Ampliando la Democracia desde el Presupuesto Participativo

Ricardo Romero. Politólogo UBA/UNSAM. Profesor Titular Regular “Ética Política y Mecanismos de Transparencia Pública” UCES www.eticaytransparencia.com.ar
Es justo que los pueblos esperen todo bueno de sus dignos representantes; pero también es conveniente que aprendan por sí mismos lo que es debido a sus intereses y derechos. Mariano Moreno, 1810

En los albores de la nación, un joven jacobino alentaba a la ciudadanía a tomar cuidado sobre el buen funcionamiento del gobierno. Doscientos años después, sus palabras recobran fuerza y vigor frente a una Democracia que tras un largo derrotero, donde tuvo que superar experiencias autoritarias, ahora tiene nuevos desafíos frente a procesos que tienden a debilitarla. Durante la década del ochenta, al igual que muchos países latinoamericanos, las instituciones democráticas en Argentina recuperaron su vigencia desde 1983. En ese momento, se manifestaba una Crisis del Estado de Bienestar a nivel mundial, que provocaría la expansión de políticas neoliberales a escala planetaria. El nuevo esquema de gestión redujo considerablemente los márgenes de acción estatal y, con ello, las conquistas sociales, que permitían dar una contención social en el marco de las repúblicas democráticas del capitalismo occidental, se perdían ante los designios del mero funcionamiento del mercado (Gomes Silva, Ilse, 2003, p. 46). Crisis de la Democracia Esta tendencia provocó una crisis política, cuyo punto cúlmine podría ponerse en 2001, producto un modelo de acumulación que excluía a bastos sectores sociales, al desmantelar las potencialidades productivas y los controles institucionales. La visión neoliberal, redujo el concepto de Estado a la mera administración pública, dando como efecto una orientación hacia la profesionalización de la política, acotándola a la mera actividad de la gestión de la res pública, donde los tecnócratas pasaron a tener mayor capacidad de decisión que la ciudadanía misma, ejecutando políticas que se presentaban 2002). Así, el concepto de Democracia, orientado a propiciar un gobierno del pueblo, quedó sumamente distorsionado en este contexto. Claramente, se produjo un hiato entre la como técnicas administrativas cuando estaban inspiradas en el neoliberalismo (Sánchez, Felix,

Sociedad Civil y el Estado, donde los gobernantes respondían más a los lineamientos de organismos internacionales que a las voluntades populares, dejando a las Democracias sometidas ante una virtual dictadura del mercado (Borón, Atilio, 2001). A una década, pareciera que países como Grecia y España corren el mismo destino, donde sus gobiernos se subordinan al esquema de ajuste permanente. Presupuesto Participativo para recuperar la Democracia Contrario a esta tendencia, desde 1989, como programa alternativo al neoliberalismo se desarrollan exitosas experiencias de gestión en Brasil. Con el nombre Orçamento Participativo se propone superar la democracia representativa por un mecanismo de gestión popular. Un espacio público no estatal es la forma de definir una nueva forma de participación y organización popular que propone contraponer al designio ortodoxo de los ajustes fiscales una nueva democratización de la administración pública que reoriente los fondos estatales hacia el desarrollo económico y no los subordine a los vaivenes del capital financiero especulativo (Pont, Rául, 2000, p. 108). La determinación sobre las prioridades en la estructura de partidas presupuestarias replantea el desarrollo de la Democracia. Repolitizar la gestión pública, repensar las políticas estatales y abrir la participación, marcan un nuevo horizonte en la ciudadanía y en la política en sí, que si bien comenzó como un replanteo del socialismo (Dutra, Olivio, 2001). Porqué estudiar el Presupuesto Participativo Frente a la crisis de legitimidad que sufren las democracias representativas y que afecta el funcionamiento de las instituciones, el Presupuesto Participativo se propone como un mecanismo que pretende cerrar el hiato que se produjo entre la Sociedad Civil y el Estado, donde parece que las y los gobernantes están condicionados por un contexto de globalización que extendió los preceptos del Consenso de Washington, que debilitaron el accionar del Estado y la capacidad de inclusión social. Por eso, las ciencias sociales, y en especial la Ciencia Política, deben darse un espacio para reflexionar al respecto. Es preciso investigar y perfeccionar los mecanismos que propone el Presupuesto Participativo como forma alternativa para reforzar la Democracia y la ciudadanía política, y no de forma apologética. De hecho, desde la misma experiencia brasileña, se desarrolló un balance del proceso, con el título “Orçãmento Participativo no olhar do mundo” se realizó un encuentro en el

2001 que críticamente evaluó la gestión a fin de para buscar su transformación. De ese evento participaron diferentes intelectuales que investigan el tema (Verle João y Brunet, Luciano, 2002). Lo cierto, es que el proceso de Presupuesto Participativo a nivel macroeconómico, genera tendencias que el revierten ciertos procesos del neoliberalismo (Barcelos, Adair, 2000) y a la vez, abre un Espacio de Deliberación que reconstituye ciudadanía y otorga poder popular, redefiniendo la teoría democrática (Wainwright, Hilary, 2005), tanto en el marco del rol del Estado y la redes sociales (Baiocchi, Gianpaolo, 2003), incluso sobre la planificación en la política del gobierno (de Azevedo Sergio y Barroso, Fernández, 2005). Reflexiones teóricas sobre la Democracia Participativa Desde campo socialista, y en el plano teórico, Nicos Poulantzas en su comprensión de Democracia Avanzada proponía generar una nueva forma de articular la movilización y la participación popular en el Estado (Poulantzas, Nicos, 1979). A partir de la experiencia brasileña, existen diferentes reflexiones, como la de Raúl Pont que propone recuperar la radicalidad democrática roussoniana frente al ideal lockiano de representación para un proyecto de transformación (Pont, Raúl, 2002, p. 81). Por su parte, Ubiratán de Sousa señala la nueva relación que el Presupuesto Participativo plantea entre la Democracia Indirecta y Directa (Ubiratán de Sousa, 2001). Desde un ángulo académico, en su tesis doctoral, Luciano Fedozzi plantea una flexibilización participativa a la rígida estructura burocrática weberiana (Fedozzi, Luciano, 2001). También el tema despertó el interés a organismos internacionales que focalizaron el mecanismo como una forma de accountability social (Cabannes, Ives, 2003), o del campo académico por el análisis de esta nueva relación entre Estado y Sociedad Civil (Avritzer, Leonardo y Navarro, Zander, 2003). De hecho, esta práctica se convirtió en un mecanismo que reestablece la relación entre Sociedad Civil y Estado, e introduce cambios en las prioridades de la administración, al propiciar instrumentos de participación ciudadana para deliberar sobre las necesidades y requerimientos de la gente. (Romero, 2008). Conceptualización del Presupuesto Participativo Es preciso comprender que el Presupuesto Participativo no es un sistema sino un proceso. Se trata de una construcción colectiva que se va desarrollando en cada lugar a partir de sus particularidades políticas y sociales, que puede tener avances y retrocesos,

éxitos y fracasos. Por lo tanto, no se puede implementar a partir de la copia de un modelo. Cada experiencia debe construir su propia metodología participativa. En este sentido, la forma de aplicación del Presupuesto Participativo depende de los objetivos que se tengan en el proceso de gestión como Base Política del desarrollo del mismo. Por otra parte, es importante comprender la Base Social en la que se quiere desarrollar el Presupuesto Participativo, teniendo presente el grado de participación existente, que fijaría puntos de partidas desde donde y cómo generar participación. Por último, la Base Institucional es un límite a tener presente, básicamente en lo que se refiere a los procedimientos legales, institucionales y administrativos del diseño del Presupuesto Participativo. • A nivel institucional: Cabe destacar que las nuevas constituciones rescatan la idea de Democracia Participativa, incorporando institutos con Consulta y Decisión. Estos preceptos deben estar radicalizados en las propuestas de participación que se generen y propongan. • A nivel social: La implementación del Presupuesto Participativo dependerá en gran medida de la capacidad de potenciar las formas elementales de participación comunitaria a través de clubes, sociedades de fomento, cooperadoras escolares, etc. Es imprescindible impulsar una Sociedad activa con capacidad de autoorganización. • A nivel política: Por un lado, el compromiso del partido de gobierno con la dinámica participativa es de suma importancia para apuntalar el proceso del Presupuesto Participativo. A su vez, el PP dinamiza la relación entre gobierno y oposición en la medida que puede contribuir a fortalecer la obra de gobierno que es consensuada por la población. Y siguiendo la línea de Tarso Genro (2001, p. 18) si se quiere radicalizar la democracia, de deben seguir ciertos principios básicos como: generar un espacio de deliberación, estructuras directas de participación, mecanismos de consultas periódicas, un sistema control y un ámbito permanente de elaboración del Presupuesto. Alcances del Presupuesto Participativo Recientemente, el Banco Mundial desarrolló una investigación cuyos resultados publicó en Brazil - Toward a more inclusive and effective participatory budget in Porto Alegre. City Development Strategy 2008. El trabajo se desarrolló bajo cinco preguntas clave: a¿cómo la calidad de la participación puede ser mejorada con el Presupuesto Participativo?

b- ¿cómo la relación entre el Presupuesto Participativo y el control fiscal puede ser fortalecida? c- ¿cómo la capacidad del Presupuesto Participativo para monitorear la ejecución de las prioridades presupuestarias puede ser mejorado? d- ¿cómo puede establecerse un sistema coherente de contabilidad social, a partir de la vinculación entre el Presupuesto Participativo y las diferentes formas de participación? y por último, e¿cuáles son los impactos sociales y fiscales del Presupuesto Participativo?. Esta indagación muestra la preocupación por consolidar experiencias participativa a partir de generar más inclusión y una efectiva participación en el desarrollo del Presupuesto. Sin embargo, cabe preguntarse si el Presupuesto Participativo abrió un nuevo diálogo entre los vecinos/as y la gestión, especialmente, si se tiene presente la vulnerabilidad en el que se encuentran los sectores excluidos de la argentina para la participación democrática y las dificultades que enfrentan para una participación de escala local (Merklen, Denis, 2005) y las modalidades de nuevas formas clientelísticas de acción estatal (Trota, Miguel, 2003) o de reorganización de sus prácticas colectivas (Forni Floreal, 2002). Lo que puede llevar al Presupuesto Participativo a ser un instrumento de legitimidad del gobierno o una herramienta construcción de poder popular (Ladizesky, Pablo y Casparrino, Claudio, 2004). Si bien es cierto que para que el Presupuesto Participativo devenga en un proceso de radicalización democrática los mecanismos del proceso resultan importante para viabilizar la participación (Brose, Markus, 2001), lo cierto es que pesan los condicionantes sociodemográficos, políticos y culturales en la relación entre Estado y Sociedad Civil. En definitiva, la Democracia Participativa –como forma superadora a la Representativaencuentra en el Presupuesto Participativo un mecanismo que permite abrir un diálogo del Estado (como promotor de políticas participativas) con la Sociedad Civil (se entiende por ésta a las y los ciudadanos activos, organizaciones no gubernamentales, partidos políticos, grupos vulnerados, etc.) para el diseño de políticas públicas a partir metodologías participativas en los Gobiernos Locales, así como a nivel provincial o nacional.

Bibliografia Avritzer, Leonardo y Navarro, Zander, A inovação democrática no Brasil, Cortez Editora, 2003. Baiocchi, Gianpaolo, “Emergent Public Spheres: Talking Politics in Participatory Governance”, American Sociological Reviw, Vol. 68. Barcelos, Adair, Porto Alegre uma cidade que conquista, Artes e oficios, Porto Alegre, 2000. Banco Mundial, Brazil - Toward a more inclusive and effective participatory budget in Porto Alegre. City Development Strategy 2008 Borón Atílio, A caruja de Miverva. Mercado contra a democracia no capitalismo contemporâneo, Vozes – CLACSO, São Paulo, 2001. Brose, Markus (comp.), Metodologia Participativa, Tomo Editorial, Porto Alegre, 2001. Cabennes, Ives, “A lesson on Participatory Budgeting from America Latina”, Revista Habitat, UNHabitat, abril, 2003, Vol. 9, Nº 1. Chavez, Daniel y Goldfrank Benjamin, Izquierda en la Ciudad, Participación en los Gobiernos Locales de América Latina, Icaria, 2004. Coelo, Denilson; Lubambo, Catia; Melo, Marcus, Orgs. Diseño institucional y participación política, Clacso Libros. 2006 Dagnino, Evelina. Org. Sociedade Civil e Espaços Públicos no Brasil. Paz e Terra, 2002 Dagnino, Evelina; Olvera, Alberto; Panfichi, Aldo, A disputa pela construçao democrática na América Latina. Paz e Terra, 2006 de Azevedo Sergio y Barroso, Fernández, Construindo a democracia, Revan Editora, Belo Horizonte, 2005. Dutra, Olivio, Orçãmento Participativo e socialismo, F. Abramo, São Paulo, 2001. Fedozzi, Luciano, Orçãmento Participativo,Reflexões sobre a experiencia de Porto Alegro, TOMO Editorial, Porto Alegre, 2001. Forni Floreal (comp.), De la exclusión a la organización, Ciccus Ediciones, Buenos Aires, 2002. Genro, Tarso, Instituições políticas no socialismo, F. Abramo, São Paulo, 2001. Gomez Silva, Ilse, “Reflexões sobre a “crise” do Estados nas décadas de 1980 e 1990”, em Democracia e participação na “Reforma do Estado”, Cortez Editoria, São Paulo, 2003. Gugliano, Alfredo, “SOBRE O ATO E O EFEITO DE PARTICIPAR: o caso da descentralização participativa de Montevidéu”, www.democraciaparticipativa.org, 2006. Ladizesky, Pablo y Casparrino, Claudio, Presupuesto Participativo: ¿Herramienta legitimante o construcción del poder popular?, Departamento de Estudios Políticos del Centro Cultural de la Cooperación, Cuadernos de Trabajo Nº 52, 2004. Lerner, Josh y Schguerensky, “La dimensión educativa de la democracia local: el caso del presupuesto Participativo”. Revista Temas y Debates, Septiembre 2007. Merklen, Denis, Pobres ciudadano, Gorla Editorial, Buenos Aires, 2005. Pont, Raúl, “Legalidade e legitimidade do Orçãmento Participativo”, en Democracia, participação e cidadanía, uma visão de esquerda, Livraria Palmarinca Editoria, Porto Alegre, 2000. Pont, Raúl, “Democracia Participativa e o Poder Local” A estrela necessária, Veraz, Porto Alegre, 2002. Pont, Raúl; Romero, Ricardo, Un nuevo contrato social. Ediciones Cooperativas, Bs. As., 2004. Poulantzas, Nicos, Estado, poder y socialismo, Siglo XXI, México, 1979. Restepo, Darío, “Eslabones y precipicios entre participación y democracia”, Revista Mexicana de Sociología, vol. 63, México, 2001, pp. 167-191. Revista Demos Participativa, Vol. 1, número 1, 2008; Vol. 1, número 2, 2009; y Vol. 2, número 3, 2009. Publicación de la Asociación Civil Mariano Moreno. Rodgers, Dennis, “Subverting the spaces of invitation? Local Politics and Participatory Budgeting in Post-crisis. Buenos Aires, 2001-2004”, LSE, WP 72, 2005. Romero, Ricardo, Democracia Participativa. Una utopía en marcha, Compilador, Edic. Cooperativas, Bs. As., 2005. Romero, Ricardo, “Presupuesto Participativo. Análisis comparado del caso porteño y rosarino”, II Encuentro de Políticas Públicas. Carrera Trabajo Social, Noviembre 2007. Romero Ricardo, “Presupuesto Participativo Porteño y Rosarino”, Congreso Internacional sobre Desarrollo de Ciudades. Porto Alegre, Febrero 2008. Sánchez, Felix, Orçãmento Participativo, Teoria e Práctica, Cortez Editoria, São Paulo, 2002. Trota, Miguel, Las metamorfosis del clientelismo político, Espacio Editorial, Buenos Aires, 2003. Ubiratán de Sousa, “Orçãmento Participativo. Experiencia do Rio Grande do Sul”, en Sader Emir, El ajuste estructural en América Latina, CLACSO, Buenos Aires, 2001. Verle João y Brunet, Luciano (comps.), Construyendo un nuevo Mundo, Guayí, Porto Alegre, 2002. Wainwright, Hilary, Poder Popular no século XXI, OPRepros, São Paulo 2005

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful