INSTITUTO TECNOLOGICO DE LA LAGUNA Andrea Estephani Estrada Alanís Número de Control: 10131088 Ingeniería Económica Maestra: Diana Vázquez

Peña Ensayo: La inflación Objetivo: saber las consecuencias principales sobre proceso que en términos simples se caracteriza por el alza general en los precios de los productos de consumo y una disminución del valor del dinero.

Fecha: 08/05/2012 Bibliografía: http://www.eluniversal.com.mx/notas/592808.html

LA INFLACION
Un tema de gran importancia y trascendencia no solo en México si no mundialmente en mi punto de vista y para empezar considero un aspecto político muy relevante donde vivimos en un mundo globalizado, donde el uso del dinero es el método habitual de intercambio de bienes y servicios y la sociedad actual esta llena de constantes responsabilidades económicas a los que nos vemos enfrentados en el día a día, como pagar la hipoteca de una vivienda, comprar alimentos para la familia, usar el coche o el transporte público, disfrutar de vacaciones al extranjero, costear productos importados o cosas tan simples como vestirse con la última moda. Poder determinar o saber a ciencia cierta cuantas de estas necesidades podremos satisfacer mes a mes con nuestra remuneración, salario o ingreso, es quizás, difícil de precisar cuando vemos que los indicadores económicos (INPC, PIB, valor del dólar) varían. Los indicadores mencionados, de una u otra forma, impactan generando un aumento o descenso del fenómeno llamado “inflación”, afectando positiva o negativamente en el valor real del dinero disponible en un momento determinado, por lo tanto, en la cantidad de bienes y servicios que podremos consumir, así como las tasas de interés entre otros indicadores, ya sea a un nivel microeconómico individual o familiar, como a uno superior o macroeconómico región o país. Lo mismo ocurrirá en una economía autónoma que en una globalizada, esta claro que en la segunda los cambios son algo esperable por lo cual debemos estar preparados para enfrentarlos y así evitar caer en cíclicos procesos de “stock inflacionario” o “inflación persistente” que generarían alteraciones estructurales en la economía nacional. La inflación es un proceso que en términos simples se caracteriza por el alza general en los precios de los productos de consumo y una disminución del valor del dinero, aunque la circulación y disponibilidad de este sea mayor que antes de producida, sin embargo la expansión monetaria, parece ser la principal causa de la inflación, cuando la demanda de trabajo se eleva hasta el punto de que el desempleo es muy bajo y los empresarios tienen dificultades a la hora de contratar a trabajadores muy cualificados, los salarios aumentan, y se elevan los costos de producción y los precios, con lo que se contribuye al aumento de la inflación; cuando la demanda se reduce y aumenta el desempleo, se disipan las presiones inflacionistas sobre los salarios y los costos de producción. México no ha quedado tan bien parado en comparación con otros países, como se proclama en los discursos oficiales, ya que los niveles de inflación, desempleo, devaluación, déficit de la balanza comercial y caída en la captación de inversión extranjera que presenta llegan a superar al registrado en naciones como Estados Unidos, Canadá, Brasil, China, India, Japón, Rusia, Turquía y la Eurozona.

Al incrementarse los impuestos los empresarios automáticamente lo van a trasladar dicho incremento al consumidor final produciendo un incremento generalizado a los productos de consumos inmediatos como duraderos, restando satisfactores a la sociedad. Cuando el gobierno no retribuye con obras y mejores servicio como escuelas, hospitales, carreteras dichos ingresos no se ven reflejados en un bienestar a la sociedad y no se ve el beneficio de los ingresos que obtiene la población sino al contrario se va al gasto corriente como sueldos, prestaciones de burocracia, por lo tanto se produce un despilfarro de dinero que los contribuyentes no ven reflejados con mejores servicios educación, seguridad, hospitales, vialidad. En época de recesión lo que se aconseja los economistas es bajar los impuestos a fin de reactivar el consumo interno. Esta seria una medida contra cíclica aceptable que permitiría disminuir el efecto negativo de la recesión y poder obtener una económica estable.