TDAH. Causas y tratamiento.

A pesar de no existir ningún factor presente en la totalidad de los niños hiperactivos y de que muchas de las conductas que se registran en cada caso tienen un origen diferente, la mayoría de los especialistas coinciden al admitir la existencia de un factor hereditario en el TDA-H, aunque también son muchos los estudios que avalan la influencia de otros factores como el ambiental o el psicosocial. Sin embargo todos los especialistas coinciden en interpretar con cautela cada una de las diferentes hipótesis, ya que, los resultados aportados por los diferentes estudios son limitados. Actualmente se consideran diversos factores como las influencias familiares y genéticas, las ambientales o las psicosociales. A continuación se describen más detalladamente:  Influencias familiares y genéticas. Algunos estudios han demostrado que un gran número de padres de niños hiperactivos mostraron signos del trastorno durante su infancia. También los hermanos de padres comunes de un niño hiperactivo muestran una conducta semejante con mayor frecuencia que los que sólo son hermanos del niño por parte de unos de los padres. Pero los estudios en este campo son limitados y el método utilizado muchas veces distorsiona los resultados. Los niños hiperactivos posiblemente, aparte de la genética, podrían tener un ambiente anómalo a su alrededor. En las influencias familiares y genéticas se pueden diferenciar: los factores neuroquímicos, neuroanatómicos y neuropsicológicos, las alteraciones neurológicas y los factores pre y perinatales: Con respecto a los primeros, las múltiples investigaciones han derivado en varias teorías como como la de la disfunción del diencéfalo (Laufer, Denhoff y Solomon, 1957), un defecto en el sistema límbico (Peters, 1971) o una disfunción del lóbulo central. Pero no existe una seguridad en estas teorías del lugar exacto donde puede estar localizado el origen físico del problema. Por otra parte, se piensa que puede ser que algunos niños hiperactivos tengan defectos de activación e inhibición del Sistema Nervioso Central. Otro factor a tener en cuenta son los neurotransmisores que controlan el sistema atencional, estos son las catecolaminas (dopamina, noradenalina,...), que se encargan de controlar la motivación, la conducta motora, el nivel de actividad y

Feingold (1975): Decía que los niños hiperactivos son especialmente sensibles a los componentes tóxicos de los colorantes artificiales.agitación. pero carecen de fundamentación empírica. Los afectados que sobreviven a una intoxicación de plomo sufren secuelas neurológicas permanentes y deterioros cognitivos y conductuales. las hemorragias e hidrocefalias y posibles trastornos emocionales padecidos por la madre.. se sabe que las lesiones físicas del cerebro no son causas seguras ni recurrentes de la conducta hiperactiva. Los productos químicos que contienen los aditivos alimenticios han sido relacionados con diversas formas de cáncer. Probablemente las lesiones graves cerebrales sean causa suficiente. En gran cantidad puede causar encefalopatías graves en los niños. la iluminación fluorescente e incluso la ropa interior ajustada. alcohólica. . Hay factores físicos que han sido considerados como causas. si la madre es fumadora.. depresión y enfermedades cardiovasculares. En algunas pruebas entre un 30 y un 50% de los niños con TDAH mostraban una gran mejoría cuando no tomaban aditivos en su dieta alimenticia. Pueden contribuir al desarrollo de la hiperactividad pero actúan junto a factores del ambiente Entre las causas pre y perinateles que pueden influir destacan: la falta de oxigenación durante el embarazo. ciertos conservantes y silicatos naturales. Con respecto a las alteraciones neurológicas. como por ejemplo: el clima. drogodependiente. La mayor parte de las lesiones tienen consecuencia en la conducta. esquizofrenia. el nacimiento prematuro. pero los estudios no están confirmados. Para algunos autores los niños con TDA-H tienen un déficit importante de estos neurotransmisores.. Sin embargo hay evidencias que indican que el plomo y los aditivos alimenticios tienen cierta influencia en las conductas hiperactivas: El plomo está presente en el aire y los nutrientes contaminándolos.  Influecias ambientales.

así como las técnicas cognitivas. que sean observables y registrables. Battle y Lacey (1972). Influencias psicosociales. socioeconómicas y acontecimientos estresantes. sugirieron que la hiperactividad podía ser consecuencia de un estilo educacional parental coercitivo. la estimulación aversiva o castigo. Por otro lado también se emplean métodos dirigidos a disminuir o extinguir en el niño comportamientos desadaptativos. donde abunda el control. Los programas de modificación de conducta que se utilizan se dividen en dos bloques. indicar la forma de conseguirlas así como las conductas que las proporcionan y utilizar siempre el refuerzo verbal en su administración. En el TDAH son muchas y muy variadas las técnicas que se pueden integrar el en desarrollo del programa de tratamiento.  Elaborar una lista de reforzadores para ser canjeados por las fichas. Las pautas para su aplicación son:   Describir las conductas en términos claros. por un lado se emplean técnicas con las que se prenden aumentar o implantar (en el caso de que no existiesen en el repertorio del niño) conductas positivas y deseables. Esta última me me merece una mención especial por ser uno de los programas que ha resultado más eficaces para lograr cambios conductuales en los niños que padecen TDAH. . que le ayuden a controlar sus impulsos y a promover un adecuado desarrollo en todos los ámbitos de su vida. así como. que le impiden llevar una vida normal y dificultan enormemente su desarrollo en todos los ámbitos de su vida diaria. también el ambiente ejerce una gran influencia en el desarrollo del mismo. Los métodos más destacados son: los programas de refuerzo. las características psicológicas. Evitar los refuerzos que se puedan conseguir fuera del sistema. contrato de contingencias y los programas de economía de fichas. el coste de respuesta. la capacidad de adaptación. Las más conocidas y que han demostrado mayor eficacia son las técnicas de modificación de conducta. Seleccionar el sistema de fichas. sino que. el castigo y pocas recompensas. el tiempo fuera. Los trastornos asociados a problemas conductuales y de aprendizaje no dependen sólo de la dotación biológica. las técnicas de extinción de conducta.

“No está mal. con la finalidad de poder autorregular en última instancia su comportamiento. Creo que lo he hecho bien”. entrenamiento en comunicación o técnicas para el control de la ira. es importante que en la primera fase el niño consiga los refuerzos fácilmente. entrenamiento en resolución de problemas. mediante la utilización de técnicas de corte cognitivo-conductual. “He cometido algún fallo. El proceso de solución de problemas se basa en los siguientes puntos generales:  Definición del problema.  Elección de la respuesta. acumuladas.  Aproximación al problema. “Tengo que pensar sólo en esto y estar muy concentrado”. El programa pretende potenciar en el niño hiperactivo la capacidad para desarrollar un pensamiento secuencial mediante la función reguladora del lenguaje. tengo que fijarme más y encontrar la respuesta correcta”. aumentando la dificultad.  Rectificación de errores.  Revisar el programa. para aumentar su motivación. “Tengo que considerar todas las posibilidades”. fichas ganadas.  Focalización de la atención. además del adiestramiento en autoinstrucciones para intentar solucionar los problemas. Establecer un sistema de registro.  A medida que finaliza el programa se deben ir sustituyendo las fichas por refuerzo verbal y social. Desde el punto vista de las teorias cognitivas se pretende. Desde esta perspectiva destacan las técnicas de autocontrol. El aprendizaje de las instrucciones se realiza a través de un modelo. Una de los programas que ha demostrado buenos resultados. lo que se pretende es que el niño pueda aplicar estas autoinstrucciones a otros ámbitos de la vida real y no sólo para una situación concreta y puntual . entrenamiento en relajación. gastadas. “¿Qué es lo que tengo que hacer?”. Es importante conocer y apuntar la tasa de emisión de las conductas. sobre todo en niños con problemas de impulsividad es la técnica de “Párate y piensa” de Kendall.  Autoevaluación y autorrefuerzo. también los reforzadores en los que se emplean las fichas. a diario. autoinstrucciones. “Después de pensarlo mucho creo que la respuesta es ésta”. a medida que se va desarrollando. que el menor potencie su capacidad autocontrol sobre sus propios pensamientos y emociones.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful