ATENCIÓN

CONCEPTO Y DEFINICIÓN. La atención es una pieza fundamental en los procesos cognitivos de la persona. Es decir, difícilmente se podrá realizar cualquier actuación si estuviese ausente. Según afirma García (1997): “La atención es un mecanismo implicado directamente en la activación y el funcionamiento de los procesos y/u operaciones de selección, distribución y mantenimiento de la actividad psicológica”. Sin embargo, la atención no puede ser considerada como un proceso unitario ya que hay diversos dominios cognitivos vinculados a la atención (Sturm y cols., 1997). Básicamente se diferencian cuatro dominios cognitivos vinculados a los procesos atencionales: atención selectiva, ligada a procesos selectivos; atención dividida que se asocia a los procesos de distribución o división; tareas de vigilancia, ligadas a procesos de mantenimiento o sostenimiento de la atención; y finalmente lo que se denomina alerta fásica, unida a procesos de emisión rápida de respuesta (Posner y Rafal, 1987). Los dos primeros tipos hacen referencia a procesos de selección de información en situaciones en que la capacidad atencional es limitada, mientras que las dos últimas se refieren a procesos que son indicativos de la intensidad o capacidad de la atención en términos generales (Van Zomeren y Brouwer, 1994).

a.- Los procesos selectivos (atención selectiva): Facilitan la codificación y procesamiento de aquellos estímulos interesantes para la persona, sin considerar el resto de estímulos que los acompañan (García, 1997). En consecuencia, se trara de la habilidad del sujeto para centrarse y captar determinados estímulos o aspectos suprimiendo de modo voluntario las respuestasa elementos irrelevantes (Sturm y cols, 1997). Por ejemplo: imaginemos que una persona se encuentra en una cafetería donde está hablando varia gente y simultáneamente está puesta la televisión. Si ésta persona desea enterarse de las noticias que ofrece la TV, tendrá que emplear los procesos selectivos si verdaderamente quiere enterarse de algo. Es decir, se trata de la capacidad para seleccionar y poner en funcionamiento los procesos cognitivos sobre aquellas informaciones o actividades que interesan, anulando aquellas que carecen de interés. Por tanto, es un proceso activo que en gran medida vienen mediatizado por los intereses de la persona. Para la evaluación se utilizan los paradigmas de elección reactiva. Es decir, no deben incluirse en su valoración pruebas que supongan un importante procesamiento mental. Se emplean procesos de selección mental con requerimientos cognitivos y en cierta medida representa una seletividad similar a las nociones de procesamiento en la información que ya describió Broadbent (Broadbent, 1958). Se ha asociado también a conceptos como respuesta de orientación y orientación en el espacio extrapersonal, entre otros (Sturm y cols., 1997). b.- Los procesos de distribución o división (atención dividida): La forma de actuación de éste tipo de procesos es totalmente contrario a los comentados anteriormente. En los

Pues bien. y cuando los estímulos relevantes son frecuentes pero la tarea se mantiene durante un periodo de tiempo prolongado es cuando se conoce como atención sostenida. Así los procesos de mantenimiento o sostenimiento son parecidos a los procesos selectivos.. d.Los procesos de mantenimiento o sostenimiento de la atención (vigilancia): Antiguamente con el término de vigilancia se designaba un estado de alta receptividad o hipersensibilidad hacia el medio o hacia porciones del medio. Hay que significar que como destaca Wickens (1984) la capacidad atencional puede basarse en múltiples fuentes con lo que es conveniente que en su valoración se simultaneen tareas que requieran los mismos procesos atencionales. o la actividad que realizan los vigilantes de un monitor o incluso la conducción por una autopista durante la noche. Generalmente la actuación de éstos procesos suele estar relacionado con actividades rutinarias y mecanizadas.. miramos por el espejo retrovisor para comprobar si alguien quiere adelantarnos. En general. se denominan tareas de vigilancia o atención sostenida a aquéllas de larga duración que consisten en detectar un estímulo de muy infrecuente aparición. mediante los procesos de división se pretende centrar nuestra atención a más de un aspecto relevante simultáneamente (García. Por otra parte. Un ejemplo lo tenemos en la intervención quirúrgica que está realizando un cirujano. estos límites son totalmente subjetivos (Ruiz-Vargas 1987). Es también conocida como vigilancia. En ocasiones incluso no somos plenamente conscientes de todas estas actividades.procesos selectivos se pretende focalizar la atención únicamente a un solo aspecto o estímulo del ambiente.. tenemos que controlar el movimiento de los pedales y la palanca de marchas. También se ha descrito como concentración la concentración. 1997). con la única diferencia de que los procesos de mantenimiento actúan durante periodos de tiempo relativamente amplios (García. ya que se codifiquen y procesen de modo similar: verbales o auditivas. 1993).Procesos de emisión rápida de respuesta (alerta fásica): Se define como la . la cual se considera por algunos autores como siempre constante para cada sujeto (Kahneman. Un ejemplo muy adecuado para entender este tipo de proceso es el planteado por García (1997) referido a la actividad de conducir: “. Depende también con el grupo poblacional con el que se esté trabajando de modo que en el caso de ancianos o personas con deterioro cognitivo entendemos que para la rehabilitación de los procesos de vigilancia hay que iniciarse con tareas de duración de 8 minutos y superior.mientras vamos conduciendo hablamos con nuestro acompañante. Se suele considerar que una tarea es de larga duración cuando se desarrolla en bloques de 30 minutos aproximadamente.. Se valora mediante el conocido paradigma de la tarea dual cuyo objetivo es establecer los límites del sujeto en su capacidad de atención. etc”. y se define como la capacidad para mantener la atención para detectar un estímulo relevante pero infrecuente que aparece a intervalos irregulares. etc. 1997). c. Actualmente con el término de vigilancia se alude a un tipo de dedicación atencional que viene definido por la propia tarea. 1973). que es la capacidad de mantener la atención durante un periodo de tiempo (Junqué. pero al igual que lo que ocurre con la frecuencia de aparición del estímulo crítico. sin prejuzgar la actitud o el estado del sujeto (Ruiz-Vargas 1987).

Además. los estudios clínicos en pacientes con daño cerebral han mostrado alteraciones selectivas en un área o dominio de la capacidad atencional mientras que se preserva otro (Van Zomeren y Brouwer. 1997). existen múltiples pruebas a favor de la existencia de estos cuatro dominios de la capacidad atencional: Sturm y Willnes (1993) comprobaron psicométricamente la existencia de estas cuatro áreas mediante un estudio de correlación entre los tiempos de reacción obtenidos al aplicar los diferentes paradigmas asociados a cada uno de estos dominios.. Por ejemplo. la alteración del hemisferio izquierdo se ha vinculado a alteraciones en la selectividad de la atención de modo que el número de errores y el tiempo de reacción se incrementan en las tareas de atención selectiva (Jansen y cols. se desarrollen adecuadamente y sean activos.. Se valora con el llamado paradigma de reacción simple con o sin la presentación de estímulos de alerta o de aviso antes de la aparición del estímulo relevante u objetivo. 1997). y para que todos estos procesos actúen. 1989). especialmente con los relacionados con la atención sostenida (Funahashi y cols. Estos Modelo Jerárquico de los Procesos Atencionales aspectos son de gran relevancia desde un punto (Storm y cols. estén bajo el control del sujeto es preciso desarrollar . También. El que el tiempo de respuesta sea menor cuando el estímulo relevante es precedido de un estímulo de aviso permite evaluar la alerta fásica (Storm y cols. para un adecuado funcionamiento de los procesos implicados en la ALERTA FÁSICA/VIGILANCIA/AT. Por contra. la alerta tónica es lo que habitualmente denominamos estado de alerta y se trata de un nivel estable de activación que se modifica lenta e involuntariamente.. y en general. 1991). como con el adormecimiento. 1994). 1997). es decir. 1997) de vista rehabilitador. alteraciones en la alerta fásica y la vigilancia se han relacionado con lesiones de la formación reticular (Mesulam. se ha propuesto la existencia de un modelo jerárquico de los procesos atencionales basado en evidencias clínicas (figura 1) (Storm y cols. SOSTENIDA atención dividida es preciso un buen funcionamiento de la atención selectiva. Por contra. la Tomografía por Emisión de Positrones (PET) ha permitido también relacionar las tareas de vigilancia o atención sostenida con un incremento en el flujo del hemisferio derecho (Pardo y cols. Asimismo. Incluso. Los procesos ligados a la alerta fásica y la atención sostenida o vigilancia constituirían las estructuras más básicas del ATENCIÓN proceso atencional de modo que solo con un DIVIDIDA adecuado funcionamiento de los mismos se pueden alcanzar buenos rendimientos en la ATENCIÓN SELECTIVA atención selectiva.capacidad para dar una rápida respuesta seguida a un estímulo de aviso a la aparición del estímulo relevante (Storm y cols... 1985) o del hemisferio derecho (Nakamura y Tanijuchi. Actualmente. 1977). Igualmente. 1992). En esta misma línea se ha seleccionado la zona prefrontal dorsolateral derecho con el control de los procesos atencionales. Este hallazgo se corresponde con el concepto de memoria de trabajo y control atencional que se sitúan anatómicamente en las áreas frontales...

. 1964). 1984. 1989. atribuyendo a los primeros una habilidad mayor que la normal para resistir a la distracción. Rosenthall y Shakow. 1992. Andres y Brenner. atencionales y de dificultad de procesamiento ( Rotbark y Posner.lo que se ha dado en llamar estrategias atencionales (García. 1997). Los sujetos que padecen esquizofrenia son muy lentos en responder a la entrada de estímulos y esta lentitud está de algún modo relacionada con la predictibilidad de la señal de entrada (Zahn. La utilización de éstas estratégicas no es la misma para todas las personas. existen diferencias individuales con respecto a los recursos atencionales (García. En las últimas décadas se ha podio evidenciar la existencia de un interés por parte de muchos autores por elaborar teorías neuropsicológicas que expliquen los déficits cognitivos de la esquizofrenia ( Knight. Esta característica es también un aspecto importante a considerar en la rehabilitación en procesos atencionales.. Ya antes Silverman (1964) había sugerido que los pacientes esquizofrénicos paranoides podrían tener una capacidad para resistir a la distracción mayor que los sujetos normales. Stanley y cols. (1974) utilizando el test Span de atención (elaborado por ellos) comprobaron que los pacientes esquizofrénicos presentan un marcado déficit en la habilidad de la atención sostenida. 1997). en favor de adoptar otras más adecuadas. Hemsley. Bilder et al. Esta interpretación incluye las influencias de aspectos motivacionales. que consistiría en la disfunción en la entrada para dirigir la variables de importancia ( atención). las cuales son las que determinan la eficacia del proceso sensorial en el desarrollo de los síntomas psicóticos (Veneables. a las estrategias destinadas a conocer y desarrollar mejor estos componentes las califica como estrategias metaatencionales. 1992). y por tanto. . Este aspecto es también importante. Una de las principales características de estas estrategias atencionales es su carácter no innato. 1992). Gray et al. Así. incluso bajo las condiciones más favorables (Stanley y cols. así como también la posibilidad de controlarlas (García. A ésta posibilidad de automodificación García (1997) la denomina metaatención.. es decir. Según Venables existiría un trastorno en la percepción o en las sensaciones. 1994). 1992). son aprendidas (García. ya que al no ser algo establecido. Estos mismos autores diferenciaron entre pacientes con esquizofrenia paranoide del resto de los esquizofrénicos.1995). 1963). 1997). permite la modificación de tales estratégicas. (Bildet et al. 1997). LA ATENCIÓN EN LA ESQUIZOFRENIA La descripción de Kraepelin de la "demencia Precox" se articula en la observación de que los fallos cognitivos representan características comunes de un trastorno que en estadios iniciales carece de síntomas clínicos homogéneos (Brockington. Durante mucho tiempo se consideró que los trastornos cognitivos de la esquizofrenia eran un problema secundario en el desarrollo de la enfermedad y por este motivo no consistieron un objeto primordial de tratamientos específicos. 1991.

En general. el esquizofrénico responderá peor (García. 1991.. se produce un déficit para seleccionar relevante y filtrar los estímulos distractores. (Nuechterlein y Dawson. ha habido muchos investigadores que han intentado dar una explicación a todos estos datos (García. Algunos autores han considerado que este déficit es relativamente específico de la esquizofrenia. 1997). y a pesar de su importancia.. 1997): " La esquizofrenia se produce una alteración en el proceso normal de filtrado.. y sobre todo en aquellas otras en las que se presenta una gran cantidad de estímulos a los que hay que atender (García. Ruiz-Vargas.964). incluso cuando alguna de ellas está automatizada (García. de tenacidad atencional variable: “los esquizofrénicos presentan un menoscabo de atención muy pronunciado. Gray et al. de hiperarousal. No obstante.. 1985). Responde a un patrón de ejecución en el cual a mayor número de demandas atencionales. 4. 1997).967). incluyendo entre estos las señales generadas internamente. puesto que comenten tanto errores de omisión como de comisión. C [ Hay datos en los que parece que se cumple ésta afirmación. 1997): “ Es casi imposible que un esquizofrénico realice dos tareas controladas simultáneamente. puesto que se presenta casi en el 50% de los casos de sujetos diagnosticados como esquizofrénicos. 1992. " Según Gjerde (1983) los déficits atencionales presentados en los . cuando las personas esquizofrénicas no presentan déficit en su atención (Ruiz-Vargas. 3. ( Hipervigilancia) 2. 1997). cuanto mayor esfuerzo implique la tarea. La persona esquizofrénica también tiene problemas de atención sostenida. Spring.” (García.La ejecución inadecuada en las tareas que exija una asignación continua de reursos atencionales. sobre todo ante tareas que implican una escucha dicótica . y déficit para organizar la información a nivel de la selección de respuestas. lo que origina los problemas de selección.Fallo en el filtro de estímulos irrelevantes una vez que han sido procesados (Déficit en la atención selectiva). no se puede considerar como un déficit específico de la esquizofrenia. manifestándose a través de problemas de impersistencia.El resultado del agotamiento del proceso de la capacidad (Déficit en la atención dividida).Dentro de los fallos atencionales asociados a la esquizofrenia se han recopilado los siguientes. más específicamente..Fallo para no atender a estímulos irrelevantes. 1984. Venables (1. El esquizofrénico tiene dificultades en el procesamiento de tareas controladas (García. 1997). Es únicamente cuando la tarea exige una capacidad atencional mínima. "Kornetsky y Freeman (1. Es decir. 1991): 1. postulan que el déficit atencional del esquizofrénico pueda deberse a un desorden de los sistemas de arousal y.

Nuechterlein y Dawson. 1991. 1992. Estas conclusiones se basan en diferentes ewtudios en los que se han utilizado entre otras Tareas de sombreado (Posner et al. 1992. 1989). 1990). De este modo la hipervigilancia y el déficit en la capacidad de dividir la atención se han propuesto como elementos primarios en el desarrollo de síntomas psicóticos.. 1991). 1990. Weinberger y cols. 1993)..Kimling y cols. Según estos autores la base anatómico-funcional de este déficit se situaría en áreas frontales (Red anterior)(Early et al. 1985. . 1986). (1988) la dificultad atencional específica del esquizofrénico reside en la dificultad para atender a señales del campo atencional izquierdo cuando previamente tienen la atención fijada en el campo derecho. Wigal y cols. Serper. 1992) entre los que se puede incluir el fallo substancial en la memoria observado en pacientes con esquizofrenia (Mckenna y cols. 1984. 1991. Según Posner y cols. Spring. 1993). Strauss. Alphs y Boekamp.. WCST y Seguimiento de los movimientos de los ojos en esquizofrénicos (Holzman. Berman y Zec. Sin embargo. Incluso Rotbark y cols. 1992. Grillon y cols.O por no seguir una política adecuada para asignar los recursos..esquizofrénicos puede deberse a: . Por otra parte distintos estudios han propuesto que las alteraciones cognitivas podrían jugar un papel importante en el mecanismo causal de la esquizofrenia (McGhie y Chapman. Venables 1964. Kay 1990.Una disminución o falta de capacidad de procesamiento. 1989). 1992. 1990). Según dicho modelo los pacientes esquizofrénicos tendrían un déficit en todas aquellas tareas que precisasen del control consciente del sujeto y que por tanto demandan una gran cantidad de recursos atencionales. Se ha sugerido que las disfunciones atencionales pueden ser usadas como predictores de la esquizofrenia ( Erlenmeyer.. Efecto Stroop (Cohen y Servan-Screiber. 1990. Weingartner y cols. Potkin y cols.O a un fallo para poner en marcha los recursos atencionales. Spring. tareas de orientación visual (Pardo.(1986) han evidenciado reducciones en el flujo sanguíneo y metabolismo en los . Weinberger. Frith.. 1991). ] Estos fallos pueden explicarse de forma integrada el conjunto de tales déficits recurriendo al modelo hipotético de la automaticidad -control propuesto por Shneider y Shiffrin/ Shiffrin y Shneider (1977). . 1961.. estas dos funciones atencionales también se han relacionado con otros fallos cognitivos (Anscombre 1987. sugieren la posibilidad de que la medida de los déficits atencionales pueda ser utilizada como un signo de alarma ante de la posibilidad de que las posibles influencias ambientales pudieran desencadenar la enfermedad esquizofrénica en individuos predispuestos genéticamente. mientras que aquellas otras que no precisan del control consciente(por ser automáticas) y que pueden llevarse a cabo con un nivel mínimo o nulo de recursos atencionales tienen un funcionamiento cognitivo no deficitario (Ruiz Vargas. Estudios con PET (Pardo et al. 1992).

1995). .J. 1981.Baars. 4. M.J. R.P. . R.. M. Brooks.: Erlbaum. En A. B.Baars. F.1995). Kanfer. Revista de Psicología General y Aplicada. B. M. En J. What is conscious in the control of action? A modern ideomotor theory of voluntary control. 1994.X. 1994.D. N. S.Beaumeister. Psychological Reports. de Psicología General y Aplicada. 1980. . 73-81..). Estrategias y técnicas. Kauffman y D. Mozer. Pssicopatología de la atención.. Hallahan (Eds. . Ramos (Eds. The Ebbinghaus Centennial Conference. J.A. Cognitive Therapy and Research.Behrmann.Baños.Barber. 1988. En los pacientes Psicóticos crónicos el déficit atencional parece ser la dificultad para mantener el estado de vigilancia junto con un agravamiento de los problemas descritos en fases más iniciales ( Rotbark y Posner.C Directing attention to words and nonwords in normal subjects and in a computational model: Implications for neglect dyslexia. 1980.M. 47 (4): 373-381.H. Cooper. . Moscovith. Memory and Learning. Gorfein y R. . A. Rev. 1972.D. B. Madrid: McGraw Hill. T. El desplazamiento de la atención por el campo visual: una revisión crítica.). Hillsdale. y F. N. 1991. Hoffman (Eds. P. A.lóbulos frontales de pacientes psicóticos crónicos y de forma más específica han identificado que los déficit en las tareas neuropsicológicas se asocian con hipofunción de las regiones mediales y laterales de los lóbulos frontales. A Cognitive Theory of Consciouness.I. Coping with aversive stimulation: the effects of training in a self-management context. M. Cognitive deficits in mental retardation.H. En D. BIBLIOGRAFÍA . 647-651. 1992) Estudios con gemelos demuestran que el déficit atencional no se relaciona con el genotipo ( Rotbark y Posner.. .Barriopedro Moro.. Sandín. 1987.Avia.J.Avia. Belloch. 31. Cognitive Psychology. M. M. Hnadbook of mental deficiency: Psychological theory and research. Distintos autores han demostrado que el déficit atencional de la esquizofrenia es adquirido y no se transmite genéticamente (Pardo. 35 (1): 99-114. Cambridge: Cambridge University Press. Hillsdale. B. El control cognitivo del dolor. Belloch.: Erlbaum. .. Manual de psicopatología.). Effects on pain of experimentally induced and spontaneus distraction. . J.

Journal of Experimental Psychology. 25. J. 1966.Clohessy. 1980. Eriksen.. A. Posner.D.B. 1983). Londres. VI. 1985.K. .Blanco.R. M. Selective encoding from multielement visual displays.K.A. R. 40 (4): 777-792.E. Anticipatory eye movement larning during the firsr year of life.Burges.C. Contact.Breenan. 1991. . 443-459. . Ames.. Madrid. Revista de Psicología General y Aplicada. Revista de Psicología General y Aplicada. A. T.I. The role of auditory localization and attention in memory span.Burgio. D.D. .. 191-196.. 1954.B. . Posner. . . .Cohen. W.. Ruiz.Blanco.Colegate. The psychological control of pain: the role of attentional focusing and capacity on the experience of pain. . C. The Quarterly Journal of Experimental Psychology.B. L. 45-77. 1988.Cherry. Journal of Aplied Behavior Analysis. M.8. . Whitman. .W. E. A self-instructional package for increasing attending behavior in educable mentally retarded children. 40 (4): 777-792.Brucato. Ruiz. Psychological Review.. Percepción y comunicación. Perception and comunication.B. 1992 (?). W.. W. Dissertation Abstracts International. R.Broabdent. M. Rothbart. Pergamon press Ltd. 975-979. M. E.S. 151. Science. D. 39. Rothbart. 1954. M. (Trad. Moore.213-248. 1985. Some effects of noise on visual performance. 47.. M. Cerebral hemispheric mechanisms in the retrieval of ambiuous word meanings brain and lenguaje.A. Ed. C. Some experiments on recognition of speech with one and two ears. Journal of Cognitive neuroscience. D. ..I. M. 1958. M.. . Hoffman. M. .Broadbent.. Consumo atencional y distracción como estrategia de enfrentamiento al dolor. Consumo atencional y distracción como estrategia de entrenamiento al dolor. J. Simpsom. Servan-Schreiber. Johnson. 1992. 1978. M. G. Paper presented at the annual meeting of the western psychological association of inhibition of return in early infancy.: Debate. Cortex and dopamine: a connectionist approach to behavior and biology in schizophernia. 1953. 13. 345-350. 3.. Age differences in infant´s attention to patterns of different complexities. 99.L.E. The development of inhibition anticipatory of inhibition of return in early infancy. Journal of the Acoustical society of America.Broadbent.S.Clohessy. 2488.. . D.E. A. (33) 86-103. 354-356. E. 1-5.

En C. Journal of experimental Psychology. T. 30.B. 1973.W. M.Corbetta. Psychological Review. E. selective and divided attention during visual discrimination of shape. . Madrid. 13. J. (2). Collins. Meizin. Dowton. Dobmeyer. F. Arco Medical. . D.Early. G. Van Hoesen. 2392-2402. Journal of Neuroscience.. Some factors determining the efficiency of selective attention. 341-351.. American Journal of Psychology. C. .D.. . 85-121. M. C. 1882. Hyperactivity of the left striato pallidal projetction.Perception and Psychophysiscs. (Eds...1994). J.. 1994. G.Craft.. Consejo y orientación psicológica.) . 1969.. Genovard (Ed. T.Eriksen. Madrid: UNED. P.M. 1970.I.Fantz. 14. Psychiatric Developments. C. En G. M. The locus of interference in the perception of simultaneus stimuli. 70 (1). color and speed: Functional anatomy by positron emission thomography. shulman. M.Corbetta.W. The perciver as performer. 1983. Murphy. M. Shifts of visuo spatial attention: a pet study..E.Genovard. . Meizin. New York. Heilman. Deutsch.. . 1989. Neuropsychologia. -Etsepareborda.. A. Perception and Psychophysics.. F.): Neuropsychology of Human Emotion. .L.. C. 1202-1226. Lewis (Eds. J. 217-224. .M. . M. G.R. Madrid. 11. Lateralized deficit in visual attention in males with developmental dopamine depletion.. S. Parts I & II.W.Deutsch.Eriksen.Duncan. L.L. Reiman.. Shulman. Patterns vision in young infants. 330-343. 254-261. 1963. . Aspectos aplicados. J. A. Petersen. Movement of attentional focus across the visual field: A csritical look at the evidence. Gourvitch. N. R.L. Orientación y consejo psicológicos en el dominio de la atención. 8. Swanson. S. J. 1997. 43-49. Posner. Rader.F. W.E. 80-90. . Monitoreo cognitivo computarizado (Programa MEC . 1987. 42. M. ..). J. Attention. -García. Satz. S. Temporal course of selective attention.299-305. 1991. 85-110. Psicología de la atención. Emotional disturvances associated with lesions of the limbic frontal lobe. 80. 83. K. 1993. Psychological Records. A. 1958. 1992.. Attention: some theoretical considerations.S.Damasio.. Rohrbaugh. Ed. W. Journal of Neuroscience. .. J. Hale y M.: Síntesis. E. Raichle.Gibson.Eriksen.

Topography of cognition: parallel distributed networks in primate association cortex.Gjerde.S. D. Journal of Experimental Psychology. . Attentional capacity dysfunction and arousal in schizophrenia.Goldman-Rakic.A.F. New York. 52-72. Plenum Press. A behavioral analysis of degree of reinforcement and ease of shifting to new respnses in a Wigl-type card sorting problem. 137-156. Psychological bulletin. 1988. 11..Grant. . 1979.Attention and cognitive development. E. P. . 404-411. P. 1983. . 93. Annual review of neuroscience. Berg. 34.A. 1948.

D. 1988.Greenberg. y V.H.Holzman..Hasher. Automatic and effortful processes in memory.5 month old babies. 467-479. 81-95. T. J.. Wade. . 327-330. N. E. 414-458. K. C. 1985.S. Pardo. M.. 1992. Expectation and anticipation of dynamic visual events by 3.C. Accelerating visual complexity levels in the human infant. anticipatory looking and disengaging. Hillsdale. Ed.V. J.K. Eye movement dysfunction and psychosis. Deficits in selective attention following bilateral anterior cingulotomy. Van Den Abell.I. Goodman. M. 1966. Journal of Neurology. . T. 58. 3.Joner. Rothbart.S. 1995. Neuropsicología. 11. Neurology. 3 (3) 231-241. 179205... 108 (3). 1991.J. 905918 . .A. Madrid. .Harley.W. P.W. D. J. O´Mara... Cortical maduration and the development of visual attention in early infancy. 42. Nueva York: Wiley. 1979.M. Walsh (Eds. Signal detection theory and Psychophysics. 1970.P. Marshall. . 1991. J. C. Barroso. J. R. . 356-388. 30. . Toward a principled explanation of unilateral neglect. 335-344. G. Child developments. Journal of Cognitive Neuroscience..W. . Progress in neuropsychofarmacology and biological psychiatry.. J. . Journal of congnitve Neuroscience. L.M. 298-306 .Halligan.Johnson. Marshall. Internal Review of neurobilogy..M. En s. Child Development.. Posner.C. M.Heilman.166-170. . .W.. M.Johnson. Journal of Experimental Psychology.: Síntesis Psicología. Annals of Neurology. Right hemisphere dominance for attention: The mechanism underlying hemispheric asymmetries of inattention (neglect). American scientist. Journal of Cognitive Neuroscience.: erlbaum. 5. 1994. . 55. 27. A role for norepinephrine and the kety hypothesis. Mechanisms undelying himispatial neglect. 1990. P.T. Hazan.Green. K. 1979. The determinants of attention in the infant. Burn. 1980. K. W.Haith. .Heilman.. 1987. 167-206. D. C. J. Components of visual orienting in early infancy: Contingency learning. Valenstein. Swets. Visuo-spatial neglect: Qualitative differences and laterality of cerebral lesion. Neurosurgery and Psychiatry. 59.. P.Junqué..): The cognitive neuropsychology of attention. Zacks.Kagan.1060-1068. 2. J.Halligan.H.

