LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA Y LA INVASIÓN FRANCESA EN LA COMARCA DE TIERRA DE BARROS.

INDICE:
I-LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA 1-Orígenes. 2-El bloqueo continental. 3-Fases y batallas. -El Motín de Aranjuez. -Deasarrollo de la guerra. -Éxitos de las fuerzas españolas 4-Consecuencias. II- ALMENDRALEJO Y TIERRA DE BARROS. 1-La guerra en Extremadura. 2-Organización de las tropas. 3-Primeros enfrentamientos en la Tierra de Barros. 4-La resistencia en la Tierra de Barros. 5-La entrada de las tropas en Almendralejo. 6-La Gran Guardia. 7-Los focos más activos. 8-¿Guerras de religión? 9-Acatamiento a Bonaparte. 10-El Marqués de Monsalud pide ayuda a Wellington. 11-Fin de la guerra.

I-

LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA:

1- ORÍGENES: Desde la proclamación de Felipe V de España, una alianza tradicional había regido las relaciones entre la corona española y la de Francia. El Tratado de San Ildefonso de 1796 (firmado entre la Convención Nacional Francesa y Carlos V, representado por el favorito y primer ministro Godoy), así como el Tratado de Aranjuez de 1801 (con el Consulado de Napoleón Bonaparte) restablecen esa alianza, pero lleva durante el siglo XVIII a las coronas de España y Francia a sucesivos enfrentamientos armados con el Imperio Británico en la disputa de intereses económicos y coloniales.

En 1801, Napoleón anima a Portugal a que rompa su alianza tradicional con Inglaterra y cierre sus puertos a los barcos ingleses. En esta pretensión arrastró a España (gobernada entonces por el ministro Manuel Godoy) mediante la firma del Tratado de Madrid de 1801. Según este tratado, España se comprometía a declarar la guerra a Portugal si ésta mantenía su apoyo a los ingleses. Ante la negativa portuguesa a someterse a las pretensiones franco-españolas, el ejército español interviene en Mayo de 1802 en Portugal provocando la efímera Guerra de las Naranjas, que manifiesta la falta de resolución de la corte española.

Vista de Puente Ajuda, en Olivenza, donde tuvo lugar la Guerra de las Naranjas Desde 1803, España puso a disposición su Armada para la guerra naval contra los británicos, que culminaría en Octubre de 1805 en la Batalla deTrafalgar. Pero la derrota de Trafalgar no tuvo las mismas repercusiones en España y Francia. Napoleón tuvo que renunciar a la invasión marítima de Gran Bretaña, pero obtuvo triunfos militares en Austerlitz en diciembre de 1805 y en Jena en octubre de 1806, alcanzando acuerdos de paz con austriacos, rusos y prusianos. Sin embargo, en España, la destrucción de la Armada agravó la crisis económica al permitir las comunicaciones con las colonias americanas y aumentaba el recelo a la política de alianza.

2- EL BLOQUEO CONTINENTAL: El fracaso de las negociaciones con el gobierno británico indujo a Napoleón a relanzar el enfrentamiento directo directo con los británicos mediante la práctica de la guerra económica total del Bloqueo Continental tras el aumento de las tasas aduaneras y el cierre de los puertos de norte de Francia. La política del Bloqueo orientó el interés de Napoleón hacia la Península Ibérica y el Mediterráneo occidental, incrementando la presión sobre la

corte de Portugal, a la que se advirtió para que tomase medidas para el cierre al comercio con los bitánicos. Ante la inacción portuguesa, en Agosto de 1807 retomó la fórmula para forzar a aceptar el Bloqueo a los portugueses, y reclamó el apoyo de la corte española, que con este fin envió un ultimátum al gobierno portugués, que no realizó ninguna acción. El 18 de Octubre de 1807, JUNOT, enviado de Napoleón, atraviesa la frontera y pocos días después, el representante de Godoy firma el Tratado de Fontainebleau en el que se estipula la invasión militar conjunta, la cesión a la corona de los nuevos reinos de Lusitania y Algarves, así como el reparto de las colonias.

Firma del Tratado de Fontainebleau 3- FASES Y BATALLAS: A finales de 1807, Napoleón decide que la monarquía de Carlos IV, aliada pero independiente, era de escasa utilidad, y que sería más conveniente la creación de un estado satélite. Según el historiador Jean Aymes, a esta situación se llegaría por un cúmulo de circunstancias: la debilidad militar del estado vecino, la complacencia de los monarcas españoles, la necesidad de arrojar a los ingleses fuera de Portugal y la enemistad del Napoleón hacia la dinastía de los Borbones.

-EL MOTÍN DE ARANJUEZ: La presencia de tropas francesas en España en virtud del Tratado de Fontainebleau se hacía amenazante, a medida que iban ocupando localidades españolas como Burgos, Salamanca, Pamplona, San Sebastián, Barcelona o Badajoz. La presencia de estas tropas alarmó a Godoy. En mayo de 1808, temiéndose lo peor, la familia real se retiró al Palacio Real de Aranjuez para, en caso de necesidad, seguir camino hacia el sur y embarcarse para América. Tras correr por las calles de Aranjuez el rumor del viaje de los reyes, la multitud, dirigida por miembros del partido fernandino, se agolpa frente al Palacio Real y asalta el palacio de Godoy. Ante esta situación interviene el príncipe Fernando, verdadero dueño de la situación, en el que abdica su padre convirtiéndolo en Fernando VII.

El Motín de Aranjuez

-DESARROLLO DE LA GUERRA: Aprovechando estos sucesos y aprovechando que las tropas francesas ya habían ocupado el norte de España (amparándose en el tratado de Fontainebleau), Napoleón forzó la cesión de la corona de española a su hermano José Bonaparte, como José I. El resentimiento de la población por las exigencias de manutención de las tropas extranjeras, junto con la fuerte inestabilidad política tras el motín de Aranjuez y el ascenso al poder de Fernando VII precipitan los acontecimientos que desembocan en los primeros levantamientos en el norte de España y la jornada del 2 de mayo en Madrid. La guerra se desarrolló en varias fases en las que ambos bandos tuvieron la iniciativa sucesivamente, y se destacó por el fenómeno guerrillero que, junto con los ejércitos regulares dirigidos por el Duque de Wellington, provocaron el desgaste progresivo de las fuerzas bonapartistas.

La población civil padeció los efectos de una guerra total y la industria española fue devastada.

José Bonaparte, rey de España (Julio 1808-Junio 1813)

-ÉXITOS DE LAS FUERZAS ESPAÑOLAS: Los primeros éxitos españoles fueron la batalla del Bruch, la resistencia de Zaragoza y Valencia, y la victoria de Bailén. Éstas provocaron la evacuación de Portugal y retirada francesa al norte del Ebro, seguida en el otoño de 1808 por la entrada de la Grande Armée, comandada por Napoleón, máximo despliegue francés hasta mediados de 1812. La retirada de efectivos con destino a Rusia es aprovechada por los aliados a partir de su victoria en la batalla de Arapiles y avanzar hacia los Pirineos derrotando a los franceses en las batallas de Vitoria y San Marcial. El Tratado de Valençay (1813),firmado entre España y Francia puso fin a la guerra de la Independencia, restauró a Fernando VII y dejaba a España libre de la presencia extranjera, pero no evitó la invasión del territorio

francés, siendo la Batalla de Toulouse el último enfrentamiento de la guerra. 4-CONSECUENCIAS: -Plano socioeconómico: La guerra ocasionó un gran descenso demográfico por causa de la hambruna y la violencia, así como epidemias y enfermedades, lo que afectó principalmente a Extremadura, Cataluña y Andalucía. A la alteración social se suma la destrucción de infraestructuras, industria y agricultura, la bancarrota del estado y la pérdida de patrimonio cultural. Plano político: Se hace patente la debilidad internacional del país, privado de su poderío naval y excluido del panorama geopolítico de Europa. También la América española obtendría su independencia. En política interna, el conflicto fraguó la identidad nacional española y abrió las puertas al constitucionalismo. Sin embargo, también inició una era de luchas civiles entre los partidarios del absolutismo y los del Liberalismo, que se extenderían a a todo el siglo XIX y que marcan el devenir del país.

El fin de

de la Guerra restaura la corona Fernando VII.

IIO Y TIERRA DE BARROS

ALMEN DRALEJ

1_LA GUERRA EN EXTREMADURA. El 2 de Mayo de 1808 se proclama el Alzamiento Nacional y se declara la guerra a los franceses. El levantamiento tuvo en Extremadura gran resonancia. El Comandante General de El Conde de la Torre del Fresno, se dirigió a los ciudadanos de Badajoz y provincia poniéndoles en estado de alarma. Se dispone que en el plazo de 48 horas se reúnan los hombres, provistos de armas para caso de necesidad. Se organizan unidades para formar el Ejército de Extremadura, entre las que destaca la brigada de Carabineros Reales bajo la dirección del Marqués de Monsalud.

Juan José Nieto Aguilar, II Marqués de Monsalud

Pocos días después se crea en Badajoz la Junta Superior de Extremadura, que asumía el mando en toda la región. La vicepresidencia se le asignó al Marqués de Monsalud. El día 2 de Junio el Marqués de Monsalud efectuó en Almendralejo la declaración de guerra a Napoleón, reuniendo a los vecinos del pueblo y aglutinando a los de los pueblos limítrofes para que se incorporaran al Ejército de Extremadura en la lucha contra los invasores. Para ello, y dada la necesidad económica para el sustento del ejército, el Marqués tiene que

requerir a los pueblos para que auxilien y aporten dinero en metálico. El pueblo de Almendralejo responde de forma satisfactoria.

grabado Defensa B1-179

Detalle del del grabado de Badajoz Sig

2-ORGANIZACIÓN DE LAS TROPAS. Las normas generales para organizar a las tropas eran: alistar mozos en los pueblos, conceder indultos, y libertar a los presos por deserción para engancharlos en alguna unidad. Había órdenes de recoger todo tipo de armas, de que se presentaran en Badajoz los herreros, armeros, cerrajeros, carpinteros, guarnicioneros, y se hacen alistamiento de mozos solteros de 16 a 50 años. La Junta de Badajoz ordena que se forme una milicia de cazadores que puedan incomodar al enemigo. Apenas organizadas las tropas, se dirigieron hacia el Norte, pero con la llegada de Napoleón a España, la tropas extremeñas, de desastre en desastre, iniciaron una precipitada retirada. Los continuos fracasos minaron la moral, rompieron la disciplina y llegaron a dar muerte a su general, el Conde de Torre del Fresno. Ante continuos desastres de las tropas extremeñas, tienen que arbitrarse medidas para poder contar con nuevos efectivos para completar los 17.139 hombres asignados a Extremadura. Una vez reunidos se hace cargo del mando, como Jefe del Ejército de Extremadura, el General Cuesta, que fija su Cuartel General en Fuente del Maestre y desde allí, las fuerzas se distribuyen por Calamonte, Torremejía y Almendralejo. Tras sucesivas derrotas frente a los franceses, el general Cuesta se ve obligado a retirarse hasta Monesterio, ocupando los franceses diversas posiciones, utilizando Almendralejo y Mérida como puntos avanzados que les servían para proteger sus incursiones. Así Almendralejo era escenario de un continuo ir y venir de unas tropas y otras, siendo paso continuo y obligado para los distintos contendientes, con unos enfrentamientos constantes en los alrededores de la población, que en la mayoría de las

ocasiones adquieren el sentido de guerrillas, buscando el ataque a pequeños convoyes o a la retaguardia de las tropas invasoras.

3-PRIMEROS ENFRENTAMIENTOS EN LA COMARCA DE BARROS. El primer gran enfrentamiento que se dio en Extremadura fue la batalla de Medellín, con la participación de unos 40.000 hombres y que significó un rotundo desastre para las armas españolas. El mariscal Víctor, con sus tropas francesas, instaló su cuartel general en Mérida. Desde allí extendió su dominio por toda la zona con su invasión militar. Situó su vanguardia en Almendralejo, y desde allí protegía las partidas francesas que iban desparramándose por toda la Tierra de Barros. Estas partidas caían sobre los pueblos como Fuente del Maestre, Santa Marta, Aceuchal, Villalba, Feria, Almendral o Nogales, y se enfrentaban con grupos de resistencia formados por campesinos armados, que sorprendían al enemigo causándoles daños y rescatando provisiones. Montes y caminos hervían de gente armada enfrentándose con las partidas galas, a pesar de su inferioridad en armamento, pero mejores conocedores del terreno.

La batalla de Medellín 4-LA RESISTENCIA EN LA TIERRA DE BARROS El organizador de la resistencia de las contrapartidas fue el extremeño Marqués de Monsalud, que organizó las tropas a su mando formando una división con centro estratégico en Nogales. Desde este cuartel general se extendieron por la comarca las partidas de paisanos, campesinos especialmente. Según los informes que recibía el Marqués de Monsalud, los efectivos de que disponían los franceses eran de 1500 hombres en Fuente del Maestre (infantería y caballería), 90 jinetes en Villalba, 300 en Santa Marta, y 600 en Aceuchal.

Castillo de Nogales

Villa de Fuente del Maestre. 5-LA ENTRADA DE LAS TROPAS EN ALMENDRALEJO. Juan Nieto Aguilar, II Marqués de Monsalud, realizó en Almendralejo el 2 de Junio de 1808 la declaración de guerra a Napoleón, y en primer lugar reunió a todos los vecinos del pueblo y a parte de los de los pueblos limírofes y formó parte del Ejército de Extremadura en la lucha contra los invasores. En su avance por España, las tropas francesas penetran en Almendralejo el 1 de Abril de 1808, motivando que las autoridades y otras personas huyan hacia Nogales. Los franceses tenían en Almendralejo entre 400 y 500 hombres de infantería y 900 o 1000 de caballería. Más graves que los incidentes eran las iniquidades que los franceses cometieron en nuestra ciudad quemando puertas, casas, así como asaltando solares y pajares. La búsqueda y apertura de los silos en las sileras en busca de granos llevó a un saqueo generalizado. En el campo, en los sembrados causaron muchos destrozos y se llevaron muchas mulas.

6-LA “GRAN GUARDIA”. La ocupación de nuestra comarca por las tropas francesas fue rápida y con mucho sufrimiento en los pueblos en los que entraban. Los franceses, una vez que entraban en los pueblos, exigían alimentos y dinero. En Almendralejo establecieron un destacamento muy importante, el denominado “Gran Guardia”, que era la avanzada del Cuartel General que tenían en Mérida. Las partidas francesas que partían a los pueblos eran hostilizadas por los extremeños en enfrentamientos que no pueden considerarse verdaderas batallas, y así entre el cuadrado que forman La Albuera, Alemdralejo, Jerez y Zafra era un ir y venir de pelotones de soldados franceses y grupos de campesinos extremeños, que se tendían continuas emboscadas. 7-LOS FOCOS MÁS ACTIVOS. Los focos más activos eran los de Alcántara en Cáceres, y los de la Comarca de Barros, gracias a la labor del Marqués de Monsalud, que dirigía aquellas operaciones, teniendo su cuartel general en Nogales, de donde salían diariamente al encuentro del enemigo, aunque en estos casos no cabía un combate directo por la manifiesta inferioridad. Menos numerosos grupos de franceses también hicieron su incursión en pueblos como La Morera, La Parra y Feria, cuyos habitantes eran auxliados por las milicias de cazadores principalmente.

8-¿GUERRAS DE RELIGIÓN?. Uno de los resortes que puso en juego la Junta Suprema para avivar el entusiasmo, fue dar a la guerra el carácter de religión, bajo el estandarte de la Santa Cruzada, y para ello organizó tres cuerpos, cuyos individuos usaron como distintivo una cruz roja de paño colocada en el pecho. Los tercios de la Cruzada, organizados por Juan Fernández, prestaron una inestimable ayuda por Tierra de Barros, sobre todo en las inmediaciones de Santa Marta. Y precisamente en las llanuras comprendidas entre Nogales y Santa Marta, las fuerzas de Monsalud, caballeria, infantería y paisanos, logran dispersar a la caballería francesa del Mariscal Víctor. El Marqués de Monsalud, desde Nogales, promulgaba el 14 de Mayo la orden de la Junta de Extremadura para organizar el levantamiento en las dos provincias. Poco antes había formado la división de Cruzada. Era una especie de Orden destinada a luchar contra el enemigo. De este modo, Monsalud, activo y experto militar, y casi con organización de guerrillas, presentaba resistencia a los franceses, acrecentando los ánimos. La resistencia que los extremeños ofrecían les hicieron plantearse a los franceses una nueva estrategia, y el 12 de Mayo desalojaron Almendralejo con dirección a Mérida para concentrarse en el Tajo. Se apoderaron de Alcántara y su comarca así como de Mérida.

9-ACATAMIENTO A BONAPARTE En Mérida, los franceses suplantaron a la Junta existente y formaron una nueva con individuos españoles que suscribieron un documento prestando fidelidad al francés José Bonaparte. Ante ello, Monsalud ordenó la persecución y detención de los firmantes del acatamiento a Bonaparte. Todo este cúmulo de circunstancias sumen a Extremadura en una difícil situación a principios de 1809, pues no disponía de recursos para suministrar a los distintos ejércitos, por lo que la Junta Central tuvo que intervenir y realizar suministros a los distintos pueblos como Corte de Peleas, Santa Marta, Villalba, Aceuchal, Almendralejo y Solana. En medio de estos acontecimientos se produce una resolución del Rey ordenando al Marqués de Monsalud para que se traslade a la Corte como Gentil Hombre. Monsalud, cuya prioridad era la lucha contra los franceses, no acató esta orden, dando una gran prueba de su compromiso con Extremadura.

10-EL MARQUÉS DE MONSALUD PIDE AYUDA A WELLINGTON. El Marqués de Monsalud, que mantenía amistad con Wellington es enviado al Cuartel General del ejército Británico, para conferenciar con él y solicitar ayuda ente la ofensiva de los franceses principalmente en la plaza de Badajoz. La petición dio sus frutos pues el inglés destacó fuerzas en la orilla sur del Tajo y ordenó a sus tropas atacar a los franceses. Igualmente ordena un despliegue cerca de los campos de la Albuera con objeto de cortar el paso a los franceses que se dirigían a Badajoz. Así el 16 de Mayo comienza una de las batallas más importantes que sucedieron en Extremadura durante la Guerra de la Independencia, la Batalla de la Albuera, en la que terminó por replegarse el ejército francés.

Dd d

Duque de Wellington El año 1810 fue decisivo en cuanto a acontecimientos en Almendralejo. El Marqués de la Romana dirigía el Ejército de Extremadura, formado por unos 20.000 hombres. El Marqués sufrió un ataque de los franceses en Cantagallo y tuvo que retirarse a Almendralejo. Allí fue reforzado por tropas portuguesas, intentando avanzar hacia Monesterio, y antes de llegar fue contraatacado por los franceses, retrocediendo nuevamente a Almendralejo. El 16 de Abril entró la primera División francesa con un gran regimiento mandado por el General Renier. Causaron graves destrozos en la ciudad y en el campo. Poco después pasaron más de 2.000 soldados de infantería y caballería mandados por Montier para reforzar tropas. Durante el mes de Mayo volvían al pueblo y lo abandonaban. Aquí recibían dinero y otros equipamientos de Francia. La guarnición que permanecía en el Convento de San Antonio, destrozó todos los libros y legajos de la biblioteca de los franciscanos. La encarnizada batalla de la Albuera, en Mayo de 1812, logró que los franceses perdieran más de 12.000 hombres. El 19 de Mayo saquearon en Almendralejo todas las casas que pudieron abrir las tropas que venían de retirada, heridas en su mayoría, unos 5.000 hombres.

Recreación de la batalla de La Albuera En Junio llegan 15.000 franceses, al mando del Mariscal Soult. A los tres días marcharon para Santa Marta, pero las tropas que quedaron abrieron los silos de la silera de Santa Ana, uno del Marqués de la Encomienda con 500 fanegas de trigo. Pese a las instancias que hizo la Junta al inglés General Hill a través del Marqués de Monsalud, fue imposible contar con el apoyo de las tropas inglesas, aunque las tropas de Hill consiguieron adelantarse a Mérida y Almendralejo a fin de interponerse entre los franceses. El general Hill pide

el auxilio de Mendoza y se reúnen en Almendralejo, y ya siguió él con toda la campaña en Extremadura, La Mancha, Andalucía y Castilla, 11- FIN DE LA GUERRA En la noche del 6 de Abril, era conquistada la plaza de Badajoz por los ingleses en un cruel saqueo contra los franceses. Monsalud se hace cargo del mando de la plaza. El 31 de Agosto de 1812, el Mariscal Conde de Penne Villemur anuncia al Marqués de Monsalud que los franceses han evacuado totalmente la provincia.

B I B L I O G R A F Í A: -GÓMEZ VILLAFRANCA, RAMÓN.-Extremadura en la Guerra de Independencia. Memoria Histórica.-Muñoz Moya, Editores Extremeños. la

-MAESTRE ÁLVAREZ, LUIS.- Apuntes históricos de una época. Almendralejo siglo XIX. Editado por Caja Rural de Almendralejo. -WIKIPEDIA , enciclopedia libre.-Guerra de la Independencia española, Guerra del Francés o Guerra Peninsular. -VALDÉS FERNÁNDEZ, FERNANDO.- La guerra de la Independencia en Badajoz. Fuentes Francesas. Ia. Memorias.

TRABAJO REALIZADO POR EL DEPARTAMENTO DE FRANCÉS IES CAROLINA CORONADO CURSO 2011-2012

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful