Está en la página 1de 6

Cátedra de Metodología y Técnicas de la Investigación Social Bibliografía seleccionada para la UNIDAD I

ELEMENTOS DE LÓGICA

1. Conectivas extensionales: funciones de verdad

La lógica se divide en varios capítulos. Uno de ellos es el de la lógica proposicional, en el que se definen las CONECTIVAS EXTENSIONALES, también denominadas FUNCIONES DE VERDAD. Dentro de la perspectiva del empirismo lógico o positivismo lógico en cuya elaboración jugaron un papel decisivo Bertrand Russell y su discípulo Ludwig Wittgenstein, se habla de proposiciones atómicas y de proposiciones moleculares, entendiendo por ‘proposición’ cualquier cosa de la que tenga sentido predicar la verdad o la falsedad. Más técnicamente, puede decirse que una PROPOSICIÓN es «una estructura lógica de variado grado de complejidad, integrada por términos y cuya propiedad fundamental es la de ser o bien V o bien F» (Colacilli de Muro: 64). Así el enunciado 'el pizarrón es verde' hace referencia a una proposición atómica que resultará ser verdadera si es el caso de que el pizarrón sea verde o falsa de lo contrario. Este es un ejemplo de proposición atómica, simbolizable por 'p', símbolo que representa cualquier proposición atómica. La idea es que, a partir de nuestros sentidos, podremos determinar si p es verdadera o falsa. 'q' y 'r' son también símbolos utilizados corrientemente para representar una proposición atómica cualquiera (también se les llama variables proposicionales). Así, q puede sustituirse por 'la pared está sucia', otra proposición atómica acerca de cuya verdad o falsedad decidiremos también en base a lo que nos informen nuestros sentidos. La idea es que, así como en química los átomos se combinan entre sí para formar moléculas, del mismo modo 1as proposiciones atómicas se pueden combinar para formar proposiciones moleculares. Justamente las conectivas lógicas permiten combinar unas proposiciones atómicas con otras en proposiciones moleculares cuyo valor de verdad será una función del valor de verdad de las proposiciones atómicas que las constituyan. Supongamos que afirmamos 'el pizarrón es verde y la pared está sucia', ésta es una proposición molecular simbolizable como 'p . q', y cuyo valor de verdad dependerá a 1a vez del valor de p y del de q. De este modo el signo '.' representa una función de verdad que se denomina conjunción. Usualmente en castellano la idea de conjunción se expresa mediante la palabra 'y', sin perjuicio de que también otras expresiones, 'aunque', 'pero', 'sin embargo', pueden utilizarse con el mismo significado.

—1—

METIS: Elementos de lógica

¿Pero cuál es el significado de la conjunción en tanto función de verdad? La mejor manera de expresarlo es mediante una tabla de verdad:

Una tabla como ésta DEFINE el significado de la conjunción al mostrar cuál será el valor de verdad de 'p . q' para cada una de las combinaciones posibles de los valores de verdad de p y de q. Esto es lo que entendemos por 'conjunción': un modo de componer una proposición molecular tal que su valor de verdad sólo será verdadero cuando ambas proposiciones atómicas sean verdaderas.

p

.

q

V

V

V

F

F

V

V

F

F

F

F

F

Otra función de verdad es la negación, simbolizable por una tilde. Así, 'el pizarrón no es verde', o bien 'es falso -o no es el caso- que el pizarrón sea verde', se escribe ~p. La tabla de verdad de la negación la define como:

p

~ p

V

F

F

V

La negación de una proposición verdadera es falsa, y 1a negación de una proposición verdadera es verdadera. Otra conectiva lógica es la disyunción, representada en español por la palabra 'o'. Sin embargo esta palabra 'o' puede interpretarse en diferentes sentidos. Así, si para acceder a un descuento en la compra de un pasaje basta con ser jubilado o estudiante, se tratará de una disyunción inclusiva del tipo 'p v q' (p vel q):

—2—

METIS: Elementos de lógica

p

v

q

V

V

V

F

V

V

V

V

F

F

F

F

En nuestro ejemplo, la disyunción es inclusiva: a un jubilado que fuera también estudiante no se le negaría el descuento. Pero si en cambio en un menú de precio fijo de un restaurante se incluye la opción 'vino o gaseosa', tendremos: 'p w q' (p aut q), o uno u otro (no los dos juntos): no podremos tomar a la vez la gaseosa y el vino.

p

w

q

V

F

V

F

V

V

V

V

F

F

F

F

Otra función de verdad importante es el sequitur , el condicional o la implicación simple, que responde a la definición siguiente:

p

q

V

V

V

F

V

V

V

F

F

F

V

F

Se dice que p es una condición suficiente de q en tanto que q es una condición necesaria de

entonces' no supone ningún orden temporal entre el

antecedente p y el consecuente q (en castellano a veces el sequitur se expresa bajo la forma 'p sólo si q'). Tampoco la implicación sugiere ninguna 'conexión real' entre antecedente y

p. Nótese que la expresión 'si

consecuente. La tabla de verdad del sequitur nos dice que la implicación sólo resulta falsa cuando de un antecedente verdadero se deduce un consecuente falso; dicho de otro modo:

'(p q) ~ (p . ~q)'

—3—

METIS: Elementos de lógica

En particular, se debe notar que si el antecedente es falso la implicación resultará verdadera independientemente del valor de verdad del consecuente. Por ejemplo, 'si la columna se quiebra cae la viga': es claro que si la columna no se quiebra la implicación no se hace falsa. Existen las llamadas ‘paradojas de la implicación material’; por ejemplo: La luna está hecha de queso verde' implica 'la tierra es redonda'. Pero estas paradojas son sólo aparentes, como dice Copi: «el contenido o el significado carece absolutamente de toda importancia en la implicación material, que es un compuesto extensional» (248). Finalmente la equivalencia se lee 'si p entonces q, y si q entonces p' (también se puede expresar esto diciendo que p es una condición necesaria y suficiente de q).

p

q

V

V

V

F

F

V

V

F

F

F

V

F

Ahora supongamos que componemos la proposición molecular 'me quiere o no me quiere', cuya estructura es

p

v

~p

V

V

F

F

V

V

Estamos frente a una TAUTOLOGIA (también llamada 'ley lógica'), una estructura tal que será V siempre, cualquiera que sea el estado del mundo: es imposible que se la pueda desmentir. Las tautologías no afirman nada acerca del mundo, por ende para comprobar su verdad no se requiere de ninguna clase de observación (es como si dijéramos 2 + 2 = 4).

En cambio si afirmo: [aquí, en este momento], 'Llueve y no Llueve', tendremos:

p

.

~p

V

F

F

F

F

V

—4—

METIS: Elementos de lógica

Es el caso de la CONTRADICCION —o de la 'falsedad lógica'—; tampoco aquí es necesario informarse acerca del mundo, sea cual sea la sustitución que se haga de p, y cualquiera sea el valor de verdad de p, siempre el valor de la proposición molecular será F (como si dijéramos 2 + 2 = 5). En suma, en base a su estructura lógica, hay sólo tres clases posibles de proposiciones moleculares: tautologías (siempre verdaderas), contradicciones (siempre falsas) y contingencias (cuando en la tabla de verdad de la proposición encontramos tanto Vs como Fs).

2. Proposiciones categóricas y cuantificadores

Otro capítulo de la lógica es la lógica de predicados de primer orden. Todas las leyes de la lógica proposicional lo son también en la LP, pero no a la inversa. Ambas constituyen lo que se denomina 'sistema de lógica elemental'. Aquí se trata de meterse dentro de una proposición

contingente 'p', y de analizarla lógicamente para determinar su valor de verdad. Así, todas las proposiciones siguientes son representables por 'p', aunque cada una corresponde a uno de cuatro casos posibles (cf. Colaccilli: 139):

Verdad lógica

'Los hombres son hombres'

Verdad fáctica

'Los hombres son mortales'

Falsedad lógica

'Algunos hombres son no-hombres'

Falsedad fáctica

'Los hombres son inmortales'

Es en este nivel de la lógica de predicados que se definen los cuantificadores:

o 'Para todo x

universal: (x) 'Todos

y existencial: (Ex) 'Algunos', ‘Algún’, o 'Existe un x tal que

',

'

;

'.

Usando estos cuantificadores construimos proposiciones universales y existenciales:

'Todos los S son P'

(x) (Sx Px)

'Algunos S son P'

(Ex) (Sx. Px)

Clásicamente en base a su cantidad y calidad se reconoce 1a existencia de cuatro tipos de proposiciones categóricas:

—5—

METIS: Elementos de lógica

A

Universal afirmativa

‘Todos los S son P’

E

Universal negativa

‘Ningún S es P’

I Particular afirmativa

‘Algún S es P’

O

Particular negativa

‘Algún S no es P’

Considerando las relaciones que mantienen entre sí los distintos tipos de proposiciones categóricas es posible construir lo que se conoce como el ‘cuadro clásico de la oposición’ atribuido a Boecio:

contrarias E A contradictorias I O subcontrarias subalternación subalternación
contrarias
E
A
contradictorias
I
O
subcontrarias
subalternación
subalternación

Dos proposiciones son contradictorias si una es la negación de la otra.

Dos proposiciones son contrarias si no pueden ser ambas verdaderas, pero sí pueden ser

ambas falsas.

Dos proposiciones son subcontrarias si no pueden ser ambas falsas, pero sí pueden ser

verdaderas.

********************

Referencias bibliográficas

COPI, Irving M., 1967, Introducción a la lógica, Buenos Aires, Eudeba.

COLACCILLI DE MURO, M. A. y J. C., 1969, Elementos de lógica moderna y filosofía, Buenos Aires, Angel Estrada.

—6—