Attention and automaticity and the ability to stop a speeded choice response.C. : Atención y esfuerzo.Logan. . y cols. Trastornos por déficit de atención en la infancia. Atención y Memoria.Kahneman. 1981.Luria.Kaufman. A.B.M.H. En Luria. B. Attention and Effort. . 1977. 29-61. R. 695718. New York. Navarredonda.Vol. Barcelona. 1984. 1973..).: Psicología. B. . Distraction and coping with pain. .Luria. S. Salapatek (Eds. Plenum Press. D. Madrid. En R. En J. P.Luria. 95 (3): 516533. The discrepancy hipothesis of attention and affect in infants. . On the ability to inhibit thought and action: A theory of an act of control. 1986.R. Hillsdale. Ed: Fontanella..J. Short-term memry using a visual shadowing procedure. The computarized continuous performance task: a new measure of inattention. 1975.R. 1. Garfinkel.. Nueva York: Academic Press. Weizmann e I... Attention and Performance. R.LaBerge.. Psychological Review.(Trad. E. Fournier. 1979.) The structuring of experience. Journal of Experimental Psychology. Englewood Cliffts: Preentice-Hall. Winokur. D. McGraw Hill. Z. Sandín. 1965. Varieties of Attention. Treisman. J.Manga. Attention in the identification of stimuli in complex visual displays. Madrid.. H. A neuronal activity model for infant visual attention. A. W. Psychonomic Science. J. 487-496. Davies (Eds. S. 3. G. A. A.. B. 1984. 135-147. F..). 1975. . .Karmel. Psychological Bulletin. En Belloch. K. A. A. En F.. B.D. Changing views of attention and automaticity. Journal of Abnormal Child Psychology.A. A. R. Psicología y Lenguaje.. 1995.McCaul. B. 1997. Cowan. G. 1979. Manual de psicopatología. Uzgiris (Eds.: Fundamentos. B. Parasuraman y D. 1967. 239-240. C. Academic Press. 91. El cerebro humano y los procesos psíquicos.McCall. Brain. . 11. 295-327.).: Erlbaum.) . Maisel. Cohen y P. Malott. B. E. . New York.) Infant perception: from sensation to cognition. McGhae. 75. S. . Journal of Consulting and Clinical Psychology. 205-222.. 321-328. E. 43.Lappin. N. Ramos.. (Eds.Kahneman. . R.S.Klee. Lenneeberg. 1983. 1973.R. D.. IX.D. Baddeley (Eds. . D. D. En Ed. Ed: Fontanella. D. Factor analysis of the WISC-R at eleven age levels between 6_and 16_ years. .. Ed. Long y A. En L. . Barcelona.Madrid. Desarrollo y disolución de la función directiva del habla.Logan.

E. 7.. 1994. 4. 1990. Jonides. Journal of cognitive neuroscience. . 117-132. Mara. L. (1986). M. y V. J. En R. G. 1959. N.J.Merrill. . Walsh. 1991. On the automaticity of frecuency coding: Effects of competing task load.H. and memory. Coding of spatial location information: An automatic process?. Large-scale neurocognitive networks and distributed processing for attention. 1987.Naveh-Benjamin. -Palacios. . Training consistent task components: application of automatic and controlled processing theory to industrial task training. S. 86 (3).. . Bobrow.:Erlbaum.Moray. 12. Consciouness and Self-Regulation. Quarterly Journal of Expeimental Psychology. J.J. J. Madrid. Dhapiro (Eds. A.: Alianza. Memory and Cognition.Naveh-Benjamin. O´Dekirk. J. D. Human Factors. Marchesi.Mesulam. N. M. Hillsdale.. C. G. N. G.Norman. 28. 313-321. thalamic and tectal visual structures in old and new world monkeys.C. Walsh (Eds. languaje. D. Carretero. 44-64.O. A. D. O´Mara.. D. On data limited and resource limited processes”. 597-613. . Attention in dichotic listening: Affective cues and the influence of instructions. A. The cognitive neuropsychology of attention. V. Plenum Press. 29 (3).: Erlbaum. 243. (3). On the economy of de human processing system.. International review of research in mental retardation.Myers. J. Journal of Experimental Psychology: Learning. Schwartz y D.J. 255-258.Navon. . E. Bray (De. W. A. . Shallice. 1975. M. Gopher. Vol.: Erlbaum.). 378-386. ..Nakagawa. 1987. Davison.L.).Norman . En s. E. . Cognitive Psychology. 1979.. Journal of Comparative Neurology. 56-60. en N. Hillsdale. Desarrollo cognitivo y social del niño. 117-128. 1986. Memory and Cognition. Noradrenergic and serotoninergig innervation of cortical.Merrill. .Morrison.): The cognitive neuropsychology of attention. 11. Psychological Review. A. Hillsdale. S. T. 1994. 1986. Role of anterior and posterior attention networks in hemispheric asymetries during lexical decisions. 1989. .. encoding strategy and intention..M. Willed and Automatic Control of Behavior. Attention to Action. . N. 12. Fisk... 16. Foote. D. Visual selective attention and mental retardation. Journal of Experimental Psychology: Learning. . Ed. 214-255. Annals of Neurology. Resource allocation and mental retardation. D. 51-88. 1990.378-386. Nueva York. Psicología evolutiva.

.. 1992. Early. Activation of extriate and frontal cortical areas by visual words and word-like stimuli. P. F. Trends in neuroscience. Dhawan..E.. Attention and cognitive control. 1.. 1987..A. P. . .I. P. . C. 55-85. S.J.L.I. M. Petersen. 814-821. A.Posner.I. D. N. (45). . Hillsdale.I. 135-146.. 1. Chronometic explorations of mind.I. Annual Review of Neuroscience. . N. Archives of General Psychiatry. Janer. Localization of cognitive functions in the human brain.Posner. S.. 1990.Posner. Mintun..Selective attention and cognitive control. F. M. M.Petersen. 17. Petersen. Journal of cognitive neuroscience. Directions in psychology science.Posner. R.T. M. Haxby. 1627-1631. 1990. 50-60.I...: Erlbaum.J. Friedrich.E. M.D..E. . 1975. Raichle. M. Grady. Walker. Walker. Sanson. E. . Rafal.. C. Asymetries in hemispherical control of attention in schizophrenia. 240. Solso (Ed. 1989.J.E. 1989.Posner..J. Shulman. 25-42. 13. M. M..: Erlbaum.. J. R.. M. Rachle..Pardo. M. 256-259. T. (87). N.V. Fox. Science. R. En R. M. Pardo. Snyder. S.Posner. M. . S. 1 (1): 11-14 . M. Hillsdale.I.I..M. Snyder. Neuropsychologia. Effects of parietal lobe injury on covert orienting of visual attention. Is Word recognition automatic? A cognitive anatomical approach. . Fox.I.Posner. Attention as a congnitive and neuronal systemcontrol. 25.S. 1978. J. P. Raichle. Friedrich. Positron emision tomographics studies of the processing of single words. 1990. 10 (12). Visuosptaial attention in dementia of the dementia of the alzheimer type brain. How do the parietal lobes direct covert attention?..A.L. I. P.. The anterior cingulate cortex mediates processing sselection in the stroop attentional conflict paradigm.Posner. Rafal. The attention system of the human brain. J.. Presti. 153-170. P.Petersen.Parasuraman.: Erlbaum. . 1992. .. . 1988. (249).I.T. R. Fox. M. K.I.E. 1988. J. Proccedings of the national academy of science.D..).. J. Chronometic explorations of mind. M.J. 1041-1044. Information processing and cognition. 4. Reiman.J. The Loyola Symposium..Z. 1863-1874.Posner.Posner... . 1987. Greenwood. G. Journal of Neuroscience. .T. 1984. Journal of Cognitive Neuroscience. Science. Hillsdale.V.E. .J. M.. Posner. 1978.E.Posner. Pardo. M..W.

1987. G.). 1988. Cichetti y D. 24. En G. Vega (Ed. J. Boller y J. Mateos. Atención dividida.Sáinz. . 1. Universidad de Salamanca. (22). . Visual scanning of triangles in the human newborn. Journal of Experimental Child Psychology. 1. Desarrollo de la atención y trastorno por déficit de atención. J. 377-381. J. 3757-3769. J.C. E.. M. s. D. Atención. 315-340.. 539-550... J.L. M. J. Alianza. Academic Press.. 1971.Salapatek. 1966. En J. 29. M.. Actions not as planned: The price of automatization. 114. P. Journal of Neuroscience. D.Robertson. 1995. . S. Neuropsychology.Sarter. J. En C.Reitman. 1988. .Robertson.Potkin. 1985. 8. J. Developmental Psychopatology. Atención y Control: Modelos y problemas para una integración teórica. Estudios de Psicología. 1979. 1988. Swanson. Effects of lesions of temporal parietal function on perceptual and attentional processing in humans. Temperamente. II. M.. Grafman (Eds. Knight.Rizzolatti. 2. Journal of Cognitive Neuroscience. (22): 33-51.B. Part-whole processing in unilateral brain damaged patients: Dysfunction fo hierachical organisation. Madrid... Hershey K. Wigal. Nueva York. L. 1991. Gallese. M.Ruiz-Vargas.Y. C. Aspects of Consciouness. Amsterdam: Elsevier. M. P. En J. Delis..).. Biological Psychiatry. L..Ruiz-Vargas.I.). Psychopharmacology. . Neuronal mechanisms of the attentional dysfuctions in senile dementia and schizophrenia: two sides of the same coin?. . Procesamiento de información en la esquizofrenia: hacia una interpretación alternativa. 363-370.C.. L. 155-167. Schaughency. Salamanca.. Cognitive Psychoogy. J.T.M.Ruiz-Vargas. .R. W. 3. . .Rothlind. attention and developmental psychopathology. En F. 1: Theory and methods.131-157. Ruiz-Vargas (Dir. Hehc. M.L.. J. Costa. Cohen (Eds. R.I.Rothbart. . Stevens (Eds. Laberge. Kessen. . Vol. V. Mechanisms and theories of spatial neglect. 223-246. Lateralized control of eye movements in attention deficit hiperactivity disorder..S. 1986. Handbook of Neuropsychology. Lamb.. . Lateralized visual field abnormalities in schizophrenia. Posner. Vol. . M.Reason. 1990.).G. 3. 1994. . 17-52. 1993. . Mechanisms of forgetting in short-term memory. González. Posner. Estudios de Psicología . 33-51. Underwood y R. A. M.). Esquizofrenia: Un enfoque cognitivo.

77. Hillsdale. y cols. Fopre. 533-546.R Studies of interference in serial verbal reactions.. M.Schneider. Baddeley (Eds. 1911. Mardel y E. Psichological Review.Smith. Journal of Child Neurology. Madrid. . 643-662. W. Oxford: Oxford University Press. 18.: Salvat.Toulouse.I.).). D. 1964. J. (Trad.. Shiffrin. 1977..: Shiffrin. W. . Psychological Review. Controlled and automatic human information processing: I Detection. Schneider. W.. R. M. R. En R. Breenberg. LaBerge y J.. 1991.Shallice. . . H. 5. M. B. Pieron. R. E.J. 1991.Taylor. Crinellaf. R. S..: Fundamentos.Shiffrin. 1977. A. 84. S. Automatic and controlled information processing in vision. 84 (1): 66. J. A. Ed..A. Alphs..M. Prarasuraman y D. Posner. Long y A. 1973).E. W. Information processing models of consciousness. 127-190. Psichiatry Research.. Jonides (Ed. T. En J. search and attention. S. R. .: Erlbaum. Tecniques de Psychologie Experimentale. Bisiach (Eds. automatic attending. Hillsdale. and a general theorye.. Potkin. 1985.). En A. 6. E. Consciousness in contemporary science. Dumais. T. C. . J. 223-238.Strauss. W. Davies (Eds.. Motivation and emotion. . 78. Characteristics of automatism. Disengagement of attention in chronic schizophrenia. 1984. . 1988. American Journal of Psychology.Thomas. Boekamp. 249-259. T. S. Fundamentos científicos de psiquiatría del desarrollo. 323331. . L.. N. Depression and self-focused attention. Cantwell. R. J. El desarrollo de la atención. Barcelona.Treisman. Varieties of Attention.. J. Lenguaje y Psiquiatría. Activating tasks for the study of visual spatial attention in adhd children: a cognitive anatomic approach. 200-213. Bonforte..Stroop. 119-127. 1981. ..M. 1935. 1971. París.Schneider.Swanson.: Erlbaum. Basic processes in reading: Perception and comprehension. H. N. R. Shiffrin..Schneider. en Luria. Discrepancy hypothesis: methodological and theoretical considerations. M. Journal of experimental Psychology. .M. Dumais.. En Michael Rutter. 127-154. 37. . T. Ed. Nueva York: Academic Press. Automatic and control processing and attention.). M. 1-27. Psychological Review. Effect of irrelevant material on the efficiency of selective listening.W. En D. 139-146. M. 1977.Shiffrin. 1981. . . Schneider..G. Attention and Performance IX. Controlled and automatic human information processing: II Perceptual learning.

Wiley Sseries on psychological disorders. Swanson. . . Quarterly Journal of Experimental Psychology. 44. Minimal brain dysfunction in children. Visual selective attention and dyslexia.. Child Development. A psychological and biochemical model for the syndrome. II.Weinberger.J. I. Imagery and verbal counseling methods in stress inoculation training for pain control. Hillsdale. . . 416-424. Strategies and models of selective attention. O´Mara. 76. Walsh (Eds. J. Journal of Experimental Psychology: General. Dis.282-299. Fearnley.. Weiner. 1981.Whyte. J. Potkin.F. Journal of Cunseling Psychology. 1-6. Ment. J.H. On the autonomy of mental processes: A case study of arithmetic.Wigal.R. Dir.Treisman. Asymmetries in attention filtering in left and right visual fields in schizophrenic patiens. J.Treisman.L. S. 1986.B. En s. I.. Archives of General Psychiatry. ..: Erlbaum. Psychological Review. D. Nerv..Vega. A.B. Richmond. Zec. S.L. 1986. Alhambra. 118-130. Contextual cues in selective listening. A. .H. M. L.D. . . .): The cognitive neuropsychology of attention...)... 1994. Can simultaneous speech stimuli be classified in parallel? Perception and Psychophysics. N. Wiley-Interscience. 114-124.Zbodroff. 1-7.Worthigton.Mayor (Ed. En J.. 1969. The mininal brain dysfunction syndrome in children. J.. 43. . C. 99-116. 242-248. 12. Schizophrenia Research. y V. 115. 396. 1984. K. Logan.. Londres.G. Cohen. 4. 1969. Developmental changes in infant visual preferences for novelty and familiarity. R. P. Berman. Desarrollo de los procesos atencionales. N. p. 1991. The syndrome and its relevance for psychiatry. 10. M. M. Shumate. L. Actividad humana y procesos cognitivos.Treisman. 1972. 144. 1971.F. D. La Berge.Wender.Wetherford. E. G. 28. M. Physiological dysfunction of dorsolateral prefrontal cortex in schizophrenia.J. Madrid. P.. Nueva York. . 155 (1): 55-71.Wender. M. . A. 1960. J. 1973.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful