RESUMEN DEL LIBRO

Trabajas para los otros. Arkad relata su historia. Cada moneda de oro que ahorras es un esclavo que trabaja para ti. le dio un consejo: “…una parte de todo lo que ganaba me tenía que pertenecer”: Pagas a todo el mundo. determinación). La oportunidad…no pierde el tiempo con los que nos están preparados. trabajaron duro durante muchas horas al día durante muchos años y gastaban su dinero en placeres. siguen trabajando duro. Primero págate a ti mismo. menos a ti. fabricante de carros de Babilonia y Kobi. invertir con prudencia). y apenas pueden sobrevivir. prestamista. Una parte de lo que tú ganas es tuyo y lo puedes conservar. Deciden buscar el consejo de Arkad. Cuando me impongo un trabajo lo hago (voluntad. Bansir. tienen sus familias. Concluyen que lo más importante son los ingresos. su vida como esclavo. Capítulo 3: Las Siete Maneras de Llenar una Bolsa Vacía. No debe ser menos de una décima parte. Hasta que un día Algamish.EL HOMBRE MÁS RICO DE BABILONIA George S. Clason - Capítulo 1: El Hombre que Deseaba Oro. Capítulo 2: El Hombre más Rico de Babilonia. una renta que continuamente llene sus bolsas: una fuente de la riqueza. reflexionan sobre sus vidas: de jóvenes asistieron con los sacerdotes para aprender su sabiduría. pedir el consejo de hombres competentes y hacer que los beneficios trabajen para ti (viviendo con lo necesario. SEA CUAL SEA LA CANTIDAD QUE TÚ GANES. músico y mejor amigo de Bansir. El rey Sargón le pide a Arkad que le enseñe a los hombres de Babilonia a hacerse ricos: . ahora. viejo amigo y hombre más rico de Babilonia. postergando los placeres. su arduo trabajo. viejos. pero con la visión y el deseo de llegar a tener fortuna. Quien pide consejo sobre sus ahorros a alguien que no es entendido en la materia habrá de pagar con sus economías… Las tres reglas de la gestión de la riqueza: Conseguir y conservar el dinero.

Si una parte del 90% puede convertirse en una inversión rentable “sin perjudicarle”…sus tesoros crecerán con mayor rapidez: un techo que lo proteja a usted y a los suyos. conocer los peligros que pueden presentarse. Los gastos siempre crecen en proporción a nuestros ingresos a menos que hagamos algo para evitarlo. Controlar los gastos en función de metas bien definidas. 3) Haced que vuestro oro fructifique. 2) Controlad vuestros gastos. sino que en el arroyo que fluye continuamente y la va alimentando. “el coste de su vida se reducirá mucho”. Hacer producir cada moneda… 4) Proteged vuestros tesoros de cualquier pérdida. sin tocarlos.1) Empezad a llenar vuestra bolsa. 5) Haced que vuestra propiedad sea una inversión rentable. El deseo (fuerte. 7) Aumentad vuestra habilidad para adquirir bienes. Después de pagar su propia casa. [Arkad prevé los seguros de vida para los tiempos actuales]. pequeño) precede a la realización. específico. No confundamos los gastos necesarios con nuestros deseos. La riqueza de un hombre nos está en las monedas de oro que lleva en una bolsa. Antes de invertir el dinero ahorrado. Acumulen bienes para cuando sean viejos…de manera sensata y mediata. 6) Aseguraos unos ingresos para el futuro. No hacer inversiones dudosas. Hacer un presupuesto que no supere el 90% de los ingresos. No dejarse arrastrar por el deseo romántico de hacer fortuna rápidamente. es mejor hacer caso a los expertos para hacer que su dinero produzca. Guarda la décima parte (10%) de todos tus ingresos. . El hombre debe prever ingresos adecuados para su vejez. Estudiar nuestros hábitos de vida para darnos cuenta que muchos de nuestras necesidades “básicas” pueden ser disminuidas o eliminadas.

La suerte espera y llega al hombre que aprovecha la oportunidad. cubrir las necesidades de su familia. El oro trabaja con diligencia y de forma rentable para el poseedor sabio que le encuentra un uso provechoso. Rodan. La acción te conducirá hacia el éxito que deseas. El oro acude fácilmente. más dinero ganaremos. V. El hombre que se respeta a sí mismo debe: pagar sus deudas lo más rápidamente posible. en cantidades siempre más importantes. estudiar e instruirse. no comprar cosas que no pueda pagar. Capítulo 6. El oro huye del hombre que lo fuerza en ganancias imposibles. hazlo de forma que luego no recaigan sobre ti sus responsabilidades. actuar respetándose a sí mismo. Las Cinco Leyes del Oro. Cultivar las facultades intelectuales. fabricante de lanzas. La suerte a menudo se presenta en forma de una oportunidad. multiplicándose incluso como los rebaños en los campos. Capítulo 4. su remuneración aumenta. que sigue el seductor consejo de defraudadores y estafadores o que se fía de su propia inexperiencia y de sus románticas intenciones de inversión. I. El oro permanece bajo la protección del poseedor prudente que lo invierte según los consejos de los hombres sabios. ser compasivo y ayudar a los enfermos o desafortunados. Si quieres ayudar a un amigo. visita a Maton (prestamista y mercader de joyas y telas exóticas) para pedirle consejo para invertir 50 monedas de oro. El Prestamista de Oro de Babilonia. Para atraer la suerte es preciso aprovechar de inmediato las ocasiones que se presentan. El oro escapa al hombre que invierte sin fin alguno en empresas que no le son familiares o que no son aprobadas por aquellos que conocen la forma de utilizar el oro. II. III. . Capítulo 5. La Diosa de la Fortuna. tener un testamento. Todos los hombres tienen la manía de dejar las cosas para más tarde (“contemporizar”). al hombre que reserva no menos de una décima parte de sus ganancias para crear un bien en previsión de su futuro y del de su familia. IV.A medida que un hombre se perfecciona en su oficio. Cuantos más conocimientos adquiramos.

Las Tablillas de Barro de Babilonia. Capítulo 7. Cuando se está determinado se encuentran los medios. Dabasir le cuenta su historia a modo de ejemplo. Sharru Nada narra su historia a Hadan Gula. Capítulo 9. El Babilonio Más Favorecido por la Suerte. sin importar su cuna? El alma de un hombre libre mira la vida como una serie de problemas por resolver. 7/10 partes para cubrir sus necesidades básicas. Dabasir (tratante de camellos) le cobra las monedas que le había prestado al joven Tarkad. Capítulo 10. poco a poco. “No podemos permitirnos vivir sin estar protegidos de manera adecuada”. La mala suerte persigue a los hombres que piensan más en pedir que en dejar. Relato de cómo las murallas de Babilonia habían repelido un ataque poderoso. El Tratante de Camellos de Babilonia. Las Murallas de Babilonia. 2/10 partes para pagarle a sus acreedores de manera equitativa. el alma de un esclavo gimotea. Describe cómo Dabasir implementó un plan para salir de todas sus deudas: 1/10 parte de sus ingresos para ahorrarla totalmente. . ¿no se convertirá en uno. Ilustra las necesidades del hombre y su deseo de estar protegido.Pedir una garantía…”lo más seguro es prestar dinero a aquéllos cuyas posesiones tienen más valor que el oro que desean que les preste”. Si un hombre tiene alma de esclavo. aunque fuera difícil. El oro es la mercancía del prestamista…si se presta con imprudencia es difícil recuperarlo. y los resuelve. Intenta asociarte con hombres hábiles y emprender negocios cuyo éxito esté asegurado para que tu tesoro salga ganando y esté en lugar seguro. Éste aún no las ha podido conseguir y acusa a la mala suerte. “Vale más prevenir que curar”. Capítulo 8.

Capítulo 11.“…el trabajo es el mejor amigo que he conocido. “Decide qué es lo que quieres conseguir y el trabajo te ayudará a conseguirlo”. lo convierte en un hombre mejor”. Resumen Histórico de Babilonia. hacer que te quiera. “No es bueno para ningún hombre estar sin trabajar”. Me ha dado todas las cosas buenas que tengo…es mejor que lo trates como a un amigo. Recuerda que el trabajo bien hecho hace bien a quien lo realiza. *FIN* . No te preocupes si es duro…no te inquietes si él [amo] no aprecia tu trabajo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful