Está en la página 1de 3

Leyes de la Prosperidad

La Ley de la Posibilidad Pura


Todo es posible, vasto e ilimitado.

La Ley de la Contención
Crea una estructura para mantener el flujo de la prosperidad.

La Ley de la Atracción
La mente es un imán.

La Ley de la Oración
Se claro con el propósito.

La Ley de la Fe
Ya existe, ya está escrita, solo vela ahora.

La Ley de la Proyección
Uno debe tener claridad y la visión de la meta a recibir.

La Ley del Diezmo


Da el 10% al infinito, a lo desconocido, y volverá a ti.

La Ley del Recibimiento


Crea el espacio para recibir la bendición de regalos.

La Ley de Ampliación
Entiende los principios de crecimiento de manera exponencial.

La Ley de la Paciencia
Confía, espera y deja que la mano de Dios lo haga por ti.
Para entender las leyes de la prosperidad

La Ley de la Posibilidad Pura es donde todo comienza. Antes de que puedas creer que
es verdad, ¿Cómo puede ya ser ?. Hasta puedes prever la posibilidad, ¿comó puedes
comenzar el camino hacia lo que quieres? Esta ley ayuda a entender que las
posibilidades son ilimitadas.

La Ley de la Contención es todo lo que concierne a las finanzas. Mucha gente quiere
tener dinero, pero no mucha sabe como manejarlo y lidiar con él. Esto necesita una
valorización sincera de cómo las cosas actualmente ocupan su posición en tu vida. El
entender lo que significa tu cuenta bancaria, cuenta de ahorros, de jubilación- o crearlas si
no las tienes- significa tomar la responsabilidad en tus propias manos. Hay muchos
programas y autores excelentes del tema. Personalmente mis favoritos son los libros
fantásticos de Suze Ormans.

La Ley de la Atracción es acerca de entender el poder de la mente. La mente es un


imán. Ahora es el minuto de reflejar, escuchar y meditar en tus palabras y pensamientos.
Así como el mantra es la relación de la mente con el cosmos, cada palabra que dices es
una confirmación de tal relación “estoy en quiebra”, “no puedo comprar eso”, y
afirmaciones similares que refuerzan una y otra vez que no hay lugar para una
prosperidad financiera en tu vida. Afirmaciones tales como,“no soy bueno en las
relaciones”, “soy incapaz”, “estoy siempre enfermo”, “la vida apesta”, tanto dichas en
palabras como en los pensamientos, refuerzan esta estructura negativa en tu realidad
física y asegura que no habrá prosperidad en tu salud, relaciones o cualquier parte de tu
vida. Solamente rechaza pensar o decir cualquiera de estos pensamientos. En cambio, di
cosas como “mi prosperidad está aumentando y pronto podré pagar eso fácilmente”,
“estoy trabajando para estar más cómodo con mi presupuesto”, “la prosperidad viene a
mi”. Estos comentarios admiten la prosperidad, de hecho, la invitan. Di cosas como, “veo
este desafío como una oportunidad para crecer y superarme en la vida”, “me amo lo
suficiente para comenzar un programa de ejercicios que funcione para mi”, “soy hermoso,
dadivoso/prodigo, dichoso”.

La Ley de la Oración es entender tu propósito. ¿Lo has establecido? Ahora es el tiempo


para hacerlo. Usa afirmaciones que refuercen y establezcan tus propósitos, permitiendole
al Universo que sepa que estas preparado para recibir su riqueza y obsequios. No te
limites pensando COMO esto puede pasar, solamente utiliza la Ley de la Oración
estableciendo tus propósitos y permitiendo que su flujo entre en tu vida.

La ley de la Fe. Pasará. Solo debes saberlo y proyectarlo. Tal como en la película, “Field
of Dreams” (lugar de los sueños), donde dicen “construyelo y llegaran”(literal), ya has
establecido tu propósito y ahora debes esperar seguro que pasará. Tu único trabajo es
recordara esto siempre. No permitas que la duda ensombrezca tu fe en cualquier forma.

La ley de la Proyección es similar a lo esencial de la ley de la Oración, pero es más


concreta y cimentada. Te sugerimos que crees un capítulo. Has una lista de las áreas de
tu vida que deseas cambiar: hogar, trabajo, relaciones con tu esposa, hijos, espiritual,
juegos (ocio), etc. En cada categoría anota como te gustaría que fuera. Usa afirmaciones
positivas, que eleven el espíritu y siempre permitete lo ilimitado sin ponerle un tope. Por
ejemplo, afirma que te gustaría llegar a ganar X suma- o más. Pero tampoco te pongas un
limite planteandote COMO debe pasar.

La ley del Diezmo. Debemos dar. El dar crea un vacío y Dios llena el vacío. Está escrito
en cada patrón espiritual que debemos devolver el 10% a nuestro creador. Dentro de las
muchas tareas hay que experimentar la verdadera Prosperidad, muchas personas
encuentran que esto es lo mas difícil. Se necesita abrir nuestras billeteras y dejar algo,
siendo quizás la única herramienta más efectiva para permitirle a la prosperidad entrar en
nuestras billeteras. Te animamos a que comiences. Si no puedes inmediatamente con el
10%- comienza con algo. Dalo a un templo religioso o espiritual, organización o iglesia y
dalo libremente, sin necesitar ver donde ira. Da esto a Dios y permite que vuelvan a ti
multiplicados en 10.

La Ley del Recibimiento es una que toma tiempo y práctica. Mucho de nosotros
estamos calificados para dar obsequios, pero unos pocos pueden recibirlos. Siempre
recibe gentilmente, siempre se agradecido, siempre di gracias. Y a menudo restringimos
lo que podemos recibir solo imaginando lo que creemos como una fuente, un origen. La
Ley del recibir nos desafía a no limitarnos. Hay tantos orígenes o fuentes de prosperidad
como granos de arena. Si tu dices “debo tener un aumento para ser próspero” estás
buscando la posibilidad incluso de un mejor trabajo con más sueldo. La prosperidad
puede venir en la forma de una reducción de gastos, en un cheque inesperado o en un
gran trato de algo que necesites. Recibir abundancia en cada nivel y en cada forma.

La Ley de Ampliación se construye simplemente en base al principio de ver y entender el


aumento exponencial. “puede este cheque con X suma servir al bienestar universal y
volver a mi multiplicado en 10”. Se consciente y date cuenta de lo que deja tus manos.
Adornalos con tu bendición y aplica la Ley de la Ampliación estableciendo tu propósito que
vuelva a ti multiplicado en 10, 100 veces.

La Ley de la Paciencia se paciente. Todo esta siendo cuidado. Mantén tu propósito


fresco repasandolo frecuentemente y luego – se paciente.
“La paciencia paga. Espera. Deja que la mano de Dios lo haga por ti. Deja que Aquel que
te ha creado y creado todo, el medio ambiente, las circunstancias, dependencias y
facultades.
Oh persona, ¿por qué estás tan dudoso? Aquel que te hará cuidarte. Aquel que creó el
universo, todos los planetas, dependencias y facultades planetarias en la tierra, El es
Aquel que te ha creado. Espera, ten paciencia, inclínate hacia El, y todas las cosas
buenas llegaran a ti.
Vive en Dios, Vive en Dios, Vive en Dios. Hazte amigo de tu alma. Vive en Dios y hazte
amigo de tu alma. Todas las dependencias y facultades de la Creación, las cuales te
interesan mucho, deben estar a tus pies. Necesitas millones de cosas, millones de cosas
alcanzarás, si eres sólido, establecido, firme, paciente. recuerda, el Creador te observa y
la Creación está lista para servirte, si solo... eres tu.

Consolidate. Concentrate. Se tu mismo. Y puede que toda la paz, los medio ambientes
pacíficos y la prosperidad lleguen a ti para siempre. Sat Nam”.

Yogi Bhajan.(derechos reservados)

Un excelente recordatorio de este texto en una bella grabación de Yogi Bhajan diciendo el
texto anterior. Se llama “Patience Pays”(“la paciencia paga”) (disponible por Ancient
Healing Ways). Le recomendamos que lo escuche en su altar.