Andrómaca

1

Eurípides

INTRODUCCIONES, TRADUCCIÓN Y NOTAS DE ALBERTO MEDINA GONZÁLEZ Y JUAN ANTONIO LÓPEZ FÉREZ

2

INTRODUCCIÓN

Eurípides introduce en esta tragedia algunas innovaciones en el tratamiento de la tradición épica. Así, es Orestes, primer prometido de Hermione, quien mata a Neoptólemo. Por otra parte, el cadáver de éste es llevado de Delfos a Ptía y desde aquí, de nuevo, a Delfos. La figura de Neoptólemo es rehabilitada, pues muere víctima de un ultraje, no ya a causa de su insolencia. El tema central es la guerra de Troya considerada como causa y comienzo de tantos desastres. Podemos distinguir tres partes. En la primera, el centro de interés es Andrómaca (vv. 1-463 y 501-765). Como temas centrales están la envidia de Hermione y el peligro que corre Andrómaca. La protagonista se enfrenta con Hermione en el primer episodio y con Menelao en el segundo. En la segunda parte aparece Hermione arrebatada, histérica, por lo que ha tratado de hacer. La aparición de Orestes es también importante. En cambio, Andrómaca no vuelve a aparecer después del V. 765. Por último, desde el V. 1047 desaparece Hermione. Acomete la muerte de Neoptólemo y aparece Tetis resolviendo la situación. Las tres partes tienen una clara conexión temática. Forman un todo coherente. Todo esto nos lleva a hablar un poco de la finalidad de la obra. Por un lado, se ha creído que su objetivo era político: atraerse en favor de Atenas, frente a Esparta a Táripe, rey de los molosos, Otros, han visto en la tragedia un ataque contra la mentalidad espartana, llena de arrogancia, traición e impiedad, que estarían representadas, respectivamente, por Hermione, Menelao y Orestes. Hay quien ha pensado que el propósito del autor era poner de relieve la desastrosa guerra de Troya, que, partiendo de un motivo nimio, tuvo espantosas consecuencias. No ha faltado quien opinara que lo que se pretende demostrar es la necesidad de la moderación — sophrosyn— en todo momento, y, asimismo, los funestos resultados del exceso —h~brjs—. Andrómaca, entonces, sería como la encamación de una mujer que ha sufrido mucho, pero que ha sabido mantener en cada momento la virtud — aret*— y la moderación de ánimo en las circunstancias más adversas. Hay motivos para pensar que la tragedia fue representada entre 430 y 421 adC, aunque las alusiones de las que se puede deducir la fecha son demasiado vagas e inciertas. Por razones métricas se la sitúa entre Hipólito (428) y Troyanas (415), en compañía de Hécuba y Suplicantes. Resultaría el año 425 como el más probable. Por razones estilísticas se la sitúa en una fecha posterior al 428, e, incluso, después del desastre de Anfípolis (422).

3

En cuanto al lugar de representación, es imposible afirmar con certeza si fue en Molosia o en Argos, como se ha pensado, donde se representó por primera vez. ARGUMENTO Neoptólemo, habiendo recibido en Troya, como botín, a Andrómaca, esposa de Héctor, tuvo un hijo de ella. Más tarde tomó por esposa a Hermione, la hija de Menelao. Habiendo pedido antes justicia a Apolo de Delfos por la muerte de Aquiles, regresó de nuevo hacia el oráculo, para aplacar al dios. La reina, celosa de Andrómaca, maquinaba la muerte ‘o «Hipólitos» El primer argumento pertenece a un tipo común que aparece en muchas tragedias de Eurípides. Consiste en un resumen sobre la situación y otro sobre la acción, sin las indicaciones de cómo las resuelve el dramaturgo. Estos resúmenes fueron tomados al parecer de una colección de Cuentos de Euripides, compuesta en el siglo X adC, probableme 0tC. El segundo argumento corresponde al tipo atribuido a Tófanes de Bizancio. Eran prólogos, no argumentos, que precedían a las ediciones de las tragedias. Conservamos nueve de esta clase que acompañan a otras tantas obras de Eurípides. Daban una información concisa sobre el argumento, lugar de la acción, composición del Coro, intérpretes del prólogo, fecha, puesto que obtuvo en el certamen. A este propósito se cree que la frase del argumento que nos ocupa que reza así: to de dráma tón deutérón, no quiere decir «de segunda clase», .~c~3íe- goría<, sino «del segundo grupo» en sentido cronológico, «de las que obtienen el segundo premio». Contradice esta nión el hecho de que normalmente se decía: prótos (el 1.0), deuteros (el 2.0), tritos (el 3.o) seguido del nombre del autor dramático correspondiente. Después de mandar llamar a Menelao. Andrómaca había puesto a buen recaudo a su hijito, y, personalmente, acudió a refugiarse al santuario de Tetis. Los hombres de Menelao descubrieron al niño, y a ella, engañándola, le hicieron levantarse de allí. Cuando se disponían a degollarlos a ambos, se lo impidió la aparición de Peleo. Entonces Menelao regresó a Esparta y Hermione cambió de parecer temiendo que Neoptólemo se presentara. Habiendo venido Orestes, se llevó a ésta y tramó una conspiración contra Neoptólemo. Se presentaron los que traían a éste, una vez muerto. Tetis, apareciéndose a Peleo cuando se disponía a llorar el cadáver, le ordenó que lo enterrara en Delfos, y que enviara a Andrómaca al país de los molosos junto con su hijo, y que, por su parte, aceptara la inmortalidad, cuando la obtuvo, pasó a vivir a las islas de los bienaventurados. La escena del drama se supone en, Ptía y el Coro está formado por mujeres de Ptía. En el prólogo habla Andrómaca. El drama es de los del segundo grupo. El prólogo está dicho con claridad y elocuencia. Y, además, los versos elegiacos del lamento de Andrómaca. En la segunda parte el discurso de Hermione deja ver su condición de reina, y no está mal su discurso contra Andrómaca. Bien está también Peleo, que libra a Andrómaca.

4

abundante en oro. Aquí obtuvo esta casa el hijo de Aquiles. a pesar de ser considerada de familia muy libre. ofrecida a Héctor como esposa criadora de hijos. no queriendo tomar el cetro mientras viva el anciano. 2 Lugar consagrado a Tetis. pero ahora. ciudad de Tebas1. — ¡Adorno de la tierra asiática. Y yo he parido en 5 10 15 20 1 Ciudad de Misia. mujer desgraciadísima! Yo que vi a mi esposo Héctor muerto por obra de Aquiles. que deja que Peleo sea señor de Farsalia. arrojado desde las empinadas torres. Habito los campos limítrofes de esta Ptía y de la ciudad de Farsalia. Andrómaca era hija de Ectión. El pueblo tesalio lo llama Tetidio2 a causa de las bodas de la diosa. más que ninguna otra. Yo misma. llegué a la Hélade.PERSONAJES ANDRÓMACA ESCLAVA CORO HERMIONE MENELAO HIJO DE ANDRÓMACA PELEO NODRIZA ORESTES MENSAJERO TETIS ANDRÓMACA. 5 . como esclava. Ver Ilíada VI 395-8. a Astianacte. y al hijo que di a luz para mi esposo. donde la marina Tetis vivía con Peleo lejos de los hombres. próxima a Troya. dada al isleño Neoptólemo como botín de su lanza escogido de entre lo saqueado en Troya. rey de Tebas Hipoplacia (= situada al pie del monte Placo). envidiable Andrómaca en el tiempo anterior. rehuyendo el tumulto. cuando los helenos tomaron la llanura de Troya. de mi dote llegué a la mansión real de Príamo. de donde en otro tiempo con el lujo.

como testimonio de las bodas de la Nereida3. ¡Que el gran Zeus sepa lo siguiente: que yo no tomé parte en esta unión por mi voluntad! Pero no logro convencerla. hija de Nereo y Dóride. al llegar. mientras vivía—. y quiere matarme. — ¡Oh queridísima compañera de esclavitud! —Pues eres compañera de esclavitud de la que 3 25 30 35 40 45 50 55 60 65 Tetis. la mató. temerosa de que muriera. ANDRÓMACA. cercano al lugar. cosas que has de precaver. habiendo venido de Esparta para este asunto. Pues cosas terribles deliberan Menelao y su hija contra ti. y que personalmente pretendo habitar esta casa en lugar de ella. yendo a Pito5. Antes. tras unirme con el hijo de Aquiles. cuando vivíamos en la llanura de Troya y te era fiel a ti y a tu marido. pues acudieron como invitados todos los dioses. he venido a refugiarme a este templo de Tetis. sobre la muerte de Aquiles. y su padre Menelao colabora con su hija en eso. bien Apolo con la figura de Paris. ESCLAVA. después de haber rechazado mi lecho de esclava. a quien había matado7. por si alguno de los señores se percata. ahora. que con fármacos ocultos la hago estéril y odiosa a su marido. 4 Apolo. vengo ahora trayéndote nuevas noticias. mi señor. 6 Aquiles. Pues el que lo engendró no está a mi lado para defenderme y para su hijo nada vale. en efecto. no rehúyo llamarte con este nombre. habría muerto atravesado por la espada de Paris.esta casa un hijo varón. al principio. y con compasión por ti. sin embargo siempre me impulsaba la esperanza de encontrar. Asustada. por sus oráculos. era una de las cincuenta Nereidas. a ver si. Su boda tuvo una gran solemnidad. En cuatro de ellas le disparan una flecha en el talón. lo tengo abandonado. excepto Eris (= La Discordia). «el oscuro». 5 Delfos. donde a Loxias4 paga una compensación por su locura. «el oblicuo». 6 . puede atraerse al dios como propicio para el futuro. Ahora está en la casa. con miedo. Según la quinta explicación. Y al que es mi único hijo. al menos. Pues Peleo y los descendientes de Peleo lo veneran. En un lecho. 7 Apolo. por la justicia que. bien Paris y Apolo. bien Apolo solo. Hay cinco versiones. cierta ayuda y protección de los males. — Señora —yo. lo he mandado ocultamente a otra casa. Dice. si mi hijo se salvaba. derribando su matrimonio por la fuerza. Pero una vez que mi amo tomó por esposa a la laconia Hermione. al estar ausente por la tierra de Delfos. soy perseguida terriblemente por parte de ella. no acepté de grado. Propiamente. Casó con Peleo. La serpiente Pitón (PS~th6) vigilaba el santuario de Delfos hasta que Apolo. que yo. y. exigió a Febo por su padre6. aunque acosada por desgracias. puesto que te consideraba digna de él en tu casa. realmente. bien Paris. perdonado de sus anteriores faltas. por si logra impedir que yo muera.

¿Qué van a hacer? ¿Qué tretas maquinan en su deseo de matarme a mí. — ¡Perdida estoy entonces! ¡Oh hijo! Esos dos buitres te matarán cuando te cojan. — Viejo es él para ayudarte aunque estuviera presente. ANDRÓMACA. 7 . lejos de palacio. — No lo sé. — Bien cierto que le envié recado. — A tu hijo tratan de matar. ESCLAVA. — ¿Y qué diré para estar largo tiempo fuera de casa? ANDRÓMACA. 8 70 75 80 85 El sujeto puede ser Menelao o Hermione. — ¿Cómo? ¿Quieres ir tú. — Hay riesgo. oh desdichada de ti. pues eres mujer. — ¿Lo ves? Reniegas de tus amigos en las adversidades. ESCLAVA. ANDRÓMACA.en otro tiempo fue tu señora y ahora una infeliz—. entonces. — ¿Acaso piensas que alguno de los mensajeros se preocupa por ti? ANDRÓMACA. y no una sola vez. la muy desdichada? ESCLAVA. ANDRÓMACA. ESCLAVA. que Hermione como guardiana es muy de temer. — ¿Y no ha venido con respecto a Peleo el rumor de su llegada? ESCLAVA. como mensajera mía? ESCLAVA. ANDRÓMACA. Se han propuesto correcciones. — ¡Ay de mí! ¿Tiene información sobre mi hijo al que oculté?8 ¿De dónde? ¡Oh desgraciada! ¡Cómo me he perdido! ESCLAVA. — Realmente pienso que no lo pasarías tan mal. al que sacaste fuera del palacio. si aquél estuviera presente. Y el que se llama tu padre resulta que todavía está en Delfos. Pero el caso es que estás privada de seres queridos. — Podrías encontrar muchas artimañas. Yo he sabido de ellos esto: que Menelao está en camino en pos de él. ANDRÓMACA.

y a Héctor que ha muerto. Muchas lágrimas bajaron por mi rostro. por ejemplo. gemidos y lágrimas en que siempre nos encontramos. Preciso es no llamar jamás feliz a ninguno de los mortales. el tálamo y a mi esposo en el polvo. Agamenón 928. sino como calamidad conyugal para la elevada Ilión. los que a ti y a Hermione os han encerrado en discordia odiosa. 11 Pasaje posiblemente corrupto. me deshago en llanto como fuente que sobre la roca se desliza. Y nosotros. el rápido Ares con las mil naves de la Hélade te tomó a ti. referido a Solón. ante esta imagen de la diosa. Por su culpa. suplicante. en Esquilo. Heródoto 1 30-33. sino muchas. los lamentos. Tengo. Edipo Rey 1528-1530. ESTROFA 1. ¡Oh mujer que estás tendida largo tiempo en el terreno y templo de Tetis y no los abandonas! Aunque soy de Ptía he venido hasta tu linaje asiático por si pudiera traerte algún remedio de tus sufrimientos. un consuelo de los males presentes tenerlos sin cesar por la boca y en la lengua. 10 Lamento elegíaco. los lanzaremos hacia el éter. al que se me unció el día de la esclavitud. en la que caí sin merecerlo. 9 8 . en caso de que me ocurra algún mal. de mí ¡desdichada!. Pues. Sófocles en Traquznías 1. no una sola cosa. pues. por naturaleza. ¡Ay de mí. malos de resolver. echándole en torno las manos. No10 como esposa. ANDRÓMACA. al que el hijo de la marina Tetis arrastró en torno a los muros azuzando su carro. en la desdicha común por ese matrimonio doble con el hijo de Aquiles11. para las mujeres es. hasta que veas cómo llega abajo tras pasar su último día9. y a mi esposo Héctor. y mi duro destino. Aparece. único en la tragedia griega. y descendió sobre mi cabeza odiosa esclavitud. desdichada! ¿Qué necesidad tenía yo de seguir viendo la luz como esclava de Hermione? Afligida por ello. — No por cierto. pues voy a ir. cuando dejaba la ciudad. oh Troya. por deplorar: la ciudad de mi padre. Eso no me lo reprocharás en absoluto. CORO. condujo Paris a Helena hasta su tálamo. 90 95 100 105 110 115 120 125 Es un lugar común el consejo de no proclamar a nadie feliz hasta que llegue su último día.ESCLAVA. capturada con fuego y lanza. — Marcha. ya que no vale mucho la vida de una esclava. Yo misma fui llevada desde el tálamo a la orilla del mar.

De los que yo te apartaré. caer humilde a mis rodillas. y mi vientre no preñado se pierde por culpa tuya. Como muy digna de lástima. — El adorno de una diadema de oro en mi cabeza y este atavío de mi cuerpo. mujer muy desdichada! ANTISTROFA 2. ¡Oh desgraciadísima. Mas ¡ea!. barrer mi casa esparciendo con tu mano rocío del Aqueloo15 desde vasijas trabajadas en oro. no sea que la hija de la hija de Zeus13 me vea favorable para ti. contesto con estas palabras. HERMIONE. 15 Río de la Ptiótide que desemboca en el mar Jónico. de la diosa marina. Asia.ANTISTROFA 1. no vengo aquí a lucirlos como presentes de la casa de Aquiles ni de Peleo. sino que vas a morir. llegaste a casa de mis amos. No se trata aquí propiamente de tal río. medita la presente desgracia a la que has llegado! Siendo una mujer troyana. Pues no está 12 13 130 135 140 145 150 155 160 165 Como sacrificio. revestido por un peplo de vivos colores. ¿disputas con tus señores. tú debes acurrucarte y olvidar tu feliz orgullo de antaño. Me hago odiosa a mi marido a causa de tus drogas. ¿Por qué pasar sufrimientos tú que nada eres? ESTROFA 2. hija de Helena. ¡Conoce tu suerte. 14 Es decir. y saber en qué lugar de la tierra estás. Por tanto. Pero si alguno de los mortales o de los dioses quiere salvarte. que ovejas recibe12. y de nada te servirá esta casa de la Nereida. Pero por miedo guardamos silencio —aunque lo siento con compasión. ni el altar. deja la brillante casa de la diosa Nereide y reconoce que estás en tierra extranjera como esclava en una ciudad ajena. Pues hábil es el ingenio de las mujeres del continente14 para tales asuntos. ni el tempío. Alusión a Hermione. donde a ninguno de tus seres queridos ves. mujer troyana. que me permita tener la boca libre. nacidos en Lacedemonia? Deja la morada. hija ésta de Zeus. para mí al menos. ¿En qué es una ventaja para ti que estás asustada consumir gota a gota tu cuerpo ultrajado por contrariar a tus amos? El poder se te impondrá. 9 . Tú que eres una esclava y una mujer capturada por la lanza quieres apoderarte de esta casa tras expulsarme a mí. tu desamparo—. sino que mi padre Menelao me hace este regalo traído de la laconia tierra de Esparta junto con mucha dote. sino que es usado por metonimia como sinónimo de agua.

no seré acusada de haberme traicionado a mí misma. Pero. Has llegado a tal punto de inconsciencia. si tú no das a luz? ¿Me quieren los helenos a causa de Héctor? ¿Era yo una desconocida y no la reina de los frigios? No te odia tu marido a causa de mis drogas. joven. aman quienes quieren vivir decentemente. que te atreves a acostarte con el hijo de quien mató a tu esposo y a parir hijos de su asesino. Temo que el hecho de ser yo tu esclava me niegue la palabra aunque tenga mucha razón. y la ley no impide ninguna de estas cosas. la ciudad de Esparta es algo grande. llamado «isleño» en el verso 14. Se han propuesto varias enmiendas al texto. diosa del amor. pues no está bien que un hombre tenga las riendas de dos mujeres. CORIFEO. Y no pretendas introducirlas entre nosotros. También esto es una droga: no es la belleza. sino las virtudes las que gustan a los maridos. que quedó encinta y dio a luz a Neoptólemo (z~r Pirro). en la isla de Esciros. triste remolque para mí? ¿O es que alguien soportará que mis hijos sean reyes de Ptía. ni Príamo. sino porque no eres apta para la convivencia amorosa. 10 . y. desdichada de ti. y en la juventud el hombre que mantiene lo que no es justo. Menelao es más importante que Aquiles. Sin embargo. y a Esciros18 no la consideras de ninguna importancia.aquí Héctor. protectora del lecho. sino que mirando a una sola Cipris16. que sabía que su hijo Aquiles moriría si iba a Troya. ay! Malo es para los mortales la juventud. y a mí me ves libre? ¿O es que enorgullecida por mi cuerpo joven y vigoroso. la muchacha con el hermano. por el tamaño de mi ciudad y por mis amigos. porque está poco claro. el hijo con la madre. Pues los orgullosos soportan con amargura los razonamientos superiores de parte de gente inferior. ANDRÓMACA. ni su oro. quiero ocupar tu casa en lugar tuyo? ¿Acaso para dar a luz yo misma en tu puesto hijos esclavos. Eres rica entre quienes no son ricos. 18 Tetis. — El corazón femenino es envidioso y muy hostil siempre contra sus rivales de matrimonio. si venzo. ¿Con qué argumento seguro te he convencido y trato de apartarte de tu matrimonio legítimo? ¿Acaso la ciudad de Esparta es menor que la de los frigios y ésta la supera en fortuna17. — ¡Ay. los seres más queridos mueren por asesinato. que marchó con ellos a Troya. lo disfrazó de niña y lo llevó a la corte del rey Licomedes. Ulises y Diómedes descubrieron la verdadera identidad de Aquiles. Durante su estancia en palacio. verme acusada por ello de haber hecho un daño. luego. Para ti. Así es toda la ralea extranjera. Si te sientes molesta por algo. mujer. Dime. tuvo amores con Deidamía. El padre se une con la hija. Por eso 16 17 170 175 180 185 190 200 203 210 Afrodita. sino una ciudad helena.

ANDRÓMACA. HERMIONE. la cubierta por la nieve. y mis quejas insensatas? ANDRÓMACA. al menos en los razonamientos en que ahora estás. ni siquiera permites que una gota de rocío del aire libre se acerque a tu esposo. se te habría notado que les atribuyes a todas las mujeres un deseo insaciable de lecho. ¡Oh queridísimo Héctor! Sin reparo. — ¿Por qué dices frases tan solemnes y pretendes un certamen de palabras. — ¿Y qué? ¿No es eso lo primero en todas partes para las mujeres? ANDRÓMACA. les ofrece el lecho por turno. donde un hombre. mujer. déjate convencer para llegar a un acuerdo con ésta en tus razonamientos. y mi pecho lo he ofrecido muchas veces ya a tus bastardos. ANDRÓMACA. Es necesario que los hijos que tienen sensatez eviten las maneras de sus malvadas madres. aventajar en pasión por los hombres a la que te dio a luz. por resquemor. CORIFEO. para no producirte ninguna amargura: Haciendo esto me atraía a mi esposo con mi virtud. — Y tú no las dices. yo amaba juntamente contigo.te odia tu marido. lo ame. al menos para las que hacen uso 215 220 225 230 235 240 11 . siempre que Cipris te hacía cometer alguna falta. en tanto en cuanto te sea fácil. pero me las haces en cuanto puedes. No quieras. — Sí. Pero tú. aunque sea entregada a un hombre humilde. Cosa vergonzosa es. ¿las habrías matado? Además. uniéndose con muchas mujeres. por cierto. y que no mantenga una rivalidad por orgullo. HERMIONE. mujer. Realmente padecemos esa enfermedad en grado más intenso que los hombres. como si tú fueras sensata. — Así lo son. — Señora. — Eres joven por tu edad y hablas sobre cosas vergonzosas. Pues es preciso que una mujer. HERMIONE. pero nos defendemos perfectamente. — ¿Es que no llevarás en silencio tu dolor en lo referente a Cipris? HERMIONE. Pues si hubieras tenido por marido un rey en Tracia. — Tu sensatez que no habite en mí.

ANDRÓMACA. no está bien. — Traeré fuego contra ti y no consideraré tus razones. ANDRÓMAcA. — ¿Ves la estatua de Cipris que mira hacia ti? HERMIONE. — ¿Es que también en lo sucesivo vas a hurgar en mis desgracias? ANDRÓMACA. ANDRÓMACA. Si no. ANDRÓMACA. — Sí. — ¿Abandonarás este santo recinto de la diosa marina? ANDRÓMACA. HERMIONE. no yo. HERMIONE. dolores de terribIes heridas. ANDRÓMAcA. y no esperaré a que llegue mi marido. — Digo que tú no tienes la cordura que debieras. Pero. HERMIONE. — Tampoco yo me entregaré antes a ti. ANDRÓMACA. sensata tú. — Que odia a tu patria por el asesinato de Aquiles. sin embargo. — Lo vergonzoso. tu madre. — Degüéllame y ensangrienta el altar de la diosa que te perseguirá.. 260 255 250 245 12 .. incendia. — No administramos la ciudad con las costumbres de los bárbaros. le hizo perecer. — He aquí que me callo y cierro la boca. — Sin duda que eso está resuelto. HERMIONE. HERMIONE. — Tú. En caso contrario. ANDRÓMACA. HERMIONE. tanto allí como aquí. que los dioses lo sabrán. — Dime aquello por lo que he venido.apropiado. — … y para tu cuerpo. causa vergüenza. HERMIONE. HERMIONE. — Helena. no lo abandonaré jamás. debes morir. — Sensata. si no voy a morir.

ocultaré las palabras. pues. CORO. ANDRÓMACA. Quizá cada diosa llevaba su propio carro. Ellas22. antes que él hubiera habitado en la roca del Ida. Estate sentada en tu sitio. Casandra gritó que lo mataran. el de hermoso yugo. yo te haré levantar antes que llegue el hijo de Aquiles en quien confías. contra una mujer mala. Pero. junto al laurel divino. cuando. 13 . hacia las moradas del boyero21. Allí trabajaba como pastor. cuando le llegó la visita de las tres diosas. servidor de Príamo. y Cipris venció con palabras engañosas. 23 Como se hacía con los objetos impuros en gesto apotropaico. 22 Las diosas Afrodita. pero amarga ruina de la vida para la desgraciada ciudad de los frigios y para la ciudadela de Troya. aun en el caso de que plomo fundido te sujetara alrededor. Pues bien. ¡Ojalá hubiera tirado al malvado por encima de su cabeza23 la que lo dio a luz. nadie ha descubierto jamás una medicina.HERMIONE. gran ultraje de la ciudad del Príamo! ¿A quién no acudió ella? ¿Acude los ancianos de la ciudad. y marcharon hacia el hijo de Príamo rivalizando con los excesos de sus palabras malévolas. ESTROFA l. equipado para la odiosa disputa de belleza. cerca del joven pastor solitario y del corral desierto y con hogar. respecto a lo que está más allá que la víbora y el fuego. agradables de oír. ESTROFA 2. Hera y Atenea. 21 Paris fue criado en el monte Ida por ~gelao. ANTISTROFA 1. y la acción pronto lo indicará. no suplicó que diera muerte a la criatura? 19 20 265 270 275 280 285 290 295 300 Hermes. Tan gran mal somos para los hombres. Buen cebo tengo para ti. boyero ~fl esta vci Sión. — Estoy confiada. Maravilloso es que uno de los dioses haya establecido para los mortales remedios contra los reptiles salvajes. a Realmente a grandes penas dio comienzo el día en que el hijo de Maya y Zeus19 llegó al valle del Ida conduciendo el carro de tres caballos20 de las divinidades. bañaron sus cuerpos brillantes en las corrientes de los manantiales de la montaña. Puede entenderse de varias maneras. — ¡Oh tú. criatura bárbara y de obstinada osadía! ¿Vas a resistir con firmeza la muerte? Mas yo te haré levantar por tu voluntad de este asiento en seguida. cuando llegaron al valle cubierto de bosque.

pues gran fuerza tiene eso. Pero has resultado menos inteligente que Menelao aquí presente. faltos de hijos. salvo si destacan en algo por el dinero. A quienes tienen buena fama de verdad. mujer. y a éste. Verso posiblemente corrupto. fama! Para innumerables mortales que nada son has hinchado tú una vida de vanagloria. Menelao. al mando de soldados selectos de los helenos. Y los lechos jamás habrían quedado vacíos. Habría evitado24 los dolorosos sufrimientos de la hélade. MENELAO. pues pensabas que a ti te salvaría esta imagen de la diosa. — Vengo con tu hijo. que te has puesto tan orgulloso a causa de las palabras de una hija que es como una niña y has entrado en discusión con una desgraciada esclava? No te considero a ti digno de Troya. sólo porque por un azar parecen ser inteligentes. ¿Tú. tendrías la morada de un palacio real. su padre— y expul24 25 305 310 315 320 325 330 335 340 Scit. llevemos al final nuestros razonamientos. 14 . si no dejas libre este suelo abandonándolo. por los que los jóvenes estuvieron errantes con sus armas durante diez años en torno a Troya25. pues te forzará a ello la circunstancia de haber colaborado. iguales a todos los hombres. Y. Yo estoy muerta a manos de tu hija y me ha aniquilado. al que hiciste depositar en otra casa a escondidas de mi hija. no consideraré apropiado que la mantengan. ea. mujer. que dan la impresión de ser sensatos. por dentro. o que éste perezca a causa de la falta que cometes contra mí y contra mi hija. pero. ni a Troya digna de ti. Por tanto. Irá hasta donde sea preciso —pues se mostrará realizando hazañas dignas de Peleo y de Aquiles. éste será degollado en vez de tu persona. — ¡Oh fama. si yo me libro de morir.. reflexiona lo siguiente: si quieres morir. la muerte de Paris. ¿mataréis a mi hijo? Y luego. pues. son brillantes por fuera. Ya no podría evitar ella la mancilla del crimen. los que lo habían ocultado. ¿cómo soportará fácilmente el padre que haya muerto su hijo? Troya no lo estima tan cobarde. ni los ancianos. pero los que la tienen por mentiras. los considero felices. Algunos. tomaste en una ocasión Troya a Príamo. además. ANDRÓMACA. tan cobarde como eres? ¿Tú. y tú. Ante el pueblo también tú tendrás que defenderte en juicio por este asesinato. El yugo de la esclavitud no habría venido sobre las troyanas. y.ANTISTROFA 2.

Es necesario que él mande en mis esclavos y que en los de él mande mi familia y yo también. — ¡Ay de mi! ¡Amargo sorteo y elección de vida me propones! Si tengo suerte me convierto en desdichada y. Pero respecto a tu intencion. Si yo no voy a disponer mis asuntos lo mejor posible por esperar al ausente.. levántate de este templo de la diosa. en desgraciada. si tú mueres. si yo doy drogas a tu hija y hago abortar su vientre. este niño evite su fatal destino. pero. 15 . yo misma. han de parecerse los hombres a las mujeres en el modo de ser. Una cosa temo de ti. ni tampoco postrada en el altar. estas cosas son mezquinas y no adecuadas a mi monarquía ni a la Hélade. ¡Oh tú que haces grandes males por una causa pequeña! 26 345 350 355 360 365 370 375 380 385 Helena. MENELAO. Y tú. Pues para uno de los dos es forzoso dejar la vida. eso es para cada uno más importante que tomar Troya. Ea. si fracasa con su marido. En tal disposición me encuentro yo. y tu prudencia se ha disparado desde tu espíritu.. — Mujer. soy tonto y no inteligente. ¿qué dirás al darla en matrimonio a otro? ¿Acaso que su sensatez huye de un marido malo? Mas será mentira. ¿Y quién la tomará por esposa? ¿O es que la mantendrás en tu casa sin marido. me someteré a juicio ante tu yerno. si tú no quieres morir. Pero sábete bien que aquello de lo que uno tiene necesidad en cada caso. fracasa en su vida. si no la tengo. Pues lo demás podría sufrirlo una mujer. ni tampoco. de grado y no por la fuerza. — Demasiado has hablado contra hombres como mujer. como una viuda canosa? ¡Oh hombre desdichado! ¿No ves la llegada de tan grandes males? ¿Con cuántas concubinas preferirías tú descubrir que tu hija es víctima de injusticia antes que te ocurriera lo que yo digo? No hay que preparar grandes males por cosas pequeñas. A causa de una discordia por una mujer26 aniquilaste también a la desdichada ciudad de los frigios. para quien soy culpable de un daño no inferior por causarle la falta de hijos. ANDRÓMACA. mataré a éste. Pero. como ella dice. CORIFEO. para que. Y yo —pues considero importante verte privada del marido— me convierto en aliado de mi hija.sará a tu hija de casa. Pues. Pues no hay posesión particular entre amigos que lo son en el justo sentido. sino que sus cosas son comunes. porque las mujeres seamos un mal funesto.

te he puesto como 390 395 400 405 410 415 420 425 27 El verbo exikniózó está aquí. No. «reducir una hinchazón». entonces. después. y. pues va a oír palabras no gratas. ¡Qué cosas sufrió! Y a tu padre. para que me degüelles. atadle las manos. me encadenes. 16 . Sería necesario. ¿Por qué. Ayante 1029-1031. por conservar mi desdichada vida. 29 Literalmente: «el ojo». besándolo. para que no mueras. — Te he compadecido al oírte. Pues para todos los hombres los hijos son su vida. para que se libre de sus sufrimientos. con el mismo significado médico que iskhaínó. aunque sea uno un extraño. esclavos. me va a ser grato vivir? ¿Hacia qué punto es preciso mirar? ¿A mis circunstancias presentes o a las pasadas? Este único hijo era para mí la luz29 que me quedaba en mi vida. Pues en éste reside mi esperanza. acuérdate de tu madre. ¿Por qué me matas? ¿A causa de qué? ¿A qué ciudad he traicionado? ¿A cuál de tus hijos he matado yo? ¿Qué casa he incendiado? Me acosté por la fuerza con mi amo. A éste se disponen a matarlo aquellos a quienes eso parece bien. que condujeras a un acuerdo a tu hija y a ésta. de modo que dejando el principio te diriges al final. Así aparece en Sófocles. Por lo general se nos dice que Aquiles mató a Héctor y. marcha hacia Hades. ¿ me vas a matar a mí. arrastrada por mi cabellera. que está después? ¡Ay de mí. Si escapas de la muerte. si es que se salva. y. ¿por qué me lamento por eso y no reseco27 y calculo los males que tengo a mis pies? Yo que vi el cadáver de Héctor tras el carro que lo arrastraba28 y a Ilión incendiada lamentablemente. y no a él. Pero hay otra explicación. — Cogedme a ésta. Yo. Yo misma fui como esclava hacia las naves de los argivos. «resecar». ¡Oh hijo! La que te ha dado a luz. lo ató a su carro para arrastrarlo. Menelao. pero es feliz en su desgracia. me mates. en tus manos abandono el altar. Bueno. al parecer. ahora. entregada como esposa a los asesinos de Héctor. MENELAO. Quien inexperto de ellos lo censura. en verdad. para que dejaras puro el altar de la diosa. culpable de esto. por estas desgracias! ¡Oh desdichada patria mía! ¡Qué terribles cosas me pasan! ¿Qué necesidad tenía yo de dar a luz y añadir una carga doble a mi pesar? Mas. y para mí es un ultraje no morir por mi hijo. según la cual Héctor estaba solamente herido cuando fue atado al carro y murió al ser arrastrado. 28 Podemos ver aquí un aspecto poco común en el mito. derramando lágrimas y echándole los brazos alrededor dile qué cosas hice. pues las desgracias son lamentables para todos los hombres. CORIFEO. sufre menos. cuando llegué a Ptía. me estrangules.Escúchame.

— ¿Piensas que lo divino no es divino y no sostiene la justicia? MENELAO. pues no lo negaré. — ¡Ay de mí! ¿Por qué. entonces lo soportaré. le permitiré matarlo. 17 . — ¡Ay de mi! Con engaño me atrapaste.pretexto la muerte de tu hijo. habitantes de Esparta. ¿Qué es lo que no se da entre vosotros? ¿No. aquí presente. si quiere. para que aprendas. ANDRÓMACA. ANDRÓMACA. ANDRÓMACA. a no cometer jamás insolencia contra gentes libres. urdidores de males. señores de mentiras. por mi parte. y dándole la vuelta a todo! Injustamente tenéis fortuna a través de la Hélade. tras arrebatarlo de debajo de mis alas? MENELAO. mi hija decidirá si quiere matarlo o no. consejeros falsos. — ¿También. ANDRÓMACA. Pero a mi hija. Por lo que se refiere a tu hijo. MENELAO. entonces. — Cuando eso ocurra. a este chiquillo. ANDRÓMACA. no te voy a llorar. nada sano. Sábete que en esta situación está lo que a ti se refiere. He sido engañada. Métete en este palacio. Pero a ti te mataré. lucros vergonzosos? ¿No se os sorprende sin cesar diciendo una cosa con la lengua y pensando otra? ¡Así os muráis! Para mí la muerte no es tan penosa como te parece. muchísimos asesinatos? ¿No. ANDRÓMACA. — ¿Acaso es eso prudente entre vosotros los vecinos del Eurotas?30. — ¡Oh los más odiosos de los mortales para todos los hombres. con la que te he inducido a entregarte a mis manos para degollarte. — No le espera una esperanza segura. al menos. — Proclámalo a todos. como esclava que eres. acaso. hijo? MENELAO. que pensáis de modo tortuoso. — Sí. MENELAO. pues me mataron aquellas pasadas desgracias: cuando pereció la desgraciada ciudad de los frigios y mi famoso espo30 430 435 440 445 450 455 Río que pasa por Esparta. — No. y también entre los de Troya: que los que han sufrido se venguen.

ni los hijos de dos madres. De uno solo sea el poder en los palacios y en las ciudades. sin participar en nada. y trata de matar a la desdichada muchacha troyana y a su hijo por una discordia insensata. carga sobre carga y división entre los ciudadanos. Ni tampoco en las ciudades las tiranías dobles31 son mejores de soportar que una sola. te llegará el castigo por esta acción. eres grande en Esparta. CORO. porque tú.so. CORIFEO. pues también tú lo podrías sufrir. señora. Jamás elogiaré el matrimonio de los mortales con dos mujeres. 460 465 470 475 480 485 490 495 500 Posible referencia a los dos reyes que simultáneamente había en Esparta. Impío. mostrándote ante una mujer como un hoplita terrible tratas de matarme! Mátame. que sin lisonjas de mi lengua os dejaré a ti y a tu hija. pues llegó con ardor contra la otra esposa. Cuando los rápidos vientos llevan a los marineros. ahora. discordias de los hogares y penas crueles. por tu nacimiento. cruel es el asesinato. ESTROFA 2. Piensan otros en la rivalidad Nicias-Cleón Alcibíades. Entre dos autores que componen un himno las Musas gustan de suscitar la disputa. y si yo sufro mi mal. no te jactes nada de eso. el doble criterio de las mentes en el timón y una multitud de sabios reunida es más débil que una inteligencia inferior pero con plenos poderes. en Troya. Menelao. y yo. Lo ha demostrado la espartana hija del conductor del ejército. ESTROFA. ¡Y. Que en mi matrimonio mi marido se conforme con una cama nupcial no compartida. — He aquí que veo estrechamente unida delante de palacio a esta pareja condenada con la pena de muerte. que con su lanza te convirtió muchas veces en marinero cobarde en vez de soldado de tierra firme. ANTISTROFA 1. Un día. ANTISTROFA 2. Desdichada mujer y desgraciado tú. injusto. cuando quieren encontrar el bienestar. ESTROFA 1. que mueres a causa del matrimonio de tu madre. 31 18 . y sin ser culpable a ojos de los reyes. hijo.

cadáver bajo tierra con un cadáver. acude como auxilio de los tuyos! ANDRÓMACA. en torno a tu madre. acercándote a las rodillas del señor. ANDRÓMACA. — ¿Por qué te arrodillas ante mí como si suplicaras con tus ruegos a una roca del mar o a una ola? Soy un provecho para los míos. amigo! Líbrame de la muerte. goteo como fuente sin sol sobre una roca lisa. — ¡Oh esposo. HIJO. tras gastar gran parte de mi vida. madre.. madre. Morís dos a causa de dos situaciones forzosas. — ¡Oh padre. oh querido hijo. HIJO. 505 510 515 520 525 530 535 540 19 .. HIJO. cuando es posible matarlos y suprimir el miedo de las casas. — ¡Oh amigo. A ti te mata mi voto. ay de mí! ¿Qué recurso contra mis males podría conseguir? MENELAO. — Yacerás.ANDRÓMACA. — Sacrificio desdichado. con las manos ensangrentadas atadas con ligaduras. — He aquí que yo soy conducida bajo tierra. HIJO. ¿qué canto podría encontrar yo que me dejara de la muerte? ANDRÓMACA. ANDRÓMACA. HIJO. — ¡Ay de mí. Pues es también una gran locura dejar enemigos hijos de enemigos. hijo. pero por ti no tengo ningún amor. ANTISTROFA. contigo. gozando de ella ahora bajarás a Hades subterráneo. yo desciendo bajo tu ala. hijo de Príamo! HIJO. mi hija Hermione. pues vinisteis desde una ciudadela enemiga. ANDRÓMACA. — Suplica. desdichada de mí. esposo! ¡Ojalá tuviera tu mano y tu lanza como aliada. — Madre. oh ciudadanos de la tierra de Ptía. capturé Troya y a tu madre. — ¡Ay de mí! ¿Qué me va a ocurrir? Desdichado yo y tú. — Tengo los ojos empapados de lágrimas. — Desdichado. puesto que. MENELAO. y a este hijo tuyo. — Id bajo tierra. sobre mis pechos.

545 550 555 560 565 570 575 580 20 . Me exhorto a recobrar el vigor de la juventud. anciano. antes que alguno llore. PELEO. — Éstos. condúceme más de prisa. detente.. sin haberme condenado en juicio alguno y sin esperar a los que estaban ausentes del palacio. — A vosotros os pregunto y al que preside el sacrificio. sino por innumerables mensajes. sin culpa ninguna. me llevan a morir con mi hijo tal como ves. PELEO. — He visto aquí cerca a Peleo que acá dirige de prisa sus viejos pies. la desdichada. pues este asunto. — Ordeno que soltéis sus ligaduras. la que para ti dio a luz a tu noble hijo. moriremos. oh anciano. Ahora me conducen después de haberme arrancado del altar de Tetis. — ¿Cómo? ¿Es que vas a gobernar mi casa viniéndote aquí? ¿No te basta con mandar sobre los de Esparta? MENELAO. Y tú (a un esclavo). ¿Qué te voy a decir? No te mandé buscar con el celo propio de una sola llamada. como sobre las velas. de modo ultrajante para vosotros y desdichado para mí. postrándome delante de tus rodillas —pues no me es posible coger tu queridísima barba con la mano— que me defiendas. — Yo la cogí de Troya como prisionera. mientras estamos ausentes tu señor y yo. La discordia que hay en casa por obra de la hija de éste la sabes por haberla oído en alguna parte. Si no.CORIFEO. ¿Qué es eso? ¿Cómo es eso’ ¿Por qué razón está alterada la casa? ¿Qué tratáis de hacer tramándolo sin juicio? Menelao. Pero te suplico. según me parece. Pues bien. — Y yo lo prohíbo. a la que tú veneras como digna de admiración. si es que en alguna ocasión lo tuve. no admite demora. Dime. ANDRÓMACA. se disponen a matar conmigo. con viento favorable soplaré sobre ésta. oh anciano. y liberéis las dos manos de ésta. y también por qué motivo perezco. PELEO.. ¿con qué derecho te conducen éstos a ti y a tu hijo después de haberte atado las manos con ligaduras? Pues pereces como una oveja que lleva consigo a su cordero. uno que no es inferior a ti y mucho más dueño de ésta. a quien. MENELAO. primero. No te apresures sin previo juicio. por los dioses. sino con conocimiento de mi soledad y la de este hijo mío.

podría ser casta una de las muchachas espartanas. — ¿Te cuentas tú entre los hombres. sí. luego. entonces. Yo le decía al que se iba a casar32 que ni anudara lazos de parentesco contigo ni aceptara en su casa la cría de una mala mujer. PELEO.PELEO. — El hijo de mi hijo la tomó como recompensa. — Tócame para que lo sepas. a su nieto Neoptólemo 21 . el único que regresaste de Troya sin quedar herido siquiera. pero mal. a causa de ella reuniste un ejército tan numeroso de helenos y los condujiste hacia Ilión? ¿Por la que tú no debiste mover una lanza. — ¡Qué a ésta jamás te la llevarás de mi mano! PELEO. insoportables para mí. pues sacan ellas los defectos 32 585 590 595 600 605 610 615 620 Es decir. y mío lo de aquél? PELEO. no. tus hermosísimas armas en sus hermosos estuches iguales hacia allí y hacia aquí las trajiste. por haber dejado las salas de tu hogar sin cerrojo y sin esclavos. en comunidad con los jóvenes. Un desgraciado entre esos muchos soy yo. ¿Hay que admirarse. como si tuvieras en palacio una mujer prudente. se fue de juerga desde tu palacio con un hombre joven hacia otro país. — ¿Y no es de aquél lo mío. MENELAO. y tampoco para matarla por la fuerza. A ti te miro como un espíritu maligno asesino de Aquiles. y no la peor de todas. escupiéndola al descubrir que era malvada. las cuales. MENELAO. tras abandonar sus casas. — ¿Te ensangrentaré la cabeza con este cetro? MENELAO. con los muslos desnudos y los peplos sueltos. Tú. que. oh malvadísimo e hijo de malvados? ¿En qué te corresponde a ti contarte entre hombres? Tú que fuiste privado de tu esposa por un frigio. de que no forméis mujeres castas? Habría que preguntarle eso a Helena. y ven cerca de mí. sino dejar que se quedara allí dando un salario para no recibirla jamás en tu casa? Pero al no alentar tu pensamiento en esa dirección destruiste muchas vidas dignas. abandonando tu hogar. — Para obrar bien. Ni aunque quisiera. dejaste ancianas privadas de sus hijos en sus casas y quitaste sus nobles hijos a padres canosos. ¿Y. tienen carreras y palestras.

malvadísimo. Pues Paris. Cuando. ¿qué excesos cometiste contra tu hermano. CORIFEO. ordenándole que degollara a su hija del modo más estúpido? Tanto temiste no recuperar a tu malvada esposa. ¿los impondrás como reyes de esta tierra de Ptía. Los hombres sabios tienen cuidado para no suscitar una discordia con sus amigos. se me arrebata a ésta de las manos. y exhortarme continuamente a hacerlo. oh tú. — A partir de un comienzo sin importancia la lengua les proporciona a los hombres una gran enemistad. Y. siendo tú Peleo. aunque él fuera tres veces bastardo. MENELAO. y de matar deshonrosamente a una infeliz mujer y a su hijo. Muchas veces. a pesar de ser extranjeros por 33 625 630 635 640 645 650 655 660 665 Río de la Cólquide que desemboca en el Mar Negro. en cuanto viste su pecho. el cual te hará llorar a ti y a tu hija que está en el palacio. que mató a tu hijo Aquiles. un terreno seco supera en grano a otro fértil. y muchos hijos bastardos son mejores que los legítimos. sino que. con prudencia hacia ti y hacia mí en lo que se refiere a eso. Además de eso. nacen hijos. tras emparentar conmigo. Considerad eso también. trato de matarla. — ¿Para qué podrá decirse que son sabios los ancianos. es decir. Y habiendo tomado Troya —pues iré hasta allí en pos de ti— no mataste a tu mujer al tenerla en tus manos. y. Vamos. entonces. dices cosas vergonzosas para ti mismo y ultrajes para mí a causa de una mujer extranjera. en un extremo del mundo civilizado. tratas de devastarla. nacido de un padre ilustre. Pero llévate a tu hija. incluso los que en otro tiempo han parecido sensatos a los helenos? Cuando. a la que tú deberías expulsar más allá de las corrientes del Nilo y allende el Fasis33.de sus madres. pretendientes: tomad la hija de una buena madre. Y tú no vales nada. Es más glorioso para los mortales adquirir como suegro y amigo un pobre bueno que uno malvado y rico. 22 . habiendo venido a casa de mi hijo. por ser ella del continente donde han caído más cadáveres de la Hélade a golpes de lanza y por haber participado en la muerte de tu hijo. arrojando tu espada aceptaste sus besos. mientras él está ausente. pues no es vergonzoso ocuparse del siguiente razonamiento: si mi hija no da a luz y de aquélla. acariciando a la perra traidora. porque eres por naturaleza un derrotado por Cipris. era hermano de Héctor. en cambio. después. Y tú entras con ella bajo el mismo techo y crees justo que pase su vida compartiendo tu mesa y permites que dé a luz en palacio hijos muy odiosos. la mujer de Héctor. y ésta. en verdad.

Pero. Tampoco habría querido yo que tú mataras a Foco34. a pesar de no hacer nada más que ninguno. El uno. e igualmente. sino a causa de los dioses. — ¡Ay de mí! ¡Qué mala costumbre hay en la Hélade! Cuando un ejército erige trofeos sobre los enemigos. para ti será mejor la charlatanería. Y si al llegar yo a la vista de mi mujer me contuve para no matarla. cuando el hombre tiene en su casa una mujer desvergonzada. el cual blande su lanza como uno más entre otros muchísimos y. y sin ira. Al hablar de mi mando sobre el ejército me podrías beneficiar más que callándote. ¿Y por una extranjera das tales gritos a quienes son por necesidad tus amigos? En verdad. dependen de sus padres y amigos. sino que quien consigue el renombre es el general.su linaje. fue muerto por ellos con engaño. viejo eres. gran fuerza tiene en sus manos. No erréis los dos a un tiempo. yo no estoy cuerdo por odiar lo que no es justo y. Pues. no se considera esta hazaña propia de los que se esfuerzan. Pero los del pueblo son mil veces más cuerdos que ellos. igual fuerza tienen el hombre y la mujer. pues eso es con mucho lo mejor. hermanastro de Peleo y Telamón. ¿te habrías estado sentado en silencio? Pienso que no. mandarán sobre helenos? ¿Y. Helena sufrió. vanagloriándoos de Troya y de vuestro mando militar de allí. exaltados a base de los sufrimientos y fatigas de otros. 34 670 675 680 685 690 695 700 705 Foco. a pesar de ser desconocedores de las armas y de la batalla. obtiene mayor fama. CORIFEO. Arrogantes. los asuntos de la otra. Si pueden unir a un tiempo la audacia y la decisión. cuando ella es víctima de injusticia por parte de su marido. un provecho es la previsión. Yo te enseñaré a no considerar jamás a Paris del Ida un enemigo inferior a Peleo. actuaba con cordura. 23 . luego le hubiera ocurrido una cosa así. cuando no son nadie. ¿no es justo ayudar a los míos. y ése fue el mayor beneficio que causó a la Hélade. al menos? Viejo. si no te largas lo antes posible de esta casa tú y tu hija sin hijos. instalados en sus cargos por la ciudad se creen más importantes que el pueblo. entonces. Por tanto. Así también tú y tu hermano os estabais sentados. no por su voluntad. — Dejaos ya de palabras vanas. tú tienes razón? Considera ahora lo siguiente: si tras haber entregado tú tu hija a un ciudadano. La experiencia es para los mortales la maestra de todas las cosas. los griegos tomaron la senda del valor. para mí. PELEO. si te irritas. En esto te he atacado con buenas intenciones. en cambio.

arrastrándola del cabello. has maltratado las manos de ésta? ¿Creías sujetar con los nudos corredizos un buey o un león? ¿O es que temiste que ella. no aceptará que otras den a luz. ni a sufrirlo.. voy a soltar los trenzados nudos de las correas. Cuando deje lo de allí según mi intención.. si se irrita. que antes era amiga y ahora hace cosas hostiles. Que yo. criatura. has llegado a un puerto bien amparado del viento. al no tener ella hijos. ¿Así. una ciudad. Como una sombra situada frente a mí tienes la voz. para que yo vea si alguien atreva a impedir desatar sus manos! Levántate tú misma. Pero. ¿debe dejarnos faltos de hijos? ¡Marchaos al infierno. por ser una ternera estéril. que he venido a Ptía por la fuerza.a la cual el que ha nacido de los míos la empujará por el palacio. pues hay no lejos de Esparta una. Tus palabras las soporto fácilmente. incapaz de cualquier cosa salvo de hablar. A ésa quiero atacarla al frente de un ejército y tenerla bajo mi mano. recibirá a cambio un trato sensato. PELEO. Si les faltara a los espartanos la fama de su lanza y la lucha en la batalla. hijo mío. Y si castiga a ésta y en lo sucesivo es él sensato con nosotros. — Cosa desenfrenada es la naturaleza de los viejos y difícil de evitar bajo los efectos de su cólera. Pero si lo de ella marcha mal en lo de su descendencia. vendré. y colabora en soltar la atadura de tu madre. ante mi yerno presente también. Y ahora —pues no tengo mucho tiempo libre— regresaré a casa. ni voy a hacer nada estúpido. Recibirá el trato que corresponda a su trato. Y. te rechazara? Ven aquí bajo mis brazos. cogiendo una espada. Y tú también. oh malvadísimo. a esa que está aquí. — Como demasiado propenso a insultar te dejas llevar a ello. claramente expondré mis razones y se me expondrán. CORIFEO. sabed que en lo demás no son mejores que nadie. — Condúceme. MENELAO. Yo. 24 . oh desdichada. aun temblando. colocado aquí bajo mi brazo. — ¡Oh anciano! Que los dioses te sean 35 710 715 720 725 730 735 740 745 750 De Andrómaca. estando yo presente. lejos de ésta35 siervos. La que. pues. tras encontrar un fiero temporal. nos encontrará irritados. En Ptía te criaré yo como gran enemigo de éstos. ANDRÓMACA.

los Centauros fueron derrotados. ¿Quién os tocará? Ha de llorar. no hay falta de asistencia para los de buena estirpe. 25 . llegado el caso. y chocaban entre sí. ¿de qué sirve un buen cuerpo si se es cobarde? CORO. habiendo sido invitados por los Lapitas —un pueblo de Tesalia— a la boda de Pirítoo e Hipodamía. ¡Ojalá yo no hubiera nacido o fuera hijo de padres nobles y participe de una casa de muchos bienes! Pues si le ocurre a uno algo irremediable. sino que. pues gracias a los dioses mando en Ptía sobre una multitud de caballeros y muchos hoplitas. mitad caballos—. EPODO. No borra el tiempo la reliquia de los hombres nobles. trataron de raptar a las mujeres. A ti que has salvado a mi hijo y a la desdichada de mí. los Centauros —mitad hombres. y que sobre la nave Argo37 atravesaste las Rocas Simplégades38 sobre aguas inhóspitas en la famosa expedición. este tipo de vida he elogiado y llevo: que ningún poder fuera de la justicia sea válido en el tálamo ni en la ciudad. no sea que. Pues eso es grato a los mortales por el momento. Camina. seamos capturados más tarde. y que. quedaron fijas para siempre. un anciano de buen ánimo puede ser más fuerte que muchos jóvenes. Desde el momento en que la nave Argo logró atravesarlas. sin duda. ANTISTROFA. sólo con mirar hacia un hombre de tal laya. Considéralo. Es mejor no tener una victoria de mala fama que derribar la justicia por la envidia y la fuerza. aun siendo yo un viejo. y pequeño a este niño.propicios a ti y a los tuyos. 38 Estaban situadas a la entrada del Mar Negro. pero con el tiempo acaba seco y consiste en ultrajes para la casa. débil a mí. Pero mira no sea que emboscándose en la soledad del camino me lleven éstos por la fuerza. Pues. Este. al verte viejo a ti. si os roza. 37 Referencia a la expedición de los Argonautas. PELEO. huyendo ahora. Después de terrible lucha. cuando antaño el hijo famoso39 de Zeus rodeó con la muerte a la ciudad de 36 755 760 765 770 775 780 785 790 795 Según una leyenda tesalia. La virtud brilla incluso cuando han muerto. Y yo estoy todavía derecho y no anciano. erigiré un trofeo sobre él. ESTROFA. una a cada lado. y para quienes son proclamados procedentes de ilustre casa es la honra y la fama. como piensas. ¡Oh anciano hijo de Éaco! Creo que luchaste junto a los Lapitas36 contra el ejercito muy famoso de los Centauros. Efectivamente. — No emplees la palabra miedosa de las mujeres.

no sea que. promete liberar a Hesione y matar al enorme cetáceo. al mismo tiempo. A duras penas. quitándosela. velo ligero. Posteriormente se informó de que sólo podría salvar a la ciudad si entregaba su hija Hesione al monstruo. En efecto. por la reflexión de qué acción ha llevado a cabo al haber querido matar a Andrómaca y a su hijo. por haber sido abandonada por su padre y. — ¡Oh hija! ¿Qué vas a hacer? ¿Vas a maltratar tu cuerpo? ANTISTROFA a. — ¡Ay de mí. ESTROFA40 a. ay de mí! Me daré tirones en mi cabello y me haré crueles heridas. si Laomedonte le entregaba los de uñas. Salvada Hesione. — ¡Oh queridísimas amigas! Cómo se cumple en este día un mal que sucede a otro. estoy cansada de apartar a mi señora del nudo corredizo. tras haberse negado a pagar el salario convenido a Apolo y Posidón que le habían construido las murallas de Troya.Troya. Llegado Hércules a Troya. yo. ay. ay. como Laomedonte negara a entregar dichos caballos. La Nodriza le contesta en cada ocasión con trímetros yámbicos. sale de palacio huyendo de las manos de los criados. 26 . con deseo de morir. regresaste a Europa partícipe de la fama común. Parece que la desgraciada va a mostrar cuánto sufre por haber hecho cosas terribles. Pues bien. se vio afligido por un monstruo marino enviado por el dios del mar. 39 800 805 810 815 820 825 830 Laomedonte. en tres partes sin repuesta. en compensación por haberle raptado a su hijo Ganímedes. NODRIZA. — He aquí que escuchamos en palacio el grito de los criados por lo que tú has venido anunciando. luego. se lo impiden los criados guardianes y le arrebatan de la mano derecha la espada. en la casa. amigas. porque teme a su esposo. cuando ella quería colgar su cuello. en el que Hermione se expresa en dos estrofas y sus antistrofas y. Hércules saqueó Troya. quiere morir. Cuando vienen amigos nuevos son más persuasivos que los habituales. se vea expulsada deshonrosamente de este palacio o muera por haber intentado matar a quienes no debía. ay! Vete por el aire lejos de mis trenzas. Hasta tal punto se arrepiente y ha reconocido que no obró bien en lo anteriormente hecho. En efecto. a cambio de lo que ha hecho. la señora. — ¡Ay. obra de mis caballos divinos que en otro tiempo entregara Zeus a Tros. Vosotras id dentro de este palacio y libradla de la muerte. HERMIONE. abuelo de Laomedonte. HERMIONE. a Hermione me refiero. NODRIZA. 40 Tenemos aquí un amoibaion (=alternativo). CORIFEO.

— Tu marido te perdonará esta falta. maldita para los hombres! NODRIZA. ¿A qué estatua he de acudir como suplicante? ¿Acaso me he de postrar como esclava ante las rodillas de una esclava? Ojalá fuese yo ave de negras alas fuera de la tierra de Ptía o la nave de pino que. 27 . HERMIONE. «negras». me abandonaste. 41 42 835 840 845 850 855 860 865 Construcción braquilógica. — Lloro por la perversa audacia en que incurrí. NODRIZA. oh padre. HERMIONE. — ¿Pero si yo te dejara cuando no estás cuerda. bien después. — ¡Oh hija! Ni elogié aquel exceso. Ya no habitaré dentro de este techo nupcial. bien en la selva de las montañas. HERMIONE. falta del remo marino. NODRIZA. «Azul oscuro». — ¿Por qué tienes ese sufrimiento? Las desgracias enviadas por los dioses a todos los mortales llegan. — ¡Ay de mí. átate el peplo. sola en la costa. atravesó las Rocas Cianeas42. Es un sinónimo de las Simplegades. cuando cometías faltas contra la mujer troyana. HERMIONE. bien en el ponto. evidentes y no ocultas he hecho a mi esposo. Entiendase algo así como «¿Qué Ocurriría?». — Me abandonaste. — Hija. ESTROFA b. bien ahora. — ¿Por qué me arrebataste la espada de la mano? Devuélvemela. ¿Por qué me apartas del nudo? NODRIZA. para que los dioses de abajo se ocupen de mí cuando muera? NODRIZA. como primera nao de remos. cúbrete el pecho. ni tampoco tu miedo de ahora por el que temes en demasía. devuélvemela para que me la clave de golpe por delante. Me matará. — ¿Por qué he de cubrirme el pecho con el peplo? Cosas claras. querida. me matará. HERMIONE. ¡Oh maldita de mí. — ¿Sufres por haber urdido la muerte para la rival de tu matrimonio? ANTISTROFA b. para que murieras?41. en mi destino! ¿Dónde está la llama de fuego grata para mí? ¿Dónde he de subir a unas rocas.NODRIZA.

— ¡Oh Febo remediador! Así le concedas solución a sus penas. — ¡Eh! ¿Qué pasa? ¿Me equivoco o veo claramente aquí a la señora de palacio. Helena. hijo de Agamenón! A ti. Son palabras y gesto rituales del suplicante. Y tu padre no permitirá. dio a luz en el palacio de mi padre. me parece bien informarme sobre una mujer pariente mía. que te expulsen de este palacio tras haberte traicionado él. y de una ciudad no mediocremente rica. nos es querida. El distintivo del suplicante era una rama de olivo en la que se ponían guirnaldas de laurel o copos de lana. ORESTES. a la hija de Menelao? HERMIONE. si eres vista delante de esta mansión. Pues no te tiene a ti como una esclava procedente de Troya. — Mujeres extranjeras. ¿Qué pasa? ¿Te ocurren males 43 44 870 875 880 885 890 895 900 Elipsis de un verbo como «suplico». ¿es éste el palacio del hijo de Aquiles y la mansión real? CORIFEO. ORESTES. convencido por las palabras vulgares de una mujer extranjera. — Lo has conocido. se encamina hacia nosotras con gran interés por la casa. No ignores nada. Cintas con que se adornaban los suplicantes. 28 . para que no suscites algún insulto. Orestes de nombre. Pero. — El hijo de Agamenón y Clitemestra.Tu marido no va a rechazar así el matrimonio contigo. sin embargo. ORESTES. Mas entra dentro y no aparezcas delante de este palacio. de mí que estoy en situación no buena. por tus rodillas43: apiádate de mí por la desventura que ves. tal como tú temes. HERMIONE. pero cuando he llegado a Ptía. que va de viaje. ¿quién eres tú que preguntas esto? ORESTES. Pongo en tus rodillas mis brazos que no son inferiores a las ínfulas44. pues aunque habita unas llanuras lejanas de nosotros. CORIFEO. — He aquí que un extranjero de aspecto extraño. — ¡Oh puerto que te apareces a los marineros en la tempestad. por si vive y resulta que es feliz la espartana Hermione. — Precisamente a la única que una mujer hija de Tindáreo. sino por haberte tomado con mucha dote como hija de un hombre famoso. Voy al oráculo de Zeus en Dodona.

— Cosa mala has dicho: que un hombre tenga dos mujeres. y se ha marchado dejándome sola. salvo en lo relativo a su esposo? HERMIONE. — ¿Ama tu marido a alguna otra compañera de lecho en vez de a ti? HERMIONE. Bien me has inducido a confesarlo. — Unos de parte mía. que para eso mismo había venido desde Esparta. 920 915 910 905 29 . ORESTES. ORESTES. Y entonces yo me defendí. — ¿Y tenías alguno que participara contigo en este crimen? HERMIONE. ORESTES. otros de la de alguno de los dioses. la que había compartido el lecho de Héctor. ORESTES. — Entonces. — De eso mismo estoy enferma. ORESTES. HERMIONE. — Así mismo. ORESTES. ORESTES. — ¿Acaso maquinaste como una mujer contra otra mujer? HERMIONE. — La muerte contra ella y contra su hijo bastardo. que protege a los que son peores. ¿qué desgracia podría tener una mujer. ORESTES.de parte de los dioses o de los mortales? HERMIONE. — ¿Y los mataste o te lo impidió alguna circunstancia? HERMIONE. — ¿Y entonces ha sido vencido por el anciano en fuerza? HERMIONE. — He comprendido. — Sí. otros de la del marido que me posee. — El anciano Peleo. Temes a tu marido por lo hecho. — A la cautiva. cuando todavía no han nacido hijos. — Mi padre. Por todas partes estoy perdida. pero por respeto.

Una. y por eso enferman las casas de los hombres. o si. yo era señora del palacio. ORESTES. Las visitas de las malas mujeres me perdieron. 45 925 930 935 940 945 950 955 960 965 Hera. O seré esclava de una mujer ilegítima sobre la que yo dominaba antes. pues yo. Ahora bien. Ante eso guardad bien las puertas de vuestras casas con cerrojos y trancas. hábiles y astutas. es preciso que las mujeres oculten las enfermedades femeninas. querías librarte de este palacio. sino por si me dabas un motivo. Pero jamás. estas cosas te son perdonables. — Sabia cosa es la del que ha enseñado a los mortales a oír las razones empleadas por los contrarios. yo habría dado a luz hijos legítimos. corrompe el lecho. — Lo has entendido. Pues ¿qué necesidad de vigilar a mi marido. otra. por desenfreno. sino muchos males. muchas. y la tierra de Ptía me odiase. conociendo el trastorno de este palacio y la discordia tuya y de la mujer de Héctor. pues ellas son maestras de males. a «¿Cómo cometiste ese error?». por obtener una ganancia. para llevarte fuera de este palacio. cuando haya dejado el oráculo de Apolo.» Y yo. no podría disfrutar ella de mi lecho viendo los rayos del sol. Si mi marido llega antes a casa. Pues nada sano hacen las visitas de fuera por parte de las mujeres. 30 . ¿Qué necesidad hay de decirlo? Pero te lo suplico invocando a Zeus protector de la familia: llévame lo más lejos posible de esta tierra o al palacio de mi padre. no por respeto a tus cartas. que poseía cuanto precisaba? Mucha riqueza.. escuchando esas palabras de Sirenas. bastardos serán esclavos de los míos. quiere que tenga su misma enfermedad. espantada por miedo a la prisionera. En mi casa.. las cuales me hincharon de vanidad diciéndome frases como éstas: «¿Vas a soportar tú que la malvadísima prisionera esclava en tu casa participe del lecho contigo? No. por si ibas a quedarte aquí mismo. charlatanas listas. me dejé agitar por el viento en mi locura. He venido. al menos. me matará con razón. jamás —pues no lo diré sólo una vez— al menos los hombres sensatos que tienen mujer deben permitir que las mujeres hagan visitas a la esposa que está en casa. permanecía en guardia. por la Señora45. me matará del modo más vergonzoso. — Demasiado has lanzado tu lengua contra lo que te es connatural. invocada como protectora del matrimonio legitimo. y ella. como me has dado. por haber pecado. En efecto. pero. dirá alguno. CORIFEO. en cambio. Que parece como si este palacio dotado de voz me expulsara.HERMIONE. tenía yo. con todo.

Pues siendo mía antes. vives con este hombre por crueldad de tu padre. tras enterarse de que yo abandono el palacio. Él fue insolente. se enterará la roca de Delfos. le enseñará a no tomar por esposa a ninguna de las que me correspondían. 970 975 980 985 990 995 1000 1005 46 Las Erinis. — Mi padre se ocupará de mis desposorio y no es cosa mía decidir eso. Pues cosa admirable es el parentesco. Ni siquiera su cambio de opinión le va a beneficiar al rendirle justicia al dios ahora. me aguantaba con mis desgracias y. HERMIONE. Y no temas nada al hijo de Aquiles. con cabellera de serpientes y con serpientes también en las manos. Y. Y yo. pero. pues. por ser humilde. cuando se lleve a cabo. por verme desterrado de mi casa en el exilio que padecía. 31 . o que el anciano Peleo. Maquinación que no voy a decir de antemano. — Ánimo. Conocerá mi odio. no sabes qué hacer. Ahora. Pues una divinidad le da la vuelta al destino de mis enemigos y no les permite ser orgullosos. contándole mis desgracias y mi destino de entonces: que yo me podría casar con la hija de unos amigos. 47 El mismo Orestes. en lo que hace a la mano del anciano. vaya en pos de mí persiguiéndome a caballo. Tienen un aspecto horrible. injuriándome por el asesinato de mi madre y por las diosas de pies sangrientos46. sino que va a morir de mala manera por obra de éste y por mis calumnias. no sea que se me adelante mi marido en acercarse a la casa y venir. perdoné a tu padre y le pedí a Neoptólemo que abandonara su matrimonio contigo. Con amargo desenlace le va a pedir justicia al soberano Apolo por la muerte de su padre. a base de lazos de muerte inamovibles. El matricida47 si los juramentos de mis huéspedes se mantienen en la tierra pítica. pero que con una de fuera no sería fácil. sufría con las desventuras de mi casa. tres diosas encargadas de castigar los crímenes de sangre. si destruía la ciudad de Troya. privado de mi matrimonio contigo. caída en esta desgracia. especialmente los parricidios. ¡Cuántas insolencias cometió contra mí! Pues una gran trampa está preparada contra él por obra de esta mano. ORESTES. te prometió después a quien ahora te tiene. me fui a pesar mío. te llevaré lejos de tu palacio y te entregaré en manos de tu padre. ya que te encuentras en unas circunstancias que se te derrumban alrededor y que. Mas sácame de este palacio lo más pronto posible. y en las desgracias no hay nada mejor que un amigo familiar tuyo. sufría. una vez que regresó aquí el hijo de Aquiles. que tras haberte dado a ti como mujer antes de invadir las fronteras de Troya.

como «funestas». Se ha pensado en varias correcciones. que os pregunto. ¡Oh divinidad! ¡Oh Febo! ¿Cómo he de creerlo? ANTISTROFA 2. apasionado por la lanza. unos y otros bajo el influjo de Apolo. tras entregar sin honra la obra construida49 por vuestra mano a Enialio50. rey del mar. — Mujeres de Ptía. marino48. fue el fundador de Troya. Oh Febo. Pues me he enterado de un rumor no claro: que la hija de Menelao se ha ido abandonando este palacio. abuelo de Príamo.. En las orillas del Simunte51 uncisteis muchísimos carros de buenos caballos y causasteis luchas sangrientas de guerreros. La Hélade ha sufrido un mal. ni a los tuyos. abandonais la desdichada. cuando a ella. Ha perecido el Atrida a manos de su esposa54. os sobrevinieron tristes penas.CORO. que con negros caballos conduces tu carro por el piélago salado. 52 Unos lo interpretan como «no coronadas por la victoria». ESTROFA 1. 50 Epíteto de Ares. PELEO. 54 En un buscado paralelismo el Coro resalta los sufrimientos de las gentes de Troya y de los griegos. Y no a ti sola. Y yo llego con prisa para informarme de si eso es verdad. ¿Por qué. que dotaste de torres a la colina bien amurallada de Troya.. a diferencia de los certámenes atléticos. un mal. viniendo desde Argos. dios de la guerra. Otros. y las esposas abandonaban sus casas siguiendo a otro marido. «sangrientas». Por las plazas de los helenos muchas entonaban 1amentos por sus hijos desdichados. 32 . y el fuego del altar ya no está brillando en Troya con su humo perfumado en honor de los dioses. pues es preciso que los que están en casa se ocupen de la suerte de los seres queridos 48 49 1010 1015 1025 1025 1030 1035 1040 1045 1050 Posidón. el hijo de Agamenón. Hay dificultades en los manuscritos. 51 Río de Troya. Pasó también a los fértiles campos de los frigios como un huracán instalando sangre de Hades. ESTROFA 2. el matricida. faltas de coronas52. del dios vino la orden oracular que la castigó. pisando en las posesiones impenetrables. 53 lío. y ella pagó el crimen con su muerte a manos de sus hijos. informadme a mí. Del dios. Aniquilados se fueron los reyes descendientes de lío53. y tú. desdichada Troya? ANTISTROFA 1.

No me está bien ocultar en qué males me encuentro. — ¡Ay. no sea que la expulse de palacio. la señora se ha ido huyendo de este palacio. PELEO. PELEO. — ¿Abandona la mansión con su padre o con quién? CORIFEO. anciano Peleo. — Peleo. — El hijo de Agamenón se la ha llevado. En efecto. ay! ¡Cómo se recela algo mi corazón profético! MENSAJERO.que están de viaje. — Sí. — En el santuario sagrado de Loxias. 1070 1065 1060 1055 1075 33 . sacándola del país. — Por temor a su esposo. y también prepara la muerte para el hijo de tu hijo. infeliz de mí. con ayuda de los delfos. — ¿Qué miedo la dominó? Concrétamelo. ¿Es que no va a ir uno a toda prisa a la casa pítica y les contará lo que pasa aquí a los nuestros que están allí. — ¿Por su intención asesina respecto al niño? CORIFEO. y a los amigos de mi señor. CORIFEO. oh anciano. PELEO. — No existe el hijo de tu hijo. — ¡Ay de mí! Esto es terrible de veras. PELEO. has de saber. — ¿Qué esperanza intenta cumplir? ¿Acaso quiere hacerla su esposa? CORIFEO. — Sí. Tales heridas de espada recibió por obra de los delfos y del extranjero de Micenas. — ¡Ay de mí! Qué desgracias. antes que el hijo de Aquiles muera por obra de sus enemigos? MENSAJERO. vengo a contarte a ti. PELEO. — ¿Con trampas o yendo a la batalla a rostro descubierto? CORIFEO. CORIFEO. PELEO. y por miedo a la prisionera. lo has oído perfectamente. PELEO.

— Nada soy. y que se ha presentado por segunda vez para lo que ya vino antes. — ¡Oh destino! ¡Cómo me asedias en los límites extremos de mi vejez. 34 . eh! ¿Qué vas a hacer. los que en Delfos tenían por misión acompañar a los suplicantes e introducirlos ante el oráculo divino. — ¡Eh. 1085 MENSAJERO. Y eso era sospechoso. Pues en otro tiempo le pedí que me rindiera justicia por la sangre de mi padre. Pues quiero oír.» Entonces se veía que tenía gran fuerza el relato de Orestes. un malvado oleaje se corría por la ciudad. lo que no debiera oír. — Una vez que llegamos a la famosa comarca de Febo pasamos tres brillantes vueltas del sol entregando nuestros ojos a la contemplación. me han fallado las articulaciones por dentro. pusieron una guardia en la mansión circundada de columnas. Y uno dijo lo siguiente: «¡Oh joven! ¿Qué le hemos de pedir al dios por ti? ¿Por qué motivos has venido?» Y él dijo: «Queremos ofrecer reparación a Febo por nuestra falta anterior. El hijo de Agamenón. no informados todavía de nada de eso. Está en el sacrificio. a cada uno le decía al oído palabras malintencionadas: «¿Veis a ese que se recorre las grutas del dios repletas de oro. para suplicar a Febo delante del lugar de los oráculos. tras coger unos corderos. MENSAJERO. PELEO. cuantos estaban encargados de las riquezas del dios. en particular. 57 Es decir. se encuentra 55 56 1080 1090 1095 1100 1105 1110 Eufemismo (= ha muerto). Levántate. En tanto. En su falda se encontraba el Oráculo. tratando de destruir el templo de Febo?» A partir de esto. El habla me ha fallado. El pueblo administrador del dios acudía a reuniones y círculos. oh anciano? No te caigas.CORIFEO. desdichado de mí! ¿Cómo se ha ido55 el hijo único de mi único hijo? Indícamelo. Y nosotros. crianza del follaje del Parnaso56. recorriendo la ciudad. Los magistrados ocuparon sus puestos convocando a los consejos y. Penetra él dentro de la plataforma del templo. por si realmente quieres vengar a los tuyos. Monte consagrado a Apolo. PELEO. — Yergue tu cuerpo y escucha lo ocurrido. a pesar de todo. desde luego. tesoros de los mortales. fuimos y nos pusimos junto al altar con los próxenos57 y los adivinos píticos. sobre que mi señor mentía porque había venido con ideas hostiles. Me he perdido.

Marcha él hacia atrás. Habrías visto las terribles danzas pírricas58 de tu hijo59 al defenderse de los dardos. tras abandonar el hornillo del altar donde se reciben las víctimas y dar con sus pies el salto de Troya60. Como lo rodeaban desde cerca en círculo sin darle respiro. desde el centro del santuario. dardos. después de arrancar de los clavos una armadura colgada de la entrada. Un griterío impío. él. que yacía ya cadáver cerca del altar. tras recogerlo de prisa con nuestras manos. Machacado desde todas partes por ese denso granizo. 60 Famoso sitio troyano. pues no se encuentra herido en sitio vital. 59 En realidad. apuñalan a traición al indefenso hijo de Aquiles. Entonces el hijo de Aquiles cae herido en el costado por una espada afilada a manos de un delfio que lo mató con la ayuda de otros muchos. te lo traemos para que lo gimas 58 1115 1120 1125 1130 1135 1140 1145 1150 1155 1160 Danza guerrera de ataque y contraataque. Saca una espada. cuchillos de degollar toros. Caían muchos revueltos. en cierto momento. quedó en pie mi señor resplandeciendo con sus armas brillantes. tendía por delante las armas y vigilaba los ataques extendiendo el escudo aquí y allá con su brazo. gritó de modo terrible y horripilante. estando de cara. ¿quién no le endosa el hierro? ¿Quién no una piedra. sino que con las manos le tiraban piedras. disparándole y golpeándolo? Todo su cuerpo de hermosa figura está destrozado a causa de heridas terribles. en las carreras por pasos estrechos. donde Aquiles saltó a tierra desde su nave. volviendo la espalda se dieron a la fuga. y grita a los hijos de los delfos preguntándoles esto: «¿Por qué tratáis de matarme a mí que he venido en viaje piadoso? ¿Por qué causa perezco?» Ninguno de los innumerables que había a su lado replicó nada. suplica al dios. armados con espadas afiladas. 35 . sino que muchos proyectiles a un tiempo. Y cuando cae en tierra. Y nosotros. avanza contra ellos.apostado contra él un grupo dotado de espadas. lo echaron fuera del templo que acepta las víctimas. A él. se pone en pie sobre el altar como hoplita terrible de ver. De todo lo cual el único urdidor era el hijo de Clitemestra. volaban delante de sus pies. y ellos. tanto por las heridas como a causa de ellos mismos. Neoptólemo. e impulsó al pelotón volviéndolo a la lucha. Hasta que uno. como palomas que han visto un halcón. En calma. tu nieto. Y éstos. «de color de fuego»). y dardos sueltos de punta doble. dentro de la piadosa mansión. No falta quien relacione esto con Pirro («el pelirrojo». Pero nada conseguía. cubierto de sombra por un laurel. jabalinas de correa en medio. retumbó en las rocas.

me extingo. ya no me quedan hijos en palacio. sino haber perecido antes por obra de un rayo. Pues recibes en tu casa al retoño de Aquiles. matrimonio que has aniquilado este palacio y mi ciudad! ¡Ah.y llores con tus lamentos. ay! ¡Oh ciudad tesalia! Estoy perdido. anciano. anciano. Encontrándote personalmente entre penas terribles has venido a compartir su mismo destino. — ¡Ay. de antiguas disputas. y barbilla y manos! ¡Ojalá un ser divino te hubiera aniquilado al pie de Ilión a lo largo de la orilla del Simunte! CORO. ¡Oh desdichado de mí a causa de mis desgracias! ¿De qué ser querido disfrutaré ya echándole la mirada? ¡Oh querida boca. y tu situación sería así bastante más dichosa. — ¡Ay. Se acordó. 63 Los versos 1189-1193 están corruptos probablemente. ay. como un hombre malvado. 36 . y lo honres con un sepulcro de tierra. al hijo de Aquiles cuando le rendía justicia. — ¡Ay de mí! ¡Qué clase de mal veo aquí y lo recibo en mi mano en mi palacio! ¡Ay de mí. entonces. podría él ser sabio? CORO. Ya no tengo linaje. — Que. PELEO. PELEO. tú. — He aquí que se acerca a la casa mi señor. contra un dios63. ruina. oh des61 62 1165 1170 1175 1180 1185 1190 1195 1200 Apolo. hijo. un Hades62 para ti. pleitos y hacer justicia. el juez de los derechos de todos los hombres. Entre sus atribuciones estaba la de dirimir. Jamás debiste haber inculpado a Febo por su habilidad con el arco por la muerte. ay! En respuesta lloro. Muerte. PELEO. de origen divino. por ello. no como tú quisieras. ay. ay. ESTROFA 1. CORO. ANTISTROFA 1. ése habría sido honrado tras morir. ay. de tu padre. ay! Empezaré a gemir a mi señor muerto con el tono de los dioses de abajo. ¿Cómo. ESTROFA 2. jamás debió haber caído sobre mi linaje en busca de hijos y hogar. Desdichado el que sufrió y desdichado también tú. Tales daños causó el señor que profetiza para otros61. de Hermione. un mortal. ah! ¡Oh hijo! El mal nombre de tu esposa. transportado a hombros desde la tierra de Delfos. anciano. ay de mí! ¡Ay. — ¡Oh matrimonio.

Tetis. ¡ay de mí. oh! ¿Qué se está moviendo? ¿A qué divinidad diviso? Muchachas. ciudad. desdichado de mí. habita en el fondo del mar. — Ya no tengo ciudad. — ¡Oh anciano desdichado que has sufrido y visto desastres!. mirad. y tú. prestad atención. CORO. — Volando se ha ido todo. abandonándome a mí. anciano. tras abandonar las 64 65 1205 1210 1215 1220 1225 1230 En realidad. — Mejor sería que tú. hubieras muerto antes que tus hijos. yace. oh hija de Nereo. vengo yo. la de los antros oscuros67 perdido del todo me verás caído [en tierra]. — ¡Oh querido! Dejaste tu casa desierta.. en gracia a mi matrimonio de otrora contigo. sin alcanzar un límite de mis males aguantaré mis sufrimientos hasta el Hades65. CORO.. — Peleo. inmortal esposa de Peleo. CORO. 67 La diosa Tetis. ay de mi!. Este cetro váyase [a tierra]66.dichado de mí. 66 Notas escénicas interpoladas. — En vano te hicieron rico en tu boda los dioses. anciano e infeliz. 37 . He aquí que un ser divino. PELEO. CORO. PELEO. Es decir. solo. de un hijo y de un nieto. TETIS. — Sin hijos. avanza por encima de la llanura de Ptía. PELEO. — ¡Oh. CORIFEO. — ¿Es que no me voy a arrancar la cabellera? ¿Es que no me daré en la cabeza el golpe funesto de mi mano? ¡Oh ciudad! De dos hijos64 me despojó Febo. — De un dios es el destino. lejos de mi jactancia soberbia. — Das vueltas solo por tu palacio solo. hasta la muerte. ¿qué vida llevarás en lo sucesivo? PELEO. viejo y sin hijos. ANTISTROFA 2. criadora de caballos. CORO. cruzando por el éter brillante. un dios mandó la desgracia. PELEO.

A partir de él es preciso que un rey detrás de otro gobiernen contentos en Molosia. 70 Padre de Peleo. como un oprobio para los delfos.mansiones de Nereo. vivirás ya en lo sucesivo junto a mí. perdí a mi hijo Aquiles rápido de pies. Mas márchate a la ciudad de Delfos fundada por los dioses. en absoluto. después de haberte librado de las desgracias mortales. Y a ti. la que debía dar a luz hijos que no producen llanto68. etcétera. dentro del Ponto Euxino73. verás a Aquiles. Y lo primero. Zeus y Posidón habían querido casarse con Tetis. te pido que no te acongojes demasiado. es decir. y. después de haberlo tenido de ti. 73 No todas las fuentes mitográficas nos dan la Costa Blanca como residencia de Aquiles después de su muerte. ya. el primero de la Hélade. Andrómaca digo. Neoptólemo se llevó consigo a Andrómaca y Heleno al país de los molosos. Pues también se ocupan los dioses de ella. ganados. En cuanto al Mar Negro. Habiendo sido capturado por los griegos se vio obligado a relatarles los oráculos que se referían a las condiciones requeridas para la toma de Troya. pero pasó a llamarse Euxíno (eúxeinos). Aguarda 1235 1240 1245 1250 1255 1260 1265 Es decir. «favorable pan a los extranjeros». por los males presentes. aunque haya caído por deseo de Palas71. un dios con una diosa. es preciso que habite en la tierra molosia. el único que ha quedado ya de los de la estirpe de Éaco70. te haré dios inmortal e imperecedero. A éste que ha muerto. por lo que desistieron de ese matrimonio. Pues no ha de ser destruido hasta ese punto tu linaje ni el mío. pero se enteraron por medio de Temis (o de Prometeo) de que el hijo que naciera de tal unión sería más fuerte que el padre que lo engendrara. para que conozcas mi agradecimiento por haberte casado conmigo [siendo yo una diosa e hija de un padre dios]72. ni tampoco el de Troya. Caída la ciudad. en la mansión de Nereo. anciano. con el fin de que el sepulcro anuncie el asesinato violento de la mano de Orestes. «desfavorable para los forasteros». cuando lo ocultes en la tierra. entiérralo cuando lo lleves al altar pítico. y también este niño. unida con Héleno69 en matrimonio legítimo. Desde allí. dotado de la capacidad de profetizar. llevándote este cadáver. Pues yo. 71 Palas Atenea y Hera sentían hostilidad hacia Troya. hay que decir que se le llamó en cierto momento Axino (dxeinos). inmortales. que habita en su mansión isleña de la Costa Blanca. sacando del ponto tu pie seco. por haberse visto postergadas en el famoso juicio. luego. 69 Hijo de Príamo. 72 Pasaje interpolado probablemente. y tú acéptalo. Y la mujer prisionera. ve a la profunda ensenada del viejo arrecife de Sepia74 y siéntate. Y. en el que Paris consideró a Afrodita la más hermosa. o sea. queridísimo hijo tuyo y mío. 68 38 . quizá por dar acceso a regiones muy ricas. al hijo de Aquiles. sobre todo desde el punto de vista agrícola — trigo. Te indicaré a causa de qué he venido.

1270 1275 1280 1285 74 En Tesalia. Calmo ya mi tristeza al mandarlo tú. tomó la figura de sepia. aunque traiga para su casa una dote muy rica? Pues jamás les saldrá mal a causa de los dioses. 75 Monte de Tesalia. ¿no va a ser preciso que cualquiera que piense bien se case con una hija de padres generosos y dé a su hija en matrimonio a gentes de bien y que no desee un matrimonio malo. diosa. hija de Nereo. salve! Haces esas cosas de manera digna de ti y de los hijos nacidos de ti.hasta que llegue yo. 39 . Entonces. — Muchas son las formas de lo divino y muchas cosas deciden los dioses inesperadamente. Pues debes soportar lo que está decretado. Tal resultó este asunto. Y cesa en tu tristeza por los que están muertos. Realmente a Zeus le parece bien eso. y la solución de cosas inesperadas descubre un dios. PELEO. y se debe morir. — ¡Oh marina! ¡Oh noble compañera de lecho. entre otras formas que adoptó Tetis tratando de huir de las manos de Peleo. pues esa sentencia ha sido decidida por los dioses para todos los hombres. y cuando entierre a éste iré a los repliegues del Pelión75 donde cogí tu hermosísimo cuerpo con mis manos. CORO. Según la leyenda. cuando coja del mar el coro de las cincuenta Nereidas. Lo esperado no se cumple. acompañante tuyo.

Argumento [editar] Contexto [editar] Andrómaca. Andrómaca replica que la culpa de ese odio no es por ninguna droga que haya hecho para propiciar la esterilidad de Hermíone. En ese momento llega Hermíone y acusa a Andrómaca de ser la responsable de su esterilidad y ser por ello odiada por su marido. Le informa que será degollada y que con respecto a la posible muerte de su hijo. Con su amo había tenido un hijo. será Hermíone la que decida. Andrómaca envía entonces a través de su esclava un mensaje al anciano rey Peleo. y la insta a salir del recinto sagrado. Neoptólemo había ido a Delfos para tratar de ganarse el favor del dios Apolo. abuelo de Neoptólemo. pero ésta se niega.Andrómaca (obra) De Wikipedia. Mientras. Hermíone se dispone a matar a Andrómaca. 40 . tras haber enviado en secreto a su hijo a otro lugar. la enciclopedia libre Saltar a navegación. Andrómaca replica que si él y su hija cometen un crimen. el hijo de Aquiles. Sin embargo más tarde Neoptólemo se había casado con Hermíone. y ésta. Poco después aparece Menelao con el hijo de Andrómaca y le dice que si no abandona el recinto sagrado. Andrómaca abandona el recinto sagrado y es tomada prisionera por Menelao. C. Conversaciones en el recinto sagrado [editar] Una esclava informa a Andrómaca su hijo corre peligro puesto que Menelao ha partido con la intención de encontrarlo y matarlo. matará a su hijo. después del saqueo de Troya había sido conducida a la ciudad de Ptía y tomada como esclava por Neoptólemo. búsqueda Andrómaca es el título de una tragedia de Eurípides datada aproximadamente hacia el año 425 a. se había refugiado en el santuario de Tetis para tratar de protegerse. Por fin. Hermíone y su padre Menelao deseaban la muerte de Andrómaca y de su hijo. que había sido la esposa de Héctor. serán juzgados y además Neoptólemo se vengará de ellos. sino por el orgullo de ésta y por sus celos.

pero los criados lo impiden. Muerte de Neoptólemo [editar] Un mensajero informa al anciano Peleo de que su nieto Neoptólemo ha sido asesinado por hombres de Delfos y por Orestes. que se dirigía al oráculo de Dódona y al pasar por Ptía busca noticias de Hermíone. Discute con Menelao y le reprocha la decisión que tomó de tratar de recuperar a Helena y la cobardía que luego mostró en Troya. Aparición de Orestes [editar] Hermíone. un hijo de Príamo que había sobrevivido. y vivir en Molosia junto con su hijo y anuncia a Peleo que cuando muera habitará a su lado en el fondo del mar. 1985. que había sido esposa de Peleo y ordena éste que entierre a su nieto en Delfos. que sería deshonroso que si Hermíone no tiene hijos deba reinar el hijo de una extranjera y que Helena no se fue por su propia voluntad. Menelao responde a Peleo que él también debería odiar a Andrómaca por ser pariente del que mató a su hijo Aquiles. Orestes había ido diciendo a la población de Delfos que Neoptólemo se disponía a destruir el templo de Apolo y por tanto no creyeron a Neoptólemo cuando éste dijo a los adivinos que llegaba en misión piadosa y fue por ello lapidado y acuchillado. Por último aparece la nereida Tetis. Madrid. Se produce entonces la llegada de Orestes. PERSONAJES 41 . Tragedias I. sino por voluntad de los dioses. intenta suicidarse. Además dispone que Andrómaca debe casarse con Héleno. Orestes accede a ello y además idea un plan para matar a Neoptólemo. que había sido prometida a él antes de que Menelao cambiase de opinión y la ofreciese a Neoptólemo. Hermíone le suplica que la proteja y así poder escapar con él de vuelta a Esparta.Intervención de Peleo [editar] El anciano Peleo llega en ese momento y trata de impedir la muerte de Andrómaca y su hijo. tras la marcha de su padre y previendo que cuando Neoptólemo regrese la repudiará por haber tratado de matar a Andrómaca y a su hijo. Bibliografía [editar]  Eurípides. Cátedra. Peleo se dispone a desatar las manos de Andrómaca. hijo de Agamenón y Clitemnestra. Menelao no se atreve a impedirlo y anuncia que debe regresar a Esparta pero que volverá para exigir que Andrómaca sea castigada. Edición de Juan Antonio López Férez.ISBN 84-376-0545-8.

hija de Nereo y Doris. Menelao se convirtió en rey de Esparta y se casó con Helena de Troya. rey de Troya. HIJO DE ANDRÓMACA PELEO: fue el padre de Aquiles. esposa de Peleo. quien sería raptada por Paris.ANDRÓMACA: La esposa de Héctor. Era hija de Eetión. el rey de Tebas que pereció. reyes de los mirmidones de Egina. junto con sus siete hijos varones. MENELAO: era el hijo menor de Atreo y Aérope. 42 . la más famosa de las Nereidas. y hermano de Agamenón rey de Micenas. a manos de Aquiles en el octavo año del sitio de Troya. MENSAJERO TETIS: Madre de Aquiles. Era hijo de Éaco y de Endeis. NODRIZA ORESTES: el único hijo varón de Agamenón y Clitemnestra. por lo cual Aquiles es llamado a veces el Pelida (hijo de Peleo). ESCLAVA CORO HERMIONE: era hija de Menelao y Helena. dando lugar a la famosa guerra. hijo de Príamo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful