http://www.portalesmedicos.com/publicaciones/articles/935/1/Guia-basica-para-laconfeccion-de-una-Historia-Clinica-IX.

-El-Examen-Fisico-particular-del-Aparato-Respiratorio

Síntomas y Molestias
  

 

 

¿Cuál es el motivo de su visita? ¿Cuándo empezaron sus síntomas? ¿Le han prescrito algún tratamiento o lo ha evaluado otro médico? ¿Cuál fue su respuesta a tratamientos previos? ¿Se relacionan sus síntomas con alguna lesión o accidente? De ser así, ¿cuándo se presentó la lesión y qué tipo de atención recibió? ¿Dónde se localiza su dolor? ¿Dónde se inicia? ¿Recorre otras partes de su cuerpo? ¿Con cuánta frecuencia experimenta este dolor? ¿En qué momento lo experimenta (de noche, cuando está de pie)? Califique la severidad o intensidad de su dolor.

Medicamentos y Alergias
 

 

¿Qué medicamentos ha probado para aliviar su dolor? ¿Fue / es efectivo este medicamento para el alivio de su dolor? ¿Qué medicamentos está tomando actualmente (incluyendo la dosis, número de pastillas y número de veces que lo toma al día)? ¿Es usted alérgico a algún tipo de medicamento? ¿Es usted alérgico a cualquier otro tipo de sustancia, no medicamentosa, tal como el yodo, el tinte o los mariscos?

Antecedentes Médicos

 

¿Padece o ha padecido algún otro problema médico para el cual haya recibido tratamiento? ¿Ha sido sometido a alguna cirugía? De ser así, ¿cuál fue el resultado? ¿Sufrió alguna complicación? ¿Alguien en su familia ha tenido problemas de columna?

Quizá también le hagamos algunas preguntas sobre la situación en la que vive, su ocupación, y si es fumador o consume algún tipo de droga o alcohol. Aunque sabemos perfectamente que éstas son preguntas de índole personal, es indispensable que contemos con información exacta a fin de formular un diagnóstico preciso y poderle ofrecer un esquema de tratamiento efectivo ¡que le devuelva la salud! Examen Físico En esta primera visita, también le practicaremos un examen físico completo. Podremos averiguar una gran cantidad de información sobre el estado de su columna simplemente al observar la manera en que camina, se para o se sienta. Por otra parte, también evaluaremos su estado general de salud. Un examen físico clásico puede incluir algunos o todos los elementos siguientes:

 

Valoración de su talla, peso y signos vitales (por ejemplo, temperatura, frecuencia cardiaca, presión arterial) Inspección de su piel. Revisión de su respiración y su abdomen

Observación de su marcha (la manera en que camina). Podrá pedírsele que camine de puntas o sobre los talones para evaluar el estado de salud de sus nervios. Examen del contorno de su columna. Se le pedirá que se ponga de pie mientras el doctor o la enfermera analizan la curvatura de su columna en la parte posterior y en ambos lados. Evaluación del rango de movimiento. Se le pedirá que haga la mayor flexión posible hacia delante, hacia atrás y hacia un lado y el otro; también que gire su cuello en ambas direcciones. Al evaluar su rango de movimiento, el doctor o la enfermera colocarán sus manos sobre su cadera u hombros para estabilizar su cuerpo. Palpación de la columna. Su enfermera o doctor pueden aplicar una ligera presión sobre su columna con el objeto de localizar y documentar las áreas de dolor al tacto o los espasmos, así como para detectar la presencia de cualquier tipo de masa o inflamación. Prueba de elevación de la pierna estirada. Se le pedirá que levante o estire sus piernas al estar sentado o acostado. Quien lo esté examinando podrá ayudarlo, levantándoselas con suavidad. Se le pedirá que indique el punto en el que experimenta dolor a medida que levanta su pierna. Examen neurológico para medir sus reflejos, sensaciones y fuerza motora. Para evaluar las sensaciones, por lo general se toca suavemente la piel de sus brazos y piernas con un alfiler.

Para el examen físico, se le pedirá que se ponga una bata de hospital. A pesar de que para algunos pacientes esto puede resultar desagradable, haremos todo lo posible por garantizar su comodidad y guardar el debido respeto a su privacidad durante el examen. Por favor no olvide comentarle a su enfermera o médico si llega a experimentar algún dolor durante el examen físico, ya que esta molestia puede revelar importante información sobre el trastorno de su columna. Conclusión Después de elaborar su historia clínica y practicarle el examen físico, revisaremos su estado de salud en general y ordenaremos las pruebas diagnósticas apropiadas, que incluyen algunos estudios radiológicos tales como radiografías, resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés), tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) mielografía, discografía o gamagrama óseo. En algunos casos, quizá también solicitemos inyecciones diagnósticas. En Scoliosis Associates, estamos plenamente convencidos de la importancia de un abordaje personalizado al cuidado de su columna. Con ello queremos decir que escucharemos atentamente la información que usted nos proporcione en su historia clínica; tomaremos en cuenta todos y cada uno de los aspectos de su examen y estudios diagnósticos; y el personal médico trabajará en equipo con usted para formular un esquema de tratamiento integral. Le pedimos que durante todo el proceso diagnóstico y a lo largo del tratamiento mantenga con nosotros una

comunicación honesta y constante, para poder así brindarle la mejor atención posible.
Examen físico general: 1. 2. 3. 4. 5. Posición activa, sin alteraciones. Deambulación normal. Facie no característica. Conciente, orientada en tiempo y espacio. Constitución mesomorfa, pero impresiona que ha bajado de peso; peso 47 kg, talla 1,54 m, IMC 19,8. Sin signos carenciales en la piel. 6. Piel de turgor normal, elasticidad disminuida, con unos nevos pigmentados en la espalda, sin características de malignidad. 7. No se palpan adenopatías. 8. Pulso arterial regular, de 72 lpm. En las extremidades inferiores se palpan los pulsos disminuidos:
P.Carotídeo P.Braquial P.Radial P.Femoral P.Poplíteo P.Tibial P. P.Pedio Derecha Izquierda ++ ++ ++ ++ ++ ++ + + + + -

9. (Nota: se podría haber efectuado una figura humana en la que se representa la intensidad de los pulsos con cruces). 10. Respiración: 16 rpm. 11. Temperatura: 36,8ºC, axilar. 12. PA = 160/100 mm de Hg, en el brazo derecho, sentada. Examen físico segmentario: Cabeza: ojos con pupilas isocóricas y reactivas a la luz; anictérica; conjuntiva palpebral rosada. Visión adecuada de lejos y para la visión de cerca usa lentes ópticos. Campo visual por confrontación normal. Fondo de ojo: rojo pupilar presente, papila de bordes netos, arterias disminuidas de diámetro con aumento del brillo a la luz, cruces arterio-venosos disminuidos de calibre; retina rosada, sin exudados ni hemorragias. Fosas nasales permeables. Boca: prótesis dental parcial en la arcada dentaria inferior; resto de los dientes en buen estado; mucosa húmeda y rosada; faringe rosada. Sin alteraciones evidentes de la audición. Cuello: Glándula tiroides se palpa discretamente aumentada de volumen, especialmente a expensas del lóbulo derecho que se palpa nodular. No se palpan adenopatías. No se auscultan soplos carotídeos. No hay ingurgitación yugular.

la aorta abdominal se palpa de diámetro normal. Examen neurológico:   Conciencia y estado mental: paciente conciente. ruidos intestinales normales. Columna y extremidades: Curvaturas de la columna vertebral normales. sonoridad normal a la percusión. no se palpan otros latidos. orientada en tiempo y espacio. Pares craneanos: no se encuentran alteraciones.    Hígado: límite superior en el 5º espacio intercostal a nivel de la línea medioclavicular. grado II/VI. Bazo: no se encuentra aumentado de tamaño.Tórax: Caja torácica sin alteraciones. (El fondo de ojo ya se relató en el examen de la cabeza). percusión y auscultación. murmullo pulmonar presente. Proyección hepática de 10 cm. Discreto edema en ambos tobillos. borde inferior se palpa a 2 cm bajo el reborde costal en inspiración. vibraciones vocales se palpan normales. Abdomen: Blando. depresible. (Nota: no es necesario ir mencionando lo que se encontró en la inspección. Anímicamente impresiona algo deprimida. Articulaciones sin mayores alteraciones. no se palpan masas. palpación. indoloro. No se observan heridas. salvo nódulos de Heberden en algunas articulaciones interfalángicas distales de las manos. En las regiones inguinales no se encuentran hernias. a nivel de la línea medioclavicular. ritmo regular. Riñones: no se logran palpar. onicomicosis en el ortejo mayor del pie izquierdo. especialmente en el lado izquierdo. soplo mesosistólico de eyección.  Pulmones: Expansión pulmonar normal. La piel de los pies es seca y algo resquebrajada. . Uñas gruesas. En las extremidades inferiores destaca el compromiso de los pulsos hacia distal. En las mamas no se palpan nódulos. en tres tiempos por presencia de un 4º ruido. de borde romo y consistencia normal. sin ruidos agregados. no se auscultan soplos en la región del epigastrio ni hacia los vasos ilíacos. se asume qué técnica se usó en cada hallazgo). Axilas sin adenopatías.  Corazón: choque de la punta en el 5º espacio intercostal izquierdo. Campo visual por confrontación normal. que se ausculta mejor en el foco aórtico.

la talla. observación de las venas del cuello y de las arterias. Sin signos meníngeos. bazo. En la parte general se hace una breve descripción general y mental del paciente. sin ayudarse con los brazos. Revisión por sistemas: – Sistema Cardiovascular: auscultación cardíaca. riñones. – Sistema Respiratorio: ritmo y tipo de respiración. peristaltismo. conviene ir precisando cada par de nervios craneanos por separado). uñas. presión arterial. Sensibilidad propioceptiva normal. palpación.(Nota: En el caso de haber alteraciones. – Abdomen: forma. ganglios linfáticos. pelo. electrocardiograma o ecocardiograma. Discrimina bien distintos estímulos táctiles y los ubica en forma correcta estando con los ojos cerrados. ya que le cuesta sentarse estando en decúbito dorsal. boca. Registrándose el peso. otras masas abdominales. reflejos osteotendíneos y coordinación: todos normales. No se observan movimientos anormales. distensión. determinación de pruebas de función pulmonar. radiografía de tórax. observación de esputos si los hay. temperatura. Examen sensitivo: sensibilidad fina y al dolor conservada. posición de la tráquea. En el exámen físico hay una parte general y una por sistemas. respiración así como estado de las mucosas. Las masas musculares de los muslos impresionan algo disminuidas y le cuesta ponerse de pie desde una silla. hígado. hernias. huesos y articulaciones.    Examen motor: movimientos. pulso. palpación. piel. Alteración de la sensibilidad vibratoria en ambos pies. ascitis. glándula tiroides. . percusión y auscultación. Las fuerzas impresionan disminuidas a nivel del tronco. Examen ffísico El examen físico es lo que evidencia y verifica la información obtenida mediante la revisión por sistemas.

V (nervio trigémino) y VI (nervio abducens).– Sistema nervioso: salvo que la dolencia que presenta el paciente tenga una relación neurológica. 3. La localización adecuada de las lesiones que afectan los nervios craneales requieren: habilidad en el examen y conocimiento de la neuroanatomía del tallo cerebral y de los nervios craneales. café. fresa. Se analizan en este artículo las técnicas de exploración de los pares craneales I (nervio olfatorio). el examen neurológico que se realiza normalmente es un exámen superficial para descartar déficits motores focales pares craneales Introducción El examen de los pares craneales es esencial en el estudio del sistema nervioso. Técnicas de exploración. 4. 1. 2. II (nervio óptico). . Nervio olfatorio: I par craneal. Cerciórese que el paciente no tenga obstruida ninguna fosa nasal. cigarro u otras sustancias. Pregunte primero si sintió o no olor. mantenga la boca cerrada y cierre los ojos. Explore cada lado separadamente. formol. vinagre. colonia. Instrumental y materiales: Pequeños frascos con olores conocidos. vainilla. que no sean irritantes (clavo. Acerque cada uno de los recipientes mencionados debajo de la fosa nasal que se está examinando. IV (nervio patético). Pida a la persona que ocluya una fosa nasal con su dedo. después se le insta a que lo identifique. Semiografía. III (nervio motor ocular común). guayaba). No usar amoniaco.

II par craneal. . indica lesión de la corteza cerebral. Alucinaciones olfatorias. Nervio óptico. 3. 2. Pueden dejarse los lentes correctores. Recuerde explorar ambos ojos por separado. la máxima visión es la que corresponde a aquella línea de letras de menor tamaño que el sujeto ha podido leer sin equivocarse. Sitúe a la persona a 20 pies de la tabla de Snellen. Hiposmia: Grado menor del sentido del olfato. perimetría.      Fondo de ojo Visión de lejos Visión de cerca Visión de los colores Perimetría Visión de lejos: Técnica de exploración: 1.     Anosmia bilateral: por afección de las fosas nasales. para evaluar si estos tienen la graduación adecuada. indica lesión de la corteza cerebral. II par craneal. Pídale al sujeto que se tape un ojo con una tarjeta de cartón o con su palma de la mano ahuecada mientras usted explora el otro ojo. Disminución o pérdida del olfato: excluir afecciones nasales como causa más común. visión de los colores y examen del fondo de ojo. Parosmia: Confusión de los olores. si el sujeto ya los usa. Ordene leer con cada ojo por separado las letras de distintos tamaños. impresión de periódico o guía telefónica). La exploración del nervio óptico comprende la agudeza visual de lejos (tabla de Snellen) y de cerca (tabla de Jaeger.  Anosmia unilateral: por lesiones intracraneales siempre que las cintillas olfatorias estén afectadas. Percepción de los olores sin que exista estímulo externo oloroso. puede ser bilateral (más frecuente) o unilateral.

anopsia o ceguera. sostenido a un pie (30 cm. opacidad de los medios transparentes del ojo. Perimetría. Registre la agudeza visual para cada ojo. se le muestran los dedos de la mano y se le pide que los cuente: si puede hacerlo se dice que tiene visión cuenta dedos. cara a cara. . Si no puede contar los dedos. Sitúese frente al examinado. Semiodiagnóstico. Si el individuo no alcanza a leer ninguna línea de la escala. lesiones de la retina. proyectar un haz de luz sobre la pupila y si el sujeto no percibe luz. y con un aparato apropiado. se dice que tiene visión de bultos. Si el sujeto tiene que alejar la tabla o el papel para poder distinguir adecuadamente las letras. se dice que tiene amaurosis. La disminución de la agudeza visual puede deberse a errores de refracción.) de sus ojos. Semiodiagnóstico. lo que se denomina presbicia. pero los ve borrosamente.4. tiene incapacidad para enfocar los objetos cercanos debido a deterioro de la acomodación del ojo. Visión de cerca: Técnica de exploración: Pídale a la persona que lea la tabla de Jaeger o las letras pequeñas de un diario o de una hoja del directorio telefónico. Una persona sin alteraciones es capaz de leer las letras pequeñas a esta distancia.). lesiones de las vías ópticas. debe llevarse a un cuarto oscuro. Registre la agudeza visual para la visión de cerca. Si ni siquiera puede ver borrosamente los dedos. 6. Técnica de exploración: 1. 5. mirándose a los ojos en línea recta horizontal a una distancia de unos 2 pies (60 cm.

a la misma distancia de uno y otro. inferior. lo que produce la pérdida de la visión de la porción nasal del campo visual del ojo del mismo lado y la pérdida de la visión de la porción temporal del campo visual del ojo del lado opuesto. asumiendo que su visión periférica es normal y siempre que ambos se miren fijamente.2. 4. Pida a la persona que se tape un ojo y el observador debe cerrar o tapar con una mano su propio ojo que queda frente al que no se está explorando. La lesión asienta en el quiasma óptico en su porción anterior. pero en caso de ser un anciano y no poseer una banqueta giratoria. Produce pérdida del campo visual izquierdas en un lado y derechas en el otro (bitemporal). temporal y nasal) de ambos. el uno al otro. Semiodiagnóstico. La lesión se localiza en los labios de la cisura calcarina o por compresiones uniformes de la parte superior o inferior del quiasma. Produce pérdida de la visión en la mitad superior o inferior del campo visual. 3. La lesión está en una cintilla óptica. en el ángulo que forman los dos nervios ópticos. al introducirse en el quiasma (como ocurre en una compresión de este por un tumor hipofisario). Ambos deben mirar el ojo descubierto del otro. el paciente se sentará de lado. desplazando su mano a lo largo de los ejes principales del campo visual (superior. Hemianopsia homónima. Instruya previamente a la persona que indique en cada movimiento cuándo ve el dedo o el objeto por primera vez y compare el campo visual del sujeto con el suyo.  Cuadrantanopsias. Repita el proceder con el otro ojo. la posición más cómoda es a horcajadas. de manera tal que cuando el examinado comienza a verlo usted también debe verlo al mismo tiempo. Respiratorio Requisitos para el examen del Aparato Respiratorio: La persona debe estar sentada con el tórax desnudo. si explora el ojo derecho del sujeto introduzca un objeto o un dedo en movimiento en el campo visual del ojo que se explora.   Amaurosis o ceguera del ojo: Por lesión total de un nervio óptico. Extienda completamente su brazo izquierdo. .  Hemianopsia heterónima.

Puede utilizar una pieza de tela o sábana que se irá desplazando para descubrir cada parte del tórax. percusión y auscultación (ver Mapa Conceptual). Comience por el posterior. Respete el orden de las técnicas de exploración: comience por la inspección.Una buena iluminación permitirá observar detalles de la piel y los espacios intercostales.) Luego compárelos. Ordenamiento del examen. Luego combínelas y correlacione los signos encontrados. El examen se realizará respetando el pudor del enfermo. seguido de la palpación. . Examine todos los planos y zonas del tórax. siguiendo al lateral y luego al anterior (Figura 1.

El tipo respiratorio (generalmente costal superior en la mujer. sin esfuerzo. Presencia o no de abovedamientos y retracciones. Visualice la expansibilidad torácica y la utilización o no de los músculos accesorios de la respiración. supraesternal. que debe estar en la línea media. efectuar una exploración comparada de áreas simétricas. Tome la frecuencia respiratoria sin que el paciente lo perciba Plano lateral del tórax: Inspeccione las dos zonas. Inspeccione: Posición de la tráquea. Plano anterior del tórax: Inspeccione todas las zonas de arriba hacia abajo. tranquila.Técnica de Inspección. sobre la horquilla esternal. costal en los adolescentes y abdominal o diafragmática en los hombres y niños). (la relación normal inspiración / espiración es 1:2). Ocasionalmente evidente (inspiraciones profundas). Relación inspiración: espiración (I: E) 1:2 Inspección comparativa: Examine primero un lado. Patrones ventilatorios normales: Respiración regular. intercostal y subcostal. Observe la presencia de abovedamientos y de retracciones o tiraje intercostal.I. Semiodiagnóstico. después el otro y con posterioridad. Plano posterior del tórax: Inspeccione todas las zonas de arriba hacia abajo. 12-15 respiraciones/minuto en reposo 16-20 respiraciones/minuto post ejercicio. Determine: Ritmo y la profundidad de la respiración. Dilatación hemitorácica por: . colocando la mano del paciente en la nuca o la cabeza. Presencia o no de tiraje supra o subclaviculares.

fibrotórax tuberculoso). ascitis. parálisis diafragmáticas. Bradipnea (disminución de la frecuencia). etc.  Causa pulmonar (atelectasia pulmonar por obstrucción bronquial de origen inflamatorio o neoplásico. Espiratoria como en el asma y el enfisema. neuralgias frénicas. Distensión de la cavidad pleural (pleuresías. neumonía masiva. fiebre. Retracción hemitorácica por:  Causa pleural (pleuresía fibrinosa no puncionada oportunamente o por secuelas de pleuresías purulentas). Inspiratoria como causa de un obstáculo que impide la entrada de aire (se acompaña de cornaje y tiraje).  Aumento del parénquima pulmonar (tumores pulmonares. hidroneumotórax. neuralgia intercostal. En el hombre: todo proceso que dificulte la movilidad diafragmática. afecciones circulatorias. crisis emotiva. o B. enfisema unilateral). Exageración del tipo respiratorio:  En la mujer: pleuresías diafragmáticas. tumores pleurales. hemoneumotórax. B. Inversión del tipo respiratorio:   En la mujer: todo proceso que dificulta la movilidad costal superior. tumores y embarazo). neumotórax. fractura costal.  En el hombre: punta de costado de la neumonía y pleuritis de vértice. empiema de necesidad. distensión abdominal (meteorismo. tumores pulmonares con atelectasia parcial). fibrosis pleurales tuberculosas.  Abovedamientos: enfisema parcial sobre todo supraclavicular o infraclavicular. pioneumotórax.  Retracciones circunscritas por sínfisis pleurales limitadas (pleuresías. Alteraciones del ritmo respiratorio: . pleuresías enquistadas. hemorragias. tumores pulmonares. tumores pleurales). Polipnea (aumento de la frecuencia respiratoria): afecciones respiratorias.

Pregúntele al paciente previamente. Examine en último momento las áreas que son dolorosas. Tipo Kussmaul: acidosis. sobre todo en el coma diabético.base (plano anterior): . intoxicación opiácea. con los pulgares a nivel de la primera costillas apuntando hacia la columna. Coloque sus dos manos sobre los músculos trapecios. Traccione gentilmente hacia el centro sus manos. que se producen por la expansibilidad torácica a nivel de las bases. Pida a la persona que respire profundamente y observe el movimiento de sus manos. Pida a la persona que inspire profundamente y observe el ángulo como se abre para hacerse más abierto y evaluar así la expansibilidad torácica de los vértices.   Tipo Biot: meningitis. Traccione ligeramente hacia el centro la piel con sus manos. insuficiencia cardiaca. II. la apertura del ángulo y la separación de sus pulgares. Tipo Cheyne-Stokes: coma urémico. Maniobra de base.Técnica de la Palpación. para tratar de acercar ambos pulgares. de manera que los dedos formen un ángulo abierto hacia abajo. hemorragia cerebromeníngea. con los pulgares a nivel de la décima costilla. para tratar de acercar ambos pulgares. meningitis. tumores y hemorragias cerebrales. Maniobra de base. de manera que los dedos formen un ángulo abierto hacia abajo. coma barbitúrico. Maniobra de vértice-vértice (plano anterior): Coloque sus dos manos en la región anterior del tórax. Pida a la persona que inspire profundamente y observe el ángulo como se abre para hacerse más abierto y evaluar así la expansibilidad torácica de los vértices.base (plano posterior): Coloque sus manos sobre la región posterolateral del tórax como si estuviera agarrándolo. apuntando hacia la columna. Corrobore la expansibilidad torácica con las maniobras vértice-vértice y base-base en los planos posterior y anterior: Maniobra de vértice-vértice (plano posterior). Traccione gentilmente hacia el centro los músculos deltoides. de manera que formen los lados de un ángulo abierto hacia abajo. para tratar de acercar ambos pulgares. si existe dolor espontáneo en alguna parte del tórax.

Semiodiagnóstico. Palpe la presencia de frémito o vibraciones vocales. a toda la base. sínfisis. traccione ligeramente la piel de la parrilla costal. derrames pleurales bilaterales. paralela al eje transversal. Dígale al sujeto que diga 33 cada vez que sienta su mano. condensaciones pulmonares. Disminución de la expansibilidad torácica localizada: en el vértice constituye un signo precoz de tuberculosis pulmonar y en la base se deben a pequeños derrames. la apertura del ángulo y la separación de sus pulgares. de manera que la punta de ambos pulgares se acerquen en el borde inferior del proceso xifoideo del esternón. Aumento de la expansibilidad torácica unilateral: en los casos de suplencia respiratoria. pleuresía con derrame. Apoye su mano. bordeando la escápula. Utilice siempre la misma mano para efectuar el examen. tumores. con los pulgares dirigidos hacia el esternón por el reborde costal. esclerosis pulmonar tuberculosa o no. Palpe con su mano dominante si existe roce pleural en regiones infraescapulares e infraaxilares. obstrucción de las vías aéreas superiores. incluyendo la región lateral y luego el plano anterior comenzando por la región supraclavicular. en ambos tiempos de la respiración. sobre el hemitórax derecho. alrededor de la parrilla costal lateral de ambos lados. pleuresías extensas. Repita lo mismo en el hemitórax izquierdo y compare haciendo recorrido de arriba hacia abajo de un hemotórax a otro. Disminución de la expansibilidad torácica bilateral: enfisema. Pídale a la persona que respire profundamente y observe el movimiento de sus manos. neumotórax. esclerosis pulmonar. de plano. Vibraciones vocales aumentadas: hiperventilación pulmonar. Aumento de la expansibilidad torácica bilateral: exageración del tipo respiratorio. de manera que la región palmar de sus dedos descansen sobre los espacios intercostales. Disminución de la expansibilidad torácica unilateral: dolores torácicos intensos. atelectasia pulmonar. comenzando desde arriba hacia abajo por la región supraescapular. trastornos dolorosos de la pared del tórax.Coloque sus manos en la región anterolateral de cada hemitórax. cavernas pulmonares. producidos por la expansibilidad torácica inferior o de bases. pase a la región interescapulovertebral y después. . Palpe los frémitos bronquiales con su mano dominante en ambos campos pulmonares. es importante que usted no tenga que darle la orden de repetir para no falsear el resultado. con el mismo tono e intensidad.

No percuta las estructuras óseas. Realice la percusión ordenadamente por cada plano. después el otro y. colocando el dedo plesímetro sobre los espacios intercostales. Vibraciones vocales abolidas: impermeabilidad bronquial completa. Recuerde que en cada plano. vuelan mal y nadan peor”. dirigiendo cada mano hacia la rodilla opuesta. o que cada brazo cruce la línea media. Recuerde: Para el semiodiagnóstico las vibraciones vocales son como las gallinas: “corren bien. Vibraciones vocales conservadas: en procesos patológicos poco extenso o muy profundos. Roce pleural: pleuritis seca aguda y en las pleuresías con derrames antes de la aparición de este. enfisema pulmonar. pídale a la persona que cruce sus brazos sobre el pecho. procesos respiratorios (obstrucción bronquial por cuerpo extraño. se realiza la percusión comparativa. sínfisis pleurales espesas o paquipleuritis. neumonías masivas que rellenan los bronquios. . Antes de comenzar a percutir el plano posterior. III. aumento del grosor de la pared torácica. neumotórax.Técnica de Percusión. por último. Busque los siguientes datos semiográficos (ver mapa conceptual). tumores o compresiones de los bronquios. primero se percute un hemitórax. Frémitos bronquiales: bronquitis y asma bronquial. grandes derrames pleurales.Vibraciones vocales disminuidas: trastornos de la fonación. colecciones pleurales líquidas y gaseosas. con el objetivo de que las escápulas se desplacen hacia fuera y dejen mayor espacio expuesto para percutir.

enfisema. cáncer de pulmón (sin obstrucción bronquial) o tumores mediastinales o mediastínicas. Describa las características de los soplos pulmonares y los ruidos adventicios o sobreagregados. Explique al examinado que respire tranquila y regularmente. Técnica: Auscultación. Soplo tubárico: se puede presentar en neumonías. . cavidades (bronquiectasias y abscesos de más de 4 cm. pleuresía con escaso derrame. estertores húmedos y secos) Signo de la moneda de Pitres: ausculta el tórax al mismo tiempo que un ayudante percute con dos monedas. repitiéndose luego comparativamente. límite superior de derrames de mediano calibre.Semiodiagnóstico. en caso de ser encontrados (roces pleurales. infraescapular e infraclavicular). Soplo pleural: puede aparecer en el límite superior de derrames medianos o en toda la extensión de los derrames en láminas. pero más profundamente que lo habitual. Explore la auscultación de la voz normal y cuchicheada (pectoriloquia áfona). Timpanismo: neumotórax. Soplo cavernoso: cavernas tuberculosas. paquipleuritis. Precise las características del murmullo vesicular (más intenso en las regiones infraaxilar. grandes derrames. crisis de asma bronquial. Ausculte el soplo glótico en la horquilla esternal Explore la auscultación de la tos (opcional). tuberculosis pulmonar (neumonía caseosa). una contra la otra colocada a la misma altura. superficiales y con bronquio permeable). como mismo se realizó la inspección. abscesos vacíos o bronquiectasias. bloques caseosos tuberculosos. Matidez absoluta: grandes condensaciones como en la neumonía. Semiodiagnóstico. Submatidez: neumonía en su inicio. palpación y la percusión. Ausculte por hemitórax y por planos. pero en el lado opuesto del hemitórax. sin esfuerzo. Hiperresonancia: derrames pleurales de mediano calibre (aparece en la región infraclavicular: escodismo). adenopatías traqueobronquiales.

El signo es positivo cuando el sonido metálico llega claramente al oído del observador. obstrucción de bronquios finos. evacuación de abscesos pleuropulmonares por vómica o bien drenaje de una supuración. Estertores crepitantes: neumonías. característico del parénquima pulmonar normal. pues mediante él se obtiene la altura de este. bronquiectasias. crisis de asma bronquial. Murmullo vesicular conservado en ambos campos pulmonares. Sonoridad pulmonar conservada. fundamentalmente al decúbito lateral izquierdo y a la posición sentada e inclinada . corticopleuritis. gangrenas pulmonares. Vibraciones vocales conservadas. frecuencia respiratoria de 15 respiraciones por minuto. neumotórax o hidroneumotórax. bronquitis crónicas. síndrome pseudocavitario. edema pulmonar (en marea montante). Estertores subcrepitantes: hemoptisis. Registro de lo explorado en un paciente sano: Paciente con tipo respiratorio (costal superior. estertores de desplegamiento de Brouardel. respiración rítmica. no tiraje. breve y desprovisto de timbre metálico. costal o diafragmático). Estertores sibilantes: período inicial de las bronquitis agudas. Estertores roncos: período inicial de las bronquitis agudas acompañando a los sibilantes. el que ausculta percibe un ruido embotado. bronconeumonías. parecido al ruido de percusión de madera. que parece como si golpeasen estas monedas cerca del oído mismo del observador. crisis de asma bronquial. bronquitis aguda en período de cocción. buena expansibilidad torácica comprobada con las maniobras vértice-vértice. lo que permitirá cambiar de posición. Roces pulmonares: pleuritis seca y pleuresías con derrame entes de la instalación de este. no se aprecian estertores. La auscultación de la voz es normal y en la voz cuchicheada (pectoriloquia áfona) no se definen palabras Cardiaco Nota: El examen se debe realizar con la persona acostada. de un modo tal. tuberculosis pulmonar. Estertores cavernosos: cavernas tuberculosas. el que percibe un sonido claro y argentino. bronquitis crónicas. pleuresías enquistadas evacuadas. neumonías en vías de resolución. abscesos pulmonares. sordo. Signo de la moneda de Pitres: tiene un gran valor diagnóstico para determinar la cantidad de líquido de un derrame. Cuando el signo es negativo. base-base en el plano posterior y anterior.Soplo anfórico: grandes cavernas tuberculosas.

hacia delante. 1. 3. Latidos carotídeos. Latido de la punta (puede o no ser visible). Circulación colateral de existir. Latido epigástrico. Observe desde los pies de la cama:        Presencia o no de edemas en miembros inferiores. Latido supraesternal. Coloración de la piel que recubre el precordio. Latido supraesternal. Ingurgitación yugular. Un examen completo de la región precordial debe incluir al menos estas tres posiciones. Várices y microvarices. Observe en la cabecera del paciente: . 2. Latido de la punta (puede o no ser visible). Técnica de exploración. Inspección. Observe a la derecha del paciente:        Latido epigástrico. Latidos carotídeos. Ingurgitación yugular.

final del embarazo. Nota: La inspección del choque de la punta permite fijar su localización.  Choque de la punta desplazado hacia abajo: hipertrofia del ventrículo izquierdo (al sexto o séptimo espacio) y cuando el corazón es rechazado por un proceso aórtico (aneurisma de la aorta torácica posterior). hepatomegalia acentuada. En los pícnicos. etc. Aparece en las grandes hipertrofias del ventrículo izquierdo de la insuficiencia aórtica. etc. que presenten gran presión . Presencia o no de los latidos temporales. en el derrame o neumotórax de la cavidad pleural derecha y en la retracción fibrosa o atelectásica del pulmón izquierdo.  Latido en cúpula: Choque intenso.  Latido universal: Toda la pared precordial es proyectada hacia delante.  Latido epigástrico: Puede observarse en los individuos delgados. se sitúa más abajo y adentro. Semiografía y semiodiagnóstico. Normalmente en el adulto. hipertensión intraabdominal (ascitis. persistencia del conducto arterioso. extensión.  Latido en escalera: Se ven dos latidos débiles en vez de uno. mientras que en los longilíneos y en los delgados.) y en el derrame pericárdico puede llegar incluso al tercer espacio. vigoroso (choque en cúpula de Bard). intensidad. Aparece en la gran hipertrofia ventricular o por un tumor retrocardiaco o prevertebral. en la insuficiencia aórtica. En la insuficiencia cardiaca global el choque se percibe hacia abajo (sexto o séptimo espacio) y por fuera de la línea medioclavicular. Se observa en la hipertrofia del ventrículo derecho. Se observa en la pérdida del tono cardiaco. el latido de la punta puede observarse por encima del quinto espacio intercostal y algo hacia fuera.  Choque de la punta desplazado hacia arriba: pacientes pícnicos.  Latido negativo: el choque de la punta se deprime paradójicamente en cada sístole ventricular. en los obesos y en las embarazadas. el choque de la punta se encuentra en el quinto espacio intercostal izquierdo (cuarto en el niño. sexto en el anciano) sobre la línea medioclavicular.  Choque de la punta desplazado hacia la izquierda: hipertrofia y dilatación de la aurícula o ventrículo derecho. forma. frecuencia y ritmo. quistes gigantes del ovario.  Choque de la punta desplazado hacia la derecha: presencia de abundante líquido o aire dentro de la cavidad pleural izquierda y por la fibrosis pulmonar o retracción atelectásica del pulmón derecho. obesos.

 Latidos de las arterias intercostales. Es frecuente en los diabéticos. en el hipertiroidismo. Latido en el segundo espacio intercostal izquierdo: Se observa en la hipertensión arterial pulmonar de suficiente magnitud (Cor pulmonar agudo y subagudo.  Gangrena húmeda: predomina en los diabéticos y en los tromboangiíticos.  Gangrena focal: Se localizan en los dedos. etc. insuficiencia varicosa. flebitis. firmemente adherida a los planos profundos. astenia neurocirculatoria. antes de que la ectasia perfore la pared del tórax y provoque la aparición de un ¨tumor¨.   Latido epigástrico negativo: hipertrofia del ventrículo derecho.). en la cual la infección se ha detenido por completo. Pudiera también ser la última etapa de cualquier forma de gangrena traumática en la cual la infección ha sido controlada. diabéticos (blancas o incoloras y dentro de 48 horas se hacen purpúricas). mamaria interna o de las escapulares: Pueden desarrollarse anormalmente por un mecanismo compensador cuando existe coartación de la aorta. Aparecen en quemaduras. tromboflebitis.  Latido en el segundo o tercer espacio intercostal derecho: Consecuencia de un aneurisma de la aorta ascendente. La gangrena húmeda no solo se caracteriza por la infección del tejido necrótico sino que en ella encontramos siempre cierto grado de infección del tejido adyacente.  Úlceras: Aparece en la base del primer artejo o de los artejos pequeños. aunque también aparece en los ataques de tromboangitis y en la aterosclerosis obliterante avanzada. cuando existe una insuficiencia de la tricúspide.  Edema cardiaco: Generalmente es duro. Se observa además.diferencial. de temperatura conservada y va apareciendo en las regiones declives. de difícil godet. cerca de las uñas. cardiopatías reumáticas con lesión en la mitral. no presentan signos de reacción inflamatorias y no se extienden). de origen ventricular. Menos frecuente el latido epigástrico está ligado a la existencia de pulso hepático verdadero. Son frecuentes en la aterosclerosis.  Flictenas: es común encontrarlas cerca de los dedos o en el dorso de los pies. en enfermedades arteriales (aparecen de noche o se desarrollan muy rápido. Se observa en la insuficiencia cardiaca. además del eretismo cardiaco por esfuerzo físico y emociones en sujetos sanos. . Puede ser el resultado de un ataque agudo de isquemia o la última etapa de una gangrena infecciosa aguda. entre otros.  Gangrena seca: la necrosis está en fase de momificación hística y aparece como una costra negra y seca.

nunca comparativamente. el segundo foco aórtico (foco de Erb). El sangramiento será ligero o estará ausente. Palpe con la palma de la mano. Palpe con la palma de su mano la región carotídea. que está edematoso y del cual fluye un fino exudado serosanguinolento. y luego. 2. . el foco aórtico. Palpación desde los pies del paciente:  Palpe con su pulgar la región dorsal del pie. 3. el foco pulmonar. comparativamente.  Palpe el pulso carotídeo por debajo del cartílago tiroideo. Técnica de exploración. Explore el reflujo hepatoyugular por más de 30 segundos. Palpación. la región maleolar y la cara anterior de la tibia para descartar la presencia de edemas.     Palpe con dos dedos la horquilla supraesternal.Encontraremos también algún tendón importante o huesos necrosados. Palpe con la punta de los dedos el latido epigástrico. 1. el choque de la punta se observa en el hemitórax derecho. es en este tejido viable donde la bacteria patógena se desarrolla Nota: en los enfermos con dextrocardia. Palpación a la derecha del paciente:   Palpe con la punta de dos dedos el choque de la punta. Palpación de los pulsos arteriales:  Palpe con dos dedos los pulsos temporales sobre la sien. Si exploramos más profundamente hallaremos tejido viable. el foco mitral y el área precordial.  Con el dorso de su mano compruebe la temperatura de los miembros inferiores. el foco tricuspídeo.

en la aortitis. Realice la comparación. formando una pinza con el pulgar.  Palpe los pulsos femorales a nivel de la ingle. mialgias. sentado con ligera inclinación hacia la izquierda. Luego compare ambos femorales y con el radial para ver el sincronismo de los pulsos de miembros superiores con los inferiores. La presión digital despierta dolor a nivel de los puntos frénicos en la pericarditis aguda. Luego comparativamente. a la altura del ligamento de Poupart o en triángulo de Scarpa. Luego compare. La palpación puede realizarse en distintas posiciones: en decúbito supino.  Sensibilidad de la región precordial: es preciso descartar todas las afecciones de la cubierta osteomusculocutánea (paniculitis. Realice luego la comparación. Palpe los pulsos axilares con el brazo en abducción sobre la cabeza del paciente. en decúbito ventral. con el individuo sentado.  Palpe los pulsos tibiales posteriores en el canal retromaleolar interno. Nota: La palma de la mano es más sensible a la vibración. La punta de los dedos es más sensible a las pulsaciones. para la mejor percepción de los basales. por arriba y por fuera del hueso pisiforme.  Palpe los pulsos pedios en el dorso del pie por fuera del extensor propio del dedo grueso. a veces. osteítis. para percibir mejor los fenómenos apexianos. Aproveche y tome la frecuencia cardiaca en un minuto. y. Semiodiagnóstico.  Palpe los pulsos poplíteos con la rodilla del paciente en ligera flexión. etcétera). en la pared posterior (espacio . presionando contra la cabeza del húmero. sobre el tercio inferior del brazo. Realice la comparación. y en la zona de proyección de la aurícula. neuritis. en decúbito lateral izquierdo.  Palpe los pulsos braquiales en el borde interno del bíceps. en el segundo espacio intercostal izquierdo y a nivel del manubrio del esternón. Luego compare.  Palpe los pulsos radiales con el dedo índice y del medio.  Palpe los pulsos cubitales en la superficie palmar de la articulación e la muñeca. Realice la comparación. artritis.

fuera del eretismo cardiaco. su comprobación es constante. la región precordial se proyecta. el choque en cúpula de Bard. se identifica por palpación un latido apexiano sui generis. En ciertos casos de hipertrofia y dilatación de ambos ventrículos. presistólica o protodiastólica. En los corazones eréticos (jóvenes. Estas vibraciones reflejan la hipertensión. en las hipertrofias ventriculares izquierdas. En el primer caso. en tanto que en adultos de más de 30 años. otras veces. y. cualquiera que sea el sentido escogido. ya sea de la . constituyendo el choque universal. Otras veces. con estenosis de este orificio auriculoventricular. lo común es no encontrar ningún latido palpable en decúbito dorsal. con latidos propios. el ascenso. como ella resulta del cierre de un aparato valvular mitral esclerosado.  Alteraciones de choque de la punta: En los niños y en los jóvenes es frecuente percibir el latido cardiaco en decúbito supino.  Choque valvular sistólico: se le encuentra habitualmente en la estenosis mitral. observado en la valvulitis mitral antigua. en el segundo. principalmente en las ocasionadas por estenosis aórtica.  Expansión de una bolsa aneurismática: es un signo clínico de gran valor por permitir el diagnóstico diferencial entre un tumor adyacente a un vaso que le comunica su latido y un “tumor” aneurismático. constituye el chasquido de cierre de la válvula mitral. y percibiendo que los dedos se separan a cada latido. puede apreciarse una vibración sistólica semejante. hipertiroideos y simpaticotónicos). de una o de las dos manos (de acuerdo con el tamaño del aneurisma). hacia delante.  Choques valvulares diastólicos: dan la sensación de un golpe seco y breve en el momento del cierre sigmoideo. En cambio. durante la sístole cardiaca. a consecuencia de que se le añade un resalto dado por una vibración palpable poco enérgica. lo que puede apreciarse fácilmente tomando el “tumor” con dos o más dedos.interescapulovertebral a la altura de D2-D4) en la estenosis mitral (punto auricular posterior de Vaquez). el movimiento se hace en un solo sentido. como un todo. en decúbito lateral izquierdo. es la manifestación táctil de la brillantez del primer ruido y. pero menos marcada. La vibración valvular sistólica bien marcada. el de expansión. el movimiento de latido es en todos los sentidos. que constituye el galope palpable. con expansión. por consiguiente. o el descenso del choque de la punta no se hace en dos tiempos. se atribuye casi exclusivamente a las valvulitis reumáticas antiguas con estenosis mitral.  Choque valvular protodiastólico: corresponde en tiempo a la apertura de la válvula mitral y constituye la manifestación táctil del chasquido de apertura mitral. que consiste en un latido un poco más amplio que el normal y que da la sensación como si un pequeño globo se inflara y desinflara siguiendo el ritmo del corazón.

hipertiroideos. En las carótidas suele percibirse thrill sistólico.  Estremecimiento catario (frémito o thrill): El thrill apexiano suele percibirse mejor en decúbito lateral izquierdo. puede deberse a estenosis pulmonar congénita. mientras que los basales se exteriorizan más fácilmente al ordenar al sujeto que se siente si está acostado. donde se le continúa percibiendo.) y pared torácica delgada. es lo que ocurre comúnmente en los casos de insuficiencia aórtica. y en el propio esternón. a dilatación de la arteria pulmonar con estenosis sigmoidea relativa. El thrill sistólico basal situado a la izquierda del esternón. particularmente de su cámara de expulsión. o la esclerosis del aparato valvular aórtico (aterosclerosis aórtica. casi siempre de naturaleza congénita (enfermedad de Roger). cuarto y tercer espacios intercostales junto al esternón. en su porción más baja. sin estenosis real concomitante. particularmente en los estadios iniciales del cor pulmonar agudo. En ocasiones. correspondiente a la cámara de salida del propio ventrículo derecho. que carece de significación patológica. En el primer caso. pedirle que incline el tronco hacia delante y a la izquierda. a persistencia del conducto arterioso (atípica). El thrill sistólico de la base puede radicar a la derecha o a la izquierda del esternón. sin que exista en el segundo espacio derecho. es de ocurrencia excepcional. etc. se percibe como una sensación vibratoria parecida al thrill. durante la sístole. sífilis aórtica) o pulmonar (aterosclerosis pulmonar a causa de hipertensión pulmonar crónica. o en presencia de aortitis sifilítica con dilatación suprasigmoidea. o bien puede deberse a estenosis aórtica. conviene mejor el decúbito ventral. no obstante la frecuencia relativamente . El thrill sistólico mesocardiaco suele reflejar la existencia de una comunicación interventricular. como en la estenosis mitral antigua). puede identificarse un latido sistólico de mayor o menor energía. como ocurre en la comunicación interauricular o en la aterosclerosis acentuada de la pulmonar. En esa misma zona. si está sentado.  Tremor cordis: Aparece en los corazones normales. se ha logrado percibir un choque valvular sistólico producido por el cierre de la tricúspide en pacientes con gran hipertensión ventricular derecha. en los casos de crecimiento del ventrículo derecho. particularmente en sujetos con eretismo cardiaco (jóvenes.  En la región xifoidea y paraxifoidea izquierda en quinto. tratándose de thrills basales o xifoideos. corresponde casi siempre a la estenosis aórtica. simpaticotónicos.arteria pulmonar (chasquido diastólico pulmonar) o de la aorta (chasquido diastólico aórtico). El thrill xifoideo por insuficiencia tricuspídea orgánica. En ambos casos se propaga a las carótidas. raras veces depende de la existencia de un aneurisma.

el chasquido valvular sistólico. tóxico (pericarditis urémica) o degenerativo (infartos del miocardio que abarcan el epicardio). y su identificación es más fácil mediante la auscultación. El thrill diastólico más comúnmente encontrado en clínica es el que se localiza en el ápex. El thrill diastólico apexiano es casi patognomónico de estenosis mitral. En la estenosis relativa de la tricúspide por dilatación considerable de aurícula y ventrículo derechos. de insuficiencia aórtica. El thrill continuo sistodiastólico. junto al esternón. Su localización es más bien en el cuarto espacio intercostal izquierdo junto al esternón. intenso en la región de la punta en el galope izquierdo o en las inmediaciones del foco tricuspídeo. Consiste en una sensación de roce. Los frotamientos pericárdicos se perciben mejor cuando la palma de la mano que palpa la región precordial se aplica fuertemente sobre la pared del tórax. puede trasmitirse hasta la punta. un thrill diastólico basal.  Roces pericárdicos palpables (frémito pericárdico). se encuentra localizado en el segundo espacio intercostal izquierdo y es casi patognomónico de persistencia del conducto arterioso. En realidad. Se pudiera encontrar además en el aneurisma arteriovenoso. percibimos thrill diastólico en la zona paraxifoidea izquierda. La mano que palpa advierte un resalto blando. concurren casi siempre con él. en el derecho. que convierten al orificio auriculoventricular derecho en un anillo relativamente estrecho (estenosis tricuspídea organomuscular). que cuando la presión es ligera. . Este fenómeno suele oírse más frecuentemente a nivel del tercero y cuarto espacios intercostales izquierdos.  Ritmo de galope diastólico. La superficie de las hojas pericárdicas suele engrosarse como resultado de un proceso inflamatorio primitivo (frecuentemente reumático). Son frecuentes en la pericarditis seca y en la pericarditis con derrame. ondulante. En tales circunstancias.grande de la valvulitis tricuspídea. en vaivén. antes de aparecer el derrame o después de su reabsorción. idéntico al observado en la estenosis tricuspídea organovalvular. siguiendo el ritmo del latido cardiaco. En condiciones excepcionales. el bocio tóxico y los tumores vasculares malignos. a la vez sistólica y diastólica. la fricción de las hojas pericárdicas engrosadas y “deslustradas” da lugar a vibraciones susceptibles de percibirse por la palpación. Puede ocupar toda la diástole o solamente la presístole. a las que se denomina roce pericárdico palpable o frémito pericárdico. con el que remata el thrill y el protodiastólico (choques valvulares de cierre y de apertura mitral). la insuficiencia aórtica rara vez da lugar a un estremecimiento catario.

 Latidos venosos de la región cervical: Pueden observarse en condiciones normales en el cuello. En condiciones patológicas los latidos venosos se hacen mucho más visibles e importantes y se perciben en otras regiones del cuello. universal. El latido se hace más visible cuando la aorta está dilatada. Hay un tercer tipo de latido autóctono de gran interés. En el caso de los latidos epigástricos trasmitidos como consecuencia de amplios latidos precordiales. pero generalmente no se palpa. se verá sobre todo en las grandes hipertrofias ventriculares. el pulso venoso se hace sistólico. observamos cómo el latido epigástrico coincide y es una consecuencia del latido precordial. más frecuentemente.  En el latido epigástrico trasmitido de origen aórtico. cuando se produzca una hipertensión pulmonar y el ventrículo derecho sufra. Como esa insuficiencia tricuspídea funcional es difícil de reconocer por auscultación o por otros . es el que está determinado por el pulso hepático. o propagado de la región precordial. observamos el levantamiento sistólico que caracteriza el latido en el centro del epigastrio. la aorta o el hígado lo originan en el propio epigastrio (latido autóctono o propio del epigastrio). Especialmente en la fosa yugular. Este tipo de latido precordial. Cuando el ventrículo derecho se hipertrofia. o cuando existe un aneurisma de la aorta abdominal. por lo cual será más visible. y tiene como característica que se ve. El latido ventricular derecho es negativo. En la insuficiencia tricuspídea funcional. y otro que pertenece en propiedad a aquella región. o se hipertrofia y se dilata al mismo tiempo. su relación epigástrica es más estrecha. Latido epigástrico: existen dos tipos de latidos epigástricos. Este proceso aparecerá en todos aquellos casos en que el ventrículo derecho esté perturbado en su trabajo: cuando exista una insuficiencia tricuspídea y. se comprueba que la sístole ventricular derecha se manifiesta por un latido epigástrico que ocupa la parte más alta del epigastrio. y en estos casos. y se llama latido venoso patológico ventricular. con una pared normal. uno que es trasmitido y llega a la región epigástrica propagado de la aorta a través de otros órganos. porque el corazón.  El latido epigástrico autóctono de origen aórtico se presenta en una lesión propia de la aorta y esta entra en contacto directo con el epigastrio (esclerosis de la aorta abdominal con disminución de la elasticidad del vaso). es posible ver un tipo de latido venoso que coincide con la presístole y es negativo: latido venoso fisiológico o auricular. más o menos a una distancia igual del apéndice xifoides y del ombligo. este latido es positivo.

Cuando existe dilatación o aneurisma.procedimientos.  Latidos arteriales de la región cervical: aparece en el eretismo vascular producido por estados emocionales o esfuerzo físico mantenido. Retardo del pulso radial izquierdo: dilatación aneurismática del cayado de la aorta. situada entre el tronco braquiocefálico derecho y la subclavia izquierda.  Alteraciones del sincronismo del pulso femoral con la radial: aneurisma de la aorta descendente. uno a cada lado del cuello. Entonces se toma el cartílago cricoides entre el índice y el pulgar y se ejerce una suave presión hacia arriba sobre él. Algunas veces por encima de las clavículas es posible que veamos los latidos de las arterias subclavias: se trata casi siempre de procesos de esclerosis aórtica o de esclerosis de esos mismos vasos. Cuando encontramos venas cervicales ingurgitadas con el individuo en posición cercana a la vertical. Constituye un signo importantísimo para el diagnóstico de los aneurismas de la porción transversa del cayado aórtico. o en los casos en que existe una perturbación del equilibrio nervioso vegetativo. esclerosis aórtica.  Signo de Cardarelli-Oliver: movimientos de tracción de la tráquea en cada sístole. y aun sentado. la existencia de la hipertensión dentro de la aurícula. En determinadas lesiones valvulares (insuficiencia aórtica. que demuestran de una manera exacta. Técnica de exploración. tenemos un signo de extraordinario valor para asegurar que existe una hipertensión venosa. Para observarlo se coloca al paciente en posición erecta. todavía vamos a ver dos pequeños troncos venosos levantados. tanto el pulso venoso sistólico como el pulso hepático. . Se puede observar además. la hiperfunción tiroidea es la que dará con más frecuencia este síntoma.) es posible observar que es la aorta la que late por encima de la horquilla en el cuello. que en cierta forma los hacen más visibles. Percusión.   Retardo del pulso radial derecho: dilatación aneurismática del tronco braquiocefálico. y están animadas de latidos. ateromas aórticos y aortitis sifilítica. en lesiones propias de la carótida (esclerosis). se percibirá claramente la pulsación de la aorta trasmitida a la mano por medio de la tráquea. son del más alto valor diagnóstico clínico en esa entidad. Cuando el pulso femoral se adelanta se debe a una esclerosis de la aorta descendente.  Repleción venosa: Es patológica cuando hacemos incorporar al paciente y no desaparece la ingurgitación venosa del cuello. ordenándosele cerrar la boca y elevar al máximo el mentón.

1. siempre partiendo en forma paralela del límite izquierdo de la matidez relativa. 2. 3. Marque cada límite hasta configurar dicha área. Determine el borde izquierdo percutiendo en sentido transversal y oblicuo desde la línea axilar anterior izquierda hacia el esternón.Matidez relativa. comenzando a percutir desde la región infraclavicular hacia la base del tórax. coloque el dedo plesímetro en la dirección del eje longitudinal del tórax en el límite derecho y percuta avanzando en sentido transversal hacia la izquierda hasta encontrar matidez absoluta. Cubierto por lengüetas pulmonares. . En el borde derecho de la matidez relativa. Nota: El área de matidez absoluta normal tiene la forma de un triángulo cuyo vértice está a la altura del cuarto cartílago costal y cuya base se confunde sin delimitación con la matidez hepática. 4. Esta operación se realiza a nivel del cuarto y quinto espacios. y también en sentido vertical ascendente o descendente. cuarto y quinto. 1. 2. Matidez absoluta. Determine el borde superior de la matidez hepática. Submatidez. a nivel de los espacios intercostales tercero. Matidez. El borde derecho vertical corresponde al borde izquierdo del esternón y el borde izquierdo es oblicuo hacia abajo y afuera extendiéndose desde el vértice hasta un poco por dentro del choque de la punta. Para determinar el borde izquierdo hacemos una operación similar pero en sentido contrario. Determine el borde derecho del área cardiaca percutiendo en sentido transversal desde la línea axilar anterior derecha hacia el esternón. Contacto directo con la pared torácica.

Aumento del área de matidez absoluta.  En las grandes dilataciones y en los aneurismas de la arteria pulmonar existe una zona de matidez paraesternal en los espacios izquierdos segundo y tercero. puede volverse mate en una zona más o menos extensa.  Agrandamientos notables de la aurícula derecha: determinan que el área se extienda por fuera del borde derecho del esternón en el cuarto. o en los tumores del mediastino anterior (bocio.    Agrandamiento del ventrículo izquierdo Agrandamiento del ventrículo derecho. que es normalmente sonoro.  El aneurisma o la dilatación de la porción ascendente de la aorta determinan la matidez del manubrio del esternón y el ensanchamiento del pedículo vascular. quinto y sexto espacios. que es percutido por fuera de sus límites normales. Semiodiagnóstico. Dilatación de la aurícula derecha: hace que el borde inferior sea percutido por fuera de la línea que pasa por el borde del esternón en los espacios intercostales cuarto. foco de Erb y terminar en el mitral sucesivamente. etc. .  Los derrames pericárdicos aumentan notablemente las dos áreas. compare con el pulso radial. Luego puede pasar al aórtico.  Comience la auscultación por el foco tricúspide que es el de menos afectación. quinto y sexto. Aproveche y evalúe la frecuencia cardiaca y el ritmo.  Agrandamiento del tracto de entrada del ventrículo derecho: produce matidez del cuerpo esternal que puede extenderse hacia la derecha en el cuarto. timomas. quistes dermoides. pueden incluso dar zonas de matidez en la región posterior del tórax y se prestan a confusión con derrames pleurales u otras lesiones pulmonares.  En los aneurismas o en las grandes dilataciones de la aorta ascendente. Técnica de exploración.  Agrandamiento del tracto de salida del ventrículo derecho: el área de matidez se extiende hacia arriba hasta el tercer espacio intercostal inmediatamente por fuera del borde del esternón.Aumento del área de matidez relativa. Auscultación. del tronco de la pulmonar. Semiodiagnóstico. así como el primer y segundo silencio. al pulmonar.) el manubrio del esternón. Identifique el primer y segundo ruido cardiaco. quinto y sexto espacios intercostales.

Protosistólico: temprano en al sístole. ayude al paciente a sentarse ligeramente inclinado hacia delante. - Grado 1: malamente audible. Tiempo en que ocurren.    Localización. Con el estetoscopio sin levantar del foco mitral. Ausculte ambas regiones carotideas. thrill palpable. puede asociarse a thrill. . Grado 6: se oye aún sin el estetóscopo.  Diastólico. Holodiastólico: todo el segundo silencio. Grado 3: moderado Grado 4: intenso. Duración. Descripción de los soplos.    Holosistólico: todo el primer silencio. Grado 5: muy intenso. Irradiación.  Sistodiastólico. Ausculte las arterias temporales. Intensidad. Ausculte los globos oculares. Ausculte la región epigástrica. para la mejor percepción de los fenómenos basales. ayude al paciente a ponerse en decúbito lateral izquierdo (posición de Pachón).  Sistólico.  Con el estetoscopio sin levantar de la base. Ausculte las arterias renales en ambos flancos.        Ausculte el mesocardio. Ausculte la horquilla supraesternal. Grado 2: audible solo en silencio.

piante. Telesistólico: final de la sístole Telediastólico o presistólico: final de la diástole. y por ende. Por el contrario. Timbre.  Bajo o grave. la posición de decúbito o en cuclillas (maniobras que incrementan el volumen del ventrículo izquierdo) originan que el soplo y el chasquido surjan más tardíamente en la sístole. Tono.  Alto o agudo. irradiándose a la axila y la base del pulmón izquierdo. Modificaciones con la posición. La posición de pie y la administración de nitrito de amilo (maniobras que reducen el volumen del ventrículo izquierdo) ocasionan que el prolapso ocurra más temprano.  Prolapso de la válvula mitral: Son signos típicos y criterios mayores de diagnóstico el chasquido sistólico. ventilación. Mesodiastólico: mitad del segundo silencio. El chasquido tiene mayor intensidad en el borde esternal izquierdo o en la punta del corazón.  Estenosis mitral: Aparece el ritmo de Duroziez que comprende un soplo presistólico. Semiografía y semiodiagnóstico. Insuficiencia tricuspídea: Soplo sistólico en foco tricuspídeo. la brillantez del primer ruido y después de un pequeño silencio la duplicación del segundo ruido  Insuficiencia mitral: Aparece un soplo sistólico intenso como “chorro de vapor”. de carácter rudo y tono elevado sobre el borde izquierdo del esternón que se .   Estenosis tricuspídea: Soplo presistólico con chasquido de apertura tricuspídea. que aparece en región xifoidea. en la punta. mientras que el soplo es más audible en la punta cardiaca. ejercicio y tratamiento. a choro de vapor. Ejemplo: aspirativo. guimbarda. Mesosistólico: mitad del primer silencio. el chasquido y el soplo sucedan al inicio de la sístole.     Protodiastólico: temprano en la diástole.

Pudiera también auscultarse un arrastre o retumbo diastólico sin frémito (presistólico). da origen a este soplo. infarto cardiaco. ansiedad. que comienza después del primer ruido y termina inmediatamente antes del segundo. A veces se acompaña de estremecimiento (thrill).  Disminución de la intensidad del primer ruido cardiaco: bloqueos auriculoventriculares de primer y segundo grados. ejercicio físico. ritmos nodales. estados preterminales. miocarditis. flutter auricular.  Insuficiencia aórtica: Puede aparecer un soplo diastólico suave. en el período de estado de la endocarditis y la valvulitas.  Estenosis aórtica: Soplo mesosistólico. alargado y rasposo. tumores retrocardiacos. mixedema. por eretismo cardiovascular (ejercicio. Se irradia hacia los vasos del cuello y se acompaña de frémito a la palpación. hipertiroidismo. en la pericarditis constrictiva o con derrame. o aparecer un soplo sistólico fuerte llamado de acompañamiento porque el reflujo de sangre en la protodiástole produce un incremento del volumen de sangre en el ventrículo izquierdo. El segundo ruido puede estar reforzado o desdoblado. fibrosis retráctil de la lengüeta pulmonar. hipertiroideo. anemia. enfisema pulmonar. ansiedad. . IMA. que recuerda la estenosis mitral. aspirativo y de tono alto que se escucha mejor a lo largo del borde izquierdo del esternón con el paciente inclinado hacia delante y en apnea postespiratoria. fiebre. lo cual. fiebre).  Disminución de la intensidad de ambos ruidos cardiacos: obesidad. o bien que las valvas mitrales sanas están muy próximas en el momento de la sístole auricular. que se propaga a lo largo del borde izquierdo del esternón (soplo de Graham-Steell). estados preagónicos  Aumento de la intensidad del primer ruido cardiaco: bloqueo auriculoventricular completo. originado porque se produce una estenosis mitral relativa por dilatación del ventrículo izquierdo. derrame pleural izquierdo.   Estenosis pulmonar: Soplo sistólico intenso Insuficiencia pulmonar: Soplo diastólico discreto sin frémito. Su mayor intensidad es en el foco aórtico. enmascaramiento por soplos sistólicos de regurgitación intensos. de la sigmoidea aórtica. edema. anemia. lo que da lugar a una dilatación e hipertrofia al crear en el momento de la sístole una estenosis relativa. pericarditis constrictiva o con derrame. conocido como soplo de Austin Flint. por estenosis mitral.propaga hacia la punta y la axila derecha. miocarditis.  Aumento de la intensidad de ambos ruidos cardiacos: delgadez. shock. estados de shock. unido a las irregularidades de la válvula.

. grandes insuficiencias cardiacas. hipotensión arterial severa o shock. Ritmo fetal o embriocárdico: los dos ruidos y los dos silencios tienden a igualarse. dilatación y coartación de la aorta.  Desdoblamiento fijo del segundo ruido: comunicación interauricular (sobre todo si el componente pulmonar está reforzado y existe un pequeño soplo pulmonar de eyección). y menos común en la pulmonar.  Disminución del segundo ruido aórtico: estenosis aórtica. semejando al corazón fetal.  Ritmo de galope sistólico: Con frecuencia es benigno. neumotórax. neumopericardio. que se trata en realidad de un ruido sistólico de eyección. estenosis aórtica. Bradicardia: frecuencia menor de 60 latidos por minuto. hipertensión pulmonar (con menor frecuencia produce un ruido clangoroso). Aumento del segundo ruido aórtico: eretismo cardiovascular. hipertensión arterial severa. pudiera aparecer en el curso de estenosis o dilatación aórtica o pulmonar.  Desdoblamiento inspiratorio del segundo ruido: Es un hallazgo normal en el adulto joven.  Alteración del timbre del segundo ruido: hipertensión arterial (un segundo ruido aórtico intenso y de timbre vibrante. en pistoletazo). clangoroso).  Desdoblamiento espiratorio o paradójico del segundo ruido: bloqueo de rama izquierda.  Clic sistólico: aparece un desdoblamiento del primer ruido pero muy separado.  Desdoblamiento del primer ruido: Puede ser totalmente benigno o aparecer en los bloqueos de rama. como un rugido).   Disminución del segundo ruido pulmonar: estenosis pulmonar. infecciones con gran intoxicación de la fibra cardiaca y en el shock quirúrgico o traumático. Alteración del timbre de ambos ruidos: distensión abdominal.    Taquicardia: frecuencia mayor de 100 latidos por minuto. hipertrofia ventricular izquierda (ruido intenso y sordo. de timbre seco.  Alteración del timbre del primer ruido: estenosis mitral (un primer ruido intenso.  Aumento del segundo ruido pulmonar: hipertensión pulmonar (en ocasiones aparece el cierre de la válvula pulmonar palpable y matidez a la percusión: complejo de Chávez). Aparece en los casos de estenosis. De muy grave pronóstico en los procesos graves circulatorios. chasqueante. se asocia también a bloqueos de rama derecha.

1. Cierre de nuevo la válvula en la bomba de aire e infle el manguito nuevamente. 9. por ejemplo. 4. Tensión arterial. Fíjese en el punto en el manómetro donde la pulsación de la arteria radial no se palpe más. la tirotoxicosis y la anemia. 3. Desinfle totalmente el manguito. miocardiopatías primarias e IMA.  Frote pericárdico: pericarditis seca o pericarditis con derrame antes de la parición de este. 2. heraldo del edema agudo del pulmón. Enrolle el manguito completamente desinflado cómoda y suavemente alrededor del brazo desnudo. Según el manguito se desinfla fíjese en la lectura del manómetro cuando oiga el primer ruido de Korotkoff. 8. 7. 5. Palpe la arteria radial con la punta de los dedos de su mano no dominante. Pueden ser congénitas o postraumáticas. Se debe a la formación de remolinos en la yugular interna y puede interrumpirse ejerciendo presión sobre el cuello.   Sístole en eco: bloqueo auriculoventricular completo. y el centro de la bolsa de aire debe estar directamente encima de la arteria braquial o humeral.  Fístula arteriovenosa: Soplo continuo con reforzamiento sistólico o ruido de maquinaria. El borde inferior del manguito debe estar aproximadamente 2-3 cm. Infle el manguito mientras palpa simultáneamente la arteria. Rumor venoso: Se escucha en el cuello y porción superior del tórax. Técnica de exploración. obtenido por palpación.  Ritmo de galope diastólico ventricular: insuficiencia cardiaca descompensada. bombeando el hasta que la lectura del manómetro esté 20 mm Hg por encima del valor sistólico estimado. Esta es la presión sistólica. Su aparición está condicionada a factores que aumentan el flujo sanguíneo. Su carácter acústico recuerda el roce del cuero y aumenta con el paciente inclinado hacia delante y con la presión del estetoscopio. Ritmo de galope diastólico auricular: bloqueo auriculoventricular de primer y segundo grados e hipertensión arterial. Lentamente desinfle el manguito mientras ausculta la arteria braquial a razón de 2-3 mm Hg por segundo. por encima del espacio antecubital o flexura del codo. inicio de miocarditis. Busque ahora la arteria braquial por palpación y coloque el diafragma o la campana del estetoscopio en este sitio. 6. Esto permite un estimado grosero de la presión sistólica. Lea la primera presión diastólica en el .

línea media clavicular. único. Repita el procedimiento en el miembro opuesto y en ambos miembros inferiores. 11. no desdoblamiento ni soplos. Termine de desinflar completamente el manguito. Registre sus hallazgos. 10. 13. Chequee la presión con el paciente sentado y parado. Tensión arterial: 120/80 mm Hg. A la auscultación: ruidos cardiacos de buen tono.89 90 .99 100 .84 85 . intensidad y timbre. espere unos minutos y promedie con una tercera. Lea la segunda presión diastólica en el punto en que el sonido desaparece completamente. 12. si la diferencia es mayor de 10 mm Hg.90 110 Menos de 90 Hipertensión sistólica aislada 140 Tomado del Meeting Europeo de HTA: Nueva Guía 2007 Registro de lo explorado en un paciente sano:  Latido de la punta visible en 5to espacio intercostal izquierdo. abdomen . de buena amplitud y ritmo. Frecuencia cardiaca: 75 latidos por minuto.punto en que los ruidos se apagan. rítmico y abarca un área de 2 a 3 cm de diámetro. Categoría Sistólica Diastólica Optima Normal Normal alta Grado 1 de hipertensión Grado 2 de hipertensión Grado 3 de hipertensión Menos de 120 120 – 129 130 – 139 140 – 159 160 – 179 180 Menos de 80 80 .    Pulsos presentes y sincrónicos. realice una segunda medida para comparar.

Lávese bien las manos. hígado.   Recuerde desplazar la lengua con una gasa o con el depresor y use espejo dental. Invite al sujeto a abrir ampliamente la boca. según sea necesario. estómago y epigastrio. atendiendo a sus diferentes segmentos: bucofaríngeo.  Guía para la realización completa de una Historia Clínica. Requisitos del examinador y del examen: Examen del segmento bucofaríngeo. vesícula biliar. ciego. antes y después de la exploración. desde el punto de vista de las diversas técnicas de exploración del aparato digestivo. si está disponible. apéndice y fosa iliaca derecha. Ilumine la cavidad bucal preferentemente con luz natural. así como recto y ano. Pídale al paciente que si tiene alguna prótesis dental se la quite. páncreas.                  Explique a la persona lo que va a realizar.  . e introduzca el depresor de lengua.

Examine el paladar duro y el paladar blando. las amígdalas. a la izquierda. incluyendo la úvula o campanilla.  6. el bazo y fondo de saco pleural. el reborde costal izquierdo. color del esmalte. etc. luego. Examine las glándulas salivales. y hacia abajo. el corazón. defensor de las infecciones a ese nivel. de los carrillos. así como que toque con la punta de la lengua. anotando el número. y los movimientos de ambos.. forma.  5. espacios interdentarios. detallando la región de la base y forzando la lengua hacia fuera por la punta. comisuras.  7. inspeccione los bordes y la cara inferior. si es necesario. Examine la lengua con ella dentro y fuera de la boca.    Examen del estómago y el epigastrio. Examine las estructuras externas de la cavidad oral. para precisar el color y las lesiones que puedan asentar a esos niveles. el cielo de la boca. primero con la boca cerrada para observar posibles alteraciones de los labios.   Zona de Labbé: Es de forma triangular. o en movimiento. del velo del paladar y a nivel de las encías. y tiene como límites: a la derecha. Examine la orofaringe. la articulación temporomandibular y los músculos masticadores. primero la cara superior o dorsal. y pida al sujeto realizar los movimientos correspondientes de la lengua: hacia un lado y otro. el lóbulo izquierdo del hígado. etc. el lado derecho del triángulo corresponde al borde inferior del hígado.   2. hacia arriba. para ver su cara ventral.  4. y después. con la boca abierta. Observe la mucosa de los labios. posible presencia de lesiones. 1. así como el del anillo de Waldeyer. Examine los dientes. los pilares. 3.   Técnica de exploración. para explorar la oclusión dentaria. el lado izquierdo al reborde costal izquierdo y el lado inferior a .    Espacio semilunar de Traubbe: Aparece proyectada en la porción inferior de la parrilla costal izquierda como una semiluna.

por la diastasis o separación de los rectos mayores del abdomen.     Abovedamientos de la zona epigástrica. Señalemos también las eventraciones y las hernias del epigastrio. con ondas visibles y movibles.   Zona dolorosa de Mendel. Corresponden. Dentro de la zona de Labbé se describe una zona circular más limitada del estómago. La agitación peristáltica propiamente dicha. predominantemente del estómago. perivisceritis y pérdida marcada del panículo adiposo. particularmente en las grandes dilataciones con hiperperistalsis de lucha. que corresponden a movimientos peristálticos patológicos que van del cardias al píloro.   Alteraciones peristálticas.   Depresiones limitadas al epigastrio. En estos casos. se observa. la depresión de la línea media. Puede aparecer por retracción parietal. Inspección. se describe con el . a tumoraciones o bultomas.una línea convencional horizontal que pasa por el borde libre de ambos rebordes costales. Técnica de exploración. se observa en la inspección la presencia de ondas que se dirigen de arriba abajo y de izquierda a derecha. en algunos tumores. puede aparecer con carácter transitorio (tumores fantasmas) o permanente.      Observe si hay alteraciones del volumen y movimientos anormales. además. por lo general. De gran valor semiológico en el diagnóstico de las estenosis orgánicas del píloro.

correspondiente a la contractura en masa u onda permanente del órgano en lucha.  3. pancreatitis aguda). si son pulsátiles o no. Son accesibles a la palpación. experimentando el paciente una sensación de alivio. Maniobra de Leven consiste en provocar con la mano derecha (el dedo índice. Se conoce este fenómeno como el signo de la faja de Glenard. Algunas alteraciones parietales pudieran también ser su causa (dolor provocado y tumoraciones no cavitarias). Maniobra de Glenard. El médico se coloca detrás del enfermo.   Tumores del estómago. la sensibilidad. Se deben a la hipertrofia del ventrículo derecho o a las aortopatías del abdomen. relativamente estático. la cual es sustituida por dolor cuando el médico le suelta el abdomen. dolor solar. la movilidad. Pueden palparse también en la zona epigástrica. tumores .  4. Palpación. provocando el ruido hidroaéreo. Semiografía y semiodiagnóstico. Se señala el bazuqueo gástrico en sujetos normales en casos de excepción. la relación con los movimientos respiratorios. Se conoce con el nombre de signo del dolor-señal de Leven. procesos colecistopatía. 2. Técnica de exploración. Palpe monomanualmente la región. La palpación se hace con los dedos. el que corresponde a los casos de retención gástrica por síndrome obstructivo del píloro. se levanta la víscera y se observa a medida que se eleva el estómago cómo se va atenuando el dolor. le toma entre sus manos el estómago y se lo suspende hacia arriba.      1. Particularmente. y con la mano izquierda utilizando el borde cubital. Precisar la forma.     Espasticidad o contractura parietal.nombre de signo de Kussmaul.   Latidos vasculares patológicos. el tipo funcional (eretismo aórtico) se observa en las distonías vegetativas con hipersimpaticotonía. ya sean orgánicas o funcionales. después de haber comido. como para telegrafiar. Este fenómeno implica la disminución o ausencia del tono y de la peristalsis. Bazuqueo gástrico de Chaumel. Como signo de Bouveret o Cruvelhier (úlceras estenosantes del píloro) se describe un cilindro visible con la forma del estómago. en circunstancias especiales de tamaño y localización (tumores del cuerpo y del antro pilórico). Indica fundamentalmente la presencia de agudos del epigástrico con reacción peritoneal (úlcera perforada. especialmente) sobre el epigastrio.

  Se comprueban también en la palpación otros procesos como las alteraciones peristálticas y los latidos vasculares. los que se presentan con sus síntomas y caracteres propios.    Palpación simple o monomanual. vesícula.originados en otras vísceras: hígado. paralela al reborde y se invita al enfermo a respirar profundamente. diafragma. debajo del reborde costal. se hace con la mano derecha del médico (situado a la derecha del enfermo). Palpación. La inspección solo tiene valor en las hepatomegalias muy marcadas. Técnica de exploración. variará según la exacta localización del proceso productor.   El dolor provocado de la región epigástrica (reflejo peritoneo sensitivo de Morley). así como en vasos y ganglios. así como en las solaritis. La mano se coloca de plano. páncreas. Se obtiene una impresión de conjunto del hígado y de la vesícula biliar.          Técnica de exploración. es frecuente en las úlceras del estómago y el duodeno. La localización es variable y múltiple. que han sido descritos en la inspección y las eventraciones y hernias de la región epigástrica. Pueden utilizarse los dedos para . colon transverso. Examen del Hígado. Inspección. pues de acuerdo con la distribución metamérica de Head.   La positividad de las maniobras de Glenard y de Leven se observa en las solaritis por ptosis gástrica.

el cual cae debajo del reborde costal. Sin duda. La mano derecha sobre la pared anterior. La mano derecha se coloca en ángulo recto con la izquierda. tocándose ambas por sus extremos libres (dedos).   Palpación bimanual de Gilbert. obteniéndose una impresión de peloteo del hígado a través del riñón. Se realiza también la modalidad respiratoria dejando las manos fijas a nivel del hígado y se espera que este órgano entre en contacto con los dedos durante la inspiración. Se procede como si el médico se fuese a palpar su propio hígado.   Palpación de Devoto. consiste en la captación de dicho borde rastreando el hemiabdomen derecho con ambas manos de abajo arriba y viceversa.   Palpación bimanual de Mathieu. Se realiza también la modalidad respiratoria dejando las manos fijas a nivel del hígado y se espera que este órgano entre en contacto con los dedos durante la inspiración. así como también para la maniobra del témpano en los casos de ascitis. sobre la región lumbar derecha. así como de la consistencia del órgano.delimitar el borde inferior. Las dos manos en contacto por los índices. la superficie y la consistencia del órgano. permite la exploración del borde inferior. permite obtener también una impresión del borde y de la superficie. se colocan a la derecha del ombligo sobre la pared abdominal y se rastrea de abajo arriba hasta alcanzar el borde inferior del hígado como si se tratase de pasar por debajo del mismo. se colocan a la derecha del ombligo sobre la pared abdominal y se rastrea de abajo arriba hasta alcanzar el borde inferior del hígado como si se tratase de pasar por debajo del mismo. En su primer tiempo se utiliza para explorar el borde anteroinferior del hígado.  . Se procede como si el médico se fuese a palpar su propio hígado.   Palpación bimanual de Glenard. y la mano derecha por delante. El segundo tiempo para explorar el borde posterior es de uso excepcional. Consiste en el manejo de ambas manos.   Palpación bimanual de Chauffard o del peloteo. la izquierda por detrás. Con esta palpación se tiene la impresión del tamaño. Consiste en colocar la mano izquierda abrazando la región lumbar con los cuatro dedos por detrás y el pulgar por delante. Las dos manos en contacto por los índices.

prefieren utilizar los dos pulgares a nivel del punto vesicular e invitar al enfermo a inspirar     Maniobra de Abraham. Se coloca al enfermo en decúbito dorsal. 1. la cual corresponde a la porción hepática cubierta por la parrilla costal. Otros autores. Introducir a modo de gancho. los dedos de la mano derecha debajo del reborde costal a la altura de la vesícula.  4. Ponga al paciente de pie.   Nota: Hasta las costillas IV o V. Percuta en los tres planos (anterior. Técnica de exploración. 2. lateral y posterior) 3. en pacientes con vesículas calculosas. la que se relaciona por arriba con el fondo de saco pleuropulmonar. .     Técnica de exploración. se busca el punto medio de la línea que va del cartílago noveno al ombligo. se obtiene la sonoridad pulmonar. y a partir de ese nivel se logra primero matidez relativa. que corresponde a la porción inferior del hígado en contacto con la pared abdominal.    Maniobra de Murphy. y hundiendo aquí uno o dos dedos de la mano derecha.    Vesícula biliar. se provoca dolor vivo. después matidez absoluta. Percusión. Identifique la zona de matidez absoluta. Palpación. La percusión ayuda a diferencia las hepatomegalias de las hepatoptosis. Identifica una zona superior de matidez relativa.

mucoide (bilis blanca). en dirección a la región laterovertebral izquierda.  Maniobra de Fiessinger. Por último.   Signo de Courvoisier-Terrier. del reborde costal. y algunos tumores malignos de la vesícula biliar (en este caso. El enfermo se sitúa en decúbito lateral derecho con los muslos semiflexionados sobre el abdomen. Técnica de exploración. haciéndose accesible en pleno hipocondrio y hasta descendiendo al flanco o vacío derecho. Observe detalladamente la región del epigastrio.   Técnica de exploración. Páncreas. se levanta la base de la mano y se hunden . Semiodiagnóstico. con su contenido filante. El médico coloca su mano derecha de modo que se encuentre frente al cartílago noveno. la tumoración palpable es dura).    Método de Mallet-Guy. se deprime la pared abdominal anterior colocando los dedos debajo de la parrilla costal. También debemos señalar el piocolecisto o empiema de la vesícula y el hidrocolecisto. así se provoca dolor punzante en las colecistitis calculosas. de las oclusiones del conducto cístico. Palpación.         Abovedamientos de la región epigástrica (al centro o a la derecha) producidos por los tumores o quistes que asientan en la cabeza del órgano. Útil para palpar el cuerpo y la cola del páncreas. Se aplica toda la mano sobre el hipocondrio derecho y se invita al enfermo a inspirar profunda y suavemente. movilidad y renitencia. Inspección. Va asociado a una hepatomegalia colestásica. La vesícula conserva su forma (piriforme). A veces se aprecian en niveles inferiores especialmente en los quistes muy grandes del cuerpo o de la cola de este órgano. a una distancia aproximada de 3-4 cm.

Se coloca al enfermo en decúbito dorsal con las piernas flexionadas. apéndice fosa iliaca derecha. Debajo de la columna lumbar se pone un rodillo o almohada pequeña para provocar lordosis. La finalidad es contornear el obstáculo representado por el estómago y poder provocar así.los dedos en la profundidad por encima del estómago. La mano derecha del explorador colocada sobre el borde externo del recto anterior.   En la palpación profunda.   Punto pancreático de Desjardins. así como a la zona hiperalgésica de Katsch (en hemicinturón izquierdo. lo rechaza hacia la línea media permitiendo explorar el páncreas en la profundidad a nivel de su cruce con la aorta abdominal y la columna vertebral. característica en los quistes que no se desplazan por los cambios de posición o maniobras manuales. Se describe a 6 cm. con lo cual se acerca el páncreas a la pared anterior y se relaja la musculatura. corresponde al conducto de Wirsung en su desembocadura duodenal.  Ciego. El dolor corresponde a los puntos y zonas descritas anteriormente (punto pancreático de Desjardins).   Nota: Solo en aquellos casos en que un páncreas patológico hace contacto con la pared anterior. que es rechazado a la derecha. así como una mayor facilidad en la transmisión de los latidos aórticos a la mano que palpa (signo de Körte). se pueden obtener síntomas físicos u objetivos. como en los tumores. tanto en la pancreatitis especialmente aguda.   Se describe el dolor provocado del páncreas. se puede encontrar variaciones de consistencia en algunos casos de pancreatitis crónicas.   Método de Grott. dolor profundo en el páncreas. del ombligo sobre una línea que une a este con la axila derecha. a nivel de D10 a D12 en las pancreatitis agudas).  .      Se aprecia la sensación firme o dura en los tumores y la sensación renitente Semiodiagnóstico.

Palpe el músculo psoas: con el enfermo en decúbito supino. Sigaud aconseja utilizar la mano izquierda con el pulgar detrás y los otros dedos delante. por una línea que va desde la arcada crural y la cresta iliaca hasta el borde externo del cuadrado de los lomos. Como se ve. realizan el deslizamiento descrito por Haussmann y Glenard. Puede emplear una o las dos manos. esta zona es estrecha en su parte posterior y se amplía a medida que se acerca a la línea media.    3. desde el ombligo hacia la espina iliaca anterosuperior (de dentro hacia fuera) y viceversa. detallando el ciego. Palpación. por la línea horizontal que pasa por el ombligo y que llega también por detrás al músculo citado. Todos los puntos apendiculares quedarían incluidos dentro de dicha zona.  . Palpe el ciego por rastreo. Nota: La zona apendicular (Saint Angelo) se puede delimitar por una línea que va del ombligo a la sínfisis del pubis. Palpe la zona apendicular en sus diferentes puntos y con sus maniobras.   Técnica de exploración. se busca la contracción del músculo a expensas del movimiento de elevación y flexión del miembro. por debajo y afuera. preferentemente con los miembros inferiores en extensión (pudiera colocar al enfermo en decúbito lateral izquierdo y se le hace flexionar el miembro inferior derecho). con discreta flexión. por arriba.  2. Los dedos en garra. 1.

 Nota: Los puntos dolorosos más frecuentes son los de Lanz. Punto doloroso de Mc.   Punto doloroso de Lanz: en la línea que une a ambas espinas iliacas. Mc.       Punto doloroso de Sonnenburg: en la línea que une a ambas espinas iliacas y su intersección con el recto anterior. Punto doloroso de Monro: En la intersección de la misma línea con el recto anterior.     Maniobra de Rowsing: Se hace presión a partir de la fosa iliaca izquierda. Burney y Morris. en sentido inverso a la dirección del colon. La idea es provocar la distensión del ciego acumulando los gases intracolónicos de izquierda a derecha hacia el ciego.   Punto doloroso de Morris: línea que va del ombligo a la espina iliaca anterosuperior. en la unión del tercio derecho con el medio. Burney: en la mitad de dicha línea. a 3-4 cm. . del ombligo.

  Bultomas de la región: tumores benignos o malignos del ciego. el dolor puede desplazarse hacia arriba o hacia abajo en relación con la fosa iliaca derecha. ileítis. Existe la posibilidad de apendicitis atípica. por el contrario. irregular y dolorosa. Examen del recto y el ano.   El dolor provocado hace pensar en primer lugar en apendicitis aguda o subaguda y también en procesos de tiflitis. del uréter y de los plexos y vasos iliacos de dicha región. . Nota: Se limitará a la inspección de la región anal y al tacto rectal.   Tríada de Dieulafoy: Formado por la hiperestesia cutánea producida al rozar la piel con la uña. la apendicitis aguda no diagnosticada a tiempo determina la Semiodiagnóstico. los granulomas tuberculosos.   Nota: Existen otras maniobras que tienen como finalidad la contractura del músculo psoas. con la privacidad necesaria. peritiflitis.         Requisitos del examinador y del examen: Lograr una atmósfera agradable. así como en un divertículo de Meckel inflamado. así como. los eosinófilos y las ileítis regionales. anexitis. levantando en posición rígida el miembro inferior derecho. la defensa muscular en la región y el dolor provocado.      En ocasiones.   Según el tipo constitucional. plexitis. cuyo diagnóstico diferencial no es fácil por los caracteres palpatorios. Maniobra de Blumberg: Consiste en provocar dolor en la fosa iliaca derecha al aflojar bruscamente la presión ejercida previamente con la mano en dicha zona. son más raros los del íleon y del apéndice cecal. formación de un plastrón (perforación tabicada). que se palpa como una masa tumoral dura. de la trompa y el ovario derechos.   Recordar las patologías del músculo psoas propiamente dicho. psoítis. Ofrecer explicaciones simples sobre el proceder y la necesidad del mismo. haciendo flexionar fuertemente el muslo sobre el vientre. que da alteraciones físicas en la fosa iliaca izquierda y en la región lumbar derecha (apendicitis retrocecal). También determinan bultomas.

Esta posición también se puede obtener colocando los talones sobre estribos unidos a la mesa. alzadas.  Evitar manifestaciones verbales o extraverbales que violen la ética. La persona se acuesta sobre su espalda.    Posición dorsosacral o ginecológica (posición de litotomía).   Posición genupectoral. como urgencia de defecar y urgencia de eyaculación en hombres. con los muslos flexionados sobre el abdomen y las piernas sobre los muslos. Este método está reservado generalmente para el examen en las mujeres ya que el examen rectal se considera habitualmente como parte del examen pélvico de las mujeres. Existen mesas apropiadas para esta posición. mientras la parte superior del tronco descansa sobre una mesa alta.   Ordenar al paciente vaciar vejiga antes del examen. Explicar al paciente algunas sensaciones que pueden presentarse.  . La posición permite una óptima observación del periné y la palpación de la glándula prostática. La persona se para al final de la mesa de reconocimiento y se inclina hacia delante por las caderas.   Posición de pie. La persona se arrodilla con las caderas levantadas y la cabeza y los hombros descansando sobre la mesa de reconocimiento. por lo que es la posición preferida por los urólogos para la exploración de esta. La palpación de la próstata es más fácil en esta posición que en la genupectoral. que es la utilizada habitualmente por los proctólogos.

con flexión del miembro inferior derecho. Las fisuras del ano (exulceración regularmente profunda. que queda arriba. pueden palparse con facilidad en esta posición. aunque el prolapso rectal (protrusión de la mucosa rectal a través del ano) se observa más fácilmente con ella. de una manera que aproxime la rodilla al pecho. Es la de mayor empleo en la exploración digestiva y consiste en que la persona se acuesta sobre el lado izquierdo. Posición decúbito lateral izquierdo (posición de Sims). y que Hamilton Bayley ha expresado en una frase muy gráfica: “Si uno no introduce el dedo corre el riesgo de meter la pata”.   Las fístulas y abscesos (se observan los orificios externos de las fístulas y a veces zonas de tumefacción o verdaderas colecciones purulentas).        Hemorroides.   Condilomas acuminados. es la posición más fácil de asumir por una persona que está confinada a la cama. por lo general asienta en el ángulo posterior o coccígeo del ano. triangular. y la extensión del miembro inferior izquierdo. Es una posición poco usada. Requiere que la persona se agache flexionando los muslos y las rodillas. porque esta posición la alejará de su dedo. provocando dolor a la defecación sobre todo en las personas estreñidas pudiendo sangrar e infectarse).   Tumores malignos visibles (como el epitelioma del ano.       Nota: Es un examen que nunca se debe omitir. puede ser parcial o total. reducible o estrangulado). según los pliegues del ano. incluyendo los impactos fecales. . como un cilindro. mientras se inclina ligeramente hacia delante y sostiene el peso y el equilibrio del cuerpo abrazando las piernas con las manos o los antebrazos. Sin embargo. orientada Semiodiagnóstico. que queda debajo. Tumores benignos como el papiloma.   El prolapso (se presenta con más frecuencia en el niño y en el viejo y consiste en la salida a través del ano de una o más capas del recto. Tacto rectal. La porción más alta del recto puede ser difícil de palpar. Las masas en el recto. que puede aparecer ulcerado o nodular).   Posición agachada.

Conducto de Stenon permeable. Dentadura conservada. lo que orienta en su etiología. Son la hipotonía y la atonía. etc. no desviación de las comisuras. fórmula dentaria 16/16. en afecciones del recto. aunque se aconseja siempre la rectoscopia con biopsia complementaria.. Paladar duro de forma y coloración conservada. Especialmente el carcinoma. Producidas.). Región sublingual rosada. la que dificulta el examen. irregular. bien papilada. Señalemos también los fecalomas del recto. no Registro de lo explorado en un paciente sano. etc. También se distingue la hipertonía anal.     Boca: Labios con coloración rosada y húmedos. . utilizados con fines autoeróticos. ya sifilítico u otra etiología. úvula única. tamaño y color conservado. ya por origen neoplásico. regular.   Tumores del recto. En general. activo. muy frecuente en enfermos nerviosos. no lesiones. generalmente secundarios a neoplasias del abdomen superior (carcinoma del estómago y páncreas). las más de las veces voluntaria (presillas de pelo. forma y movilidad conservada. si es circular. Lengua de forma. la longitud. que se encuentra en los ancianos y sujetos desnutridos.   Estenosis del recto. no presenta lesiones. a veces grandes. botellas pequeñas. etc. infectadas y dolorosas. que constituyen falsos tumores y que son debidos a un “impacto fecal”. central y conservada. velas.     Alteraciones del tono del esfínter anal. lo que se comprueba por el tacto (signo del escalón). Paladar blando de coloración rosada. proctitis.   Cuerpos extraños. Pilares anteriores y posteriores de coloración y humedad normal.   Procesos inflamatorios del bajo vientre correspondientes a segmentos más altos del tubo digestivo. está presente en todos los casos de lesiones rectales bajas vecinas al ano. se diagnostica en alto porcentaje solamente por el tacto. El tacto por sí solo señala el nivel. Pueden llegar al recto por ingestión oral accidental o por vía rectal. algunos patulosis anal. Mucosa oral: de coloración rosada y húmeda. Son diagnosticados mediante el tacto y la palpación combinados. hemorroides. húmeda y no presenta lesiones. ya por la linfogranulomatosis subaguda o enfermedad de Nicolás y Favre. por lo que se necesita usar lubricantes analgésicos para vencerlas. A su vez son importantes los tumores infiltrantes del suelo de la pelvis (fondos de saco). llamadas por Semiodiagnóstico.

    Tacto rectal. Amígdalas palatinas de coloración rosada. No palpable con ningunas e las maniobras (Mallet-Guy.     Páncreas. Maniobra de Blumberg negativa. A la percusión borde superior en 9no espacio intercostal izquierdo y borde inferior que no rebasa el reborde costal. punto doloroso negativo. no lesiones. Vesícula biliar. bimanual de Glenard o de Devoto). húmeda y no presenta lesiones en su superficie.   Hígado. Puntos dolorosos (Morris. No se evidencia dolor a la palpación. Región anal. Mc Burney. Monro. Esfínter normotónico. bimanual de Gilbert.   Apéndice. bimanual de Mathieu. Maniobra de Rowsing negativa. Lanz y Sonnenburg) negativos. Forma y coloración normal. Grott y punto pancreático de Desjardins).presenta lesiones. No palpable con ninguna de las maniobras (simple o monomanual. no tumoraciones. próstata de forma. tamaño y consistencia conservados. .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful