pie de montaña y una tendencia a la ocupación agro-industrial de los terrenos planos del valle del Río de Oro como parte del Parque Tecnológico de Guatiguará, para lo cual se construyó la planta de tratamiento de aguas negras “El Santuario”. Problemática ambiental agravada con la licencia concedida por la CDMB (Resolución 000024 del 13 de enero de 2010) para ocupar 40,5 hectáreas de su extremo noroeste como lugar de depósito de desechos sólidos (“El Parque”), constituyéndose así en el lugar más apto para reubicar el basurero del área metropolitana conocido como “El Carrasco”.

3.3.1.2. Historia breve de las instituciones educativas2. Los Consejos Directivos de las escuelas rurales de primaria diseñaron a inicios de 1997 un Proyecto de Inversión y un Proyecto Educativo Institucional para justificar la creación del Colegio Municipal Técnico Agrícola Valle del Río de Oro de Piedecuesta (COMUTAVRO), los cuales fueron gestionados por las Juntas de Acción Comunal de La Unión y Monterredondo representadas por el Señor Hernando Bueno y Fernando Caballero ante el Alcalde y los Concejales, siendo

2

INSTITUTO VALLE DEL RÍO DE ORO (IVRO). Proyecto Educativo Institucional. Piedecuesta: IVRO, 2012.

finalmente aprobado por el Acuerdo Municipal 048 del 12 de julio de 1997. Los directores de las escuelas procedieron a organizar todo lo necesario para garantizar su entrada en funcionamiento en 1998. Para ello, y ante las limitaciones de recursos de infraestructura y de docencia, por Acuerdo Municipal 061 del 1 de diciembre de 1997 se modificó el nombre y la razón social del colegio COMUTAVRO para pasar a ser en adelante el Instituto Técnico Agrícola Valle del Río de Oro “ITAVRO”. Por desconocimiento de esas decisiones sólo se sustituyó la condición de Colegio, con lo cual al interior de la Comunidad Educativa continuó siendo reconocido como Instituto Municipal Técnico Agrícola Valle del Río de Oro “IMTAVRO”. Por sugerencia de los supervisores de la Secretaría de Educación Departamental y ante la necesidad de obtener el reconocimiento oficial para ser aprobado el grado noveno, y por ende garantizar la continuidad a los grados 10 y 11, el Consejo Directivo del colegio reconoció sus limitaciones físicas y financieras para poder ser un Instituto Técnico Agrícola Municipal y solicitó a las autoridades municipales un nuevo cambio en su razón social para denominarse en adelante sólo como Instituto Valle del Río de Oro con énfasis en agropecuarias. Para formalizar esa necesidad apremiante el Consejo Municipal de Piedecuesta expidió el Acuerdo Municipal 055 del 27 de noviembre por medio del cual se ordenó el cambio de nombre como Colegio - Instituto Técnico Agrícola Valle del Río de Oro por el de Instituto Valle del Río de Oro (IVRO). Por Resolución 12508 del 28 de octubre de 2002 de la Secretaría de Educación de Santander se integró formalmente la Escuela rural La Unión-Pajonal a IVRO después de estar integrados solo de hecho desde 1998. Finalmente se formalizó el proceso de integración y fusión de las escuelas primarias de la región a IVRO por medio de la Resolución 7901 del 2 septiembre de 2003 de la Secretaría de Educación de Santander, quedando constituido IVRO por la sección secundaria o sede A, la sección primaria de La Unión (creada en 1990) o sede B y la sección primaria de Pajonal (creada el 17 de febrero de 1966) o sede C. Así mismo, se impidió que otras escuelas fundadoras hiciesen parte de IVRO al ser integrada la Escuela Barroblanco al Instituto Luis Carlos Galán y la Escuela El Diamante al Instituto de Promoción Social.

3.3.1.3 Símbolos institucionales Acorde con el Manual de Convivencia de IVRO sus principales símbolos institucionales se encuentran descritos en la imagen 9.

Imagen 9. Símbolos de IVRO

Tomado de: INSTITUTO VALLE DEL RÍO DE ORO (IVRO). Manual de Convivencia. Piedecuesta: IVRO, 2011.

3.3.1.4 Demografía escolar El Instituto Valle del Río de Oro está dirigido por un Consejo Directivo encabezado por un Rector (a), apoyado por un secretario (a). En 2012 cuenta con dos docentes para grado cero y básica primaria en la sede B, dos docentes para grado cero y básica primaria en la sede A, así como diez docentes en básica secundaria y media vocacional en la sede A. En la sede B se cuenta con 41 estudiantes en grado cero y básica primaria. En la sede A con 41 estudiantes en grado cero y básica primaria, 79 estudiantes en básica secundaria y 25 estudiantes en Media vocacional.

3.3.2. Colegios Privados Ninguno

3.3.3 Biblioteca No se cuenta con servicio de Biblioteca pública en la vereda ni en IVRO. Solo existen bibliotecas y bibliobancos al interior de cada aula de clase de IVRO, en el caso de la Sede B gracias a las donaciones del Colegio Rochester, la Academia de Historia de Piedecuesta y la Junta de Acción Comunal de Monterredondo.

3.4 INSTITUCIONES CÍVICAS 3.4.1 Defensa civil Se depende de los servicios que presta la oficina existente en Piedecuesta al igual que de las estaciones de policía y bomberos.

3.4.2 Acción Comunal Cada sector cuenta con su propia Junta de Acción Comunal. Con lo cual, las necesidades y gestiones en pro de los habitantes de la vereda están a cargo de las Juntas de Pajonal y Monterredondo.

3.5 CENTROS DE BENEFICENCIA 3.5.1 Centro de Salud No se cuenta con un centro de salud. De forma irregular se ha contado con una Promotora de Salud del Hospital de Piedecuesta. Las personas atienden sus necesidades de salud acuerdo al régimen y empresa a la que se encuentran afiliados en el sector urbano.

3.6 ESCRITORES Ninguno reconocido. Los estudiantes de IVRO realizan y exhiben en carteleras institucionales sus ejercicios de composición en el área de Humanidades.

3.7 PINTORES Ninguno reconocido. Los estudiantes de IVRO realizan y exhiben en carteleras institucionales sus ejercicios de creación estética en el área de Educación Artística.

3.8 MÚSICOS En el sector Monterredondo Desiderio Díaz conformó grupos temporales de cuerdas con miembros de la familia Cáceres. Algunos estudiantes y padres de familia realizan imitaciones musicales en público.

4. ASPECTOS TÍPICOS La tradición oral de Pajonal se puede resumir en los relatos de la señora Mercedes Díaz de Cáceres, la matrona de más edad y con más años de residencia en la vereda Pajonal, sector Monterredondo. En 1999 sus experiencias fueron compiladas en la siguiente Monografía redactada por los estudiantes de la Escuela Pajonal:
“Nuestra vereda se llama Monterredondo. Hasta hace seis años pertenecía a un gran territorio o vereda que aún es llamado Pajonal. La llamamos Monterredondo porque cuando nuestros abuelos compraron estas tierras así ya se le llamaba. Doña Mercedes Díaz matrona de la familia Cáceres cree que se le llama así porque en la parte más alta de la vereda: ...Hay un bosque de monte alto, bien alto, bien crecido, y por allí (oriente) hay loma y por allá también (occidente), y esta el bosquecito ese en el medio. Allá se metían los cazadores y se perdían en ese monte.... Era un bosque de monte alto, bastante alto, y eso era montaña para arriba, para abajo si había monte pero ya más bajito...Por aquí en esto era meros pajales, halechales, y cortaderales, eran meras lomas sin casas...pero ese monte si era alto, todavía hay monte aunque han tumbado un poco. Los límites naturales de la vereda son por el oriente la ribera occidente de la quebrada Suracá. Esa quebrada la usamos para pescar, regar, sacar arena y para el baño. Por el norte todos los terrenos por en medio de los cuales continúa la quebrada Suracá, a la cual se le une la quebrada Monterredondo, también llamada la Horqueta, y desemboca en el Río de Oro. Los propietarios de ese sector utilizan las quebradas también para regar, pescar y para el baño. Por el occidente la vereda continúa por el Río del Oro, y luego asciende por los límites municipales con Girón hasta la cima con la Mesa. Por el sur la vereda linda a través de la cima de la Mesa con la vereda Mesitas. En este sector nacen las quebradas la Cañabrava, el Higuerón, el Caracolí, la Candelaria y los Mangos. Todas las quebradas se unen al río de Oro. Ese río lo usamos para sacar arena, para regar, pero no sirve para el baño por estar contaminado de las basuras y el estiércol de Piedecuesta. Dicen que el río se llama así porque de él sacaban oro los españoles. La forma común de propiedad es minifundios, aunque existe un latifundio de propiedad de los Rondón, y una hacienda productiva llamada la Candelaria que antes hacia parte de la hacienda Malpaso. El terreno de la vereda es inclinado, lo que a su vez nos ha permitido asociar el pie o base de la vereda con la familia Gómez, con parte de la familia Cáceres y la hacienda la Candelaria. La falda o parte media de la vereda es ocupada en su mayoría por la familia Cáceres y su antigua finca el Granado. La cima o parte alta es ocupada en su mayoría por la familia Rondón. Por la familia Gómez entendemos los herederos del señor Enrique Gómez, quien obtuvo la propiedad de esas tierras a través del repartimiento que se hizo de la hacienda de don Carlos Figueroa por el INCORA. Ellos usan la tierra para cultivar yuca, maíz tabaco, ahuyama, caña de azúcar, frijol y tomate, y para criar vacunos,

camuros, cachamas, mojarras, bocachicos, gallinas, piscos, palomas y patos. Aunque también han vendido algunas partes a los señores Hugo Serrano y José Solimán entre otros, quienes por lo general le han dado al suelo un uso decorativo, o sea para hacer casas, para sembrar prados, jardines y árboles frutales. Son miembros y herederos de tierra en esta familia: María, Eduardo, Adolfo, Lilia, Esperanza, Oliva, Marina, Gladys (difunta), Mercedes y Rodrigo (difunto) Gómez Guevara. Por la familia Cáceres entendemos los herederos del señor Cándido Cáceres. La nona Mercedes dice que: ...El señor Acevedo era el patrón de nosotros en Malpaso, él compro y loteo toda esa loma. La loma se la vendió a los pobres a como le pagaran, y por eso nosotros pudimos comprarle este tiraje de loma, nosotros le pagamos dándole gallinas, dándole el ganadito que teníamos... ...Los antiguos, las personas que vivían en las haciendas eran gente muy pobres, ninguna tenía un lotecito. Ahora el cual más tiene unos metros de tierra. Los Cáceres usan la tierra que heredaron para cultivar yuca, frijol, maíz, ahuyama, habichuela, tabaco, pepino y árboles frutales, y para criar vacunos, camuros, cabras, gallinas, patos, gansos, piscos, marranos, mojarras, cachamas y conejos. Han vendido algunas partes de su herencia a los señores José Dimas, Juan Francisco Mantilla, Dr. Jorge Moreno, Germán Gutiérrez y Gilberto Díaz entre otros; esos nuevos propietarios y vecinos han querido usar el suelo también para actividades o construcciones campestres, para hacer galpones, cocheras, cultivar yuca o reforestar con árboles frutales. Son miembros y herederos de esta familia: José Domingo, Isabel, Daniel, Carmen, Onofre, Emilio, Ramiro, Luis Jesús, Delfina, María Luisa, María del Transito, Benjamín, Ana Mercedes (difunta) y Simón Cáceres Díaz. Por la familia Rondón entendemos los herederos del señor Julián Rondón. Ellos usan la tierra para cultivar habichuela, pepino, tabaco, alverja, frijol, ahuyama, maíz, calabaza y frutales, y para criar vacunos, camuros, gallinas, patos, piscos, cerdos, mojarras y cachamas. También han vendido algunas partes de su herencia dándosele un uso campestre o para la cría de conejos y pollos. Son miembros y herederos de esta familia: Rubén, Ramiro, Isabel, Miriam, Carmen, Juan y Jesús Rondón Badillo. Por su cantidad y tradición los cultivos más sembrados en la vereda son: La yuca, que se cosecha en 12 meses, siendo usadas como herramientas la pica, azadón, barra y surtidor. El maíz, que se cosecha en 3 meses, son sus herramientas el tractor o la pica, palanca de siembra, fumigadora y surtidor. La habichuela y el frijol, que se cosechan aproximadamente en 3 meses. Son sus herramientas el azadón, palanca, barra, fumigadora y surtidor. Las frutas se cosechan en 6 meses. Son sus herramientas el azadón, pica, pala, barra y manguera. Los animales más criados en la vereda son: Pollos, que se venden a los 1,5 meses (los de galpón y a los l2 meses los criollos), son sus mayores cuidados vacunarlos, alimentarlos con concentrados, desinfectar el galpón, no estresarlos y no dejarlos amontonar. Peces de estanque, que se venden de los 9 a 12 meses, son sus mayores cuidados el desinfectar su pozo, mantener oxigenada el agua, alimentarlos con concentrado y separarlos sexualmente.

Cerdos, se venden de los 2 a 3 meses. Sus cuidados son mantenerlos limpios y alimentarlos con concentrados o aguamasas. Nuestros padres y abuelos además de usar los montes para cultivar o usar los frutos silvestres, también han usado los árboles y arbustos para subsistir: ...El monte se ha utilizado para sacar madera, para hacer las casas (el techo de las casas), leña para cocinar... y cascaras de pedralejo. ...Para leña se vendía de lo que saliera: Cucharo, Jaguito y Carnervaca. Carnevaca casi tampoco porque eso es leña muy maluca, una leña floja como la leña de Caracolí... Para la madera de las casas era jaguito, cucharo y maíz tostado. Jaguito es un arbolito que así lo han llamado toda la vida, es una madera dura y liviana. El cucharo es una madera dura y muy pesada. El maíz tostado también es una madera muy pesada pero dura, que aguanta para los techos y para las obras... ...La leña se picaba de los montecitos y se bajaba en mulas hasta donde salían las maquinas. El mal uso de los recursos naturales ha traído consigo problemas ambientales para la vereda. Por ejemplo los predios más deforestados por insuficiencias en abonos son los de los Rondón, los predios más talados y quemados para ampliar las áreas de cultivo son los de Ramiro Rondón, Gilberto Aza, Miguel Carreño, Luis Jesús Cáceres, los predios más erosionados por apertura de carreteras o explanaciones son los de José Solimán y Gustavo Jurado y los predios que más contaminan las aguas con basuras, estiércol de animales o químicos son los de Rubén Rondón, Isabel Cáceres y Carmen Rondón. Además de la tala y la quema el monte redondo se ve amenazado con una práctica mucho más destructiva pues buscando otras alternativas de trabajo se ha renovado la producción de carbón de leña. Al respecto cuenta doña Mercedes: ...pues ahora si esta Benjamín (Cáceres) por allá en esa vaina tumbando por ahí palos pero es para descubrir, porque como la leña no la compran, o si la compran la pagan mucha barata, ellos inventaron tumbar y quemarla en carbón. En vez de venderla en metros la venden encostalada. Para hacer el carbón eso pueden echar de todo palo pero no sirve el caracolí, el carnevaca ni el sanquemecho porque hacen la brasa y se apagan, sale un carbón muy malo, muy flojo. Por lo general echan cucharo, jaguito, maíz tostado, clavito, huecesito, tubo de hierro, mulato y corazón que son palos muy duros. La tradición carbonífera se remonta al año en que don Julián Rondón compro su finca y la dejó al cuidado de don Cándido Cáceres y sus hijos, quien a su vez se dedicó a la extracción del carbón y no de la leña del monte porque: ...Tocó eso porque de allá no se podía vender la leña cargada en mulas hasta Piedecuesta. En cambio el carbón se le echaban cuatro o seis bultos a una mula y los llevaba a Piedecuesta, y entonces se hacía más del carboncito que de la leña. Don Julián no trabajó en eso, quien inició la quemanza del carbón fue mi esposo. El busco un viejito que quemaba carbón en la Mesa, lo trajo, y él fue el que le enseño. Él hizo las pampas y empezaron a quemar carbón durante año y medio, hasta que compramos acá la finca y mi esposo volvió a hacer el intento de quemar carbón...eso sí también durante poquito

tiempo. Poquito tiempo porque él tenía un cosechero que sabía todo eso de quemar carbón, tumbar madera y le ayudó mucho a tumbar monte y a sembrar. Y al irse ya no saco más carbón, ni tumbó más monte. Las plantas silvestres que aún existen son hierbas y pastos como la guinea, pursia, tísica, pategallina, paja, rabo de zorro, elefante, bracharia, estrella, cortadera, etc. Arbustos como el helecho y especies sin nombre, y árboles como el cacao, guayabo, curo, matarratón, guadua, cañabrava, pomarroso, y maderas como el caracolí, cedro, cucharo, higuerón, jaguito, etc. Los animales silvestres que aún existen son guacharacas, pavas, chulos, pericos, guañuces, azulejos, cacaos, armadillos, faras, zorros, osos hormigueros, ñeques, cuerpo espinos, ardillas, conejos, cangrejos, culebras, sapos, murciélagos, lagartijas, tortugas, tinajos, búhos, cucarrones, lombrices y hormigas. De ellos algunos son muy apreciados por ser comestibles como los armadillos, hormigas culonas, osos, guacharacas y faras. Pero todas esas plantas y animales del monte están amenazados a desaparecer en el futuro, porque como se imagina la viuda de Don Cándido Cáceres: ...esto será un pueblo y acabaran todos los montes que hay, con toda la arborización que hay. Y me sigo porque donde van construyendo una casa van tumbando los ruedos, y entonces va quedando todo destapado... entonces irán quedando lomas destapadas y un caserío. Es de anotar que en nuestra vereda también existen artesanos. El señor Luis Alejandro Guevara fabrica sacos de fique y cabuya y el señor Luis Desiderio Díaz fabrica casas de pesebre en helecho, entre otros. También nuestras mamás saben preparar ricos platos de cabro, mute, pisco, sancocho, gallina rellena, pepitoria, chicha, masato, ponqué, tortas y dulces de frutas. Los atractivos turísticos que existen en nuestra vereda son el pozo azul (Quebrada de los Montes), Cueva del Indio, el bosque de Onofre Cáceres y la hacienda La Candelaria”3.

5. DATOS DE INTERÉS Patrona: Adoración parroquial de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro Conjuntos musicales: Ninguno reconocido Biblioteca: Ninguna Capilla: Solo hay una en Monterredondo consagrada al Divino Niño.
3

CONSEJO ESTUDIANTIL de la Escuela Rural Pajonal, Piedecuesta. Vereda Pajonal – Monterredondo: La Mesa de Géridas y río de Oro. En: PÉREZ, Luis (Comp.). Historias de mi pueblo: Barrios y veredas de Piedecuesta. Piedecuesta: Municipio de Piedecuesta, 2000. Disponible en: http://es.scribd.com/doc/60697377/Barrios-y-Veredas-de-Piedecuesta-durante-elSiglo-XX

FUENTES CONSULTADAS

CAMARGO, Carlos. Et. Al. Estructura urbana del Municipio de Piedecuesta: Edificaciones e infraestructura. En: Diagnóstico y evaluación de la infraestructura físico – social del área urbana de Piedecuesta frente al crecimiento poblacional. Vol. II. Bucaramanga: UIS, 1985.

CONSEJO ESTUDIANTIL de la Escuela Rural Pajonal, Piedecuesta. Vereda Pajonal – Monterredondo: La Mesa de Géridas y río de Oro. En: PÉREZ, Luis (Comp.). Historias de mi pueblo: Barrios y veredas de Piedecuesta. Piedecuesta: Municipio de Piedecuesta, 2000. Disponible en: http://es.scribd.com/doc/60697377/Barrios-y-Veredasde-Piedecuesta-durante-el-Siglo-XX

INSTITUTO VALLE Convivencia, 2011.

DEL RÍO

DE

ORO

(IVRO).

Manual

de

INSTITUTO VALLE DEL RÍO DE ORO (IVRO). Proyecto Educativo Institucional. Piedecuesta: IVRO, 2012.