Está en la página 1de 6

CRECER VS EVOLUCIONAR: Reto para un Mundo en Plena Transformación

Rosana Agudo. Primavera 2012

“Un paradigma social dominante es una imagen mental de la realidad social, que guía las expectativas de una sociedad.”

Las soluciones que estamos “encontrando” para remediar los problemas que tenemos, para terminar con la crisis, para ayudarnos a poner fin a los desaguisados de una mala/equivocada gestión a nivel global, están dirigidas a poner cortapisas, límites y sanciones mediante la elaboración de leyes punitivas o disuasorias y correctoras, a las conductas que ha generado el modelo mental que rige nuestro sistema social, pero no a apoyar el nacimiento y la posibilidad de generación de un modelo superior social y a generar sensibilización ciudadana y leyes que propicien, que ayuden a la instalación de este llamado nuevo paradigma. Queremos vivir en el nuevo paradigma, pero queremos hacerlo sin que nos cueste esfuerzo, o que este esfuerzo sea “solo” económico, tan acostumbrados-as estamos a premiar o castigar con dinero. Creemos que de alguna manera esta crisis, que entendemos solo económica, se va a solucionar cuando tengamos dinero, y que lo haremos a base de dinero – unos-as pagando, otros-as cobrando – repartiéndonos el dinero entre los-as mismos-as de siempre, y que cuando estemos más o menos igual que antes ya estaremos en el nuevo paradigma. Instalar un modelo social nuevo es un arte que cuesta realizar. Como en todas las obras de arte hay que poner, voluntad de hacer, conciencia de servicio a la obra, armonía en la observación de la obra en el tiempo de su construcción y belleza, mucha belleza en los ojos, en la mirada del artista. La construcción y el apoyo a la instalación de este nuevo paradigma social requiere de muchos-as artistas que sueñen, otros-as artistas que comprendan el sueño, otros-as que sepan cómo y quién lo puede bajar a la manifestación, y otros-as que lo ejecuten. En una cadena de liderazgo que ya haya aceptado, comprendido y aprendido a estar en el Modelo Mental adecuado, que lo valore y lo propague.

1
Licencia www.tti-transformacion.com

Esta “crisis” no ha sido provocada por una “falta” de valores, como nos gusta decir, sino por la exaltación de unos frente al desinterés e incluso degradación de otros. A añadir, y como factor principal, que esos valores que han sido objeto de exaltación y glorificación, que nos ayudaron en algún momento, han sido sometidos, con el tiempo, a un proceso de degeneración impuesto por un modelo mental obsoleto que solo tenía interés en asegurar su permanencia, en sobrevivir sin importar las consecuencias. Y no nos hemos ido dado cuenta de esta degradación porque hemos estado demasiado ocupados-as en asegurarnos un puesto, o no perderlo, o no ser marginado-a, en y por el sistema. Pero tratar de encontrar nuevos valores nos mantiene ocupados-as y además justifica de alguna manera que “ya estamos buscando soluciones” y que hemos encontrado el origen de nuestros males. Tratamos de encontrar la solución aplicando sus contrarios, no necesariamente haciendo algo diferente en nosotros-as. Llevamos varios años hablando de esto, tratando de sentirnos bien hablando de valores, en un discurso bobalicón que no nos lleva realmente a ninguna parte, porque todavía no hemos aprendido a mirar dentro, solo podemos, o queremos, mirar fuera, lo obvio, lo evidente, lo que se ve a primera vista, lo que ve todo el mundo y es aceptado por la mayoría que nos interesa y a la que valoramos. Queremos que el futuro llegue pronto, que termine pronto esta etapa de incertidumbre y dolor, porque no estamos acostumbrados-as a permanecer en el conflicto adecuadamente, aunque lo amamos. Buscamos rápida salida a nuestros problemas, creando otros nuevos, vivimos en el conflicto y para el conflicto, solo que no queremos aprender de él. Salir de él rápidamente es la manera de perpetuarlo. La paradoja humana, el modelo mental que se retroalimenta infinitamente. Sin embargo permaneciendo en situaciones complicadas con una actitud de aprendizaje es como encontramos la salida, y sus orígenes y sus consecuencias, nos regala aprendizaje y madurez. No se trata de “salir” sino de “terminar” con “excelencia” el proceso que nos ha traído hasta aquí. Esta es la parte difícil acostumbrados-as al corto plazo y resultados tangibles rápidamente visibles y convertibles en dinero. De nuevo, una mirada interna, es necesaria para entender el exterior. Aprender cómo funcionamos es la metodología que nos hace entender los resultados que obtenemos, cómo mejorarlos o cómo evitarlos.

2
Licencia www.tti-transformacion.com

Decimos: “Esto no es una Era de cambios sino un cambio de Era”. Pues bien, añado: esta es la Era del Arte. De la Perfección en el Servicio.

Esta era del Arte y la Perfección en el Servicio, será una en la que la economía deje de significar solo “dinero” para convertirse en lo que es: “administración del patrimonio” de una sociedad, de un país, de una persona, de una familia. Recordemos que patrimonio significa herencia. Nuestra herencia como seres humanos de la que debemos cuidar, e incluye a toda la vida en el planeta, en la que estamos incluidos aunque no beneficiarios exclusivos. Una era en la que el dinero sea un medio para perfeccionar nuestro servicio en el arte de vivir en relación con otros seres vivos y con la naturaleza. En el Arte de la expansión de la Riqueza. Este es nuestro destino, porque esta es nuestra aspiración más profunda y, por lo tanto, está marcando nuestro futuro. Por ejemplo, la visión, la misión y los valores de una organización no son otra cosa que la expresión de su aspiración, de su sueño. Echémosles un vistazo, y veremos de qué estamos llenando nuestra pequeña crisálida y la contradicción que supone seguir funcionando con un modelo mental obsoleto basado en el pasado, en lo conocido y en su supervivencia, y al mismo tiempo expresar la búsqueda de un escenario social nuevo. Incluso a veces, comprometiendo nuestro futuro, atornillándolo con la sugerencia de un modelo educativo que asegure, desde el modelo mental obsoleto, la permanencia de nuestras necesidades presentes y su abastecimiento en el futuro. Esta contradicción, está funcionando a la vez, creando lo que llamo una “paradoja paralizante”: llamando a los-as soñadores-as pero luego no dándoles foros para hablar. Escucharles pero no apoyarlos-as, negándonos la validez de soñar. Solicitar creativos-as para que sueñen nuestros sueños, negándoles la expresión de su sueño si no se ajusta al nuestro. Tal es la maraña de sueños contradictorios, que están retrasando de una forma dolorosa la instalación de este nuevo paradigma que es ya más que una promesa o una posibilidad, es una realidad que está ya en marcha y que se puede reconocer de las mil y una maneras en que está apareciendo.

3
Licencia www.tti-transformacion.com

Estamos en esta fase larvaria como sociedad, donde gestamos y mutamos, donde está ocurriendo la transformación, hacia el siguiente estadio. Aquí se encuentra todo el contenido, no solo de lo que sabemos, de nuestras experiencias, sino también de nuestras aspiraciones, nuestros sueños. No permitamos que el pasado atrape nuestro futuro. No necesitamos nuevos valores, necesitamos madurez y valentía para mirar con honestidad y dar renovado sentido a aquellos valores malogrados por una mirada antigua, anquilosada que ya no aportaba sentido ni dignidad. Crecer en el sentido de evolucionar significa liberar la forma en que veíamos las cosas, las personas, el mundo, y disponernos a ver de nuevo, con ojos nuevos. Esto debe significar, “cuando nos volvamos como niños-as”. En este sentido la creatividad volverá a nuestras vidas y nos ayudará a salir del estadio larvario para comenzar a realizar, a materializar el sueño en el que soñamos nuestro futuro, todos-as juntos-as como especie. ¿Estamos quizás hablando de innovación? Puede ser, pero qué distinto suena. Volviendo a la idea del Modelo Mental que está rigiendo nuestro sistema social podemos preguntarnos o pensar que éste es solo un concepto teórico, sin embargo, debemos saber que pensamos, decidimos y nos comportamos de acuerdo con lo que nuestro modelo mental nos dicta, como bueno y conveniente, o como malo a evitar. Conocer el Modelo Mental, hacernos conscientes de él y de su funcionamiento, es la vía más rápida y efectiva para conseguir transformaciones reales y efectivas en cualquier ámbito de intervención, y que nos permiten ir más allá de donde estamos. Por lo tanto, la base de un modelo mental es el conjunto de supuestos, creencias y pensamientos con los que interpretamos la realidad. Constituyen un filtro que traduce lo que percibimos y dan lugar a la experiencia personal. Aplicada a cualquier ámbito, es el conjunto de creencias, pensamientos, supuestos, que conforman las culturas y orientan las estrategias, acciones y decisiones, a la vez que las condicionan y restringen a la del fortalecimiento del propio modelo ya existente. Estamos viviendo un momento impresionante, nuestra oportunidad más grande para la transformación, nuestro paso evolutivo para llevar a cabo la realización de nuestra aspiración más poderosa. El Modelo Mental actúa en las personas, por supuesto, pero también en las organizaciones, en todos los ámbitos sociales, y en la sociedad, y crea culturas y da forma a eras, a etapas sociales… Está en nosotros-as, es nosotros-as y conforma la realidad que vivimos.

4
Licencia www.tti-transformacion.com

Es habitual escuchar que “las cosas no van a cambiar, tenemos que cambiar nosotros-as”. Pero creo que lo que en realidad queremos decir es que, efectivamente las cosas no van a cambiar “las tenemos que cambiar nosotros-as”. No se nos ocurre que somos nosotros-as los-as que tenemos que hacerlo. El cambio de nuestro modelo mental pasa por mirar hacia dentro, en cada persona, en cada organización, etc. Somos las personas las que vamos a transformar la realidad, cambiando nuestras formas de entender, de mirar y de relacionarnos con el mundo, con la realidad. Este mensaje es también compartido por fundamentos científicos. Estamos asistiendo a la reconciliación de las humanidades y la ciencia. Verdades que han sido siempre experimentadas por los-as humanistas, no habían podido ser demostradas hasta ahora en que las neurociencias han afirmado por fin lo que los as místicos-as, meditadores-as, etc., de todos los tiempos llevan diciéndonos durante siglos y siglos: “que para cambiar nuestras vidas, tenemos que cambiar nuestras mentes”, y ello ha sido demostrado por la ciencia de la Neuroplasticidad. Todo nuestro esfuerzo está dedicado a insuflar oxígeno vital a un gigante moribundo, como es el modelo social producción /consumo, o a luchar en contra de él, las dos formas le oxigenan. Miremos de nuevo. Digámonos que hay más, mucho más que estamos dispuestos-as a ver, a hacer, de diferente manera, entendiendo la riqueza desde más ángulos, con más amplitud. Podemos salir de esta situación a voluntad, uno-a a uno-a, todos-as a la vez. Podemos elegir si queremos solo crecer o si queremos crecer evolucionando, apoyando la evolución, colaborando. Aprendiendo a mirar, a ver nuevas soluciones, resultados inesperados a los buscados y que se han ajustado hasta ahora a nuestras necesidades, que quizás ya no son las mismas, quizás nunca lo fueron realmente. No nos perdamos la maravillosa explosión de una forma nueva de hacer empresa, de entender el consumo, de vivir, que ya está comenzando a hacerse visible, aunque todavía no la veamos, prestémosle atención aunque nos parezca que no sea viable o sea demasiado costosa o demasiado lenta, etc., etc., etc. Nos estamos resistiendo a lo inevitable con todas nuestras fuerzas. Es una postura muy humana, por otra parte, resistirnos al movimiento aunque éste nos lleve a un lugar mejor y con más posibilidades. Sabemos, en el fondo, que vamos a tener que evolucionar. Evolucionar hacia un nuevo modelo social, en todos los ámbitos, en todos los contextos y todas las “particiones” de nuestras vidas y nuestras percepciones de la misma. Abrir nuestras mentes, nuestros ojos, a una nueva manera de mirar y comprender el mundo, es el próximo paso evolutivo, el reto para una sociedad que está inmersa en un proceso de profunda transformación.

5
Licencia www.tti-transformacion.com

Y esto, todo esto, no es solo teoría. Es posible. Es inevitable. Sabemos cómo hacerlo. Lo estamos haciendo. Está ocurriendo y podemos colaborar. Miles de pioneros-as changemakers están haciendo llegar el cambio social a masa crítica y los diferentes cambios que producen transformación se van a ir acelerando exponencialmente. Es una buena noticia, llena de esperanza, ilusionante,…apasionante.

Rosana Agudo TTi - Tecnología para la Transformación Interior rosanaagudo@tti-transformacion.com www.tti-transformacion.com www.visiontoactionschool.com

6
Licencia www.tti-transformacion.com