Está en la página 1de 16

Mayo-Agosto 2012,nº 14

Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón

SUMARIO

• Editorial, 2 • Carta de..., 3 • Nuestra Vida, 4 • Poesías y …, 12 • Nuestro blog...15 • Agenda actividades….16

SONRISAS SOLIDARIAS.

2

La voz de la calle

Es el momento de sacar a la luz un nuevo número de nuestra revista “La voz de la calle”. Como siempre hemos intentado que su interior esté lleno de experiencias, de vivencias, de ilusiones, y por qué no? de tristezas que nos vais dejando en vuestro paso por el Albergue, bien en forma de poesía, con vuestros artículos, con los dibujos que hemos realizado a lo largo del año en el taller de dibujo, etc. Una vez más, no me canso de dar las gracias, a todos los que hacéis posible la publicación de esta revista, porque sin esa parte vuestra que entregáis, su realización no sería posible. Yo, simplemente soy la mensajera, que con mucho cariño, y desde la humildad intenta hacer que todo el arte que lleváis encima, quede plasmado, para que no quede todo en un saco roto, sino para mostrárselo al resto de la gente que quiera compartir con vosotros, esas vivencias tan especiales, y personales que nos hacéis llegar. Durante este trimestre hemos tenido un poquito de todo, hemos continuado realizando talleres de ocio y tiempo libre, a los que cada vez, más de vosotros, os acercáis, y en los que aprendemos algo nuevo, pero sobretodo nos sirve para compartir, para hablar, para abrir nuestras mentes y nuestros corazones.

Hemos tenido la visita de estudiantes del colegio del Mater Dei, y también del Instituto Ribalta de Castellón, que se han acercado por aquí para conocer el trabajo que realizamos desde el Albergue con los “sin techo”. Un año más hemos preparado una nueva edición del campo de trabajo para jóvenes en el verano, con el lema ”¡Escúchame¡ Tengo algo que decirte”, y en el que esperamos tenga una buena acogida y contemos con una fluida asistencia de jóvenes preocupados por los demás. Por mi parte, decir que todo lo que empieza, tiene un final, es época de cambios, de tomar decisiones, de elegir cuál es el camino que queremos seguir, de despedidas y de nuevos encuentros. Durante este breve espacio de tiempo mi camino se ha cruzado con el vuestro, desde ahora, mi camino se desvía hacia otros lugares, pero quiero que sepáis, que me llevo conmigo un trocito de cada uno de vosotros, de vuestras experiencias y de vuestras vidas. Muchas gracias por hacer que mi labor aquí haya sido tan fácil. Gracias a todos por todo lo que me habéis dado. Lola.

Edita:
Centro de día “Mare de Deu del Lledó” Tfno. 964 20 03 00 Fax 964 20 08 51 E-mail: centrodia: m.clavell@caritas-sc.org / l.edo@caritas-sc.org

La voz de la calle

3

Los que tenemos diariamente relación con muchas personas, ya sea por nuestro trabajo, con familiares y amigos o por habilidades sociales, sean de nuestra ciudad, de nuestro entorno, incluso de otros países, somos unos afortunados. Tenemos una riqueza que desgraciadamente otras personas por su situación de exclusión no la tienen. Siendo tan afortunados tenemos el privilegio de estar cerca de nuestros iguales, de transmitir alegría, cariño, esperanza, fe; de compartir lo poco que somos y tenemos. Es un compartir que no pide nada a cambio, donde el que necesita del otro es el centro de atención. Ese compartir es recíproco; no es directamente proporcional a lo que damos, es mucho más. También nos equivocamos, no somos perfectos, a veces juzgamos, no respetamos los tiempos de la persona, no escuchamos... Cuando vine por primera vez al albergue tenía temores, dudas, lo que se esperaba de mi no sabia si podría darlo. No hice un prejuicio, me dejé llevar. He de deciros que el primer día fue estresante; 100 personas en el comedor, atiende taquillas, guarda ropa, puerta, teléfono… ¡Qué os voy a contar! Transcurrido el tiempo puedo deciros que, aquí, en el albergue, hay calidad, calidad humana.

Me siento parte de esta gran familia, el esfuerzo de que el albergue sea algo más que un albergue, es manifiesto; el centro de día, las actividades programadas, charlas, video forum, conciertos, talleres, la atención en el comedor, servicio de ropero… Trabajadores y voluntarios nos esforzamos día a día en la acogida, en la atención, en el trato, en dar y compartir ese calor humano. En mi opinión, estas paredes, no son la casa que merecéis; lo que si os puedo asegurar es que aquí intentamos todos los días que seáis nuestro centro de atención y haceros sentir como en casa. Manuel. (Conserje del Albergue).

4

La voz de la calle

PONIENDO UN GRANO DE TRIGO...
Un día que tengo por delante. Un día en el que me puedo sentir útil. Aunque no tenga trabajo….Sí…, hace mas de diez años decidí dejar un puesto de trabajo fijo en una multinacional para dedicarme al teatro y mas concretamente al teatro para niños en donde la situación laboral no era, ni es muy estable. Hace 15 años que tomé la decisión y puedo asegurar que ya no trabajé desde ese día, lo que hice fue tener un oficio, intentar SER UTIL. Digo Ser Útil, porque ahora veo a muchos compañeros de profesión que se encuentran en una situación muy complicada y no saben que hacer, ¡no hay trabajo! Esto es culpa de …… (Puedes poner el nombre que quieras). Esto lo dicen tanto los compañeros de profesión de ahora del teatro, como los que tenía antes, los que me decían que estaba loco al dejar un puesto de trabajo FIJO. Para mi, en la actualidad os puedo asegurar que cada día es una incertidumbre en cuanto a lo que sucederá mañana, si tendremos ingresos ó no, si podré alimentar a mis hijos, si la hipoteca se podrá pagar…

Pero a veces resulta como el cuento de la Pipa Rota en donde no se acaba nunca y se repite una y mil veces. No me rendí antes ni lo hago ahora, he encontrado la diferencia entre tener Trabajo y Ser Útil. Ser Útil es sentirse dentro de la Sociedad y “participar de la Vida”. Desde hace 2 años acudo una vez al mes a Caritas en Caste-

La voz de la calle

5

Somos Humanos y necesitamos del contacto. Para que sea sano, hemos de sentirnos útiles para los demás y para nosotros mismos. Una sociedad que descuida a los más débiles es una sociedad desagradecida, deshumanizada y que corre hacia un lugar en donde yo no quiero ir. Yo prefiero estar de parte de los que no corren, de los que se sienten útiles y de los que abren su corazón. Un consejo: Ser Útil, primero a uno mismo y después a las personas que tengo a mi lado, con solo eso ya tendríamos una gran parte de la Crisis Solucionada. No hacen falta millones de Euros, pero si millones de gracias. Aunque a veces no seamos muy agraciados. Ahora tengo que dejar de escribir para buscar trabajo, pero me siento satisfecho y feliz por haber aportado un grano de trigo (no de arena) a este mundo. José Carlos Soto.

llón a realizar un taller de teatro de apenas una hora y media. Veo a las personas que buscan un refugio y cubrir las necesidades más básicas. Les miro y veo que algunos ya repiten en el taller de otras veces y otros vienen por primera vez. Os puedo asegurar que es una experiencia que me hace sentir muy cerca de las personas y que cuando al terminar el taller hablo con los que han participado veo lo más esencial del Ser Humano: el Ser Humano. La necesidad de comunicar nuestra presencia, nuestras ideas, nuestros sueños que parecen estar alejándose… Buscamos que nos presten atención, sentirnos incluidos y no excluidos. Desde que somos un bebé, lo hacemos y os puedo asegurar que en las residencias de ancianos en donde también hemos actuado, se busca el contacto más que nunca.

6

La voz de la calle

LA MARAVILLOSA GENTE SIN ÉXITO.
68 años después de iniciar mi andadura en este mundo todavía hay muchas cosas que no he logrado asimilar. Seguramente soy corto de mollera y flojo de voluntar ¡qué le vamos a hacer¡ Esta sociedad en la que nos ha tocado movernos basa sus valores en el triunfo, el liderazgo, la supremacía, el éxito…y desfilan ante nuestros ojos hombres y mujeres sobresalientes en todas las facetas de la vida, personajes líderes y triunfadores en la política, la economía, la religión, las empresas, el deporte, el glamur, etc., como los modelos inalcanzables que nosotros jamás podremos ser. Nunca he sentido admiración por ellos; nunca me han interesado. Me atrae mucho más la gran masa ( a la que pertenezco, por supuesto) de los que “ no son nadie”, los que jamás aparecerán en los libros de historia, o en las revistas especializadas; los que nunca serán protagonistas de las noticias de la tele; aquellos a los que nadie les pedirá un autógrafo; los anónimos, los fracasados, incluso. Quiero desde estas líneas rendirles un merecido homenaje, porque son ellos la esencia misma de la humanidad, no los reyes o los nobles, ni los papas u obispos, no los presidentes ni los generales, no las estrellas de la fama o del deporte, no los que amasan fortunas. El verdadero valor de la humanidad se esconde en el interior de personas como tú o como yo que, individualmente, somos como una insignificante gota de agua, pero colectivamente formamos un océano grandioso. Nosotros no hemos triunfado nunca. El “mérito” de los triunfadores estriba en un acto de agravio comparativo: Ser mejor que…, tener más dinero que…, tener más poder que…Para que un poderoso funcione como tal es preciso que muchos miles de personas hayan sido sometidos a su poder y ya sabemos que muchas veces esta situación de sometimiento es fruto de la injusticia, fraude, la explotación, o la violencia ejercida sobre esta multitud de personas humilladas. Me vienen ahora a la memoria aquellos versos de José Agustín Goytisolo: “…me lo dijeron muchas veces Y lo olvidaba muchas más: ¡anda muchacho y dale duro¡ La tierra toda, el sol y el mar Son para aquellos que han sabido Sentarse sobre los demás”. No. Yo prefiero a los que nunca se han sentado sobre nadie para medrar y crecer; prefiero ser amigo de los que nunca han triunfado. La misma palabra “triunfar” indica la prevalencia del triunfador, pero rara vez consideramos que para que uno triunfe, otro u otros tienen que haber sido derrotados.

La voz de la calle

7

Yo prefiero ser amigo de los derrotados ¡Vaya por Dios¡ Por eso me siento a gusto entre los fugaces usuarios del albergue: los que no serán nunca objeto de los flashes de prensa, los que nunca estarán en el punto de mira de la envidia de nadie, los que creen no ser nada, pero valen mucho; tienen la valía de pertenecer a esa ingente masa de personas que constituye una de las cosas más hermosas de este mundo: LA HUMANIDAD. Pascual Baylon.

LAS NOCHES TRISTES.
Las doce y más, la cama se siente fría, la cabeza da vuelta una y otra vez, que el trabajo, que el pago, que el clima, en fin una y mil banalidades. El sueño se ausenta y la noche crece minuto a minuto, hora tras hora, el cuerpo no cede, la cabeza no para, su vuelta parece eterna. De pronto como por arte de magia tu figura, resplandece, crece y lo ocupa todo. La soledad del insomnio se acompaña con tu dulce mirada, los pensamientos dan un último giro de lo banal, pasa a lo místico, a lo carnal, a lo espiritual, a lo bello, en fin los pensamientos son tan reales que casi te puedo tocar. Tras tanta alegría de corazón, el sueño finalmente me acompaña. Buenas noches mi Amor. Roberto.

8

La voz de la calle

Y EL PARO NOS TRAJO AQUÍ...
Si...nos trajo hasta aquí...y no para que nos ayudaran; sino para continuar nuestra formación haciendo las prácticas a través del Servef de un curso de Monitor Sociocultural. Agradecemos la acogida que hemos tenido en el albergue, que nos ha brindado la oportunidad de vivir una experiencia, que era totalmente desconocida para nosotros, y que tanto nos ha enriquecido personalmente. Les damos las gracias al personal de conserjería, de cocina y limpieza etc. que nos ha tratado con tanta amabilidad. Y especial a Julián, Lola y Marta, que nos han hecho sentir como verdaderos compañeros y nos han permitido realizar la practicas como si realmente formáramos parte de su equipo, incluso realizando y dirigiendo actividades nosotros solos contando con su confianza. Cuando llegamos aquí el primer día estábamos a la expectativa de lo que nos podíamos encontrar. Como la mayoría de la gente, teníamos una idea bastante distorsionada de lo que es el mundo de los “ sin techo”. Lo primero que nos sorprendió fue la gran organización y la limpieza del albergue, en realidad es como una gran familia. La convivencia con los usuarios ha sido enriquecedora, hemos compartido con ellos horas de comedor y conserjería, talleres preocupacionales, talleres de ocio, (Poesía, dibujo, cerámica, juegos, risas y confidencias,) siendo unos desconocidos para ellos se han abierto a nosotros y nos han hecho participes de su vida, los motivos que le han llevado hasta aquí y su forma de vivir ahora, como lo

hubiera hecho un amigo. Y todo eso nos ha hecho comprenderlos mejor, a partir de ahora cuando nos encontremos con alguno de ellos por la calle los miraremos con otros ojos (no es que ante los mirásemos mal) pero ahora será de una forma distinta, porque algo ha cambiado en nuestro interior. hemos aprendido que cualquiera puede encontrarse en una situa-

La voz de la calle

9

Lión parecida, sobretodo en estos momentos de crisis tan delicados que estamos pasando. Respecto a nuestras practicas , realizamos talleres de manualidades, dos actividades, dos talleres de juegos. Por lo demás hemos visto como llevaban las actividades las educadoras sociales apoyando en lo que podíamos y disfrutando de cada momento. También comentar que hemos aprendido mucho de los talleres de los voluntarios que desinteresadamente comparten su tiempo y sus conocimientos, ayudando a estas

personas a expresarse y sentirse bien a través del dibujo, la poesía, la cerámica, etc.… Esta semana terminamos el curso, pero aunque nos vayamos nos llevamos parte del albergue con nosotros, toda la gente que hemos conocido, con los que hemos compartidos momentos tan bonitos . Todo lo que nos hemos reído, así que esperamos y deseamos que a todos les vayan bien las cosas. SUERTE EN LA VIDA!!!! NOS VEMOS PRONTO!!!! Alicia y Luis.

COMPAÑEROS DE CAMINO.
Hola compañeros de camino. Mi historia es como la de tantos de vosotros, conocí el Albergue de Castellón, hace aproximadamente un año, pase una semana en él y me sentí muy querido, tanto por Cáritas como por los trabajadores del Centro, sin menospreciar a ninguno. Seguí mi rumbo, con nuevos compañeros de camino hasta Barcelona. Allí nos separamos y me aislé de nuevas amistades, continué con mis días sentado en los parques dedicado a escribir poesías de toda clase de situaciones. Fueron pasando los días, hasta que conocí a Montserrat. Ella pasaba por una situación como nosotros, pero con una sorpresa inesperada para mí, en forma de condena, que en estos momentos está cumpliendo. Como imagináis de Montserrat enseguida me enamoré. Fuimos felices hasta el día de su encarcelación. Ahora el Albergue de Castellón, se ha convertido en una parada obligatoria, cada vez que voy a visitar a mi amada, es un alto en el camino donde reencontrarme con mis principios y dónde me siento respetado y querido. Sólo me quedan cuatro meses de soledad y una nueva vida en otra ciudad, pero como en este relato os digo, siempre os estaré agradecido de vuestra hospitalidad. Gracias a Cáritas y al Albergue “Mare de Déu de Lledó”. JUAN JOSE ESCRIBANO.
. .

10

La voz de la calle

¡MAÑANA SALE EL SOL¡
El pasado 25 de febrero Rodamons volvimos a dirigir nuestros pasos hacia Castellón para visitar de nuevo el centro que aquí se encuentra de Cáritas. Un año más hemos querido compartir un poco de nuestro tiempo y de nuestra forma de hacer las cosas con personas a las que la vida les ha deparado un camino con muchas dificultades. Creemos que ésta también es una manera de aportar una pizquitina de luz a un panorama, que se rodea de sombras y penumbra. Hoy en día atravesamos una situación a nivel político y económico que más que nunca está arrasando con aquellos que no pueden mantener el ritmo que mueve a esta sociedad. Este sistema es injusto y cruel con aquellas personas que no pueden responder a las expectativas de la sociedad pero ahora, es un buen momento para plantearnos de verdad qué está pasando, qué estamos haciendo mal y cómo podemos cambiar esto desde el compromiso y la participación. La situación es más grave de lo que nos creemos. Este año como en años anteriores existió conexión y buena comunicación entre los que estábamos presentes. Para nosotros fue de nuevo una experiencia muy grata y enriquecedora. Al final de la intervención, Julián dijo unas palabras que nos llenaron mucho al respecto de la alegría que aporta nuestro trabajo pero sobre todo del sentimiento que le quedaba después de este encuentro: ¡mañana sale el sol! (haciendo referencia a una de las canciones que habíamos interpretado…). De nuevo, muchas gracias por hacernos partícipes de vuestra actividad… Rodamons Teatre.

La voz de la calle

11

JÓVENES CON ILUSIÓN¡
Durante estas últimas semanas han venido a visitarnos al Albergue varios grupos de estudiantes, pertenecientes al Colegio Mater Dei y al Instituto Ribalta de Castellón. El Objetivo de sus visitas no era otro que el de conocer de primera mano cómo se trabaja desde Cáritas, y más concretamente conocer el servicio que se ofrece en el Albergue, junto al comedor y ropero para los “sin techo”. Para muchos de ellos, este fue su primer contacto con esta realidad que por desgracia está tan al día, aunque en la mayoría de las ocasiones, es algo que vemos en los telediarios, que leemos en los periódicos, pero que nos pasa un poco de lado. Con estas visitas, no sólo les acercamos a la realidad, sino que la viven y la experimentan, al quedarse como voluntarios en el comedor social, y poder ver con sus propios ojos, lo que muchas veces pasamos por alto, cuándo vamos por las calles de nuestra ciudad. Es realmente enriquecedor para los profesionales que trabajamos en el sector, poder comprobar, como sus perspectivas sobre esta realidad sufre un cambio importante, con solo un par de horas en las que permanecen con nosotros. La visión que tienen sobre los”sin techo”, cambia mucho, a la que ellos tienen pre-concebida, el acercamiento que les proporcionamos tanto de una forma teórica, como práctica, les abre la puerta de la curiosidad, y a veces, nos cuesta saciar su sed por saber más, por conocer más. Esto también les ayuda a despertar su lado más humanitario y solidario, preguntando muchos de ellos, que pueden hacer como voluntarios, cómo pueden ayudar con su contribución personal a, sino cambiar la situación, si al menos, aportar su pequeño grano de arena.

Después de su visita, y de su corta experiencia con nosotros y con la realidad en la que trabajamos, estamos convencidos de que se van de aquí enriquecidos e ilusionados, con toda la fuerza que la gente joven tiene, para sentir que aún tienen mucho que hacer, que aprender, pero sobretodo que aportar. Y a nosotros, nos inyectan esa fuerza para seguir trabajando¡¡. Gracias a todos por vuestra visita. Marta y Lola.

12

La voz de la calle

DESDE MI VENTANA.
Desde mi ventana ví pasar el viento del norte sin más, me puse a escribir recordándote, sola en febrero el mismo día, que te conocí Y te dejé a ti. Sin un beso en tu mejilla olvidándote y ocultándome de mí mismo. Pero si todo es igual, siempre comienzo a vivir y morir sin más. Olvidé algo más en el cajón que una sonrisa que me recuerda lo que es vivir junto a ti. Y es amanecer, sin sombras, sin claros oscuros. Rafael.

MI PROPIA EXPERIENCIA.
Naufrago en la calle, mi tregua el albergue. Juventud en peligro por falta de trabajo. Deseo que sea temporal, a este pensamiento me aferro necesario para no tocar fondo. La calle no solo llega a; vagos, drogadictos, borrachos… hay problemas más allá de prejuicios preconcebidos. Lo peor de esta situación… la vergüenza que causa la sociedad y el miedo al rechazo. Lo mejor de esta situación… ver quien te quiere de verdad y que un sitio como este de tregua a esta desesperación. Manuel González.

.

.

La voz de la calle

13

PALABRAS.
Palabras son muchas pero sentimientos hay más. Inspiración tan presente, tan ausente abundantes versos hay para describir una realidad decadente. Quién soy? Qué estoy haciendo? Que busco? Cuál es mi objetivo? Dispersión sufren mis ideas atormentado voy, y con razón me acompaña, el tiempo de hoy, frío, viento. Perdí la felicidad, y me quedé con el sufrimiento. Me pregunto cuánto durará este calvario? Y no para de sacar fuerzas de mi amigo imaginario. Perdido, cansado, pero optimista. Buscando amor, felicidad y siguiendo una ruta. Que a veces me fortalece y otras me hunde. Pero al ver el sufrimiento ajeno

me vuelvo a parar para decirme Que narices? si que puedes, animo y para adelante. Soy de París, soy de Casablanca soy de Alicante, pero nunca un mangante, ni farsante. Eres tú y si que puedes entonces ADELANTE. M.H.A

AMOR VERDADERO.
Nací un día de Diciembre pero mi gran amor lo hizo en Noviembre. Tierna infancia la suya que hizo enternecerme. Así conocí el amor verdadero a través de su vida y sus locas ocurrencias. Así mis demonios quedaron en el trastero sellando esa puerta con el pulgar de mi mano derecha. Gustavo Ruiz.

14

La voz de la calle

Rafael Villena.

La voz de la calle

15

TALLER DE ORACIÓN.
El taller de oración y espiritualidad, pretende satisfacer la necesidad de espiritualidad que toda persona tiene. El punto de partida es el Evangelio. Surge desde la convicción personal de la absoluta necesidad de nuestro mundo y nosotros tenemos de la oración. Comenzamos, el primer taller, con la presentación de los asistentes, cinco personas. Desde el principio fueron muy participativos, comunicando sus inquietudes, intereses y voluntades. A continuación vimos un video corto, muy interesante y ameno. Tras el surgieron preguntas: “¿Por que Dios permite el sufrimiento? O afirmaciones como “todos tenemos necesidad de trascendencia, de ir mas allá, y al interesarnos por ella, al ir resolviendo dicha necesidad, nos ayuda a encontrarnos mejor”. La dinámica es eminentemente participativa, permite y propicia que los participantes compartan lo que les sugiere el mismo. Pues la Oración la hacemos entre todos. Es un espacio para hablar de Dios, de lo que representa para nosotros, de nuestras experiencias de fe.... Después continuamos con la oración: “Ven, Espíritu Santo, y renovaras la faz de la tierra” Y leímos el evangelio de San Marcos 1, 14-20 del que podemos destacar “El tiempo se ha cumplido y el reino de dios está cerca; convertíos y creed en la Buena Nueva.” Los asistentes no teníamos las mismas creencias: unas creían en el Dios de Jesucristo, otro en un Dios más general, otros no creían o no sabían en quien creer. Para concluir el taller nos falto la oración comunitaria, las peticiones y la acción de gracias que surgiesen espontáneamente. Esperando que haya sido útil, agradecido me despido hasta el próximo encuentro. Manolo Romaní (alberguecs.blogspot.com)

Intereses relacionados