ESTELAS DE LA ÓRBITA DE LOS LIBROS. ENCUENTRO DE ALUMNOS Y PROFESORES EN BARCELONA, Del 22 al 26 de abril de 2012.

Desde que iniciamos nuestro proyecto y se desplegaron las actividades y encuentros programados, se consideró que había que incrementar el impulso que promovió esta tarea y que los alumnos y alumnas dispusieran de un añadido incentivo para despertar y alentar el gusto por la lectura, a la vez que mostrar las posibilidades que contienen y ofrecen las bibliotecas. Porque si nos quedáramos en el simple entretenimiento, la literatura, los libros, serían sólo productos de consumo cultural, pero sabemos que son reflejo de la energía del pensamiento y la fantasía que engrandecen la vida. Durante este tiempo de desarrollo del proyecto, hemos organizado concursos literarios, talleres, visitas a bibliotecas, encuentros con autores, y otras muchas actividades, además de las destinadas a mostrar los gustos literarios y artísticos de los jóvenes, a ponerlos en común y compartirlos con los compañeros de los demás centros participantes, así como favorecer el acercamiento a otras lenguas y peculiaridades culturales. Con el intercambio epistolar se estableció contacto entre compañeros de otros centros, y se ha accedido a conocer los intereses y trabajos que se han realizado en los institutos participantes, alejados geográficamente pero muy cercanos en el esfuerzo del trabajo y en el afecto demostrado. Quedaba, pues, conseguir que se conocieran y pudieran disfrutar de la convivencia. Barcelona fue el lugar elegido para que se produjera el encuentro entre los alumnos y alumnas, y el momento idóneo en relación con nuestro proyecto la celebración de Sant Jordi. Desde luego, resultaba imposible que acudieran a la cita todos los que han participado en las diversas actividades desarrolladas, por eso se dispuso el procedimiento de atesorar puntos para conseguir el pasaporte a este viaje. 40 alumnos y alumnas, procedentes de los distintos centros participantes, han vivido estas jornadas juntos, en la excelente acogida de los compañeros de Ripollet y la satisfacción de los profesores que les hemos acompañado. En un plan cuidadosamente preparado por las profesoras del IES Lluís Companys, hemos disfrutado de unos días extraordinarios. El lunes 23, festividad de Sant Jordi, llegamos el IES de Ripollet para compartir y disfrutar con ellos de la celebración de esta fecha. Fuimos espectadores atentos de las actuaciones, divertidas y educativas: los bailes, las representaciones, las lecturas de cartas literarias, o los amenos juegos de magia. Y la presentación de los excelentes vídeos preparados por los alumnos y la profesora Mercè para mostrar los lugares que veríamos al día siguiente con ocasión de la ruta literaria Gauditronix, historia trabada en torno a la obra de Antoni Gaudí. Por la tarde hubo tiempo para realizar la ruta modernista y pasear por las Ramblas, donde queríamos vivir el ambiente del día: ver libros, recibir alguna rosa, encontrar escritores e intentar que nos firmaran algún ejemplar, aunque hubiera que aguardar en fila…, o para que los alumnos apelaran al favor de alguien para obtener la dedicatoria y firma de su escritor favorito. En la mañana del martes, 100 alumnos, 11 profesoras y 1 profesor caminábamos juntos hacia el Park Güell, obra también de Gaudí, para quien la Naturaleza, siempre abierta, es

el gran libro que hemos de esforzarnos en leer y nos conducirá a los otros libros. Desarrollamos allí la Gymkhana literaria sobre Gauditronix, actividad preparada por las profesoras Ana y Laura. El grupo, que no pasaba inadvertido, tanto por la calle como en las estaciones de metro, superó con éxito todas las dificultades derivadas de ser tantos alumnos desplazándose. Ya en el Park Güell, Laura y Ana organizaron los grupos para la Gimkhana, combinando alumnos y alumnas de los distintos centros participantes. Mientras, Ricardo e Isabel realizaban fotos a los equipos, y las profesoras interveníamos ayudando a que los alumnos superaran la timidez de los primeros minutos, se presentaran y conocieran. La excelente temperatura contribuyó a que el Park Güell nos envolviera con su singular atractivo, afianzando nuestra pasión por la obra de Gaudí, que se afirmó aún más a lo largo del día cuando disfrutamos de la visita guiada a la Sagrada Familia, templo sorprendente y grandioso. Luego seguimos recorriendo el Passeig de Gràcia, donde admiramos otros lugares monumentales descritos en la novela: la Pedrera o casa Milà, la casa Batlló, la casa Ametller, I´Illa de la Discòrdia,… Ante ellos se leyeron –en catalán y en castellano- pasajes del libro relativos a los lugares que contemplamos y reconocíamos en la lectura. La mañana del día 25 estaba reservada para la visita a una biblioteca: Can Butjosa, en Parets del Vallés. ¿Una biblioteca,… sólo? Como si nos adentráramos en un cuento en el que nos recibe su protagonista, podíamos vivir las historias allí guardadas desde dentro de sus páginas. Volaron las horas sin darnos cuenta, tanto que apenas dispusimos de tiempo para comer antes de la visita al interior de la Pedrera. Pero es que el tiempo en la biblioteca de Can Butjosa transcurría con otro ritmo. Mercé Escardó, la protagonista de esta historia, nos convirtió en niños de cincuenta centímetros de estatura y nos relató cuentos y más historias, todas creíbles viniendo de su voz. Nos resistíamos a salir de ese encantamiento. Por eso hemos de dar las más expresivas gracias a Mercè y, también, gracias a la profesora Laura que nos encaminó a conocerte y a conocer esa biblioteca tan especial que has creado. Transcurre el tiempo. Y se nos acabó el destinado a Barcelona, en la mañana del día 26 de abril. Brotaron las despedidas, los abrazos,… y la recogida de las maletas para regresar cada uno a su lugar, para volver a lo cotidiano, afrontar el final de curso, y mantener vivo el deseo por seguir descubriendo todas las historias que se guardan en el microcosmos que son las bibliotecas. Nos quedan las redes sociales, las cartas, nuestra web, blog y wiki…y, desde luego, nuestra memoria, para que el pasado se convierte en ilusionada contemplación del futuro que queremos. Muchas gracias a todos: porque habéis conseguido que los días de Barcelona sean disfrutados y perduren en un gratísimo e imborrable recuerdo. “La órbita de los libros” sigue moviéndose.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful